Mensaje del P. Hugo Alaniz, IVE desde Alepo: “Muchos deben mendigar para poder vivir”

Alepo, 19° de Marzo del 2018

Queridos todos

A mediados de Diciembre pasado llegué a Alepo, mi nuevo destino, mi nueva Misión. Aprovechando el tiempo de fiestas Navideñas empecé a visitar familias tanto en la zona del Obispado (junto al P David y a las Hermanas), donde vivimos, como en la del Midán, donde será mi parroquia. Son realidades muy distintas pero ambas tienen en común el gran sufrimiento y angustia a causa de lo que han pasado.

La primera es zona más bien residencial al oeste de Alepo, hermosos edificios de tres plantas con lindos jardines, calles amplias y muchos espacios verdes. El Obispado es un edificio de no más de 10 años, ubicado a sólo 100 metros del campo universitario, y por lo tanto calles siempre transitadas por miles de jóvenes. Si bien cayeron algunos misiles no se ven grandes rastros de la guerra pasada.

En cambio Midan está ubicada al este de la ciudad, zona popular, conglomeraciones de edificios humildes de hasta 8 pisos, con departamentos muy pequeños para numerosas familias, a los cuales se accede en la oscuridad de estrechas escaleras… calles angostas, llenas de escombros y ahora, época de lluvias, mucho barro. Esta es la gente que de un momento a otro tuvieron que dejar sus casas amenazados por distintos grupos terroristas que por casi 4 largos años tomaron esta parte de Alepo. Ahora un 80% de la zona está destruida, con claros signos de lo que han sido los tremendos enfrentamientos, montañas de escombros donde uno puede imaginarse que vivían familias antes de una fuerte explosión… y los departamentos que tuvieron la suerte de no estar en la línea de fuego quedaron destruidos por los que los usurpaban, incluso rompiendo los muros divisorios de modo de asegurarse que no se les escapaba ninguna habitación sin ser saqueada.

Ahí tenemos nuestra iglesia, “Nuestra Señora de la Anunciación”, que corrió la misma suerte de las casas de sus fieles.

Muchos quedaron sin NADA. Un gran número de personas emigraron. Los que quedaron aquí fueron recibidos por familiares en zonas de la ciudad más seguras, otros por la iglesia, a otros se les ayudó a buscar y alquilar un pequeño departamento. Pero perdieron lo poco que tenían, hasta sus trabajos, sus negocios… Sí, la mayoría de estas familias quedaron sin nada.

Hoy en día, además de la tristeza por lo que han pasado, reina en ellos una gran incertidumbre sobre el fin de los conflictos y la paz anhelada (porque todos los días se escuchan enfrentamientos no ya en la ciudad misma pero sí muy cerca). Es muy cruda la gran necesidad en la que la gran mayoría de las familias están atravesando… es una realidad muy dura y triste. Hay hambre, mucha necesidad y lo peor, la tentación de desánimo e impotencia de afrontar el futuro próximo y triste que se les presenta.

La iglesia (en sus distintos ritos) ha ayudado y todavía ayuda a muchos de ellos. Es algo mínimo pero les ayuda a sobrevivir. Hay instituciones que ayudan con medicamentos y operaciones, otras con alimentos… Pero lamentablemente esto ya deja de ser noticia y las ayudas no llegan como antes, son más escasas. Se suma a esto el embargo con el que países del primer mundo han sancionado a Siria. Esto complica muchísimo ayudas del exterior. Literalmente, muchos deben mendigar para poder vivir.

Sigue habiendo gran necesidad.

Muchas familias no saben cómo arreglárselas. Y allá están los más vulnerables, ancianos que han quedado solos, familias aún más pobres, o los que tienen situaciones morales tristes en sus familias (algún miembro en prisión; una hija raptada que ya no puede volver y pide a sus padres al menos alguna ayuda para sus hijitos; en otra familia un hijo con adicciones o una persona con discapacidad…).

Nuestro miedo es que aumenten los problemas morales que pueden acarrear la gran necesidad y miseria material. Ya conocemos varios de ellos y en lo posible tratamos de seguir estos casos.

Para que tengan una idea de la realidad diaria de esta gente, del costo de vida y como sobreviven, les cuento de algunos casos entre muchos que he conocido en estos días:

  • Un señor que trabaja como peluquero de mi parroquia gana 50 $ al mes (dólares americanos), de ahí paga el alquiler del local y con el resto vive él y su familia. Tiene dos hijos universitarios…
  • Abu George, un señor muy simple, consiguió trabajo de limpieza en una clínica de un Dr. cristiano. Su sueldo es de 26 $ (dólares americanos). Es casado y tiene una niña con discapacidades.
  • Otro señor vende ‘gas por kg’ y cigarrillos en un pobrísimo local, muy cerca de su casa para poder ver a su mujer que la han operado del corazón. Su ganancia es de unos 20 $ al mes. Al menos el humilde departamentito es ya de ellos, donación de una persona de bien.
  • Como ellos muchísima gente. A veces en departamentitos muy chicos viviendo dos o tres familias…
  • El alquiler de un departamento de dos habitaciones, baño y cocina (algo pobre, en el 5 piso y por supuesto sin ascensor, 50 m2) cuesta entre 30 y 40 $. Esto en zona popular, no recomendable si la familia tiene hijas niñas o adolescentes.
  • El kg de carne casi 9 $; el litro de nafta 0,55 $ (no hablemos de calidad); Diesel 0,66… Con la libreta familiar pueden conseguir el pan gratis, pero hay que estar dispuesto a hacer una larga cola de hasta 100 metros y llenarse de paciencia por los que no respetan el turno.
  • Antes de esta guerra Siria no tenía deuda externa y, tanto como Iraq, riquísimos en recursos naturales. Ahora poquísimas horas al día gozamos de electricidad. Esta es la razón que las calles se han llenado de telarañas de cables desordenados de modo que familias puedan tener acceso a energía extra, pero claro está, comprando la hora de este servicio a un costo muy alto.

Una familia integrada por 5 personas necesitaría unos 400 $ para no ser pobre. En mi parroquia no sólo que están a siglos de llegar a eso, si no que no tienen lo mínimo indispensable para sobrevivir. Es realmente una situación de emergencia para muchas de estas familias.

Sin duda que nuestra Misión es llevar el Evangelio a esas personas, a esas familias. Ellos agradecen grandemente el apoyo espiritual y moral, las visitas a sus casas, las bendiciones en los cementerios de tantos familiares fallecidos a causa de la guerra, las misas que celebramos en una Iglesia prestada… Es un gran consuelo que sienten. Ellos están entusiasmados también por la proximidad de la apertura de la Iglesia Ntra Sra de la Anunciación, encomendada al Instituto. Pero ante tal realidad no podemos no comprometernos en darles alguna otra asistencia que esté a nuestro alcance.

  • Nuestra idea es, además de la atención espiritual, empezar con actividades como terapia post guerra y en lo posible, en la medida que otros quieran involucrarse por una buena y justa causa, ayudar a estas familias a seguir sobreviviendo y ayudarles para un futuro cada vez menos tenebroso. Ya hemos empezado con algunas actividades de recreación, reuniones de familias, deportes, reuniéndonos en algunas casas con situaciones especiales.
  • El padre al que he venido a reemplazar junto al Obispo, habían presentado un proyecto que fue aceptado. Se trata de clases de peluquería, maquillaje y de manicura… Bueno, no crean que seré yo a dar estos cursos 😉 Estamos tratando ahora de concretar lo que falta para poder empezar (lugar, profesoras, tratar de darles un certificado que las habilite a trabajar en esto…). También la idea es de empezar muy pronto con cursos de música, inglés y computación.
  • Algo que querría también concretar es la ayuda a universitarios. Creo que la mejor asistencia a muchas de estas familias es promover a que sus hijos puedan formarse bien en vistas de mejores posibilidades de trabajo y futuro. Eso implica que esos jóvenes no podrán ayudar a la subsistencia de la familia en ese momento, mientras estén estudiando. Implica buscar quien ‘apadrine’ a esas familias y estudiantes.
  • Una vez terminada la reparación de la Iglesia trataremos de seguir con la planta baja del mismo edificio. Más adelante trataríamos de conseguir máquinas de coser para enseñar el trabajo de sastrería. Y apuntando un poco más alto, lo ideal sería de conseguir quien compre estos trabajos… pero esto será en un futuro.
  • Nos urge muchísimo ayudar a algunas familias en la reparación de sus casitas/departamentos dañadas a causa de los ataques. La gran mayoría es algo parcial de la casa, otras implicaría un trabajo integral. De acuerdo a lo que podamos ir juntando empezaremos con los trabajos. Este proyecto tendría también otra finalidad, dar trabajo personas en dichas obras.
  • Y queda lo que es YA, esas familias más necesitadas que hoy necesitan de algo urgente, los más vulnerables, los que no saben cómo…

Gracias a Dios encontré un hermoso grupo de voluntarios que son los que me ayudan a conocer familias, a entender situaciones, programar y soñar… Creo que es fundamental que la gente de aquí se involucre también en obras de caridad, pensando en sus hermanos, ayudando al menos con su tiempo y voluntariado a otros.

Cuento ciertamente con ellos y espero que también con Uds para poder concretar objetivos. Sin duda que lo primero es la oración; es Él que nos sostiene, conforta y ayuda con su gracia. Por eso les pido que eleven una oración a nuestro Buen Dios pidiendo por la paz definitiva en estos países.

Si desean comunicarse con nosotros:

Iglesia Nuestra Señora de la Anunciación, Latin Church, Alepo.

Padre Hugo Fabián Alaniz,VE (hugoalaniz@ive.org) o (mariaannunciation.Aleppo@ive.org ) Mobile and Whatsapp: +963 991 121 167

Por posibles donaciones les pido que se comuniquen por Mail o Whatsapp. Pueden escribir en el motivo del envío tanto a las cuentas bancarias como al paypal lo siguiente: Para ayudar en la misión del P. Hugo.

Por medio del sistema paypal, está todo en este link:

https://www.facebook.com/SOScristianosensiria/app/190322544333196/

Tal vez a algunos les llame la atención mi modo de presentar esta realidad, o el ser tan directo en pedirles una mano… deberían ver los rostros de la gente que he conocido en estos días. Por ellos haría mucho más.

Agradezco las oraciones por estas intenciones y nuestra gente. Y no duden en comunicarse por inquietudes y sugerencias.

Aprovecho la ocasión para desearles una Santa Semana de preparación para la Pascua, y que nuestras vidas sean iluminadas por la luz que Él nos ofrece.

En Cristo y María, nuestra Señora del Monte, la que en Ánjara (Jordania) lloró sangre como anticipo a lo que iba a suceder…

P Hugo Fabián Alaniz, IVE

Anuncios

Siria asigna 138 millones de dólares para proyectos de reconstrucción en Alepo

(SOS).- El Gobierno asignó 60 mil millones de libras sirias (unos 138 millones de dólares) para la reconstrucción de servicios públicos y la ejecución de proyectos de desarrollo en la ciudad norteña de Alepo, informaron fuentes oficiales.

Los proyectos incluyen la reconstrucción de escuelas, clínicas y redes hidráulicas y eléctricas destruidas, así como la ejecución de proyectos agrícolas, la reconstrucción de suelos y otros trabajos de rehabilitación de infraestructuras.

El primer ministro sirio, Emad Jamis, comentó que los proyectos más urgentes de desarrollo y servicios iniciaron en Alepo hace un año, después de que el Ejército liberara los barrios orientales de la ciudad que estaban en poder de los terroristas, y añadió que el nuevo presupuesto es para completar algunos de los proyectos pendientes.

En declaraciones a la prensa, Jamis destacó la apuesta de las autoridades sirias por un nuevo capítulo en el proceso de reconstrucción de Alepo.

El primer ministro indicó que las autoridades sirias tienen un plan para fortalecer la producción en Alepo, subrayando el deseo de su gobierno de adherirse a las demandas de los comerciantes y los hombres de negocios de la ciudad.

Jamis insistió en la necesidad de reanimar la producción industrial de Alepo, para aumentar las exportaciones y de esa forma captar divisas que potencien el desarrollo económico y social del país.

El jefe del Gobierno también reconoció la importancia de la colaboración entre el poder legislativo y el ejecutivo para superar los retos y dificultades que causan sufrimiento a los habitantes de Alepo.

La reconstrucción de Alepo, corazón económico de Siria, podría costar decenas de miles de millones de dólares. En la zona este de la ciudad, la devastación causada por los yihadistas todavía hoy sigue siendo visible.

El 15 de noviembre de 2016 las fuerzas gubernamentales y sus aliados comenzaron una operación para retomar la mitad oriental de Alepo, dominada por facciones extremistas desde julio de 2012.

La intensa ofensiva militar duró aproximadamente un mes y se saldó con un acuerdo entre ambas partes para la salida de la localidad de los combatientes y los civiles que lo desearan.

Muchos ciudadanos regresaron a sus casas una semana después de que el Ejército sirio recuperara el dominio total de Alepo a finales de diciembre de 2016.

(Fuente: Agencias)

Grupos rebeldes preparan la formación de un Ejército unificado en el norte de Siria

(SOS).- Facciones rebeldes preparan la formación de un Ejército unificado que aglutinará a unos 20 mil combatientes y luchará en el norte del país frente a las tropas gubernamentales sirias.

“Actualmente trabajamos en la unificación de las facciones en tres cuerpos —la legión primera, la segunda y la tercera— y cuando estén listas se integrarán en el Ejército”, explicó el comandante de la Brigada Sultán Murad, Ahmed Ozman.

Ozman detalló que esa nueva formación comenzará a actuar “próximamente” en el norte de Alepo, en las áreas que están bajo el control de “las facciones del Escudo del Éufrates”.

De esa manera es como se denominan las organizaciones rebeldes aliadas de Turquía, que toman su nombre de la ofensiva que lanzaron el año pasado contra el Estado Islámico y las milicias kurdas en el norte de Alepo.

Dichas facciones tienen presencia en algunas zonas fronterizas del norte de Alepo y la vecina Idlib, ambas en el noroeste de Siria.

Esos grupos operan bajo el paraguas del ELS, vinculado a la principal coalición rebelde, la denominada CNFROS, que recibe al respaldo de Ankara y tiene su sede en territorio turco.

Ahmed Ozman adelantó que el objetivo es que el nuevo Ejército unificado empiece a operar en Alepo y se extienda por Idlib y la vecina provincia de Hama.

No es la primera vez que las facciones rebeldes intentan unificar su mando, aunque siempre sus esfuerzos han sido infructuosos por las divisiones existentes entre ellas.

(Fuente: Agencias)

Adultos, jóvenes y niños se dieron cita en las iglesias para celebrar la Navidad en Siria

(SOS).- Distintas comunidades cristianas celebraron ayer la Navidad con misas en varias partes de Siria. Adultos, jóvenes y niños se dieron cita en las iglesias para festejar el nacimiento del Niño Jesús.

Una de las ceremonias religiosas más importantes tuvo lugar en la iglesia siro-ortodoxa de San Jorge en Damasco, donde la Santa Misa estuvo presidida por el patriarca Mar Ignacio Efrén II.

En la ciudad de Alepo, los niños disfrutaron de un momento agradable con familiares y amigos junto a un gran árbol de Navidad. También tuvieron lugar celebraciones en otras provincias bajo control gubernamental como Latakia y Sueida, así como en la parte bajo el dominio de las autoridades sirias en Hasaka.

En la ciudad vieja de Homs, los cristianos sirios recibieron la Navidad con alegría. Esta ciudad, la tercera más poblada del país, fue escenario de enfrentamientos encarnizados entre el Ejército y los rebeldes entre 2011 y 2014. Ahora saborean las fiestas navideñas y para celebrarlas por todo lo alto organizaron un recital, una procesión y un espectáculo infantil. En el barrio de Hamidiyeh, luce desde hace días un enorme abeto metálico decorado con guirnaldas plateadas y azules.

Por su parte, el ministro de Asuntos Presidenciales, Mansur Azam, se entrevistó con los líderes de las diferentes comunidades cristianas, a los que trasladó las felicitaciones navideñas en nombre del jefe de Estado, Bashar al-Assad.

Además de reunirse con el patriarca Ignacio Efrén II, Mansur se entrevistó con el patriarca greco-ortodoxo, Juan X Yazigi, y el greco-melquita, Joseph Absi; así como con los obispos siro-católico, Elías Tabi, y armenio católico, Joseph Arnaouti, entre otros.

Los dirigentes religiosos agradecieron el gesto del presidente Al Assad e invocaron a Dios para que proteja a Siria y a su pueblo.

Mientras, las fuerzas gubernamentales respaldadas por sus aliados lograron avances en su ofensiva sobre el enclave de Beit Yin, uno de los últimos reductos de los rebeldes, situado cerca de la frontera con Israel y Líbano.

(Fuente: Agencias)

En Alepo, los muertos por fin podrán descansar en paz

(SOS).- La vida en Alepo sigue siendo muy difícil, a pesar de que ya no caen bombas sobre la ciudad, que fue liberada por el Ejército sirio hace ya varios meses. El precio de los alimentos es altísimo, la moneda está devaluada, y aun el 80% de sus habitantes viven fuera de sus casas. Las personas que fallecieron durante los más de 4 años de enfrentamientos tampoco han podido todavía descansar en paz.

El barrio de Sheikh Maqsood se levanta sobre una colina a las afueras del noroeste de Alepo. En esta zona se libró una de las batallas más encarnizadas entre tropas kurdas y grupos islamistas como el Frente al-Nusra, filial de Al Qaeda en Siria. Los kurdos, que finalmente se hicieron con la zona, siguen impidiendo el paso de civiles y fuerzas de seguridad sirias al interior del barrio. En la periferia oeste y a los pies de la colina llamada Jabal al-Saydé se encuentran todos los cementerios cristianos. Durante la guerra nadie podía acercarse a esos camposantos, así que quedaron cerrados y varios de ellos fueron dañados por las bombas y los saqueos.

“Queremos que nuestros seres queridos que han fallecido tengan un enterramiento digno y sagrado”, comenta el vicario general de la Archidiócesis greco-ortodoxa de Alepo y Alejandreta, Moses Alkhassi.

“Necesitamos ayuda para reconstruir nuestro cementerio”, afirma Alkhassi. “Varias bombas cayeron destruyendo buena parte del mismo, lo podéis ver”, dice, mientras señala un grupo de nichos reducidos a escombros con ataúdes aún dentro. “También se llevaron puertas, lápidas y abrieron varias tumbas”, lamenta. La parte de Jabal al-Saydé donde se encuentra el cementerio greco-ortodoxo de Alepo es la que más daños ha sufrido.

La fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés) se ha comprometido a reparar el camposanto greco-ortodoxo y apoyar los traslados de cristianos ortodoxos y católicos de diferentes ritos fallecidos en Alepo entre abril de 2013 y diciembre de 2016 al cementerio cristiano de Jabal al-Saydé.

“Nuestros feligreses no pueden pagar todo lo fundamental para vivir, desde comida, medicamentos, alojamientos, mucho menos pueden hacerse cargo del coste de los enterramientos o del cementerio. Por ello apreciamos mucho la ayuda ofrecida por ACN”, asegura el vicario general.

“Nuestra archidiócesis ha sufrido mucho porque hemos perdido varias iglesias, nuestro arzobispo metropolitano Boutros Yazigi fue secuestrado a principios de la guerra junto con el arzobispo siro-ortodoxo y aún no sabemos dónde están”, cuenta apenado el religioso.

No sólo es necesario reparar los cementerios, sino dar el eterno descanso a los que han perdido la vida durante los últimos cuatro años de conflicto. Sólo de la comunidad greco-ortodoxa son 255 feligreses, pero el total de los fallecidos pertenecientes a todas las denominaciones cristianas que esperan ser enterrados con dignidad en el camposanto de Jabal al-Saydé asciende a 2.461. Hasta ahora, sus cuerpos están en un terreno cedido provisionalmente por el Gobierno en la zona de la Universidad.

“Hemos descubierto el gran milagro de la unidad. Necesitamos que los fallecidos tengan por fin un lugar santo donde descansar realmente en paz”, afirma Moses Alkhassi. “Tenemos esperanza porque vosotros nos estáis apoyando. Como decía nuestro arzobispo Yigizi: No os puedo decir cómo será el futuro, lo que sí os aseguro es que está en manos de Dios”, prosigue. “Pedimos a todas las personas de Europa y el mundo que recen por nosotros. Vemos la esperanza en los ojos de nuestros feligreses y en la ayuda que nos estáis dando”, concluye.

(Fuente: ACN) Sigue leyendo

Escuela de Verano en Alepo – Siria

Hace unos día atrás les comentamos las actividades que las Hermanas de Nuestra Familia Religiosa están realizando: ayudan en la Escuela de Verano, que se está llevando en la Parroquia Santa Matilde.

Les habíamos compartido algunas fotos sobre uno de los días de salida. Todos los miércoles tiene una salida, un día libre en alguna parte de la ciudad.

Hoy queremos compartir con ustedes, las actividades que se llevaron a cabo el día lunes 3 de Julio: los niños tuvieron clases de manualidades.

Entre los talleres que se realizarán durante los diversos días tenemos: pintura, música, gimnasia, matemáticas

El día empezó a las 9.00 de la mañana y se hicieron un par de recreos, y a las 12.30 los niños ya estaban volviendo a sus casas.

Los niños estaban realmente muy concentrados en hacer las manualidades y muy contentos.

Les pedimos oraciones por los frutos de esta Escuela de Verano, que tanto bien les herá a los niños.

¡Bendiciones!

Solemnidad del Corpus Christi en Alepo – Siria

Ayer domingo 18 de junio, pudimos celebrar con gran alegría, la Solemindad de Santísimo Cuerpo y Sandre de Nuestro Señor Jesucristo y acompañamos a Jesús en su caminar por las calles de Alepo.

Las hermanas con un grupo de jóvenes, comenzaron a preparar los altares y los tapices hechos con pétalos de rosa el día anterior. Fue muy hermoso ver a los jóvenes tan alegres, sirviendo en ese “poco” que le ofrecían a Jesús.

La Santa Misa fue presidida por el P. David Fernández, IVE y finalizada la Eucaristía se llevó a cabo la procesión eucaristica con las bendiciones a los 4 puntos cardinales.

Mientras acompañábamos a Jesús Eucaristía se rezaba el Rosario Eucarístico y se intercalaban los misterios con cantos a la Eucaristía; la procesión salió de la Iglesia Catedral y pasó y se dió la bendición en el Carmelo, en el Convento de las Hermanas de la Caridad y en la casa de los Sacerdotes del Instituto del Verbo Encarnado.

Cuando el P. David llegaba a cada uno de los Altares, allí depositaba la Custodia que porta el Santísimo Sacramento, inciensaba a Jesús presente en la Eucaristía y se leía el diálogo eucarístico, que consiste en temas relacionados con la eucaristía, preparados como si fuesen un diálogo, a modo de preguntas y respuestas. De esa forma el pueblo participa más activamente y se nutre de este misterio de amor. Luego se impartía la bendición para alguno de los puntos cardinales y se contnuaba la procesión hasta el siguiente altar.

Por gracia de Dios, pudieron participar de esta ceremonia muchísimos de nuestros feligreses, los cuales estaban muy entusiasmados con la cermonia.

Oremos por el pueblo sirio y por los religiosos que sirven y acompañan a este pueblo martirial.

¡Bendiciones!