Siria acusa a la coalición de usar bombas de fósforo blanco en Al Raqa

(SOS).- El Gobierno de Siria ha denunciado ante Naciones Unidas la utilización por parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos de bombas de fósforo blanco durante los ataques en la ciudad de Al Raqa, que en las últimas horas han dejado numerosos civiles muertos.

“Los bombardeos sistemáticos de los barrios y viviendas de los civiles, la destrucción del hospital estatal de Al Raqa y el uso prohibido de fósforo blanco por parte de los aviones de la coalición internacional son una violación indignante del derecho Internacional”, ha señalado en un comunicado.

El Ministerio de Exteriores sirio ha recordado que estos bombardeos se suman “a la serie de crímenes cometidos por la coalición contra las personas inocentes en provincias y ciudades sirias”.

Exteriores también ha urgido al Consejo de Seguridad de la ONU a “cumplir sus obligaciones para garantizar la paz y la seguridad” y ha llamado a todos los países a “observar las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la lucha contra el terrorismo”.

Por su parte, la ONU ha lamentado que los ataques a la ciudad siria de Al Raqa estén provocando una “asombrosa” pérdida de vidas civiles.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha informado que ha matado “involuntariamente” al menos a 624 civiles en ataques contra miembros del Estado Islámico en Siria e Irak entre agosto de 2014 y julio de 2017. En ese período de tiempo, ha realizado un total de 22.983 acciones de combate.

Además, la coalición antiterrorista ha reconocido haber usado fósforo blanco en sus operaciones militares, pero no ha dado detalles de la cantidad o del empleo concreto. “La coalición hace un uso apropiado de las municiones para contener a los francotiradores del Estado Islámico y que la población civil pueda alcanzar zonas seguras”, ha declarado.

Cabe apuntar que el fósforo blanco es una sustancia prohibida por la Convención de Armas Químicas del 13 de enero de 1993 al considerar que su alcance es indiscriminado.

(Fuente: Agencias)

Muchos yihadistas extranjeros regresan a sus países decepcionados

(SOS).- Buena parte de los combatientes extranjeros que han viajado a Siria para unirse a las filas del Estado Islámico han decidido regresar a su país de origen “decepcionados” por las promesas incumplidas de la organización yihadista, según revela un informe elaborado por la Oficina Antiterrorista de Naciones Unidas (UNOCT).

“El fracaso a la hora de cumplir con su ideología extremista y sus tácticas brutales, así como las luchas internas y la corrupción entre sus líderes, son lo que muchas veces lleva a la decepción y a la exclusión a los combatientes extranjeros, que optan por desertar”, señala el documento.

Sus autores subrayan que, mientras las redes sociales juegan un papel fundamental en el reclutamiento, para la deserción es clave la influencia del entorno familiar, especialmente la presión de las madres para que vuelvan a casa, aunque solo lo hacen cuando acaban completamente “desilusionados”.

La organización internacional elabora además el perfil del combatiente extranjero, según el cual la mayoría son hombres jóvenes con pocos recursos y formación, si bien ha subrayado la creciente llegada de mujeres occidentales desde el año pasado.

La UNOCT señala también que, a pesar de que la amenaza que representan los combatientes extranjeros a su regreso “es real”, “no debe ser exagerada”. “Debe darse una respuesta práctica, efectiva y proporcional que empiece por entender las causas del problema”, defiende.

El informe, basado en entrevistas directas a 43 ex milicianos de doce nacionalidades en siete países, pretende ser “una herramienta útil” para ayudar a los miembros de la ONU a desarrollar capacidades y políticas para lidiar con el fenómeno de los combatientes extranjeros.

(Fuente: Agencias)

Siria pide que la coalición estadounidense pague por la destrucción de las infraestructuras del país

(SOS).- El Gobierno sirio ha reclamado ante la ONU que la “coalición ilegítima” liderada por Estados Unidos ponga fin a sus bombardeos y pague por la destrucción causada en las infraestructuras del país.

En una carta dirigida al secretario general y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la misión permanente de Siria ante el organismo internacional ha denunciado la destrucción del país y ha demandado el fin de los ataques aéreos de “la coalición internacional ilegitima” en territorio sirio.

Según reportan diferentes agencias, el Gobierno de Damasco desea que Estados Unidos y sus aliados paguen por la destrucción de la infraestructuras sirias y que carguen con la responsabilidad por bombardear “ilegítimamente” objetivos civiles.

La misiva expresa que la coalición “continúa cobrándose las vidas de cientos de inocentes civiles sirios” con sus ataques aéreos no autorizados por Damasco, y menciona, entre otros, el bombardeo del 27 de mayo que destruyó “completamente” muchos hogares y mató a varios civiles, “la mayoría de ellos niños”.

También hace referencia a las sanciones impuestas contra Siria por la comunidad internacional y señala: “los ataques de la denominada coalición internacional, junto con las medidas económicas ilegales, de carácter unilateral y coercitivo, impuestas a la República Árabe Siria por los Estados Unidos de América, la Unión Europea y otros Estados están entorpeciendo el mantenimiento de esas instalaciones, de gran valor económico, y amenazando las perspectivas de desarrollo y reconstrucción en la República Árabe Siria”.

El documento concluye manifestando que “el Gobierno insiste en que esos ataques deben cesar y en que los miembros de esta coalición ilegítima deben asumir la responsabilidad política y jurídica por la destrucción de infraestructuras en la República Árabe Siria, incluidas las indemnizaciones pertinentes”.

La carta, con fecha del 12 de julio, se ha difundido después de que la coalición internacional anunciara este viernes la demolición en varias partes de Siria de instalaciones de gas y petróleo, que según afirma pertenecían al Estado Islámico.

(Fuente: Agencias)

La ONU apuesta por una nueva Constitución para Siria. EEUU y Rusia refuerzan sus contactos

(SOS).- Las cúpulas militares de Rusia y Estados Unidos intensifican sus contactos para prevenir el enfrentamiento entre los Ejércitos de las dos potencias involucradas en el territorio sirio, mientras la diplomacia de la ONU se dedica a hallar una solución pacífica al conflicto. De hecho, por primera vez, todas las partes implicadas en los conversaciones promovidas por las Naciones Unidas en Ginebra tienen intención de discutir la posible redacción de una nueva Constitución.

Además, al intervenir en el Consejo de Seguridad de la ONU, el enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, anunció una séptima ronda de coloquios “políticos” entre Damasco y los miembros del Alto Comité para las Negociaciones (HNC, por sus siglas en inglés), que representa a una serie de grupos rebeldes sostenidos por los sauditas. La próxima cita será en el mes de junio, si bien hasta el momento no se ha fijado una fecha exacta. Para el alto diplomático, hay “buenas noticias” provenientes del frente militar: en el último período, se ha registrado una “caída significativa” de la violencia, e incluso de los bombardeos aéreos en distintas zonas. Un éxito, explicó De Mistura, que también es fruto de los acuerdos surgidos en los encuentros de Astaná patrocinados por Moscú, Teherán y Ankara, y que han llevado a la creación de zonas de “desescalada” del conflicto. Sin embargo, aún quedan bolsas irresueltas de violencia, que se concentran en torno a tres grandes centros: Hama, Homs y parte de la capital, Damasco, que todavía hoy sigue siendo teatro de bombardeos y de enfrentamientos violentos entre las facciones en lucha. “Nuestro objetivo –afirmó De Mistura–  no es solamente la desescalada, sino también la implementación de un cese del fuego a escala nacional” sin que una de las partes en lucha “saque ventaja” de situaciones “ambiguas”.

El objetivo del representante especial de la ONU también es asegurar que no haya un “vacío de poder” a nivel “constitucional, jurídico e institucional” en el contexto del proceso de transición política. Las Naciones Unidas no tienen en mente redactar una nueva Constitución, precisó el diplomático, porque ésta es una tarea que compete “al pueblo sirio”, pero “estamos sentando las bases” para que esto “pueda ocurrir” en un futuro próximo. La esperanza –concluyó– es que se llegue, lo antes posible, a negociaciones directas entre el Gobierno y la [mal llamada, ndr] oposición”.

Mientras tanto, en el campo de batalla se refuerza el intercambio de información e inteligencia entre Washington y Moscú. El general Jeffrey Harrigian, responsable norteamericano de las operaciones aéreas en Oriente Medio, confirmó el aumento de interacciones “a causa de la progresiva restricción del espacio aéreo en el cual se despliegan operaciones”. En las últimas semanas, las fuerzas sirias y rusas han desplazado su campo de acción hacia las zonas orientales del país, aproximándose cada vez más al área en la cual opera la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que combate contra el Estado Islámico (EI).

Para prevenir el peligro –muy grave– de que haya incidentes entre las partes, se ha decidido reforzar las comunicaciones y el intercambio de información. Según fuentes del Pentágono, las relaciones ya habrían alcanzado el nivel de oficiales de alto rango, llegando incluso a involucrar a las dos capitales  (Moscú y Washington) y a los respectivos cuarteles generales en la región. Estos intercambios habrían conducido a la formación de las “áreas de no-conflicto”, que no deben confundirse con las “zonas de seguridad” acordadas en Astaná, en las cuales está prevista la intervención exclusiva de una sola de las dos partes implicadas en el conflicto.

(Fuente: AsiaNews)

EEUU amenaza con una acción unilateral si la ONU no actúa en Siria

(SOS).- La sesión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada el miércoles para debatir el supuesto ataque con gas tóxico del martes contra una ciudad siria controlada por los rebeldes ha concluido sin acuerdo y sin que se votara si quiera la propuesta de resolución presentada por Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

A petición de la delegación francesa, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunía de urgencia con el objetivo de evaluar la situación en Siria y aprobar una resolución de condena.

Tras el fracaso de la reunión, Estados Unidos ha amenazado con emprender acciones unilaterales en Siria si la ONU no responde al ataque químico. “Cuando las Naciones Unidas fallan constantemente en su misión de actuar de forma colectiva, hay momentos en la vida de los países en los que estamos obligados a actuar nosotros mismos”, ha dicho con contundencia la representante de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

Haley ha dado inicio a la reunión invitando a participar en ella al delegado de Siria. Poco después ha otorgado la palabra el secretario general adjunto y representante interino para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, que ha recordado el “profundo malestar del secretario general, António Guterres, por el uso continuado de armas químicas en Siria.

El embajador galo, François Delattre, ha destacado en su turno de palabra que los hechos acaecidos el martes “demuestran el uso reiterado, metódico y bárbaro, de armas de destrucción en masa”. En este contexto, ha añadido el diplomático, “la inacción y el inmovilismo no pueden ser opciones”.

El borrador del documento (redactado conjuntamente por Francia, Reino Unido y Estados Unidos) comenzó a circular por las delegaciones la noche del martes. En él, no solo se propone una condena enérgica al supuesto ataque con agentes químicos en la región de Idlib sino que también demanda una investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) sobre lo ocurrido.

El martes, a través de un comunicado, Rusia sostuvo que el gas que mató a decenas de personas en la provincia de Khan Sheykhun, en el noroesete de Siria, procedía de un depósito de armas químicas de los rebeldes. Esta información ha sido puesta en entredicho por la Casa Blanca: “No pensamos que eso sea posible. No nos lo creemos”.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha pronunciado el miércoles sobre el ataque, que ha calificado de “horrible” y lo ha considerado una “terrible afrenta a la humanidad”. Preguntado durante un mitin con el rey jordano Abdullah en el despacho oval sobre si iba a formular una nueva política respecto a Siria, Trump ha contestado: “Ya lo veréis”. Trump ha prometido “destruir” al Estado Islámico y “proteger la civilización, pues no tenemos opción”. “El ataque con armas químicas en Siria cruzó un montón de líneas para mí, más que líneas rojas”, ha dicho el presidente de Estados Unidos.

El mandatario ha calificado la situación en Siria de “intolerable”.  “Será una lucha más corta de lo que un montón de gente piensa, créanme”, ya que “hemos realizado tremendos pasos”, ha señalado Trump.

“Se ha hecho más en las últimas seis semanas que en años con el anterior Gobierno y vamos a mantenerlo de ese modo”, ha agregado el presidente estadounidense, que lleva más de dos meses en el poder. En una de sus habituales críticas a su predecesor, el demócrata Barack Obama, el mandatario ha insistido en que “heredó un desastre”, pero ha prometido que “lo vamos a arreglar”.

(Fuente: Agencias)

La cumbre internacional en apoyo a Siria se ve ensombrecida por un supuesto ataque químico

(SOS).- La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha avanzado este miércoles que la UE mantendrá su compromiso de ayuda prometida para Siria y los vecinos en 2017 y ha anunciado otros 560 millones de euros para 2018.

“Cumpliremos nuestra promesa para 2017”, ha señalado Mogherini durante la conferencia internacional de apoyo al futuro de Siria y los vecinos en Bruselas tras confirmar que la UE ha cumplido su promesa de ayuda en 2016 realizada en la conferencia de Londres del año pasado.

La Comisión Europea prometió 1.115 millones de euros en 2016 en la Conferencia de Londres y anunció una ayuda indicativa de 1.275 millones de euros para 2017.

En total, la UE y los estados miembro prometieron en la capital del Reino Unido una ayuda de más de 3.000 millones de euros para los desplazados y refugiados sirios.

Mogherini ha afirmado que la UE comprometerá otros “560 millones de euros para 2018 para Líbano, Jordania y el trabajo humanitario en Siria” y espera mantener el mismo nivel “también en 2019”.

Por otra parte, la comunidad internacional ha condenado en Bruselas el supuesto ataque químico perpetrado en la provincia de Idlib este martes y ha exigido el cese inmediato de los ataques con armas químicas en Siria.

Más de 70 países y organizaciones internacionales han participado en el encuentro, denominado Apoyo a Siria y al futuro de la región, que se ha visto ensombrecido por el ataque químico en Idlib, y han exigido en el texto aprobado que “el uso de armas químicas por todo el mundo, en todas partes, debe acabar inmediatamente”.

Los coorganizadores de la conferencia internacional (la UE y la ONU, Alemania, Kuwait, Noruega, Qatar y Reino Unido) han reclamado “medios financieros adecuados” para apoyar el establecimiento de un mecanismo internacional e independiente respaldado por las Naciones Unidas para “garantizar la rendición de cuentas” frente a las violaciones y abusos “sistemáticos, generalizados y burdos” de los Derechos Humanos y del derecho humanitario internacional en Siria, según recoge el documento final, en el que la comunidad internacional condena los ataques a civiles e infraestructuras médicas y escuelas.

“Necesitamos una investigación muy clara para eliminar todas las dudas (sobre la autoría) y necesitamos que haya rendición de cuentas en base al resultado de la investigación”, ha exigido el secretario general de la ONU, António Guterres, en declaraciones a la prensa a su llegada a la conferencia internacional.

Guterres ha recordado que las Naciones Unidas han pedido “que haya rendición de cuentas en relación a los crímenes cometidos” y ha se ha mostrado seguro de que, el Consejo de Seguridad, que se reúne este miércoles de urgencia tras el supuesto ataque en Idlib, “estará a la altura de sus responsabilidades”.

Rusia ha considerado “inaceptable” el proyecto de resolución sobre el supuesto ataque con armas químicas registrado el martes en Idlib que han presentado Francia, Estados Unidos y Reino Unido al Consejo de Seguridad de la ONU, entre otras cosas porque se sustenta en información ofrecida por dos organizaciones cuya credibilidad es más que dudosa.

“El texto presentado es rotundamente inaceptable”, ha declarado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, subrayando que el proyecto “anticipa los resultados de la investigación y simplemente señala a los culpables”.

Según la portavoz, Rusia considera que actualmente no es necesario aprobar una nueva resolución al respecto y que “son suficientes las decisiones tomadas anteriormente para llevar a cabo una investigación escrupulosa de este hecho”.

Zajarova ha considerado que el borrador presentado “se preparó con prisa y se distingue por una negligencia extrema, y proponer al Consejo de Seguridad aprobar este proyecto es un gesto indecente”.

Asimismo, ha restado credibilidad a la información ofrecida sobre el supuesto ataque por los Cascos Blancos y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. “Todos los datos falsificados sobre el tema provienen de los tristemente conocidos Cascos Blancos y el impresentable Observatorio Sirio para Derechos Humanos, con sede en Londres”, ha destacado.

Para la portavoz rusa, no es posible fiarse de estas dos organizaciones puesto que “socavaron la confianza en sí mismas en numerosas ocasiones”. Así pues, ha añadido, “es imposible aprobar decisiones de largo plazo y de obligatorio cumplimiento en base a los informes de estas organizaciones”.

(Fuente: Agencias)

La ONU retrasa al 20 de febrero las negociaciones de paz sobre Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, decidió posponer hasta el 20 de febrero el inicio de las nuevas negociaciones de paz para buscar una solución política al conflicto sirio.

La próxima ronda de contactos estaba prevista para el 8 de febrero en Ginebra, aunque en los últimos días Rusia ya había apuntado que la cita se iba a retrasar, una decisión criticada por Moscú.

De Mistura informó este martes de su decisión a los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas durante una reunión a puerta cerrada.

Posteriormente, De Mistura explicó a la prensa que esa posposición del proceso auspiciado por la ONU responde a dos motivos.

El primero de ellos es dar la oportunidad de que se implemente el mecanismo de vigilancia del alto el fuego en Siria acordado en la reunión de Astaná. “Si el alto el fuego se consolida, como esperamos que ocurra, ayudará a que se concreten las conversaciones sobre Siria”, dijo el diplomático.

En segundo lugar, “queremos dar la oportunidad al gobierno de asistir comprometido para conceder y discutir y dar la oportunidad a la oposición de presentarse unificada”, explicó.

En este sentido, De Mistura indicó que si para el 8 de febrero la [mal llamada, ndr] oposición no se ha organizado para asistir a Ginebra como un grupo unido, utilizará la prerrogativa que como enviado especial le otorga el Consejo de Seguridad para seleccionar la delegación, haciéndola lo más incluyente y representativa posible de los grupos armados rebeldes y la oposición política.

Por otra parte, el mediador de la ONU para Siria insistió en la necesidad de acelerar la entrada de ayuda humanitaria a todo el territorio sirio.

Finalmente, De Mistura apuntó que mientras más pronto se tenga un alto el fuego estable y un proceso político en marcha, más fácil será combatir a las organizaciones terroristas identificadas por el Consejo de Seguridad: el Frente al-Nusra y el Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe).

La semana pasada, Rusia, Irán y Turquía organizaron negociaciones en Astaná entre representantes del Gobierno sirio y de los grupos armados rebeldes.

En la capital kazaja, Moscú presentó a los sirios su proyecto de Constitución para el país árabe, en un “intento de reunir” en el mismo texto “los puntos en común” expuestos en los últimos años por “Gobierno y representantes de la oposición sirios”.

Mientras, las potencias occidentales y otros miembros del Consejo de Seguridad insisten en que con vistas al futuro el proceso de paz debe continuar liderado por la ONU.

Así lo defendieron este martes los embajadores de Francia, el Reino Unido o Suecia, país que preside en enero el Consejo.

En un comunicado emitido por la organización, el Consejo de Seguridad de la ONU exhortó a los bandos del conflicto sirio a participar en las negociaciones de Ginebra sin poner condiciones previas.

“Los miembros del Consejo de Seguridad esperan el reinicio de las negociaciones sirias y apoyan al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura en el propósito de reanudar las conversaciones en Ginebra cuanto antes, llamando a las partes sirias a involucrarse en las negociaciones sin poner condiciones previas”, indicó el documento.

El Consejo de Seguridad de la ONU también reconoció en su declaración la importancia del encuentro sirio en Astaná como un paso de avance en la solución del conflicto, que dura ya más de cinco años.

Las últimas conversaciones entre el Gobierno sirio y los grupos armados rebeldes, promovidas por Irán, Rusia y Turquía, tuvieron lugar el 23 y el 24 de enero en la capital de Kazajistán y se centraron en la consolidación de la tregua vigente en Siria desde el 30 de diciembre de 2016.

(Fuente: Agencias)