EEUU y Turquía reafirman el espíritu de su alianza ante los intereses comunes en Siria

(SOS).- Tras la reunión celebrada ayer entre los responsables de Exteriores de Estados Unidos y Turquía, y a pesar de las recientes tensiones entre los dos países, las autoridades de Washington y Ankara reafirmaron el “espíritu” de su alianza en relación con los “intereses comunes” de ambos en el conflicto que azota a Siria.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Departamento de Estado, su titular, Mike Pompeo, y su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, coincidieron en reforzar su “compromiso” a la hora de “encarar preocupaciones comunes dentro del espíritu de su alianza”.

El encuentro tuvo lugar en Washington, adonde se desplazó Cavusoglu con el objetivo de rebajar el actual clima de tensión entre ambos países debido tanto al conflicto en Siria como a la reciente compra de sistemas antimisiles a Rusia por parte de Ankara.

“Tendrán en cuenta las recomendaciones del grupo de trabajo turco-estadounidense en Siria relativas al futuro de su colaboración bilateral ante los intereses comunes en asuntos sirios, así como para garantizar la seguridad y estabilidad de Manjib”, detalló la nota.

La región de Manjib, situada al oeste del río Éufrates, es uno de los principales bastiones kurdos en Siria y está dominada por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias aliadas de Washington contra el Estado Islámico pero a las que Ankara considera “terroristas”.

Pompeo y Cavusoglu se comprometieron, además, a “observar de cerca” la implantación de la “hoja de ruta” para la región establecida entre los dos países y anunciaron la celebración de futuras reuniones para “resolver” los “actuales problemas” que afectan a la relación entre ambas naciones.

El comunicado no aclaró, sin embargo, si ambos funcionarios abordaron también la compra de sistemas antimisiles a Moscú, una decisión que ha sido muy criticada tanto por Washington como por la OTAN, por considerar que no es compatible con los sistemas de defensa del resto de países miembros de la Alianza Atlántica.

Anuncios

Netanyahu se reúne con Putin para abordar la crisis de Siria y el acuerdo nuclear con Irán

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, durante el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú con motivo del 73 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi. Junto con el líder serbio, Aleksander Vucic, fueron los dos únicos dirigentes extranjeros que acudieron a la cita. Tras la parada militar, los tres hicieron una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

Poco después, Putin recibió en el Kremlin a Netanyahu y le dijo que tenían que hablar largo y tendido porque la situación en Oriente Medio “es muy grave”. El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el abandono de su país del acuerdo nuclear con Irán, cuestión en la que Moscú y Tel Aviv mantienen posturas diametralmente opuestas. Israel aplaudió la decisión de Trump mientras Rusia la calificó de “decepcionante”.

Los dos países discrepan también en relación con el papel que debe jugar el presidente sirio, Bashar al Assad, en la transición de su país y sobre la conveniencia de que en Siria siga habiendo fuerzas iraníes. Irán es el principal aliado de Rusia en la zona mientras que para Israel es un enemigo irreconciliable.

El primer ministro israelí, según la prensa de su país, le dijo este miércoles a Putin que “Israel tiene la necesidad y el derecho de defenderse de Irán”. El máximo dirigente ruso, sin embargo, cree desde hace tiempo que Israel debería “olvidarse del pasado y centrarse en la situación actual”, a su juicio, no tan amenazante para Israel como Netanyahu la pinta.

El jefe del Gobierno israelí indicó al salir del encuentro que ve “poco probable” que la fuerzas rusas intenten hacer algo para impedir a Israel llevar a cabo sus acciones militares en Siria contra objetivos iraníes.

Desde que las autoridades de Moscú se implicaron en la guerra en Siria, el 30 de septiembre de 2015, Netanyahu ha acudido a Rusia para reunirse con Putin cerca de una decena de veces. Este año, el primer ministro israelí estuvo en la capital rusa a finales de enero y ya advirtió que su país no permitirá a Irán perpetrar otro Holocausto contra el pueblo judío. “Dicen abiertamente que quieren destruirnos, pero nos levantaremos con toda la fuerza contra ese régimen terrorista”, apuntó Netanyahu entonces en presencia de Putin.

Este miércoles, el mandatario le quiso dejar claro a su anfitrión ruso que “en Israel no olvidamos ni por un momento el gran sacrificio del pueblo ruso y del Ejército Rojo en la victoria contra el monstruo nazi”. “Es increíble, pero 73 años después del Holocausto, hay un país en Oriente Medio, Irán, que pide la destrucción de otros seis millones de judíos”, recalcó.

Ante de viajar a Rusia, Netanyahu aseguró que trataría con Putin la necesidad de garantizar una coordinación continua entre las fuerzas armadas rusas e israelíes para evitar incidentes en Siria.

(Fuente: Agencias)

Israel amenaza a Irán con un enfrentamiento por su despliegue militar en Siria

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido al comienzo de la reunión semanal con su gabinete de Gobierno que “la Guardia Revolucionaria ha introducido armamento moderno en Siria para atacarnos”. “Mejor pronto que tarde, estamos decididos a detener la agresión iraní desde su origen, aunque ello suponga un enfrentamiento”, ha asegurado.

Netanyahu tiene previsto reunirse el miércoles en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, para plantearle que frene el avance militar de Irán en Siria, donde ambos países apoyan militarmente al Gobierno de Damasco. Se trata de “un encuentro especialmente importante a la luz de los crecientes esfuerzos iraníes de establecer bases militares contra Israel en Siria”, ha aseverado.

La reunión entre ambos mandatarios se producirá tres días antes de que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para decidir sobre la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Teherán.

“No queremos una escalada [militar], pero estamos preparados para cualquier escenario”, ha puntualizado el jefe del Gobierno israelí.

El Estado de Israel sostiene que las fuerzas iraníes han desplegado en territorio sirio drones armados, misiles tierra-tierra y sistemas de defensa antiaéreos contra su aviación de combate.

“Las naciones que no se mostraron preparadas para actuar a tiempo contra una agresión pagaron un precio mucho más alto después”, ha subrayado Netanyahu.

El primer ministro israelí lleva más de dos décadas alertando contra un eventual rearme nuclear de Teherán, cuyo régimen percibe como una amenaza existencial para su país. El acuerdo nuclear de 2015 —firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China— supuso su mayor revés internacional.

Ante la consolidación militar iraní tras siete años de guerra en Siria, el mandatario israelí trata ahora de revertir los efectos del pacto de la mano de Trump.

El acuerdo —ha señalado— permite el “enriquecimiento de uranio y el enriquecimiento iraní”. “Es un pacto horrible y lo último que se puede decir es que bloquee el camino hacia la bomba. De hecho, hace todo lo contrario. ¿Qué queremos?. Que sea totalmente reformado o totalmente descartado”, ha insistido Benjamin Netanyahu.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán se opondrán a los intentos de minar la paz en Siria

(SOS).- Los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia se reunieron este sábado en Moscú para continuar las conversaciones sobre un alto el fuego en Siria.

El canciller Sergei Lavrov afirmó hoy que Rusia, Irán y Turquía harán frente a los intentos de minar el proceso de arreglo al conflicto en el país árabe, al término de una reunión con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, e iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que los tres países acordaron hoy “pasos concretos” para impulsar, “colectiva e individualmente”, el arreglo en Siria.

“Al mismo tiempo, hemos destacado que vamos a hacer frente a los intentos de minar nuestro trabajo conjunto”, dijo Lavrov en una rueda de prensa, acompañado por sus homólogos turco e iraní.

El ministro ruso de Exteriores calificó de “extremadamente destructivas” las declaraciones de algunos representantes de los grupos armados, que exigen el cumplimiento de condiciones previas para el arreglo del conflicto y la celebración de negociaciones políticas.

“Como condiciones previas plantean el cambio de régimen, que los dirigentes de la República Árabe Siria sean juzgados como criminales de guerra”, explicó.

Según Lavrov, estas exigencias buscan “entorpecer al máximo” los esfuerzos en pos de la reanudación del proceso negociador.

“Debemos constatar los continuos intentos de poner trabas al diálogo entre los sirios, obstaculizar la formación del comité constitucional”, insistió.

El canciller ruso recordó que la decisión de crear este comité la aprobaron los participantes del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que se desarrolló a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi, y la apoyaron el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

No obstante, “los sucesos de las últimas semanas muestran que no todos quieren la paz en Siria”, lamentó.

“Mientras creamos y construimos, ciertos colegas intentan destruir los resultados de los esfuerzos constructivos comunes, sin detenerse ante las violaciones del derecho internacional, como sucedió durante el ataque contra Siria de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido el pasado 14 de abril”, aseveró Lavrov.

El ministro ruso resaltó que “los ataques de misiles efectuados contra el Estado soberano sirio no solo dispararon la tensión en el país y en el escenario internacional, sino golpearon las perspectivas de un avance inmediato en el proceso de paz”.

En este contexto, exhortó a acordar cuanto antes medidas colectivas en el marco de las consultas de Astaná para continuar “avanzando hacia la paz y la normalización en Siria en estas condiciones sumamente difíciles”.

En enero de 2017, las autoridades de Ankara, Teherán y Moscú iniciaron un proceso de conversaciones sobre Siria en la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr un alto el fuego permanente.

El pasado 4 de abril, los presidentes de los tres países celebraron una cumbre trilateral en Ankara para avanzar en las “zonas de distensión” acordadas como un paso hacia una solución política al conflicto.

La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de abril, el enviado especial del Kremlin para Siria, Alexandr Lavrentiev, comunicó que la novena ronda de las consultas sobre Siria en la capital kazaja está prevista para el 14 y 15 de mayo.

(Fuente: Agencias)

Rusia advierte de una guerra con Estados Unidos si se ataca a Siria

(SOS).- El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha avisado de que hay riesgo de una “guerra” entre su país y Estados Unidos si Washington decide lanzar un ataque contra Siria. “No podemos excluir ninguna posibilidad, lamentablemente, porque hemos visto mensajes saliendo de Washington que son muy belicosos”, ha dicho Nebenzia a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

Según el diplomático ruso, la “prioridad inmediata es evitar el peligro de guerra”, por lo que ha urgido a Estados Unidos y sus aliados a no utilizar la fuerza contra Siria. “Ellos saben que estamos allí, ojalá hubiera un diálogo a través de los canales apropiados para evitar desarrollos peligrosos”, ha admitido. “El peligro de una escalada es mayor que simplemente Siria porque nuestro Ejército está allí… Así que la situación es muy peligrosa”, ha insistido Nebenzia al término de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU.

La cita fue convocada por Bolivia para discutir las amenazas lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el miércoles avisó a Rusia de que se prepare para una actuación con misiles contra Siria.

El secretario de Defensa norteamericano, Jim Mattis, ha tratado de imponer la calma en la crisis siria y ha alertado ante el Congreso del riesgo de que un ataque pueda desencadenar “una escalada fuera de control” en el mayor polvorín de Oriente Medio. “Una de mis mayores preocupaciones es evitarlo”, ha reconocido el teniente general Mattis.

“No hemos tomado aún ninguna decisión de lanzar un ataque a Siria. Cuando abandone esta sesión, acudiré a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional donde presentaremos varias opciones al presidente”, ha afirmado el jefe del Pentágono ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Lejos de la retórica belicista del comandante en jefe, el secretario de Defensa ha subrayado que una de sus mayores preocupaciones es prevenir que un ataque a Siria desencadene una “escalada fuera de control” en un país en guerra y con presencia de Rusia, Irán y Turquía. Un temor que han hecho suyo la mayoría de los especialistas y que ha aumentado al descubrirse que Siria está usando bases rusas como refugio de algunos potenciales objetivos.

Después de varios días de amenazas no muy veladas por parte del presidente Donald Trump, Estados Unidos ha suavizado su discurso sobre una posible acción militar contra Siria. De un ataque con misiles se ha pasado a una decisión que todavía no se ha adoptado.

Trump está en permanente contacto con varios de sus aliados para tratar de coordinar la respuesta, que ha puesto al mundo ante el temor de un enfrentamiento entre las dos grandes potencias nucleares. Hace un año, cuando Estados Unidos bombardeó una base aérea en Siria, informó previamente de sus planes a Moscú a través de la llamada línea de distensión. No se descarta que esta vez vuelva a hacerlo para evitar consecuencias indeseadas.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a Estados Unidos de violar el derecho internacional en Siria

(SOS).- El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, acusó hoy a Estados Unidos de obstaculizar una solución pacífica del conflicto sirio mediante “la violación de todas las normas del derecho internacional”.

“(Estados Unidos) mediante la violación de todas las normas del derecho internacional, viola gravemente la resolución del Consejo de Seguridad”, sostuvo Lavrov durante una reunión en Astaná con sus homólogos de Irán y Turquía, Mohamad Yavad Zarif y Mevlut Cavusoglu, respectivamente.

“Obviamente, se inclinan por la partición de Siria para reemplazar al régimen y crear pequeños principados controlados por actores externos de este importante país de Oriente Medio”, añadió el ministro ruso.

Aun así, Lavrov aseguró que el proceso de Astaná continuará su trabajo “del lado correcto del derecho internacional” y pidió a la coalición internacional liderada por Estados Unidos que “no proteja a los extremistas como ocurre actualmente en Guta Oriental”.

Estas palabras han contradicho la resolución tomada ayer por la Eurocámara en la que se pidió al Gobierno sirio, y a Rusia e Irán, que lo respaldan, poner fin a los enfrentamientos en la zona de Guta Oriental.

“Es evidente que algunos colegas occidentales intentan preservar el potencial de combate de los terroristas. El constante bombardeo de Damasco y el bloqueo de los convoyes con ayuda humanitaria provocan descabelladas acusaciones a las autoridades sirias y rusas. A pesar de toda la exageración planteada en torno a la situación en Guta Oriental, seguimos trabajando para ayudar a las autoridades sirias”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Por su parte, el ministro kazajo de Exteriores, Kairat Abdrakhmamov, instó a Washington y Moscú a sostener un “diálogo constructivo” sobre la paz en Siria.

“La estrecha cooperación de las dos fuerzas satisfará los intereses de todos los países”, dijo Abdrakhmamov.

Los ministros de Exteriores de los tres países garantes del alto de fuego en Siria adoptaron una declaración conjunta tras su reunión de hoy para “continuar ayudando a los sirios en la restauración de la unidad del país y la búsqueda de una solución política”, según Lavrov.

También acordaron celebrar una nueva ronda del Proceso de Astaná sobre la paz en Siria a mediados de mayo.

La octava y última ronda de negociaciones de Astaná sobre la paz en Siria, que contó con la participación de representantes de las autoridades sirias y de los grupos rebeldes, tuvo lugar el 21 y 22 de diciembre.

Esa ronda concluyó con la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebró a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi y en el cual se acordó crear una comisión constitucional bajo los auspicios de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos amenaza con usar la fuerza unilateralmente si la ONU no hace algo en Siria

(SOS).- Estados Unidos propuso ayer en la ONU una resolución para una tregua en Damasco y Guta Oriental, y advirtió que, si la comunidad internacional no actúa, podría hacerlo por su cuenta y usando la fuerza.

“No es la vía que preferimos, pero es un camino que hemos demostrado que podemos tomar y estamos listos para hacerlo otra vez”, dijo la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de la ONU analizó este lunes la aplicación de la resolución 2401, con la que hace dos semanas demandó un alto el fuego de 30 días en toda Siria.

Haley recordó que durante la negociaciones de ese texto ya había advertido de que, si no se respetaba, sería necesario “actuar”.

“Ese día ha llegado. El alto el fuego ha fracasado”, dijo la diplomática estadounidense, que anunció que presentará a consideración del Consejo de Seguridad un nuevo texto para tratar de lograr una tregua en Damasco y Guta Oriental.

Estados Unidos acusa al Gobierno sirio y a sus aliados de utilizar como excusa para “continuar su guerra” una disposición de la resolución aprobada en febrero, que autorizaba las operaciones contra grupos terroristas pese al cese de las hostilidades.

Haley aseguró que las autoridades de Siria, Teherán y Moscú han “explotado premeditadamente esa fisura” para tildar de “terroristas” a todos los grupos de Guta Oriental y seguir combatiendo a sus “rivales políticos”.

“Se han burlado de este proceso y de esta institución”, insistió la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas.

Haley avisó de que si, ante la falta de compromiso de Rusia el Consejo de Seguridad no es capaz de actuar, Estados Unidos está dispuesto a hacerlo por su cuenta.

Aunque no mencionó qué podría desencadenar esa acción ni señaló medidas concretas, sí sugirió que podrían pasar por acciones militares, recordando el bombardeo que Estados Unidos llevó a cabo contra una base siria.

“Estados Unidos sigue preparado para actuar si debemos hacerlo”, apuntó la diplomática.

Por su parte, Rusia defendió la ofensiva contra Guta Oriental e insistió en que ese bastión en las afueras de Damasco está controlado por grupos terroristas.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, aseguró que la presencia terrorista en la zona es mucho más importante de lo que otras potencias dicen y subrayó que los combatientes están “coordinados” desde un único centro de mando dirigido por el antiguo Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

En este sentido, Moscú considera que Siria tiene todo el derecho a actuar en Guta Oriental para responder a esa amenaza y a los ataques que se lanzan desde allí contra la capital del país.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se mostró escandalizado por la propuesta de Estados Unidos de una nueva resolución de la ONU sobre Siria y la amenaza de emplear la fuerza de forma unilateral en ese país y dijo que no tiene palabras para calificarlo.

“Ya no me queda ningún término normal para calificar esto”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa sobre la iniciativa de Washington para una nueva tregua en Siria.

El canciller ruso criticaba así el hecho de que las autoridades norteamericanas haya propuesto una nueva resolución “ante la incapacidad para cumplir la 2401 en la parte que se refiere a los combatientes apoyados por Occidente, y con la excusa de que Rusia, Irán y el Gobierno sirio no han podido garantizar” la tregua.

También consideró escandalosa la declaración de la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en su discurso ante el Consejo de Seguridad, de que “Estados Unidos, un país pacífico, puede en cualquier momento atacar a las fuerzas gubernamentales sirias, como lo hicieron hace un año, al golpear la base aérea de Shairat”.

(Fuente: Agencias)