Dirigentes y miembros del Estado Islámico huyen de Siria a Turquía

(SOS).- Varios dirigentes y miembros del Estado Islámico, tanto sirios como extranjeros, han huido en los últimos días y semanas del territorio sirio a Turquía.

Esos combatientes de la organización radical suní han escapado de las provincias de Al Raqa y Deir ez-Zor, en el noreste de Siria, y del este de la región central de Homs, según fuentes locales.

Los yihadistas se han dirigido desde esas zonas a áreas bajo el control de las facciones rebeldes de la campaña “Escudo del Éufrates”, apoyadas por Turquía, en el norte y el noroeste de la provincia de Alepo (noroeste sirio). Desde allí, han llegado al territorio turco.

Los extremistas han pagado entre 20 mil y 30 mil dólares para poder atravesar las zonas que están bajo el control de los grupos de la ofensiva “Escudo del Éufrates” para garantizar un trayecto seguro.

Hace semanas, cientos de seguidores del Estado Islámico que estaban en Homs salieron en dirección a Al Hasaka, donde se han escondido, aunque algunos también han huido a Turquía.

Facciones rebeldes, respaldadas por fuerzas turcas, iniciaron el año pasado la ofensiva Escudo del Éufrates contra la organización radical suní y las milicias kurdas en el norte de Alepo.

Tanto el Gobierno sirio como los milicias kurdas acusan a Turquía de proteger al Estado Islámico.

El grupo yihadista está en pleno retroceso en Siria, donde hace dos días perdió el control de la ciudad de Al Raqa, antigua capital del Califato, después de una ofensiva de las milicias kurdas y sus aliados.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Las FDS anuncian la toma de Al Raqa, principal bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Las FDS, apoyadas por Estados Unidos, han completado este martes la toma de la ciudad de Al Raqa, poniendo fin así al dominio del Estado Islámico en esta localidad del norte de Siria.

La caída de Raqa, considerada la capital de los yihadistas en el país y donde el grupo liderado por Abu Bakr al-Baghdadi realizó desfiles militares para festejar sus conquistas de territorios en 2014, tiene un alto peso simbólico en la lucha contra los extremistas. Desde esta localidad, los milicianos vestidos de negro planearon varios de los atentados perpetrados en los últimos tiempos en Occidente.

Las FDS, una alianza de milicianos árabes y kurdos apoyados por efectivos especiales estadounidenses sobre el terreno, han estado combatiendo contra el Estado Islámico dentro de Al Raqa desde el mes de junio. Testigos presenciales han relatado que los combates parecen haber finalizado y que solo se escuchan algunos disparos esporádicos. Los milicianos de las FDS han celebrado su victoria en las calles, cantando proclamas desde sus vehículos y haciendo ondear su bandera dentro del estadio de la ciudad.

Por su parte, Ryan Dillon, portavoz de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, no ha confirmado el fin al 100 por ciento de la organización radical suní en la ciudad, donde aún podría haber yihadistas escondidos. “Sabemos que todavía hay artefactos explosivos improvisados y trampas en las zonas donde estaba el Estado Islámico, por lo que las FDS continuarán limpiando esas zonas”, ha afirmado el coronel norteamericano.

“La operación militar ha acabado en Al Raqa, pero ahora llevamos a cabo una operación de limpieza para terminar con las células durmientes del Daesh que hay en la localidad”, ha asegurado el general Talal Salu, portavoz de las FSD.

Este martes por la mañana, las FDS señalaban que la toma total de Al Raqa era cuestión de horas y que solo quedaban por conquistar el hospital y el estadio. Una muestra de que la batalla por Al Raqa estaba ya cerca de su final, es la declaración del coronel Dillon, que ha informado que no hubo ataques aéreos de la coalición en esta localidad en las últimas horas.

El Estado Islámico ha perdido amplias zonas de territorio en Siria y en Irak este año, incluida su ciudad más preciada, Mosul.

(Fuente: Agencias)

Las Fuerzas de Defensa de Israel destruyen una batería antiaérea siria al este de Damasco

(SOS).- Israel bombardeó hoy una batería antiaérea siria situada a 50 kilómetros al este de Damasco, señaló una fuente militar israelí.

“Esta mañana Israel inutilizó una batería antiaérea del régimen sirio que había atacado aviones de las Fuerzas de Defensa de Israel que estaban en vuelo de reconocimiento en cielo libanés”, dijo el portavoz del Ejército, el teniente coronel Yonatán Conricus, en declaraciones a un grupo de periodistas.

Según indicó el mando israelí, un misil del tipo SA-5 fue disparado desde una batería siria contra unos aparatos militares que sobrevolaban el sur del Líbano.

El proyectil sirio “falló su objetivo”, aseguró el portavoz militar, pero a pesar de ello el Ejército israelí decidió bombardear la batería antiaérea “dejándola inservible”.

El teniente coronel Conricus aseveró que se trata de una batería del Gobierno sirio y abundó que en cualquier caso Israel considera a Damasco responsable de cualquier ataque desde su territorio.

“No sabemos cuál es la lógica detrás de este incidente, tal vez darnos un mensaje, pero lo que sí sabemos es que no vamos a tolerar ningún ataque que ponga en peligro a civiles israelíes y actuaremos igual que hemos hecho hoy”, advirtió.

El misil fue disparado contra aviones del Ejército del Aire israelí que supuestamente realizaban un “vuelo rutinario” de toma de fotografías sobre territorio libanés.

El Ejército ruso, aliado de Siria, fue notificado “en tiempo real”, justo antes del ataque israelí sobre la batería, apuntó el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel.

El teniente coronel Conricus manifestó que el Ejército israelí seguirá en su tarea defensiva pero sin ninguna intención de “desestabilizar la situación con Siria, porque preservar la relativa estabilidad es un interés común”.

Este incidente sucede pocas horas antes de que el ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, se reúna en Israel con su homólogo, Avigdor Liberman, y con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Shoigu recibirá “un informe completo sobre el asunto”, concluyó el portavoz militar.

Desde el estallido del conflicto en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con artillería de las fuerzas israelíes a las posiciones del Ejército sirio.

El pasado 22 de septiembre, aviones israelíes dispararon contra almacenes de armas cerca de Damasco y, tres días antes, efectuaron varios ataques cerca de la frontera entre Siria y el Líbano tras interceptar un avión no tripulado en la zona de los Altos del Golán.

(Fuente: Agencias)

Siria exige la retirada inmediata de las fuerzas turcas de la provincia de Idlib

(SOS).- Siria ha exigido la retirada “inmediata e incondicional” de las tropas turcas de la provincia siria de Idlib, cuyo despliegue equivale a una “agresión flagrante”, ha señalado el Ministerio de Exteriores sirio.

“La República Árabe Siria condena en los términos más enérgicos la incursión de unidades militares turcas en la provincia de Idlib, que constituye una grave agresión contra la soberanía y la integridad territorial de Siria y una violación flagrante del derecho internacional”, ha manifestado Exteriores en un comunicado.

Desde la Cancillería siria han asegurado que la “incursión” de las tropas turcas constituye un “incumplimiento” del acuerdo alcanzado por Rusia, Turquía e Irán en la capital de Kazajistán, Astaná.

“El régimen turco no puede justificar de ninguna de las maneras” su acción, ha subrayado el Ministerio de Exteriores sirio, al tiempo que ha recordado que Turquía “tiene que cumplir con lo estipulado en el acuerdo de Astaná”.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha aseverado que las medidas adoptadas están dirigidas a mantener la seguridad en la frontera entre las dos naciones.

El pasado jueves, el Ejército turco anunció el despliegue de sus fuerzas en la provincia de Idlib. Los medios de comunicación indicaron que varias decenas de vehículos blindados y un centenar de militares cruzaron el paso fronterizo de Bab al-Hawa esa misma noche.

Según el portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en Afrin, Rojhat Roj, el convoy militar turco se trasladó a los puntos de contacto con las milicias kurdas y en ningún caso a zonas de Idlib.

Diferentes analistas internacionales consideran que la operación turca en suelo sirio tiene como objetivo evitar una mayor influencia de las YPG y de sus aliados en el norte del país árabe.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio arrebata al Estado Islámico uno de sus principales feudos

(SOS).- Las fuerzas especiales Tigre del Ejército sirio arrebataron hoy al Estado Islámico el control de la ciudad de Al Mayadin, el que era el bastión principal de los yihadistas en la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

“Unidades de las fuerzas armadas sirias, junto a las fuerzas aliadas, recuperaron el control de Al Mayadin”, aseguró una fuente militar.

La liberación de esta urbe y la inminente caída de Al Raqa, considerada la capital del grupo yihadista en Siria, dejan a los extremistas con el control de apenas unos pocos enclaves en el norte y centro del país y con las localidades de escasa entidad situadas a lo largo del Éufrates entre Al Mayadin y la frontera con Irak.

Las milicias kurdas que combaten contra la organización radical suní en la ciudad de Al Raqa están convencidas de que esta localidad será liberada “hoy o mañana”, según un portavoz de las Unidades de Protección Popular (YPG).

“Las batallas continúan en Al Raqa. El Estado Islámico está a punto de acabarse. Hoy o mañana la ciudad podría ser liberada”, informó Nouri Mahmoud, portavoz del grupo armado kurdo que combate contra los yihadistas.

Poco antes del anuncio del portavoz de las YPG, varios testigos vieron cómo un pelotón de autobuses —docenas, según estos observadores— entraban sin ningún tipo de peligro en la ciudad, procedentes de la campiña septentrional. Todo apunta a una evacuación masiva de los combatientes islamistas y sus familiares.

ACNUR alertó de que al menos ocho mil personas permanecen atrapadas en esta ciudad, conquistada por los milicianos vestidos de negro en 2014, y donde ahora el grupo yihadista está atrincherado en dos puntos en particular: el estadio de la ciudad y el hospital anexo, donde según las milicias kurdas mantienen como rehenes y escudos humanos a cientos de personas.

(Fuente: Agencias)

El Ejército turco instala puestos de observación en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El Ejército turco comenzó anoche a crear “puntos de vigilancia” en la provincia siria de Idlib para asegurar el cumplimiento del alto el fuego, según lo pactado a finales de septiembre con Rusia e Irán, confirmó hoy el Estado Mayor.

“Unidades de las Fuerzas Armadas turcas iniciaron el 12 de octubre de 2017 los trabajos de establecimiento de puntos de vigilancia, en coordinación con las actividades de exploración que comenzaron el 8 de octubre”, anunció la institución castrense en un comunicado.

El despliegue se enmarca en “la misión de reducción de la tensión en la región de Idlib, cuyo fin es aplicar y vigilar el alto el fuego en el marco del proceso de Astaná, hacer llegar ayuda humanitaria a quien lo necesite y garantizar las condiciones adecuadas para que los desplazados puedan volver a sus casas”, explicó el Ejército.

El envío de tropas se produce en el marco del acuerdo para vigilar conjuntamente el alto el fuego en Siria firmado por Rusia, Irán y Turquía a finales de septiembre en Astaná, la capital de Kazajistán.

La prensa turca informó anoche de que doce blindados del Ejército turco, con unos 80 soldados de las fuerzas especiales, habían entrado en Idlib y que otros 40 militares seguirán pronto.

Diferentes agencias también se han referido al envío de vehículos militares, ambulancias y contenedores a la ciudad turca de Reyhanli, en la frontera con Idlib.

A finales de la semana pasada, Ankara ayudó a milicias rebeldes que combatían al noreste de Alepo a trasladarse a través de territorio turco hasta Hatay para que desde ahí avancen sobre Idlib, en manos del grupo salafista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda.

Según los comunicados oficiales turcos, las fuerzas aéreas rusas presentes en la zona apoyan el avance de las milicias respaldadas por Turquía.

Este despliegue turco ha suscitado inquietud en las milicias kurdas presentes en el enclave de Afrin.

(Fuente: Agencias)

El Estado Islámico envía refuerzos desde Irak para luchar en la provincia siria de Deir ez-Zor

(SOS).- Unos mil combatientes extranjeros del Estado Islámico han llegado en las últimas 72 horas a la provincia siria de Deir ez-Zor procedentes de Irak para luchar contra las fuerzas gubernamentales.

Estos milicianos operan en la Brigada al Qaaqa del Estado Islámico y se han desplegado en varios frentes en Deir ez-Zor y en el desierto sirio. Se agrupan dentro de una sección de los yihadistas que se hace llamar Al Qaradish, integrada por combatientes de Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán, que ha asumido el liderazgo de la operación en la ciudad de Al Mayadin y en el este de Deir ez-Zor y que son conocidos por no confiar en sus compañeros árabes.

Hace dos semanas, cientos de milicianos del Estado Islámico llegaron a Siria desde Irak para lanzar el contraataque iniciado el pasado 28 de septiembre contra los efectivos gubernamentales en el oeste de Deir ez-Zor y el este de la provincia vecina de Homs.

Por otro lado, tres facciones armadas rebeldes —Jaish al Islam, Jaish al Ababil y Aknaf Bait al Maqdis— han alcanzado este jueves en El Cairo un acuerdo de alto el fuego para una bolsa situada en el sur de Damasco.

El alto el fuego ha entrado en vigor a las 10 horas, según han informado los medios de comunicación egipcios. “Hemos anunciado un acuerdo preliminar sobre nuestra voluntad de pactar un alto el fuego para la reducción de la tensión en esa zona”, ha explicado un dirigente político de Jaish al Islam, Mohamed Alush. El propio Alush ha asegurado que los detalles del alto el fuego se irán conociendo en el futuro.

En la información no se especifica el ámbito territorial exacto del alto el fuego y no menciona en modo alguno al Gobierno sirio. Tampoco ha habido por el momento reacción de Damasco.

Los rebeldes controlan un pequeño territorio al sur de Damasco que limita al oeste con otra bolsa, esta vez controlada por el Estado Islámico —incluido el campo de refugiados palestinos de Yarmuk—, y a su vez ambas están rodeadas por zonas bajo control de las fuerzas gubernamentales sirias.

Miles de milicianos rebeldes y de civiles que se habían refugiado en las zonas bajo control de los insurgentes en Idlib, en el noroeste de Siria, han podido ser evacuados a zonas bajo control rebelde tras los acuerdos alcanzados con el Gobierno sirio. En los últimos meses, varios acuerdos de alto el fuego puntuales entre el Gobierno y los rebeldes han logrado una relativa reducción de la violencia en el oeste de Siria.

(Fuente: Agencias)