Coro “Santa Teresa” canta en la Santa Misa en honor de San José en Alepo – Siria

El pasado 20 de marzo, día que en la Iglesia Universal se celebró la Solemnidadde San José, las Hermanas que realizan su apostolado en Alepo, junto con el Señor Obispo, le pidieron al Coro “Santa Teresa” que solemnice la Eucaristía en el día de la Solemnidad de San José, esposo de María Virgen en la Catedral Latina “Niño Jesús” en Alepo.

El video que le compartimos es el canto final de la Santa Misa: el Ave María

Agradecemos el esfuerzo que ⁠⁠⁠Shady Najah, director del Coro y los miembros del Coro hicieron para hacer más digna la celebración del Patrono de la Iglesia Universal.

Que San José, los bendiga con creces

¡Bendiciones!

⁠⁠⁠Solemnidad de San José en Alepo – Siria

Por gracia de Dios el día 19 comenzamos los festejos con los maitines que hemos rezado con las estudiantes de nuestra residencia universitaria.

El día 20 a las 17 horas tuvimos la Misa festiva celebrada por Monseñor George Abu Khazem y concelebrada por el Padre David Fernández, IVE.

Muchos de los fieles de la catedral, y personas muy cercanas a nosotras han participado de la Santa Misa y posteriores festejos. Es de resaltar la participación del Coro Santa Teresa, que solemnizó el evento con cantos preparados para la ocasión.

Demos gracias a Dios por todos los beneficios que nos concedió durante estos 29 años de la fundación de nuestro Instituto “Servidoras del Señor y la Virgen de Matará”, instituto femenino de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado, por intercesión de nuestro querido patrono San José.

Madre Laudis, misionera en Alepo – Siria

¡Bendiciones!

Via Crucis en Alepo – Siria con una reliquia de la Santa Cruz

Hace ya varios años, Mons. Nazzaro, anterior obispo latino para Siria y hoy ya fallecido, había llevado como regalo a la Catedral de Alepo, una reliquia de la Santa Cruz.

Este viernes pasado, el P. David Fernández, IVE, la M. Laudis, las Hermanas y algunos laicos sirios, rezaron el Via Crucis como lo rezan todos los viernes de Cuaresma.

En vez de llevar la cruz, esta vez se llevó la reliquia de la Vera Cruz.

La reliquia estará expuesta en la Catedral durante todo el tiempo de Cuaresma, para la veneración de los fieles.

¡Bendiciones!

Visita a la Fortaleza de Alepo – Siria y a la parte antigua de la ciudad

Nos escribe la Madre Laudis Gloriae

“Ayer, juntamente con el Padre David Fernández, IVE hemos podido visitar la parte antigua de la ciudad de Alepo y sus alrededores. Incluso hemos podido visitar la Fortaleza por adentro.

Mirando tanta destrucción pensaba que todo eso era fruto del pecado del hombre, de la arrogancia de tantos que ni siquiera respetan los lugares santos y ni la vida humana.

“Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.” (I Juan 2, 16)

Y el fruto de este pecado no es sino la muerte, como tan bien nos relata Santiago en su carta “Después, cuando la pasión ha concebido, da a luz al pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte.” (Santiago 1, 15)

Nos hemos convencido que solamente con la caridad se puede reconstruir no sólo los edificios sino las vidas de tantas personas que han quedado marcadas por tanto dolor.

Recemos por todos los hombres para que aprendamos a valorar la misma vida humana, que es creada por amor a Imagen y Semejanza de Dios”.

¡Bendiciones!

Via Crucis en Alepo – Siria

Ayer primer viernes de Cuaresma, también llamado viernes después de ceniza, para diferenciarlo del próximo viernes que es el viernes de la primera semana de Cuaresma, se llevó a cabo el Via Crucis en la Catedral latina de Alepo.

El Padre David Fernández, IVE dirigió el Via Crucis entre los cantos de la gente. Todos participaron llenos de recogimiento, acompañando a Jesús en su Camino hacia la Cruz.

Finalizado el Santo Via Crucis, se celebró la Eucaristía.

Esta es la primera Cuaresma, que los alepinos pueden participar desde el fin de los fuertes combates en su ciudad; aún hoy la paz no es perfecta, ya que se siguen escuchando a las afueras de la ciudad algunos bombardeos.

Elevemos súplicas a Dios por este pueblo mártir y acompañémoslo también nosotros en esta Cuaresma, siguiendo las huellas del Crucificado.

¡Bendiciones!