Acusan a Israel por el asesinato de un importante científico sirio

(SOS).- Aziz Asbar regresaba el sábado por la noche a Hama, en el centro de Siria, cuando el coche en el que circulaba se desintegró por la explosión de una bomba lapa.

Anbar sabía que su vida corría peligro. La seguridad interior (muhabarat) había desarticulado dos células locales reclutadas por un servicio de inteligencia exterior para seguir sus movimientos.

Dos semanas atrás, el reconocido científico se había librado por poco de perecer entre los escombros del Centro de Estudios e Investigación Científica (CIEC) —que dirigía en Masyaf, al oeste de Hama—, en un ataque con misiles atribuido a Israel.

Todos los indicios apuntan al Mosad como autor del atentado. El propio Gobierno sirio ha acusado al servicio de inteligencia israelí.

Los corresponsales en Jerusalén y Tel Aviv de The New York Times han obtenido la confirmación de la implicación del Mosad en la muerte de Asbar de “un alto cargo de una agencia de inteligencia de Oriente Medio”.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Liberman, ha restado importancia a la posibilidad de la participación de su país, y ha dicho que “todos los días en el Medio Oriente hay cientos de explosiones y ajustes de cuentas. Cada vez intentan echarnos la culpa a nosotros. Así que no nos tomaremos esto demasiado en serio”.

Por su parte, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, se ha congratulado de la muerte del director del CIEC, pero se ha negado a responder a las noticias sobre la participación israelí en el asesinato.

Solo el primer ministro puede dar la orden de asesinar a un enemigo de Israel. Las acciones del espionaje permanecen siempre en secreto, aunque Benjamin Netanyahu reveló hace tres meses que el Mosad había logrado sacar de Teherán media tonelada de documentos (55 mil páginas y 183 discos compactos) tras infiltrarse en los archivos del programa nuclear iraní.

Desde la Operación Damocles, en la que fueron liquidados hace 50 años científicos alemanes que desarrollaban un programa de misiles en Egipto, la mano ejecutora de la inteligencia israelí no ha dejado de alargarse por Oriente Medio.

Más recientemente, las acciones letales encubiertas israelíes han afectado a Siria. Al igual que ha ocurrido ahora con Aziz Asbar, los jefes militares chiíes libaneses tampoco han hallado refugio seguro en el país árabe.

Samir Kuntar, comandante del sector de los Altos del Golán, murió entre las ruinas de un edificio de la periferia de Damasco bombardeado por la aviación israelí. Lo mismo le ocurrió en 2016 a Mustafa Badreddine, alto mando de Hezbolá, despedazado por un misil disparado contra una base aérea de la capital siria.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Anuncios

Netanyahu se reúne con Putin para abordar la crisis de Siria y el acuerdo nuclear con Irán

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, durante el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú con motivo del 73 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi. Junto con el líder serbio, Aleksander Vucic, fueron los dos únicos dirigentes extranjeros que acudieron a la cita. Tras la parada militar, los tres hicieron una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

Poco después, Putin recibió en el Kremlin a Netanyahu y le dijo que tenían que hablar largo y tendido porque la situación en Oriente Medio “es muy grave”. El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el abandono de su país del acuerdo nuclear con Irán, cuestión en la que Moscú y Tel Aviv mantienen posturas diametralmente opuestas. Israel aplaudió la decisión de Trump mientras Rusia la calificó de “decepcionante”.

Los dos países discrepan también en relación con el papel que debe jugar el presidente sirio, Bashar al Assad, en la transición de su país y sobre la conveniencia de que en Siria siga habiendo fuerzas iraníes. Irán es el principal aliado de Rusia en la zona mientras que para Israel es un enemigo irreconciliable.

El primer ministro israelí, según la prensa de su país, le dijo este miércoles a Putin que “Israel tiene la necesidad y el derecho de defenderse de Irán”. El máximo dirigente ruso, sin embargo, cree desde hace tiempo que Israel debería “olvidarse del pasado y centrarse en la situación actual”, a su juicio, no tan amenazante para Israel como Netanyahu la pinta.

El jefe del Gobierno israelí indicó al salir del encuentro que ve “poco probable” que la fuerzas rusas intenten hacer algo para impedir a Israel llevar a cabo sus acciones militares en Siria contra objetivos iraníes.

Desde que las autoridades de Moscú se implicaron en la guerra en Siria, el 30 de septiembre de 2015, Netanyahu ha acudido a Rusia para reunirse con Putin cerca de una decena de veces. Este año, el primer ministro israelí estuvo en la capital rusa a finales de enero y ya advirtió que su país no permitirá a Irán perpetrar otro Holocausto contra el pueblo judío. “Dicen abiertamente que quieren destruirnos, pero nos levantaremos con toda la fuerza contra ese régimen terrorista”, apuntó Netanyahu entonces en presencia de Putin.

Este miércoles, el mandatario le quiso dejar claro a su anfitrión ruso que “en Israel no olvidamos ni por un momento el gran sacrificio del pueblo ruso y del Ejército Rojo en la victoria contra el monstruo nazi”. “Es increíble, pero 73 años después del Holocausto, hay un país en Oriente Medio, Irán, que pide la destrucción de otros seis millones de judíos”, recalcó.

Ante de viajar a Rusia, Netanyahu aseguró que trataría con Putin la necesidad de garantizar una coordinación continua entre las fuerzas armadas rusas e israelíes para evitar incidentes en Siria.

(Fuente: Agencias)

Israel amenaza con recrudecer la guerra en Siria

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió este domingo en que su país responderá a cada intento de ataque, mientras se mantiene la alerta tras la escalada de tensión de las últimas horas en la frontera norte con Siria.

“Dejamos inequívocamente claro a todo el mundo que nuestras normas de acción no han cambiado nada: seguiremos atacando cada intento de golpearnos. Esta ha sido y seguirá siendo nuestra política”, dijo Netanyahu al principio de la reunión semanal con su Consejo de Ministros.

Este viernes se desencadenó una de las peores escaladas de tensión de los últimos años en la zona después de que un dron, que Israel asegura era iraní mientras que este país lo niega, entrara en el espacio aéreo bajo su control.

La acción fue respondida con un bombardeo israelí sobre unas infraestructuras próximas a la ciudad siria de Palmira, que de acuerdo al Ejército israelí eran iraníes.

Las baterías antiaéreas sirias respondieron contra la aviación israelí, lo que causó la caída de un F-16 que “probablemente” fue alcanzado por los misiles sirios, dijo el sábado el portavoz militar Jonathan Conricus, aunque las causas del suceso y el origen de las heridas de sus dos tripulantes, uno de ellos grave, siguen bajo investigación.

El derribo del caza provocó que Israel bombardeara doce objetivos en los alrededores de Damasco, que identificó como iraníes y sirios, y que destruyeron ocho blancos de la Cuarta División de las Fuerzas Armadas de Siria.

“El sábado dimos duros golpes a las fuerzas iraníes y sirias”, aseguró este domingo Netanyahu y agradeció la labor de las fuerzas armadas israelíes y del Jefe del Estado Mayor, “los guardianes del Estado de Israel”.

El primer ministro israelí reveló que ha estado en contacto con los tripulantes del caza caído y les deseó “una pronta y total recuperación”.

“También me gustaría decir que estoy orgulloso de vosotros, los ciudadanos de Israel. El sábado probamos de nuevo que en los momentos de crisis, sabemos cómo estar juntos y repeler a nuestros enemigos y proteger nuestro país”, aseveró el mandatario.

Netanyahu alertó en la noche del sábado de que hará “lo que sea necesario para defender la soberanía y la seguridad”, un mensaje que también transmitió al presidente ruso, Vladimir Putin.

(Fuente: Agencias)