Al menos nueve civiles muertos en ataques del Frente al Nusra en Siria

(SOS).- Al menos nueve personas han muerto y más de 30 han resultado heridas en varios ataques del Frente al Nusra en la provincia siria de Hama.

“En los ataques contra la localidad de Maharda, en la provincia de Hama, los terroristas del grupo Fatah al Sham (también conocido como Frente al Nusra) (…) lanzaron diez proyectiles de sistema de lanzacohetes múltiple que dejaron nueve civiles muertos, incluidos tres niños, y más de 30 heridos”, ha explicado el jefe del Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, el teniente general Vladimir Savchenko.

Además, Savchenko ha informado de que durante la última jornada los extremistas han bombardeado 19 localidades.

Por otra parte, al menos 18 personas han muerto en el noreste de Siria en enfrentamientos entre el Ejército y las FDS, una coalición de milicias kurdas y árabes respaldada militarmente por Estados Unidos.

Los combates comenzaron este sábado en el centro de Qamishli cuando un convoy militar sirio entró en una zona de la ciudad bajo control de las FDS, según han informado fuentes kurdas.

“Entraron en zonas bajo nuestro control y arrestaron a civiles. Miembros de la patrulla atacaron a nuestras fuerzas”, ha señalado la seguridad interna de las FDS, conocida como Asayish. Entre los fallecidos hay siete combatientes de las fuerzas Asayish y once militares sirios.

Fuentes progubernamentales han manifestado a los medios de comunicación locales que una patrulla militar fue atacada por las fuerzas kurdas cuando se dirigía al aeropuerto y han confirmado varios fallecidos.

Las FDS controlan la mayor parte de la ciudad de Qamishli, mientras que el Ejército tiene presencia en el aeropuerto y en una zona del centro de la localidad.

Estos enfrentamientos son relativamente frecuentes a pesar de la tregua tácita entre las fuerzas gubernamentales y las FDS, fuerzas armadas de la autoproclamada República de Siria del Norte, integradas fundamentalmente por las Unidades de Protección Popular (YPG).

Sin embargo, el Gobierno sirio sigue pagando los salarios de muchos de los funcionarios que siguen trabajando en las zonas bajo control de las FDS. Damasco también sigue recibiendo ingresos de los campos petrolíferos de esta región.

Recientemente ha habido contactos entre las autoridades sirias y de la autodenominada federación de Siria del Norte para intentar lograr un acuerdo político.

Anuncios

Las fuerzas kurdas reclutan a adolescentes de familias vulnerables en el norte de Siria

(SOS).- Las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) kurdas, principal fuerza de las FDS, han reclutado a menores vulnerables de familias desplazadas, incluso sin su permiso, denunció Human Rights Watch (HRW).

La ONG señaló en un comunicado que el grupo recluta a adolescentes de las familias más vulnerables en los campos de desplazados del norte de Siria, incluso sin el conocimiento de sus parientes y a pesar de haber prometido que dejaría de alistar a menores en sus filas.

La madre de uno de ellos dijo a la ONG que su hijo, que tenía 16 años cuando fue reclutado, murió en enfrentamientos entre las YPG y el Estado Islámico en la ciudad de Al Raqa, el que fuera el principal bastión de los yihadistas en el noreste de Siria.

Mientras, la madre de una joven de 16 años dijo a HRW que recibe 300 dólares al mes, el “sueldo” de su hija, pero no ha podido comunicarse con ella en los pasados seis meses, a pesar de haber solicitado información a la administración del campamento donde fue reclutada.

Otra mujer dijo a la organización que su hija de 13 años se alistó, a pesar de que la madre se lo prohibiera, y lleva un mes desaparecida. “Somos pobres y le dijeron a mi hija que le darían dinero y ropa”, apuntó.

HRW destacó que envió una carta el pasado 29 de junio a las YPG y a la principal formación política kurdosiria, el Partido de la Unión Democrática (PYD), solicitando información sobre las medidas para prevenir el reclutamiento y la participación de menores en el conflicto armado en las áreas bajo control kurdo.

Según la ONG, la administración autónoma kurda respondió que los niños de 16 y 17 años pueden alistarse, incluso sin el consentimiento familiar, pero “no se les permite luchar”, sino que “reciben formación intelectual y profesional” en centros especializados.

La organización respaldó su denuncia en datos de la ONU, que muestran un aumento en el reclutamiento de menores por parte de las YPG en 2017, cuando se registraron 244 casos, casi cinco veces más que al año anterior, y en al menos tres de ellos los adolescentes fueron secuestrados para obligarles a luchar en las filas de la milicia.

Las FDS reciben el apoyo de Estados Unidos y han jugado un papel fundamental en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, donde han arrebatado a los radicales amplios territorios en el norte del país.

El Gobierno sirio y las fuerzas kurdas acuerdan negociar para poner fin a la guerra

(SOS).- El Gobierno sirio ha acordado abrir negociaciones con las fuerzas kurdas que controlan el noreste del país para diseñar una “hoja de ruta” y un diálogo amplio para acabar con el conflicto, mientras las tropas de Damasco siguieron ganando terreno frente a los yihadistas en el suroeste del país.

El acuerdo para abrir negociaciones, con las que se pretende poner fin a la guerra y preparar esta “hoja de ruta” que conduzca a una “Siria descentralizada y democrática”, se alcanzó en una reunión bilateral en Damasco el pasado jueves, según anunció ayer el Consejo Democrático de Siria (CDS), principal grupo político kurdosirio.

El portavoz del CDS, Burham Ozman, declaró que el acuerdo no implica la entrega del territorio controlado por las fuerzas kurdas al Gobierno sirio, que por el momento guarda silencio sobre el anuncio kurdo.

“Las fuerzas kurdas no tienen ninguna intención de entregar estas zonas”, dijo el portavoz del CDS, como se conoce al brazo político de las FDS, una amalgama de milicias liderada por los kurdos.

Las FDS, que cuentan con apoyo de la coalición internacional, han sido uno de los principales actores en la guerra contra el Estado Islámico y prácticamente no han mantenido hostilidades con las fuerzas leales a Damasco a lo largo de la guerra.

El acuerdo permitirá que los kurdos se sienten a la mesa de negociaciones por primera vez con el Gobierno sirio, algo que hasta ahora no había sucedido.

Debido a las presiones de Turquía, los kurdos fueron excluidos del proceso negociador de Ginebra, auspiciado por la ONU, y tampoco participaron en las rondas de diálogo de Ankara y Sochi.

El CDS informó de que el acuerdo con Damasco contempla la creación de varios comités temáticos, cuyo número y contenido todavía no se ha fijado, según explicó el portavoz.

El propósito de los comités será “desarrollar un diálogo amplio” con el que “poner fin a la violencia y a la guerra”, además de resolver todas las cuestiones pendientes entre ambas partes, incluyendo el suministro de servicios básicos a la región kurda, según el comunicado del CDS.

Los kurdos declararon de forma unilateral en 2016 la creación de la Federación Democrática del Norte de Siria, un estado federado dentro de Siria, que no es reconocido por Damasco.

Actualmente, los kurdos controlan la mayoría de los territorios entre la orilla este del río Eúfrates y las fronteras de Turquía e Irak, área que abarca cerca de una cuarta parte de toda Siria y que se reparte entre las provincias de Alepo, Al Raqa, Deir ez-Zor y Al Hasaka.

De forma paralela a este acuerdo, las fuerzas gubernamentales prosiguieron ayer con las operaciones militares contra el grupo yihadista Ejército de Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico, para tratar de liberar los últimos territorios que todavía están fuera de su control en el sur del país.

El Ejército sirio conquistó el sábado la localidad de Yumla, cerca de la frontera de los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Los extremistas ahora solo controlan seis localidades en la zona de frontera con Jordania e Israel y están perdiendo terreno rápidamente.

EEUU y Turquía: El acuerdo sobre Manbij es importante para solucionar el conflicto en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han destacado la importancia del acuerdo bilateral en torno a la localidad siria de Manbij para lograr solucionar el conflicto en el país árabe.

Según la información facilitada por la agencia estatal turca Anatolia, ambos mandatarios han resaltado durante una conversación telefónica que el acuerdo es un paso “significativo” en esta dirección.

La conversación ha tenido lugar horas después de que Ankara negara que la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) se hayan retirado de la localidad siria de Manbij y resaltara que el proceso “sigue en marcha”.

“Consideramos exageradas las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de Manbij”, indicaron fuentes del Ministerio de Exteriores de Turquía.

Así, recalcaron que “las noticias que afirman que las YPG se han retirado totalmente de la región no reflejan la verdad”, en respuesta al comunicado publicado el domingo por el Consejo Militar de Manbij, la milicia integrada en las FDS que controla el cantón de Manbij.

Estados Unidos —aliado de las FDS en la ofensiva contra el Estado Islámico— y Turquía alcanzaron en junio un acuerdo que incluye la retirada de las YPG de Manbij. Fuerzas turcas y estadounidenses serían las garantes de la seguridad y estabilidad en la zona.

El Ejército turco lanzó en enero la Operación Rama de Olivo para expulsar a las YPG de la región de Afrin y marcó como próximo objetivo militar Manbij si no había evacuación de las YPG.

Ankara considera a las YPG —brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD)— como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que cataloga como una organización terrorista.

Al menos siete civiles mueren en un bombardeo de la coalición internacional en el este de Siria

(SOS).- Al menos siete civiles han muerto este viernes en un bombardeo ejecutado por la coalición que encabeza Estados Unidos contra la localidad siria de Shafa, situada en la provincia de Deir ez-Zor y último reducto en manos del Estado Islámico.

Según fuentes locales, el número de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas debido a que hay varias personas en estado crítico.

Con la ofensiva centrada en estos momentos en Deir ez-Zor, la coalición internacional sirve de apoyo a las FDS, una alianza de milicias kurdo-árabes que lucha contra el grupo yihadista en el noreste y el este del país.

Las fuerzas estadounidenses en la zona están desplegadas en la localidad de Al Tanf, al suroeste de Al Bukamal.

A finales del año pasado, el Ejército sirio logró expulsar al Estado Islámico de Al Bukamal y sus alrededores, pero los extremistas han continuado llevando a cabo ataques en el área.

El presidente Bashar al Assad declaró a principios de junio que consideraba que Estados Unidos es una “potencia invasora” en Siria y que la postura de su Gobierno es la de “apoyar cualquier acto de resistencia, tanto contra los terroristas como contra las fuerzas invasoras, independientemente de su nacionalidad”.

En los últimos días, las fuerzas sirias han reforzado sus posiciones en el área de cara a una posible ofensiva contra el Estado Islámico a raíz de los últimos ataques del grupo yihadista contra Al Bukamal y sus alrededores.

Actualmente, los extremistas solo dominan un tres por ciento del territorio sirio y tienen presencia en las provincias de Deraa, Al Hasaka y Deir ez-Zor.

Milicianos kurdos arrebatan un pueblo al Estado Islámico en el noreste de Siria

(SOS).- Las FDS, una alianza armada formada principalmente por milicias kurdas, arrebataron hoy a los combatientes del Estado Islámico el último pueblo que controlaba el grupo radical en la provincia siria de Hassake (noreste).

Las tropas de las FDS, que cuentan con el respaldo de la coalición internacional, tomaron la población de Al Dashisha, situada a unos siete kilómetros de la frontera entre Siria e Irak, después de intensos combates.

En los enfrentamientos, desarrollados entre el sábado y la mañana de hoy, murieron al menos 30 yihadistas, según fuentes locales, que no especificaron el número de heridos ni de bajas en el bando de la alianza armada.

Con este avance, aumenta a 22 el número de pueblos conquistados por las FDS en dos semanas de enfrentamientos entre ambos bandos, en los que han fallecido al menos 68 milicianos vestidos de negro, incluyendo los de este domingo.

Actualmente, el Estado Islámico solo domina un grupo de poblaciones en el valle del río Eúfrates en la provincia de Deir ez-Zor (noreste), además de zonas desérticas en esa región y en la vecina de Hassake.

El llamado Ejército de Jaled bin Walid, afiliado a la citada organización extremista, domina un enclave en la provincia de Deraa (suroeste), en una zona fronteriza con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Aviones de la coalición internacional liderada por EEUU bombardean a civiles en Siria

(SOS).- Al menos 11 personas —entre ellas al menos 5 niños— murieron y varias resultaron heridas este martes en bombardeos perpetrados por aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos en el sur de la provincia de Al Hasaka, ubicada en el noreste de Siria y donde tiene presencia el Estado Islámico.

Fuentes locales detallaron que también hay desaparecidos bajo los escombros y advirtieron de que el número de muertos puede aumentar debido a que varios heridos están en estado grave.

Los aviones de guerra tuvieron como objetivo la localidad de Al Yazaa, en el sur de Al Hasaka, donde las FDS, una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Washington, desarrolla una ofensiva contra el grupo yihadista.

Por su parte, la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA) rebajó la cifra de muertos a 10 en “una masacre cometida por la coalición liderada por Estados Unidos”, que bombardeó viviendas de civiles en Al Yazaa.

SANA destacó que los cazas de la alianza han intensificado sus ataques en la parte sur de Al Hasaka, en torno a la población de Al Shadadi, “para destruir deliberadamente casas de civiles, sobre todo en los pueblos donde los habitantes se niegan a unirse a las FDS”.

La alianza de milicias árabes y kurdas anunció hace dos días el comienzo de una nueva fase de la ofensiva final para acabar con la organización extremista, en el marco de la campaña militar denominada “Tormenta de Al Yazira”.

Actualmente, las huestes de Abu Bakr al Baghdadi solo dominan un 3 por ciento del territorio sirio y tienen presencia en las provincias de Deraa (sur), Al Hasaka y Deir ez-Zor, después de que hayan perdido el control de otras siete provincias desde 2017.