Al menos un muerto y seis heridos en un atentado suicida perpetrado en Damasco

(SOS).- Al menos una persona ha muerto y otras seis han resultado heridas como consecuencia de un atentado perpetrado por tres terroristas suicidas contra la sede del cuartel general de la Policía en el centro de Damasco, según han informado los medios de comunicación sirios.

Las explosiones provocadas por los suicidas han acabado con la vida de una persona y han causado heridas a otras seis, según fuentes del Ministerio del Interior. Dos de los tres terroristas han intentado atacar en el interior del cuartel policial y se han enfrentado a los agentes en la entrada del edificio antes de detonar sus cargas explosivas.

La Policía ha logrado acorralar al tercer terrorista en la calle de detrás del cuartel, donde ha hecho estallar su carga. Este atentado llega días después de un ataque perpetrado por varios suicidas contra otra comisaría del barrio de Al Midan, en el centro de Damasco, que acabó con la vida de 17 personas y que fue reivindicado por el Estado Islámico.

Estos hechos luctuosos en la capital se producen cuando el Ejército sirio lleva a cabo varias ofensivas contra la organización radical suní en distintas partes del país.

Por otro lado, el Gobierno de Damasco abogará por la disolución de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que destruye en Siria “todo menos al Estado Islámico”, ha afirmado el ministro de Exteriores sirio, Walid al-Mualem.

“Exigiremos de la forma más resuelta la disolución de esta coalición”, ha señalado hoy el responsable sirio, de visita en Rusia, en una reunión con su homólogo ruso, Serguei Lavrov.

El ministro sirio ha argumentado que en su país “la coalición antiterrorista liderada por Estados Unidos destruye de manera sistemática todo menos al Estado Islámico”, en alusión al grupo yihadista.

Al Mualem ha añadido que la coalición de Estados Unidos “acaba con la infraestructura económica del país” árabe y “causa víctimas entre la población civil”.

“Miles de hombres y mujeres sirios de las provincias de Al Raqa y Deir ez-Zor, entre ellos niños, cayeron víctimas de bombardeos estadounidenses”, ha asegurado el canciller sirio.

Durante las negociaciones con Lavrov en el balneario ruso de Sochi, en el mar Negro, el jefe de la diplomacia siria también ha tratado acerca de la cuestión kurda.

“De facto, están compitiendo con las tropas gubernamentales sirias por el control sobre regiones petroleras, aunque saben perfectamente que Damasco bajo ninguna condición permitirá que se viole su soberanía”, ha dicho Al Mualem.

Según el ministro sirio, los kurdos “están borrachos de la ayuda estadounidense que, sin embargo, no durará siempre”.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Gobierno sirio y los rebeldes podrían reunirse cara a cara en otoño

(SOS).- El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha expresado este jueves su confianza en reanudar las conversaciones de paz hacia octubre o noviembre, pero esta vez con “negociaciones serias” entre el Gobierno y los rebeldes, que hasta ahora solo han tratado con intermediarios.

“En lo relativo al Gobierno sirio, contamos mucho con Rusia e Irán y con cualquiera que ejerza influencia” sobre él para que “esté preparado para iniciar una negociación directa con cualquiera que sea la plataforma que surja” de los grupos armados rebeldes, ha dicho De Mistura a la prensa.

En los últimos años se han celebrado varias rondas de negociaciones en Ginebra, sede de las conversaciones de paz sobre Siria, pero siempre con Naciones Unidas y otros actores como mediadores, debido a la negativa de las partes a hablar cara a cara.

Uno de los obstáculos es la falta de un interlocutor claro en la parte rebelde, ya que cuenta con numerosas facciones y grupos armados con distintas filiaciones y todos buscan su lugar en la mesa de negociaciones.

De forma paralela, Rusia, Irán y Turquía patrocinan el llamado proceso de Astaná, cuyo objetivo es garantizar el cumplimiento de un alto el fuego pactado hace meses.

Las conversaciones en Astaná han derivado en un acuerdo sobre la creación de cuatro “zonas seguras” en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

La ciudad siria de Homs es liberada después de seis años de ocupación

(SOS).- Con la salida este domingo del último autobús de rebeldes, la ciudad de Homs, una de las cunas de la revuelta armada contra el Gobierno sirio hace más de seis años, ha retornado al control total de las autoridades de Damasco, según ha confirmado su gobernador, Talal Barazi.

Más de 700 combatientes y un millar de acompañantes, la mayoría familiares, están abandonando el último bastión extremista de la ciudad, el barrio de Al Waer, con destino a zonas bajo control rebelde en virtud del acuerdo alcanzado entre el Gobierno sirio y los grupos armados.

Ahora, el Ejército sirio, con el apoyo de la Policía Militar rusa, procederá a terminar de despejar de armas y munición un barrio en el que más de 14.000 personas, de ellas 3.700 rebeldes a los que se ha permitido huir con sus armas ligeras, permanecían atrincheradas.

En Al Waer se quedarán 1.150 milicianos que han decidido abandonar las filas de sus organizaciones y entregar definitivamente sus armas, según el gobernador de Homs. El resto partirán hacia las ciudades de Idlib y Yarablús, todavía bajo control de los grupos armados rebeldes.

(Fuente: Agencias)

Ginebra IV – Arrancan las conversaciones de paz entre el Gobierno sirio y los rebeldes

(SOS).- Las negociaciones de paz entre los grupos armados rebeldes y el Gobierno sirio auspiciadas por la ONU se reanudaron este jueves en Ginebra.

Las delegaciones invitadas a la cumbre llegaron ya casi todas anoche a la ciudad suiza, lo que permitió al enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, celebrar reuniones bilaterales con los participantes.

El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, es una vez más el jefe de la delegación gubernamental y fue el primero en acudir a la cita.

Por su parte, la delegación que engloba a los grupos armados rebeldes está encabezada de nuevo por la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) y cuenta con Mohamed Sabra como jefe negociador. Además, Nasr al-Hariri preside la llamada coalición opositora.

Las conversaciones de paz, denominadas Ginebra IV, se basarán en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prevé el establecimiento de un gobierno “inclusivo”, un calendario para la elaboración de una nueva Constitución y la celebración de elecciones en Siria.

De Mistura admitió el miércoles que no espera una solución “inmediata” al conflicto, pero su intención es crear un “impulso muy proactivo” para promover una serie de rondas que permitan profundizar en las cuestiones sustanciales para un acuerdo político en el país árabe.

El representante de la ONU expresó mayor confianza en los diálogos de Astaná, patrocinados por Rusia, Turquía e Irán y cuyo objetivo es velar por el cumplimiento del alto el fuego que rige en todo Siria, salvo para los grupos terroristas, desde el pasado 30 de diciembre.

La anterior ronda de negociaciones en la ciudad suiza tuvo lugar del 13 al 27 de abril de 2016. En ese encuentro, las partes no llegaron a un consenso sobre las modalidades de una posible transición política en el país árabe.

_20170222163741-ksyb-u42244550149nle-656x437lavanguardia-web

l-ambassadeur-syrien-a-l-onu-et-chef-de-la-delegation-gouvernementale-bachar-al-jaafari-le-23-fevrier-2017-a-geneve

Syrian Ambassador to the U.N. Bashar al Jaafari (C) arrives at the United Nation in Geneva, Switzerland, February 23, 2017. REUTERS/Pierre Albouy

le-chef-de-la-delegation-de-l-opposition-syrienne-nasr-al-hariri-d-et-l-un-de-ses-membres-yahya-kodmani-le-23-fevrier-2017-a-geneve

Head of opposition delegation for the Geneva IV conference on Syria Nasr al-Hariri (C) arrives at the United Nations office in Geneva, Switzerland, February 23, 2017. REUTERS/Pierre Albouy

(Fuente: Agencias)

Cumbre de Astaná: Rusia, Turquía e Irán crearán un mecanismo para supervisar el alto el fuego en Siria y combatirán juntos el terrorismo yihadista

Iván de Vargas (SOS).- Las conversaciones de Astaná empezaron ayer con la participación de las delegaciones del Gobierno sirio y los grupos armados rebeldes, los dos países patrocinadores (Rusia y Turquía), una delegación iraní, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, y la presencia del embajador estadounidense en Kazajistán, George A. Krol.

La primera jornada de diálogo concluyó el lunes después de varios cruces de acusaciones entre los dos bandos enfrentados. La reunión, que duró apenas dos días y se celebró a puerta cerrada, finalizó esta mañana.

Rusia, Turquía e Irán manifestaron en un comunicado conjunto su intención de crear un mecanismo para supervisar el cumplimiento del alto el fuego como resultado de las negociaciones de paz en la capital de Kazajistán.

Además, las tres potencias apoyaron la nueva ronda de conversaciones del próximo 8 de febrero en Ginebra entre ambos bandos, auspiciada por la ONU. La novedad es que aceptarán la presencia de las milicias armadas en esa cumbre.

El ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmenov, que se encargó de leer el comunicado, subrayó que rusos, turcos e iraníes se comprometieron a combatir conjuntamente al Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) y al Frente al Nusra, así como a intensificar sus esfuerzos para separar a los rebeldes sirios de los grupos terroristas.

El presidente de la delegación de la República Árabe Siria, Bashar al-Jaafari, señaló en un encuentro con la prensa que el Gobierno “se esfuerza para poner coto a la guerra terrorista librada contra el pueblo sirio”. En este sentido, Al Jaafari aseveró que el Ejército está librando una batalla contra los grupos terroristas para liberar el territorio sirio ocupado y proteger a los civiles.

Por su parte, los grupos armados rebeldes aseguraron que el comunicado final reforzará el alto el fuego pero se negaron a suscribir la declaración, al igual que el Gobierno sirio.“Esta vez es Rusia quien insiste en aplicar el alto el fuego y va a tener éxito, especialmente gracias a su cooperación con Turquía”, afirmó el vicepresidente de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFORS), Bashar Abdul Hakim.

Un motivo fundamental por el cual los rebeldes no suscribieron la declaración final de Astaná es su exigencia de que las milicias extranjeras respaldas por Irán salgan del país. “Debe haber un esfuerzo internacional para echar a las milicias extrajeras”, indicó Mohamed Alloush, líder del Ejército del Islam y el más destacado miembro de las fuerzas rebeldes que acudió a Astaná. “En lo que se refiere a la tregua, asumimos las obligaciones conforme al acuerdo del 30 de diciembre”, añadió Alloush.

El portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Osama Abu Zeid, ya había destacado el lunes que “el éxito de esas conversaciones, que no son directas, está en manos de los dos países garantes: Turquía y Rusia”. “Si logran aplicar lo que han prometido, vamos a tener éxito y espero que Rusia pueda obligar a respetar el alto el fuego”, expresó.

Rusia también redactó y transmitió a los rebeldes un proyecto de Constitución para Siria, según anunció hoy mismo el enviado especial del presidente Vladimir Putin para ese país, Alexandre Lavrentiev, al término de los conversaciones.

“Hemos enviado a la oposición armada un proyecto de constitución siria redactado por los especialistas rusos, a fin de acelerar el proceso”, declaró Lavrentiev.

“Los opositores sirios se dieron cuenta de que Rusia no es su enemigo, que es mejor establecer buenas relaciones con Moscú y aprovechar la disposición que les mostramos”, apuntó el enviado especial de Putin.

A su vez, el enviado del secretario general de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, alabó el “coraje político” del Gobierno sirio y de los grupos armados rebeldes por sentarse en la misma mesa de negociaciones en Astaná.

“Hay que tener coraje político para sentarse en la misma habitación y escuchar las demandas del otro”, dijo De Mistura en una rueda de prensa.

En el hotel donde tuvo lugar el encuentro, el enviado especial de la ONU para Siria reconoció que él es “optimista” acerca de los resultados del diálogo.

Esta es la primera vez que Astaná acoge unas conversaciones entre los rebeldes y el Gobierno sirio, aunque ya se celebraron tres rondas en Ginebra, entre los años 2012 y 2016, sin llegar a una solución para el conflicto.

El objetivo de esta reunión fue reforzar el alto el fuego que entró en vigor en Siria el pasado 30 de diciembre, para poder acudir a las negociaciones de Ginebra del 8 de febrero e iniciar una transición política en el país árabe.

1066411049

(Fuente: Agencias)

La mitad del sector oriental de Alepo está en manos del gobierno sirio

Alepo (AsiaNews/Agencias).- Las tropas del gobierno sirio han logrado controlar la mitad de Alepo oriental, arrancando a las milicias rebeldes y a los yihadistas más del 50% del territorio. El general Samir Sulaiman, jefe del Ejército fiel al presidente Bashar al Assad, auspicia que en pocas semanas más pueda reportarse el control absoluto de Alepo.

Según algunas fuentes, que hasta ahora no han sido confirmadas, las fuerzas gubernamentales habrían logrado apoderarse de más de dos tercios del territorio.

Decenas de miles de personas han tenido que ser evacuadas; en los hospitales del sector oriental se opera sin el uso de anestesia, y cada día se registran decenas de víctimas y heridos que suman soldados y combatientes de ambos frentes. Los cazas del gobierno bombardean los barrios que aún están en manos de los rebeldes, mientras que desde el sector oriental llueven misiles que caen sobre los edificios, viviendas y escuelas de Alepo occidental.

En respuesta a la avanzada del Ejército sirio, las milicias rebeldes se están retirando,  y reagrupándose al sur de la metrópoli, en los barrios de mayor densidad poblacional. Se teme que los combatientes puedan generar un nuevo éxodo de civiles. Fuentes no oficiales hablan de negociaciones entre Moscú –principal aliado de Damasco- y algunos líderes rebeldes, tendientes a organizar la evacuación de los heridos y enfermos de aquellas zonas que están siendo asediadas.

Antes de la guerra, Alepo era la segunda ciudad más importante de Siria,  además de su principal motor económico y comercial. Desde el año 2012, la ciudad está dividida en dos sectores: el occidental, donde viven 1,2 millones de personas, que está bajo el control del gobierno; y la zona oriental, con cerca de 250.000 personas, que está en manos de las milicias rebeldes y de los grupos yihadistas.

Este lunes, 5 de diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU ha sido convocado para votar una resolución que solicita un alto el fuego temporal en Alepo, y el acceso humanitario a las zonas que están siendo asediadas. Los observadores concentran su atención sobre Rusia, que podría utilizar su derecho al veto para dejar sin efecto la iniciativa, como ya ocurrió en el pasado.

Moscú ha propuesto una tregua renovable cada 24 horas; de dicho acuerdo quedarían excluidos los grupos yihadistas, entre los cuales figura el Frente al Nusra.