Netanyahu se reúne con Putin para abordar la crisis de Siria y el acuerdo nuclear con Irán

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, durante el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú con motivo del 73 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi. Junto con el líder serbio, Aleksander Vucic, fueron los dos únicos dirigentes extranjeros que acudieron a la cita. Tras la parada militar, los tres hicieron una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

Poco después, Putin recibió en el Kremlin a Netanyahu y le dijo que tenían que hablar largo y tendido porque la situación en Oriente Medio “es muy grave”. El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el abandono de su país del acuerdo nuclear con Irán, cuestión en la que Moscú y Tel Aviv mantienen posturas diametralmente opuestas. Israel aplaudió la decisión de Trump mientras Rusia la calificó de “decepcionante”.

Los dos países discrepan también en relación con el papel que debe jugar el presidente sirio, Bashar al Assad, en la transición de su país y sobre la conveniencia de que en Siria siga habiendo fuerzas iraníes. Irán es el principal aliado de Rusia en la zona mientras que para Israel es un enemigo irreconciliable.

El primer ministro israelí, según la prensa de su país, le dijo este miércoles a Putin que “Israel tiene la necesidad y el derecho de defenderse de Irán”. El máximo dirigente ruso, sin embargo, cree desde hace tiempo que Israel debería “olvidarse del pasado y centrarse en la situación actual”, a su juicio, no tan amenazante para Israel como Netanyahu la pinta.

El jefe del Gobierno israelí indicó al salir del encuentro que ve “poco probable” que la fuerzas rusas intenten hacer algo para impedir a Israel llevar a cabo sus acciones militares en Siria contra objetivos iraníes.

Desde que las autoridades de Moscú se implicaron en la guerra en Siria, el 30 de septiembre de 2015, Netanyahu ha acudido a Rusia para reunirse con Putin cerca de una decena de veces. Este año, el primer ministro israelí estuvo en la capital rusa a finales de enero y ya advirtió que su país no permitirá a Irán perpetrar otro Holocausto contra el pueblo judío. “Dicen abiertamente que quieren destruirnos, pero nos levantaremos con toda la fuerza contra ese régimen terrorista”, apuntó Netanyahu entonces en presencia de Putin.

Este miércoles, el mandatario le quiso dejar claro a su anfitrión ruso que “en Israel no olvidamos ni por un momento el gran sacrificio del pueblo ruso y del Ejército Rojo en la victoria contra el monstruo nazi”. “Es increíble, pero 73 años después del Holocausto, hay un país en Oriente Medio, Irán, que pide la destrucción de otros seis millones de judíos”, recalcó.

Ante de viajar a Rusia, Netanyahu aseguró que trataría con Putin la necesidad de garantizar una coordinación continua entre las fuerzas armadas rusas e israelíes para evitar incidentes en Siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Israel amenaza a Irán con un enfrentamiento por su despliegue militar en Siria

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido al comienzo de la reunión semanal con su gabinete de Gobierno que “la Guardia Revolucionaria ha introducido armamento moderno en Siria para atacarnos”. “Mejor pronto que tarde, estamos decididos a detener la agresión iraní desde su origen, aunque ello suponga un enfrentamiento”, ha asegurado.

Netanyahu tiene previsto reunirse el miércoles en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, para plantearle que frene el avance militar de Irán en Siria, donde ambos países apoyan militarmente al Gobierno de Damasco. Se trata de “un encuentro especialmente importante a la luz de los crecientes esfuerzos iraníes de establecer bases militares contra Israel en Siria”, ha aseverado.

La reunión entre ambos mandatarios se producirá tres días antes de que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para decidir sobre la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Teherán.

“No queremos una escalada [militar], pero estamos preparados para cualquier escenario”, ha puntualizado el jefe del Gobierno israelí.

El Estado de Israel sostiene que las fuerzas iraníes han desplegado en territorio sirio drones armados, misiles tierra-tierra y sistemas de defensa antiaéreos contra su aviación de combate.

“Las naciones que no se mostraron preparadas para actuar a tiempo contra una agresión pagaron un precio mucho más alto después”, ha subrayado Netanyahu.

El primer ministro israelí lleva más de dos décadas alertando contra un eventual rearme nuclear de Teherán, cuyo régimen percibe como una amenaza existencial para su país. El acuerdo nuclear de 2015 —firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China— supuso su mayor revés internacional.

Ante la consolidación militar iraní tras siete años de guerra en Siria, el mandatario israelí trata ahora de revertir los efectos del pacto de la mano de Trump.

El acuerdo —ha señalado— permite el “enriquecimiento de uranio y el enriquecimiento iraní”. “Es un pacto horrible y lo último que se puede decir es que bloquee el camino hacia la bomba. De hecho, hace todo lo contrario. ¿Qué queremos?. Que sea totalmente reformado o totalmente descartado”, ha insistido Benjamin Netanyahu.

(Fuente: Agencias)

Un ataque con misiles contra dos bases militares causa al menos 26 muertos en Siria

(SOS).- Un ataque con misiles contra dos bases militares sirias ha causado este domingo por la noche al menos 26 muertos. El Ejército sirio ha atribuido “la agresión” contra sus instalaciones en las provincias de Hama y Alepo al “enemigo”, en alusión al Estado de Israel.

Fuentes oficiales todavía no han dado cuenta de las bajas registradas en los ataques contra la base de la Brigada 47 en Salhab (Hama) ni contra el aeródromo militar de Nairab, próximo al aeropuerto de Alepo.

Medios de comunicación regionales han elevado a 40 la cifra de muertos en ambos bombardeos con misiles, que han causado también más de 60 heridos.

Testigos presenciales citados por la prensa han dado cuenta de grandes explosiones e incendios en las instalaciones militares sirias.

El ataque se ha producido después de la conversación telefónica que mantuvieron en la noche del domingo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

La Casa Blanca ha detallado que ambos mandatarios hablaron sobre las amenazas que planean sobre Oriente Medio, y en particular sobre la expansión militar iraní que desestabiliza la región.

Netanyahu había recibido pocas horas antes en Tel Aviv al nuevo secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que efectuaba su primera visita a Arabia Saudí, Israel y Jordania.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, había advertido el domingo de que Israel iba a “responder con gran fuerza” ante cualquier amenaza contra su territorio.

Lieberman también alertó de que no iba a tolerar la instalación de sistemas antiaéreos de misiles S-300 de fabricación rusa en las bases sirias.

La Fuerza Aérea israelí ha llevado a cabo más de un centenar de incursiones en territorio sirio desde el inicio de la guerra.

El pasado mes de febrero, Israel ya había atacado el aeródromo militar T-4. Uno de los cazas F-16 israelí fue derribado por la defensa antiaérea siria, aunque sus dos tripulantes pudieron ponerse a salvo.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos advierte de una posible guerra entre Israel e Irán en Siria

(SOS).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha advertido que es altamente posible una guerra entre Israel e Irán en Siria. “Un  conflicto entre ambos países en Siria es muy probable… porque Irán continúa haciendo el trabajo a través de sus aliados por medio de Hezbolá”, ha señalado.

Durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman, el jefe del Pentágono ha manifestado que “puedo ver cómo podría empezar, pero no estoy seguro cuándo o dónde”.

“No veo ninguna razón para que Irán enviara misiles avanzados a Hezbolá en Siria, excepto para amenazar a Israel”, ha dicho Mattis.

Estados Unidos e Israel han activado el frente diplomático para alertar a la comunidad internacional del riesgo inminente de guerra en Oriente Medio y preparar así el terreno para que el 12 de mayo Donald Trump anuncie presuntamente su retirada unilateral del acuerdo nuclear firmado por Barack Obama en 2015.

A lo largo de la semana el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, ha recordado al Consejo de Seguridad que Irán “es la amenaza que une a Hezbolá, Hamás y al régimen de Assad”, y la representante de Estados Unidos en el organismo internacional, Nikki Haley, ha apuntado a Teherán como “el principal foco de inestabilidad en la región”.

Lieberman ha viajado hasta Washington para reunirse con el secretario de Defensa y poco antes del encuentro ha concedido una entrevista a un medio saudí en la que ha asegurado que “si Irán ataca Tel Aviv, atacaremos Teherán y destruiremos cualquier sitio militar iraní en Siria que amenace a Israel”.

A lo largo del encuentro con su homólogo israelí, Mattis ha reafirmado el compromiso militar de su país con el Estado de Israel. El jefe del Pentágono ha subrayado que las relaciones militares entre ambas naciones son más fuertes que nunca y ha aseverado que la cooperación conjunta traerá seguridad y estabilidad a Oriente Medio frente a Irán.

El ministro de Defensa israelí también se ha reunido con el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, a quien ha calificado como un “amigo leal del Estado de Israel” en un tuit.

(Fuente: Agencias)

Trump dice ante Macron que quiere dejar una huella duradera en Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que desea retirar a los alrededor de dos mil soldados estadounidenses que están en Siria “lo antes posible”, pero aseguró que quiere dejar “una huella duradera” en el país árabe y no dar “vía libre” a Irán para que haga lo que quiera.

“Volveremos a casa, pero queremos dejar una huella fuerte y duradera”, destacó Trump en una conferencia de prensa junto a su homólogo francés, Emmanuel Macron.

“En lo que se refiere a Siria, me encantaría salir de ahí. Me encantaría traer a nuestros increíbles guerreros de vuelta a casa”, indicó el mandatario estadounidense, quien resaltó que han hecho “un gran trabajo” al recuperar los territorios que llegó a controlar el Estado Islámico.

Aunque reiteró que quiere “salir” de Siria, Trump afirmó que coincide con Macron en la necesidad de no dar a Irán “vía libre” en el Mediterráneo.

Estados Unidos teme que Irán consiga crear un “corredor chií” desde Teherán hasta el Mediterráneo a través las regiones chiíes de Irak, lo que le daría acceso directo a sus aliados en el Líbano y Siria.

Por eso, el presidente norteamericano consideró que el conflicto en Siria y la intervención de Estados Unidos, como líder de una coalición internacional, deberían formar parte de un “acuerdo general” con Irán, en el que se incluyeran los diferentes territorios donde busca influencia, así como el pacto nuclear.

“Cuando hicieron el acuerdo (nuclear) con Irán, lo que deberían haber hecho es incluir a Siria”, señaló Trump, quien recalcó que aquel pacto de 2015, que Washington amenaza con abandonar en mayo, ha dado a Teherán “una cantidad tremenda de dinero”, incluso en “barriles”.

Macron se mostró de acuerdo con el mandatario estadounidense y aseguró que el objetivo es “establecer una serie de acuerdos” para conseguir “construir la paz” en Siria y transformarlo en “un país soberano inclusivo”.

“Más allá de la presencia militar y más allá de las tropas en el terreno, tenemos que construir, como digo, la paz. Un nuevo marco inclusivo”, opinó el presidente galo, quien afirmó que Francia incrementará sus contribuciones a la coalición internacional que lidera Estados Unidos en Siria e Irak.

Trump ya expresó a comienzos de mes su deseo de “traer a casa” a las tropas en Siria, una vez que el Estado Islámico fuera vencido.

Uno de los objetivos de Macron en esta visita era convencer al presidente estadounidense de que mantenga su presencia militar en Siria, una vez derrotado el grupo yihadista.

El pasado 14 de abril, Estados Unidos y Francia lanzaron, junto al Reino Unido, una ofensiva en el país árabe como represalia por el presunto ataque del Gobierno sirio contra la ciudad de Duma.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a Estados Unidos de querer perpetuar su presencia en Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha acusado este martes a Estados Unidos de estar intentando perpetuar su presencia en territorio sirio, creando allí “organismos de poder locales”, al tiempo que ha hecho un llamamiento para respetar la soberanía y la integridad territorial del país árabe.

En declaraciones a la prensa tras reunirse en la capital de China con sus colegas de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el jefe de la diplomacia rusa ha denunciado que hay “un grupo de países” que tiene como objetivo lograr “la desintegración de Siria”.

Lavrov ha afirmado que Estados Unidos “había jurado que su objetivo único era expulsar a los terroristas de Siria y derrotar al llamado Estado Islámico” pero en la práctica, contrariamente a lo dicho por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “se está afianzando en la ribera oriental del Éufrates, no planea retirarse y crea allí organismos de poder locales”.

En cuanto al proceso de estabilización política en Siria, Lavrov ha dicho que llevará “algún tiempo”, ha subrayado la necesidad de “respetar la soberanía y la integridad territorial” del país árabe y ha considerado “muy preocupante” el anuncio de que Occidente se niega a proporcionar la ayuda a las zonas controladas por el Gobierno.

Tras manifestar su condena por la “agresión” que supuso el ataque coordinado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra las autoridades sirias en represalia por el supuesto ataque del 7 de abril en Duma, Lavrov ha mostrado su malestar por la declaración conjunta aprobado por los ministros de Exteriores del G7 en Toronto (Canadá), en la que acusaron a Rusia de tener una “conducta desestabilizadora” y amenazaron con endurecer las sanciones económicas a menos que cumpla los acuerdos de Minsk sobre el conflicto en el este de Ucrania.

En este sentido, el jefe de la diplomacia rusa ha dicho que la reunión de ministros de Exteriores del G7 ha tenido “un obvio contexto rusófobo”. “Vamos a defender nuestra postura a la espera de que los colegas entiendan que semejante política no tiene futuro y lleva a un callejón sin salida”, ha concluido.

Por su parte, el secretario de Estado en funciones de Estados Unidos, John Sullivan, ha emplazado a Rusia a ser un “socio constructivo” para poner fin al conflicto sirio.

“Rusia debe ser un socio constructivo en Siria o tendrá que rendir cuentas”, ha afirmado Sullivan en rueda de prensa desde Toronto.

El secretario de Estado en funciones ha asegurado además que Estados Unidos está dispuesto a colaborar con Rusia “en los ámbitos en los que podemos”.

(Fuente: Agencias)

El Departamento de Estado admite que los Cascos Blancos trabajan para los EEUU

(SOS).- Hace unos días, Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, en la habitual conferencia de prensa dijo: “Reconocemos, apreciamos y estamos muy agradecidos a los Cascos Blancos por todo el trabajo que están haciendo por la gente de su país y en nombre del Gobierno de los Estados Unidos y de las fuerzas de la coalición”.

Respondiendo a la periodista de la CBS Kylie Atwood sobre si, después de la decisión del presidente Donald Trump de congelar los 200 millones de dólares en ayuda a Siria, los fondos todavía seguían fluyendo hacia las arcas de los Cascos Blancos, Nauert apuntó: “Por lo que sé, todavía está todo en juego”.

La financiación para Siria, bloqueada por la Casa Blanca el pasado mes de marzo, estaba destinada a obras de infraestructura en las áreas liberadas por la coalición internacional liderada por Washington. Era dinero para la reconstrucción de carreteras, redes eléctricas e hídricas, edificios públicos (escuelas y hospitales) y para actividades de desminado.

La decisión se adoptó después de que Trump anunciara la retirada de Siria; en una reunión en Ohio había sido claro: “Ha llegado el momento de reconstruir nuestro país, cuidar de nuestra gente y luchar por nuestros trabajadores americanos”.

Pero la declaración de Nauert desvía la atención hacia otra cuestión: ¿los Cascos Blancos operan “en nombre del Gobierno americano”? ¿Con qué derecho? Y, sobre todo, ¿qué actividades harían para los Estados Unidos?

¿Quiénes son los Cascos Blancos?

La periodista británica Vanessa Beeley realizó recientemente una investigación sobre los Cascos Blancos, sus vínculos con los grandes medios occidentales y cómo estos frecuentemente citan a esta organización como una fuente fiable a la hora de hablar de supuestos ataques químicos y bombardeos del Gobierno sirio contra la población civil.

Pese a las constantes acusaciones independientes que aparecen en contra de los Cascos Blancos, explicó Beeley, se les protege y nunca son investigados. “Lo que hay de extraordinario con este grupo es que existe un gran número de acusaciones en su contra, particularmente del pueblo sirio. Así que hay que hacerse la pregunta de por qué esta organización recibe tanta protección. No vemos que se haga un documental sobre la Cruz Roja y luego reciba un Óscar”, señaló.

Y es que el film “Los Cascos Blancos”, dirigido por Orlando von Einsiedel y producido por Netflix, recibió en el 2017 la codiciada estatuilla al mejor cortometraje documental. Hollywood le daba así un espaldarazo a la organización creada por un exoficial de la Inteligencia británica.

Según varios testimonios de civiles sirios, los miembros de este grupo actúan como terroristas, aunque se les suele presentar como rescatistas. “Lo que vemos con los Cascos Blancos es una organización que, según la presenta (su fundador) James Le Mesurier, es una de las más creíbles en el mundo entero. Como rescatistas o bomberos, no es una organización que genere desconfianza a primera vista. Hay testimonios sirios que decían que se sentían reconfortados por su aparición y cuando se dieron cuenta de que los Cascos Blancos trabajaban como terroristas, se horrorizaron”, aseguró la periodista.

“La mayoría de los grandes medios de comunicación defiende a los Cascos blancos porque ellos no son más que escenógrafos para la política exterior de sus Estados”, denunció Beeley.

La investigación de la periodista británica puso en evidencia que esto se debe a que el grupo tiene un vínculo directo con varios medios occidentales. “Cuando hice una investigación sobre el documental de los últimos hombres en Alepo de los Cascos Blancos, descubrí que la organización que estaba detrás de su promoción tenía vínculos con Channel 4, la BBC y The Guardian, que son los mayores grupos de presión a favor de esta organización”, aseveró.

Los Cascos Blancos se fundaron en marzo de 2013, en Estambul, Turquía, y están dirigidos por James Le Mesurier, un británico especialista en temas de seguridad y ex oficial de la inteligencia militar de su país con una notable trayectoria participando en algunos de los escenarios en los que ha intervenido la OTAN, incluyendo Bosnia y Kosovo, así como Irak, Líbano y Palestina. Le Mesurier salió de la Real Academia Militar británica de élite de Sandhurst, y también ha participado en puestos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea, y en el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Le Mesurier creó la fundación Mayday Rescue, a través de la cual los Cascos Blancos reciben una parte significativa de su financiación (cientos de millones de dólares). Entre sus sus donantes principales figura la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que afirma que les asistió con más de 23 millones de dólares. El propio Ministerio británico de Exteriores reconoció que había prestado una cuantiosa ayuda económica a la organización, al igual que Estados Unidos, Dinamarca y Japón. Investigaciones periodísticas mencionan también otras fuentes de financiación del grupo, entre ellas las provenientes de Arabia Saudí, Qatar y la Unión Europea.

Los Cascos Blancos son una organización elevada a un estatus casi mítico por periodistas y políticos occidentales en los últimos años. Sin embargo, varias fuentes señalan que el grupo actúa, sobre todo, en los territorios controladas por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

El reconocido músico británico Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd, ha calificado recientemente a los Cascos Blancos como “una organización falsa que produce propaganda para los terroristas dentro de Siria”.

La página web de los Cascos Blancos pertenece al grupo de abogados The Syria Campaing, registrada en el Reino Unido, que ha expresado en reiteradas oportunidades su activa oposición al Gobierno del presidente Bashar al Assad. Este grupo de jurisconsultos señala en su sitio de Internet que cuentan con dos líneas principales de acción: la creación de campañas por todo el mundo y la creación de reportes, infografías y vídeos. Según esta información, por tanto, los Cascos Blancos son una empresa audiovisual, conformada por actores, diseñadores y otras especialidades vinculadas al mundo del espectáculo.

Esto ha sacado a la luz no solo el estrecho vínculo de la organización con determinados grupos, sino también el hecho de que muchos de los vídeos de sus rescates serían construcciones manipuladas o verdaderas puestas en escena para el consumo del mainstream occidental.

Actualmente, hay una cantidad impresionante de imágenes que demuestran como muchos de los voluntarios de los Cascos Blancos son también militantes de los grupos yihadistas más crueles y despiadados.

El caso de Duma

El pasado 7 de abril, los Cascos Blancos reportaron que al menos 40 personas murieron por el efecto de las armas químicas empleadas en la ciudad de Duma, la última controlada por los extremistas en la región de Guta Oriental.

Los denunciantes afirmaron que las fuerzas gubernamentales sirias estaban detrás de esta agresión, pero el Gobierno de Damasco y Rusia siempre han sostenido que el supuesto ataque es falso.

Los medios de comunicación empezaron a publicar el comunicado de los Cascos Blancos sin contrastarlo y ocultando las informaciones rusas y sirias que negaban los hechos.

El incidente todavía no ha sido corroborado de manera independiente, pero llevó a que Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaran “ataques de precisión” contra Siria la madrugada del día 14.

Los expertos en esta clase de armamento reconocen que simplemente mirando un vídeo o una foto es imposible saber si una persona ha estado expuesta a agentes químicos, y que la única forma de confirmar la contaminación es tomando muestras y analizándolas en un laboratorio.

Por su parte, el periodista británico Robert Fisk recopiló in situ una serie de testimonios que afirman que los Cascos Blancos fueron los encargados de escenificar el vídeo del presunto ataque en Duma, un material que circuló a toda velocidad por los principales medios de comunicación y redes sociales.

De hecho, la organización estaba presente en la ciudad ocupada por los extremistas, y fue la responsable de difundir las primeras imágenes (que hasta la fecha no tienen confirmación) de las víctimas del presunto ataque químico.

Corresponderá a los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) verificar lo que realmente sucedió en Duma.

Mientras tanto, sigue habiendo dos preguntas sin respuesta sobre la frase que tal vez se le escapó a la Sra. Nauert:

1. Los Estados Unidos bloquearon los fondos para la reconstrucción de Siria, pero ¿continúan financiando a los Cascos Blancos?

2. ¿Qué trabajo harían los Cascos Blancos, “en nombre del Gobierno de los Estados Unidos”?

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)