Los enfrentamientos entre facciones terroristas provocan 440 muertos en Siria

(SOS).- La lucha interna entre los terroristas sirios en el eje Hama-Idlib ha dejado más de 440 muertos en los últimos 60 días. Los enfrentamientos entre facciones han tenido lugar después de una serie de choques que estallaron tras un ataque del Estado Islámico contra la alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, en octubre pasado.

Tras lanzar una ofensiva contra la filial de Al Qaeda en Siria, las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi pudieron ingresar en Idlib y capturar varias ciudades de esta provincia.

Hace meses, han aumentado las luchas internas entre los grupos terroristas en el territorio sirio, mientras las fuerzas gubernamentales, apoyadas por sus aliados, avanzan a pasos agigantados en diferentes partes del país frente a las facciones extremistas.

En la última semana, se han reportado pugnas entre los yihadistas en la provincia de Al Quneitra y el Rif Damasco, donde el grupo rebelde Failaq al-Rahman ha expulsado a la alianza HTS de la ciudad de Kafr Batna.

Los milicianos de Hayat Tahrir al-Sham se ha enfrentado recientemente al fuego del Ejército de Siria cerca de la localidad de Al Rahjan (noreste de Hama).

También se han producido otros choques entre los integrantes de la alianza HTS y las fuerzas sirias en la localidad de Al Shakusia (noreste de Hama), donde el grupo terrorista Yeish al-Nasr apoya a la filial de Al Qaeda.

Las tropas gubernamentales además han recuperado últimamente varios sitios en los Altos del Golán que estaban en poder de Hayat Tahrir al-Sham, una organización que ha sufrido grandes bajas y ya está en retirada.

Por otra parte, Vladimir Putin ha anunciado la completa derrota del Estado Islámico en Siria, al ser destruidas las últimas posiciones yihadistas a ambos lados del río Éufrates.

“El ministro de Defensa me informó hace dos horas que las operaciones en las orillas este y oeste del Éufrates han concluido con la completa derrota de los terroristas”, ha asegurado el presidente de Rusia.

Putin ha admitido que pueden quedar “algunos focos de resistencia, pero, a grandes rasgos, los combates en esta fase y en ese territorio han concluido”.

Recientemente, el mandatario ya había dicho que la intervención militar rusa en el país árabe que comenzó a finales de 2015 estaba llegando a su fin, ya que las fuerzas sirias controlaban el 98 % del territorio y la victoria sobre los yihadistas estaba cerca.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Al menos ocho muertos en un atentado con bomba contra un autobús en Homs

(SOS).- Al menos ocho personas han muerto y otras 16 han resultado heridas como consecuencia de una explosión de una bomba que ha alcanzado a un autobús en la ciudad siria de Homs, según ha informado la prensa local.

Muchos de los pasajeros del autobús atacado son estudiantes universitarios, según ha explicado el gobernador de Homs, Talal Barazi. La explosión de la bomba ha tenido lugar en el distrito de Akrama, cerca de la universidad de Al Baabth, en esta localidad del oeste de Siria controlada por el Ejército.

Las imágenes del lugar del ataque muestran a un nutrido grupo de personas en torno a los restos calcinados de un autobús en el centro de una calle. La televisión estatal ha señalado que la bomba ha sido colocada por los “terroristas” para que estallara al paso del vehículo de transporte.

La acción de este martes todavía no ha sido reivindicada por ningún grupo terrorista aunque el Estado Islámico reclamó la responsabilidad por un atentado con coche bomba que acabó en mayo con la vida de cuatro personas y dejó a otras 32 heridas.

A lo largo de 2017, se ha registrado una serie de atentados con bomba contra ciudades bajo control gubernamental en Siria, incluida la capital, Damasco.

La alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, también ha reivindicado la autoría de algunos de los ataques.

“Las agencias de seguridad están constantemente persiguiendo a las células durmientes”, ha explicado el jefe de la Policía de Homs. “Hoy podría tratarse de una célula durmiente o podría ser una infiltración”, ha añadido.

El gobernador de Homs ha denunciado que los enemigos del Estado están intentando socavar la estabilidad del país en un momento en el que se acerca “la fase de la victoria”.

La ciudad de Homs fue liberada por el Ejército sirio el pasado mes de mayo. Con el apoyo de la aviación de combate rusa y las milicias respaldadas por Irán, el Gobierno de Damasco ha conseguido ganar terreno frente a los grupos armados rebeldes en el oeste del país, apuntalando su control en los principales centros urbanos.

Por otra parte, el Estado Islámico ha lanzado ayer varios contraataques contra las tropas gubernamentales sirias y las milicias kurdas y sus aliados en un intento de defender las zonas que conserva cerca del río Éufrates a su paso por la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

Según fuentes locales, sigue habiendo combates entre el Ejército sirio y los yihadistas en los alrededores de las últimas tres localidades que la organización extremista mantiene en su poder al oeste del Éufrates.

En esa área, los radicales han atacado a los efectivos gubernamentales, que están respaldados por miembros de la milicia chií libanesa Hezbolá y combatientes iraníes, iraquíes y palestinos, en las inmediaciones de la población de Al Salhiya, donde han perpetrado dos atentados con coches bomba contra posiciones de sus adversarios.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al Estado Islámico, ha informado en un comunicado publicado en Telegram de que los extremistas han derribado un avión de guerra sirio en las proximidades de Al Bukamal, lo que no ha sido corroborado por ninguna otra fuente.

Mientras, continúan los choques en lugares al este del río Éufrates entre el grupo yihadista y las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas y respaldada por la coalición internacional.

La organización extremista trata de defender las 17 localidades que siguen bajo su dominio en esa parte de Deir ez-Zor, donde presenta una dura resistencia y ha logrado recuperar terreno frente a sus oponentes.

Los enfrentamientos se extienden desde el pueblo de Abu Yardub hasta la frontera con Irak.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio dice que la guerra no terminará con la liberación de Deir ez-Zor

(SOS).- El presidente de Siria, Bashar al-Assad, ha dicho que el Ejército y las fuerzas aliadas no darán por terminada la guerra una vez hayan liberado la región de Deir ez-Zor, el último gran bastión que le queda al Estado Islámico.

En este sentido, el mandatario sirio ha deslizado la posibilidad de enfocar la lucha hacia las FDS, una alianza rebelde apoyada por Estados Unidos y que controla actualmente más de una cuarta parte del país. Entre las últimas conquistas de esta coalición kurdo-árabe figura la ciudad de Al Raqa.

Al Assad ha subrayado que su gobierno mantendrá abierta la lucha contra quienes “dividen y debilitan” al país. “Las victorias contra las organizaciones terroristas, empezando por Alepo y sin terminar por Deir ez-Zor, han sido un golpe clave que ha desarticulado estos proyectos de ruptura”, ha aseverado, después de verse con Ali Akbar Velayati, asesor del Líder de la Revolución Islámica de Irán para Asuntos Internacionales.

El presidente de Siria ha señalado que la batalla seguirá “hasta que se haya recuperado la seguridad y la estabilidad de todos los territorios”, sin aludir directamente a futuros objetivos.

Mientras, el Ejército sirio y sus aliados han rodeado e irrumpido este miércoles en la localidad de Abu Kamal, el último enclave significativo bajo el yugo del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales han comenzado la operación con el lanzamiento de varios proyectiles de mortero y misiles contra las posiciones de los extremistas en la zona y se prevé un gran avance antiterrorista para esta jornada de combates.

Las autoridades sirias tienen planeado recuperar plenamente la ciudad dentro de unos días.

El grupo yihadista se ha visto arrebatado de casi la totalidad del territorio que llegó a controlar en el país, con la salvedad de Abu Kamal y unas pocas localidades cercanas y reductos aislados en otros puntos.

El Ejército leal a Damasco ha recuperado amplias franjas de territorio en el centro y el este de Siria este año frente a la organización radical suní, que también ha perdido la práctica totalidad del territorio que controlaba en Irak.

(Fuente: Agencias)

El Estado Islámico pierde su último bastión en Siria

(SOS).- Las autoridades de Siria han proclamado hoy la liberación total de la ciudad de Deir ez-Zor de manos del Estado Islámico, que pierde así la última gran población que mantenía bajo su control en territorio sirio, si bien conserva algunos reductos a uno y otro lado de la frontera con Irak.

Deir ez-Zor, situada en la orilla occidental del río Éufrates, es la ciudad más grande y más importante del este de Siria, además del principal centro de producción de petróleo del país. Su pérdida, apenas tres semanas después de la caída de Al Raqa, la capital del Califato, representa un nuevo golpe para los yihadistas, que ven como se esfuman las conquistas que lograron en 2014.

“La Fuerzas Armadas, en cooperación con las fuerzas aliadas, han liberado por completo la ciudad de Deir ez-Zor del yugo de la organización terrorista Daesh”, ha confirmado a la prensa una fuente militar este viernes.

En esta ofensiva, iniciada en septiembre pasado, las fuerzas gubernamentales han estado comandadas por el general Suheil Hasan, alias el Tigre, que dirigió a finales del año pasado la campaña militar en la localidad de Alepo, la mayor del norte de Siria. Además, han contado con el respaldo de la aviación rusa, encargada de bombardear a los extremistas,  y de las milicias chiíes que patrocina Irán.

Las autoridades sirias han proclamado su victoria a través de la televisión oficial, que ha anunciado, citando fuentes militares, que las Fuerzas Amadas habían logrado liberar Deir ez-Zor tras matar a un gran número de combatientes y destruir sus armas y equipamiento.

La cadena ha explicado, además, que los soldados están limpiando de minas y artefactos explosivos dejados atrás por los yihadistas, que controlaban la ciudad desde julio de 2014, si bien algunos distritos y el aeropuerto militar se mantuvieron en poder del Gobierno sirio.

Después, la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas Sirias ha destacado la relevancia de la victoria en Deir ez-Zor. “La importancia del retorno de la seguridad y la estabilidad en la ciudad viene por su posición estratégica, ya que es un nudo de comunicaciones que conecta la zona este con la norte y la central, y es el corredor principal entre el desierto de Damasco y el de Yazira, y desde allí Irak”, ha señalado en un comunicado.

La nota ha recordado también la importancia económica de la provincia de Deir ez-Zor como zona agrícola y como la mayor reserva de gas y de petróleo del país. Y ha recalcado que, tras este triunfo, las Fuerzas Armadas continuarán “la lucha contra lo que queda del Daesh hasta el retorno de la seguridad y la estabilidad en todas las zonas de la República Árabe de Siria”.

Porque, pese a la expulsión de los milicianos vestidos de negro de Deir ez-Zor y de Al Raqa, todavía queda presencia del Estado Islámico en áreas del sur y el este de la provincia fronteriza con Irak. Sin embargo, la coalición kurdo-árabe a la que apoya Estados Unidos y que reconquistó Al Raqa hace unas semanas está presionando a los yihadistas al este del río Éufrates.

Asimismo, las fuerzas sirias y rusas siguen avanzando hacia el sur, con la vista puesta en el último bastión de la organización radical suní, la ciudad de Abu Kamal, situada poco antes de la frontera con Irak. También al otro lado de la raya fronteriza aumenta la presión, ya que las fuerzas iraquíes han lanzado una ofensiva contra su último reducto en suelo iraquí, Al Qaim, donde ya controlan varios barrios.

De hecho, las tropas iraquíes han anunciado este mismo viernes la toma del paso fronterizo con Siria que comunica Al Qaim con Abu Kamal. Según ha dicho el subcomandante de las Operaciones Conjuntas, Abdelamir Rashid Yarala, en un comunicado del Centro de Información de Guerra del Ejército, las fuerzas gubernamentales iraquíes controlan ya el paso de Hasiba.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio acabará con el Estado Islámico antes de fin de año

(SOS).- El Ejército de Siria recuperará el control de la frontera oriental del país y acabará con las estructuras militares del Estado Islámico (EI) antes de fin de año, dijo el presidente del Comité de Defensa del Parlamento ruso, Vladimir Shamanov.

“Calculamos que antes de fin de año las tropas gubernamentales restablecerán el control de la frontera oriental de la República Árabe Siria y que el Estado Islámico dejará de existir como una estructura armada organizada”, señaló Shamanov en una reunión con legisladores kazajos.

El general retirado destacó que más de un millón de sirios han vuelto a sus hogares desde el comienzo de las operaciones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria, en septiembre de 2015.

Añadió que, solo este año, 660 mil personas que en su momento tuvieron que huir del terrorismo yihadista han regresado a sus casas.

“En general, se puede decir que las principales tareas de la operación militar rusa en Siria prácticamente se han cumplido”, indicó el legislador ruso.

El encuentro interparlamentario ruso-kazajo coincidió con el comienzo de Astaná-7, la séptima ronda de consultas en la capital de Kazajistán sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria, que se prolongará hasta este martes.

Mientras, el Ejército sirio y las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas, avanzaron hoy, por separado, frente al Estado Islámico en distintas zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el noreste del país.

Desde septiembre, tanto las tropas gubernamentales sirias como las FSD desarrollan dos ofensivas por separado contra la organización radical suní en Deir ez-Zor, fronteriza con Irak.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno de Siria no reconoce a Al Raqa como una ciudad liberada

(SOS).- El Gobierno de Siria ha recalcado que la coalición que encabeza Estados Unidos “y sus agentes”, en referencia a las FDS, “no tendrán éxito” a la hora de consolidar una situación de facto en Al Raqa.

Damasco ha asegurado que solo reconocerá a Al Raqa como una ciudad liberada después de que el Ejército sirio la tenga bajo su control.

Las FDS, una alianza armada rebelde liderada por milicias kurdas, aseguraron la semana pasada que han completado la toma de la ciudad de Al Raqa, poniendo fin así al dominio del Estado Islámico en esta localidad del norte de Siria.

El Ministerio de Exteriores sirio ha afirmado que la situación “supone una flagrante violación de la soberanía, unidad e integridad territorial de Siria”, según ha recogido la prensa local.

Asimismo, ha acusado a la coalición que lidera Estados Unidos de haber causado “masacres” en Al Raqa, afirmando que “miles de civiles inocentes han muerto” durante sus operaciones.

En este sentido, la Cancillería siria ha manifestado que la coalición “prácticamente ha borrado Al Raqa de la faz de la tierra” y “ha permitido una salida segura a los yihadistas de Al Raqa y Deir ez-Zor para que ataquen al Ejército en Deir ez-Zor”.

Las FSD han entregado la autoridad de la ciudad de Al Raqa y su provincia a un consejo civil tras la expulsión de los extremistas.

En un comunicado, la Comandancia General de las FSD ha anunciado que el Consejo Civil de Al Raqa, creado por la propia alianza armada rebelde, se hará cargo de la administración de la población y su provincia, mientras que traspasa la seguridad a “las fuerzas de seguridad interior” de la zona.

La FSD se han comprometido a “proteger la frontera de la provincia contra todas las amenazas exteriores”.

“Afirmamos que el futuro de la provincia de Al Raqa está determinado por su propia gente, en el marco de una Siria democrática, descentralizada y federal”, han señalado en la nota.

La caída de Al Raqa, donde el grupo yihadista liderado por Abu Bakr al-Baghdadi realizó desfiles militares para festejar sus conquistas de territorios en 2014, tiene un alto peso simbólico en la lucha contra la organización radical suní. Desde esta localidad, los milicianos vestidos de negro planearon varios de los atentados perpetrados en los últimos años.

(Fuente: Agencias)

El Ejército logra nuevos avances en el último bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- El Ejército de Siria ha logrado este lunes nuevos avances hacia la localidad de Bukamal, situada en la provincia de Deir ez-Zor y último bastión del Estado Islámico en el país.

Según fuentes militares, las tropas gubernamentales ha mantenido enfrentamientos en los alrededores de la ciudad, mientras que las Fuerzas Aéreas han bombardeado varios barrios de la misma.

Las citadas fuentes han subrayado que las operaciones han provocado “grandes pérdidas” en las filas del grupo yihadista, sin dar más detalles al respecto.

La ofensiva del Ejército en la provincia coincide con la lanzada por las FDS —una coalición de milicias kurdas y árabes respaldadas por Estados Unidos—, que el domingo se hicieron con uno de los mayores campos petrolíferos de Siria, el de Al Omar.

El campo de Al Omar, situado en la orilla este del Éufrates, producía en su apogeo una cuarta parte del crudo sirio y fue capturado por el Estado Islámico a mediados de 2014, tras arrebatárselo al Frente al-Nusra.

La coalición que encabeza Estados Unidos y el Ejército ruso, aliado del Gobierno sirio, han mantenido en los últimos meses reuniones para evitar que ambas ofensivas contra la organización radical suní entren en conflicto directo.

El Estado Islámico ha perdido la práctica totalidad del territorio que controlaba en Siria tras sus recientes derrotas en la localidad de Deir ez-Zor y en Al Raqa, la que era la capital de su Califato en el país.

Por otra parte, el Gobierno sirio se ha quejado hoy ante la ONU de la matanza de civiles en un bombardeo en el barrio de Al Qusur, en la ciudad nororiental de Deir ez-Zor, del que ha acusado a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio ha mandado dos cartas a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU sobre “los crímenes ilegales cometidos por la coalición contra los civiles sirios”.

En las misivas, la Cancillería siria ha recordado el bombardeo de ayer en Al Qusur que, según sus datos, ha causado la muerte de catorce civiles y heridas a más de cuarenta, entre ellos menores y mujeres.

El Ministerio de Exteriores ha considerado que esos hechos demuestran “los esfuerzos frenéticos” de la coalición para entorpecer el avance de las Fuerzas Armadas sirias y sus aliados, tras sus victorias frente a los yihadistas, especialmente en la provincia de Deir ez-Zor.

Asimismo, ha asegurado que la alianza internacional ha cometido masacres en la ciudad de Al Raqa, donde miles de civiles han muerto, y la urbe “se ha desvanecido de la superficie de la tierra”, mientras que se ha garantizado “la salida segura” de los milicianos vestidos de negro.

A juicio del Gobierno sirio, “la coalición ha intentado encubrir sus crímenes en Al Raqa con el anuncio de planes de reconstrucción de la población”.

El portavoz de la coalición, Ryan Dillon, ha negado en su cuenta de Twitter que los aviones de la alianza bombardearan ayer la ciudad de Deir ez-Zor.

(Fuente: Agencias)