El Consejo de Seguridad votará una propuesta para un cese de las hostilidades en toda Siria

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU votará esta semana, previsiblemente este jueves, una propuesta de resolución para decretar una tregua de 30 días en Siria, después de que sus promotores diesen hoy el último paso previo.

Kuwait y Suecia, responsables del dossier humanitario sirio en el Consejo, dieron hoy por cerrado el texto y solicitaron una votación “tan pronto como sea posible”, dijeron fuentes diplomáticas.

Lo más probable, según esas fuentes, es que el voto sea este jueves, aunque por ahora no se había incluido en la agenda oficial.

Si la votación no se celebra a lo largo del día, debería tener lugar el viernes, según los plazos habituales con los que trabaja el Consejo de Seguridad.

El texto, que se negocia desde hace días, busca un cese de las hostilidades en toda Siria durante un mes y establece que, 48 horas después de su inicio, se permita el acceso semanal de convoyes humanitarios de la ONU a áreas necesitadas.

Dos días después, se deberían facilitar evacuaciones médicas de zonas a las que Naciones Unidas no tiene acceso.

Rusia, al menos en un primer momento, se mostró contraria a esta iniciativa al considerar que era poco realista y que los “terroristas” a los que combate el régimen de Damasco no van a respetar una tregua.

Moscú, el principal aliado del Gobierno sirio en la ONU, tiene derecho de veto en el Consejo de Seguridad.

Sin esperar a la votación de la resolución, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió hoy una “suspensión inmediata” de las hostilidades en Guta Oriental.

Las potencias occidentales también han pedido que se detengan los combates en esa zona.

Rusia, mientras tanto, pidió que el Consejo de Seguridad celebre una sesión a puerta abierta para discutir la situación en Guta Oriental este jueves.

“Creo que esto es necesario, teniendo en cuenta las preocupaciones que hemos escuchado hoy, y para que todas las partes puedan presentar su visión y compresión de esta situación y proponer soluciones”, dijo el embajador ruso, Vasili Nebenzia, a sus homólogos.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Bruselas acogerá en abril la segunda conferencia de apoyo al futuro de Siria

(SOS).- Bruselas acogerá los próximos 24 y 25 de abril la segunda conferencia de apoyo al futuro de Siria y la región con la que la Unión Europea (UE) espera movilizar recursos y sostener el proceso liderado por Naciones Unidas para llegar a una solución política negociada en el país.

“Apoyar el proceso político de Ginebra es la única manera de empezar una transición política negociada, única solución para Siria y los sirios”, afirmó este viernes la alta representante europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, al término del consejo informal de ministros de Exteriores celebrado en la capital búlgara.

Mogherini anunció las fechas de esta conferencia con la que espera contribuir a la estabilización y planificación del futuro del país y seguir proporcionando ayuda humanitaria al pueblo sirio.

“Esperamos obtener nuevas promesas sabiendo que desde el punto de vista de la UE habrá nuevos compromisos”, auguró la política italiana, quien dijo, sin embargo, que es “demasiado pronto para poder dar cifras esperadas” sobre donaciones.

La situación en Siria es uno de los asuntos que han tratado los ministros en esta reunión, después de que la ONU advirtiera del riesgo de que la guerra se contagie al resto de Oriente Medio ante la escalada de tensiones, un temor que ya han expresado Estados Unidos y Rusia.

“Es extremadamente importante no solo para los europeos sino para la región que nos quedemos muy atentos a la situación humanitaria de Siria”, afirmó Mogherini, quien incidió en “seguir movilizando a la comunidad internacional”.

La política italiana advirtió de que “no es suficiente que los donantes vengan y hagan promesas”.

“Tenemos que asegurarnos de que las cumplan”, añadió, al tiempo que auguró que “de aquí a la conferencia de Bruselas haya movimientos para rebajar tensiones”, algo que “por el momento no se constata”.

“La situación sobre el terreno se está deteriorando. El trabajo aún sigue pero la situación es dramática. La UE tiene el foco puesto en el conflicto”, subrayó Mogherini.

La ministra búlgara de Asuntos Exteriores, Ekaterina Zaharieva, esperó que en estos seis meses de presidencia de turno de Bulgaria se ponga el foco en “el conflicto olvidado que se desarrolla desde hace tanto tiempo y que la opinión pública olvida”.

“Pensábamos que este país estaba levantándose, pero toda la UE tiene que estar atenta a la ascensión de los conflictos”, consideró.

En la última conferencia en Bruselas, en abril del año pasado, se comprometieron seis mil millones de dólares (5.600 millones de euros) para Siria, de los cuales cuatro mil millones de dólares (3.700 millones de euros) procedieron de la UE y sus Estados miembros.

Además, la Comisión Europea comprometió otros 601 millones de dólares (560 millones de euros) para Siria, Jordania y el Líbano en 2018.

La UE lidera las donaciones para el pueblo sirio con cerca de diez mil millones de euros que se han movilizado para ayuda humanitaria, al desarrollo y para la economía y estabilización desde el inicio del conflicto.

(Fuente: Agencias)

El Consejo de Seguridad de la ONU negocia una resolución para una tregua en Siria

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU comenzó a negociar hoy un proyecto de resolución para decretar una tregua humanitaria en Siria que permita asistir a la población más necesitada.

Según dijeron fuentes diplomáticas, los quince Estados miembros mantuvieron hoy discusiones a nivel de expertos en base a un texto presentado por Suecia y Kuwait, responsables del dossier humanitario sirio dentro del Consejo.

La expectativa, según esas mismas fuentes, es que pueda haber una votación a lo largo de esta semana, aunque por ahora no hay nada confirmado.

Rusia, sin embargo, ya ha adelantado su oposición a esta iniciativa, que considera poco realista.

“A nosotros nos gustaría ver un alto el fuego, el fin de la guerra, pero los terroristas, no estoy seguro de que estén de acuerdo”, dijo el pasado jueves a los periodistas el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

El diplomático se expresó así tras una reunión a puerta cerrada en la que el Consejo de Seguridad analizó los últimos acontecimientos en Siria.

La idea de una pausa humanitaria parte de los servicios humanitarios de Naciones Unidas, que este mes pidieron un alto el fuego de al menos un mes para poder asistir a miles de personas en áreas difíciles de alcanzar y para evacuar a los heridos y enfermos.

Suecia y Kuwait retomaron esa iniciativa en su propuesta de resolución al Consejo de Seguridad, donde Rusia es uno de los cinco países con poder de veto.

Mientras, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió hoy que la ofensiva militar turca en el norte de Siria contra las milicias kurdas podría afectar a las tropas estadounidenses en la zona que apoyan a esos grupos.

“Obviamente no los atacaremos de forma intencionada, pero eliminaremos a todos los terroristas que veamos. Entonces se darán cuenta de que sería bueno para ellos no permanecer al lado de los terroristas”, dijo Erdogan durante un discurso en Ankara.

El mandatario se refirió así a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico y que Turquía considera terroristas.

El pasado 20 de enero el Ejército turco inició una ofensiva en el enclave sirio de Afrin, y el Gobierno turco amenaza con ampliar la operación a Manbech, una región siria en manos de las YPG desde 2016.

A diferencia de Afrin, en Manbech sí hay efectivos de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, que apoya a las milicias kurdas contra los yihadistas.

Ankara ha exhortado repetidamente a Washington a que fuerce la retirada de las YPG de Manbech, algo que no se ha producido.

“Si una organización terrorista ataca a un país aliado, como miembro de la OTAN (Estados Unidos) debe oponerse”, remarcó el presidente turco, tras señalar que “Estados Unidos no es la OTAN”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, visitará este jueves Ankara para debatir con las autoridades turcas los distintos puntos de fricción entre los dos países, aliados en la OTAN.

Tillerson se reunirá con Erdogan y con el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu.

(Fuente: Agencias)

Putin y Netanyahu se reúnen en Moscú para hablar de la situación en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunirán hoy en Moscú para abordar la situación en Siria y, en general, en Oriente Medio, así como todo el espectro de las relaciones bilaterales.

El encuentro de los dos mandatarios será el primero después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociera Jerusalén como capital de Israel y anunciara el traslado de su embajada a esa ciudad, decisión que según Moscú puede dañar el proceso de paz en Oriente Medio.

Las conversaciones se celebrarán en el Museo Judío y Centro de la Tolerancia, donde Putin y Netanyahu participarán en un acto con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto y el aniversario de la ruptura del cerco nazi a Leningrado.

Según medios israelíes, Netanyahu planteará a Putin la preocupación de su país por el programa nuclear de Irán y su oposición a la presencia permanente de tropas iraníes en el territorio de Siria.

Las conversaciones ruso-israelíes coinciden con la primera jornada del Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi (balneario ruso en el Mar Negro), iniciativa promovida por Rusia, Irán y Turquía, que ha sido boicoteada por la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN).

Horas después de que la principal alianza rebelde confirmara en Viena que no acudiría a la cita en el balneario ruso, la ONU anunció la asistencia de su mediador para el conflicto, Staffan de Mistura, al congreso sobre Siria.

El secretario general del organismo, Antonio Guterres, decidió enviar a un emisario a Sochi tras recibir de Rusia la garantía de que los resultados de ese encuentro serán integrados en el llamado “proceso de Ginebra”, explicó la ONU en un comunicado.

Ese proceso de paz, bajo los auspicios de Naciones Unidas, busca una solución dialogada al conflicto sirio.

Según la nota, Guterres expresó su “confianza” en que el congreso de Sochi, al que acudirán unos 1.600 delegados, pueda ser una “importante contribución para revitalizar” el proceso de Ginebra, siempre sobre la base de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, de diciembre de 2015.

Viena acogió la semana pasada la novena ronda del proceso de paz para Siria, una vez más sin avances.

Al cierre de esta edición, continúa la operación militar turca en el enclave sirio de Afrin, sin que se logren verdaderos avances en el campo de batalla. Este operativo ha dejado numerosos muertos y heridos en medio de las amenazas de Turquía de expandir su ofensiva hacia nuevas regiones.

Aviones turcos destruyeron este domingo el templo histórico de Ain Dara, perteneciente a la cultura sirio-hitita y que data de hace más de 3.000 años, situado en el extremo noroeste de Siria.

En Facebook, hay fotos y un vídeo del templo prácticamente reducido a escombros por los ataques aéreos que se suceden en la zona en el marco de la operación Rama de Olivo contra las milicias kurdas situadas en esa zona del país, área fronteriza con Turquía, y a las que el Gobierno de Ankara considera terroristas.

El templo de Ain Dara está construido sobre un zócalo decorado con esfinges y leones, y fue descubierto durante una campaña de excavaciones a mediados del siglo XX.

Debido a las diferentes ofensivas en Siria en los últimos siete años, muchos lugares arqueológicos en el país árabe se han visto seriamente dañados o destruidos por los combates y por la presencia de organizaciones extremistas.

Durante la primera etapa del Estado Islámico en la ciudad monumental de Palmira, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y Bal Shamín, el frente escénico del teatro romano, el tetrapilón, el arco del triunfo y numerosas estatuas del museo de la ciudad.

“Los seis Patrimonios de la Humanidad de Siria han sido afectados, incluida Palmira, y la legendaria ciudad de Alepo, una de las más antiguas del mundo, ha sido reducida a escombros”, recordó el pasado mes de noviembre la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La destrucción de monumentos en Siria, Irak y otros países llevó al Consejo de Seguridad a aprobar este año una resolución para mejorar la protección del patrimonio frente a grupos radicales como el Estado Islámico.

(Fuente: Agencias)

Arrancan las negociaciones sobre Siria en Viena

(SOS).- La novena ronda de negociaciones sobre la paz en Siria, en las que se debatirá cómo avanzar en la elaboración de una nueva Constitución, comenzó hoy en Viena, donde primero un representante del Gobierno sirio se reunirá con el mediador de la ONU, Staffan De Mistura, quien luego se entrevistará por separado con la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN).

El embajador sirio ante Naciones Unidas en Nueva York, Bashar al Jaafari, no hizo declaraciones a la prensa a su entrada a la sede vienesa de la ONU.

Se espera que De Mistura se reúna este jueves con la delegación rebelde, liderada por la CSN.

Esta ronda negociadora, que se produce un mes después de la anterior en Ginebra, tiene como objetivo debatir sobre cómo avanzar en la elaboración de una nueva Constitución en Siria.

El coordinador general de la CSN, Naser Hariri, exigió anoche en una rueda de prensa en Viena “continuar con el proceso de encontrar un acuerdo verdadero y justo para la crisis de Siria”.

En ese sentido, destacó que la alianza rebelde sigue comprometida con el llamado “proceso de Ginebra”.

Eso incluye un período de transición, con un gobierno con plenos poderes, una nueva Constitución para el país y la convocatoria de elecciones “libres y justas”, siempre bajo supervisión de la ONU.

Por otra parte, la reunión de Viena, convocada para solo dos días, frente a las más de dos semanas que duró la anterior ronda, está dominada por la cita que ha convocado Rusia para la semana que viene en Sochi.

Hariri dijo ayer que la CSN todavía no ha decidido si participará en este encuentro en el Mar Negro, al que el Gobierno ruso ha invitado a las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU y varios países de la región.

Todo dependerá, dijo el líder rebelde, del compromiso que muestre el Gobierno sirio en Viena.

Antes de un breve encuentro con el canciller federal austríaco, Sebastian Kurz, el propio De Mistura aseguró que las conversaciones de paz sobre Siria se encuentran en una fase “muy, muy crítica”.

Prácticamente nada se ha avanzado en las primeras ocho rondas de conversaciones de paz, la última en diciembre pasado y que duró unas dos semanas en Ginebra.

Según los resultados y las garantías ofrecidas en esta nueva ronda, la Comisión Suprema para las Negociaciones decidirá esta semana si participa o no en el encuentro de Sochi, organizado por Rusia el lunes y el martes próximos bajo el nombre de “Congreso de Diálogo Nacional Sirio”.

La cumbre de Viena se produce en un peligroso momento del conflicto en Siria, dado que el Ejército turco invadió hace unos días el enclave de Afrín, en el noroeste del país árabe, supuestamente para evitar la creación de un ente autónomo kurdo a lo largo de su frontera.

(Fuente: Agencias)

Viena acogerá una reunión especial de la ONU para buscar la paz en Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha informado de que ha convocado a los rebeldes y al Gobierno sirio a una “reunión especial” en Viena la próxima semana, en un nuevo intento de avanzar en el diálogo que auspicia Naciones Unidas para poner fin al conflicto en el país árabe.

La reunión solo durará dos días, el 25 y el 26 de enero, y tendrá lugar en la sede de la ONU en la capital austríaca por problemas logísticos en Ginebra, la ciudad donde normalmente se celebran estos encuentros, según un comunicado.

El mediador ha enviado hoy las invitaciones a las autoridades sirias y a la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), una coalición que reúne desde finales del año pasado a la mayoría de agrupaciones rebeldes, incluidas las toleradas por el Gobierno.

De Mistura ha pedido a las partes que acudan a Viena preparadas para “comprometerse” en discusiones “sustantivas” enfocadas en la elaboración de una nueva Constitución para el país.

El diplomático ha subrayado la posición de Naciones Unidas de que “cualquier iniciativa política implementada por actores internacionales debería ser analizada en función de su habilidad para contribuir a los esfuerzos de la ONU al proceso político de Ginebra”, que es donde se han llevado a cabo, infructuosamente, las negociaciones de paz en los últimos seis años.

Con este comentario, el enviado especial se ha referido a la reunión que Irán, Rusia y Turquía intentan organizar en la localidad rusa de Sochi para impulsar la paz en Siria.

La ONU ha afirmado en múltiples ocasiones que toda contribución es bienvenida, siempre y cuando sirva de apoyo y no de escollo al proceso de Ginebra.

En su última intervención ante el Consejo de Seguridad, el 19 de diciembre pasado, el mediador se comprometió a convocar la novena ronda de negociaciones en Ginebra en enero y antes de la reunión de Sochi, la cual se espera que tenga lugar el 30 y el 31 de este mes.

Pero finalmente este deseo no se ha cumplido y, en lugar de convocar la novena ronda, ha invitado a las partes a una “reunión especial” de dos días en Viena.

La octava ronda acabó en diciembre pasado sin avances, al igual que las precedentes. Al término del encuentro, De Mistura lamentó la imposibilidad de entablar negociaciones reales y directas.

El diplomático mostró abiertamente su frustración ante la falta de progresos reales, aunque no tiró la toalla, e instó a redoblar los esfuerzos para encontrar una salida política a siete años de guerra.

(Fuente: Agencias)

Astaná acoge la octava ronda de conversaciones de paz sobre Siria

(SOS).- Los participantes en la octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria que arranca mañana en Astaná comenzaron a llegar hoy a la capital kazaja, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

La Cancillería kazaja dijo que todos los participantes invitados a la cita confirmaron su participación en las conversaciones. “Las delegaciones de los países garantes del régimen de alto el fuego en Siria llegan a Astaná para participar en la próxima ronda de conversaciones”, apuntó el ministerio de Exteriores.

A la cumbre de Astaná asistirán representantes de las facciones rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación rusa la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía estarán sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

También está previsto que observadores de Jordania y Estados Unidos participen en Astaná-8, que se centrará en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como en la búsqueda de personas desaparecidas.

GobiernoSegún el programa inicial, las consultas tendrá una duración de dos días: la primera jornada estará dedicada a negociaciones bilaterales y multilaterales, y en la segunda se celebrará la reunión plenaria.

El comienzo de las consultas en Astaná coincidirá con la reunión que mantendrá en Moscú el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu, para abordar la situación en el país árabe.

Para la ONU y buena parte de la comunidad internacional, la única manera para que Siria retorne a la normalidad es mediante un arreglo político basado en una reforma de la Constitución y en elecciones, conforme a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que establece los parámetros de la misión confiada a De Mistura.

Las conversaciones en la capital kazaja, promovidas por Rusia, Turquía e Irán, que actúan como garantes del proceso de paz en Siria, comenzaron en enero de 2017 con el objetivo de consolidar el alto el fuego y preparar el camino para una solución política al conflicto en el país árabe.

En el marco de estas negociaciones, los países participantes acordaron crear cuatro zonas de seguridad temporales en Siria para lograr un cese de las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados rebeldes y terroristas.

Tras la séptima ronda celebrada en octubre, los países garantes decidieron adoptar medidas que generen confianza y discutir la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de crear un Congreso de Diálogo Nacional para que los sirios acuerden el contenido de la nueva Constitución y convoquen elecciones.

(Fuente: Agencias)