Las fuerzas gubernamentales se disponen a cercar al Estado Islámico en Siria

(SOS).- El Ejército sirio y sus aliados han logrado nuevos avances este lunes en una zona desértica de Siria en una maniobra para cercar los focos de resistencia que mantiene el Estado Islámico en el país.

Las fuerzas gubernamentales han tomado varias localidades cercanas a Al Koum, en el noreste de la provincia de Homs, han informado fuentes militares.

Este avance reduce a 25 kilómetros la zona bajo control del grupo radical sunita entre Al Koum y Al Sukhna hacia el sur, que fue tomada por los soldados sirios el sábado.

De lograr cerrar ese área, los yihadistas estarían rodeados en un territorio de 8.000 kilómetros cuadrados hacia el oeste, quedando aproximadamente en el centro de la provincia de Homs.

El Ministerio de Defensa ruso ha indicado que ha participado en la ofensiva asesorando en el traslado de tropas por aire hacia el norte de Al Koum el sábado.

El Estado Islámico está perdiendo territorios en Siria desde dos frentes. Contra el ELS, respaldado por Estados Unidos y liderado por las milicias kurdas YPG, trata de mantener la ciudad de Al Raqa, principal bastión de la organización extremista. Y presionando desde el oeste, el Ejército sirio, apoyado por Rusia e Irán, ha avanzado hasta la provincia de Deir ez-Zor, desde la región de Al Raqa.

Sin embargo, las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi todavía dominan la mayor parte de Deir ez-Zor, en la frontera con Irak. Las fuerzas gubernamentales controlan algunos enclaves en la ciudad y una base militar cercana.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio se enfrenta al Frente al-Nusra en el este de Damasco

(SOS).- En las afueras de Damasco ha tenido lugar la segunda fase de la operación para liberar las áreas de Ain Tarma y Jobar del Frente al-Nusra, informó una fuente militar.

La primera etapa de la operación en el área se ha completado con éxito y el Ejército sirio ha tomado el control de la zona de Sonbol y una red de túneles subterráneos que conduce a Ain Tarma.

Por el momento, los combates se están produciendo cerca de una fábrica de mármol, el túnel de Harmalah y en la parte central de Ain Tarma.

El propósito de la operación es garantizar la seguridad de la capital siria, ya que los yihadistas solían atacar regularmente las afueras de la ciudad, por lo que las tropas gubernamentales han hecho todo lo posible para acelerar el inicio de la operación en las áreas vecinas.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio gana terreno en la frontera con Jordania

(SOS).- El Ejército de Siria y sus aliados han recuperado este jueves todos los puestos de control situados en la provincia de Sweida, en la frontera con Jordania, que hasta ahora estaban en manos rebeldes.

Fuentes militares han indicado que las tropas sirias han tomado estos 30 kilómetros de frontera con Jordania en un ataque lanzado en las últimas horas.

Por su parte, el portavoz del grupo rebelde denominado la Brigada de los Mártires Ahmed Abdo, Said Saef, ha detallado que las fuerzas gubernamentales atacaron desde dos puntos. “La mayoría de la parte oriental de Sweida está ahora en manos del régimen”, ha dicho.

Otro portavoz rebelde ha explicado que el avance del Ejército sirio se debe en parte a una repentina retirada de la milicia Jaish al-Ashair, que está respaldada por Jordania y que se encargaba de patrullar la frontera.

A pesar de este duro golpe, los grupos armados rebeldes todavía controlan gran parte de la frontera suroeste de Siria con Jordania e Israel.

(Fuente: Agencias)

Las fuerzas armadas sirias avanzan en el este de la provincia de Al Raqa

(SOS).- El Ejército sirio ha logrado nuevos avances en la zona este de la provincia de Al Raqa y ha llegado a cruzar a la región vecina de Deir ez-Zor, adonde no había logrado entrar nunca desde el flanco oeste.

Las tropas gubernamentales han expulsado al Estado Islámico de una zona ubicada a cuatro kilómetros de la localidad de Maadan.

Las fuerzas armadas sirias y sus aliados desarrollan una operación paralela a la llevada a cabo por facciones rebeldes apoyadas por Estados Unidos. Ambas partes tienen como principal misión recuperar el control de la ciudad de Al Raqa, capital de facto del autoproclamado Califato.

Deir ez-Zor, una provincia fronteriza con Irak, está casi enteramente bajo el control de los milicianos vestidos de negro y el Gobierno de Siria limita su control a un reducto de la capital regional y a una base aérea cercana.

Los objetivos militares del Ejército sirio son rodear por el norte a la localidad de Sujnab, último bastión del grupo radical sunita en el oriente de la provincia de Homs, y cortar las líneas de suministro y apoyo de los yihadistas desde Al Raqa y Deir ez-Zor.

Geográficamente, las tropas gubernamentales y sus milicias aliadas, con el respaldo de la aviación propia y de Rusia, han logrado estratégicos avances en todo el llamado desierto de Al Badiya desde el este de Homs y Palmira hacia Al Raqa y Deir ez-Zor, en el norte.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio avanza hacia la última localidad controlada por el Estado Islámico en Homs

(SOS).- Las fuerzas sirias están cerca de la última localidad importante controlada por el Estado Islámico en la provincia de Homs en el marco de su avance hacia los bastiones del grupo yihadista en el este del país, ha informado hoy una fuente militar.

Según esta misma fuente, las operaciones de combate se van a acelerar hacia la localidad de Al Sujna, a unos 50 kilómetros de la frontera administrativa de la provincia de Deir ez-Zor, donde el Estado Islámico ha replegado a muchos milicianos tras perder terreno en Siria e Irak.

“Capturar Al Sujna significa abrir la puerta y el camino para que las fuerzas avancen directamente hacia Deir el Zor”, ha explicado la fuente militar, añadiendo que el Ejército sirio ha tomado posiciones 8 kilómetros al suroeste de la localidad el miércoles por la noche.

La organización radical sunita está perdiendo terreno rápido en Siria ante dos campañas separadas llevadas a cabo por el Gobierno sirio, apoyado por Rusia por un lado, y las fuerzas kurdas y sus aliados, apoyados por Estados Unidos por otro.

Las fuerzas gubernamentales, respaldadas por la Fuerza Aérea rusa y las milicias apoyadas por Irán, también han estado avanzando frente al Estado Islámico en la provincia de Hama y en las zonas del sur de la provincia de Al Raqa.

Las fuerzas gubernamentales han estado aproximándose a Al Sujna de forma gradual desde que tomaron la ciudad de Palmira, situada unos 50 kilómetros, el pasado marzo.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio avanza hacia Deir ez-Zor

(SOS).- Como ya se había anunciado en los últimos días, la conquista de Al Rusafa no fue sólo simbólica y dirigida a la conservación y recuperación de las ruinas de la antigua Sergiopoli, sino que también supuso una victoria estratégica cuyos efectos comienzan a pesar mucho en la larga pero constante reconquista del desierto por parte del Ejército sirio que combate contra el Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe). El punto de inflexión en esta dirección se produjo en mayo, cuando los soldados leales al presidente Bashar al-Assad comenzaron a presionar Deir Hafer desde la periferia oriental de Alepo e, inmediatamente después, recuperaron las orillas del Éufrates rechazando a los milicianos del Califato de la provincia alepina; una vez controlada toda la zona plana entre el lago Al Jaboul y el río Éufrates, el Ejército entró en la provincia de Al Raqa y ahora, tras la liberación de Al Rusafa y su cruce de carreteras, está apuntando hacia los campos de petróleo de la zona con el objetivo de acceder a las provincias más orientales del país después de cinco años de ausencia.

A 90 km de Deir ez-Zor

La capital más oriental de Siria se convirtió, en los últimos años, en el emblema de la guerra y en uno de los símbolos más importantes del conflicto. Deir ez-Zor, punto de confluencia comercial vital en tiempos de paz, dada la presencia del Éufrates y la proximidad de muchos campos de petróleo y del paso fronterizo iraquí de Al Qaim, nunca se rindió a los terroristas de Daesh a pesar de un asedio que dura cuatro años. Las únicas fuentes de sustento actualmente vienen del cielo, tanto por parte de los aviones militares que bombardean a los milicianos que están listos para atacar la ciudad, como por parte de los aviones de carga que catapultan la ayuda humanitaria y otras cosas que puedan servir para mantener un mínimo de normalidad en Deir ez-Zor; pero ahora el escenario podría reservar importantes novedades, para la que los mismos sirios definen como ‘la ciudad mártir’. Tras la liberación de Al Rusafa, el Ejército de Damasco comenzó a avanzar tanto hacia el sur como en dirección a Deir ez-Zor.

Si antes la referencia a las futuras acciones para romper el asedio de la capital oriental se daba desde el frente de Palmira, ahora el Ejército sirio está listo para avanzar sobre dos ejes: además del de la llamada Perla del desierto, liberada el pasado mes de marzo, la unidad de élite de las Fuerzas Tigre avanza desde Al Rusafa y se encuentra a 90 km al oeste de Deir ez-Zor, aproximándose aún más a las tierras altas que dominan la frontera entre esta provincia y la de Al Raqa. Las autoridades de Damasco apuestan por una ofensiva destinada a poner fin a años de asedio de la ciudad mártir y esto no sólo por razones obvias y simbólicas, sino incluso motivadas por el objetivo clave de reconquistar el este de Siria y sus ciudades principales. Desde el Ministerio de Defensa sirio no se filtra nada acerca de la próxima ofensiva en Deir ez-Zor, sin embargo la avanzada, aunque lenta, parece continua y el hecho de haber llegado a menos de 100 km del centro de la ciudad es un elemento que abre nuevos escenarios y da esperanza principalmente a los propios habitantes de la capital oriental.

La reconquista de los campos de petróleo

Bajo el punto de mira del Ejército no está sólo Deir ez-Zor, sino también los vastos territorios del desierto en cuyas profundidades se encuentran varios yacimientos de petróleo, los mismos que hace unos años permitían que Daesh se financiase a través de las ventas realizadas más allá de la frontera con Turquía; las Fuerzas Tigre también se están centrando en este frente a partir de Al Rusafa. En los últimos días, particularmente, se ha recuperado el vasto campo petrolífero de Kadir, uno de los más importantes de la región; el avance hacia estos enormes yacimientos de petróleo tiene un doble propósito. Por un lado, la aproximación al flanco occidental de Sukhnah, una ciudad al este de Palmira, donde Daesh fortificó en los últimos años sus defensas. Por otro, la conquista de infraestructuras que podrían representar en unos pocos meses un balón de oxígeno para la exhausta y desangrada economía siria, oprimida por la guerra y las sanciones occidentales que nunca fueron revocadas desde principios de 2011.

A partir de este último punto, la reactivación de los campos de petróleo aseguraría la autosuficiencia energética del Gobierno de Siria y una mayor eficiencia en la distribución del servicio, evitando así los molestos y frecuentes apagones, incluso en la propia capital del país; además, la reactivación de los pozos necesitaría de la ayuda de muchos trabajadores y esto podría dar cientos de puestos de trabajo que favorecerían el retorno de muchos emigrados y un aumento del empleo, con el consiguiente incremento del apoyo popular al Gobierno. Todo esto sin tener en cuenta que, con una posible venta de petróleo en el extranjero, las arcas de Siria podrían disfrutar de un verdadero soplo de aire fresco, porque para Damasco el conflicto supone un costo exorbitante y la deuda comienza a ser una seria preocupación de cara a la postguerra. Pero no hay que olvidar el hecho de que, como se mencionó anteriormente, el progreso hacia los campos de petróleo favorece una futura avanzada hacia Sukhnah, situada entre Palmira y Deir ez-Zor.

Su conquista será crucial para el control del corazón de la parte del desierto de Siria, aunque aquí todavía se considera muy fuerte a Daesh por el hecho de que a lo largo de los años construyó importantes fortificaciones difíciles de conquistar; es por eso que se está avanzando hacia Sukhnah tanto desde Palmyra, las últimos informaciones hablan de que los soldados sirios se encuentran a 11 km de la ciudad, como desde los yacimientos de petróleo al sur de Al Rusafa, con la intención de rodear a los yihadistas y crear una conexión entre el frente al este de Homs y el de la parte meridional de la provincia de Alepo. La aceleración experimentada por la guerra de Siria va de la mano con el hecho de que el Gobierno sirio regresará pronto a la provincia de Deir ez-Zor, y también al desierto en la parte oriental del país. Con la tregua todavía vigente en Idlib y en las regiones a su oeste, será entre las arenas del desierto donde el conflicto vivirá sus momentos más importantes en las próximas semanas.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

Las tropas sirias se hacen con el control de un campo petrolífero en la provincia de Al Raqa

El Ejército de Siria ha anunciado la toma de un campo petrolífero en la provincia de Al Raqa (norte), en medio de su ofensiva contra el Estado Islámico en esa zona del país.

Fuentes militares han confirmado que las tropas sirias se ha hecho con el control del campo de Al Deilaa, situado al suroeste de la provincia.

Asimismo, han afirmado que un número indeterminado de yihadistas han muerto en las operaciones, en las que han sido destruidos tres coches bomba.

La toma de Al Deilaa llega tres días después de que el Ejército sirio se hiciera con el control de otros seis campos petrolíferos y varias localidades en esta zona de la provincia de Al Raqa.

El grupo radical sunita tiene su principal bastión en Siria en la localidad de Al Raqa, donde hace frente a una ofensiva encabezada por las FDS, una alianza de milicias rebeldes respaldada por la coalición internacional que encabeza Estados Unidos.

Por otra parte, fuentes militares sirias han anunciado nuevos avances frente al Estado Islámico en los alrededores de la localidad de Sojna, situada en la provincia de Homs (oeste).

El Ejército sirio se hizo la semana pasada con el control de los campos gasístico y petrolífero de Al Heil, ubicados al sur de esta ciudad, la única localidad que controlan los yihadistas en la provincia.

(Fuente: Agencias)