El sistema de defensa aérea de Siria intercepta un objetivo hostil cerca de Damasco

(SOS).- El sistema de defensa aérea de Siria ha interceptado este sábado a un “objetivo hostil” cerca de Damasco, según han informado fuentes oficiales.

“Defensas antiaéreas han interceptado un objetivo hostil sobre la zona de Deir al Ashair en el campo de Damasco”, han detallado.

De momento, no han especificado de qué clase de objeto se trata, ni a quién pertenece.

El Ejército sirio derribó la semana pasada dos drones al sur de Damasco. Algunos medios de comunicación han indicado que se trataba de aparatos de reconocimiento israelíes.

La capital siria se encuentra fuertemente protegida y los ataques contra la ciudad han sido raros en estos siete años de guerra.

Por otra parte, Rusia ha derribado dos drones lanzados por “formaciones armadas ilegales” contra la base aérea que posee en la provincia de Latakia, según ha señalado el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, el general Alexei Tsigankov.

“Durante la pasada jornada, los medios de control del espacio aéreo de la base aérea rusa de Khmeimim detectaron dos drones lanzados desde el territorio controlado por las formaciones armadas ilegales en el norte de la provincia de Latakia”, ha dicho Tsigankov, asegurando que fueron derribados.

El Centro Ruso para la Reconciliación en Siria ya comunicó el jueves que había destruido “un vehículo aéreo no tripulado lanzado desde un territorio controlado por grupos armados ilegales en el norte de la provincia de Latakia” hacia las instalaciones militares de Khmeimim.

El conflicto armado parece entrar ya en su recta final debido a una serie de exitosas ofensivas de las fuerzas gubernamentales y sus aliados sobre distintos focos extremistas que han dejado Idlib, en el norte de Siria, prácticamente como único feudo de los grupos armados radicales.

Anuncios

Rusia, Turquía e Irán abogan por alcanzar un acuerdo en la región siria de Idlib

(SOS).- Rusia, Irán y Turquía se han comprometido este jueves durante un encuentro en la ONU a hacer todo lo posible para evitar un “baño de sangre” en la región de Idlib, uno de los objetivos que el Gobierno sirio se ha marcado reconquistar de forma inminente.

El asesor humanitario de Naciones Unidas, Jan Egeland, ha informado ante los periodistas del resultado de un encuentro celebrado en Ginebra y en el que los representantes rusos, turcos e iraníes han abogado por alcanzar algún tipo de acuerdo en la citada región siria.

La ONU calcula que al menos cuatro millones de personas viven en los bastiones extremistas de Idlib y, pese a la aparente buena voluntad de las partes, ya se prepara para responder a lo que podría ser un nuevo éxodo masivo de personas. Así, pedirá a Turquía que mantenga abiertas sus fronteras a los civiles que quieran huir.

Un grupo de agencias médicas lideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que la ofensiva sobre Idlib podría provocar hasta 700 mil desplazados, una cifra muy por encima de la registrada por los recientes enfrentamientos en la zona suroeste de Siria.

Fuentes locales han confirmado la llegada a la región de más fuerzas sirias de cara a un posible ataque y el Ejército ya ha comenzado a advertir a la población de la inminencia de dicha operación.

“Vuestra cooperación con el Ejército Árabe Sirio os librará del régimen de los milicianos y los terroristas y preservará vuestras vidas y las de vuestros familiares”, dicen unos panfletos arrojados en zonas rurales cercanas a la ciudad de Idlib.

Estos panfletos recomiendan a la población local que se sume a los acuerdos de reconciliación, gracias a los cuales las autoridades de Damasco han podido liberar numerosas zonas. Dichos acuerdos garantizan la amnistía a los combatientes que se acojan a ellos.

El Gobierno sirio logra un nuevo acuerdo para la salida de yihadistas del sur de Damasco

(SOS).- Las autoridades sirias y grupos yihadistas, entre los que figuran el Estado Islámico y la filial siria de Al Qaeda, alcanzaron hoy un nuevo acuerdo en el sur de Damasco, donde las hostilidades se han intensificado en las últimas horas.

Fuentes oficiales informaron de que se ha logrado “un acuerdo de alto el fuego en Guta Occidental entre el Estado sirio y organizaciones armadas después de su rendición”.

Esas mismas fuentes no precisaron las zonas de Guta Occidental, que se extiende por el extrarradio suroeste de la capital siria, donde entrará en vigor el arreglo, aunque mostraron imágenes del distrito de Hayar al Asuad, donde hay presencia del Estado Islámico.

Según explicaron, el pacto estipula también “la entrega de armas pesadas y medianas por parte de los grupos armados” y la salida de sus combatientes hacia la región de Al Badia, una área desértica del este de la provincia de Homs, y hacia Idlib, en el norte.

Las huestes de Abu Bakr al Baghdadi controlan partes del este de Homs, mientras que casi toda Idlib están en poder de Hayat Tahrir al Sham, la filial siria de Al Qaeda, y otras facciones.

Rusia supervisará la salida de los milicianos de Guta Occidental.

Sin embargo, la operación militar de las fuerzas gubernamentales sirias no parará hasta que se cumplan todos los puntos del acuerdo.

El Estado Islámico anunció, a través de los mediadores en el proceso de negociación, que aceptaba el pacto con las autoridades sirias.

Las conversaciones se han desarrollado entre representantes rusos y de las fuerzas gubernamentales, por un lado, y la organización extremista, por otro.

Los yihadistas han aceptado después de que se intensificaran los combates entre ambas partes en los alrededores del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y el barrio de Al Tadamun, en el sur de Damasco.

(Fuente: Agencias)

La ONU teme un contagio de la guerra siria al resto de Oriente Medio

(SOS).- La tensión entre Israel e Irán, la ofensiva turca contra facciones kurdas o los choques entre la coalición estadounidense y fuerzas pro gubernamentales en Siria están disparando el riesgo de que la guerra se contagie al resto de Oriente Medio, según advirtió este miércoles la ONU.

“El conflicto está extendiéndose más allá de las fronteras sirias, en más de una dirección”, aseguró el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, en una reunión con el Consejo de Seguridad.

Su aviso no fue el único: varias potencias internacionales, incluidas Estados Unidos y Rusia, dejaron claro que el temor a que la guerra se propague es real.

“Todos los ingredientes están presentes, si no hacemos nada urgentemente, para una gran confrontación regional e internacional”, resumió el embajador francés ante la ONU, François Delattre.

Según De Mistura, el reciente aumento de la violencia en Siria ha creado uno de los momentos más peligrosos desde que comenzó el conflicto hace casi siete años.

Este mes, el Gobierno sirio y sus aliados han endurecido su campaña contra los rebeldes en Idlib y Guta Oriental.

En paralelo, Turquía continúa su ofensiva sobre el enclave sirio de Afrin y hay informaciones de que sus fuerzas han intercambiado fuego con tropas sirias en Idlib.

También ha habido nuevos choques entre la fuerza contra el Estado Islámico (EI) que lidera Estados Unidos y efectivos pro gubernamentales, con decenas de muertos en un ataque de la coalición internacional, según Washington en respuesta a una agresión contra sus aliados en el noreste de Siria.

A todo ello se ha sumado la escalada entre Israel y Siria, tras los bombardeos israelíes sobre el país vecino después de una supuesta incursión en su territorio de un dron iraní.

El Gobierno sirio advirtió ayer a Israel de que abatirá cualquier avión que ataque su territorio después del derribo de un avión israelí por parte de las defensas antiaéreas sirias el pasado fin de semana.

“Defendimos Siria, derribamos un avión israelí y derribaremos cualquier avión que ataque siria. Esto no es una mera amenaza”, avisó, en declaraciones a la prensa en Damasco, el viceministro sirio de Asuntos Exteriores, Faisal Miqdad.

Miqdad manifestó que su país “es capaz de eliminar a los terroristas, cuando deje de apoyarlos Occidente” y opinó que Estados Unidos y algunos Estados europeos, entre los que nombró a Francia, llevan a cabo “una campaña de histeria frenética contra Siria”.

A juicio del viceministro de Asuntos Exteriores, Washington no está contento con los logros de las Fuerzas Armadas sirias y, por tanto, está publicando “noticias engañosas”.

Según la ONU, combinados, todos estos acontecimientos amenazan los acuerdos en vigor para reducir la violencia en Siria y la “estabilidad regional”.

Como acostumbra, la embajadora estadounidense, Nikki Haley, centró las acusaciones en Irán, a quien acusó de estar poniendo “a prueba la voluntad de sus vecinos y oponentes a resistir su agresión”.

“El régimen de Al Assad se ha convertido en la tapadera de Irán, Hezbolá y sus aliados para hacer avanzar su irresponsable y peligrosa agenda para Oriente Medio”, dijo.

Haley urgió a Rusia a utilizar su influencia sobre Damasco para avanzar hacia la paz, mientras que el representante de Moscú, Vasili Nebenzia, insistió en que es Washington quien debe actuar para detener las hostilidades por parte de los rebeldes.

Entretanto, la situación humanitaria en el país sigue deteriorándose, según Naciones Unidas, que ha pedido una tregua de 30 días para poder llevar ayuda a las poblaciones más necesitadas y para poder evacuar a heridos y enfermos.

El llamamiento figura también en un borrador de resolución que está negociando el Consejo de Seguridad, pero que, por ahora, Rusia ha tachado de poco realista.

Nebenzia, preguntado por los periodistas, explicó que la situación sobre el terreno no permite una medida de ese tipo de un día para otro, aunque señaló que su país está tratando de buscar un consenso con el resto de Estados miembros.

En el plano político, la ONU sigue trabajando para tratar de lograr un acuerdo de paz en las negociaciones que se desarrollan en Ginebra, pero por ahora no hay avances claros.

(Fuente: Agencias)

Grupos rebeldes preparan la formación de un Ejército unificado en el norte de Siria

(SOS).- Facciones rebeldes preparan la formación de un Ejército unificado que aglutinará a unos 20 mil combatientes y luchará en el norte del país frente a las tropas gubernamentales sirias.

“Actualmente trabajamos en la unificación de las facciones en tres cuerpos —la legión primera, la segunda y la tercera— y cuando estén listas se integrarán en el Ejército”, explicó el comandante de la Brigada Sultán Murad, Ahmed Ozman.

Ozman detalló que esa nueva formación comenzará a actuar “próximamente” en el norte de Alepo, en las áreas que están bajo el control de “las facciones del Escudo del Éufrates”.

De esa manera es como se denominan las organizaciones rebeldes aliadas de Turquía, que toman su nombre de la ofensiva que lanzaron el año pasado contra el Estado Islámico y las milicias kurdas en el norte de Alepo.

Dichas facciones tienen presencia en algunas zonas fronterizas del norte de Alepo y la vecina Idlib, ambas en el noroeste de Siria.

Esos grupos operan bajo el paraguas del ELS, vinculado a la principal coalición rebelde, la denominada CNFROS, que recibe al respaldo de Ankara y tiene su sede en territorio turco.

Ahmed Ozman adelantó que el objetivo es que el nuevo Ejército unificado empiece a operar en Alepo y se extienda por Idlib y la vecina provincia de Hama.

No es la primera vez que las facciones rebeldes intentan unificar su mando, aunque siempre sus esfuerzos han sido infructuosos por las divisiones existentes entre ellas.

(Fuente: Agencias)

Combates entre las fuerzas sirias y facciones extremistas en las afueras de Damasco

(SOS).- El Ejército sirio se ha enfrentado este lunes a facciones extremistas en la región de Guta Oriental, bastión rebelde situado en las afueras de Damasco.

Los combates se han desatado de madrugada entre la Legión de la Misericordia y la alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, por una parte, y las tropas sirias, por la otra, cerca de la sede del Gobierno provincial en la localidad de Harista.

La aviación siria, que apoya al Ejército, ha bombardeado las ciudades de Harasta y Arbín, dominada por la Legión de la Misericordia, causando heridas a decenas de combatientes.

Por otra parte, el Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, ha informado de que durante el año 2017 se han firmado más de mil acuerdos de adhesión de municipios al alto el fuego.

“Desde el inicio del año fueron firmados más de mil acuerdos sobre la adhesión de las localidades al régimen del cese del fuego”, ha señalado el Centro en un comunicado.

Además, “con los líderes de las formaciones armadas ilegales fueron firmadas 140 cartas sobre el cese de los combates”. El documento destaca también que el número de los convoyes humanitarios de la ONU que han suministrado ayuda a las zonas de distensión en Siria ha aumentado en el 50 por ciento en el cuarto trimestre de 2017.

En un mensaje con motivo del Año Nuevo, el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, ha dado las gracias a las fuerzas rusas que liberaron Siria de la presencia de grupos terroristas y ha destacado los avances que consiguió el país en el sector de defensa.

A su vez, el presidente sirio, Bashar al-Assad, ha designado al general Ali Abdullah Ayub como nuevo ministro de Defensa. Este cambio en el Ministerio de Defensa se produce después de que las fuerzas sirias lograron en 2017 grandes victorias ante los grupos armados rebeldes en todo el país.

Recientemente, las unidades militares sirias han lanzado importantes operativos militares para expulsar a los yihadistas aun presentes en la provincial central de Hama y poder adentrarse en Idlib.

Conforme a las estimaciones proporcionadas por fuentes militares sirias, si los avances del Ejército siguen el ritmo actual, este podría hacerse con el control total de la parte noroccidental del país en la primera mitad del próximo año y acabar así con las facciones extremistas en la zona.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio da un ultimátum a los rebeldes que se encuentran cerca de los Altos del Golán

(SOS).- El Ejército sirio y las milicias aliadas a Damasco han dado un ultimátum a los rebeldes que se encuentran en los alrededores del monte Hermon, cerca de la frontera con Israel y Líbano.

“Les han dado 72 horas para rendirse, con los combatientes yendo a Idlib o firmando un acuerdo si quieren quedarse”, ha dicho Ibrahim al-Yebaui, oficial rebelde del llamado Ejército Libre Sirio (ELS) al tanto de la situación.

Otro oficial rebelde citado por las agencias internacionales de noticias ha señalado, bajo condición de anonimato, que las autoridades sirias han exigido que “se rindan o se enfrenten a una solución militar”.

Los rebeldes se encuentran rodeados en Beit Yin, su bastión principal en la zona, tras perder el control de varias colinas estratégicas durante esta semana, tras cerca de dos meses de enfrentamientos armados.

El partido-milicia chií libanés Hezbolá, aliado de las tropas gubernamentales sirias, ha afirmado que los rebeldes han aceptado negociar los términos de su rendición, asegurando que las negociaciones para su evacuación han comenzado.

El Ejército sirio ha usado en el pasado tácticas similares para evacuar a los combatientes rebeldes de las zonas que controla tras imponer cercos y lanzar ataques aéreos contra las mismas.

El Gobierno de Israel, al que Siria acusa de apoyar a los grupos armados rebeldes, ha mostrado su preocupación por el creciente peso de Irán en los Altos del Golán y ha aumentado sus ataques contra posiciones del Ejército sirio y las milicias aliadas en el interior del país árabe.

Por otra parte, antiguos miembros de la facción de Al Qaeda en Siria han derribado este martes un avión de la Fuerza Aérea de Siria en la provincia de Hama, en el oeste del país árabe, acabando con la vida del piloto.

Una fuente militar ha indicado que este incidente se ha producido en el marco de “una operación a gran escala” contra los ex combatientes del Frente al-Nusra para echarles del eje que forman Hama y la vecina Idlib.

Los milicianos islamistas han confirmado el derribo del avión gubernamental sirio y han asegurado que están buscando a un segundo piloto que habría sobrevivido al impacto.

Hama ha sido escenario de fuertes bombardeos de la aviación siria y rusa. En las últimas semanas, decenas de extremistas han muerto a causa de estos intensos ataques aéreos.

(Fuente: Agencias)