Milicianos kurdos arrebatan un pueblo al Estado Islámico en el noreste de Siria

(SOS).- Las FDS, una alianza armada formada principalmente por milicias kurdas, arrebataron hoy a los combatientes del Estado Islámico el último pueblo que controlaba el grupo radical en la provincia siria de Hassake (noreste).

Las tropas de las FDS, que cuentan con el respaldo de la coalición internacional, tomaron la población de Al Dashisha, situada a unos siete kilómetros de la frontera entre Siria e Irak, después de intensos combates.

En los enfrentamientos, desarrollados entre el sábado y la mañana de hoy, murieron al menos 30 yihadistas, según fuentes locales, que no especificaron el número de heridos ni de bajas en el bando de la alianza armada.

Con este avance, aumenta a 22 el número de pueblos conquistados por las FDS en dos semanas de enfrentamientos entre ambos bandos, en los que han fallecido al menos 68 milicianos vestidos de negro, incluyendo los de este domingo.

Actualmente, el Estado Islámico solo domina un grupo de poblaciones en el valle del río Eúfrates en la provincia de Deir ez-Zor (noreste), además de zonas desérticas en esa región y en la vecina de Hassake.

El llamado Ejército de Jaled bin Walid, afiliado a la citada organización extremista, domina un enclave en la provincia de Deraa (suroeste), en una zona fronteriza con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Anuncios

Aviones de la coalición internacional liderada por EEUU bombardean a civiles en Siria

(SOS).- Al menos 11 personas —entre ellas al menos 5 niños— murieron y varias resultaron heridas este martes en bombardeos perpetrados por aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos en el sur de la provincia de Al Hasaka, ubicada en el noreste de Siria y donde tiene presencia el Estado Islámico.

Fuentes locales detallaron que también hay desaparecidos bajo los escombros y advirtieron de que el número de muertos puede aumentar debido a que varios heridos están en estado grave.

Los aviones de guerra tuvieron como objetivo la localidad de Al Yazaa, en el sur de Al Hasaka, donde las FDS, una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Washington, desarrolla una ofensiva contra el grupo yihadista.

Por su parte, la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA) rebajó la cifra de muertos a 10 en “una masacre cometida por la coalición liderada por Estados Unidos”, que bombardeó viviendas de civiles en Al Yazaa.

SANA destacó que los cazas de la alianza han intensificado sus ataques en la parte sur de Al Hasaka, en torno a la población de Al Shadadi, “para destruir deliberadamente casas de civiles, sobre todo en los pueblos donde los habitantes se niegan a unirse a las FDS”.

La alianza de milicias árabes y kurdas anunció hace dos días el comienzo de una nueva fase de la ofensiva final para acabar con la organización extremista, en el marco de la campaña militar denominada “Tormenta de Al Yazira”.

Actualmente, las huestes de Abu Bakr al Baghdadi solo dominan un 3 por ciento del territorio sirio y tienen presencia en las provincias de Deraa (sur), Al Hasaka y Deir ez-Zor, después de que hayan perdido el control de otras siete provincias desde 2017.

El Gobierno sirio insta a Estados Unidos a desalojar una base en el sur del país

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, ha emplazado a Estados Unidos a desalojar la base de Al Tanf, situada en el punto estratégico en el que convergen las fronteras de Siria, Irak y Jordania.

Al Mualem ha explicado en rueda de prensa que no hay negociaciones sobre el sur del país, después de las últimas especulaciones sobre las intenciones del Ejército sirio de recuperar esta región de manos de los grupos armados.

Sin embargo, el ministro sí ha reconocido contactos con las FDS, las milicias kurdo-árabes que controlan el noreste del país con apoyo de Washington.

Al Mualem se ha referido en particular a la ciudad de Al Raqa, antigua capital del Estado Islámico en Siria, ahora bajo control de las FDS, que “debe ser reconstruida y liberada” de cualquier tipo de presencia extranjera.

Este sábado, Irán ha expresado su apoyo a la iniciativa rusa de imponer el control del Gobierno sirio en el sur del país después del reciente éxito de la ofensiva militar para desalojar a los extremistas de los bastiones que tenían a las afueras de Damasco.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses consideran que una ofensiva del Ejército sirio sería una violación del acuerdo de alto el fuego auspiciado por Rusia y han advertido de que podrían responder con “medidas firmes”.

Representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia, Estados Unidos y Jordania se reunirán esta semana en el capital jordana, Amán, para abordar la situación en la zona de distensión del sur de Siria, según ha señalado una fuente conocedora del encuentro.

Las FDS lanzan la fase final de su ofensiva contra el Estado Islámico en la frontera siria

(SOS).- Las FDS, una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por la coalición internacional comandada por Estados Unidos, lanzaron ayer la fase final de la ofensiva para derrotar al Estado Islámico en la frontera siria e iraquí.

“Anunciamos que nuestras fuerzas, con la participación de la coalición internacional, han empezado la fase final de la campaña Tormenta de Al Yazira”, dijo en un comunicado un portavoz de las FDS, Kino Gabriel.

Esta ofensiva, que comenzó el pasado 9 de septiembre, es denominada así por el operativo de esta alianza contra el Estado Islámico en el sur de la provincia de Al Hasaka y el este de Deir ez-Zor.

“En las próximas semanas, nuestras heroicas fuerzas liberarán esas áreas, asegurarán la frontera siria e iraquí, y acabarán con la presencia del Estado Islámico en el este de Siria de una vez por todas”, indicó Gabriel.

“El Estado Islámico tiene una presencia significativa cerca de las fronteras iraquíes, que se ha convertido en su refugio seguro para planear ataques y llevarlos a cabo alrededor del mundo y expandir su territorio en Siria e Irak. Los ataques desde esas áreas se han incrementado en las últimas semanas”, detalló.

En el texto, el Consejo Militar de Deir ez-Zor, que está vinculado a la coalición internacional y parte de las FDS, explicó que “estas operaciones serán llevadas a cabo en vista a lograr el objetivo de construir una nueva y democrática Siria, libre de terroristas, con su integridad territorial intacta”.

“Damos la bienvenida al apoyo de las fuerzas iraquíes en la frontera y a nuestros socios en la alianza internacional”, manifestó el portavoz de las FDS.

El pasado 25 de abril, el Estado Islámico atacó posiciones de las FDS cerca de una base con presencia de soldados estadounidenses, que derivó en intensos combates entre ambas partes y causó un número indeterminado de bajas, pero terminó con la retirada de los extremistas hacia las zonas que controlan en el este de Deir ez-Zor.

Las fuerzas lideradas por milicias kurdas dominan zonas del este y norte de Siria y gran parte de la zona fronteriza con Turquía e Irak, repartidas en las provincias de Al Raqa, Al Hasaka y Deir ez-Zor.

Estas zonas fueron arrebatadas al Estado Islámico el año pasado en una ofensiva apoyada por tropas estadounidenses y con el respaldo aéreo de la coalición internacional.

(Fuente: Agencias)

El Departamento de Defensa de Estados Unidos dice que nada ha cambiado respecto a Siria

(SOS).- El director del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el teniente general Kenneth McKenzie, aseguró que “nada ha cambiado” en la operación que tiene como objetivo derrotar al Estado Islámico en Siria, a pesar de que el presidente Donald Trump ha expresado su intención de dejar el país “muy pronto”.

“Siempre hemos considerado que, a medida que se aproximara el fin del Estado Islámico en Siria, reduciríamos nuestra presencia allí, así que en ese sentido, de hecho, nada ha cambiado”, sostuvo McKenzie durante una rueda de prensa celebrada este jueves en el Pentágono.

A pesar de que en los últimos días el comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas estadounidenses ha expresado su deseo de abandonar Siria muy pronto, el militar aseguró que en ningún caso Trump ha marcado “plazos específicos”.

Este punto, sin embargo, contradice diversas informaciones divulgadas en las últimas horas por la prensa local que apuntan que, a pesar de la oposición de la cúpula militar, el presidente ha comunicado al Alto Mando su deseo de que las tropas abandonen el país en un plazo de seis meses.

“El presidente dijo muy pronto porque hemos tenido mucho éxito a la hora de derrotar al Estado Islámico; pero esto no ha terminado y estamos comprometidos con la derrota del Estado Islámico”, justificó la portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Dana White, también presente en la comparecencia ante los medios que tuvo lugar en el Pentágono.

White evitó contestar a preguntas sobre la posible permanencia en el poder del presidente Bashar al Assad, cuya salida es el objetivo último de uno de los principales aliados de Washington en el conflicto sirio, las FDS.

No obstante, McKenzie sí se refirió al futuro del país árabe una vez el grupo yihadista sea vencido al señalar que “las naciones en la región” deberán tener un mayor protagonismo en las tareas de estabilización del país puesto que “serán las más afectadas” en caso de que la situación no mejore.

Preguntado sobre en qué momento se podrá considerar que los extremistas han sido derrotados, el teniente general se mostró tajante: “Cuando sean incapaces de llevar a cabo con éxito ataques contra el territorio estadounidense o contra nuestros aliados”.

Unos dos militares norteamericanos lideran la coalición internacional formada por más de 60 países que combaten el yihadismo en Siria e Irak, en el marco de la operación Inherent Resolve.

(Fuente: Agencias)

Turquía advierte de que tomará la iniciativa si las YPG no se retiran de la región siria de Manbij

(SOS).- Las autoridades de Turquía han advertido este miércoles de que podrían “tomar la iniciativa” en caso de que las Unidades de Protección Popular (YPG) no se retiren de la región siria de Manbij, ubicada cerca de la frontera común.

El Consejo de Seguridad Nacional turco ha indicado tras su reunión de ayer que “los terroristas de Manbij deben ser expulsados de la región lo antes posible” y ha resaltado que, en caso de que no se retiren, “Ankara no se abstendrá de tomar la iniciativa”.

El Gobierno de Turquía aseguró la semana pasada haber alcanzado un “entendimiento” con Estados Unidos sobre la situación en Manbij —donde Washington tiene tropas—, si bien negó la existencia de un acuerdo al respecto.

El Ejército turco lanzó en enero la denominada Operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de la región de Afrin. El 18 de marzo tomó la ciudad homónima, la más importante de la región, junto con sus aliados del ELS.

Tras hacerse con el control de Afrin, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que las tropas turcas continuarán combatiendo a las YPG en otras zonas de la frontera común.

Durante un acto en Ankara, el mandatario turco afirmó que proseguirá su ofensiva militar en Ain al Arab, Manbij, Qamishli, Ras al Ain y Tel Abyad.

La intervención turca en el norte de Siria ha supuesto una importante fricción con Estados Unidos, que apoya a las FDS —cuya milicia principal son las YPG— en su ofensiva contra el Estado Islámico.

Por otra parte, unos 1.700 civiles han sido evacuados este miércoles de Guta Oriental, según ha informado el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, Yuri Evtushenko.

“Para residentes de la localidad de Duma (Guta Oriental), sigue funcionando el corredor humanitario con el puesto de control en Muhayam al Wafidin (…) Hoy han salido por ahí 1.691 civiles”, ha dicho.

Según las cifras proporcionadas por Evtushenko, desde el pasado 28 de febrero un total de 27.446 personas han abandonado Duma a través de este corredor humanitario.

Duma es la única parte de Guta Oriental donde todavía no se ha alcanzado un acuerdo entre los extremistas y las autoridades, ya que en los otros dos reductos que quedaban en la región los grupos armados que los controlaban aceptaron pactar una evacuación de los milicianos que lo desearan.

Las Fuerzas Armadas sirias y sus aliados controlan en la actualidad más del 90 por ciento de Guta Oriental, después de que el pasado 25 de febrero iniciaran una ofensiva terrestre para liberar esa región de las afueras de Damasco.

(Fuente: Agencias)

Milicias pro Ankara y kurdas desmienten la entrada de Turquía en la ciudad siria de Tel Rifaat

(SOS).- Una facción armada aliada de las autoridades de Ankara y las milicias kurdosirias negaron hoy que las fuerzas de Turquía y sus aliados hayan entrado y tomado el control de la ciudad de Tel Rifaat, en el norte de Siria, tras un acuerdo con Rusia.

El comandante de la Brigada Sultán Murad, Ahmad Ozman, cuyo grupo forma parte del ELS, dijo a la prensa que hay negociaciones con Rusia para “la entrega pacífica de Tel Rifaat”, situada a unos 33 kilómetros al oeste de la región de Afrin, en la provincia siria de Alepo.

Ozman destacó que esperan que esto pueda producirse en breve sin derramamiento de sangre “ya que hay grandes avances en las conversaciones sobre este asunto”.

La Brigada Sultán Murad es uno de los grupos que colaboran con el Ejército turco, que el 20 de enero lanzó una ofensiva contra el enclave sirio de Afrin, que estaba dominado por la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Anteriormente, fuentes locales habían informado de que Rusia entregó hoy a las fuerzas turcas y a las facciones armadas pro Ankara el dominio de Tel Rifaat, que estaba en manos de las FDS, una alianza armada encabezada por las YPG y aliada de Estados Unidos.

Esas fuentes explicaron que fueron las propias tropas rusas destacadas en Tel Rifaat las que entregaron el control de la localidad a los efectivos turcos y sus aliados, tras un acuerdo en las últimas horas entre ambas partes.

Sin embargo, las citadas fuentes poco después señalaron que las tropas turcas habían detenido su avance en las afueras de Tel Rifaat, después de que las FDS rechazaran abandonar la urbe por la presencia de decenas de miles de desplazados originarios del enclave de Afrin.

Las fuerzas rusas se encuentran en Tel Rifaat desde que Turquía iniciara su ofensiva en la región siria de Afrin, donde estaban desplegadas con anterioridad en aplicación de un pacto de colaboración con las FDS para entrenar a sus efectivos en la lucha contra el Estado Islámico.

Un portavoz de las YPG, Brusek Hasaka, negó también que las fuerzas turcas y “sus mercenarios” hayan ocupado Tel Rifaat y detalló que esas afirmaciones se enmarcan en la “guerra informativa”.

“Nuestras fuerzas están presentes en áreas de Shahba (donde se ubica Tel Rifaat) y resistirán cualquier intento de ocuparla”, afirmó Hasaka en un comunicado publicado en la web de las YPG.

(Fuente: Agencias)