Egipto – Sospechosos de los atentados terroristas del Domingo de Ramos se entregan a la Policía para demostrar su inocencia

(SOS).- El aparato de seguridad egipcio, para mostrar su diligencia en la investigación de los ataques terroristas del Domingo de Ramos que causaron una masacre en dos iglesias coptas, está difundiendo fotos e identikit de personas que señala como sospechosos de los atentados. Pero la incertidumbre sobre la fiabilidad de la información en poder de la Policía está aumentado después de que dos sospechosos, cuyas imágenes fueron mostradas en la televisión para facilitar su captura, se presentasen espontáneamente ante las Fuerzas de Seguridad egipcias, afirmando que pueden demostrar su inocencia.

El último sospechoso que se ha entregado a la policía de Qena, en el Alto Egipto, se llama Amr Mustafa Yussef, trabaja para una compañía de petróleo y es padre de dos hijos. Su madre y su hermano han declarado a la cadena de televisión egipcia DMC que se sorprendieron mucho al ver la imagen de Amr difundida por el Ministerio del Interior como uno de los principales sospechosos de la matanza del pasado 9 de abril.

Amr, al saber que lo estaban buscando, se ha presentado de inmediato a la Policía. “Si la investigación demostrará que está involucrado en las masacres”, ha declarado su hermano a la televisión privada egipcia “seremos nosotros los primeros en pedir que sea severamente castigado conforme a la ley”. Los parientes de Amr también han excluido que el hombre estuviese en contacto con grupos yihadistas.

Antes que Amr Mustafa Yussef, otro sospechoso de las últimas masacres perpetradas contra los coptos, llamado Mahmud Mohamed Hussein, también se había entregado a la Policía de Qena, declarando ser ajeno a los actos terroristas de los cuales se veía acusado. Fuentes egipcias consultadas por la Agencia Fides han referido que Mohamed Hussein ha sido detenido, y no se ha entregado de manera espontánea, según versiones atribuidas a las autoridades de policía.

(Fuente: Agencia Fides)

Más de 100 muertos en un atentado contra un convoy de evacuados cerca de Alepo

(SOS).- Los 5.000 residentes evacuados el viernes de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya, en la provincia siria de Idleb, fueron blanco ayer de un ataque suicida con coche bomba, que dejó más de un centenar de muertos y decenas de heridos.

La explosión se produjo en la zona de Al Rashidin, a las afueras de la la ciudad de Alepo, donde las víctimas estaban esperando a ser trasladadas a su destino final.

El vehículo que estalló es un cuatro por cuatro tipo pick-up y provocó una gran destrucción en los autobuses a bordo de los cuales los evacuados llegaron a Alepo y esperaban ser llevados al pueblo de Yebrin, cercano a la urbe.

La mayoría de las víctimas son niños y mujeres, de las familias evacuadas de Fua y Kefraya, que abandonaron sus hogares después de haber permanecido cercados durante más de dos años por varios grupos armados extremistas. El coche bomba se introdujo en la zona con el pretexto de entregar ayuda humanitaria.

Poco después de la explosión, se reanudó el proceso pactado de evacuación, tanto de los residentes de Fua y Kefraya, como de los 2.200 civiles y combatientes que salieron ayer de Madaya y que también se habían quedado a las afueras de Alepo.

Los vehículos que transportaban a los evacuados de Madaya emprendieron el camino desde la zona de Al Ramusa hacia la provincia de Idleb, controlada por los grupos armados rebeldes. Mientras que el convoy de Fua y Kefraya se dirigió a la ciudad de Alepo, en manos de las autoridades sirias.

La evacuación de civiles y milicianos de las poblaciones de Madaya, Fua y Kefraya tuvo lugar en aplicación de un acuerdo entre el Gobierno sirio y los rebeldes para pacificar estas localidades.

(Fuente: Agencias)

El Patriarca copto católico invita a mirar a los nuevos mártires tras la masacre en Egipto

(SOS).- El patriarca Ibrahim Isaac Sidrak, Primado de la Iglesia copta católica, destacó que la masacre del Domingo de Ramos “pone a prueba la fe de los cristianos egipcios. Incluso el papa Tawadros II está triste y afligido, y no es fácil conseguir hablar con él. Nosotros, ante todo esto, miramos a los nuevos mártires y pedimos con más fuerza que Cristo nos consuele y avive nuestra esperanza en la Resurrección”. El patriarca Sidrak describió de este modo el estado de ánimo generalizado entre muchos bautizados egipcios, tras los atentados terroristas perpetrados el domingo pasado en dos iglesias coptas ortodoxas por dos kamikazes, unos hechos que fueron reivindicados por el Estado Islámico.

“El día de la masacre -reveló el Primado de la Iglesia copta católica- me encontraba en Alejandría y celebré la misa en nuestra catedral, que está a 200 metros de la catedral copta ortodoxa”. “Escuchamos la fuerte explosión”, aseguró.

Para el patriarca Sidrak, “el que el papa Francisco haya confirmado su visita es una señal importante para los cristianos y para toda la nación egipcia: una posible cancelación del programa habría dado la impresión de que los que siembran el terror pueden prevalecer”.

Contrariamente a la estrategia terrorista, el Primado de la Iglesia copta católica consideró inadecuada la política que se basa solo en la represión y caza de los asesinos después de que los crímenes fueron cometidos. “Detrás de estas acciones inhumanas hay discursos que albergan odio, que circulan incluso en los medios de comunicación, y en última instancia afectan a la mentalidad de muchas personas”, explicó. “Desde hace dos años, el presidente egipcio Al Sisi insiste en que hay que cambiar el ‘discurso religioso’ para cortar de raíz los pensamientos aberrantes que alimentan el terrorismo. Pero esas palabras no son escuchadas. Incluso ciertos círculos vinculados a Al Azhar no están convencidos de la necesidad de cambiar”, advirtió.

Después de los atentados, señaló el patriarca Sidrak, “nos llegan de todas partes pedidos para aumentar la seguridad de las iglesias durante las liturgias de la Semana Santa. No quiero acusar a nadie, pero la amargura de muchos es debida al hecho de que estas matanzas se repiten siempre de la misma manera, con la misma dinámica, y nada parece cambiar”. “En esta situación, a menudo son los laicos los que nos confortan y sostienen la esperanza de todos. Oramos para que el Señor muestre su victoria, e incluso convierta los corazones de los verdugos, como también pidió el papa Francisco. Con estas oraciones vamos al encuentro de Jesús, para celebrar su resurrección, en el día de Pascua”, concluyó.

(Fuente: Agencia Fides)

El terror en Damasco marca el sexto aniversario del conflicto sirio

(SOS).- Cuatro días después de un atentado que se cobró 74 vidas, el terror ha golpeado de nuevo el corazón de Damasco cuando se cumple el sexto aniversario del conflicto en Siria.

Un terrorista suicida ha hecho estallar este miércoles la carga explosiva que ocultaba en el concurrido palacio de justicia de Hamidiye, próximo al bazar de la capital. Al menos 39 personas, entre ellas 24 civiles, han muerto y varias decenas han resultado heridas.

El atacante, vestido con uniforme militar, ha provocado la explosión después de que la Policía tratara de impedirle la entrada al edificio, según han relatado testigos presenciales.

Un segundo atentado suicida se ha producido poco después en un restaurante del distrito de Rabue, situado al oeste de Damasco. La prensa local ha indicado que la explosión ha dejado más de dos decenas de heridos. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque a la capital.

El ministro sirio de Justicia, Neyem Edin al-Ahmad, ha declarado a los medios de comunicación que los atentados “no sorprenden, ya que se producen en medio de las victorias del Ejército Árabe de Siria por toda la geografía del país, así como los triunfos políticos logrados en Ginebra y Astaná, que los terroristas pretenden socavar”.

Precisamente este miércoles ha concluido la tercera ronda de negociaciones sobre la tregua en Siria en la capital de Kazajistán, que fue boicoteada por la mayor parte de los grupos rebeldes.

Las delegaciones de Rusia, Turquía e Irán han publicado un comunicado conjunto en el que han anunciado que la próxima reunión en Astaná tendrá lugar el próximo mes de mayo.

(Fuente: Agencias)

Detrás del doble atentado en Damasco, un grupo yihadista afiliado a Al Qaeda en Siria

(SOS).- El movimiento extremista suní Hayat Tahrir al-Sham (Organización para la liberación del Levante), afiliado a Al Qaeda en Siria, se atribuyó en la tarde del domingo el doble atentado terrorista perpetrado el día anterior en Damasco.

Según fuentes locales, el número de víctimas mortales ya asciende a 74, elevando el balance inicial de 40 muertos que hizo el Ministerio del Interior sirio. Entre los fallecidos se encuentran 54 peregrinos chiíes procedentes de Irak, ocho de ellos menores, y 20 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias, de los que 16 eran policías. Otras 120 personas resultaron heridas en el ataque, y varias permanecen en estado crítico.

“Es un mensaje para Irán y sus milicias”, señaló el grupo islamista radical en un comunicado difundido a través de la red social Telegram en el que calificó a los terroristas suicidas como “héroes”. A mediodía del sábado, los yihadistas detonaron dos cargas de explosivos en un aparcamiento para autocares turísticos situado en las proximidades del cementerio de Bab al-Saghur de Damasco, que alberga un importante mausoleo chií.

Fuentes de las fuerzas de seguridad sirias dijeron haber desactivado varios artefactos explosivos en diferentes puntos de la capital durante las horas posteriores al atentado.

En su mensaje, Hayat Tahrir al-Sham clamó venganza contra Irán por su apoyo al Gobierno de Siria en el conflicto. El ataque, un hecho raro en la ciudad de Damasco, se produjo en plena tregua y a cinco días del sexto aniversario del inicio de la guerra en el país árabe. La capital siria es una de las zonas menos afectadas por los combates.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio consideró que el doble atentado era “la respuesta a las victorias del Ejército” sobre los terroristas.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores iraquí anunció la formación de un gabinete de crisis -en cooperación con las autoridades sirias- para elaborar una lista de las víctimas y proporcionar ayuda de emergencia a los heridos y la repatriación de los fallecidos.

Los ejecutivos de ambos países manifestaron su repulsa por el atentado e hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para que lo condenen.

Hoy comenzó en Astaná una nueva ronda de conversaciones sobre el alto el fuego en Siria, bajo la tutela de Rusia, Turquía e Irán. Las consultas preliminares están programadas para este mismo martes, y una reunión plenaria se celebrará al día siguiente.

En enero y febrero, la capital de Kazakistán albergó dos rondas de conversaciones internacionales de alto nivel y una reunión técnica de expertos. El principal resultado de las negociaciones fue el acuerdo de Moscú, Ankara y Teherán sobre la creación de un grupo operativo para la supervisión de la tregua en el país árabe.

(Fuente: AsiaNews / Agencias)

Un coche bomba del ISIS mata a 60 personas en Siria

(SOS).- Un coche bomba del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) mató este viernes a más de medio centenar de personas en Al Bab, un pueblo sirio controlado por los grupos armados rebeldes apoyados por Turquía.

La explosión alcanzó un puesto de seguridad controlado por los milicianos que combaten bajo la enseña del denominado Ejército Libre Sirio en el pueblo de Sousian, matando a unas 60 personas, la mayoría civiles.

Los rebeldes habían expulsado el jueves al ISIS de Al Bab y otras dos localidades más pequeñas tras semanas de combates en las calles, quitando al grupo islamista su última gran posesión en el noroeste de Siria. Sousian está detrás de las líneas rebeldes a unos ocho kilómetros al noroeste de Al Bab.

El atentado se cometió en un puesto de control, donde había muchas familias reunidas esperando para volver a Al Bab. Por ese motivo, hubo muchas víctimas civiles.

En un ataque distinto, también atribuido al ISIS, dos soldados turcos murieron y varios resultaron heridos en la misma ciudad, según informó el primer ministro turco, Binali Yildirim. “Dos soldados nuestros han muerto en un ataque suicida durante un control de carretera en la entrada de Al Bab y hay heridos”, dijo el primer ministro en una breve alocución a la prensa.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas turcas concretaron que los dos militares habían muerto al estallar un explosivo casero colocado a modo de trampa, presuntamente por el grupo islamista, en un cruce de carreteras en la entrada de Al Bab, controlado por los yihadistas y que Turquía asedia desde diciembre pasado.

Yildirim subrayó que “hace pocos días” las fuerzas turcas, con apoyo de las milicias del Ejército Libre de Siria, rodearon completamente la ciudad de Al Bab y que ahora llevan a cabo “labores de limpieza”.

(Fuente: Agencias)

Pakistán – Un tribunal condena a 42 cristianos por terrorismo en Lahore

(SOS).- Un tribunal de Lahore ha condenado a 42 cristianos por terrorismo. La Corte antiterrorista ha dictaminado la sentencia contra unos fieles que fueron acusados del linchamiento ocurrido tras los atentados contra dos iglesias en el distrito de Youhanabad (Lahore) el 15 de marzo de 2015.

Después de las explosiones, se desencadenó una protesta que causó la muerte de dos musulmanes sospechosos de ser autores o cómplices de los terroristas, un acto que fue condenado por todos los líderes cristianos. En los días sucesivos, la Policía realizó varias incursiones en el distrito arrestando a unas 500 personas y luego confirmando la detención de 84 cristianos, acusados de asesinato y terrorismo. 42 fieles fueron absueltos en el verano de 2016.

Entre los condenados ahora por el tribunal antiterrorista de Lahore, se encuentran tres activistas de los derechos humanos que fueron etiquetados como “instigadores de la violencia”. Los cristianos siempre han declarado que los asesinatos fueron cometidos por unos agitadores, infiltrados entre la comunidad.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de los Obispos católicos de Pakistán, en un comunicado enviado a la Agencia Fides, ha expresado su decepción “porque las fuerzas del orden y las autoridades se han centrado únicamente en el caso deplorable del linchamiento, que debe ser condenado fuertemente, pero los autores del atentado criminal en las iglesias, contra fieles inocentes, siguen impunes”.

Según la organización “Centre for Legal Aid, Assistance and Settlement” (CLAAS) al menos 32 acusados “están acusados injustamente” y sobre el veredicto pueden haber pesado las presiones de los extremistas musulmanes.

Para evitar incidentes de este tipo, la Asamblea Nacional de Pakistán ha aprobado en los últimos días la “Criminal Laws Amendment Act 2016”, una ley que castiga el sectarismo, las conversiones forzadas y el linchamiento de masas. El texto, que debe ser firmado por el presidente de la nación para entrar en vigor, ha sido acogido como un paso adelante para las condiciones de las minorías religiosas.

Las nuevas normas modifican algunas leyes que ya existen, prescribiendo la pena de prisión de uno a tres años por incitar al odio religioso y la violencia, y prevén penas de prisión de hasta 10 años en los casos de matrimonios forzados de niñas menores de edad o mujeres de las minorías. El texto también hace que sea un delito penal el linchamiento por parte de las “multitudes que toman la ley en sus propias manos”.

(Fuente: Agencia Fides)