El Ejército de Estados Unidos se prepara ante la posibilidad de atacar Siria

(SOS).- El militar de mayor rango de Estados Unidos ya ha hablado con el presidente norteamericano, Donald Trump, sobre las posibles acciones militares que podría llevar a cabo el país en Siria en el caso de que las autoridades de Damasco ignorasen los avisos de Washington contra el uso de armas no convencionales en la provincia de Idlib.

El presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Joseph Dunford, ha declarado este sábado que está participando “en diálogos rutinarios” con el jefe de la Casa Blanca, aunque ha advertido que todavía no se ha tomado decisión alguna sobre llevar a cabo un ataque militar en respuesta a un hipotético uso de armas no convencionales por parte del Gobierno sirio.

“Pero estamos teniendo conversaciones, conversaciones rutinarias, con el presidente para asegurarnos de que sabe dónde estamos en relación con la planificación”, ha explicado.

El general Dunford, que ha hecho estas declaraciones durante un viaje a la India, ha añadido que Trump “espera que tengamos varias opciones militares, por lo que le estamos manteniendo al día en lo que se refiere al desarrollo de esas opciones”.

Cabe recordar que Estados Unidos ya ha bombardeado Siria en dos ocasiones por el supuesto uso de este tipo de armamento por parte de las fuerzas leales a Damasco.

Por su parte, la Presidencia de Rusia ha recalcado que la situación en Idlib genera “suma preocupación” en Moscú.

“La situación en Idlib sigue generando suma preocupación e inquietud y por supuesto forma parte de la agenda de Rusia durante los contactos con los socios interesados a todos los niveles”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

A su vez, el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, ha afirmado que la pacificación del país depende de que el Gobierno sirio recupere el control de la provincia de Idlib.

Riabkov ha confirmado que el conflicto en el país árabe será uno de los principales puntos del encuentro que mantendrán próximamente el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en los márgenes de la sesión que celebrará este mes la Asamblea General de Naciones Unidas.

“Por supuesto, Siria es uno de los temas principales, en cada conversación telefónica y contacto personal ese tema ocupa un tiempo considerable”, ha zanjado.

Anuncios

EEUU acusa a Rusia de defender un posible ataque del Gobierno sirio en Idlib

(SOS).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó este viernes a su homólogo ruso, Serguei Lavrov, de “defender” un posible ataque de las fuerzas gubernamentales sirias contra la provincia de Idlib, en el noroeste del país, considerado el último bastión de los extremistas.

“Serguei Lavrov está defendiendo el ataque de Siria y Rusia contra Idlib. Los rusos y el presidente sirio, Bashar al Assad, acordaron no permitir eso. Estados Unidos ve esto como una escalada en un conflicto ya peligroso”, dijo Pompeo en un breve mensaje de Twitter.

El jefe de la diplomacia rusa defendió ayer el derecho de Damasco a llevar a cabo una operación antiterrorista en Idlib.

En rueda de prensa, Lavrov informó de que Rusia ha entregado a la ONU y a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) pruebas sobre la preparación de un ataque con armas no convencionales en Idlib, una ofensiva que según Moscú sería una “manipulación” para inculpar a Damasco.

Rusia ha instado abiertamente a atacar Idlib, que considera un “forúnculo” yihadista que debe ser extirpado y cuya liberación por parte de las fuerzas gubernamentales sirias prácticamente pondría fin a más de siete años de guerra.

En las últimas semanas, varios medios de comunicación han informado de que Rusia está concentrando en el Mediterráneo su mayor presencia naval desde que inició en 2015 su intervención en Siria.

Según Moscú, Estados Unidos y sus aliados tienen concentrados en la zona cerca de 70 aviones, dos buques y más de 400 misiles de crucero.

En declaraciones a la prensa, un funcionario del Departamento de Estado avisó este jueves de que “Estados Unidos y sus aliados responderán a cualquier ofensiva en Idlib o en cualquier otra parte de Siria de manera rápida y apropiada”.

Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, el presidente Donald Trump ha ordenado en dos ocasiones ataques a gran escala contra posiciones gubernamentales sirias.

Merkel y Trump comparten sus preocupaciones sobre la situación en Siria

(SOS).- La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han compartido sus preocupaciones sobre la situación en Siria, especialmente la situación humanitaria en la región de Idlib, según han informado sus oficinas después de que ambos líderes hablaran por teléfono.

“Ambos líderes pidieron una acción internacional para prevenir una crisis humanitaria en la provincia de Idlib”, ha señalado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

“Rusia está llamada a actuar de manera moderada sobre el Gobierno sirio y evitar una nueva escalada”, ha afirmado el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

La canciller alemana también había expresado su preocupación por la situación en Idlib durante una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, hace poco más de una semana.

El ministro de Asunos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dijo el viernes que sería desastroso buscar una solución militar en la región. Turquía, que ha respaldado a diferentes grupos armados allí, está tratando de evitar un ataque de las fuerzas sirias y sus aliados.

Las autoridades de Damasco, respaldadas por Moscú, buscan liberar el enclave de Idlib en el norte de Siria, un refugio para los yihadistas desplazados de otras zonas del país.

Estados Unidos retira la ayuda destinada al fondo de estabilización de Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de “ridículos” los fondos que su país destinaba a la estabilización de Siria y que este viernes se anunció que serán dirigidos a otros menesteres.

“Estados Unidos ha acabado con el ridículo pago anual de desarrollo de 230 millones de dólares a Siria. Arabia Saudí y otros países ricos en Oriente Medio comenzarán a hacer pagos en lugar de Estados Unidos. Quiero desarrollar Estados Unidos, nuestro Ejército y los países que nos ayudan”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

El viernes, el Departamento de Estado informó de que iba a “redirigir” 230 millones de dólares destinados a la estabilización de Siria para “respaldar otras prioridades clave de la política exterior”.

La portavoz de dicho departamento, Heather Nauert, justificó que la retirada de los 230 millones ha sido adoptada teniendo en cuenta las contribuciones militares y financieras “significativas” que ha hecho Estados Unidos hasta la fecha y las instrucciones de Trump sobre la necesidad de aumentar el reparto de la carga con los aliados.

Estados Unidos lidera la coalición internacional contra el Estado Islámico en Siria e Irak, que apoya sobre el terreno a las milicias kurdas.

Nauert añadió que el Departamento de Estado ha obtenido desde abril unos 300 millones de dólares en contribuciones y compromisos de sus socios de la coalición para respaldar “iniciativas críticas de estabilización y de recuperación temprana en áreas liberadas del Estado Islámico en el noreste de Siria”.

En ese sentido, citó la reciente aportación hecha por Arabia Saudí de 100 millones de dólares y la de Emiratos Árabes Unidos, de 50 millones.

El Ministerio de Exteriores de Rusia respondió a esta medida del Departamento de Estado señalando que Washington no ve sentido en destinar fondos a una Siria libre de grupos terroristas como el Estado Islámico, ya que los fondos estadounidenses solo servían para desestabilizar al país árabe.

“Claro, el Estado Islámico ya no está allí, los terroristas irreconciliables se fueron, los Cascos Blancos también fueron evacuados. Entonces, ¿quién en Siria podría necesitar dinero? La vida pacífica no es algo digno de la financiación del Departamento de Estado”, dijo con ironía la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, en su cuenta de Facebook.

El jefe de las tropas de EEUU en Siria niega tener órdenes de colaborar con Rusia

(SOS).- El general Joseph Votel, jefe del Mando Central (CENTCOM) de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, negó haber recibido órdenes de colaborar con el Ejército ruso en Siria, a pesar de que el presidente Donald Trump dijo que ambos países habían acordado colaborar en el conflicto que azota al país árabe.

“No hemos recibido nuevas indicaciones más allá de aquellas con las que operamos en estos momentos”, aseguró Votel en una teleconferencia con la prensa que pudo ser seguida ayer desde el Pentágono.

Esta afirmación entra en conflicto con la declaración hecha este pasado lunes por el comandante en jefe, quien, tras mantener en Helsinki un encuentro privado con el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que “Rusia y Estados Unidos trabajarán juntos” en Siria para “dar seguridad para Israel”.

El general reconoció, además, que un escenario en el que estos dos ejércitos cooperasen iría en contra de la actual legislación nacional, puesto que, en 2014, a raíz de la ocupación de Crimea por parte de Rusia, el Congreso de Estados Unidos adoptó una resolución que impide a las Fuerzas Armadas estadounidense colaborar con las rusas.

“Esta posibilidad, por lo tanto, tendría que ser aprobada por el Congreso y yo no he pedido que lo haga”, dijo el jefe del CENTCOM, quien rechazó profundizar en esta opción por no querer “entrar en especulaciones”.

Cabe señalar que ambos Estados combaten en Siria, pero con objetivos diferentes.

Por este motivo, para evitar enfrentamientos directos, ambos países establecieron una zona de no agresión. “Continuamos comunicándonos con Rusia sobre la zona de no agresión para evitar agresiones”, concedió Votel.

EEUU y Turquía: El acuerdo sobre Manbij es importante para solucionar el conflicto en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han destacado la importancia del acuerdo bilateral en torno a la localidad siria de Manbij para lograr solucionar el conflicto en el país árabe.

Según la información facilitada por la agencia estatal turca Anatolia, ambos mandatarios han resaltado durante una conversación telefónica que el acuerdo es un paso “significativo” en esta dirección.

La conversación ha tenido lugar horas después de que Ankara negara que la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) se hayan retirado de la localidad siria de Manbij y resaltara que el proceso “sigue en marcha”.

“Consideramos exageradas las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de Manbij”, indicaron fuentes del Ministerio de Exteriores de Turquía.

Así, recalcaron que “las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de la región no reflejan la verdad”, en respuesta al comunicado publicado el domingo por el Consejo Militar de Manbij, la milicia integrada en las FDS que controla el cantón de Manbij.

Estados Unidos —aliado de las FDS en la ofensiva contra el Estado Islámico— y Turquía alcanzaron en junio un acuerdo que incluye la retirada de las YPG de Manbij. Fuerzas turcas y estadounidenses serían las garantes de la seguridad y estabilidad en la zona.

El Ejército turco lanzó en enero la Operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de la región de Afrin y marcó como próximo objetivo militar Manbij si no había evacuación de las YPG.

Ankara considera a las YPG —brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD)— como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que cataloga como una organización terrorista.

Cumbre en Helsinki: Rusia y EEUU colaborarán para garantizar la seguridad de Israel en Siria

Iván de Vargas (SOS).- Los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin proclamaron este lunes en la capital de Finlandia su buena sintonía, en una cumbre bilateral que ha servido para escenificar su intención de propiciar un acercamiento entre Estados Unidos y Rusia pese al deterioro de las actuales relaciones diplomáticas.

“Los desacuerdos entre nuestros dos países son muy conocidos, y el presidente Putin y yo hablamos de ello extensamente hoy”, recalcó el mandatario estadounidense durante la rueda de prensa conjunta en el palacio presidencial de Helsinki.

Trump hizo un alegato a favor del diálogo con Rusia, al asegurar que es “bueno para el mundo”, y recordó que “incluso durante las tensiones de la Guerra Fría, cuando el mundo era muy diferente, Rusia y Estados Unidos pudieron mantener un buen diálogo”.

“Tenemos que encontrar vías para cooperar y compartir problemas comunes. La diplomacia, el compromiso, es preferible al conflicto y la hostilidad”, subrayó el jefe de la Casa Blanca.

Como estaba previsto, Siria e Israel ocuparon buena parte de las cuatro horas que duró la reunión. En concreto, los principales líderes mundiales discutieron sobre la necesidad de trabajar juntos para garantizar la seguridad de Israel en el país árabe en guerra.

“Ambos hemos hablado con Bibi (apodo del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu) y les gustaría (a los israelíes) hacer ciertas cosas en Siria relacionadas con la seguridad en Israel”, explicó Trump. “Rusia y Estados Unidos trabajarán juntos” en este asunto, señaló el presidente estadounidense, quien remarcó que es un deseo de ambos “crear seguridad para Israel”.

Respecto a Siria, el máximo dirigente ruso dijo que “la tarea de establecer la paz y la reconciliación en este país podría ser el primer ejemplo del éxito del trabajo conjunto”.

En esta misma línea, Putin instó a Israel y a Siria a cumplir el acuerdo de alto el fuego de 1974 sobre los Altos del Golán, ocupados por el Ejército israelí durante la guerra de los Seis Días (1967).

Israel y Siria están técnicamente en guerra, y la zona del Golán ha sido escenario de numerosos incidentes desde el comienzo del conflicto en el país árabe en el 2011.

El mandatario ruso también encontró una manera creativa de sacarse de encima la necesidad de mover ficha sobre Siria. “En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado… Señor Presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de Fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado”, aseveró el jefe del Kremlin.

Putin concluyó su intervención ante la prensa alabando la colaboración de ambos países en la lucha contra el terrorismo. “Estamos a favor de prolongar nuestra cooperación en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y en el ámbito del cibercrimen. Nuestros servicios especiales trabajan con mucho éxito”, detalló.