Un muerto y cuatro heridos en un ataque terrorista del Estado Islámico en París

(SOS).- Un joven de origen checheno, de 21 años de edad, ha atacado en la tarde noche de este sábado con un cuchillo a varios viandantes en las cercanías de la céntrica Plaza de la Ópera de París. Según ha informado la Policía francesa, hay al menos una mujer muerta y dos heridos graves.

El atacante también falleció, abatido por los disparos de las fuerzas de seguridad. “Él no corría, estaba tranquilo y decidido a morir. Esperaba ser abatido antes que detenido”, ha explicado a los medios de comunicación un testigo presencial.

El autor, pese a no tener antecedentes penales, figuraba en el fichero “S” de los servicios de inteligencia, un archivo con más 10 mil personas consideradas potencialmente peligrosas para el Estado, entre otros, islamistas radicales, fanáticos del fútbol violentos o miembros de grupos de ultraizquierda o ultraderecha.

El terrorista obtuvo la nacionalidad francesa hace 8 años y había sido incluido en el fichero “S” por conocer al marido de una mujer que partió a Siria.

Sus padres han sido puestos bajo custodia y están siendo interrogados. El Estado Islámico ha reivindicado el ataque, calificando al atacante como uno de sus “soldados”, y la Fiscalía de París ha confirmado que la sección antiterrorista se ha hecho cargo de la investigación.

El atentado yihadista se produjo en la intersección entre las calles St. Augustine y Monsigny, en el distrito número 2, uno de los centros turísticos de la capital parisina conocido por la gran oferta gastronómica que ofrece. La Gendarmería ha confirmado que han sido cinco las víctimas, con el resultado de un muerto, dos heridos graves y dos leves.

En un primer momento la Policía habría tratado de detener al terrorista con un taser —una pistola eléctrica—, pero al no poder cortar su avance ha abierto fuego abatiéndole, según ha señalado la prensa local. Al parecer, el atacante gritó “mátame o te mato” antes de ser abatido.

“Justo antes de las nueve de la noche vimos a gente meterse corriendo en el restaurante. Gritaban que había un hombre fuera con un cuchillo ensangrentado”, ha relatado un testigo presencial que en el momento del ataque se encontraba en un restaurante de la calle St. Augustine. “Unos cinco minutos después hemos visto que la gente intentaba bloquear la puerta, tenían miedo de que el atacante pudiera entrar. Afuera hasta la Policía parecía un poco perdida al principio”, ha añadido.

El ministro del interior, Gérard Collomb, ha utilizado la red social Twitter para elogiar “la sangre fía y la capacidad de respuesta de la fuerzas policiales”. Además ha manifestado el pesar del gobierno francés por lo sucedido: “Mis pensamientos están con las víctimas de este acto de odio”.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La enésima reunión del Consejo de Seguridad sobre Siria concluye con fuertes divisiones

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU analizó el sábado por la tarde la situación en Siria, por quinta vez esta semana, pero como en las ocasiones anteriores la reunión acabó sin acuerdos y dejó claras las profundas divisiones entre Estados Unidos y Rusia.

Las reuniones, cuatro de ellas públicas y otra a puerta cerrada, intentaban buscar una respuesta conjunta ante las denuncias del ataque, el pasado 7 de abril, en la localidad siria de Duma, cercana a Damasco.

No hubo ningún acuerdo en estas citas sino que, muy al contrario, el Consejo de Seguridad, corazón de la diplomacia mundial para buscar la paz, fue escenario de múltiples muestras de provocaciones bélicas con la excusa de la actual situación en el país árabe.

Ya el pasado lunes, la embajadora Nikki Haley afirmó que Estados Unidos respondería al supuesto ataque en Duma, que atribuyó al Gobierno sirio, con o sin el apoyo del Consejo de Seguridad.

Al día siguiente, el organismo permanente de la ONU rechazó tres resoluciones sobre el caso, y en esa reunión el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, advirtió del riesgo de una “guerra” entre su país y Estados Unidos si Washington lanzaba un ataque contra Siria.

Hubo aún otras dos reuniones, una el jueves, a puerta cerrada, y otra el viernes, ya abierta, en ambos casos sin que hubiera señales claras de que el Consejo de Seguridad pudiera alcanzar acuerdos para evitar una escalada de la tensión si Washington cumplía sus amenazas.

Esa acción armada se llevó a cabo en la madrugada del viernes al sábado, liderada por Estados Unidos con el apoyo del Reino Unido y Francia, y tuvo como objetivo la capital, Damasco, y la provincia de Homs.

Ayer mismo, el Consejo fue convocado de urgencia a raíz del ataque, en medio de la advertencia hecha el viernes por el secretario general de la ONU, António Guterres, de que “la Guerra Fría ha vuelto” por las profundas diferencias entre las dos potencias mundiales.

Guterres lo reiteró en las últimas horas, cuando apeló a todos los estados miembros de la ONU “para que muestren moderación en estas peligrosas circunstancias”.

“La situación en Siria —recalcó— representa hoy en día la amenaza más seria contra la paz y la seguridad internacionales”.

En la sesión de este sábado, Estados Unidos renovó sus amenazas y advirtió que Washington tiene sus armas “preparadas y cargadas” para disparar de nuevo.

Así se lo dijo a Haley el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando hablaron ayer sobre el caso de Siria. La embajadora aseguró que “cuando el presidente dibuja una línea roja, hace que se cumpla”.

Rusia, por su parte, acusó a Estados Unidos y sus aliados de “pisotear” la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional por la acción armada de las últimas horas, anunciada con argumentos legales que Moscú cree son “vergonzosos”.

“Es vergonzoso que para ejecutar una agresión (a otro país) se invoque un artículo de la Constitución de Estados Unidos”, afirmó el embajador ruso ante la ONU.

Nebenzia se refería a palabras del secretario de Defensa norteamericano, James Mattis, que al dar detalles del ataque poco después de lanzarlo invocó el artículo 2 de la Constitución de su país, que permite “el uso de fuerzas militares fuera del país para defender importantes intereses nacionales estadounidenses”.

“Estados Unidos tiene un interés nacional importante para evitar el empeoramiento de la catástrofe en Siria”, afirmó el jefe del Pentágono.

Las gestiones de la ONU no se han acabado, en principio, ya que Francia anunció su intención de preparar un borrador de resolución sobre Siria, promover el cese al fuego e impulsar una solución política a la guerra que comenzó en ese país en 2011.

Esa resolución, si llega a la mesa del Consejo, será la quinta desde las denuncias del supuesto ataque en Duma. Las tres primeras fueron rechazadas el martes y la cuarta, presentada por Rusia y que buscaba una condena unánime del organismo permanente de la ONU por el ataque de las últimas horas, no logró ayer los votos necesarios.

Mientras, Rusia ha convocado para el próximo lunes una reunión extraordinaria del Grupo Internacional de Apoyo a Siria. “A petición de Rusia, como uno de los copresidentes del organismo, se ha decidido convocar una reunión extraordinaria del grupo el 16 de abril”, anunció hoy la portavoz de la misión rusa en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Olga Zhigalova.

Por su parte, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) discutirán mañana en Luxemburgo la respuesta al supuesto ataque que tuvo lugar el pasado 7 de abril en Duma. Los 28 también abordarán la estrategia a seguir con Rusia, principal valedor de las autoridades de Damasco y actor necesario para tratar de resolver la crisis siria.

(Fuente: Agencias)

Rusia advierte de una guerra con Estados Unidos si se ataca a Siria

(SOS).- El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha avisado de que hay riesgo de una “guerra” entre su país y Estados Unidos si Washington decide lanzar un ataque contra Siria. “No podemos excluir ninguna posibilidad, lamentablemente, porque hemos visto mensajes saliendo de Washington que son muy belicosos”, ha dicho Nebenzia a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

Según el diplomático ruso, la “prioridad inmediata es evitar el peligro de guerra”, por lo que ha urgido a Estados Unidos y sus aliados a no utilizar la fuerza contra Siria. “Ellos saben que estamos allí, ojalá hubiera un diálogo a través de los canales apropiados para evitar desarrollos peligrosos”, ha admitido. “El peligro de una escalada es mayor que simplemente Siria porque nuestro Ejército está allí… Así que la situación es muy peligrosa”, ha insistido Nebenzia al término de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU.

La cita fue convocada por Bolivia para discutir las amenazas lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el miércoles avisó a Rusia de que se prepare para una actuación con misiles contra Siria.

El secretario de Defensa norteamericano, Jim Mattis, ha tratado de imponer la calma en la crisis siria y ha alertado ante el Congreso del riesgo de que un ataque pueda desencadenar “una escalada fuera de control” en el mayor polvorín de Oriente Medio. “Una de mis mayores preocupaciones es evitarlo”, ha reconocido el teniente general Mattis.

“No hemos tomado aún ninguna decisión de lanzar un ataque a Siria. Cuando abandone esta sesión, acudiré a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional donde presentaremos varias opciones al presidente”, ha afirmado el jefe del Pentágono ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Lejos de la retórica belicista del comandante en jefe, el secretario de Defensa ha subrayado que una de sus mayores preocupaciones es prevenir que un ataque a Siria desencadene una “escalada fuera de control” en un país en guerra y con presencia de Rusia, Irán y Turquía. Un temor que han hecho suyo la mayoría de los especialistas y que ha aumentado al descubrirse que Siria está usando bases rusas como refugio de algunos potenciales objetivos.

Después de varios días de amenazas no muy veladas por parte del presidente Donald Trump, Estados Unidos ha suavizado su discurso sobre una posible acción militar contra Siria. De un ataque con misiles se ha pasado a una decisión que todavía no se ha adoptado.

Trump está en permanente contacto con varios de sus aliados para tratar de coordinar la respuesta, que ha puesto al mundo ante el temor de un enfrentamiento entre las dos grandes potencias nucleares. Hace un año, cuando Estados Unidos bombardeó una base aérea en Siria, informó previamente de sus planes a Moscú a través de la llamada línea de distensión. No se descarta que esta vez vuelva a hacerlo para evitar consecuencias indeseadas.

(Fuente: Agencias)

Rusia y EEUU mantienen abierto su canal de comunicación ante un posible ataque a Siria

(SOS).- El canal de enlace entre los militares rusos y estadounidenses en Siria para evitar incidentes está activo, dijo hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, mientras se espera un posible ataque de Estados Unidos contra el país árabe.

“Esta línea existe y se encuentra activada. En general, esta línea funciona y está siendo usada por ambas partes”, señaló el portavoz.

Peskov respondía así a la pregunta de periodistas rusos acerca de si las fuerzas armadas de Rusia y Estados Unidos están empleando ese canal para evitar bajas en caso de una ofensiva de Washington en represalia por el supuesto ataque contra la ciudad de Duma.

Al mismo tiempo, el funcionario del Kremlin advirtió de que todas las partes deben “evitar pasos que puedan llevar a una escalada en Siria”.

“Creemos que (el posible ataque de Estados Unidos) tendría un efecto extremadamente destructivo sobre todo el proceso de negociación sirio”, subrayó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, abogó ayer por recuperar “el sentido común” en las relaciones internacionales después de que el líder de Estados Unidos, Donald Trump, advirtiera a Rusia de que se prepare para un ataque contra Siria.

“Rusia promete derribar todos los misiles disparados contra Siria. Prepárate, Rusia, porque van a ir, suaves y nuevos e inteligentes”, amenazó Trump en su cuenta de Twitter.

Mientras, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció hoy que el Ejército sirio ha tomado bajo su total control Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental y último bastión de los extremistas en las afueras de Damasco.

La nota de Defensa indicó que “a partir de hoy en la ciudad actúan unidades de la Policía Militar de las Fuerzas Armadas de Rusia”.

La Policía Militar rusa, recalcó el comunicado, es “garante de la preservación del orden público en la ciudad”.

A la vez, continúa la evacuación de civiles y combatientes de la ciudad de Duma, según explicaron los militares rusos. “Desde el 1 de abril han abandonado Duma 13.504 milicianos y miembros de sus familias”, detalló la nota.

(Fuente: Agencias)

El presidente Trump advierte a Rusia de que se prepare para lo que viene en Siria

(SOS).- La posibilidad de un ataque estadounidense contra Siria en las próximas horas es real. Tanto que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha alertado a todas las compañías aéreas que operan en la zona del Mediterráneo oriental de que se preparen para esta contingencia, incluyendo el lanzamiento de misiles de crucero y la disrupción de equipos de navegación y radio. El Ejército sirio se encuentra también en estado de máxima alerta.

El presidente Donald Trump se concedió a sí mismo entre 48 y 72 horas para responder al supuesto ataque del pasado 7 abril en Duma, en el norte de Siria, y del que Washington responsabiliza a las autoridades de Damasco y sus aliados. El plazo ya está a punto de cumplirse. Tanto, que Trump ha advertido a Rusia, la principal aliada del Gobierno sirio, de que esté preparada para lo que viene.

Hace un año que Estados Unidos lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk contra una base de las fuerzas aéreas sirias en la provincia de Homs, en respuesta a otro ataque contra la localidad de Jan Sheijun. Atacar Siria supondría un peligroso riesgo de escalada, que podría arrastrar alas autoridades de Washington hasta el fondo de este conflicto y provocar un enfrentamiento directo con Rusia e Irán.

Casi ningún analista cree que pueda producirse una operación militar terrestre a gran escala, especialmente dado que el propio presidente pidió hace menos de dos semanas la retirada total de las tropas estadounidenses de Siria. Un intento de cambio de Gobierno tampoco está en el horizonte, porque Estados Unidos debería hacerse cargo de la reconstrucción y la transición política o enfrentar un terrorífico vacío de poder en un punto clave de Oriente Medio. De modo que un ataque aéreo con misiles parece el escenario más creíble, en caso de que Trump ordene finalmente tomar represalias armadas.

La probabilidad es aún mayor después de que este martes fracasasen en el Consejo de Seguridad de la ONU dos propuestas de resolución antagónicas, una promovida por Estados Unidos y otra por Rusia, para investigar el supuesto ataque en Duma. Washington, además, cuenta con el respaldo de Londres y París para adoptar medidas punitivas. “Estamos buscando una respuesta coordinada, sea cual sea”, afirmó ayer la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Al cierre de esta edición, Trump ha asegurado que el ataque a Siria es cuestión de cuándo, no de si se hará. En un mensaje en Twitter, ha confirmado que habrá un bombardeo y por ello ha lanzado un aviso al Gobierno ruso: “Rusia promete que abatirá cualquier misil lanzado sobre Siria. Prepárate, Rusia, porque están a punto de llegar, nuevos, en perfecto estado e inteligentes”. A diferencia del presidente, el Pentágono ha querido ser algo más discreto sobre el previsible ataque. El portaaviones USS Harry S. Truman parte este miércoles hacia el Mediterráneo junto con su flotilla de apoyo, pero el Departamento de Defensa lo ha llamado “despliegue rutinario”, según informaron las principales agencias de noticias.

El lunes el destructor USS Donald Cook zarpó del puerto de Larnaca (Chipre) sin destino conocido, y el mando militar también lo llamó una travesía “rutinaria”. El buque es un destructor de la clase Arleigh Burke con capacidad de lanzamiento de misiles teledirigidos que se encontraba en Chipre desde el viernes.

(Fuente: Agencias)

Dos militares de la coalición internacional mueren en un ataque en Siria

(SOS).- Uno de los dos militares de la coalición internacional fallecidos por un artefacto explosivo improvisado en la ciudad siria de Manbech es estadounidense, según confirmó hoy el Pentágono.

La fuente —que pidió conservar el anonimato— no ofreció más detalles al respecto ni la nacionalidad del otro muerto en el ataque de Manbech, en el norte de Siria.

El incidente se produjo el jueves, alrededor de las 21.00 horas, según un comunicado de la coalición internacional antiyihadista, y en él también resultaron heridos otros cinco militares.

El portavoz de la alianza informó de que “dos efectivos murieron y otros cinco resultaron heridos por un artefacto explosivo el 29 de marzo en Siria”, si bien no entró en detalles sobre el lugar del suceso o la nacionalidad de los fallecidos.

“Los nombres de los fallecidos serán desvelados a discreción de las autoridades nacionales”, dijo en su cuenta de Twitter el coronel Ryan Dillon.

Estados Unidos mantiene desplegados unos dos mil efectivos dentro de Siria, la mayoría trabajando con grupos locales que se enfrentan al Estado Islámico.

El suceso se produce justo después de que el presidente Donald Trump dijese que las Fuerzas Armadas estadounidenses, que lideran en Siria la coalición internacional que combate al terrorismo yihadista en la región, abandonarán el país “muy pronto”.

En su intervención, el mandatario norteamericano también apuntó que ha llegado el momento de que “otros” se encarguen del asunto.

Las declaraciones de Trump contrastan con lo expresado por el Pentágono, que ha reconocido que la lucha contra los terroristas en Siria se ha visto ralentizada debido al abandono de numerosos combatientes kurdos que formaban parte de la coalición, que en las últimas semanas se habían desplazado al norte del país.

El Ejército estadounidense lidera en la región una coalición internacional formada por más de 60 países que combaten al Estado Islámico, principal objetivo de la operación Inherent Resolve, lanzada a mediados de 2014 y que cuenta con la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Las Fuerzas Armadas sirias responden a una nueva agresión israelí cerca de Damasco

(SOS).- El Ejército sirio aseguró hoy que sus baterías antiaéreas han respondido, tras interceptar varios proyectiles lanzados en un bombardeo israelí contra una instalación militar en las afueras de Damasco.

En un comunicado, la Comandancia General de las Fuerzas Armadas sirias explicó que aviones israelíes dispararon desde el espacio aéreo libanés contra una de sus posiciones cerca de la capital.

En la nota oficial se destaca que las defensas antiaéreas sirias destruyeron la mayoría de los proyectiles.

Tras el suceso, el Ejército sirio advirtió a Israel de “las serias consecuencias” de sus repetidas agresiones y afirmó que sus fuerzas están listas para repeler cualquier ataque israelí y continuar la guerra contra el terrorismo hasta su eliminación en el país árabe.

Desde Jerusalén, una portavoz militar israelí dijo que no responde a informaciones de este tipo.

Según fuentes locales, varias explosiones sacudieron al amanecer Damasco y sus alrededores por varios proyectiles lanzados por aviones israelíes contra posiciones de las tropas gubernamentales sirias en la zona de Yamaria, en las afueras. En esa área hay un centro de investigaciones científicas.

Los estallidos coincidieron con un fogonazo en el cielo originado por los disparos de las defensas antiaéreas sirias.

No es la primera vez que se registra un incidente de este tipo entre ambos países.

El pasado 9 de enero, las Fuerzas Armadas sirias anunciaron que habían alcanzado un avión israelí al repeler un bombardeo contra una posición militar cerca de Damasco.

(Fuente: Agencias)