El Gobierno de Rusia pide más aclaraciones a Israel tras el derribo del IL-20 en Siria

(SOS).- El Gobierno de Rusia ha recalcado este jueves que “serán necesarias aclaraciones adicionales” por parte de Israel a raíz del derribo el lunes de un avión militar ruso por disparos de los sistemas de defensa antiaérea sirios, al tiempo que ha recalcado que los pilotos israelíes “actuaron de forma poco profesional, como mínimo”.

“Es obvio que la tragedia del 17 de septiembre requerirá investigaciones y aclaraciones adicionales por parte de Israel”, ha manifestado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, quien ha señalado que Moscú “está seguro de que esto ocurrirá en un futuro próximo”.

Así, ha criticado a los pilotos israelíes y ha dicho que “es una vergüenza esconderse tras la espalda de los que te dan seguridad y, cumpliendo su misión, no pueden evitar una bala que va dirigida a ti”, según la transcripción de la rueda de prensa publicada en el sitio web del Ministerio de Exteriores ruso.

El jefe de la Fuerza Aérea de Israel, Amikam Norkin, ha viajado durante la jornada a Moscú para presentar las conclusiones israelíes tras el derribo, después de que en los últimos días las autoridades israelíes hayan expresado su pesar por la muerte de los 15 militares rusos sin reconocer responsabilidad alguna.

Este mismo jueves, el Gobierno de Israel se ha comprometido a mejorar su coordinación con Rusia para evitar incidentes como este, aunque ha dejado claro que no cesará sus ataques sobre territorio sirio por razones de seguridad nacional.

Según la versión del Ministerio de Defensa ruso, a las 20.00 horas del lunes se perdió la comunicación con un avión IL-20 ruso que regresaba a la base aérea de Khmeimim, en el oeste de Siria, y se encontraba a unos 35 kilómetros de la costa del Mediterráneo.

En esos momentos, añadió, cuatro cazas israelíes F-16 estaban atacando instalaciones del Gobierno sirio en Latakia y usaron al IL-20 como escudo, exponiéndolo al fuego del sistema sirio de defensa antiaérea. Como consecuencia de ello, el aparato ruso fue derribado por un cohete del sistema S-200, provocando la muerte de los 15 efectivos rusos que viajaban a bordo.

El Ministerio ruso calificó las acciones de Israel de intencionadas y hostiles y ha dicho que se reserva el derecho a responder adecuadamente. Por su parte, el Ejército de Israel lamentó el derribo del aparato, pero dejó claro que la responsabilidad en último término es de Damasco.

Amos Harel, analista de Defensa del diario israelí Haaretz cree que el incidente ha puesto al país en una posición “extremadamente difícil” con los rusos, que podría “influir negativamente en la libertad de acción estratégica” de la que los aviones de combate han disfrutado hasta ahora en el frente norte.

Yosi Yehoshua coincide en el diario Yediot Aharonot en que, a corto plazo, la libertad de actuación israelí en Siria puede verse restringida, tanto en la amplitud de operaciones como en términos de coordinación con Rusia.

Moscú podría exigir una mayor antelación en las comunicaciones para informar de un ataque (en este caso se habría informado solo un minuto antes del bombardeo) y también que estas sean más específicas, y no generales como lo son ahora, cuando Israel no detalla con exactitud los objetivos que va a atacar.

Además, los analistas advierten de que Moscú podría obligar a Israel a excluir de su ámbito de actuación la región de Latakia, donde tuvo lugar el suceso y que acoge bases militares aéreas y navales rusas.

“El incidente es probablemente un duro golpe a la confianza del Ministerio de Defensa ruso sobre el israelí”, opina Ofer Zalzberg, analista del International Crisis Group.

Alex Fishman piensa que las consecuencias de la crisis ya han empezado, con el repentino anuncio de Rusia a Grecia de que inicia este jueves unas maniobras aéreas en el área entre Nicosia y Latakia, lo que supone el cierre de ese espacio aéreo.

“Es la primera fase del plan ruso para cerrar dos espacios aéreos a los aviones extranjeros: la zona de la costa siria y la zona de Damasco, lo que restringiría enormemente toda la actividad aérea israelí en esos sectores”, apunta en el Yediot Aharonot.

Anuncios

Moscú acusa a Israel del derribo de un avión ruso con 15 militares en Siria

(SOS).- Rusia acusó este martes a Israel de haber provocado indirectamente con sus “acciones hostiles” el derribo accidental por la defensa aérea siria de un avión IL-20 que costó la vida a los 15 militares rusos que se hallaban a bordo, y advirtió a las autoridades israelíes de que se reserva el derecho de dar “pasos de respuesta”.

Las acciones de Israel “no se corresponden con el espíritu de la cooperación ruso-israelí, y nos reservamos el derecho a dar pasos de respuesta”, manifestó en una conversación telefónica el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, a su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, según informó la oficina de prensa de la cartera de Defensa rusa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, adelantó que reforzará la seguridad de sus efectivos desplegados en Siria. “En cuanto a nuestras acciones de respuesta, estas apuntarán ante todo a dar mayor seguridad a nuestros militares y nuestras instalaciones en la República Árabe Siria”, dijo el jefe del Kremlin, quien añadió que se tratará de “pasos que no pasarán desapercibidos para nadie”.

No obstante, más tarde, Putin rebajó el tono de las acusaciones y se limitó a decir que el derribo fue el resultado de una cadena de circunstancias fortuitas. “Lo más probable es que en este caso se tratara de una cadena de sucesos trágicos, porque un avión israelí no derribó nuestro avión. Pero, sin lugar a dudas, tenemos que llegar al fondo de lo sucedido”, indicó Putin a los periodistas. Los comentarios del jefe del Kremlin parecieron aliviar algo la situación.

El avión de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, un turbohélice de reconocimiento y lucha electrónica, fue abatido por un misil S-200 disparado en torno a las 22.00 horas del lunes por la defensa antiaérea siria, cuando esta intentaba repeler un ataque de cuatro cazabombarderos F-16 israelíes.

El derribo fue provocado por las “acciones irresponsable” de Israel, cuyos cazabombarderos atacaron el territorio sirio utilizando el avión ruso, que regresaba a su base en la providencia de Latakia, como pantalla ante la defensa antiaérea siria, denunció el general ruso Igor Konashenkov.

“Los pilotos israelíes se escudaron detrás del avión ruso, con lo que lo expusieron al fuego de la defensa antiaérea de Siria”, explicó el portavoz militar, quien añadió que los F-16 “crearon de manera premeditada una situación peligrosa para los buques de superficie y aeronaves que se hallaban en la zona”.

“El mando aéreo israelí y los pilotos de los F-16 no pudieron no ver el aparato ruso, pues descendía para aterrizar desde una altitud de 5 kilómetros. Pese a ello, premeditadamente cometieron esta provocación”, subrayó Konashenkov.

El portavoz de Defensa indicó que Israel no comunicó con la debida antelación al mando de la agrupación rusa destacada en Siria sus planes de ataque y que avisó del mismo un minuto antes de que se produjera, lo que no permitió retirar el IL-20 a una zona segura.

“Calificamos estas acciones provocadoras de Israel como hostiles. Como resultado de estas acciones irresponsables de los militares israelíes murieron 15 militares rusos (…). Nos reservamos el derecho a dar pasos de respuesta adecuados”, recalcó el general.

Por su parte, el Ejército de Israel manifestó la noche del lunes que sus aviones de combate habían “apuntado a una instalación de las Fuerzas Armadas sirias desde donde se iban a transferir sistemas de fabricación de armas precisas y letales en nombre de Irán a Hezbolá en el Líbano”.

Asimismo, aseguró que las armas en cuestión, situadas en la ciudad costera mediterránea de Latakia, “estaban destinadas a atacar a Israel y representaban una amenaza intolerable”.

Tras el incidente, la reacción de Rusia podría ser el cese de toda cooperación militar con Israel, incluido el intercambio de información e inteligencia, o restricciones al régimen de exención de visados que rige entre los dos países.

Siria denuncia un ataque israelí contra el aeropuerto de Damasco

(SOS).- Los sistemas de defensa antiaérea de Siria han derribado varios misiles israelíes dirigidos contra el aeropuerto internacional de Damasco, según han informado este sábado por la noche fuentes oficiales.

Las fuentes citadas por los medios de comunicación locales han denunciado una “agresión” israelí que habría sido interceptada con éxito, si bien Israel no se ha pronunciado al respecto. “No comentamos informaciones extranjeras”, ha dicho una portavoz militar israelí a la prensa.

Según testigos presenciales, se han escuchado varias explosiones en las inmediaciones del aeropuerto.

No es la primera vez que Israel lanza un ataque en territorio sirio, aunque el Gobierno de Benjamin Netnayahu no siempre reconoce las acciones que le atribuye Damasco. Sí que ha informado de más de 200 ataques en los últimos 18 meses supuestamente encaminados a contrarrestar la presencia iraní en el país vecino.

La última acción militar de Israel en Siria tuvo lugar el 4 de septiembre. La defensa antiaérea derribó entonces varios misiles en las provincias de Tartús y Hama.

Al menos dos efectivos sirios mueren en varias explosiones al oeste de Damasco

(SOS).- Al menos dos efectivos sirios murieron este domingo en varias explosiones que se produjeron esta madrugada en el aeropuerto militar de Mezze, al oeste de la ciudad de Damasco. Fuentes locales acusaron a Israel de perpetrar un ataque contra el aeródromo, aunque Siria lo niega.

La cifra de muertos podría aumentar por la gravedad de los once heridos que han sufrido lesiones por la explosiones ocurridas en la provincia homónima.

Según las citadas fuentes locales, el origen de esta explosión se debe supuestamente al “lanzamiento de misiles israelíes” contra almacenes que contenían munición ubicados en el interior del complejo castrense.

Sin embargo, una fuente militar siria indicó poco después que el aeropuerto de Mezze “no fue blanco de un ataque israelí”.

Según la misma fuente, las explosiones, que se escucharon en la capital siria, fueron causadas por un “cortocircuito” que tuvo lugar en un almacén de munición, que se ubica “cerca” de la base militar de Mezze.

La medios de comunicación oficiales difundieron esta madrugada imágenes de la explosión, en las que se veía una gran bola de fuego desde un lugar no preciso.

A principios del pasado mes de julio, la prensa local informó de que las baterías antiaéreas sirias respondieron a un ataque con misiles contra el aeropuerto militar T4, en la provincia central de Homs, y atribuyó el ataque a Israel.

Anteriormente, en otro ataque contra esa instalación, perecieron al menos catorce militares.

Los ataques israelíes, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas que luchan en Siria en el bando gubernamental.

Esta explosión se produce en un momento de gran tensión en el país árabe, que se prepara para lanzar una ofensiva contra la región norteña de Idlib, el último bastión extremista en Siria.

Turquía, que tiene efectivos desplegados en el norte de Siria para luchar contra las milicias kurdas, ha advertido reiteradamente de las consecuencias humanitarias que tendría una ofensiva a gran escala contra Idlib, donde residen 2,9 millones de personas, según la ONU, cifra que Ankara eleva a 3,5 millones.

Acusan a Israel por el asesinato de un importante científico sirio

(SOS).- Aziz Asbar regresaba el sábado por la noche a Hama, en el centro de Siria, cuando el coche en el que circulaba se desintegró por la explosión de una bomba lapa.

Anbar sabía que su vida corría peligro. La seguridad interior (muhabarat) había desarticulado dos células locales reclutadas por un servicio de inteligencia exterior para seguir sus movimientos.

Dos semanas atrás, el reconocido científico se había librado por poco de perecer entre los escombros del Centro de Estudios e Investigación Científica (CIEC) —que dirigía en Masyaf, al oeste de Hama—, en un ataque con misiles atribuido a Israel.

Todos los indicios apuntan al Mosad como autor del atentado. El propio Gobierno sirio ha acusado al servicio de inteligencia israelí.

Los corresponsales en Jerusalén y Tel Aviv de The New York Times han obtenido la confirmación de la implicación del Mosad en la muerte de Asbar de “un alto cargo de una agencia de inteligencia de Oriente Medio”.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Liberman, ha restado importancia a la posibilidad de la participación de su país, y ha dicho que “todos los días en el Medio Oriente hay cientos de explosiones y ajustes de cuentas. Cada vez intentan echarnos la culpa a nosotros. Así que no nos tomaremos esto demasiado en serio”.

Por su parte, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, se ha congratulado de la muerte del director del CIEC, pero se ha negado a responder a las noticias sobre la participación israelí en el asesinato.

Solo el primer ministro puede dar la orden de asesinar a un enemigo de Israel. Las acciones del espionaje permanecen siempre en secreto, aunque Benjamin Netanyahu reveló hace tres meses que el Mosad había logrado sacar de Teherán media tonelada de documentos (55 mil páginas y 183 discos compactos) tras infiltrarse en los archivos del programa nuclear iraní.

Desde la Operación Damocles, en la que fueron liquidados hace 50 años científicos alemanes que desarrollaban un programa de misiles en Egipto, la mano ejecutora de la inteligencia israelí no ha dejado de alargarse por Oriente Medio.

Más recientemente, las acciones letales encubiertas israelíes han afectado a Siria. Al igual que ha ocurrido ahora con Aziz Asbar, los jefes militares chiíes libaneses tampoco han hallado refugio seguro en el país árabe.

Samir Kuntar, comandante del sector de los Altos del Golán, murió entre las ruinas de un edificio de la periferia de Damasco bombardeado por la aviación israelí. Lo mismo le ocurrió en 2016 a Mustafa Badreddine, alto mando de Hezbolá, despedazado por un misil disparado contra una base aérea de la capital siria.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Siria repele un ataque con misiles al oeste de Damasco

(SOS).- Las autoridades sirias informaron este viernes de que sus defensas aéreas repelieron un “objetivo hostil” al oeste de la capital, Damasco, y testigos presenciales detallaron que se produjo un ataque con misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales.

Las autoridades no especificaron la naturaleza del “objetivo hostil” pero dijeron que fue destruido, citando a una fuente militar no identificada.

Por su parte, los testigos oculares indicaron que se produjeron varias explosiones al oeste de Damasco, originadas por el impacto de misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Se desconoce de momento si hay víctimas y si el ataque fue perpetrado por Israel, ya que esta no sería la primera vez que el país vecino ataca objetivos en territorio sirio.

A principios del pasado mes de julio, las baterías antiaéreas sirias respondieron a un ataque con misiles contra el aeropuerto militar T4, en la provincia central de Homs, y las autoridades atribuyeron el ataque a Israel.

Anteriormente, en otro ataque contra esa instalación, perecieron al menos catorce militares leales a Damasco.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

La provincia siria de Al Sueida suma más de 250 muertos tras los ataques del Estado Islámico

(SOS).- La provincia meridional de Al Sueida sigue contando a sus muertos y suma ya 252 fallecidos por los atentados suicidas y ataques armados lanzados el miércoles por el Estado Islámico contra civiles y fuerzas gubernamentales sirias en varios puntos de la región.

Según el último recuento, los ataques, que son los más graves perpetrados por los yihadistas en Al Sueida, han acabado con la vida de al menos 139 civiles y 113 efectivos de las tropas leales a Damasco, además de 63 miembros del grupo yihadista.

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas 24 horas por la muerte de heridos graves y por el hallazgo de cadáveres de desaparecidos o ejecutados por el Estado Islámico en zonas rurales de la región.

Una joven siria originaria de Al Sueida y afincada en el Líbano relató a la prensa local que los residentes de la zona están en estado de shock y no se atreven a salir de sus casas después de la violencia que sacudió la capital provincial y otras localidades del norte de la región.

“Gracias a Dios mi familia está bien. Mis padres son mayores y no han salido de casa, nadie se atreve a hacerlo de hecho. La situación es horrible”, dijo la mujer, que prefirió ocultar su nombre por razones de seguridad.

“La guerra comenzó ayer para ellos (en Al Sueida). La zona había permanecido tranquila durante toda la guerra, hasta la locura de ayer (miércoles)”, explicó.

Al Sueida no había sido escenario de combates durante el conflicto que ha azotado Siria desde 2011 y ha permanecido bajo el control de las autoridades de Damasco.

La joven de Al Sueida añadió que sus habitantes están aterrorizados después de lo sucedido: “Hubo muchos secuestros además de todas las explosiones” causadas por hasta siete terroristas suicidas.

En algunos casos, murieron varios miembros de una misma familia, incluso “más de 20 personas fueron asesinadas: padres, hijos, nietos…”, detalló.

Por su parte, fuentes oficiales informaron de que se celebró este jueves un funeral masivo en la ciudad de Al Sueida, donde fue enterrada una parte de las víctimas de los ataques del día anterior, cuyos féretros fueron envueltos en banderas sirias.

Clérigos drusos asistieron a la ceremonia, ya que en la provincia hay una presencia destacada de población drusa, que tradicionalmente apoya a las autoridades gubernamentales.

Los principales líderes de la comunidad religiosa drusa del Líbano responsabilizaron al Gobierno sirio del ataque, mientras que el grupo chií libanés Hezbolá acusó a Estados Unidos de apoyar al Estado Islámico para que llevara a cabo su brutal acción.

Hezbolá señaló que la organización extremista preparó los atentados con armas llegadas a Al Sueida “ante los ojos” de las tropas estadounidenses desplegadas en la zona de Al Tanf, en la frontera de Siria con Irak.

Los yihadistas actuaron en Al Sueida coincidiendo con la ofensiva gubernamental en la vecina provincia de Deraa contra las facciones extremistas, incluido el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico.

Las tropas de Damasco tomaron ayer 25 localidades controladas por esa agrupación en la cuenca del río Yarmuk, según fuentes locales.

Las fuerzas sirias continuaron arrebatando territorios al Ejército Jaled bin Walid, el cual se retiró de siete poblaciones y ahora sólo controla una decena de localidades en Deraa, tras una semana de ofensiva de Damasco contra los yihadistas.

Además, el Ejército sirio se hizo con el control del cruce fronterizo entre la provincia de Al Quneitra e Israel, en los Altos del Golán, que estaba en manos de los extremistas desde hace cuatro años.

La zona que divide los Altos del Golán sirios y los ocupados por Israel desde 1967 es una franja desmilitarizada desde el acuerdo de 1974 que puso fin a la Guerra del Yom Kipur, y está bajo la supervisión de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF).