Turquía anuncia un ataque inminente a las milicias kurdosirias aliadas de Estados Unidos

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que su país atacará “mañana o pasado mañana” a las fuerzas kurdas aliadas de Estados Unidos en el norte de Siria y advirtió de que nadie puede parar esa operación.

“Mañana o pasado mañana, empezando en Afrin y Manbech (norte de Siria), limpiaremos uno por uno y en poco tiempo los centros terroristas”, anunció el mandatario en un encuentro con parlamentarios de su partido, Justicia y Desarrollo.

“Ni aquellos que parecen nuestros aliados, pero nos apuñalan por la espalda, ni quienes apoyan el terrorismo, pueden parar esto”, afirmó Erdogan, insistiendo en sus planes de atacar a las milicias kurdosirias aliadas de Washington contra el Estado Islámico pero que Ankara considera terroristas.

Preguntado por los medios tras esa intervención si tenía pensado contactar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Erdogan aseguró que “no estoy pensando en llamarle. Seguimos hablando con Putin”.

También dijo que en la operación turca participarían milicianos rebeldes contrarios al Gobierno sirio, sin referirse a ningún grupo concreto.

El presidente de Turquía lleva días anunciando una inminente operación terrestre contra zonas controladas por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en Afrin y en Manbech, en el norte de Alepo.

El sábado y también el lunes, la artillería turca ya bombardeó posiciones en esa zona.

El Gobierno turco considera “terroristas” a las YPG, que son el principal componente de las FDS, una alianza de combatientes kurdos y árabes que tiene el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Ankara ve a esas milicias como una extensión de la guerrilla kurda de Turquía, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), con la que el Estado turco mantiene un enfrentamiento desde 1984.

A esta escalada de tensión también ha contribuido la iniciativa de Estados Unidos y las milicias kurdosirias de crear una nueva fuerza que se desplegará en zonas fronterizas.

El Gobierno turco ha criticado en numerosas ocasiones que Washington, aliado de Ankara en la OTAN, apoye a quienes considera terroristas.

“Cómo es posible que Estados Unidos venga desde miles de kilómetros de distancia a armar a un Ejército”, acusó ante los medios Erdogan, quien también cargó contra la Alianza Atlántica.

“La OTAN también estás obligada a tomar una postura cuando se ataca a las fronteras de un aliado”, planteó el mandatario turco.

Finalmente, Erdogan advirtió que nadie podrá tratar a su país como se trató al Imperio Otomano y dijo que tras el fallido golpe de Estado de 2016 se demostró que Turquía es una “gran nación que se levantó con millones de hermanos y hermanas que la apoyaron con sus plegarias”.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

EEUU confirma la creación de una fuerza fronteriza en el norte de Siria con 30 mil efectivos

(SOS).- La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha confirmado los preparativos para crear una fuerza de 30 mil efectivos, la mitad de ellos veteranos de guerra kurdoarábes, para proteger la estabilidad territorial de Siria en la frontera con Turquía, una decisión que ha provocado la indignación del Gobierno de Ankara.

La información, avanzada por la prensa y corroborada posteriormente por el Gobierno turco, denomina a esta nueva unidad como la Fuerza de Seguridad para la Frontera de Siria, cuyos integrantes forman parte en su mayoría de las FDS, una alianza de milicias árabes y kurdas que cuenta con el apoyo estadounidense.

Esta fuerza estará desplegada a lo largo del valle del Éufrates, con lo que también ejercerán cierta influencia en la vecina Irak, según ha explicado el portavoz de la Coalición Internacional Contra el Estado Islámico (CJTF-OIR), el coronel Thomas F. Veale.

Las primeras noticias sobre la existencia de este destacamento aparecieron el pasado 9 de enero, cuando la agencia Anadolu informó de la existencia de una unidad de características parecidas, llamada Ejército Norte, entrenada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Pentágono.

Este hecho motivó la inmediata protesta del Ministerio de Exteriores de Turquía, que convocó al encargado de negocios de Estados Unidos, Philip Kosnett. Exteriores recordó al diplomático norteamericano que Turquía está actualmente en guerra con las milicias kurdas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y con sus aliados en Irak y Siria, entre ellos las Unidades de Protección Popular (YPG), quienes formarán parte de este nuevo contingente.

La coalición internacional ha querido aclarar que la composición étnica de esta nueva fuerza fronteriza dependerá de la zona y que la intención es que estos efectivos no sirvan demasiado lejos de sus hogares. El efecto político puede ser extraordinario, apuntan los expertos consultados, ya que esta fuerza garantiza a los kurdos el control territorial de los 820 kilómetros que cubren la frontera de Siria con Turquía.

Esta fuerza estará compuesta por 15 mil veteranos de las FDS y ha abierto otros 15 mil puestos reservados para los reclutas que ahora mismo están recibiendo entrenamiento de 230 adiestradores.

(Fuente: Agencias)

Siria pide a las tropas estadounidenses y turcas que abandonen inmediatamente su país

(SOS).- El embajador de Siria ante Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari, ha pedido este viernes a las fuerzas estadounidenses y turcas que operan en su país que lo abandonen inmediatamente por suponer una violación de su integridad territorial.

“La insistencia de Estados Unidos a la hora de mantener sus fuerzas en territorio sirio sin el consentimiento del Gobierno es una agresión a la soberanía de Siria y contradice las disposiciones de la Carta de la ONU y las resoluciones pertinentes”, ha asegurado el diplomático durante su comparecencia.

La presencia de tropas turcas en territorio sirio es igualmente un acto de agresión, en contradicción con lo acordado en la cuarta ronda de negociaciones de Astaná, celebrada en mayo pasado, ha añadido.

Damasco ha instado en reiteradas ocasiones a Washington y Ankara a retirar sus tropas de Siria, reiterando que los soldados estadounidenses y turcos no han sido invitados por el Gobierno sirio para llevar a cabo operaciones militares en el país.

Por otra parte, el embajador de Siria ha lamentado las “medidas económicas coercitivas y unilaterales” impuestas contra su país por Estados Unidos y la Unión Europea, y que ha tachado de “ilegales porque no fueron emitidas por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, máximo órgano ejecutivo de la institución.

Al Jaafari también ha anunciado que Damasco realizará todos los esfuerzos que estén en su mano para lograr que sea un éxito el congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero en la ciudad rusa de Sochi. El diplomático espera que las decisiones tomadas en esa cumbre sirvan de base para el acercamiento entre los sirios.

(Fuente: Agencias)

Astaná acoge la octava ronda de conversaciones de paz sobre Siria

(SOS).- Los participantes en la octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria que arranca mañana en Astaná comenzaron a llegar hoy a la capital kazaja, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

La Cancillería kazaja dijo que todos los participantes invitados a la cita confirmaron su participación en las conversaciones. “Las delegaciones de los países garantes del régimen de alto el fuego en Siria llegan a Astaná para participar en la próxima ronda de conversaciones”, apuntó el ministerio de Exteriores.

A la cumbre de Astaná asistirán representantes de las facciones rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación rusa la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía estarán sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

También está previsto que observadores de Jordania y Estados Unidos participen en Astaná-8, que se centrará en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como en la búsqueda de personas desaparecidas.

GobiernoSegún el programa inicial, las consultas tendrá una duración de dos días: la primera jornada estará dedicada a negociaciones bilaterales y multilaterales, y en la segunda se celebrará la reunión plenaria.

El comienzo de las consultas en Astaná coincidirá con la reunión que mantendrá en Moscú el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu, para abordar la situación en el país árabe.

Para la ONU y buena parte de la comunidad internacional, la única manera para que Siria retorne a la normalidad es mediante un arreglo político basado en una reforma de la Constitución y en elecciones, conforme a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que establece los parámetros de la misión confiada a De Mistura.

Las conversaciones en la capital kazaja, promovidas por Rusia, Turquía e Irán, que actúan como garantes del proceso de paz en Siria, comenzaron en enero de 2017 con el objetivo de consolidar el alto el fuego y preparar el camino para una solución política al conflicto en el país árabe.

En el marco de estas negociaciones, los países participantes acordaron crear cuatro zonas de seguridad temporales en Siria para lograr un cese de las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados rebeldes y terroristas.

Tras la séptima ronda celebrada en octubre, los países garantes decidieron adoptar medidas que generen confianza y discutir la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de crear un Congreso de Diálogo Nacional para que los sirios acuerden el contenido de la nueva Constitución y convoquen elecciones.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a EEUU de entrenar a cientos de yihadistas para combatir al Ejército sirio

(SOS).- Rusia acusó hoy a Estados Unidos de entrenar a varios centenares de yihadistas cerca de un campo de refugiados en la ciudad de Al Hasaka, en el noreste de Siria, con el fin de lanzar una nueva contraofensiva contra el Ejército sirio.

“Bajo el mando de instructores estadounidenses de las fuerzas de operaciones especiales se está creando una nueva unidad llamada ‘Nuevo Ejército Sirio’ a partir de grupos desperdigados de terroristas”, informó el Centro ruso para la Reconciliación en Siria en un comunicado.

La nota oficial destaca que dicho centro de entrenamiento se encuentra en las inmediaciones del campo de refugiados que está 20 kilómetros al noreste de la ciudad de Al Shadadi, en Hasaka.

“Según los testimonios de refugiados que regresaron a sus casas, los instructores norteamericanos anunciaron que cuando concluya el entrenamiento las unidades serán desplegadas en el sur de Siria para luchar contra las fuerzas gubernamentales”, añade el Centro ruso para la Reconciliación en Siria.

Los refugiados aseguran que dicho centro funciona desde hace más de medio año y es utilizado por la coalición internacional encabezada por Washington “como base de adiestramiento para los terroristas que llegan desde distintas partes de Siria”.

“A día de hoy en los alrededores del campo de refugiados hay concentrados unos 750 terroristas procedentes de Al Raqa, Deir ez-Zor, Abu Kamal y los territorios al este del río Éufrates”, advierte la nota.

“El grueso de esas unidades lo representan los más de 400 terroristas del Estado Islámico que llegaron libremente por carretera desde Al Raqa en octubre con el apoyo de Estados Unidos”, subraya.

Recientemente, el jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Valeri Guerasimov, criticó el papel desempeñado por la coalición, aduciendo que durante el año en que intervino en Siria el Estado Islámico llegó a controlar el 70 por ciento del territorio del país árabe. 

“La situación era crítica. Un mes y medio más y Siria hubiera dejado de existir como Estado”, indicó.

Estos hechos ocurren después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, proclamara la “completa derrota” de las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en Siria y visitara este lunes por vez primera la base aérea rusa de Khmeimim en el país árabe.

Entonces, anunció el repliegue parcial de las tropas rusas desplegadas en la zona desde finales de 2015, aunque permanecerán soldados y aviones en Khmeimim y en la base marítima de Tartus.

(Fuente: Agencias)

Rusia rechaza las dudas de Estados Unidos sobre la derrota del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Moscú ha rechazado este miércoles las dudas expresadas por algunos países, entre ellos Estados Unidos, sobre la derrota del Estado Islámico en Siria.

Según la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, los comentarios que ponen en duda el fin del grupo yihadista en Siria “demuestran la férrea negativa a reconocer que el Estado Islámico ha dejado de existir en el suelo sirio como estructura política y militar”.

“Mientras, la nueva realidad objetiva abre las puertas a un arreglo político del conflicto sirio”, ha subrayado Zajarova.

La diplomática rusa ha añadido que tras la victoria sobre la organización radical, toda acción que viole la soberanía de Siria carecerá de justificación.

La portavoz de Exteriores ha recalcado que Rusia, que anunció esta semana la retirada del grueso de su contingente militar del país árabe, mantendrá cierta presencia en Siria para evitar que los terroristas levanten cabeza, pero lo hará estrictamente en virtud de los acuerdos bilaterales con Damasco y las leyes internacionales.

Horas antes, el viceministro de Exteriores ruso, Serguei Riabkov, había atribuido las dudas en la derrota del Estado Islámico a los “celos políticos” de Washington, que “se niega a aceptar el papel decisivo de Rusia” en el arreglo del conflicto sirio.

“Era de esperar. Hagamos lo que hagamos en esa u otras direcciones, los norteamericanos suelen encontrar pretextos para, como mínimo, ponerlo en duda y, como máximo, someterlo a una crítica feroz”, ha afirmado Riabkov.

También el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, se ha expresado hoy en esta línea al evocar el refrán ruso que dice que “la derrota es huérfana, mientras que la victoria tiene muchos padres”.

Peskov ha reiterado que Rusia decidió retirar sus fuerzas de Siria porque ya no es necesario llevar a cabo operaciones militares de “gran escala”.

Por su parte, Estados Unidos se ha desmarcado de la decisión anunciada por Rusia de comenzar el repliegue de sus tropas desplegadas en Siria, y ha señalado que el Pentágono mantendrá a sus soldados en este país árabe porque la lucha contra las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi “aún no ha terminado”.

“Rusia puede creer que su trabajo en Siria ha terminado, pero nosotros —y por nosotros me refiero a toda la coalición internacional— no lo creemos puesto que aún existen reductos de combatientes”, ha dicho la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en una rueda de prensa en Washington.

Si bien es cierto que se han logrado “grandes avances” en la lucha contra los yihadistas, ha señalado Nauert, el trabajo de la coalición internacional aún “no se ha acabado” ni en Siria ni en Irak, donde el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, proclamó este sábado la victoria sobre la organización radical.

Desde hace tres años, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lideran una coalición internacional formada por más de 60 países que, al amparo de la Operación Determinación Inherente, supuestamente tiene el objetivo de expulsar a los milicianos del Estado Islámico de territorios sirios e iraquíes.

En Siria, Rusia combate desde hace dos años y medio contra este mismo enemigo en coordinación con el Gobierno de Damasco.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se personó el lunes en la base aérea rusa de Khmeimim, en la provincia siria de Latakia, desde donde ordenó comenzar la retirada del grueso de las fuerzas rusas emplazadas en Siria al considerar que el enemigo ha sido derrotado.

Sobre el papel que el presidente Bashar al-Assad debe desempeñar en el devenir del país árabe, Nauert ha manifestado que Estados Unidos ve un futuro para Siria en el que “no está incluido” el actual mandatario sirio.

De esta manera, la portavoz ha querido acallar los rumores que apuntan a que la retirada de las tropas rusas podría deberse, en última instancia, a un acuerdo entre las tres partes por el cual Estados Unidos habrían accedido a que Al Assad permanezca en el cargo hasta los comicios que se deberán celebrar en 2021.

“Nosotros no hemos aceptado nada y, por cierto, eso no es algo que deba decidir Estados Unidos”, ha asegurado la portavoz del Departamento de Estado.

(Fuente: Agencias)

Las autoridades sirias encuentran en Deir ez-Zor un escondite del Estado Islámico con armas

(SOS).- Las autoridades sirias han encontrado armas, varias municiones y materiales explosivos en un escondite en la ciudad de Deir ez-Zor, en el este del país, entre las que habría varios lanzamisiles fabricados en Estados Unidos.

Durante el registro, se han descubierto dos coches bomba con una tonelada de explosivos cada uno, granadas de mortero de varios tamaños, ametralladoras, proyectiles y lanzamisiles de hombro, cinturones explosivos y detonadores, han informado fuentes oficiales.

El pasado 3 de noviembre, las tropas gubernamentales retomaron la ciudad de Deir ez-Zor. El Ejército sirio y sus fuerzas aliadas han reforzado en las últimas semanas sus operaciones en la provincia homónima.

Según el Ministerio de Defensa ruso, ya ha sido liberado más del 90 por ciento del territorio sirio y las zonas controladas por el Estado Islámico están reducidas al mínimo en todo el país.

El presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Victor Bondarev, ha confirmado su intención de que las bases rusas permanezcan en Siria después de que termine el conflicto armado, una decisión pendiente de aprobación por parte del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Por otra parte, el Departamento de Defensa de Estados Unidos planea hacer un anuncio público en los próximos días reconociendo que tiene más de 2.000 efectivos desplegados en Siria, una cifra mucho mayor de la estimada, según han avanzado fuentes del Pentágono.

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense solo había admitido la presencia de 503 militares en Siria, como parte de su estrategia de apoyo financiero y material a las FDS, una alianza de milicias árabes y kurdas que estarían luchando contra los yihadistas en el norte del país.

Sin embargo, esas mismas fuentes del Pentágono han asegurado que en realidad hay más de 2.000 militares estadounidenses en Siria, la mayoría pertenecientes a las fuerzas especiales que se dedican a asesorar y entrenar a los milicianos rebeldes.

(Fuente: Agencias)