Rusia destruye con un misil inteligente la base desde la que fue atacada por drones en Siria

(SOS).- Las fuerzas rusas han localizado y destruido el almacén en el que se guardaban los trece drones que atacaron hace una semana sus dos bases militares en Siria, informó hoy el Ministerio de Defensa ruso.

El almacén de los drones, localizado en la provincia siria de Idlib, “ha sido destruido con un misil inteligente de artillería Krasnopol”, apunta un comunicado difundido por Defensa.

En la madrugada del pasado viernes trece aviones no pilotados intentaron lanzar ataques con bombas caseras a la base aérea rusa de Khmeimim y el puerto de Tartus, ambos en la provincia siria de Latakia.

Siete de esos drones fueron destruidos por los sistemas de defensa antiaérea, mientras que el mando de otros seis fue intervenido por los militares rusos, que lograron hacer aterrizar a tres de ellos y estrellar al resto contra el suelo en una zona segura lejos de las bases.

Tras analizar los aparatos en su poder, el Estado Mayor ruso afirmó que los drones estaban dotados de sistemas de tecnología punta y fueron suministrados a los terroristas por un tercer país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, insinuó ayer que esa potencia es Estados Unidos, en un encuentro con los directores de los principales medios de comunicación escritos y agencia de información del país.

“No hay duda de que esos ataques fueron bien preparados. Sabemos dónde y cuándo fueron transferidos esos drones, camuflados como aparatos de fabricación doméstica. Estoy de acuerdo con los expertos del Estado Mayor en que los elementos tecnológicos (encontrados en los aviones) no pueden fabricarse de forma casera”, dijo Putin.

El exjefe del Estado mayor de Rusia, Viktor Bondarev, acusó hace tres días a Estados Unidos de haber proporcionado a los terroristas esos drones.

Por su parte, el Pentágono rechazó hoy de manera tajante la participación de las Fuerzas Armadas estadounidenses en el ataque de trece aviones no pilotados contra las bases rusas en la provincia siria de Latakia.

“Puedo decir inequívocamente que Estados Unidos no ha estado implicado de manera alguna en el ataque de drones contra las bases rusas en ningún momento”, señaló el director del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Kenneth McKenzie, durante una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

McKenzie quiso zanjar así las informaciones divulgadas en los últimos días que apuntaban a que el Ejército estadounidense podría haber estado detrás de esta agresión.

El general norteamericano también quiso quitar hierro a la situación y aseguró que, en general, el Pentágono está “satisfecho” con el papel que está desempeñando Rusia en su lucha para expulsar a los combatientes del Estado Islámico de Siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Putin viaja por sorpresa a Siria y ordena la retirada de las tropas rusas

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, llegó hoy a Siria en una visita sorpresa y ordenó el comienzo de la retirada de las fuerzas rusas allí desplegadas.

Putin fue recibido en la base aérea rusa de Khmeimim por distintas autoridades, entre ellos el presidente sirio, Bashar al-Assad, el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu y el comandante del contingente militar ruso en el país árabe, Serguei Surovikin.

“Ordeno al ministro de Defensa y al jefe del Estado Mayor proceder a la retirada de un grupo de las tropas rusas a las bases de su emplazamiento permanente”, dijo el jefe del Kremlin al intervenir ante los militares.

Putin señaló que “a lo largo de dos años y medio, las Fuerzas Armadas de Rusia junto con el Ejército sirio destruyeron a los grupos terroristas internacionales más potentes militarmente”.

“Debido a esto he tomado una decisión: una parte significativa del contingente militar ruso que se encuentra en la República Árabe de Siria regresa a casa, a Rusia”, añadió.

No obstante, el mandatario ruso advirtió de que “si los terroristas levantan la cabeza de nuevo, les golpearemos de tal forma como nunca la han visto”.

Por su parte, el presidente de Siria agradeció a su homólogo ruso “su participación efectiva en la lucha contra el terrorismo en Siria”.

“Lo que los militares rusos han hecho no será olvidado por el pueblo sirio después de que la sangre de sus mártires se mezclara con la de los mártires del Ejército Árabe Sirio en la lucha contra los terroristas”, manifestó Al Assad, en un comunicado difundido por Presidencia.

El mandatario sirio subrayó que esa sangre, que pasa por el suelo sirio, “es más fuerte que el terrorismo y sus mercenarios” y auguró que la memoria de los “mártires” de ambos ejércitos y sus sacrificios permanecerá como “faro para las generaciones futuras”.

En marzo de 2016, Vladimir Putin ya anunció la retirada de una parte de las fuerzas rusas enviadas a Siria para apoyar a su aliado, Bashar al-Assad, al constatar la mejora de la situación en la guerra contra el Estado Islámico y otros grupos que luchan contra el Gobierno de Damasco.

El viaje sorpresa del jefe del Kremlin a Siria se ha anunciado una vez que ya salió de ese país, pues poco después de difundirse esta información el presidente ruso llegaba a El Cairo, para una visita anunciada de antemano.

Esta escala no anunciada de Putin en el curso de un viaje oficial a Egipto y Turquía resalta la nueva hegemonía de Rusia en Oriente Medio tras su implicación directa en la guerra de Siria.

(Fuente: Agencias)