La provincia siria de Al Sueida suma más de 250 muertos tras los ataques del Estado Islámico

(SOS).- La provincia meridional de Al Sueida sigue contando a sus muertos y suma ya 252 fallecidos por los atentados suicidas y ataques armados lanzados el miércoles por el Estado Islámico contra civiles y fuerzas gubernamentales sirias en varios puntos de la región.

Según el último recuento, los ataques, que son los más graves perpetrados por los yihadistas en Al Sueida, han acabado con la vida de al menos 139 civiles y 113 efectivos de las tropas leales a Damasco, además de 63 miembros del grupo yihadista.

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas 24 horas por la muerte de heridos graves y por el hallazgo de cadáveres de desaparecidos o ejecutados por el Estado Islámico en zonas rurales de la región.

Una joven siria originaria de Al Sueida y afincada en el Líbano relató a la prensa local que los residentes de la zona están en estado de shock y no se atreven a salir de sus casas después de la violencia que sacudió la capital provincial y otras localidades del norte de la región.

“Gracias a Dios mi familia está bien. Mis padres son mayores y no han salido de casa, nadie se atreve a hacerlo de hecho. La situación es horrible”, dijo la mujer, que prefirió ocultar su nombre por razones de seguridad.

“La guerra comenzó ayer para ellos (en Al Sueida). La zona había permanecido tranquila durante toda la guerra, hasta la locura de ayer (miércoles)”, explicó.

Al Sueida no había sido escenario de combates durante el conflicto que ha azotado Siria desde 2011 y ha permanecido bajo el control de las autoridades de Damasco.

La joven de Al Sueida añadió que sus habitantes están aterrorizados después de lo sucedido: “Hubo muchos secuestros además de todas las explosiones” causadas por hasta siete terroristas suicidas.

En algunos casos, murieron varios miembros de una misma familia, incluso “más de 20 personas fueron asesinadas: padres, hijos, nietos…”, detalló.

Por su parte, fuentes oficiales informaron de que se celebró este jueves un funeral masivo en la ciudad de Al Sueida, donde fue enterrada una parte de las víctimas de los ataques del día anterior, cuyos féretros fueron envueltos en banderas sirias.

Clérigos drusos asistieron a la ceremonia, ya que en la provincia hay una presencia destacada de población drusa, que tradicionalmente apoya a las autoridades gubernamentales.

Los principales líderes de la comunidad religiosa drusa del Líbano responsabilizaron al Gobierno sirio del ataque, mientras que el grupo chií libanés Hezbolá acusó a Estados Unidos de apoyar al Estado Islámico para que llevara a cabo su brutal acción.

Hezbolá señaló que la organización extremista preparó los atentados con armas llegadas a Al Sueida “ante los ojos” de las tropas estadounidenses desplegadas en la zona de Al Tanf, en la frontera de Siria con Irak.

Los yihadistas actuaron en Al Sueida coincidiendo con la ofensiva gubernamental en la vecina provincia de Deraa contra las facciones extremistas, incluido el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico.

Las tropas de Damasco tomaron ayer 25 localidades controladas por esa agrupación en la cuenca del río Yarmuk, según fuentes locales.

Las fuerzas sirias continuaron arrebatando territorios al Ejército Jaled bin Walid, el cual se retiró de siete poblaciones y ahora sólo controla una decena de localidades en Deraa, tras una semana de ofensiva de Damasco contra los yihadistas.

Además, el Ejército sirio se hizo con el control del cruce fronterizo entre la provincia de Al Quneitra e Israel, en los Altos del Golán, que estaba en manos de los extremistas desde hace cuatro años.

La zona que divide los Altos del Golán sirios y los ocupados por Israel desde 1967 es una franja desmilitarizada desde el acuerdo de 1974 que puso fin a la Guerra del Yom Kipur, y está bajo la supervisión de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF).

Anuncios

Nabih Berri: Las fuerzas iraníes y Hezbolá seguirán en Siria hasta derrotar el terrorismo

(SOS).- El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha afirmado este miércoles que el partido-milicia chií libanés Hezbolá y las fuerzas iraníes no se retirarán de Siria mientras continúen las operaciones contra el terrorismo.

Estados Unidos exige la retirada de esas fuerzas pese a que tiene tropas en el territorio sirio sin permiso del Gobierno legítimo del país, ha recordado el político libanés.

“(No se retirarán) mientras no se libere a Siria y se recupere su integridad territorial”, ha indicado, en una entrevista.

Así, ha resaltado que las fuerzas iraníes se encuentran desplegadas en Siria a petición de las autoridades de Damasco y ha manifestado que, “de no ser por Hezbolá, el Estado Islámico ya estaría” en Líbano.

Berri, miembro de la comunidad chií y recientemente elegido para un sexto mandato consecutivo como presidente del Parlamento, ha apuntado además que Líbano y Siria son “como hermanos gemelos”. “Todo lo que sucede en Siria incide en Líbano”, ha añadido.

En este sentido, se ha pronunciado contra una división territorial de Siria y ha argumentado que ello implicaría un cambio a nivel regional y un reparto de las zonas de influencia en Oriente Medio.

“Será imposible lograr una solución política de la crisis en Siria sin negociaciones en las que participen Rusia, Estados Unidos, Turquía, Irán, Arabia Saudí, Egipto y algún país de la Unión Europea”, ha aseverado.

Según el octogenario dirigente chií, las posibles negociaciones se podrían organizar en un formato parecido al del Grupo 5+1, que logró el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán.

Por otra parte, ha asegurado que la cooperación entre Beirut y Teherán no ha sufrido cambios por las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán. “Tenemos excelentes relaciones con Teherán, no es nada nuevo”, ha sostenido.

El presidente del Parlamento libanés ha criticado además la decisión de Washington de trasladar a Jerusalén su Embajada en Israel y la ha descrito como “un abuso de un poder que no tiene”.

A su vez, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que pondrá en libertad en Siria a un ciudadano norteamericano acusado de ser miembro del Estado Islámico.

El hombre, con doble nacionalidad estadounidense y saudí, fue capturado en Siria y estuvo retenido en Irak sin representación legal hasta que la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) intervino en su nombre ante el tribunal federal de Estados Unidos en octubre de 2017.

“El Gobierno ha admitido por fin que no tiene motivos para continuar reteniendo a nuestro cliente”, ha manifestado el abogado Jonathan Hafetz, de la ACLU, en un comunicado.

El detenido fue capturado en septiembre de 2017 por las FDS, una coalición de milicias respaldadas por Washington, antes de ser entregado a Estados Unidos.

Un ministro israelí amenaza con eliminar al presidente Assad si Irán opera desde Siria

(SOS).- El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, aseguró que si el presidente sirio, Bashar al Assad, “sigue permitiendo que los iraníes operen desde Siria, Israel le eliminará y derrocará a su régimen”.

En una entrevista, el miembro del Gabinete de Seguridad expuso que, ante la posibilidad de una guerra en el frente norte del país, “no hay disposición en absoluto”.

Las declaraciones de Steinitz llegan horas después de que los informativos israelíes abrieran con la alerta de un posible e inminente ataque con misiles iraníes en el norte de Israel, en represalia a los bombardeos contra bases sirias que se atribuyen a las fuerzas israelíes.

“Sabemos que los iraníes están muy cerca de terminar los preparativos para el lanzamiento de cohetes a Israel como represalia. Intentan desarrollar una maquinaria de guerra en Siria y nosotros estamos decididos a pararlos”, dijo el major general retirado Yaakov Amidror, antiguo asesor de seguridad nacional e investigador para el Instituto de Estudios Estratégicos de Jerusalén.

Amidror explicó que los objetivos de los iraníes serían militares y sostuvo que Israel “no tiene interés en ampliar esta operación”, pero si algo ocurriera, “tendrán que pagar por ello”.

Los medios locales, entre ellos el Canal 10 de noticias, señalaron que los servicios de Inteligencia han identificado movimientos iraníes en Siria para llevar a cabo la represalia.

“Israel ha identificado recientemente con seguridad preparativos iraníes para disparar hacia el norte”, informó el Canal 10. Citando fuentes de Defensa, añadió que “no estamos en el umbral de una guerra con Irán, pero Irán está muy decidido a llevar a cabo un ataque”.

Según el diario Haaretz, Israel ha detectado una implicación inusual de Hezbolá en los preparativos de Irán para la represalia que prometieron después de que la base militar T-4 fuera atacada el pasado 9 de abril, matando al menos a siete miembros de la Guardia Revolucionaria iraní que estaban allí como asesores.

El ataque fue atribuido a las fuerzas israelíes, aunque las autoridades de este país no valoraron el incidente, como viene siendo habitual.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, manifestó al comienzo de la reunión semanal con su gabinete de Gobierno que aunque Israel no está interesado en una escalada militar con Irán, si tuviera que haber un enfrentamiento, él preferiría que fuese más temprano que tarde.

“Estamos dispuestos a impedir el enriquecimiento de Irán , incluso con el coste de un enfrentamiento”, aseveró el mandatario.

El acuerdo nuclear de 2015 —firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China— permite el “enriquecimiento de uranio y el enriquecimiento iraní”, lamentó Netanyahu. “Es un pacto horrible”, enfatizó.

Las declaraciones de los dirigentes israelíes se producen unos días antes de que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para decidir sobre la retirada de su país del acuerdo con Teherán.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos advierte de una posible guerra entre Israel e Irán en Siria

(SOS).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha advertido que es altamente posible una guerra entre Israel e Irán en Siria. “Un  conflicto entre ambos países en Siria es muy probable… porque Irán continúa haciendo el trabajo a través de sus aliados por medio de Hezbolá”, ha señalado.

Durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman, el jefe del Pentágono ha manifestado que “puedo ver cómo podría empezar, pero no estoy seguro cuándo o dónde”.

“No veo ninguna razón para que Irán enviara misiles avanzados a Hezbolá en Siria, excepto para amenazar a Israel”, ha dicho Mattis.

Estados Unidos e Israel han activado el frente diplomático para alertar a la comunidad internacional del riesgo inminente de guerra en Oriente Medio y preparar así el terreno para que el 12 de mayo Donald Trump anuncie presuntamente su retirada unilateral del acuerdo nuclear firmado por Barack Obama en 2015.

A lo largo de la semana el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, ha recordado al Consejo de Seguridad que Irán “es la amenaza que une a Hezbolá, Hamás y al régimen de Assad”, y la representante de Estados Unidos en el organismo internacional, Nikki Haley, ha apuntado a Teherán como “el principal foco de inestabilidad en la región”.

Lieberman ha viajado hasta Washington para reunirse con el secretario de Defensa y poco antes del encuentro ha concedido una entrevista a un medio saudí en la que ha asegurado que “si Irán ataca Tel Aviv, atacaremos Teherán y destruiremos cualquier sitio militar iraní en Siria que amenace a Israel”.

A lo largo del encuentro con su homólogo israelí, Mattis ha reafirmado el compromiso militar de su país con el Estado de Israel. El jefe del Pentágono ha subrayado que las relaciones militares entre ambas naciones son más fuertes que nunca y ha aseverado que la cooperación conjunta traerá seguridad y estabilidad a Oriente Medio frente a Irán.

El ministro de Defensa israelí también se ha reunido con el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, a quien ha calificado como un “amigo leal del Estado de Israel” en un tuit.

(Fuente: Agencias)

Las fuerzas gubernamentales liberan el último bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- El Ejército Árabe Sirio y sus aliados han logrado recuperar este jueves la localidad de Abu Kamal, ubicada cerca de la frontera con Irak, que constituía el último bastión del Estado Islámico en Siria.

“El último bastión del Estado Islámico, Abu Kamal, ha sido liberado”, ha anunciado un comandante de la alianza militar que respalda al Gobierno de Siria.

El jefe militar ha detallado que la batalla ha estado liderada por los combatientes libaneses de Hezbolá y que en ella también han participado las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, una milicia chií del país vecino apoyada por Irán.

Horas antes, la prensa había informado de que las tropas gubernamentales y sus aliados tenían completamente rodeada Abu Kamal y habían empezado a entrar en la localidad.

La pérdida de Abu kamal significa la desaparición casi total del autoproclamado Califato, que su líder, el desaparecido Abu Bakr al-Baghdadi, proclamó en el verano de 2014, y condena a la organización radical suní al ostracismo territorial.

En apenas un mes, los extremistas han retrocedido en Al Raqa, la principal ciudad que controlaban en Siria, Deir ez-Zor, la mayor ciudad del este del país, la cercana Al Mayadin y, hoy mismo, Abu Kamal.

Las huestes del grupo yihadista, en plena desbandada, se han refugiado en las amplias zonas desérticas de las provincias de Deir ez-Zor y Homs, en el centro del Siria, desde donde pueden seguir hostigando al oponente.

Por otra parte, miles de miembros extranjeros del Estado Islámico, así como sus familias, están tratando de regresar a sus países de origen. El paradero de los principales dirigentes de la organización sigue siendo un misterio.

Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad sirias han tomado el control de varios pueblos en el noreste de la provincia central de Hama tras mantener intensos combates con diferentes facciones islamistas.

“Las unidades del Ejército con las unidades de Intervención Rápida empezaron a avanzar y las operaciones llevaron a tomar el control de un gran número de pueblos”, han informado fuentes militares.

En un comunicado, el Mando General de las Fuerzas Armadas sirias ha elogiado a las “valientes” tropas gubernamentales y ha asegurado que continuarán siendo “la fortaleza inmune” de la patria en la lucha contra los grupos terroristas, defendiendo la “integridad y la seguridad territorial” del país árabe.

(Fuente: Agencias)

Israel bombardea una instalación militar en Siria

(SOS).- Aviones de combate israelíes atacaron en la madrugada de este jueves una instalación militar próxima a Masyaf, en el noroeste de Siria. Dos militares murieron en el bombardeo lanzado desde el espacio aéreo libanés, que causó grandes daños materiales.

El Gobierno sirio cuenta cerca de Masyaf, en el suroeste de la provincia de Hama, con una planta del Centro de Estudios Científicos e Investigación.

Cuatro cazabombaderos israelíes atravesaron el espacio aéreo libanés antes de atacar con misiles posiciones militares en Masyaf, 60 kilómetros al oeste de la ciudad costera de Tartus, donde Rusia dispone de su única base aeronaval en el Mediterráneo.

El Ejército sirio advirtió en un comunicado de que “la agresión tendrá consecuencias peligrosas para la seguridad y la estabilidad de la región”.

Este acto hace hincapié en “el apoyo directo de Israel al Estado Islámico y a las otras organizaciones terroristas”, señaló la Comandancia de las Fuerzas Armadas de Siria.

La agresión se produce en “un intento desesperado” de “elevar la moral de los grupos de la organización terrorista Daesh, que está colapsando tras las victorias logradas por el Ejército Árabe Sirio contra el terrorismo”, aseguró el Estado Mayor.

Por último, el Ejército adujo en su nota que no importa de donde venga el apoyo, ya que erradicará “el terrorismo de todo el territorio de Siria”.

Las Fuerzas Armadas israelíes han declinado hacer comentarios este jueves sobre la operación de Masyaf. El exdirector del Consejo de Seguridad Nacional, el general en la reserva Yaakov Amidror, declaró a la prensa que se trata de la primera vez que Israel ataca objetivos en Siria no relacionados directamente con el partido-milicia chií libanés Hezbolá.

El jefe saliente de las Fuerzas Aéreas, el general Amir Ethel, ha confirmado que Israel ha intervenido en un centenar de ocasiones contra arsenales y convoyes de transporte de armamento de Hezbolá a lo largo del conflicto en Siria.

El pasado mes de marzo, tras una de esas incursiones, el Ejército sirio disparó misiles contra los aviones de combate israelíes, en el considerado incidente más grave entre ambos países en seis años.

El suceso tiene lugar tras semanas de una intensa campaña israelí contra lo que considera un aumento de la influencia y presencia iraní en el sur de Siria.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó en julio al presidente ruso Vladimir Putin para advertirle del riesgo de un enfrentamiento armado con Irán en suelo sirio.

Israel teme que los 18 mil combatientes de la Guardia Revolucionaria iraní y de Hezbolá alistados en las filas del Gobierno de Damasco se acaben desplegando frente a los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por el Ejército israelí desde 1967, y en el sur de Líbano.

Decenas de unidades de las Fuerzas Armadas israelíes están participando esta semana en las mayores maniobras militares emprendidas en dos décadas junto a la frontera libanesa, que fue escenario de una guerra con el partido-milicia chií en 2006. En el ejercicio militar, que simula un enfrentamiento a gran escala con Hezbolá, han sido movilizados decenas de miles de reservistas.

(Fuente: Agencias)

Los primeros milicianos del Estado Islámico evacuados de Líbano llegan a Siria

(SOS).- Un primer convoy con combatientes del Estado Islámico y sus familias ha llegado hoy a Siria a la espera de que sean trasladados a los feudos de la organización yihadista en el país árabe, por virtud de un acuerdo entre el grupo radical suní y el partido-milicia Hezbolá para evacuar la frontera con Líbano.

Una veintena de autobuses y una decena de ambulancias partieron el lunes de la frontera común rumbo a la ciudad siria de Boukamal, en el este, controlada por el Estado Islámico. De acuerdo con la prensa local, unos 250 yihadistas fueron evacuados, entre ellos 25 heridos.

Una primera tanda de vehículos ha alcanzado este martes el punto de intercambio en el este de Siria desde donde serán trasladados definitivamente a Boukamal.

La evacuación es fruto del pacto alcanzado el pasado domingo entre el grupo radical suní y Hezbolá —con el visto bueno del Gobierno de Siria— para alejar a los yihadistas de la frontera con Líbano.

El acuerdo llegó tras una semana de ofensivas separadas del Ejército libanés, por un lado, y Hezbolá y las tropas sirias, por otro, contra los milicianos vestidos de negro en la línea limítrofe entre ambos países.

En un breve comunicado, Damasco resaltó que “tras los éxitos logrados por las Fuerzas Armadas, con la cooperación de la resistencia nacional libanesa en la zona occidental (…) se ha aprobado el acuerdo entre Hezbolá y los terroristas para que estos abandonen esa zona y se dirijan al este del país”.

Horas antes, los ejércitos de Siria y Líbano, así como Hezbolá, habían anunciado un alto el fuego en su ofensiva contra la organización yihadista en la zona de Qalamun.

Miembros del Estado Islámico y del Frente al-Nusra se encuentran desplegados en la montañosa frontera y han utilizado el terreno para lanzar ataques contra las fuerzas de seguridad libanesas.

Las Fuerzas Armadas de Líbano y el partido-milicia Hezbolá han llevado a cabo numerosas operaciones contra los yihadistas para intentar evitar su infiltración y que perpetren atentados en el país de los cedros.

(Fuente: Agencias)