Al menos 26 personas mueren en un atentado del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Al menos 26 personas han muerto este viernes, entre ellas 12 menores, por la explosión de un coche bomba junto a un grupo de familias desplazadas en la región siria de Deir Ezzor, en el este del país. La autoría del atentado ha sido asumida por el Estado Islámico.

La deflagración, ocurrida en un punto de encuentro entre los campos de hidrocarburos de Conoco y Jafra, también ha provocado 30 heridos. La zona está controlada por las FDS, una coalición de milicias kurdo-árabes respaldadas por Estados Unidos, uno de cuyos combatientes ha fallecido en la acción terrorista. La cifra de víctimas mortales podría aumentar porque hay heridos en estado grave.

Los desplazados se dirigían a la provincia vecina de Hassake, en el noreste de Siria, donde se han instalado campamentos para acoger a numerosos civiles que intentan huir de las últimas zonas en manos de los combatientes vestidos de negro.

Las FDS compiten con las fuerzas gubernamentales sirias para retomar el control en Deir ez-Zor, una región rica en petróleo cerca de la frontera con Irak que fue conquistada por las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en 2014.

Este ataque se suma a otro perpetrado por la organización radical suní contra desplazados en esta misma ubicación y que se saldó, el 4 de noviembre, con la muerte de al menos 75 personas.

El grupo yihadista ha intensificado el uso de atentados indiscriminados a medida que ha sufrido derrotas militares que han dejado reducidos los territorios que controla a zonas desérticas situadas en la zona fronteriza entre Siria e Irak.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Gobierno sirio dice que la guerra no terminará con la liberación de Deir ez-Zor

(SOS).- El presidente de Siria, Bashar al-Assad, ha dicho que el Ejército y las fuerzas aliadas no darán por terminada la guerra una vez hayan liberado la región de Deir ez-Zor, el último gran bastión que le queda al Estado Islámico.

En este sentido, el mandatario sirio ha deslizado la posibilidad de enfocar la lucha hacia las FDS, una alianza rebelde apoyada por Estados Unidos y que controla actualmente más de una cuarta parte del país. Entre las últimas conquistas de esta coalición kurdo-árabe figura la ciudad de Al Raqa.

Al Assad ha subrayado que su gobierno mantendrá abierta la lucha contra quienes “dividen y debilitan” al país. “Las victorias contra las organizaciones terroristas, empezando por Alepo y sin terminar por Deir ez-Zor, han sido un golpe clave que ha desarticulado estos proyectos de ruptura”, ha aseverado, después de verse con Ali Akbar Velayati, asesor del Líder de la Revolución Islámica de Irán para Asuntos Internacionales.

El presidente de Siria ha señalado que la batalla seguirá “hasta que se haya recuperado la seguridad y la estabilidad de todos los territorios”, sin aludir directamente a futuros objetivos.

Mientras, el Ejército sirio y sus aliados han rodeado e irrumpido este miércoles en la localidad de Abu Kamal, el último enclave significativo bajo el yugo del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales han comenzado la operación con el lanzamiento de varios proyectiles de mortero y misiles contra las posiciones de los extremistas en la zona y se prevé un gran avance antiterrorista para esta jornada de combates.

Las autoridades sirias tienen planeado recuperar plenamente la ciudad dentro de unos días.

El grupo yihadista se ha visto arrebatado de casi la totalidad del territorio que llegó a controlar en el país, con la salvedad de Abu Kamal y unas pocas localidades cercanas y reductos aislados en otros puntos.

El Ejército leal a Damasco ha recuperado amplias franjas de territorio en el centro y el este de Siria este año frente a la organización radical suní, que también ha perdido la práctica totalidad del territorio que controlaba en Irak.

(Fuente: Agencias)

Las FDS arrebatan al Estado Islámico uno de los mayores campos petrolíferos de Siria

(SOS).- Las milicias kurdo-árabes de las FDS —que respalda la coalición internacional liderada por Estados Unidos— han conseguido arrebatar este domingo al Estado Islámico uno de los mayores campos petrolíferos de Siria, el de Al Omar, en el marco de la ofensiva que está expulsando a los yihadistas del este del país.

El campo de Al Omar, situado en la orilla este del Éufrates, producía en su apogeo una cuarta parte del crudo sirio y fue capturado por la organización radical suní a mediados de 2014, tras arrebatárselo al Frente al-Nusra.

El Ejército sirio —que también combate en el Éufrates, en una operación completamente independiente a la de las FDS— ya había conseguido rodear la zona ayer por la tarde, aunque ha decidido dejar paso a las milicias para no entorpecerse mutuamente.

La coalición y el Ejército ruso —aliado del Gobierno sirio— han mantenido en los últimos meses reuniones para evitar que ambas ofensivas contra el Estado Islámico entren en conflicto directo.

Por otra parte, el Ejército sirio y sus aliados han arrebatado este sábado la localidad de Al Qariatin, en la provincia de Homs, hasta ahora en manos de los milicianos vestidos de negro.

Unidades de ingenieros y zapadores han retirado explosivos y minas colocadas por los yihadistas en casas, calles, plazas e instituciones gubernamentales de la ciudad recién liberada.

Unos 300 combatientes del Estado Islámico tomaron Al Qariatin el pasado 27 de septiembre. Los extremistas llegaron en una columna de todoterrenos procedente de Al Rukban, en territorio sirio.

Algunos milicianos se han entregado y que otros se han retirado ante la llegada de las fuerzas gubernamentales. El grupo yihadista solo controla en Homs una zona desértica del este de la provincia.

La ofensiva de la organización radical suní y la toma de Al Qariatin se encuadra en el tímido contraataque de las fuerzas extremistas, claramente en retroceso en los últimos meses con la pérdida por parte del Estado Islámico de bastiones clave como Al Raqa.

(Fuente: Agencias)

Las FDS anuncian la toma de Al Raqa, principal bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Las FDS, apoyadas por Estados Unidos, han completado este martes la toma de la ciudad de Al Raqa, poniendo fin así al dominio del Estado Islámico en esta localidad del norte de Siria.

La caída de Raqa, considerada la capital de los yihadistas en el país y donde el grupo liderado por Abu Bakr al-Baghdadi realizó desfiles militares para festejar sus conquistas de territorios en 2014, tiene un alto peso simbólico en la lucha contra los extremistas. Desde esta localidad, los milicianos vestidos de negro planearon varios de los atentados perpetrados en los últimos tiempos en Occidente.

Las FDS, una alianza de milicianos árabes y kurdos apoyados por efectivos especiales estadounidenses sobre el terreno, han estado combatiendo contra el Estado Islámico dentro de Al Raqa desde el mes de junio. Testigos presenciales han relatado que los combates parecen haber finalizado y que solo se escuchan algunos disparos esporádicos. Los milicianos de las FDS han celebrado su victoria en las calles, cantando proclamas desde sus vehículos y haciendo ondear su bandera dentro del estadio de la ciudad.

Por su parte, Ryan Dillon, portavoz de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, no ha confirmado el fin al 100 por ciento de la organización radical suní en la ciudad, donde aún podría haber yihadistas escondidos. “Sabemos que todavía hay artefactos explosivos improvisados y trampas en las zonas donde estaba el Estado Islámico, por lo que las FDS continuarán limpiando esas zonas”, ha afirmado el coronel norteamericano.

“La operación militar ha acabado en Al Raqa, pero ahora llevamos a cabo una operación de limpieza para terminar con las células durmientes del Daesh que hay en la localidad”, ha asegurado el general Talal Salu, portavoz de las FSD.

Este martes por la mañana, las FDS señalaban que la toma total de Al Raqa era cuestión de horas y que solo quedaban por conquistar el hospital y el estadio. Una muestra de que la batalla por Al Raqa estaba ya cerca de su final, es la declaración del coronel Dillon, que ha informado que no hubo ataques aéreos de la coalición en esta localidad en las últimas horas.

El Estado Islámico ha perdido amplias zonas de territorio en Siria y en Irak este año, incluida su ciudad más preciada, Mosul.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio asedia totalmente uno de los principales feudos del Estado Islámico

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias lograron hoy imponer un asedio total al Estado Islámico en la ciudad de Deir ez-Zor (noreste), uno de los feudos principales de los yihadistas en el país.

El Ejército sirio consiguió cercar la urbe después de que tomara el control de partes de la carretera que une Deir ez-Zor con la población de Al Busaira.

Las fuerzas gubernamentales sirias rodearon también el pueblo de Al Huseiniya, cerca de Deir ez-Zor y en la orilla este del río Éufrates a su paso por la zona.

El pasado día 18, el Ejército sirio y sus aliados lograron cruzar a puntos de la ribera este del río situados frente a la localidad de Deir ez-Zor, que se sitúa en la orilla oeste.

Los enfrentamientos entre ambas partes continúan en áreas de la ribera oriental, donde el Estado Islámico trata insistentemente de romper el cerco.

Las fuerzas gubernamentales sirias, apoyadas por la aviación rusa, iniciaron su ofensiva contra la organización radical suní en Deir ez-Zor el pasado 2 de septiembre.

En paralelo, las FSD, una alianza armada rebelde liderada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos, comenzó su propia campaña contra los extremistas el día 9 en zonas al este del Éufrates.

Deir ez-Zor es uno de los bastiones principales del Estado Islámico en Siria, junto con la ciudad de Al Raqa, antigua capital del autoproclamado Califato.

Las FDS esperan tomar la totalidad de Al Raqa y expulsar al grupo yihadista en menos de un mes, según dijo el lunes un comandante kurdo.

La coalición de milicias kurdo-árabes anunció el pasado 6 de noviembre el comienzo de las operaciones para la reconquista de Al Raqa, en el marco de la ofensiva Éufrates Enfurecido, y desde entonces logró numerosos avances frente a la organización radical suní.

El Estado Islámico colocó minas antipersona en los barrios de la ciudad que controla, después de que las FDS cercaran la localidad desde tres frentes. Los milicianos vestidos de negro también emplearon a francotiradores para disparar contra los civiles.

(Fuente: Agencias)

El Estado Islámico pierde el control de varias zonas en la provincia de Deir ez-Zor

(SOS).- El Estado Islámico perdió hoy el control de varias zonas en la provincia nororiental siria de Deir ez-Zor durante los enfrentamientos con el Ejército sirio, por una parte, y las milicias kurdas y sus aliados, por otra.

Las fuerzas gubernamentales sirias arrebataron a los yihadistas el dominio de cuatro localidades situadas en la orilla este del río Éufrates en esa región.

Los efectivos del Ejército sirio se hicieron con el dominio de las poblaciones de Marat, Hatla, Mazlum y Jisham, todas ellas ubicadas frente a la ciudad de Deir ez-Zor, que se localiza en la ribera oeste del río.

Este avance se produce después de que las tropas leales a Damasco recibieran refuerzos de efectivos, equipamiento y vehículos, que cruzaron a la parte oriental del Éufrates a través de puentes móviles erigidos por Rusia, aliada del Gobierno sirio.

Las autoridades buscan asediar completamente al Estado Islámico dentro de la población de Deir ez-Zor, que está dividida en barrios bajo el control del Ejército sirio y sus aliados, y otros que todavía están en manos de los extremistas.

La prensa local informó de varias operaciones lanzadas por unidades gubernamentales sirias contra agrupaciones y puntos de fortificación del Estado Islámico en la ciudad y sus alrededores.

Los soldados mataron e hirieron a un número indeterminado de yihadistas en choques en el área de Huiya Sakr, una isla en mitad del Éufrates, donde también destruyeron vehículos y equipamiento de sus oponentes.

La artillería y la aviación gubernamental tuvieron como blanco bases de los radicales en Huiya Sakr y en el pueblo de Al Huseiniya.

Esta ofensiva contra la organización radical suní transcurre en paralelo a otra de las FSD, una alianza rebelde liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos, en zonas al este del Éufrates en Deir ez-Zor.

Durante el día de hoy, las FSD conquistaron parcialmente la estratégica población de Al Suwar.

“Nuestras fuerzas han liberado la mitad de Al Suwar, donde continúan los combates intensos en la parte que sigue en poder del Daesh”, dijo la portavoz de la campaña Tormenta de Al Yazira de las FSD en Deir ez-Zor, Lilwa Ani.

La portavoz añadió que varias familias de civiles han huido de las áreas donde hay presencia de radiales hacia zonas seguras en manos de las FSD en Al Suwar.

Esta localidad es estratégica porque conforma un triángulo con la ciudad de Deir ez-Zor y la frontera con Irak.

En sus ataques, las FSD disponen de la cobertura aérea de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos.

El Gobierno sirio acusó hoy a la coalición de haber bombardeado con fósforo blanco Al Suwar, donde, según sus datos, al menos tres personas han muerto y cinco han resultado heridas.

El Estado Islámico no solo es hostigado por las FSD en Deir ez-Zor, sino también en la ciudad de Al Raqa, antigua capital del autoproclamado Califato islámico.

Las FSD señalaron en su cuenta de Telegram que anoche abatieron a 40 yihadistas que se habían infiltrado en los barrios de Al Sina y Al Meshlab, bajo el control de esa agrupación rebelde, y en el pueblo de Raqa Samra, en el extrarradio de la urbe.

(Fuente: Agencias)

La coalición internacional mantiene contactos con Rusia para evitar la confrontación en Siria

(SOS).- La coalición internacional liderada por Estados Unidos está manteniendo contactos con Rusia para evitar el riesgo de confrontación, tras las denuncias de hoy de las FSD, una alianza armada rebelde comandada por los kurdos y apoyada por Washington, de un supuesto bombardeo ruso.

El coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición, ha afirmado en su cuenta de Twitter que la coalición antiyihadista liderada por Washington está reduciendo el riesgo de encontronazos con los rusos y que “está pasando información para garantizar el cumplimiento de las medidas acordadas” con el fin de evitar confrontaciones.

Dillon ha señalado que las FSD “han informado de fuego indirecto (ruso) cerca de su localización”.

Anteriormente, las FSD habían acusado a aviones rusos de haber bombardeado una de sus posiciones cerca del campo de Conoco, en la provincia de Deir ez-Zor, en el noreste de Siria, donde uno de sus milicianos ha muerto y otros dos han resultado heridos.

“Un ataque traicionero de aviones rusos en nombre del régimen (sirio) ha causado bajas en las filas de las FSD; ha matado a uno de nuestros combatientes y causado heridas a otros dos, así como daños en la infraestructura del campo”, ha manifestado la portavoz de la campaña Tormenta de Al Yazira de las FSD, Lilwa Ani, en un comunicado.

En los últimos días, ha habido un cruce de acusaciones entre las milicias kurdas y Rusia sobre supuestos ataques mutuos.

El jueves, Moscú aseguró que las FSD habían abierto dos veces “fuego masivo” de artillería y proyectiles de mortero contra las tropas sirias, lo que fue negado por la alianza rebelde.

Días antes, el 16 de septiembre, las FSD denunciaron un bombardeo de aviones rusos o sirios contra sus posiciones en Deir ez-Zor, que fue desmentido por Rusia.

Los efectivos gubernamentales sirios, respaldados por la aviación rusa, desarrollan desde el pasado día 2 una ofensiva contra el Estado Islámico en Deir ez-Zor, que ha coincidido con otra de las FSD iniciada el 9 de septiembre y denominada “Tormenta de Al Yazira”.

El Ejército sirio y sus aliados centran sus operaciones en la ciudad de Deir ez-Zor y su periferia, mientras las FSD las están llevando a cabo en áreas del este de la provincia.

Rusia ha responsabilizado este mismo lunes a la “hipócrita política estadounidense en Siria” de la muerte de su general Valeri Asapov, jefe del grupo de consejeros militares rusos en ese país, que falleció ayer en un ataque con morteros del Estado Islámico.

En esta línea, el Ministerio de Defensa ruso ha publicado una serie de fotografías aéreas que demostrarían que las fuerzas especiales estadounidenses desplegadas en Siria y sus aliados de las FDS se desplazan sin obstáculo alguno por regiones bajo control del grupo yihadista.

“Las tropas de las FDS avanzan a lo largo de la orilla izquierda del río Éufrates hacia Deir ez-Zor sin sufrir resistencia de los terroristas de Daesh”, ha dicho Defensa en un comunicado.

En concreto, las imágenes tomadas entre el 8 y el 12 de septiembre demuestran la presencia de numerosos blindados Hummer que pertenecerían a las fuerzas especiales norteamericanas.

“Pese a que los puestos de apoyo de las unidades de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos se ubican en las áreas del despliegue actual de las unidades de Daesh, no hay señales de que (en los puestos) se realiza guardia alguna. Esto solo puede indicar que los militares estadounidenses estacionados allí se sienten en plena seguridad en las zonas controladas por los terroristas”, ha argumentado el citado departamento ruso.

(Fuente: Agencias)