Siria pide que se disuelva la coalición internacional que opera en el país

(SOS).- Siria ha instado a disolver la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que opera en territorio sirio, según se desprende de una carta del embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari.

“Siria vuelve a llamar a los Estados miembros de la coalición a distanciarse de los crímenes cometidos en su nombre y disolverla de inmediato”, dice el texto dirigido al secretario general y al Consejo de Seguridad de la ONU.

Al Jaafari ha destacado que las acciones de la coalición ayudan a “los grupos terroristas que desataron una campaña de terror y asesinatos contra el pueblo sirio”.

El diplomático ha recordado que los propios miembros de la coalición reconocieron en declaraciones oficiales que “a causa de las acciones realizadas, bajo pretexto de la lucha contra el terrorismo, murieron miles de niños, mujeres y ancianos sirios”.

El embajador sirio ante las Naciones Unidas se ha referido también a las resoluciones del Consejo de Seguridad que prohíben todo ataque contra las infraestructuras y la población civil.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Concluye sin grandes avances la séptima ronda de negociaciones de paz para Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha dicho que en la próxima ronda de negociaciones de paz pedirá al Gobierno sirio que aborde el proceso político necesario para poner fin al conflicto armado iniciado en 2011.

Asimismo, ha anticipado que se hará todo lo posible para que los delegados gubernamentales y rebeldes se sienten en la misma sala, ya que hasta ahora han alternado sus reuniones con el mediador.

En una rueda de prensa al término de la séptima ronda negociadora, De Mistura ha confirmado su intención de convocar el próximo encuentro para principios de septiembre.

Resumiendo el resultado de las reuniones celebradas en la ciudad suiza de Ginebra, De Mistura ha reconocido que no hubo “progresos notables” pero “tampoco rupturas”, de modo que ha descrito como un “avance gradual” lo que pudo observar durante estos cinco días.

Sin embargo, después de año y medio de conversaciones, que quedaron varias veces interrumpidas y por las que en los últimos meses parece existir un rebajado interés debido a sus escasos resultados, De Mistura ha considerado que es el momento de pedir más.

“La comunidad internacional quiere ver una aceleración del fin de este conflicto y esto puede ayudar (…), así que pediré al Gobierno que esté preparado para abordar el proceso político” y el resto de temas centrales de la agenda negociadora, ha señalado.

Esos puntos, además de la transición política, se refieren a la reforma constitucional, la celebración de elecciones bajo la supervisión de la ONU y la lucha contra el terrorismo.

Reafirmando su posición de siempre, el jefe negociador de la delegación gubernamental, Bashar al-Jaafari, ha manifestado al término de las reuniones que la ONU debía “implicarse más en la lucha antiterrorista”.

Esta actitud ha sido criticada a su turno por el jefe de la delegación rebelde, Naser Hariri, quien ha acusado al Gobierno sirio de utilizar “el pretexto del terrorismo para evitar el proceso político”.

Por su parte, De Mistura ha aclarado a los negociadores que la lucha contra el terrorismo sólo implica a aquellas entidades consideradas como tal por el Consejo de Seguridad de la ONU. Estas son, principalmente, Al Qaeda, el Estado Islámico, el Frente Al Nusra y sus organizaciones afines.

El mediador de la ONU también ha expuesto la necesidad de que se cumpla con la prohibición de financiación y de suministro de armas a los combatientes en Siria.

“La mejor garantía contra el terrorismo en Siria es un acuerdo en relación con una solución política a través de un proceso incluyente de transición política”, ha insistido De Mistura.

El diplomático italo-sueco ha advertido de que, si esto no ocurre, tres meses después de que se obtenga la liberación de Al Raqa, considerada la capital del Estado Islámico en Siria, “habrá un nuevo grupo terrorista que surgirá y volveremos a lo mismo”.

En su intervención, De Mistura ha dado a entender que hay que aprovechar que la crisis siria ha vuelto a ser un tema prioritario en la agenda de los líderes mundiales, lo que se reveló con el acuerdo de alto el fuego alcanzado por Estados Unidos y Rusia en la cumbre del G20.

“Vemos que el impulso internacional beneficia nuestro trabajo y nos ayudará para empujar a todas las partes a sentarse en la misma sala y comenzar a hablar de lo sustancial”, ha concluido.

(Fuente: Agencias)

Ginebra IV – Arrancan las conversaciones de paz entre el Gobierno sirio y los rebeldes

(SOS).- Las negociaciones de paz entre los grupos armados rebeldes y el Gobierno sirio auspiciadas por la ONU se reanudaron este jueves en Ginebra.

Las delegaciones invitadas a la cumbre llegaron ya casi todas anoche a la ciudad suiza, lo que permitió al enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, celebrar reuniones bilaterales con los participantes.

El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, es una vez más el jefe de la delegación gubernamental y fue el primero en acudir a la cita.

Por su parte, la delegación que engloba a los grupos armados rebeldes está encabezada de nuevo por la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) y cuenta con Mohamed Sabra como jefe negociador. Además, Nasr al-Hariri preside la llamada coalición opositora.

Las conversaciones de paz, denominadas Ginebra IV, se basarán en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prevé el establecimiento de un gobierno “inclusivo”, un calendario para la elaboración de una nueva Constitución y la celebración de elecciones en Siria.

De Mistura admitió el miércoles que no espera una solución “inmediata” al conflicto, pero su intención es crear un “impulso muy proactivo” para promover una serie de rondas que permitan profundizar en las cuestiones sustanciales para un acuerdo político en el país árabe.

El representante de la ONU expresó mayor confianza en los diálogos de Astaná, patrocinados por Rusia, Turquía e Irán y cuyo objetivo es velar por el cumplimiento del alto el fuego que rige en todo Siria, salvo para los grupos terroristas, desde el pasado 30 de diciembre.

La anterior ronda de negociaciones en la ciudad suiza tuvo lugar del 13 al 27 de abril de 2016. En ese encuentro, las partes no llegaron a un consenso sobre las modalidades de una posible transición política en el país árabe.

_20170222163741-ksyb-u42244550149nle-656x437lavanguardia-web

l-ambassadeur-syrien-a-l-onu-et-chef-de-la-delegation-gouvernementale-bachar-al-jaafari-le-23-fevrier-2017-a-geneve

Syrian Ambassador to the U.N. Bashar al Jaafari (C) arrives at the United Nation in Geneva, Switzerland, February 23, 2017. REUTERS/Pierre Albouy

le-chef-de-la-delegation-de-l-opposition-syrienne-nasr-al-hariri-d-et-l-un-de-ses-membres-yahya-kodmani-le-23-fevrier-2017-a-geneve

Head of opposition delegation for the Geneva IV conference on Syria Nasr al-Hariri (C) arrives at the United Nations office in Geneva, Switzerland, February 23, 2017. REUTERS/Pierre Albouy

(Fuente: Agencias)