Estados Unidos retira la ayuda destinada al fondo de estabilización de Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de “ridículos” los fondos que su país destinaba a la estabilización de Siria y que este viernes se anunció que serán dirigidos a otros menesteres.

“Estados Unidos ha acabado con el ridículo pago anual de desarrollo de 230 millones de dólares a Siria. Arabia Saudí y otros países ricos en Oriente Medio comenzarán a hacer pagos en lugar de Estados Unidos. Quiero desarrollar Estados Unidos, nuestro Ejército y los países que nos ayudan”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

El viernes, el Departamento de Estado informó de que iba a “redirigir” 230 millones de dólares destinados a la estabilización de Siria para “respaldar otras prioridades clave de la política exterior”.

La portavoz de dicho departamento, Heather Nauert, justificó que la retirada de los 230 millones ha sido adoptada teniendo en cuenta las contribuciones militares y financieras “significativas” que ha hecho Estados Unidos hasta la fecha y las instrucciones de Trump sobre la necesidad de aumentar el reparto de la carga con los aliados.

Estados Unidos lidera la coalición internacional contra el Estado Islámico en Siria e Irak, que apoya sobre el terreno a las milicias kurdas.

Nauert añadió que el Departamento de Estado ha obtenido desde abril unos 300 millones de dólares en contribuciones y compromisos de sus socios de la coalición para respaldar “iniciativas críticas de estabilización y de recuperación temprana en áreas liberadas del Estado Islámico en el noreste de Siria”.

En ese sentido, citó la reciente aportación hecha por Arabia Saudí de 100 millones de dólares y la de Emiratos Árabes Unidos, de 50 millones.

El Ministerio de Exteriores de Rusia respondió a esta medida del Departamento de Estado señalando que Washington no ve sentido en destinar fondos a una Siria libre de grupos terroristas como el Estado Islámico, ya que los fondos estadounidenses solo servían para desestabilizar al país árabe.

“Claro, el Estado Islámico ya no está allí, los terroristas irreconciliables se fueron, los Cascos Blancos también fueron evacuados. Entonces, ¿quién en Siria podría necesitar dinero? La vida pacífica no es algo digno de la financiación del Departamento de Estado”, dijo con ironía la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, en su cuenta de Facebook.

Anuncios

Rusia traslada a EEUU una oferta de cooperación sobre refugiados y desminado en Siria

(SOS).- El Ministerio de Defensa de Rusia ha confirmado este sábado que ha enviado a Estados Unidos una oferta de cooperación para solucionar la crisis de refugiados sirios y el desminado de las zonas recién despejadas de presencia yihadista en el país árabe.

La propuesta fue enviada por los canales confidenciales a Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU. A pesar de la frágil relación entre Rusia y Estados Unidos, ambos países mantienen desde hace años comunicación entre sus altos mandos del Ejército.

“El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó el envío en julio de una carta por uno de los canales confidenciales existentes dirigida a Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU”, según el comunicado oficial de Defensa.

Entre otras propuestas, Rusia ofrece cooperar con Estados Unidos para el desminado de Raqqa, la antigua capital del Estado Islámico en Siria, de la que el grupo yihadista fue expulsado en octubre del año pasado.

“Se hizo una propuesta de coordinar el desminado humanitario, incluido en Al Raqa, así como la solución de las cuestiones humanitarias pendientes para normalizar cuanto antes la vida pacífica en todo el territorio sirio y prevenir los intentos de los terroristas de reclutar a los refugiados en sus filas”, dice el mensaje.

Sobre los refugiados, Rusia se refiere concretamente a la situación en el campo de Rujban, a 55 kilómetros de la llamada “zona de apaciguamiento” fijada por Estados Unidos en el país para garantizar la seguridad de sus bases en Irak, cerca de la frontera siria.

Esta es la segunda propuesta que recibe Estados Unidos en los últimos meses. En junio, Rusia envió una carta en nombre del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Gerasimov, para contribuir en las tareas de reconstrucción.

“El Gobierno sirio carece de equipamiento, combustible y otros materiales y que esos fondos son necesarios para reconstruir el país y asegurar el retorno de los refugiados”, indica la misiva. La propuesta, según fuentes rusas, fue acogida “con frialdad” por Estados Unidos.

La provincia siria de Al Sueida suma más de 250 muertos tras los ataques del Estado Islámico

(SOS).- La provincia meridional de Al Sueida sigue contando a sus muertos y suma ya 252 fallecidos por los atentados suicidas y ataques armados lanzados el miércoles por el Estado Islámico contra civiles y fuerzas gubernamentales sirias en varios puntos de la región.

Según el último recuento, los ataques, que son los más graves perpetrados por los yihadistas en Al Sueida, han acabado con la vida de al menos 139 civiles y 113 efectivos de las tropas leales a Damasco, además de 63 miembros del grupo yihadista.

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas 24 horas por la muerte de heridos graves y por el hallazgo de cadáveres de desaparecidos o ejecutados por el Estado Islámico en zonas rurales de la región.

Una joven siria originaria de Al Sueida y afincada en el Líbano relató a la prensa local que los residentes de la zona están en estado de shock y no se atreven a salir de sus casas después de la violencia que sacudió la capital provincial y otras localidades del norte de la región.

“Gracias a Dios mi familia está bien. Mis padres son mayores y no han salido de casa, nadie se atreve a hacerlo de hecho. La situación es horrible”, dijo la mujer, que prefirió ocultar su nombre por razones de seguridad.

“La guerra comenzó ayer para ellos (en Al Sueida). La zona había permanecido tranquila durante toda la guerra, hasta la locura de ayer (miércoles)”, explicó.

Al Sueida no había sido escenario de combates durante el conflicto que ha azotado Siria desde 2011 y ha permanecido bajo el control de las autoridades de Damasco.

La joven de Al Sueida añadió que sus habitantes están aterrorizados después de lo sucedido: “Hubo muchos secuestros además de todas las explosiones” causadas por hasta siete terroristas suicidas.

En algunos casos, murieron varios miembros de una misma familia, incluso “más de 20 personas fueron asesinadas: padres, hijos, nietos…”, detalló.

Por su parte, fuentes oficiales informaron de que se celebró este jueves un funeral masivo en la ciudad de Al Sueida, donde fue enterrada una parte de las víctimas de los ataques del día anterior, cuyos féretros fueron envueltos en banderas sirias.

Clérigos drusos asistieron a la ceremonia, ya que en la provincia hay una presencia destacada de población drusa, que tradicionalmente apoya a las autoridades gubernamentales.

Los principales líderes de la comunidad religiosa drusa del Líbano responsabilizaron al Gobierno sirio del ataque, mientras que el grupo chií libanés Hezbolá acusó a Estados Unidos de apoyar al Estado Islámico para que llevara a cabo su brutal acción.

Hezbolá señaló que la organización extremista preparó los atentados con armas llegadas a Al Sueida “ante los ojos” de las tropas estadounidenses desplegadas en la zona de Al Tanf, en la frontera de Siria con Irak.

Los yihadistas actuaron en Al Sueida coincidiendo con la ofensiva gubernamental en la vecina provincia de Deraa contra las facciones extremistas, incluido el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico.

Las tropas de Damasco tomaron ayer 25 localidades controladas por esa agrupación en la cuenca del río Yarmuk, según fuentes locales.

Las fuerzas sirias continuaron arrebatando territorios al Ejército Jaled bin Walid, el cual se retiró de siete poblaciones y ahora sólo controla una decena de localidades en Deraa, tras una semana de ofensiva de Damasco contra los yihadistas.

Además, el Ejército sirio se hizo con el control del cruce fronterizo entre la provincia de Al Quneitra e Israel, en los Altos del Golán, que estaba en manos de los extremistas desde hace cuatro años.

La zona que divide los Altos del Golán sirios y los ocupados por Israel desde 1967 es una franja desmilitarizada desde el acuerdo de 1974 que puso fin a la Guerra del Yom Kipur, y está bajo la supervisión de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF).

El jefe de las tropas de EEUU en Siria niega tener órdenes de colaborar con Rusia

(SOS).- El general Joseph Votel, jefe del Mando Central (CENTCOM) de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, negó haber recibido órdenes de colaborar con el Ejército ruso en Siria, a pesar de que el presidente Donald Trump dijo que ambos países habían acordado colaborar en el conflicto que azota al país árabe.

“No hemos recibido nuevas indicaciones más allá de aquellas con las que operamos en estos momentos”, aseguró Votel en una teleconferencia con la prensa que pudo ser seguida ayer desde el Pentágono.

Esta afirmación entra en conflicto con la declaración hecha este pasado lunes por el comandante en jefe, quien, tras mantener en Helsinki un encuentro privado con el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que “Rusia y Estados Unidos trabajarán juntos” en Siria para “dar seguridad para Israel”.

El general reconoció, además, que un escenario en el que estos dos ejércitos cooperasen iría en contra de la actual legislación nacional, puesto que, en 2014, a raíz de la ocupación de Crimea por parte de Rusia, el Congreso de Estados Unidos adoptó una resolución que impide a las Fuerzas Armadas estadounidense colaborar con las rusas.

“Esta posibilidad, por lo tanto, tendría que ser aprobada por el Congreso y yo no he pedido que lo haga”, dijo el jefe del CENTCOM, quien rechazó profundizar en esta opción por no querer “entrar en especulaciones”.

Cabe señalar que ambos Estados combaten en Siria, pero con objetivos diferentes.

Por este motivo, para evitar enfrentamientos directos, ambos países establecieron una zona de no agresión. “Continuamos comunicándonos con Rusia sobre la zona de no agresión para evitar agresiones”, concedió Votel.

EEUU y Turquía: El acuerdo sobre Manbij es importante para solucionar el conflicto en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han destacado la importancia del acuerdo bilateral en torno a la localidad siria de Manbij para lograr solucionar el conflicto en el país árabe.

Según la información facilitada por la agencia estatal turca Anatolia, ambos mandatarios han resaltado durante una conversación telefónica que el acuerdo es un paso “significativo” en esta dirección.

La conversación ha tenido lugar horas después de que Ankara negara que la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) se hayan retirado de la localidad siria de Manbij y resaltara que el proceso “sigue en marcha”.

“Consideramos exageradas las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de Manbij”, indicaron fuentes del Ministerio de Exteriores de Turquía.

Así, recalcaron que “las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de la región no reflejan la verdad”, en respuesta al comunicado publicado el domingo por el Consejo Militar de Manbij, la milicia integrada en las FDS que controla el cantón de Manbij.

Estados Unidos —aliado de las FDS en la ofensiva contra el Estado Islámico— y Turquía alcanzaron en junio un acuerdo que incluye la retirada de las YPG de Manbij. Fuerzas turcas y estadounidenses serían las garantes de la seguridad y estabilidad en la zona.

El Ejército turco lanzó en enero la Operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de la región de Afrin y marcó como próximo objetivo militar Manbij si no había evacuación de las YPG.

Ankara considera a las YPG —brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD)— como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que cataloga como una organización terrorista.

Cumbre en Helsinki: Rusia y EEUU colaborarán para garantizar la seguridad de Israel en Siria

Iván de Vargas (SOS).- Los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin proclamaron este lunes en la capital de Finlandia su buena sintonía, en una cumbre bilateral que ha servido para escenificar su intención de propiciar un acercamiento entre Estados Unidos y Rusia pese al deterioro de las actuales relaciones diplomáticas.

“Los desacuerdos entre nuestros dos países son muy conocidos, y el presidente Putin y yo hablamos de ello extensamente hoy”, recalcó el mandatario estadounidense durante la rueda de prensa conjunta en el palacio presidencial de Helsinki.

Trump hizo un alegato a favor del diálogo con Rusia, al asegurar que es “bueno para el mundo”, y recordó que “incluso durante las tensiones de la Guerra Fría, cuando el mundo era muy diferente, Rusia y Estados Unidos pudieron mantener un buen diálogo”.

“Tenemos que encontrar vías para cooperar y compartir problemas comunes. La diplomacia, el compromiso, es preferible al conflicto y la hostilidad”, subrayó el jefe de la Casa Blanca.

Como estaba previsto, Siria e Israel ocuparon buena parte de las cuatro horas que duró la reunión. En concreto, los principales líderes mundiales discutieron sobre la necesidad de trabajar juntos para garantizar la seguridad de Israel en el país árabe en guerra.

“Ambos hemos hablado con Bibi (apodo del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu) y les gustaría (a los israelíes) hacer ciertas cosas en Siria relacionadas con la seguridad en Israel”, explicó Trump. “Rusia y Estados Unidos trabajarán juntos” en este asunto, señaló el presidente estadounidense, quien remarcó que es un deseo de ambos “crear seguridad para Israel”.

Respecto a Siria, el máximo dirigente ruso dijo que “la tarea de establecer la paz y la reconciliación en este país podría ser el primer ejemplo del éxito del trabajo conjunto”.

En esta misma línea, Putin instó a Israel y a Siria a cumplir el acuerdo de alto el fuego de 1974 sobre los Altos del Golán, ocupados por el Ejército israelí durante la guerra de los Seis Días (1967).

Israel y Siria están técnicamente en guerra, y la zona del Golán ha sido escenario de numerosos incidentes desde el comienzo del conflicto en el país árabe en el 2011.

El mandatario ruso también encontró una manera creativa de sacarse de encima la necesidad de mover ficha sobre Siria. “En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado… Señor Presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de Fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado”, aseveró el jefe del Kremlin.

Putin concluyó su intervención ante la prensa alabando la colaboración de ambos países en la lucha contra el terrorismo. “Estamos a favor de prolongar nuestra cooperación en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y en el ámbito del cibercrimen. Nuestros servicios especiales trabajan con mucho éxito”, detalló.

Las fuerzas sirias avanzan frente al Estado Islámico en una zona fronteriza con Irak

(SOS).- Las tropas gubernamentales lograron hoy nuevos avances en el este de Siria, en una zona fronteriza con Irak, tras violentos enfrentamientos con el Estado Islámico. En las últimas 48 horas, murieron al menos diez yihadistas y seis miembros de las fuerzas de seguridad.

Estos progresos contaron con cobertura aérea y fueron precedidos de intensos bombardeos. El Ejército sirio y sus tropas aliadas se hicieron con el control de varias posiciones situadas entre la frontera iraquí y las provincias de Homs y Deir ez-Zor, entre la denominada “Estación 3” y la zona de Hameima.

Las fuerzas sirias intentan acabar con la presencia de la organización extremista en esta zona desértica del este de Homs y, en concreto, al este de la “Estación 3” y alrededor de Hameima, donde los milicianos vestidos de negro mantienen varios grupos dispersos.

Por otra parte, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo ayer que “Estados Unidos permanece profundamente preocupado por los informes sobre el aumento de operaciones por parte del régimen sirio en el suroeste del país, dentro de los límites de la zona establecida para reducir la escalada (de violencia) negociada por Estados Unidos, Jordania y Rusia”.

En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales han estado enviando refuerzos a las provincias meridionales de Deraa y Quneitra, en el suroeste del país, en medio de los preparativos de una posible ofensiva en la zona.

En esas regiones está en vigor un cese de las hostilidades desde julio de 2017, auspiciado por Estados Unidos, Jordania y Rusia. Washington y Ammán respaldan a los grupos armados, mientras que Moscú es aliado del Gobierno sirio.