Al menos nueve civiles muertos en ataques del Frente al Nusra en Siria

(SOS).- Al menos nueve personas han muerto y más de 30 han resultado heridas en varios ataques del Frente al Nusra en la provincia siria de Hama.

“En los ataques contra la localidad de Maharda, en la provincia de Hama, los terroristas del grupo Fatah al Sham (también conocido como Frente al Nusra) (…) lanzaron diez proyectiles de sistema de lanzacohetes múltiple que dejaron nueve civiles muertos, incluidos tres niños, y más de 30 heridos”, ha explicado el jefe del Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, el teniente general Vladimir Savchenko.

Además, Savchenko ha informado de que durante la última jornada los extremistas han bombardeado 19 localidades.

Por otra parte, al menos 18 personas han muerto en el noreste de Siria en enfrentamientos entre el Ejército y las FDS, una coalición de milicias kurdas y árabes respaldada militarmente por Estados Unidos.

Los combates comenzaron este sábado en el centro de Qamishli cuando un convoy militar sirio entró en una zona de la ciudad bajo control de las FDS, según han informado fuentes kurdas.

“Entraron en zonas bajo nuestro control y arrestaron a civiles. Miembros de la patrulla atacaron a nuestras fuerzas”, ha señalado la seguridad interna de las FDS, conocida como Asayish. Entre los fallecidos hay siete combatientes de las fuerzas Asayish y once militares sirios.

Fuentes progubernamentales han manifestado a los medios de comunicación locales que una patrulla militar fue atacada por las fuerzas kurdas cuando se dirigía al aeropuerto y han confirmado varios fallecidos.

Las FDS controlan la mayor parte de la ciudad de Qamishli, mientras que el Ejército tiene presencia en el aeropuerto y en una zona del centro de la localidad.

Estos enfrentamientos son relativamente frecuentes a pesar de la tregua tácita entre las fuerzas gubernamentales y las FDS, fuerzas armadas de la autoproclamada República de Siria del Norte, integradas fundamentalmente por las Unidades de Protección Popular (YPG).

Sin embargo, el Gobierno sirio sigue pagando los salarios de muchos de los funcionarios que siguen trabajando en las zonas bajo control de las FDS. Damasco también sigue recibiendo ingresos de los campos petrolíferos de esta región.

Recientemente ha habido contactos entre las autoridades sirias y de la autodenominada federación de Siria del Norte para intentar lograr un acuerdo político.

Anuncios

La cumbre de Teherán puede determinar el futuro de la provincia siria de Idlib

(SOS).- La reunión sobre Siria que celebran mañana en Teherán los presidentes de Rusia, Turquía e Irán estará centrada en la inminente operación militar contra la provincia de Idlib, el último gran bastión de los extremistas.

En los últimos días, se han sucedido las declaraciones sobre posibles actuaciones en Idlib, así como los llamamientos a la contención temiendo que una ofensiva del Ejército sirio en esa provincia cause un baño de sangre y una catástrofe humanitaria.

Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Hasan Rohani continuarán en el encuentro de mañana el llamado proceso de paz de Astaná, que ha eclipsado las conversaciones de la ONU para lograr una solución negociada al conflicto sirio y que mañana tendrá un énfasis especial en la suerte de Idlib.

La postura de estos tres países difiere. Rusia e Irán son los principales valedores del Gobierno sirio, mientras que Turquía respalda a diferentes grupos armados.

Erdogan alertó ayer de que un ataque a gran escala puede desencadenar una fuerte oleada de refugiados hacia Turquía, limítrofe con Idlib.

“Ojalá en la cumbre de Teherán tengamos un resultado positivo y consigamos prevenir acciones desproporcionadas contra los habitantes de esa región”, subrayó el presidente turco.

Desde el Kremlin, sin embargo, insistieron en que en Idlib se ha formado “un nido terrorista”, por lo que “hay que solucionar ese problema”.

Rusia asegura que el Ejército sirio se prepara para “arreglar” la situación en el último feudo extremista.

En la misma línea, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo que “los terroristas que operan en Idlib deben ser erradicados”, aunque matizó que su expulsión se llevará a cabo con “pérdidas humanas mínimas”.

Zarif viajó esta semana a Damasco para reunirse con el presidente Bashar al Assad y con su homólogo sirio, Walid al Mualem, en el marco de los contactos que también ha realizado con las autoridades rusas y turcas para abordar los siguientes pasos a dar en Idlib.

Idlib, en el noroeste de Siria y fronteriza con Turquía, es la última provincia que escapa al control del Gobierno sirio y está dominada en gran parte por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

Desde hace semanas, Damasco envía refuerzos militares a los alrededores de Idlib para liberar la región, al igual que hizo en los últimos meses en otros feudos extremistas, como Guta Oriental, a las afueras de Damasco, o en Deraa, en el sur del país.

Las voces contra la ofensiva no han dejado de escucharse. El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a Rusia, Irán y Siria de que supondría un “grave error” y acarrearía una “tragedia humanitaria”.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, pidió a Putin y Erdogan “que hablen y que encuentren una solución” a esta crisis.

“Tratemos de evitar que la última y probablemente mayor batalla de esta guerra en Siria termine en un baño de sangre. Pedimos a todos los países que mantengan una presión moral para evitar una opción militar drástica en Idlib y dar más tiempo a las negociaciones”, insistió De Mistura.

En paralelo a la cumbre de Teherán, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá también el viernes para analizar la inminente ofensiva y tratar de “evitar” una tragedia.

Turquía manda refuerzos militares a Siria

(SOS).- Turquía ha enviado refuerzos militares a la provincia siria de Idlib (noroeste), al otro lado de su frontera, después del fracaso de las negociaciones de sus servicios de Inteligencia con los yihadistas que controlan gran parte de esa región.

Un convoy militar turco entró anoche en territorio sirio, integrado por decenas de vehículos que transportaban soldados y equipamiento, cuya misión es reforzar las posiciones del Ejército turco en el norte de Siria.

Algunos de los vehículos se dirigieron a una posición turca en la zona de Moruk, en el norte de la provincia de Hama, vecina a Idlib; mientras que otros acudieron a un puesto militar en la localidad de Maarat al Numan, en la propia Idlib.

Los refuerzos militares llegaron después de que los servicios de Inteligencia turcos fracasaran a la hora de convencer al Frente al Nusra de disolver el grupo, ante la ofensiva que el Ejército sirio y Rusia se disponen a lanzar contra este y otras facciones armadas extremistas que operan en Idlib.

La provincia está controlada en su gran mayoría por organizaciones radicales, y según cifras de la ONU, en ella se encuentran unos 10.000 yihadistas vinculados a la filial siria de Al Qaeda.

Turquía tiene efectivos desplegados en el norte de Siria para luchar contra las milicias kurdas y para ello cuenta con el apoyo sobre el terreno de diferentes grupos armados.

El Gobierno turco ha advertido reiteradamente de las consecuencias humanitarias que tendría una ofensiva a gran escala contra Idlib, donde residen 2,9 millones de personas, según la ONU, cifra que Ankara eleva a 3,5 millones.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, manifestó el viernes que en Idlib “hay algunos grupos extremistas, lo mejor es identificarlos, separarlos de los demás y eliminarlos. No atacar indiscriminadamente”.

Ankara está preocupada por un posible flujo de refugiados que huyendo de la violencia tratarían de cruzar la frontera de Siria con Turquía, que permanece cerrada en ese punto.

Putin y Rohani destacan la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su colega iraní, Hasan Rohani, destacaron la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria, durante la reunión bilateral que mantuvieron en el marco de la V Cumbre del Caspio celebrada en la ciudad kazaja de Aktau.

“Tenemos un gran volumen de cooperación, sobre muchas cuestiones del Caspio y sobre el arreglo de crisis agudas, incluida la crisis siria”, dijo Putin al inicio del encuentro.

El jefe del Kremlin adelantó que el arreglo del conflicto sirio sería el tema central de las conversaciones con Rohani, que tuvieron lugar tras la histórica firma de la Convención sobre el estatus jurídico del mar Caspio por los líderes de Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Turkmenistán e Irán, los cinco países que comparten su ribera.

“Quisiera informarle sobre la marcha de los contactos con nuestros socios para tratar este complejo asunto”, se dirigió a su homólogo el mandatario ruso, en referencia a las negociaciones que Moscú quiere emprender con Turquía y otros países para hallar una solución definitiva al conflicto sirio.

A su vez, Rohani destacó que las victorias del Ejército sirio sobre el Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas que actúan en Siria han sido posibles gracias a la cooperación entre Rusia e Irán.

“Todo el mundo ha sido testigo de cómo, con ayuda de Irán y Rusia, el Ejército sirio ha podido jugar un importante papel en la lucha contra el terrorismo en el interior de su país”, subrayó el líder iraní.

Rusia e Irán, añadió, tienen “el objetivo común de instaurar la estabilidad y la paz en toda la región”.

“En los últimos años hemos tenido dos grandes éxitos. El primero es la cooperación de Irán, Rusia y otros países para lograr consensos en el marco del acuerdo nuclear. El segundo éxito es la cooperación de Rusia, Irán y Turquía para instaurar la paz y estabilidad en Siria”, afirmó Rohani.

Poco antes, durante su intervención en la Cumbre del Caspio, el presidente de Irán destacó que los otros cuatro países de la región van a defender el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA), conocido como acuerdo nuclear, del que se ha salido Estados Unidos.

Rohani recalcó que los países unidos por el mar Caspio “se pronuncian en contra de las acciones unilaterales que se desarrollan hoy día por algunos países”, en alusión a Estados Unidos, que además de abandonar el acuerdo ya ha adoptado nuevas sanciones contra Teherán.

El sistema de defensa aérea de Siria intercepta un objetivo hostil cerca de Damasco

(SOS).- El sistema de defensa aérea de Siria ha interceptado este sábado a un “objetivo hostil” cerca de Damasco, según han informado fuentes oficiales.

“Defensas antiaéreas han interceptado un objetivo hostil sobre la zona de Deir al Ashair en el campo de Damasco”, han detallado.

De momento, no han especificado de qué clase de objeto se trata, ni a quién pertenece.

El Ejército sirio derribó la semana pasada dos drones al sur de Damasco. Algunos medios de comunicación han indicado que se trataba de aparatos de reconocimiento israelíes.

La capital siria se encuentra fuertemente protegida y los ataques contra la ciudad han sido raros en estos siete años de guerra.

Por otra parte, Rusia ha derribado dos drones lanzados por “formaciones armadas ilegales” contra la base aérea que posee en la provincia de Latakia, según ha señalado el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, el general Alexei Tsigankov.

“Durante la pasada jornada, los medios de control del espacio aéreo de la base aérea rusa de Khmeimim detectaron dos drones lanzados desde el territorio controlado por las formaciones armadas ilegales en el norte de la provincia de Latakia”, ha dicho Tsigankov, asegurando que fueron derribados.

El Centro Ruso para la Reconciliación en Siria ya comunicó el jueves que había destruido “un vehículo aéreo no tripulado lanzado desde un territorio controlado por grupos armados ilegales en el norte de la provincia de Latakia” hacia las instalaciones militares de Khmeimim.

El conflicto armado parece entrar ya en su recta final debido a una serie de exitosas ofensivas de las fuerzas gubernamentales y sus aliados sobre distintos focos extremistas que han dejado Idlib, en el norte de Siria, prácticamente como único feudo de los grupos armados radicales.

Al menos siete yihadistas mueren abatidos en enfrentamientos con el Ejército en el sur de Siria

(SOS).- Al menos siete yihadistas del Ejército Jaled bin Walid, grupo vinculado al Estado Islámico, murieron en las últimas horas tiroteados por las fuerzas sirias cuando trataban de huir de las zonas de combate en el sur del país.

“Siete miembros de Jaled bin Walid han sido abatidos mientras huían en motocicletas”, informaron fuentes locales.

La operación militar del Ejército sirio y sus aliados continúa en las localidades de Shayara, Kasira y Beit Ara, situadas en la zona controlada por los terroristas en la cuenca del río Yarmuk, añadieron esas mismas fuentes.

Las fuerzas gubernamentales han lanzado ataques con helicópteros y aviones militares sobre las zonas controladas por los yihadistas, detallaron.

Desde el comienzo de la ofensiva el pasado 19 de julio, al menos 256 combatientes del Ejército Jaled bin Walid han perdido la vida, según el último recuento.

Asimismo, la cifra de muertos asciende a 86 en las filas del Ejército sirio y sus milicias aliadas.

Las autoridades de Damasco han reconquistado la mayor parte del territorio de la cuenca del Yarmuk desde que comenzaron los violentos enfrentamientos.

Por su parte, el Estado Islámico controla actualmente alrededor de un 3 por ciento del territorio sirio aunque en zonas aisladas tras haber perdido decenas de miles de kilómetros en los últimos meses ante el empuje de las tropas gubernamentales y de las fuerzas kurdas.

La provincia siria de Al Sueida suma más de 250 muertos tras los ataques del Estado Islámico

(SOS).- La provincia meridional de Al Sueida sigue contando a sus muertos y suma ya 252 fallecidos por los atentados suicidas y ataques armados lanzados el miércoles por el Estado Islámico contra civiles y fuerzas gubernamentales sirias en varios puntos de la región.

Según el último recuento, los ataques, que son los más graves perpetrados por los yihadistas en Al Sueida, han acabado con la vida de al menos 139 civiles y 113 efectivos de las tropas leales a Damasco, además de 63 miembros del grupo yihadista.

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas 24 horas por la muerte de heridos graves y por el hallazgo de cadáveres de desaparecidos o ejecutados por el Estado Islámico en zonas rurales de la región.

Una joven siria originaria de Al Sueida y afincada en el Líbano relató a la prensa local que los residentes de la zona están en estado de shock y no se atreven a salir de sus casas después de la violencia que sacudió la capital provincial y otras localidades del norte de la región.

“Gracias a Dios mi familia está bien. Mis padres son mayores y no han salido de casa, nadie se atreve a hacerlo de hecho. La situación es horrible”, dijo la mujer, que prefirió ocultar su nombre por razones de seguridad.

“La guerra comenzó ayer para ellos (en Al Sueida). La zona había permanecido tranquila durante toda la guerra, hasta la locura de ayer (miércoles)”, explicó.

Al Sueida no había sido escenario de combates durante el conflicto que ha azotado Siria desde 2011 y ha permanecido bajo el control de las autoridades de Damasco.

La joven de Al Sueida añadió que sus habitantes están aterrorizados después de lo sucedido: “Hubo muchos secuestros además de todas las explosiones” causadas por hasta siete terroristas suicidas.

En algunos casos, murieron varios miembros de una misma familia, incluso “más de 20 personas fueron asesinadas: padres, hijos, nietos…”, detalló.

Por su parte, fuentes oficiales informaron de que se celebró este jueves un funeral masivo en la ciudad de Al Sueida, donde fue enterrada una parte de las víctimas de los ataques del día anterior, cuyos féretros fueron envueltos en banderas sirias.

Clérigos drusos asistieron a la ceremonia, ya que en la provincia hay una presencia destacada de población drusa, que tradicionalmente apoya a las autoridades gubernamentales.

Los principales líderes de la comunidad religiosa drusa del Líbano responsabilizaron al Gobierno sirio del ataque, mientras que el grupo chií libanés Hezbolá acusó a Estados Unidos de apoyar al Estado Islámico para que llevara a cabo su brutal acción.

Hezbolá señaló que la organización extremista preparó los atentados con armas llegadas a Al Sueida “ante los ojos” de las tropas estadounidenses desplegadas en la zona de Al Tanf, en la frontera de Siria con Irak.

Los yihadistas actuaron en Al Sueida coincidiendo con la ofensiva gubernamental en la vecina provincia de Deraa contra las facciones extremistas, incluido el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico.

Las tropas de Damasco tomaron ayer 25 localidades controladas por esa agrupación en la cuenca del río Yarmuk, según fuentes locales.

Las fuerzas sirias continuaron arrebatando territorios al Ejército Jaled bin Walid, el cual se retiró de siete poblaciones y ahora sólo controla una decena de localidades en Deraa, tras una semana de ofensiva de Damasco contra los yihadistas.

Además, el Ejército sirio se hizo con el control del cruce fronterizo entre la provincia de Al Quneitra e Israel, en los Altos del Golán, que estaba en manos de los extremistas desde hace cuatro años.

La zona que divide los Altos del Golán sirios y los ocupados por Israel desde 1967 es una franja desmilitarizada desde el acuerdo de 1974 que puso fin a la Guerra del Yom Kipur, y está bajo la supervisión de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF).