Acusan a Israel por el asesinato de un importante científico sirio

(SOS).- Aziz Asbar regresaba el sábado por la noche a Hama, en el centro de Siria, cuando el coche en el que circulaba se desintegró por la explosión de una bomba lapa.

Anbar sabía que su vida corría peligro. La seguridad interior (muhabarat) había desarticulado dos células locales reclutadas por un servicio de inteligencia exterior para seguir sus movimientos.

Dos semanas atrás, el reconocido científico se había librado por poco de perecer entre los escombros del Centro de Estudios e Investigación Científica (CIEC) —que dirigía en Masyaf, al oeste de Hama—, en un ataque con misiles atribuido a Israel.

Todos los indicios apuntan al Mosad como autor del atentado. El propio Gobierno sirio ha acusado al servicio de inteligencia israelí.

Los corresponsales en Jerusalén y Tel Aviv de The New York Times han obtenido la confirmación de la implicación del Mosad en la muerte de Asbar de “un alto cargo de una agencia de inteligencia de Oriente Medio”.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Liberman, ha restado importancia a la posibilidad de la participación de su país, y ha dicho que “todos los días en el Medio Oriente hay cientos de explosiones y ajustes de cuentas. Cada vez intentan echarnos la culpa a nosotros. Así que no nos tomaremos esto demasiado en serio”.

Por su parte, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, se ha congratulado de la muerte del director del CIEC, pero se ha negado a responder a las noticias sobre la participación israelí en el asesinato.

Solo el primer ministro puede dar la orden de asesinar a un enemigo de Israel. Las acciones del espionaje permanecen siempre en secreto, aunque Benjamin Netanyahu reveló hace tres meses que el Mosad había logrado sacar de Teherán media tonelada de documentos (55 mil páginas y 183 discos compactos) tras infiltrarse en los archivos del programa nuclear iraní.

Desde la Operación Damocles, en la que fueron liquidados hace 50 años científicos alemanes que desarrollaban un programa de misiles en Egipto, la mano ejecutora de la inteligencia israelí no ha dejado de alargarse por Oriente Medio.

Más recientemente, las acciones letales encubiertas israelíes han afectado a Siria. Al igual que ha ocurrido ahora con Aziz Asbar, los jefes militares chiíes libaneses tampoco han hallado refugio seguro en el país árabe.

Samir Kuntar, comandante del sector de los Altos del Golán, murió entre las ruinas de un edificio de la periferia de Damasco bombardeado por la aviación israelí. Lo mismo le ocurrió en 2016 a Mustafa Badreddine, alto mando de Hezbolá, despedazado por un misil disparado contra una base aérea de la capital siria.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Anuncios

Siria repele un ataque con misiles al oeste de Damasco

(SOS).- Las autoridades sirias informaron este viernes de que sus defensas aéreas repelieron un “objetivo hostil” al oeste de la capital, Damasco, y testigos presenciales detallaron que se produjo un ataque con misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales.

Las autoridades no especificaron la naturaleza del “objetivo hostil” pero dijeron que fue destruido, citando a una fuente militar no identificada.

Por su parte, los testigos oculares indicaron que se produjeron varias explosiones al oeste de Damasco, originadas por el impacto de misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Se desconoce de momento si hay víctimas y si el ataque fue perpetrado por Israel, ya que esta no sería la primera vez que el país vecino ataca objetivos en territorio sirio.

A principios del pasado mes de julio, las baterías antiaéreas sirias respondieron a un ataque con misiles contra el aeropuerto militar T4, en la provincia central de Homs, y las autoridades atribuyeron el ataque a Israel.

Anteriormente, en otro ataque contra esa instalación, perecieron al menos catorce militares leales a Damasco.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

La provincia siria de Al Sueida suma más de 250 muertos tras los ataques del Estado Islámico

(SOS).- La provincia meridional de Al Sueida sigue contando a sus muertos y suma ya 252 fallecidos por los atentados suicidas y ataques armados lanzados el miércoles por el Estado Islámico contra civiles y fuerzas gubernamentales sirias en varios puntos de la región.

Según el último recuento, los ataques, que son los más graves perpetrados por los yihadistas en Al Sueida, han acabado con la vida de al menos 139 civiles y 113 efectivos de las tropas leales a Damasco, además de 63 miembros del grupo yihadista.

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas 24 horas por la muerte de heridos graves y por el hallazgo de cadáveres de desaparecidos o ejecutados por el Estado Islámico en zonas rurales de la región.

Una joven siria originaria de Al Sueida y afincada en el Líbano relató a la prensa local que los residentes de la zona están en estado de shock y no se atreven a salir de sus casas después de la violencia que sacudió la capital provincial y otras localidades del norte de la región.

“Gracias a Dios mi familia está bien. Mis padres son mayores y no han salido de casa, nadie se atreve a hacerlo de hecho. La situación es horrible”, dijo la mujer, que prefirió ocultar su nombre por razones de seguridad.

“La guerra comenzó ayer para ellos (en Al Sueida). La zona había permanecido tranquila durante toda la guerra, hasta la locura de ayer (miércoles)”, explicó.

Al Sueida no había sido escenario de combates durante el conflicto que ha azotado Siria desde 2011 y ha permanecido bajo el control de las autoridades de Damasco.

La joven de Al Sueida añadió que sus habitantes están aterrorizados después de lo sucedido: “Hubo muchos secuestros además de todas las explosiones” causadas por hasta siete terroristas suicidas.

En algunos casos, murieron varios miembros de una misma familia, incluso “más de 20 personas fueron asesinadas: padres, hijos, nietos…”, detalló.

Por su parte, fuentes oficiales informaron de que se celebró este jueves un funeral masivo en la ciudad de Al Sueida, donde fue enterrada una parte de las víctimas de los ataques del día anterior, cuyos féretros fueron envueltos en banderas sirias.

Clérigos drusos asistieron a la ceremonia, ya que en la provincia hay una presencia destacada de población drusa, que tradicionalmente apoya a las autoridades gubernamentales.

Los principales líderes de la comunidad religiosa drusa del Líbano responsabilizaron al Gobierno sirio del ataque, mientras que el grupo chií libanés Hezbolá acusó a Estados Unidos de apoyar al Estado Islámico para que llevara a cabo su brutal acción.

Hezbolá señaló que la organización extremista preparó los atentados con armas llegadas a Al Sueida “ante los ojos” de las tropas estadounidenses desplegadas en la zona de Al Tanf, en la frontera de Siria con Irak.

Los yihadistas actuaron en Al Sueida coincidiendo con la ofensiva gubernamental en la vecina provincia de Deraa contra las facciones extremistas, incluido el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico.

Las tropas de Damasco tomaron ayer 25 localidades controladas por esa agrupación en la cuenca del río Yarmuk, según fuentes locales.

Las fuerzas sirias continuaron arrebatando territorios al Ejército Jaled bin Walid, el cual se retiró de siete poblaciones y ahora sólo controla una decena de localidades en Deraa, tras una semana de ofensiva de Damasco contra los yihadistas.

Además, el Ejército sirio se hizo con el control del cruce fronterizo entre la provincia de Al Quneitra e Israel, en los Altos del Golán, que estaba en manos de los extremistas desde hace cuatro años.

La zona que divide los Altos del Golán sirios y los ocupados por Israel desde 1967 es una franja desmilitarizada desde el acuerdo de 1974 que puso fin a la Guerra del Yom Kipur, y está bajo la supervisión de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF).

Israel derriba un avión de combate sirio en los Altos del Golán

(SOS).- El Ejército israelí derribó con dos misiles un avión de combate sirio que entró dos kilómetros en el espacio aéreo bajo su control en los Altos del Golán, según informó en un comunicado.

“Hace poco, se lanzaron dos misiles Patriot contra un avión de combate sirio Sukhoi que se infiltró en el espacio aéreo israelí”, detalló la nota militar, que añadió, “fue interceptado por los misiles”.

Damasco, sin embargo, desmintió esta versión y denunció que Israel disparó contra uno de sus cazas cuando se encontraba en el espacio aéreo sirio.

Siguiendo con el relato de los hechos, el Ejército israelí indicó que “desde las primeras horas de la mañana (del martes) ha habido un aumento en los combates internos en Siria”, incluido un incremento “en la actividad” de las fuerzas aéreas gubernamentales sirias.

La portavocía castrense había informado en un comunicado previo de que las sirenas antiaéreas sonaron en varias poblaciones del consejo regional de Emek HaYarden, en la región de Galilea, así como en la localidad de Katzrin, en los Altos del Golán, ocupados por Israel desde 1967.

El Ejército advirtió de que está en alerta máxima y “continuará operando contra el incumplimiento del Acuerdo de Separación de Fuerzas de 1974”, el alto el fuego que establece una zona desmilitarizada en los Altos del Golán entre los dos países que están técnicamente en guerra.

La tensión ha aumentado en el área desde que las autoridades de Damasco lanzaran una ofensiva militar para recuperar el territorio controlado por los extremistas en el sur de Siria.

El Ejército israelí activó el lunes el sistema de defensa antimisiles contra dos proyectiles que cree que provenían de la lucha interna siria.

Las Fuerzas de Defensa de Israel disparan dos misiles de alcance medio hacia la frontera siria

(SOS).- Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han informado este lunes de que han lanzado hacia la frontera con Siria dos misiles con el sistema de defensa antiaéreo Honda de David (conocido como David’s Sling) después de que se activaran las sirenas de alerta en el norte de Israel por el lanzamiento de cohetes en combates dentro del territorio sirio.

“Tras los informes sobre las sirenas sonando en el norte de Israel, se ha concluido que los cohetes eran de enfrentamientos internos en Siria, donde posteriormente cayeron”, han señalado las FDI.

“En respuesta a la amenaza, las Fuerzas de Defensa han lanzado dos interceptadores del sistema de defensa aérea Honda de David”, han explicado, antes de señalar que no hay constancia de “daños o heridos”.

Israel se mantiene en estado de alerta máxima desde que las fuerzas sirias pusieron en marcha la ofensiva para tratar de acabar con las posiciones de los extremistas en el suroeste del país, cerca de los Altos del Golán y de la frontera con Jordania.

Se trata de la primera ocasión en que Israel reconoce públicamente que ha empleado estos proyectiles de alcance medio fabricados por la empresa estadounidense Raytheon.

El Ejército israelí no ha aclarado si los dos misiles del nuevo sistema de defensa aérea Honda de David han derribado o no los cohetes contra los que han sido lanzados. Israel desplegó este sistema en 2017 para completar el de corto alcance Cúpula de Hierro.

Nuevo ataque israelí contra una posición del Ejército en el centro de Siria

(SOS).- La localidad de Masiaf, en la provincia siria de Hama, fue blanco este domingo de un nuevo ataque israelí con misiles contra una posición del Ejército leal a Damasco, informaron fuentes oficiales y locales.

“Una posición militar fue blanco de una agresión aérea israelí”, dijeron fuentes castrenses, sin ofrecer más detalles sobre la naturaleza de la misma.

Las citadas fuentes aseguraron que no se produjeron víctimas y que el ataque busca “cubrir el colapso de las organizaciones terroristas armadas en Deraa y Al Quneitra”, en referencia a los avances de las fuerzas gubernamentales frente a las facciones armadas extremistas en el sur de Siria.

Por su parte, fuentes locales señalaron que diferentes explosiones sacudieron la zona de Masiaf, en el suroeste de la provincia de Hama, y que los estallidos fueron producidos por “un ataque con misiles de Israel”, sin ofrecer más detalles.

De momento no se ha informado de bajas humanas, añadieron esas mismas fuentes, pero las columnas de humo se elevan sobre el área.

Nadie especificó el objetivo del ataque, aunque en septiembre de 2017 ya se había denunciado un bombardeo de Israel contra varias instalaciones del Ejército sirio y sus aliados en Masiaf.

En esa ocasión, fue golpeado el Centro de Investigación y Estudios Científicos de Siria (SSRC), considerado por el Departamento de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) como “la agencia gubernamental siria responsable de desarrollar y producir armas no convencionales”.

Desde el estallido de la guerra en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con artillería del Ejército israelí a objetivos en Siria.

Israel evacúa a 800 miembros de los Cascos Blancos desde el sur de Siria a Jordania

(SOS).- Unos 800 miembros de los Cascos Blancos han sido evacuados desde el suroeste de Siria hasta Jordania a través de Israel. Los refugiados serán trasladados ahora a Canadá, Alemania y Reino Unido, según han confirmado las propias autoridades de Jordania.

Así lo ha señalado en un comunicado el Ejército israelí, que ha informado de que ha completado “un esfuerzo humanitario para rescatar a miembros de la organización civil siria y sus familias, ante el riesgo inmediato al que estaban sometidas sus vidas de no hacerlo” por el avance de las tropas leales a Damasco.

Las Fuerzas de Defensa israelíes han explicado que la evacuación se ha producido como consecuencia de una petición de varios países occidentales.

“Siguiendo las instrucciones del Gobierno israelí y los requerimientos de Estados Unidos y países europeos, el Ejército completó recientemente un esfuerzo humanitario para rescatar a miembros de la sociedad civil humanitaria y sus familias”, han detallado.

“El traslado de desplazados sirios a través de Israel es un gesto humanitario excepcional”, han asegurado las autoridades israelíes.

A su vez, el Gobierno de Jordania “ha autorizado a Naciones Unidas a organizar el paso de unos 800 ciudadanos sirios a través de Jordania para su reasentamiento en países occidentales”, según ha publicado la agencia de noticias oficial jordana en su página web.

Además, las autoridades del reino hachemita han confirmado que los refugiados viajarán ahora a Alemania, Canadá y Reino Unido, donde serán acogidos en los próximos tres meses.

Esta es la primera vez que Jordania permite la entrada de nuevos desplazados sirios en su territorio después de que cerrara las fronteras el año pasado y declarara esas áreas como “zonas militarizadas cerradas”.

¿Quiénes son los Cascos Blancos?

Los Cascos Blancos se fundaron en marzo de 2013, en Estambul, Turquía, y están dirigidos por James Le Mesurier, un británico especialista en temas de seguridad y ex oficial de la inteligencia militar de su país con una notable trayectoria participando en algunos de los escenarios en los que ha intervenido la OTAN, incluyendo Bosnia y Kosovo, así como Irak, Líbano y Palestina.

Le Mesurier salió de la Real Academia Militar británica de élite de Sandhurst, y también ha participado en puestos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea, y en el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Le Mesurier creó la fundación Mayday Rescue, a través de la cual los Cascos Blancos reciben una parte significativa de su financiación (cientos de millones de dólares). Entre sus sus donantes principales figura la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que afirma que les asistió con más de 23 millones de dólares.

El propio Ministerio británico de Exteriores reconoció que había prestado una cuantiosa ayuda económica a la organización, al igual que Estados Unidos, Dinamarca y Japón.

Investigaciones periodísticas mencionan también otras fuentes de financiación del grupo, entre ellas las provenientes de Arabia Saudí, Qatar y la Unión Europea.

Los Cascos Blancos son una organización elevada a un estatus casi mítico por periodistas y políticos occidentales en los últimos años. Sin embargo, varias fuentes señalan que el grupo actúa, sobre todo, en los territorios controladas por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

El reconocido músico británico Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd, ha calificado recientemente a los Cascos Blancos como “una organización falsa que produce propaganda para los terroristas dentro de Siria”.

La página web de los Cascos Blancos pertenece al grupo de abogados The Syria Campaing, registrada en el Reino Unido, que ha expresado en reiteradas oportunidades su activa oposición al Gobierno del presidente Bashar al Assad.

Este grupo de jurisconsultos señala en su sitio de Internet que cuentan con dos líneas principales de acción: la creación de campañas por todo el mundo y la creación de reportes, infografías y vídeos.

Según esta información, por tanto, los Cascos Blancos son una empresa audiovisual, conformada por actores, diseñadores y otras especialidades vinculadas al mundo del espectáculo.

Esto ha sacado a la luz no solo el estrecho vínculo de la organización con determinados grupos, sino también el hecho de que muchos de los vídeos de sus rescates serían construcciones manipuladas o verdaderas puestas en escena para el consumo del mainstream occidental.

Actualmente, hay una cantidad impresionante de imágenes que demuestran como muchos de los voluntarios de los Cascos Blancos son también militantes de los grupos yihadistas más crueles y despiadados.