Siria pide a las tropas estadounidenses y turcas que abandonen inmediatamente su país

(SOS).- El embajador de Siria ante Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari, ha pedido este viernes a las fuerzas estadounidenses y turcas que operan en su país que lo abandonen inmediatamente por suponer una violación de su integridad territorial.

“La insistencia de Estados Unidos a la hora de mantener sus fuerzas en territorio sirio sin el consentimiento del Gobierno es una agresión a la soberanía de Siria y contradice las disposiciones de la Carta de la ONU y las resoluciones pertinentes”, ha asegurado el diplomático durante su comparecencia.

La presencia de tropas turcas en territorio sirio es igualmente un acto de agresión, en contradicción con lo acordado en la cuarta ronda de negociaciones de Astaná, celebrada en mayo pasado, ha añadido.

Damasco ha instado en reiteradas ocasiones a Washington y Ankara a retirar sus tropas de Siria, reiterando que los soldados estadounidenses y turcos no han sido invitados por el Gobierno sirio para llevar a cabo operaciones militares en el país.

Por otra parte, el embajador de Siria ha lamentado las “medidas económicas coercitivas y unilaterales” impuestas contra su país por Estados Unidos y la Unión Europea, y que ha tachado de “ilegales porque no fueron emitidas por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, máximo órgano ejecutivo de la institución.

Al Jaafari también ha anunciado que Damasco realizará todos los esfuerzos que estén en su mano para lograr que sea un éxito el congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero en la ciudad rusa de Sochi. El diplomático espera que las decisiones tomadas en esa cumbre sirvan de base para el acercamiento entre los sirios.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La localidad rusa de Sochi acogerá a finales de enero un congreso de diálogo nacional sirio

(SOS).- Irán, Rusia y Turquía, países garantes del cumplimiento del alto el fuego en Siria, anunciaron hoy la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero próximo en el balneario ruso de Sochi.

Los países garantes hacen un llamamiento a los representantes del Gobierno de la República Árabe Siria y a los rebeldes “a cooperar y a defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria”, se afirma en la declaración tripartita.

El documento fue leído por el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmanov, al término de Astaná-8, la octava ronda de consultas en la capital kazaja sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria.

“Nos gustaría celebrar consultas con nuestros líderes militares y políticos para adoptar una decisión definitiva”, dijo a la prensa el jefe de la delegación rebelde, Ahmad Toma, al ser preguntado sobre si los grupos armados a los que representa asistirán a la cita de Sochi.

Precisó, eso sí, que los rebeldes respaldarían el congreso siempre y cuando esté vinculado al proceso negociador de Ginebra, cuya próxima ronda se celebrará en la segunda quincena de enero próximo.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al-Jaafari, declaró que Siria participará en el congreso de diálogo nacional y hará todos los esfuerzos posibles para el éxito de los preparativos del evento, que calificó de una “buena base para el diálogo entre los sirios”.

En esta ronda de consultas participó el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, quien constató, según un comunicado emitido por su oficina, “cierto avance” en cuanto a las medidas de fortalecimiento de la confianza, así como el desminado con fines humanitarios.

Sobre el asunto de los detenidos, secuestrados y desaparecidos, el enviado especial “tomó nota de un avance hacia un acuerdo de canje de prisioneros”.

En estas negociaciones, los tres países garantes decidieron crear un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y secuestrados, así como para identificar a las personas desaparecidas.

Irán, Rusia y Turquía acordaron, además, que la próxima ronda de consultas en la capital kazaja (Astana-9) se celebrará en la segunda mitad de febrero de 2018.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio regresará a Ginebra para participar en las conversaciones de paz

(SOS).- La delegación del Gobierno sirio regresará a Ginebra el próximo domingo para participar en la octava ronda de negociaciones de paz, auspiciadas por la ONU, informó una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El equipo negociador, encabezado por el representante de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, permanecerá en la ciudad suiza hasta el próximo 15 de diciembre.

Tras dos días de reuniones la semana pasada en Suiza, la delegación gubernamental se marchó el pasado fin de semana por la insistencia de los rebeldes en la salida del poder del presidente sirio, Bashar al-Assad, una precondición que entorpece las conversaciones.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, advirtió en una rueda de prensa de que la semana próxima analizará el comportamiento y el compromiso de las distintas partes en el diálogo de paz que dirige, y entonces decidirá si alguna de ellas “está boicoteando” el proceso.

De Mistura dejó claro que ese compromiso no se muestra “solo por la participación en reuniones”.

Consultado sobre qué ocurrirá si de la evaluación se desprende que alguna de las dos delegaciones está saboteando las negociaciones, el diplomático pidió esperar a conocer su decisión, y precisó que “será una muy mala señal no solo para el diálogo de Ginebra sino para cualquier otro proceso en cualquier otro lugar”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, logró el mes pasado el respaldo de sus colegas turco e iraní, Recep Tayyip Erdogán y Hasan Rohaní, respectivamente, para poner en marcha un nuevo proceso de paz para Siria, aunque por ahora no se han dado a conocer detalles de cuándo y cómo se implementaría.

“Queremos que cualquier otra iniciativa sea una oportunidad de apoyar a Ginebra, de construir sobre lo que se hace en Ginebra, para luego volver a Ginebra, y esta es la posición del secretario general de la ONU, António Guterres”, subrayó De Mistura.

Preguntado si no sería bueno que los rebeldes renunciaran a su aspiración de que Al Assad no pueda participar de un eventual proceso de transición, el enviado especial de la ONU para Siria dijo: “No tengo que asesorar a ninguna de las dos partes sobre cómo ellos deberían mostrar una señal a la otra para poder tener un diálogo directo y constructivo, por lo tanto no puedo hacer ningún comentario al respecto”.

No obstante, añadió que en cualquier discusión es normal que las dos partes tengan “visiones y posicionamientos rotundos”.

Con respecto a las negociaciones, De Mistura indicó que seguirán centrándose en una lista de doce puntos que tienen en común ambas partes, así como en cómo concretar la redacción de una nueva Constitución, y acordar la organización de elecciones libres bajo auspicio de la ONU.

Hasta ahora, se han celebrado ocho rondas de conversaciones indirectas entre el Gobierno sirio y los rebeldes en Ginebra que apenas han logrado resultados.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio estudia si volverá a unirse a las negociaciones de paz en Ginebra

(SOS).- Las conversaciones de paz auspiciadas por la ONU se reanudaron ayer en Ginebra con la participación de los rebeldes pero con la ausencia de la delegación gubernamental siria, que no ha anunciado si volverá a unirse al proceso de diálogo.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, pretendía que la octava ronda de negociaciones que empezó el 28 de noviembre durara hasta el 15 de diciembre y dijo que las partes se tomarían el fin de semana para “refrescarse” y para las “consultas” pertinentes.

Sin embargo, el jefe negociador de la delegación gubernamental, Bashar al-Jaafari, advirtió antes de partir el viernes de Ginebra que tal vez no volverían a unirse al proceso negociador por culpa de la precondición de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) de que el presidente sirio, Bashar al-Assad, no participe en un eventual proceso de transición en el país árabe.

Al cierre de esta edición, los dirigentes sirios aún no habrían tomado la decisión sobre un posible retorno a las conversaciones en Ginebra, según fuentes cercanas a la delegación gubernamental.

Por su parte, el jefe de la delegación rebelde, Naser Hariri, reclamó a De Mistura y a la comunidad internacional qué digan públicamente quién está boicoteando el proceso.

Tras reunirse con el mediador de la ONU, Hariri manifestó este martes a los medios de comunicación que “es la responsabilidad del enviado especial y de la comunidad internacional anunciar al mundo qué parte está rechazando la negociación”.

“La parte que dice que somos nosotros los que ponemos precondiciones al diálogo es la que están efectivamente poniéndolas”, aseguró el máximo representante de la CSN.

Antes de comenzar esta ronda, el enviado especial de la ONU para Siria instó a las dos delegaciones a no poner precondiciones sobre la mesa, algo de lo que las partes se han acusado mutuamente de incumplir.

La directora de comunicación de la ONU en Ginebra, Alessandra Velucci, declinó por su parte comentar sobre el hecho de que la delegación gubernamental siria no estuviera en Ginebra ni que dudase sobre su participación.

“El mediador está listo para entablar negociaciones con todas las partes”, se limitó a decir Velucci.

Hasta la ruptura del diálogo, se preveía que las conversaciones se centraran en la redacción de una nueva Constitución y en la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales, así como en otros 12 principios que De Mistura evitó detallar.

El enviado especial de la ONU para Siria ha organizado siete rondas de conversaciones desde 2016 sin obtener ningún avance significativo.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio se suma a la octava ronda de conversaciones de paz en Ginebra

(SOS).- El Gobierno sirio se sumó hoy y con un día de retraso a las conversaciones de paz en Ginebra, donde el ambiente no es nada propenso a avance alguno, algo que ha obligado al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, a extender el diálogo a la próxima semana.

“Hemos tenido una reunión larga, pero muy útil con la delegación del Gobierno”, dijo De Mistura a los medios en el hotel donde se aloja el negociador jefe sirio, Bashar al-Jaafari, con quien se reunirá de nuevo al final de la tarde en el Palacio de las Naciones.

Esta será la primera reunión oficial del Gobierno de Damasco en la octava ronda de conversaciones de paz que auspicia esta semana el mediador de la ONU, quien recalcó que mañana continuarán las reuniones, tanto con los rebeldes como con la delegación encabezada por Al Jaafari.

El embajador de Siria ante la ONU y la delegación que encabeza debían estar ya el martes en Ginebra para participar en el encuentro, pero los representantes de Damasco aplazaron su llegada a la ciudad suiza como protesta por los reiterados llamamientos al presidente Bashar al-Assad para que abandone el poder.

Esta postura fue fuertemente criticada por los rebeldes, que han conseguido integrar por primera vez en la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) —formada mayoritariamente por la CNFROS— a las plataformas de Moscú y de El Cairo, toleradas por el Gobierno.

Se trataba de una vieja exigencia de las autoridades sirias y del propio De Mistura, pero ahora que finalmente hay una única plataforma rebelde, esta se ha convertido en uno de los principales obstáculos de la octava ronda de paz auspiciada por la ONU tras años sin avances en las negociaciones.

La esperanza era poder celebrar por primera vez conversaciones directas entre Damasco y los rebeldes en Ginebra.

La CSN también ha tenido que tomar nota del rechazo de veintiuna facciones armadas a la plataforma unificada liderada por Naser Hariri, al rechazar “la injerencia de cualquier parte hostil a la revolución en el cuerpo negociador, como la Plataforma de El Cairo o la de Moscú”.

Hariri admitió el lunes a su llegada a Ginebra que “algunos miembros” de la CSN ven la exigencia de la salida de Al Assad del poder al inicio de una eventual transición política como una “precondición” que no puede estar en la mesa del diálogo, pero reiteró que esta demanda es el objetivo último de la plataforma.

En este ambiente de tensión entre los rebeldes y el Gobierno sirio, las circunstancias no se dan aún para sentar en una misma mesa a las dos partes enfrentadas en un conflicto que dura ya siete años y a la que tres enviados especiales han intentado poner fin con una solución política en siete rondas.

La delegación de Damasco habría aceptado finalmente viajar a Ginebra tras recibir garantías del mediador de la ONU de que no habrá negociaciones directas entre las dos partes, y de que el comunicado de los rebeldes firmado en Riad en el que reiteran su rechazo a Al Assad no tendrá ningún valor durante el proceso de negociación.

De Mistura, de hecho, recalcó de nuevo el lunes durante la videoconferencia con el Consejo de Seguridad que no aceptará precondiciones de ninguna de las dos partes.

Ante las dificultades con las que se ha topado al inicio de la octava ronda de negociaciones, el enviado especial de la ONU para Siria anunció que pretende prolongar las conversaciones hasta la próxima semana, aunque permitirá a las partes tomarse libre el fin de semana si quieren “para celebrar consultas”.

“Lo importante es tener un proceso continuado de discusiones”, recalcó De Mistura al ser preguntado cuántos días pretende quedarse Al Jaafari en Ginebra.

El mediador de la ONU interpretó el martes como un buen gesto el hecho de que las autoridades de Damasco aceptaran un alto el fuego de 48 horas en el enclave rebelde de Ghuta Oriental.

“No es coincidencia que ha sido propuesto justo en el principio de esta sesión” de negociaciones, dijo ayer De Mistura, si bien advirtió que habrá que ver si se cumple el cese de las hostilidades.

(Fuente: Agencias)

Siria pide que se disuelva la coalición internacional que opera en el país

(SOS).- Siria ha instado a disolver la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que opera en territorio sirio, según se desprende de una carta del embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari.

“Siria vuelve a llamar a los Estados miembros de la coalición a distanciarse de los crímenes cometidos en su nombre y disolverla de inmediato”, dice el texto dirigido al secretario general y al Consejo de Seguridad de la ONU.

Al Jaafari ha destacado que las acciones de la coalición ayudan a “los grupos terroristas que desataron una campaña de terror y asesinatos contra el pueblo sirio”.

El diplomático ha recordado que los propios miembros de la coalición reconocieron en declaraciones oficiales que “a causa de las acciones realizadas, bajo pretexto de la lucha contra el terrorismo, murieron miles de niños, mujeres y ancianos sirios”.

El embajador sirio ante las Naciones Unidas se ha referido también a las resoluciones del Consejo de Seguridad que prohíben todo ataque contra las infraestructuras y la población civil.

(Fuente: Agencias)

Concluye sin grandes avances la séptima ronda de negociaciones de paz para Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha dicho que en la próxima ronda de negociaciones de paz pedirá al Gobierno sirio que aborde el proceso político necesario para poner fin al conflicto armado iniciado en 2011.

Asimismo, ha anticipado que se hará todo lo posible para que los delegados gubernamentales y rebeldes se sienten en la misma sala, ya que hasta ahora han alternado sus reuniones con el mediador.

En una rueda de prensa al término de la séptima ronda negociadora, De Mistura ha confirmado su intención de convocar el próximo encuentro para principios de septiembre.

Resumiendo el resultado de las reuniones celebradas en la ciudad suiza de Ginebra, De Mistura ha reconocido que no hubo “progresos notables” pero “tampoco rupturas”, de modo que ha descrito como un “avance gradual” lo que pudo observar durante estos cinco días.

Sin embargo, después de año y medio de conversaciones, que quedaron varias veces interrumpidas y por las que en los últimos meses parece existir un rebajado interés debido a sus escasos resultados, De Mistura ha considerado que es el momento de pedir más.

“La comunidad internacional quiere ver una aceleración del fin de este conflicto y esto puede ayudar (…), así que pediré al Gobierno que esté preparado para abordar el proceso político” y el resto de temas centrales de la agenda negociadora, ha señalado.

Esos puntos, además de la transición política, se refieren a la reforma constitucional, la celebración de elecciones bajo la supervisión de la ONU y la lucha contra el terrorismo.

Reafirmando su posición de siempre, el jefe negociador de la delegación gubernamental, Bashar al-Jaafari, ha manifestado al término de las reuniones que la ONU debía “implicarse más en la lucha antiterrorista”.

Esta actitud ha sido criticada a su turno por el jefe de la delegación rebelde, Naser Hariri, quien ha acusado al Gobierno sirio de utilizar “el pretexto del terrorismo para evitar el proceso político”.

Por su parte, De Mistura ha aclarado a los negociadores que la lucha contra el terrorismo sólo implica a aquellas entidades consideradas como tal por el Consejo de Seguridad de la ONU. Estas son, principalmente, Al Qaeda, el Estado Islámico, el Frente Al Nusra y sus organizaciones afines.

El mediador de la ONU también ha expuesto la necesidad de que se cumpla con la prohibición de financiación y de suministro de armas a los combatientes en Siria.

“La mejor garantía contra el terrorismo en Siria es un acuerdo en relación con una solución política a través de un proceso incluyente de transición política”, ha insistido De Mistura.

El diplomático italo-sueco ha advertido de que, si esto no ocurre, tres meses después de que se obtenga la liberación de Al Raqa, considerada la capital del Estado Islámico en Siria, “habrá un nuevo grupo terrorista que surgirá y volveremos a lo mismo”.

En su intervención, De Mistura ha dado a entender que hay que aprovechar que la crisis siria ha vuelto a ser un tema prioritario en la agenda de los líderes mundiales, lo que se reveló con el acuerdo de alto el fuego alcanzado por Estados Unidos y Rusia en la cumbre del G20.

“Vemos que el impulso internacional beneficia nuestro trabajo y nos ayudará para empujar a todas las partes a sentarse en la misma sala y comenzar a hablar de lo sustancial”, ha concluido.

(Fuente: Agencias)