Comienza la evacuación de milicianos de Jaish al Islam de una zona al norte de la capital siria

(SOS).- Unas 2.500 personas, entre combatientes y sus familiares, partieron hoy hacia áreas del norte de Siria desde la zona de Al Dumair, al norte de Damasco, en aplicación de un acuerdo con las fuerzas gubernamentales sirias y Rusia.

Los milicianos abandonaron Al Dumair en varios autobuses con destino a las poblaciones de Yarablus y Al Bab, en el noreste de la provincia de Alepo y en poder de facciones armadas apoyadas por Turquía.

Está previsto que mañana salga otro grupo de extremistas de Al Dumair, en la región de Al Qalamun Oriental.

Fuentes oficiales informaron hace unas horas de que ya había comenzado la evacuación de combatientes de Jaish al Islam con la entrada de varios autobuses en la citada localidad siria.

Durante la jornada de ayer, los miembros del grupo extremista entregaron sus armas pesadas y medianas a las autoridades en Al Dumair, como paso previo de la evacuación.

Hace dos días ambas partes alcanzaron un acuerdo, que en la práctica es una rendición de Jaish al Islam.

El arreglo fue negociado por representantes rusos y de las fuerzas gubernamentales sirias, por un lado, y de los milicianos, por otro.

Pactos similares se han alcanzado en las últimas semanas en la región de Guta Oriental, antiguamente el principal feudo extremista de las afueras de Damasco, que fue declarado “libre de terroristas” por las Fuerzas Armadas sirias el pasado sábado.

El Ejército nacional y sus aliados iniciaron una ofensiva en Guta Oriental a finales de febrero y, gracias a los avances sobre el terreno y a los acuerdos con las distintas facciones que operaban en la región, han acabado consiguiendo su control total.

Actualmente, en Damasco y sus proximidades tan solo queda presencia de grupos radicales en Al Qalamun Oriental y en algunos barrios del sur de la capital, donde se encuentra el Estado Islámico.

En los distritos del sur de Damasco hoy se logró un acuerdo “de principios” entre las partes para la salida de los milicianos vestidos de negro en los próximos días.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Decenas de autobuses entran en la ciudad siria de Duma para preparar una evacuación

(SOS).- Decenas de autobuses entraron hoy en la ciudad de Duma, el último bastión terrorista de Guta Oriental, una región a las afueras de Damasco, después de que las autoridades sirias anunciasen un acuerdo con el grupo Jaish al Islam. Un pacto entre los milicianos y el Gobierno que —de cumplirse— marcaría el fin de la presencia extremista en la región agrícola tras siete años.

La prensa local mostró imágenes de la llegada de autobuses a Duma para preparar la salida de los “secuestrados”, en alusión a los civiles, a cambio de la salida de los “terroristas” de Jaish al Islam hacia Yarablus, en el norte de la provincia de Alepo, en la frontera con Turquía. Los milicianos, que exigían permanecer en la ciudad reconvertidos en fuerzas de seguridad locales, partirán del enclave de Duma en un plazo de 48 horas.

Las autoridades sirias anunciaron poco antes que habían llegado a un acuerdo con Jaish al Islam para pacificar Duma, el último reducto que controlaba el grupo armado en Guta Oriental. La organización extremista todavía no ha hecho ningún comentario ante estas informaciones.

El pasado 1 de abril el grupo Jaish al Islam y Rusia, valedora del Gobierno sirio, lograron un pacto para la marcha de los combatientes y civiles que lo desearan de Duma, pero una corriente dentro de esa banda armada se opuso al arreglo y las hostilidades se retomaron el pasado viernes.

Ante los avances del Ejército sirio, varias facciones extremistas de Guta Oriental han aceptado en las últimas semanas acuerdos de evacuación de la zona.

(Fuente: Agencias)

Suspendida la evacuación de la localidad siria de Duma tras los ataques de Jaish al Islam

(SOS).- El grupo Jaish al Islam ha paralizado la evacuación de sus hombres armados de la localidad siria de Duma, en Guta Oriental, y se ha negado a permitir la salida de los civiles, según ha informado este sábado fuentes oficiales.

Las mismas fuentes han acusado a Jaish al Islam, al que el Gobierno sirio responsabiliza de la muerte ayer de cinco civiles tras efectuar un bombardeo sobre Damasco, de lanzar en las últimas horas un ataque con cohetes contra el corredor humanitario ubicado cerca del campamento de refugiados de Al Wafedeen.

En respuesta a los ataques, el Ejército sirio ha lanzado una nueva ofensiva contra las posiciones extremistas en Duma “hasta que el grupo libere a los civiles” que “mantiene secuestrados”.

El jefe miliar ruso del Centro para la Reconciliación en Siria, Yuri Evtushenko, también ha responsabilizado al grupo armado de asesinar a civiles que se oponen a su presencia en la zona.

“Se conocen casos en que se realizaron acciones de intimidación mediante el asesinato de los habitantes que participaron en protestas y que apoyaron la salida de los extremistas de Duma”, ha declarado hoy el responsable de la misión rusa de observación e intervención en el país árabe.

Duma es la única localidad dentro de Guta Oriental, un enclave próximo a Damasco, que las fuerzas gubernamentales no han conseguido liberar en su ofensiva de las últimas semanas.

Rusia ha estado intentando mediar un acuerdo entre las autoridades sirias y Jaish al Islam para la salida de la localidad de los milicianos y sus familias hacia Idlib, como ha ocurrido con otras zonas de Guta.

(Fuente: Agencias)

Los extremistas abandonan su último feudo en la región siria de Guta Oriental

(SOS).- El grupo Jaish al Islam y Rusia, aliada del Gobierno sirio, alcanzaron este domingo un acuerdo para evacuar a sus combatientes y a sus familias de la ciudad de Duma, el último bastión extremista de Guta Oriental.

Según el pacto, los evacuados serán llevados al noreste de la provincia de Alepo, en el norte de Siria.

Jaish al Islam, así como las autoridades sirias, rechazaron que los evacuados se dirijan a la región de Al Qalamun Oriental, al norte de Damasco y cercada por las fuerzas gubernamentales.

El acuerdo incluye el despliegue de la Policía Militar rusa en Duma, después de lo cual está previsto que Jaish al Islam ponga en libertad a los presos que tiene en sus manos y de comienzo la evacuación de enfermos y heridos de la ciudad.

Este es el último pacto alcanzado entre Rusia y las facciones armadas extremistas que operan en Guta Oriental, de donde han salido en las pasadas semanas 46.400 personas, entre ellas 12 mil combatientes, en virtud de los acuerdos entre ambas partes.

Por otra parte, unas 1.300 personas serán evacuadas de Duma a través del campamento de refugiados de Al Wafidin y se dirigirán al norte de Siria, según un acuerdo parcial alcanzado anteriormente.

Según fuentes oficiales, se están ultimando los preparativos para su marcha y ya han sido registrados los nombres de los incluidos en la primera tanda, en la que hay familiares de combatientes de la Legión de la Misericordia.

Gracias a este tipo de pactos y una amplia ofensiva militar desde el pasado mes de febrero, las fuerzas gubernamentales sirias han recuperado el control de toda Guta Oriental, que era considerado el principal bastión extremista a las afueras de Damasco.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio prepara una gran ofensiva contra el último bastión extremista en Guta Oriental

(SOS).- Las Fuerzas Armadas sirias están preparando una “gran ofensiva” contra la ciudad de Duma, el último bastión de los extremistas en Guta Oriental, en los alrededores de Damasco. La operación se llevará a cabo a no ser que los milicianos de Jaish al Islam decidan abandonar la ciudad, dijeron este miércoles fuentes oficiales.

“Las fuerzas desplegadas en Guta están preparando una enorme operación militar en Duma si los terroristas de Jaish al Islam no aceptan entregar la ciudad y retirarse del lugar”, sostuvieron esas fuentes. Tras alcanzar acuerdos con otros grupos, el Ejército sirio está realizando una evacuación de combatientes y sus allegados desde otras áreas de Guta Oriental que estaban en manos de los extremistas armados.

Sin embargo, Jaish al Islam ya adelantó que no tenía previsto entregar sus posiciones en Duma, donde los milicianos y sus familiares están encerrados en un enclave rodeado por fuerzas gubernamentales. Un funcionario aseguró que la situación se halla en una fase crítica. “Los dos días que vienen serán decisivos”, señaló la citada fuente, que pidió permanecer en el anonimato.

El jefe de la Oficina Política de Jaish al Islam, Mohamed Alush, manifestó la noche del martes a través de la red social Telegram que las conversaciones con Rusia, aliado del Gobierno sirio y país que ha conducido las negociaciones con los grupos armados en Guta Oriental, proseguían para lograr un acuerdo sobre Duma y que las perspectivas eran “positivas”.

Alush explicó que el equipo negociador de su grupo busca “que se garantice la seguridad de la población y que no haya un desplazamiento de sus familias”, y destacó que Jaish al Islam seguirá defendiendo la localidad. Las Fuerzas Armadas sirias y sus aliados controlan en la actualidad más del 90 por ciento de Guta Oriental, después de que el pasado 25 de febrero iniciaran una ofensiva terrestre.

(Fuente: Agencias)

Milicias pro Ankara y kurdas desmienten la entrada de Turquía en la ciudad siria de Tel Rifaat

(SOS).- Una facción armada aliada de las autoridades de Ankara y las milicias kurdosirias negaron hoy que las fuerzas de Turquía y sus aliados hayan entrado y tomado el control de la ciudad de Tel Rifaat, en el norte de Siria, tras un acuerdo con Rusia.

El comandante de la Brigada Sultán Murad, Ahmad Ozman, cuyo grupo forma parte del ELS, dijo a la prensa que hay negociaciones con Rusia para “la entrega pacífica de Tel Rifaat”, situada a unos 33 kilómetros al oeste de la región de Afrin, en la provincia siria de Alepo.

Ozman destacó que esperan que esto pueda producirse en breve sin derramamiento de sangre “ya que hay grandes avances en las conversaciones sobre este asunto”.

La Brigada Sultán Murad es uno de los grupos que colaboran con el Ejército turco, que el 20 de enero lanzó una ofensiva contra el enclave sirio de Afrin, que estaba dominado por la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Anteriormente, fuentes locales habían informado de que Rusia entregó hoy a las fuerzas turcas y a las facciones armadas pro Ankara el dominio de Tel Rifaat, que estaba en manos de las FDS, una alianza armada encabezada por las YPG y aliada de Estados Unidos.

Esas fuentes explicaron que fueron las propias tropas rusas destacadas en Tel Rifaat las que entregaron el control de la localidad a los efectivos turcos y sus aliados, tras un acuerdo en las últimas horas entre ambas partes.

Sin embargo, las citadas fuentes poco después señalaron que las tropas turcas habían detenido su avance en las afueras de Tel Rifaat, después de que las FDS rechazaran abandonar la urbe por la presencia de decenas de miles de desplazados originarios del enclave de Afrin.

Las fuerzas rusas se encuentran en Tel Rifaat desde que Turquía iniciara su ofensiva en la región siria de Afrin, donde estaban desplegadas con anterioridad en aplicación de un pacto de colaboración con las FDS para entrenar a sus efectivos en la lucha contra el Estado Islámico.

Un portavoz de las YPG, Brusek Hasaka, negó también que las fuerzas turcas y “sus mercenarios” hayan ocupado Tel Rifaat y detalló que esas afirmaciones se enmarcan en la “guerra informativa”.

“Nuestras fuerzas están presentes en áreas de Shahba (donde se ubica Tel Rifaat) y resistirán cualquier intento de ocuparla”, afirmó Hasaka en un comunicado publicado en la web de las YPG.

(Fuente: Agencias)

Combates entre el Ejército y el Estado Islámico dejan 35 muertos en Siria

(SOS).- Al menos 26 efectivos del Ejército sirio y nueve yihadistas del Estado Islámico murieron este domingo en combates en la provincia de Deir ez-Zor (noreste).

Los choques estallaron entre ambos bandos en los alrededores de la ciudad de Al Mayadin, en el este de Deir ez-Zor, cuando la organización extremista atacó a las fuerzas gubernamentales con un coche bomba.

En el pasado Deir ez-Zor fue uno de los principales bastiones de los yihadistas en Siria, junto a la vecina provincia de Al Raqa.

Actualmente, Deir ez-Zor está dividida en zonas en poder del Ejército sirio y otras en manos de las FDS, una alianza armada encabezada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos, que controla territorio en el este de la región.

El Estado Islámico conserva dos reductos en Deir ez-Zor, uno en el este de la provincia, en una área limítrofe con el territorio iraquí; y otro en el oeste, en una zona desértica que linda con la provincia siria de Homs.

Por otra parte, siguen las negociaciones entre Jaish al Islam y Rusia —principal aliado del Gobierno de Siria— sobre el futuro de Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental, en las afueras de Damasco.

Ambas partes estudian una posible salida de los combatientes y sus familias de Duma en dirección a la región de Al Qalamun Oriental, al norte de Damasco, y el despliegue de la Policía Militar rusa en esa población de Guta Oriental.

Jaish al Islam es el único grupo de Guta Oriental que por el momento no ha aceptado ningún acuerdo de evacuación de sus milicianos de la zona.

Las otras dos facciones del área, la Legión de la Misericordia y Ahrar al Sham, alcanzaron en la última semana pactos por separado con Rusia y las autoridades sirias que han supuesto la salida de miles de combatientes y sus allegados de Guta Oriental en dirección al norte del país árabe.

Tras estas operaciones de evacuación, el Ejército sirio ya ha liberado el 90 por ciento de las zonas de Guta Oriental que estaban en manos de los extremistas.

(Fuente: Agencias)