Israel rechaza el alto el fuego en Siria

(SOS).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que su país rechaza el alto el fuego declarado en el sur de Siria, alcanzado la semana pasada por mediación de Rusia y Estados Unidos, al considerar que se trata de un gesto que beneficia a Irán. Así lo ha hecho saber Netanyahu durante el encuentro mantenido este domingo en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Al mismo tiempo que el dirigente israelí realizaba estas declaraciones, fuentes oficiales del Gobierno de Tel Aviv han ratificado que Israel responderá si recibe algún nuevo ataque desde Siria. “Este alto el fuego es un acuerdo horrible que no tiene en cuenta las necesidades de seguridad de Israel”, han asegurado las citadas fuentes gubernamentales.

Entre los varios temas que Macron y Netanyahu han abordado durante la reunión ha aparecido la situación en Líbano, donde el presidente francés ha dicho comprender el peligro que representa el partido milicia chií Hezbolá para los intereses de Israel.

“Comparto la preocupación de Israel sobre la actividad de Hezbolá en el sur del Líbano y sobre las armas en posesión del grupo. Mi deseo es el de llevar a cabo una iniciativa diplomática para promover una reducción de la tensión en la zona”, ha declarado Macron.

Francia es uno de los principales países que conforman la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el sur del Líbano.

Para expresar su profunda inquietud por el acuerdo alcanzado a principios de julio al margen de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Hamburgo, el mandatario israelí también ha mantenido la noche del domingo una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, y ha anunciado que mantendrá pronto otra con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El alto el fuego pactado entre Estados Unidos y Rusia prohíbe a las milicias apoyadas por Irán operar en áreas estratégicas de Siria adyacentes a la frontera de Israel con Jordania.

(Fuente: Agencias)

La conquista del valle del Éufrates

(SOS).- Tras el derribo, por parte de un F-18 Super Hornet de los Estados Unidos, de un caza SU-22 perteneciente a las fuerzas sirias en la región de Al Raqa el domingo pasado, la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso no se hizo esperar. La diplomacia de Moscú dio a conocer que no serán tolerados otros actos de este tipo. De hecho, ya no se tolera la violación de la zona de exclusión aérea existente en el territorio sirio. Por tanto, todos los objetos voladores que sean identificados al oeste del río Éufrates, y que no pertenezcan a las fuerzas que luchan junto a Rusia y al presidente Bashar al-Assad, serán interceptados por la aviación rusa y tratados como objetivos.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa anunció el cese de los contactos con Washington en el marco del memorándum suscrito en 2015, un acuerdo firmado para evitar incidentes y garantizar la seguridad de los vuelos durante las operaciones en Siria. Los altos mandos del Ejército estadounidense se movilizaron inmediatamente, manifestando su disponibilidad para la reapertura de este canal de comunicación preferencial, intentando evitar una escalada del conflicto entre los dos líderes de las principales coaliciones presentes en el campo de batalla. Además, esta guerra parece que ya ha asumido las características de un conflicto por delegación, que muestra sobre el terreno un resurgimiento de la Guerra Fría entre Rusia y los Estados Unidos, así como un enfrentamiento entre Irán y el nuevo tándem compuesto por Arabia Saudita e Israel, países a los que el Gobierno de Teherán sigue señalando como los principales enemigos, con demostraciones en el escenario sirio.

Por tanto, la disputa en Oriente Medio parece haberse centrado en la región que serpentea a lo largo del río Éufrates, que podría suponer un punto de ruptura para las diferentes fuerzas presentes en el escenario bélico. Se está llevando a cabo la batalla por la liberación de Al Raqa, donde las milicias kurdas en concierto con las FDS están luchando desde hace semanas contra el que se considera uno de los principales centros del Estado Islámico en Siria. El verdadero enfrentamiento se producirá en la batalla por la reconquista de Deir ez-Zor, donde están en juego los intereses más relevantes para los Estados Unidos, Rusia, Siria e Irán.

La confrontación que se está consumando, esencialmente, además de suponer un factor estrictamente estratégico, también tiene un valor puramente político. La posición de Deir ez-Zor, en la orilla del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak, es uno de los principales centros de conexión entre las bases del Estado Islámico en Siria y sus destacamentos iraquíes en Mosul. Los Estados Unidos bombardearon el área hasta 360 veces desde marzo, y no son pocas las dificultades para lograr erradicar al grupo yihadista, dada la fuerte presencia sunita en las aldeas de la zona.

Desde un punto de vista político, se observa una batalla que se libra en las mesas decisionales, que servirá para cobrar importancia en el plano internacional y acaparar el papel de potencia líder en la lucha contra el terrorismo. Las reivindicaciones realizadas la semana pasada por el Ministerio de Defensa de Rusia sobre la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi, sedicente líder del Estado Islámico, durante los bombardeos de los barrios de Al Raqa controlados por los terroristas, hay que entenderlas como la posibilidad de lograr un mayor peso específico en las negociaciones. En esta línea, el pulso por la conquista del valle del Éufrates y la reunificación con los que luchan contra el Estado Islámico en Mosul conduce a demostraciones como la llevada a cabo contra el caza sirio, a la que sin embargo se han añadido unos gestos que pretenden poner un parche en la rozadura ocasionada.

Un tira y afloja de pequeñas reivindicaciones a las que inmediatamente se pone remedio, probablemente porque a nadie le interesa que se consume una escalada del conflicto. Mientras Trump es juzgado por su deseo de mejorar las relaciones entre Washington y Moscú, la solución a las discordias parece que se complica cada vez más en el terreno militar.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

Israel se siente amenazado tras el ataque iraní contra el Estado Islámico en Siria

(SOS).- El lanzamiento de algunos misiles balísticos iraníes contra un centro de adiestramiento del Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) en Siria ha provocado las iras del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que ha considerado la operación de Teherán como una amenaza para el Estado judío. Se trata del primer ataque misilístico desatado por la República Islámica de Irán más allá de las fronteras nacionales en los últimos 30 años, desde la guerra con Irak en los años 80.

Los Guardianes de la Revolución de Irán han confirmado el lanzamiento de seis cohetes partidos del sector occidental del país y que han alcanzado objetivos yihadistas en el nordeste de Siria, en la provincia de Deir Ezzor, un territorio controlado en gran parte por el grupo radical sunita. El general Ramezan Sharif ha subrayado que los misiles iban dirigidos contra “bases del terror” y la operación fue todo “un éxito”.

El ataque ha sido una respuesta a los atentados contra el Parlamento y al mausoleo del ayatolá Khomeini del pasado 7 de junio en Teherán, en el cual murieron 17 personas; la acción fue reivindicada por las milicias de Daesh.

El jefe de los Pasdarán, el general Amir Ali Hajisadeh, ha apuntado que “los misiles fueron lanzados por Irán, sobrevolaron Irak y aterrizaron en Siria”. Algunos drones que volaban entre la provincia de Damasco y Deir Azzor transmitieron imágenes de los “blancos”. El lanzamiento, ha añadido el alto mando militar, es una prueba de “las capacidades e inteligencia” de la República islámica.

La operación militar se ha producido poco después del derribo de un avión sirio por parte de Estados Unidos y del mensaje lanzado por el gran ayatolá Ali Khamenei, que había prometido una “bofetada a los enemigos” para honrar a las familias de las víctimas de los ataques en Teherán y de las guerras en Siria e Irak.

Si, por un lado, los líderes religiosos y militares de Irán han celebrado el ataque, enfatizando su éxito, por el otro, Israel ha respondido con tonos belicosos. El primer ministro Netanyahu ha afirmado que Irán es una “amenaza” para el Estado judío, para Oriente Medio y, potencialmente, para todo el mundo. “Seguimos sus acciones y también sus afirmaciones -ha subrayado el jefe del Gobierno- y tengo un mensaje para Irán: No amenacen a Israel”.

Entre las actividades iraníes que constituyen (para Netanyahu) una amenaza están el “intento” de crear una “presencia” estable en Siria y la “transferencia” de “armas avanzadas” a Hezbollah y otras operaciones similares.

También hay que decir que el lanzamiento de los misiles no fue una acción extemporánea o sorpresiva. Antes de lanzarlos, Irán había transmitido sus atenciones a sus aliados rusos y sirios.

(Fuente: AsiaNews)

El Estado Islámico se disculpó con Israel por un ataque en los Altos del Golán

(SOS).- El ex ministro de Defensa de Israel, Moshe Ya’alon, dijo hace unos días que el Estado Islámico se disculpó tras atacar en los Altos del Golán a una unidad de las Fuerzas de Defensa de Israel (FSD). “Hubo un ataque reciente del Daesh. Abrió fuego contra una de nuestras unidades y luego se disculpó”.

Ya’alon hizo referencia a una ofensiva que ocurrió cerca de la frontera de siria en noviembre de 2016. En aquella ocasión, tropas de las Fuerzas de Defensa de Israel intercambiaron fuego con unidades del Estado Islámico. Después de una breve batalla, el Ejército israelí atacó a los extremistas sunníes mediante operaciones aéreas y fuego de artillería, matando a cuatro combatientes.

Israel y gran parte del mundo occidental considera que el Ejército Kalhid Ibn al-Walid, filial del Estado Islámico en los Altos del Golán sirio, es una organización terrorista. Según la ley israelí, la comunicación con este grupo islamista es técnicamente ilegal, suponiendo un contacto con tropas enemigas. El ex ministro de Defensa de Israel facilitó esta información durante una conferencia en la ciudad norteña de Afula.

Ya’alon se refirió a estos breves combates con el Estado Islámico cuando le preguntaron por la política de Israel en Siria. El ex ministro no quiso explicar cómo se efectuaron exactamente las disculpas de los yihadistas tras el enfrentamiento armado. Las Fuerzas de Defensa de Israel también se negaron a informar sobre este tema.

Altos mandos militares del Ejército de la República Árabe Siria han denunciado que Israel ayuda al Estado Islámico y a otros grupos terroristas, una acusación que el Gobierno israelí niega tajantemente.

(Fuente: Agencias)

Israel ataca un depósito de armas cerca del aeropuerto de Damasco

(SOS).- La Fuerza Aérea israelí ha atacado un depósito de armas supuestamente operado por Hezbolá cerca del aeropuerto de Damasco, una ofensiva que el Gobierno israelí no ha confirmado oficialmente aunque sí ha reconocido que formaría parte de su política de impedir que este grupo de se arme.

Las imágenes difundidas por las cadenas de televisión y en las redes sociales muestran varios ataques aéreos realizados antes del amanecer del jueves y un incendio provocado por los proyectiles caídos al este del aeropuerto de Damasco.

Israel no suele hacer declaraciones sobre los ataques que realizan las Fuerzas de Defensa israelíes en territorio sirio ni en otros países. Sin embargo, su ministro de Inteligencia, Israel Katz, ha afirmado, en declaraciones desde Estados Unidos, que el “incidente en Siria” concuerda con la política del Gobierno de impedir que Hezbolá consiga más armas.

“El incidente en Siria corresponde por completo con la política de actuar para impedir que Irán trafique con armas avanzadas en Siria para entregarlas a Hezbolá”, ha asegurado Katz.

“El primer ministro ha dicho que cada vez que reciba información de Inteligencia que indique la intención de transferir armas avanzar a Hezbolá, nosotros actuaremos”, ha añadido.

La prensa local ha dicho que los primeros indicios apuntan a que los ataques aéreos han alcanzado almacenes y tanques de combustible y que solo han causado daños materiales y no personales.

Por su parte, la televisión estatal siria ha informado de que varios misiles han golpeado una posición militar al suroeste del aeropuerto de Damasco, denunciando la “agresión israelí”. Según el medio oficial, que cita fuentes militares, se han producido pérdidas materiales pero no ha habido que lamentar víctimas.

(Fuente: Agencias)

Israel amenaza a Siria con destruir su sistema de defensa aéreo

(SOS).- El ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, ha amenazado con destruir los sistemas de defensa aéreos sirios si se repite lo ocurrido el viernes. Ese mismo día, Siria lanzó un misil contra la aviación israelí que bombardeaba posiciones estratégicas en su territorio.

“La próxima vez, si el aparato de defensa aéreo actúa contra nuestros aviones, lo destruiremos”, ha dicho Lieberman. “No vacilaremos. La seguridad de Israel está por encima de todo, no habrá compromiso”, ha añadido.

La prensa local ha descrito como un “hecho sin precedentes” el disparo de misiles tierra-aire desde Siria en respuesta a los bombardeos de Israel.

“Nuestro principal problema es la transferencia de armamento avanzado de Siria a Líbano. Por eso cada vez que identifiquemos un intento de contrabando, actuaremos para frustrarlo”, ha argumentado el titular de Defensa sobre las incursiones que suele hacer Israel en cielo aéreo sirio.

Lieberman ha asegurado que Israel no tiene interés en intervenir en el conflicto en Siria o “chocar con los rusos”, pero la seguridad será prioritaria sobre cualquier interés.

Rusia ha convocado hace tres días al embajador de Israel en Moscú, Gary Koren, para protestar por la violación de la soberanía siria.

En un comunicado, el Ejército sirio ha achacado la incursión aérea israelí en Palmira a un “simple intento de apoyar” a los terroristas del Estado Islámico.

Además, ha resaltado su determinación para contraatacar y responder a cualquier intento de agresión por parte de Israel en cualquier parte del territorio sirio.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores ha denunciado ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) la violación de su soberanía.

En dos cartas enviadas por separado, Siria ha exigido a la ONU y al Consejo de Seguridad que condenen “la descarada agresión israelí” y presionen a Tel Aviv para que ponga fin al apoyo que brinda a los terroristas en Siria.

Desde el estallido del conflicto en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con artillería de las fuerzas israelíes a las posiciones del Ejército sirio.

(Fuente: Agencias)

Se produce el incidente bélico más grave entre Siria e Israel desde 2011

(SOS).- El Comando General del Ejército anunció este viernes que sus baterías antiaéreas dispararon contra cuatro aviones de combate israelíes que violaron el espacio aéreo sirio y atacaron una posición militar en la carretera que conduce a Palmira, en la provincia central de Homs.

Según un comunicado del Comando, las cuatro aeronaves israelíes entraron en el espacio aéreo sirio a las 02:40 hora local por la zona de Al Breij, fronteriza con el Líbano.

“Nuestros sistemas antiaéreos reaccionaron y derribaron uno de los aviones en los territorios ocupados, también fue alcanzado otro avión, los demás escaparon”, indicó el Ejército sirio en su nota.

Asimismo, acusó a Israel de “apoyar las bandas terroristas del Daesh (acrónimo árabe del Estado Islámico) en un intento desesperado de levantar su moral, hundida por las victorias del Ejército árabe sirio”.

Por su parte, la oficina del portavoz de las Fuerzas Armadas israelíes aseguró que –tras la operación– todos los cazas regresaron a su base sin haber sufrido ningún daño y que tampoco se habían registrado situaciones de peligro para la población civil.

El comunicado oficial difundido por Israel reconociendo el incidente no tiene precedentes desde el inicio del conflicto sirio.

Damasco denunció en varias ocasiones la intervención de fuerzas militares israelíes en su territorio.

El propio primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, admitió hace un año que sus aviones habían actuado “decenas de veces” fuera de sus fronteras, sin precisar en qué país.

Tras el grave incidente protagonizado esta madrugada, Siria ha amenazado a Israel con represalias.

Ambos países siguen técnicamente en guerra tras el alto el fuego que puso fin a la contienda de 1973, también conocida como del Yom Kipur, en los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde 1967.

(Fuente: Agencias)