El Gobierno de Rusia pide más aclaraciones a Israel tras el derribo del IL-20 en Siria

(SOS).- El Gobierno de Rusia ha recalcado este jueves que “serán necesarias aclaraciones adicionales” por parte de Israel a raíz del derribo el lunes de un avión militar ruso por disparos de los sistemas de defensa antiaérea sirios, al tiempo que ha recalcado que los pilotos israelíes “actuaron de forma poco profesional, como mínimo”.

“Es obvio que la tragedia del 17 de septiembre requerirá investigaciones y aclaraciones adicionales por parte de Israel”, ha manifestado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, quien ha señalado que Moscú “está seguro de que esto ocurrirá en un futuro próximo”.

Así, ha criticado a los pilotos israelíes y ha dicho que “es una vergüenza esconderse tras la espalda de los que te dan seguridad y, cumpliendo su misión, no pueden evitar una bala que va dirigida a ti”, según la transcripción de la rueda de prensa publicada en el sitio web del Ministerio de Exteriores ruso.

El jefe de la Fuerza Aérea de Israel, Amikam Norkin, ha viajado durante la jornada a Moscú para presentar las conclusiones israelíes tras el derribo, después de que en los últimos días las autoridades israelíes hayan expresado su pesar por la muerte de los 15 militares rusos sin reconocer responsabilidad alguna.

Este mismo jueves, el Gobierno de Israel se ha comprometido a mejorar su coordinación con Rusia para evitar incidentes como este, aunque ha dejado claro que no cesará sus ataques sobre territorio sirio por razones de seguridad nacional.

Según la versión del Ministerio de Defensa ruso, a las 20.00 horas del lunes se perdió la comunicación con un avión IL-20 ruso que regresaba a la base aérea de Khmeimim, en el oeste de Siria, y se encontraba a unos 35 kilómetros de la costa del Mediterráneo.

En esos momentos, añadió, cuatro cazas israelíes F-16 estaban atacando instalaciones del Gobierno sirio en Latakia y usaron al IL-20 como escudo, exponiéndolo al fuego del sistema sirio de defensa antiaérea. Como consecuencia de ello, el aparato ruso fue derribado por un cohete del sistema S-200, provocando la muerte de los 15 efectivos rusos que viajaban a bordo.

El Ministerio ruso calificó las acciones de Israel de intencionadas y hostiles y ha dicho que se reserva el derecho a responder adecuadamente. Por su parte, el Ejército de Israel lamentó el derribo del aparato, pero dejó claro que la responsabilidad en último término es de Damasco.

Amos Harel, analista de Defensa del diario israelí Haaretz cree que el incidente ha puesto al país en una posición “extremadamente difícil” con los rusos, que podría “influir negativamente en la libertad de acción estratégica” de la que los aviones de combate han disfrutado hasta ahora en el frente norte.

Yosi Yehoshua coincide en el diario Yediot Aharonot en que, a corto plazo, la libertad de actuación israelí en Siria puede verse restringida, tanto en la amplitud de operaciones como en términos de coordinación con Rusia.

Moscú podría exigir una mayor antelación en las comunicaciones para informar de un ataque (en este caso se habría informado solo un minuto antes del bombardeo) y también que estas sean más específicas, y no generales como lo son ahora, cuando Israel no detalla con exactitud los objetivos que va a atacar.

Además, los analistas advierten de que Moscú podría obligar a Israel a excluir de su ámbito de actuación la región de Latakia, donde tuvo lugar el suceso y que acoge bases militares aéreas y navales rusas.

“El incidente es probablemente un duro golpe a la confianza del Ministerio de Defensa ruso sobre el israelí”, opina Ofer Zalzberg, analista del International Crisis Group.

Alex Fishman piensa que las consecuencias de la crisis ya han empezado, con el repentino anuncio de Rusia a Grecia de que inicia este jueves unas maniobras aéreas en el área entre Nicosia y Latakia, lo que supone el cierre de ese espacio aéreo.

“Es la primera fase del plan ruso para cerrar dos espacios aéreos a los aviones extranjeros: la zona de la costa siria y la zona de Damasco, lo que restringiría enormemente toda la actividad aérea israelí en esos sectores”, apunta en el Yediot Aharonot.

Anuncios

Rusia plantea la creación de corredores humanitarios ante una ofensiva en Idlib

(ADI).- El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha desmentido el inicio de una ofensiva sobre la región siria de Idlib y ha reiterado la voluntad de Moscú de hacer todo lo posible para evitar víctimas civiles, lo que incluye también la posibilidad de crear corredores humanitarios.

“Lo que ahora se interpreta a menudo como el inicio de una ofensiva de las tropas sirias con el apoyo de Rusia es una presentación poco concienzuda de los hechos”, ha dicho Lavrov desde Berlín, donde se encuentra de visita oficial. En este sentido, ha dicho que solo “reaccionan” a ataques previos.

El jefe de la diplomacia rusa ha defendido que tanto Siria como Rusia, Turquía e Irán, que negocian fórmulas para contener el conflicto en Siria, harán todo lo posible para evitar víctimas civiles, lo que incluye la creación de corredores humanitarios y llamadas a la reconciliación entre facciones armadas

“No actuaremos como actuó la coalición (liderada por Estados Unidos) en Mosul, Irak, y Al Raqa, Siria, cuando no hubo ninguna conversación con los grupos armados sobre treguas locales y no se creó ningún corredor humanitario”, ha declarado, al hablar de dos zonas que “quedaron arrasadas”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado este viernes ante el Consejo de Seguridad ruso su preocupación por la “gran concentración de terroristas” en Idlib, según el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. Putin tiene previsto reunirse el lunes en Sochi con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para hablar del tema.

El Gobierno sirio ratifica su intención de derrotar a los terroristas en Idlib

(SOS).- El ministro de Exteriores de Siria, Walid al Moallem, ha ratificado este jueves la decisión del Gobierno de derrotar a los combatientes del Frente al Nusra “cueste lo que cueste”, en alusión a la inminente ofensiva sobre la provincia de Idlib, último bastión de los extremistas.

“La decisión del Gobierno sirio es combatir al Frente al Nusra en Idlib cueste lo que cueste”, ha dicho el ministro de Exteriores en la rueda de prensa conjunta que ha ofrecido junto a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, desde Moscú, donde se encuentra de visita oficial.

Al Moallem ha asegurado que las tropas sirias y sus aliados “harán todos los esfuerzos posibles para evitar bajas civiles”. En este sentido, ha anunciado la apertura de un corredor humanitario en Abu al Dahour para que sus habitantes puedan salir hacia zonas seguras. “Desafortunadamente, el Frente al Nusra lo ha impedido”, ha denunciado.

El jefe de la diplomacia siria ha sostenido que, a pesar de que el Gobierno se prepara para la lucha en Idlib, “la prioridad sigue siendo la reconciliación” a través de los acuerdos locales.

“Estamos en el camino para lograr la seguridad y estabilidad para nuestro pueblo en Siria”, ha confiado, al tiempo que ha reiterado el llamamiento del Gobierno para que refugiados y desplazados internos regresen a sus hogares.

Por su parte, Lavrov ha expresado su total apoyo a las autoridades sirias. “Es inadmisible que los terroristas atrincherados en Idlib (…) intenten utilizar esa zona de distensión para planificar ataques contra las posiciones del Ejército sirio e incluso tratar de atacar con drones el territorio de la base militar rusa de Khmeimim”, ha indicado.

Ambos ministros se han referido a los planes de Occidente para hacer un “montaje” con el que acusar a Gobierno sirio y sus aliados de un nuevo ataque con armas no convencionales en plena campaña militar sobre Idlib.

Lavrov, que se ha encargado de alertar sobre este complot en los últimos días, ha señalado directamente a Reino Unido.

“Esta provocación, que se prepara con participación activa de los servicios de Inteligencia británicos, puede convertirse en un pretexto para otro ataque de misiles del trío occidental (Washington, Londres y París) contra la infraestructura civil y militar de Siria”, ha advertido.

A este respecto, ha hecho un llamamiento a Estados Unidos “para que haga todo lo que esté en su poder para evitar el uso de armas químicas por parte de los terroristas”.

El ministro ruso ha aprovechado además para denunciar la “brutal manipulación” que haría Occidente de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

EEUU y Turquía reafirman el espíritu de su alianza ante los intereses comunes en Siria

(SOS).- Tras la reunión celebrada ayer entre los responsables de Exteriores de Estados Unidos y Turquía, y a pesar de las recientes tensiones entre los dos países, las autoridades de Washington y Ankara reafirmaron el “espíritu” de su alianza en relación con los “intereses comunes” de ambos en el conflicto que azota a Siria.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Departamento de Estado, su titular, Mike Pompeo, y su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, coincidieron en reforzar su “compromiso” a la hora de “encarar preocupaciones comunes dentro del espíritu de su alianza”.

El encuentro tuvo lugar en Washington, adonde se desplazó Cavusoglu con el objetivo de rebajar el actual clima de tensión entre ambos países debido tanto al conflicto en Siria como a la reciente compra de sistemas antimisiles a Rusia por parte de Ankara.

“Tendrán en cuenta las recomendaciones del grupo de trabajo turco-estadounidense en Siria relativas al futuro de su colaboración bilateral ante los intereses comunes en asuntos sirios, así como para garantizar la seguridad y estabilidad de Manjib”, detalló la nota.

La región de Manjib, situada al oeste del río Éufrates, es uno de los principales bastiones kurdos en Siria y está dominada por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias aliadas de Washington contra el Estado Islámico pero a las que Ankara considera “terroristas”.

Pompeo y Cavusoglu se comprometieron, además, a “observar de cerca” la implantación de la “hoja de ruta” para la región establecida entre los dos países y anunciaron la celebración de futuras reuniones para “resolver” los “actuales problemas” que afectan a la relación entre ambas naciones.

El comunicado no aclaró, sin embargo, si ambos funcionarios abordaron también la compra de sistemas antimisiles a Moscú, una decisión que ha sido muy criticada tanto por Washington como por la OTAN, por considerar que no es compatible con los sistemas de defensa del resto de países miembros de la Alianza Atlántica.

Netanyahu se reúne con Putin para abordar la crisis de Siria y el acuerdo nuclear con Irán

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, durante el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú con motivo del 73 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi. Junto con el líder serbio, Aleksander Vucic, fueron los dos únicos dirigentes extranjeros que acudieron a la cita. Tras la parada militar, los tres hicieron una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

Poco después, Putin recibió en el Kremlin a Netanyahu y le dijo que tenían que hablar largo y tendido porque la situación en Oriente Medio “es muy grave”. El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el abandono de su país del acuerdo nuclear con Irán, cuestión en la que Moscú y Tel Aviv mantienen posturas diametralmente opuestas. Israel aplaudió la decisión de Trump mientras Rusia la calificó de “decepcionante”.

Los dos países discrepan también en relación con el papel que debe jugar el presidente sirio, Bashar al Assad, en la transición de su país y sobre la conveniencia de que en Siria siga habiendo fuerzas iraníes. Irán es el principal aliado de Rusia en la zona mientras que para Israel es un enemigo irreconciliable.

El primer ministro israelí, según la prensa de su país, le dijo este miércoles a Putin que “Israel tiene la necesidad y el derecho de defenderse de Irán”. El máximo dirigente ruso, sin embargo, cree desde hace tiempo que Israel debería “olvidarse del pasado y centrarse en la situación actual”, a su juicio, no tan amenazante para Israel como Netanyahu la pinta.

El jefe del Gobierno israelí indicó al salir del encuentro que ve “poco probable” que la fuerzas rusas intenten hacer algo para impedir a Israel llevar a cabo sus acciones militares en Siria contra objetivos iraníes.

Desde que las autoridades de Moscú se implicaron en la guerra en Siria, el 30 de septiembre de 2015, Netanyahu ha acudido a Rusia para reunirse con Putin cerca de una decena de veces. Este año, el primer ministro israelí estuvo en la capital rusa a finales de enero y ya advirtió que su país no permitirá a Irán perpetrar otro Holocausto contra el pueblo judío. “Dicen abiertamente que quieren destruirnos, pero nos levantaremos con toda la fuerza contra ese régimen terrorista”, apuntó Netanyahu entonces en presencia de Putin.

Este miércoles, el mandatario le quiso dejar claro a su anfitrión ruso que “en Israel no olvidamos ni por un momento el gran sacrificio del pueblo ruso y del Ejército Rojo en la victoria contra el monstruo nazi”. “Es increíble, pero 73 años después del Holocausto, hay un país en Oriente Medio, Irán, que pide la destrucción de otros seis millones de judíos”, recalcó.

Ante de viajar a Rusia, Netanyahu aseguró que trataría con Putin la necesidad de garantizar una coordinación continua entre las fuerzas armadas rusas e israelíes para evitar incidentes en Siria.

(Fuente: Agencias)

Israel amenaza a Irán con un enfrentamiento por su despliegue militar en Siria

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido al comienzo de la reunión semanal con su gabinete de Gobierno que “la Guardia Revolucionaria ha introducido armamento moderno en Siria para atacarnos”. “Mejor pronto que tarde, estamos decididos a detener la agresión iraní desde su origen, aunque ello suponga un enfrentamiento”, ha asegurado.

Netanyahu tiene previsto reunirse el miércoles en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, para plantearle que frene el avance militar de Irán en Siria, donde ambos países apoyan militarmente al Gobierno de Damasco. Se trata de “un encuentro especialmente importante a la luz de los crecientes esfuerzos iraníes de establecer bases militares contra Israel en Siria”, ha aseverado.

La reunión entre ambos mandatarios se producirá tres días antes de que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para decidir sobre la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Teherán.

“No queremos una escalada [militar], pero estamos preparados para cualquier escenario”, ha puntualizado el jefe del Gobierno israelí.

El Estado de Israel sostiene que las fuerzas iraníes han desplegado en territorio sirio drones armados, misiles tierra-tierra y sistemas de defensa antiaéreos contra su aviación de combate.

“Las naciones que no se mostraron preparadas para actuar a tiempo contra una agresión pagaron un precio mucho más alto después”, ha subrayado Netanyahu.

El primer ministro israelí lleva más de dos décadas alertando contra un eventual rearme nuclear de Teherán, cuyo régimen percibe como una amenaza existencial para su país. El acuerdo nuclear de 2015 —firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China— supuso su mayor revés internacional.

Ante la consolidación militar iraní tras siete años de guerra en Siria, el mandatario israelí trata ahora de revertir los efectos del pacto de la mano de Trump.

El acuerdo —ha señalado— permite el “enriquecimiento de uranio y el enriquecimiento iraní”. “Es un pacto horrible y lo último que se puede decir es que bloquee el camino hacia la bomba. De hecho, hace todo lo contrario. ¿Qué queremos?. Que sea totalmente reformado o totalmente descartado”, ha insistido Benjamin Netanyahu.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán se opondrán a los intentos de minar la paz en Siria

(SOS).- Los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia se reunieron este sábado en Moscú para continuar las conversaciones sobre un alto el fuego en Siria.

El canciller Sergei Lavrov afirmó hoy que Rusia, Irán y Turquía harán frente a los intentos de minar el proceso de arreglo al conflicto en el país árabe, al término de una reunión con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, e iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que los tres países acordaron hoy “pasos concretos” para impulsar, “colectiva e individualmente”, el arreglo en Siria.

“Al mismo tiempo, hemos destacado que vamos a hacer frente a los intentos de minar nuestro trabajo conjunto”, dijo Lavrov en una rueda de prensa, acompañado por sus homólogos turco e iraní.

El ministro ruso de Exteriores calificó de “extremadamente destructivas” las declaraciones de algunos representantes de los grupos armados, que exigen el cumplimiento de condiciones previas para el arreglo del conflicto y la celebración de negociaciones políticas.

“Como condiciones previas plantean el cambio de régimen, que los dirigentes de la República Árabe Siria sean juzgados como criminales de guerra”, explicó.

Según Lavrov, estas exigencias buscan “entorpecer al máximo” los esfuerzos en pos de la reanudación del proceso negociador.

“Debemos constatar los continuos intentos de poner trabas al diálogo entre los sirios, obstaculizar la formación del comité constitucional”, insistió.

El canciller ruso recordó que la decisión de crear este comité la aprobaron los participantes del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que se desarrolló a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi, y la apoyaron el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

No obstante, “los sucesos de las últimas semanas muestran que no todos quieren la paz en Siria”, lamentó.

“Mientras creamos y construimos, ciertos colegas intentan destruir los resultados de los esfuerzos constructivos comunes, sin detenerse ante las violaciones del derecho internacional, como sucedió durante el ataque contra Siria de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido el pasado 14 de abril”, aseveró Lavrov.

El ministro ruso resaltó que “los ataques de misiles efectuados contra el Estado soberano sirio no solo dispararon la tensión en el país y en el escenario internacional, sino golpearon las perspectivas de un avance inmediato en el proceso de paz”.

En este contexto, exhortó a acordar cuanto antes medidas colectivas en el marco de las consultas de Astaná para continuar “avanzando hacia la paz y la normalización en Siria en estas condiciones sumamente difíciles”.

En enero de 2017, las autoridades de Ankara, Teherán y Moscú iniciaron un proceso de conversaciones sobre Siria en la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr un alto el fuego permanente.

El pasado 4 de abril, los presidentes de los tres países celebraron una cumbre trilateral en Ankara para avanzar en las “zonas de distensión” acordadas como un paso hacia una solución política al conflicto.

La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de abril, el enviado especial del Kremlin para Siria, Alexandr Lavrentiev, comunicó que la novena ronda de las consultas sobre Siria en la capital kazaja está prevista para el 14 y 15 de mayo.

(Fuente: Agencias)