Combates entre el Ejército y el Estado Islámico dejan 35 muertos en Siria

(SOS).- Al menos 26 efectivos del Ejército sirio y nueve yihadistas del Estado Islámico murieron este domingo en combates en la provincia de Deir ez-Zor (noreste).

Los choques estallaron entre ambos bandos en los alrededores de la ciudad de Al Mayadin, en el este de Deir ez-Zor, cuando la organización extremista atacó a las fuerzas gubernamentales con un coche bomba.

En el pasado Deir ez-Zor fue uno de los principales bastiones de los yihadistas en Siria, junto a la vecina provincia de Al Raqa.

Actualmente, Deir ez-Zor está dividida en zonas en poder del Ejército sirio y otras en manos de las FDS, una alianza armada encabezada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos, que controla territorio en el este de la región.

El Estado Islámico conserva dos reductos en Deir ez-Zor, uno en el este de la provincia, en una área limítrofe con el territorio iraquí; y otro en el oeste, en una zona desértica que linda con la provincia siria de Homs.

Por otra parte, siguen las negociaciones entre Jaish al Islam y Rusia —principal aliado del Gobierno de Siria— sobre el futuro de Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental, en las afueras de Damasco.

Ambas partes estudian una posible salida de los combatientes y sus familias de Duma en dirección a la región de Al Qalamun Oriental, al norte de Damasco, y el despliegue de la Policía Militar rusa en esa población de Guta Oriental.

Jaish al Islam es el único grupo de Guta Oriental que por el momento no ha aceptado ningún acuerdo de evacuación de sus milicianos de la zona.

Las otras dos facciones del área, la Legión de la Misericordia y Ahrar al Sham, alcanzaron en la última semana pactos por separado con Rusia y las autoridades sirias que han supuesto la salida de miles de combatientes y sus allegados de Guta Oriental en dirección al norte del país árabe.

Tras estas operaciones de evacuación, el Ejército sirio ya ha liberado el 90 por ciento de las zonas de Guta Oriental que estaban en manos de los extremistas.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Siria exige a Turquía que retire sus tropas de su territorio

(SOS).- El Gobierno sirio exigió este lunes a Turquía que retire sus tropas de inmediato de su territorio, después de que el Ejército turco tomara el control de la ciudad siria de Afrin, en el noroeste del país árabe.

Las autoridades sirias realizaron esta petición en dos cartas enviadas por su Ministerio de Exteriores a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Al mismo tiempo que la República Árabe de Siria condena la ocupación turca y sus crímenes insta a las fuerzas turcas invasoras a retirarse de inmediato del suelo sirio que ocupan”, señaló Exteriores en las citadas misivas.

El Gobierno de Damasco también solicitó al Consejo de Seguridad que “asuma su responsabilidad para detener estos ataques y trabaje para la retirada inmediata de las fuerzas turcas del territorio sirio”.

El ministerio dijo que la ocupación turca de la ciudad de Afrin “es un acto ilegal que contradice los principios y la Carta de la ONU”.

Asimismo, denunció que miles de civiles han muerto y resultado heridos, mientras que decenas de miles han sido obligados a desplazarse de sus casas en Afrin.

El Gobierno sirio aseguró que las fuerzas turcas llevan a cabo “una política de limpieza étnica” y han saqueado las propiedades de los ciudadanos y destruido sus casas, además de arrestar a muchos en centros de detención, lo que “contraviene la ley humanitaria internacional”.

Recordó que todas las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Siria defienden la preservación de su integridad territorial y de su pueblo, y el respeto a su soberanía.

Sin embargo, “el régimen de (Recep Tayyip) Erdogan no solo ha violado las normas más básicas de buena vecindad sino que amenaza con ocupar más partes de Siria en las provincias de Alepo, Al Raqa y Hasaka”, apuntó el Ministerio de Exteriores.

En su opinión, “estas políticas (turcas) no pueden separarse de la agresión continua de Estados Unidos y su coalición ilegal contra la soberanía de Siria y la unidad de su territorio y su pueblo”.

El Gobierno sirio advirtió de que estas prácticas no solo amenazan las vidas de civiles y la integridad de Siria, sino que también prolongan la guerra “para servir al terrorismo y sus patrocinadores y amenazan la paz y la seguridad en la región y el mundo”.

Por su parte, el presidente de Turquía anunció este lunes que su operación militar contra las fuerzas kurdas no terminará con la toma de la ciudad de Afrin, sino que continuará por todo el norte de Siria e incluso en Irak.

“Hemos terminado la parte más importante de la operación Rama de Olivo, al entrar en la ciudad de Afrín. Ahora continuará hasta Manbech, Kobani, Tel Abiad y Ras al Ain”, enumeró Erdogan.

Además, las tropas turcas podrían lanzar en “cualquier noche” una ofensiva en las montañas de Sinyar, en el noroeste de Irak.

“Hemos cambiado nuestro concepto de lucha antiterrorista: ahora vamos a los lugares donde ellos tienen sus raíces”, aseveró el presidente turco durante un discurso ante representantes de la Judicatura en Ankara.

Respecto a la toma de Afrin, Erdogan explicó que todavía falta “limpiar la zona de explosivos”.

“Estados Unidos está profundamente preocupado por los informes que han llegado desde la ciudad de Afrin en las últimas 48 horas”, declaró ayer mismo el Departamento de Estado mediante un comunicado.

El avance de las tropas turcas, que con ayuda de grupos rebeldes proclamaron este domingo la toma de la urbe, ha provocado la huida de más de 98.000 personas, según estimaciones de la ONU.

“Esta situación se suma a la ya de por sí preocupante situación en la región, con las Naciones Unidas informando de cientos de miles de desplazados, que ahora necesitarán refugio y otro tipo de asistencia para cubrir sus necesidades básicas”, lamentó el Gobierno estadounidense.

El Departamento de Estado también denunció que la toma de la ciudad ha provocado una ola de “saqueos”, por lo que llamó a todas las partes implicadas a “permitir el acceso a las organizaciones de ayuda humanitaria” y a “desarrollar” un programa para el retorno “voluntario y seguro” de todos aquellos que lo deseen.

El pasado 20 de enero, Turquía lanzó una ofensiva en la región siria de Afrin ante la presencia de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que hasta ese momento habían centrado sus esfuerzos en combatir la presencia del Estado Islámico en el país árabe.

El Pentágono reconoció la semana pasada que numerosos combatientes kurdos estaban abandonando su puesto en las filas de la coalición internacional lidera por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y que tiene por objetivo la lucha contra la organización extremista, lo que está ralentizando la derrota de los yihadistas.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a Estados Unidos y sus aliados de intentar dividir Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha denunciado la intención de Estados Unidos y sus aliados de dividir Siria y para ello ha indicado que la presencia del antiguo Frente al Nusra (también conocido como Jabhat Fatah al Sham) sirve a sus propósitos.

“Hay cada vez más información, que recibimos de diferentes fuentes, de que un grupo reducido y no inclusivo, formado por los estadounidenses para los asuntos sirios, tiene planes de desintegrar el Estado sirio”, ha afirmado.

En concreto, el jefe de la diplomacia rusa ha explicado que tienen pruebas de que hay países occidentales, en particular Estados Unidos, que tienen interés en preservar al antiguo Frente al Nusra para cambiar el Gobierno de Siria.

“Tenemos cada vez más pruebas de que nuestros socios occidentales, en primer lugar Estados Unidos, quisieran preservar a ese Frente al Nusra (…) para tener un plan B, es decir, tratar de cambiar el Gobierno de Damasco”, ha manifestado Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse en la capital de Namibia, Windhoek, con la vicepresidenta Netumbo Nandi-Ndaitwah.

Además, el ministro ruso de Exteriores ha lamentado que Washington y sus aliados no están cumpliendo la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exige a todas las partes involucradas en el conflicto una pausa humanitaria de 30 días como mínimo para facilitar la entrega de ayuda humanitaria. “Nuestros socios occidentales prefieren hacer caso omiso a este párrafo”, ha subrayado.

Lavrov ha dicho que los países occidentales “insisten en que el Gobierno sirio cese las operaciones militares unilateralmente”, aunque estas están dirigidas contra los yihadistas. “Hay que ser honestos a la hora de cooperar, pero, por desgracia, esto es de lo que carecen nuestros socios occidentales”, ha apuntado.

En esta línea, el canciller ruso ha defendido la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en Guta Oriental “porque estos pasos de las autoridades sirias, apoyadas por nosotros, están dirigidos a reprimir al Frente al Nusra, que es una organización terrorista y que conforme a la resolución tomada en el Consejo de Seguridad no figura en la propuesta sobre el cese de los combates”.

“Cumplimos plenamente, al cien por cien, la resolución 2401 aprobada por consenso en el Consejo de Seguridad”, ha asegurado Lavrov a la prensa durante su visita a Namibia. “Es absolutamente legítimo realizar una lucha consecuente e irreconciliable contra los terroristas durante todo el periodo abarcado por la resolución mencionada”, ha concluido.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos mantendrá indefinidamente su presencia militar en Siria

(SOS).- Estados Unidos mantendrá su presencia militar en Siria hasta asegurar la completa derrota del Estado Islámico para evitar cometer “los mismos errores” de 2011, con la salida “prematura” de Irak, aseguró hoy el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson.

“No podemos cometer los mismos errores que se hicieron en 2011, cuando una partida prematura de Irak permitió al Estado Islámico y otras organizaciones causar el caos y encontrar un cobijo seguro en el país”, afirmó Tillerson en un discurso sobre Siria en Stanford.

El jefe de la diplomacia estadounidense defendió que es “vital para Estados Unidos seguir involucrado” en el conflicto sirio para acabar con todos los “espacios ingobernables” que puedan convertirse en “caldo de cultivo para el Estado Islámico”.

En ese sentido, prometió que Estados Unidos y sus aliados “perseguirán, matarán o capturaran” a los combatientes restantes de la organización radical.

Tillerson evitó especificar cuántos efectivos tiene Estados Unidos en Siria, una cifra que los analistas estiman que se sitúa en unos miles de soldados, la mayoría de fuerzas especiales.

En su discurso en el Hoover Institute de la Universidad de Stanford, defendió que el presidente Trump, en contraposición a su predecesor, Barack Obama, ha ordenado operaciones agresivas “para conseguir resultados claros rápidamente” y ha dado a sus líderes militares “más libertad” para emprender acciones que lleven a la derrota de los yihadistas.

El secretario de Estado atribuyó a esa estrategia el hecho de que el Estado Islámico “haya perdido su Califato físico”.

Por su parte, el Departamento de Defensa norteamericano indicó hoy que “Estados Unidos seguirá entrenando a fuerzas locales en Siria” con el objetivo de “mejorar la seguridad de las personas desplazadas que retornan a sus comunidades devastadas”.

“Eso es esencial para que el Estado Islámico no pueda emerger de nuevo en zonas liberadas sin gobierno”, añadió el Pentágono en un comunicado.

(Fuente: Agencias)

Combates entre las fuerzas sirias y facciones extremistas en las afueras de Damasco

(SOS).- El Ejército sirio se ha enfrentado este lunes a facciones extremistas en la región de Guta Oriental, bastión rebelde situado en las afueras de Damasco.

Los combates se han desatado de madrugada entre la Legión de la Misericordia y la alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, por una parte, y las tropas sirias, por la otra, cerca de la sede del Gobierno provincial en la localidad de Harista.

La aviación siria, que apoya al Ejército, ha bombardeado las ciudades de Harasta y Arbín, dominada por la Legión de la Misericordia, causando heridas a decenas de combatientes.

Por otra parte, el Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, ha informado de que durante el año 2017 se han firmado más de mil acuerdos de adhesión de municipios al alto el fuego.

“Desde el inicio del año fueron firmados más de mil acuerdos sobre la adhesión de las localidades al régimen del cese del fuego”, ha señalado el Centro en un comunicado.

Además, “con los líderes de las formaciones armadas ilegales fueron firmadas 140 cartas sobre el cese de los combates”. El documento destaca también que el número de los convoyes humanitarios de la ONU que han suministrado ayuda a las zonas de distensión en Siria ha aumentado en el 50 por ciento en el cuarto trimestre de 2017.

En un mensaje con motivo del Año Nuevo, el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, ha dado las gracias a las fuerzas rusas que liberaron Siria de la presencia de grupos terroristas y ha destacado los avances que consiguió el país en el sector de defensa.

A su vez, el presidente sirio, Bashar al-Assad, ha designado al general Ali Abdullah Ayub como nuevo ministro de Defensa. Este cambio en el Ministerio de Defensa se produce después de que las fuerzas sirias lograron en 2017 grandes victorias ante los grupos armados rebeldes en todo el país.

Recientemente, las unidades militares sirias han lanzado importantes operativos militares para expulsar a los yihadistas aun presentes en la provincial central de Hama y poder adentrarse en Idlib.

Conforme a las estimaciones proporcionadas por fuentes militares sirias, si los avances del Ejército siguen el ritmo actual, este podría hacerse con el control total de la parte noroccidental del país en la primera mitad del próximo año y acabar así con las facciones extremistas en la zona.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a EEUU de entrenar a cientos de yihadistas para combatir al Ejército sirio

(SOS).- Rusia acusó hoy a Estados Unidos de entrenar a varios centenares de yihadistas cerca de un campo de refugiados en la ciudad de Al Hasaka, en el noreste de Siria, con el fin de lanzar una nueva contraofensiva contra el Ejército sirio.

“Bajo el mando de instructores estadounidenses de las fuerzas de operaciones especiales se está creando una nueva unidad llamada ‘Nuevo Ejército Sirio’ a partir de grupos desperdigados de terroristas”, informó el Centro ruso para la Reconciliación en Siria en un comunicado.

La nota oficial destaca que dicho centro de entrenamiento se encuentra en las inmediaciones del campo de refugiados que está 20 kilómetros al noreste de la ciudad de Al Shadadi, en Hasaka.

“Según los testimonios de refugiados que regresaron a sus casas, los instructores norteamericanos anunciaron que cuando concluya el entrenamiento las unidades serán desplegadas en el sur de Siria para luchar contra las fuerzas gubernamentales”, añade el Centro ruso para la Reconciliación en Siria.

Los refugiados aseguran que dicho centro funciona desde hace más de medio año y es utilizado por la coalición internacional encabezada por Washington “como base de adiestramiento para los terroristas que llegan desde distintas partes de Siria”.

“A día de hoy en los alrededores del campo de refugiados hay concentrados unos 750 terroristas procedentes de Al Raqa, Deir ez-Zor, Abu Kamal y los territorios al este del río Éufrates”, advierte la nota.

“El grueso de esas unidades lo representan los más de 400 terroristas del Estado Islámico que llegaron libremente por carretera desde Al Raqa en octubre con el apoyo de Estados Unidos”, subraya.

Recientemente, el jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Valeri Guerasimov, criticó el papel desempeñado por la coalición, aduciendo que durante el año en que intervino en Siria el Estado Islámico llegó a controlar el 70 por ciento del territorio del país árabe. 

“La situación era crítica. Un mes y medio más y Siria hubiera dejado de existir como Estado”, indicó.

Estos hechos ocurren después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, proclamara la “completa derrota” de las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en Siria y visitara este lunes por vez primera la base aérea rusa de Khmeimim en el país árabe.

Entonces, anunció el repliegue parcial de las tropas rusas desplegadas en la zona desde finales de 2015, aunque permanecerán soldados y aviones en Khmeimim y en la base marítima de Tartus.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de una zona fronteriza con Jordania

(SOS).- El Ejército sirio ha expulsado al Estado Islámico de una zona fronteriza entre la provincia de Rif Damasco y Jordania.

Unidades de las Fuerzas Armadas han retomado un total de 8.000 kilómetros cuadrados en el sureste de la región de Rif Damasco, que ya está libre de cualquier presencia de los yihadistas.

Este logro se ha culminado con la conquista de varios montes y puntos en una área fronteriza con Jordania.

Actualmente, los efectivos gubernamentales desarrollan varias ofensivas contra los milicianos vestidos de negro en distintas partes de Siria, como la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

También hay choques intensos entre los extremistas y las fuerzas leales a Damasco, en la ciudad de Al Mayadín, “capital de la provincia de Al Jair”, una de las divisiones territoriales impuestas por los radicales en las zonas que controlan.

Hace dos días, las autoridades anunciaron que habían conseguido cercar Al Mayadín, donde el Ejército sirio entró el viernes pero fue repelido por el grupo yihadista durante el pasado fin de semana.

Por su parte, las FSD —una alianza rebelde liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos— han afirmado hoy que controlan el 90 % de la ciudad siria de Al Raqa (noreste), “antigua capital del Califato” del Estado Islámico.

La portavoz de las FSD, Yihan al Sheij Ahmed, ha explicado a la prensa que hay combates en el 10 % de la población, donde las milicias rebeldes avanzan en dirección al centro de la localidad para estrechar aún más el cerco en torno a los yihadistas.

“En los próximos días, seremos testigos de la liberación de Al Raqa, pero no es seguro que sea en el plazo de una semana, puede que un poco más”, ha apuntado.

Ahmed ha precisado que hay enfrentamientos en los barrios de Al Nahda, el de los kurdos, Al Barid, así como en los alrededores del Hospital Nacional, el estadio municipal y la intersección de Al Naim.

La portavoz ha indicado que al menos diez miembros del grupo radical suní han muerto hoy en los choques, mientras que uno de los radicales se ha entregado a las FSD.

Ahmed ha destacado que desde anoche las FSD han liberado a 195 civiles que estaban atrapados en la urbe y se han incautado de armas y municiones de los extremistas.

“Entre ellos, había mercenarios del Daesh heridos que intentaron huir entre los civiles”, ha detallado.

Las FSD iniciaron el pasado 6 de junio una ofensiva contra el Estado Islámico en Al Raqa con el apoyo de la coalición internacional, comandada por Washington, y de efectivos especiales estadounidenses sobre el terreno.

Ayer, el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, aseguró en Twitter que el 80 % de Al Raqa estaba en manos de las FSD.

(Fuente: Agencias)