¿Quién está detrás del nuevo ataque químico en Siria?

(SOS).- Se trata del enésimo ataque químico de la guerra en Siria. El enésimo ataque que quedará sin castigo. Son al menos 100 las personas asesinadas el sábado en Duma, el último bastión extremista de Guta Oriental, pero el número podría aumentar.

Desde hace algún tiempo se hablaba de un posible ataque con armas no convencionales, pero organizado por los mal llamados rebeldes.

El Ministro de Defensa ruso había advertido repetidamente que algunas facciones yihadistas estaban organizando un ataque químico para culpar al Gobierno sirio. ¿Una paranoia que se ha convertido en realidad? Imposible decirlo.

Fuentes hostiles a las autoridades de Damasco, como el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, culparon directamente al presidente Bashar al Assad. Una hipótesis como cualquier otra en esta guerra donde todo es posible pero nada es verificable.

Tras la noticia del ataque químico, la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, dijo ayer que “si se confirman, estas informaciones son horribles y exigen una respuesta inmediata de la comunidad internacional”.

Nauert subrayó que Rusia, como aliado de Siria, “es responsable en última instancia de estos brutales ataques”.

Sin embargo, el Ejército ruso desmintió las denuncias. Se trata de “acusaciones fabricadas”, aseguró el teniente general Yuri Yevtushenko.

“Una vez sea liberada la ciudad de Duma de los milicianos, nos declaramos dispuestos a enviar inmediatamente a nuestros especialistas”, añadió el jefe del Centro de Reconciliación ruso en Siria, quien indicó además que sus expertos en radiaciones químicas y biológicas “recogerán datos que confirmarán que esas declaraciones son fabricadas”.

“El objetivo de estas falsas conjeturas, totalmente infundadas, es proteger a los terroristas y a la oposición radical que rechaza un arreglo político y, al mismo tiempo, intentar justificar posibles ataque militares desde el exterior”, destacó la Cancillería rusa en un comunicado.

La respuesta no se hizo esperar. Un ataque con misiles causó en la madrugada de este lunes 14 muertos en la base aérea T4, próxima a Palmira, según informaron medios de comunicación sirios, que responsabilizaron en un primer momento a Estados Unidos del bombardeo.

El Pentágono negó haber llevado a cabo ninguna operación militar en Siria “por ahora”, a pesar de la amenaza del presidente Donald Trump de golpear a las autoridades de Damasco por el presunto ataque químico registrado el sábado en Duma.

Moscú acusó finalmente de la operación a Israel, que ya había atacado el mismo aeródromo militar el pasado mes de febrero, en represalia por la infiltración de un dron en su espacio aéreo.

“Dos F-15 de Israel atacaron la base entre las 3.25 y las 3.53 con ocho misiles de crucero disparados desde el espacio aéreo libanés, sin llegar a entrar en el espacio sirio. Cinco de los misiles fueron interceptados por la defensa aérea siria, pero los tres restantes impactaron en la base”, señaló el Ministerio de Defensa ruso.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, aseveró hoy que el ataque supone “un paso muy peligroso”. “Espero al menos que así lo entiendan Estados Unidos y aquellos países que participan en la coalición que encabeza”, advirtió en una conferencia de prensa en Moscú.

“Nuestros expertos militares que han visitado el lugar del ataque en Duma no han hallado restos de gas de cloro ni de ninguna otra sustancia química utilizada contra civiles”, concluyó.

Por su parte, el Gobierno sirio negó rotundamente el ataque con armas no convencionales y afirmó que es “el mismo cuento aburrido”.

“Las denuncias del uso de sustancias químicas en Duma son un intento de impedir el avance del Ejército”, insistió.

Sin ninguna confirmación independiente hasta ahora del ataque con armamento letal prohibido, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, vinculada a la ONU, ya está investigando los hechos.

Sin esperar a los resultados, Trump ha dado por hecha de nuevo la responsabilidad de las autoridades de Damasco.

La historia de los ataques con sustancias químicas en Siria nos enseña una cosa: debemos ser cautos al señalar a los culpables.

Vimos esto con el ataque de 2013 en Guta y, finalmente, con el de Jan Sheijun, cuyo aniversario transcurrió tranquilamente unos días atrás.

En ambos casos, el primero en ser acusado fue el propio Bashar al Assad. El tiempo y algunas valientes investigaciones periodísticas han demostrado que la realidad era diferente.

Los ataques químicos en esta guerra a menudo se han usado como una línea roja que no hay que cruzar. Sucedió en 2013 y luego en 2017. En ambos casos, Al Assad tuvo más desventajas que ganancias con este tipo de acciones.

Supongamos por un momento que el presidente sirio haya usando armas químicas en Duma. ¿Cuáles son los pros? En Guta Oriental, el Gobierno sirio ha ganado y eliminado a la mayoría de los extremistas en poco más de un mes. Los únicos que quedan son los yihadistas de Jaish al Islam. ¿De qué sirve usar armas químicas cuando has ganado no solo una batalla sino ahora también la guerra? De nada.

Si el Ejército Árabe Sirio realmente hubiera usado armas químicas, además de una gran masacre, habría cometido un grave error estratégico.

No se sabe con certeza quién llevó a cabo esta acción salvaje. Es difícil echarle la culpa al Gobierno o a las facciones armadas sin caer en la propaganda de unos u otros.

Los hechos ocurridos en estos años son numerosos y no es fácil tener certezas. La única, que nos gustaría subrayar, es que no solo Bashar al Assad posee armas químicas. Y, al menos sobre el papel, las eliminó todas en 2013.

En el caos sirio, fruto primero de la guerra y luego de la expansión de las huestes del Estado Islámico, cualquiera tiene depósitos de armas químicas. Es el caso del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y el de otras facciones yihadistas.

En los túneles excavados por los terroristas de Guta se ha encontrado de todo: cargas de mortero, mapas del centro de Damasco y también materiales para preparar armas químicas. En un vídeo publicado por Sama TV el pasado 4 de abril, se aprecian diferentes materiales, incluido el cloro proveniente de Alemania, para producir armas no convencionales.

En multitud de ocasiones, los mal llamados rebeldes han usado armas químicas en Siria. La lista es muy larga. Pero por poner solo un ejemplo, el grupo Jaish al Islam, la misma facción armada que controla hoy la ciudad de Duma, usó el 8 de abril de 2016 un gas contra los kurdos en Alepo. Los expertos dicen que quizás se tratara de Sarin.

¿Quién usó el gas en Duma? Nadie puede decirlo con certeza hoy. Y tal vez ni siquiera mañana.

Ciertamente, cuando se trata de armas químicas en Siria, es bueno ser extremadamente prudente.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse de urgencia este mismo lunes para analizar la situación en Siria, tras el presunto ataque químico.

Tanto las autoridades sirias como Rusia e Irán han negado el uso de armas prohibidas en Duma.

Los países occidentales están recopilando imágenes por satélite, vídeos y testimonios de las víctimas para presentarlos como prueba ante Naciones Unidas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y Trump intercambiaron información el domingo para confirmar el uso de armas químicas en Siria y coordinar sus acciones en la reunión del Consejo de Seguridad, según informó el palacio del Elíseo en un comunicado.

(Fuente: Gli Occhi della Guerra / Agencias)

Anuncios

Estados Unidos amenaza con usar la fuerza unilateralmente si la ONU no hace algo en Siria

(SOS).- Estados Unidos propuso ayer en la ONU una resolución para una tregua en Damasco y Guta Oriental, y advirtió que, si la comunidad internacional no actúa, podría hacerlo por su cuenta y usando la fuerza.

“No es la vía que preferimos, pero es un camino que hemos demostrado que podemos tomar y estamos listos para hacerlo otra vez”, dijo la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de la ONU analizó este lunes la aplicación de la resolución 2401, con la que hace dos semanas demandó un alto el fuego de 30 días en toda Siria.

Haley recordó que durante la negociaciones de ese texto ya había advertido de que, si no se respetaba, sería necesario “actuar”.

“Ese día ha llegado. El alto el fuego ha fracasado”, dijo la diplomática estadounidense, que anunció que presentará a consideración del Consejo de Seguridad un nuevo texto para tratar de lograr una tregua en Damasco y Guta Oriental.

Estados Unidos acusa al Gobierno sirio y a sus aliados de utilizar como excusa para “continuar su guerra” una disposición de la resolución aprobada en febrero, que autorizaba las operaciones contra grupos terroristas pese al cese de las hostilidades.

Haley aseguró que las autoridades de Siria, Teherán y Moscú han “explotado premeditadamente esa fisura” para tildar de “terroristas” a todos los grupos de Guta Oriental y seguir combatiendo a sus “rivales políticos”.

“Se han burlado de este proceso y de esta institución”, insistió la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas.

Haley avisó de que si, ante la falta de compromiso de Rusia el Consejo de Seguridad no es capaz de actuar, Estados Unidos está dispuesto a hacerlo por su cuenta.

Aunque no mencionó qué podría desencadenar esa acción ni señaló medidas concretas, sí sugirió que podrían pasar por acciones militares, recordando el bombardeo que Estados Unidos llevó a cabo contra una base siria.

“Estados Unidos sigue preparado para actuar si debemos hacerlo”, apuntó la diplomática.

Por su parte, Rusia defendió la ofensiva contra Guta Oriental e insistió en que ese bastión en las afueras de Damasco está controlado por grupos terroristas.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, aseguró que la presencia terrorista en la zona es mucho más importante de lo que otras potencias dicen y subrayó que los combatientes están “coordinados” desde un único centro de mando dirigido por el antiguo Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

En este sentido, Moscú considera que Siria tiene todo el derecho a actuar en Guta Oriental para responder a esa amenaza y a los ataques que se lanzan desde allí contra la capital del país.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se mostró escandalizado por la propuesta de Estados Unidos de una nueva resolución de la ONU sobre Siria y la amenaza de emplear la fuerza de forma unilateral en ese país y dijo que no tiene palabras para calificarlo.

“Ya no me queda ningún término normal para calificar esto”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa sobre la iniciativa de Washington para una nueva tregua en Siria.

El canciller ruso criticaba así el hecho de que las autoridades norteamericanas haya propuesto una nueva resolución “ante la incapacidad para cumplir la 2401 en la parte que se refiere a los combatientes apoyados por Occidente, y con la excusa de que Rusia, Irán y el Gobierno sirio no han podido garantizar” la tregua.

También consideró escandalosa la declaración de la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en su discurso ante el Consejo de Seguridad, de que “Estados Unidos, un país pacífico, puede en cualquier momento atacar a las fuerzas gubernamentales sirias, como lo hicieron hace un año, al golpear la base aérea de Shairat”.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a Estados Unidos y sus aliados de intentar dividir Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha denunciado la intención de Estados Unidos y sus aliados de dividir Siria y para ello ha indicado que la presencia del antiguo Frente al Nusra (también conocido como Jabhat Fatah al Sham) sirve a sus propósitos.

“Hay cada vez más información, que recibimos de diferentes fuentes, de que un grupo reducido y no inclusivo, formado por los estadounidenses para los asuntos sirios, tiene planes de desintegrar el Estado sirio”, ha afirmado.

En concreto, el jefe de la diplomacia rusa ha explicado que tienen pruebas de que hay países occidentales, en particular Estados Unidos, que tienen interés en preservar al antiguo Frente al Nusra para cambiar el Gobierno de Siria.

“Tenemos cada vez más pruebas de que nuestros socios occidentales, en primer lugar Estados Unidos, quisieran preservar a ese Frente al Nusra (…) para tener un plan B, es decir, tratar de cambiar el Gobierno de Damasco”, ha manifestado Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse en la capital de Namibia, Windhoek, con la vicepresidenta Netumbo Nandi-Ndaitwah.

Además, el ministro ruso de Exteriores ha lamentado que Washington y sus aliados no están cumpliendo la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exige a todas las partes involucradas en el conflicto una pausa humanitaria de 30 días como mínimo para facilitar la entrega de ayuda humanitaria. “Nuestros socios occidentales prefieren hacer caso omiso a este párrafo”, ha subrayado.

Lavrov ha dicho que los países occidentales “insisten en que el Gobierno sirio cese las operaciones militares unilateralmente”, aunque estas están dirigidas contra los yihadistas. “Hay que ser honestos a la hora de cooperar, pero, por desgracia, esto es de lo que carecen nuestros socios occidentales”, ha apuntado.

En esta línea, el canciller ruso ha defendido la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en Guta Oriental “porque estos pasos de las autoridades sirias, apoyadas por nosotros, están dirigidos a reprimir al Frente al Nusra, que es una organización terrorista y que conforme a la resolución tomada en el Consejo de Seguridad no figura en la propuesta sobre el cese de los combates”.

“Cumplimos plenamente, al cien por cien, la resolución 2401 aprobada por consenso en el Consejo de Seguridad”, ha asegurado Lavrov a la prensa durante su visita a Namibia. “Es absolutamente legítimo realizar una lucha consecuente e irreconciliable contra los terroristas durante todo el periodo abarcado por la resolución mencionada”, ha concluido.

(Fuente: Agencias)

Derriban un avión ruso en Siria

(SOS).- La alianza Hayat Tahrir al Sham, antiguo Frente al Nusra y filial de Al Qaeda en Siria, ha derribado este sábado un avión Su-25 ruso que sobrevolaba la provincia de Idlib, en el noroeste del país, y ha matado al piloto.

La aeronave rusa ha sido abatida sobre el pueblo de Khan al Subl, un municipio cercano a la ciudad de Saraqeb. El piloto ha fallecido mientras combatía contra los extremistas, tras haber logrado eyectarse del avión y saltar en paracaídas.

El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado que el piloto era Roman Fillipov, antiguo miembro de la Fuerza Aérea de Ucrania y desde hace tres años militar al servicio del Kremlin.

Según la información preliminar, el caza Su-25 fue derribado con un sistema portátil de misiles antiaéreos. Rusia está llevando a cabo todos los esfuerzos para recuperar el cadáver del piloto, con la ayuda de Turquía.

Poco después del incidente, el departamento de Defensa ruso ha anunciado la muerte de más de 30 combatientes en un ataque con armas de alta precisión contra la zona controlada por los herederos de la filial de Al Qaeda en Siria, desde donde fue lanzado el misil que derribó el avión Su-25. “Más de 30 radicales del Frente al Nusra fueron abatidos en la ofensiva”, ha destacado.

Por otra parte, cinco militares turcos han muerto en un ataque de las Unidades de Protección Popular (YPG) a un carro de combate en el noreste de la región siria de Afrin, objetivo de una ofensiva militar turca.

El Ejército turco ha informado de estas muertes y de que ya suman siete los militares turcos fallecidos este sábado en el marco de la operación Rama de Olivo contra las milicias kurdosirias en el enclave de Afrin.

Los combatientes kurdosirios mataron a un soldado e hirieron a cinco más en un ataque con misiles anticarro contra un puesto militar en Saatli, en la provincia turca de Kilis. Dos de los heridos tienen pronóstico crítico. Otro militar más ha muerto en combates en Afrin.

(Fuente: Agencias)

Más de 54.000 terroristas han sido eliminados en los últimos dos años en Siria

(SOS).- En los últimos dos años, han sido eliminados en la guerra de Siria más de 54 mil “elementos de grupos armados ilegales”, dijo este martes el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el general Valeri Gerasimov, en una reunión con altos cargos del Ministerio de Defensa.

El general Gerasimov también señaló que las organizaciones terroristas disponían de 1.500 carros de combate y vehículos blindados, más de 1.200 morteros y otras piezas de artillería. “Tenían cantidades suficientes de armas que recibían del extranjero”, aseguró.

Además, el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas denunció la presencia de instructores de Estados Unidos, Europa occidental y Oriente Medio que entrenaron a los mandos terroristas en campamentos específicos. “En algunos casos, oficiales de estos países dirigían directamente a las formaciones armadas ilegales”, aseveró.

Rusia participa en el conflicto sirio apoyando al Gobierno de Damasco desde 2015, cuando puso en marcha un despliegue militar para frenar el avance de grupos como el Estado Islámico y el Frente al-Nusra, filial de la organización terrorista Al Qaeda en Siria.

“En dos años los militares rusos lograron cambiar el curso de la guerra, derrotar a las grandes formaciones terroristas y liberar ciudades clave” en el país árabe, destacó el general Valeri Gerasimov.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ya había anunciado recientemente que más del 90 por ciento del territorio de Siria está libre de yihadistas.

Durante una reunión con la cúpula militar, Putin reconoció “el coraje” de los militares rusos que participan en la misión antiterrorista en el país árabe.

El jefe del Kremlin recordó que el enemigo en Siria “no son bandas mal organizadas” sino “unos grupos bien equipados y entrenados”, así como “generosamente financiados”.

Actualmente, el Estado Islámico controla solo cerca del 10 por ciento de las zonas que antes tenía ocupadas en el país árabe mientras que las otras bandas terroristas están congregadas en su mayoría en la provincia occidental de Idlib. Algunos de los grupos extremistas poco conocidos y activos en estos momentos podrían causar serios desafíos de seguridad en Siria.

(Fuente: Agencias)

Al menos nueve muertos y 23 heridos por la explosión de un coche bomba en el sur de Siria

(SOS).- Al menos 9 personas murieron este viernes y otras 23 sufrieron heridas en un atentado en un pueblo de la provincia sureña siria de Al Quneitra, fronteriza con los Altos del Golán.

Se trata de un ataque suicida perpetrado con un coche bomba por el Frente al-Nusra, antiguo nombre de la filial siria de Al Qaeda, en las afueras de la población de Hader.

El vehículo llegó a la mencionada localidad proveniente del área de Telul al-Hamr, adyacente al Golán controlado por Israel.

Las autoridades no descartan que el número de fallecidos aumente porque hay heridos graves y personas atrapadas bajo los escombros, que no han podido ser rescatadas por los disparos de artillería del Frente al-Nusra contra la zona.

Al cierre de esta edición, fuentes locales elevaron a 18 el número de muertos. La cifra fue facilitada por el activista Nadim Hasson, presente en la ciudad, después de que cientos de habitantes drusos salieran a protestar contra Israel, al que acusan de haber facilitado el atentado.

Situada en la provincia de Al Quneitra, adyacente a los Altos del Golán que los israelíes controlan desde 1967, Hader es un bastión del Gobierno sirio habitado por la minoría drusa.

La verja de separación levantada por Israel marca una frontera que desde hace 50 años separa a familias enteras y, tras el acto terrorista, decenas de drusos de la localidad de Majdal Shams intentaron cruzar la barrera para ayudar a los suyos.

El Ejército de Defensa israelí impidió el paso y emitió un comunicado en el que aseguró que “estamos preparados para ayudar a los vecinos y prevenir el daño o la ocupación de la aldea”, en referencia a la ofensiva lanzada ayer por la filial siria de Al Qaeda, responsable del coche bomba.

En apenas tres años, Israel pasó de amenazar con atacar la aldea siria de Hader a ofrecer el envío de sus hombres para protegerla.

(Fuente: Agencias)

La aviación rusa ha eliminado a casi 2.400 yihadistas en Siria durante los últimos diez días

(SOS).- Las fuerzas aéreas rusas, aliadas del Gobierno sirio, han anunciado este sábado que 2.359 yihadistas han muerto y otros 2.700 resultaron heridos en las operaciones desarrolladas entre el 19 y el 29 de septiembre, según ha hecho saber este sábado el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general Igor Konashenkov.

“Como resultado de los ataques aéreos de precisión de la Fuerza Aeroespacial de Rusia llevados a cabo del 19 al 29 de septiembre, las bajas confirmadas de los terroristas son de 2.359 muertos y unos 2.700 heridos”, ha destacado el militar ruso.

Entre los yihadistas muertos, ha añadido, “hay 16 comandantes de distintos rangos y más de 400 extremistas originarios de Rusia y de los países de la Comunidad de Estados Independientes”.

El general Konashenkov ha precisado además que la mayor parte de las bajas se han concentrado “en las filas de Estado Islámico y el antiguo Frente al Nusra”.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que “está a punto de concluir la operación en el este de la provincia de Deir ez-Zor para rodear y liquidar al gran grupo de milicianos del Estado Islámico (más de 1.500) que irrumpió desde el territorio de Irak”.

Por su parte, la coalición liderada por Estados Unidos que combate en Siria e Irak contra el Estado Islámico ha admitido que en agosto sus operaciones se cobraron la vida de unos 50 civiles, con lo que ya suman 735 el número de personas ajenas al conflicto que han sido abatidas desde 2014.

La coalición internacional ha informado del balance en un comunicado en el que recoge un total de 14 incidentes, después de analizar 185 informes sobre posibles víctimas civiles en el marco de las operaciones. El bloque ha defendido que hace todo lo posible para evitar los daños colaterales.

El recuento oficial dista mucho del que recogen organizaciones como Airwars, un grupo de seguimiento que ha elevado por encima de 5.400 el número de civiles que han fallecido como consecuencia de los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos.

(Fuente: Agencias)