ACNUR pide un paso seguro para las 140 mil personas desplazadas en el suroeste de Siria

(SOS).- La Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) hizo el viernes un llamamiento a todas las partes en Siria para proporcionar tránsito seguro a 140 mil civiles desplazados en el suroeste del país por los enfrentamientos de modo que puedan recibir ayuda y alojamiento.

ACNUR también dijo que estaba preparada para debatir con Siria y Rusia sus planes para instalar centros para los refugiados de retorno, insistiendo en que todos los retornos deben ser seguros y voluntarios de acuerdo con la normativa internacional.

Cerca de 13 mil ciudadanos sirios refugiados en países vecinos regresaron a Siria en la primera mitad de 2018, junto a 750 mil desplazados dentro del país, dijo Andrej Mahecic, portavoz de ACNUR, en una rueda de prensa en Génova.

Por otra parte, Francia y Rusia proporcionarán de forma conjunta ayuda humanitaria a la región siria de Guta oriental, un antiguo enclave extremista liberado en abril pasado por el Gobierno sirio, anunció ayer el Elíseo en un comunicado conjunto con el Kremlin.

Ambos países “pondrán en pie en los próximos días un proyecto humanitario conjunto en Siria para responder a las necesidades de la población civil, que son muy importantes en Guta oriental”.

En concreto, se encargarán de las urgencias médicas en los hospitales gestionados por la Media Luna Roja siria, a quienes aportarán material médico de primera necesidad, como medicamentos de urgencia y de reanimación destinados a 500 heridos importantes y medicamentos básicos para el tratamiento de 15 mil heridos leves.

Rusia se encargará de aportar la mercancía a Siria desde Francia, para lo cual un avión ruso aterrizó el viernes por la tarde en la base de Chateauroux, en el centro de Francia.

El envío de la ayuda se hará “según las reglas de la ONU, con el apoyo de Rusia y con respeto al derecho internacional humanitario” y con “neutralidad, imparcialidad e independencia”.

Esta ayuda conjunta fue acordada por el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la reunión que ambos mantuvieron el pasado 24 de mayo en San Petersburgo.

“Francia y Rusia proseguirán sus esfuerzos en el marco del mecanismo de coordinación” para “crear las condiciones de la solución política creíble y duradera” en Siria.

Anuncios

El Gobierno jordano envía ayuda humanitaria a los desplazados en el sur de Siria

(SOS).- Las Fuerzas Armadas de Jordania comenzaron a enviar ayer caravanas de ayuda humanitaria a Siria, para atender a los desplazados que están en la zona de frontera por los violentos enfrentamientos en el sur de su país.

“Este paso se enmarca en la actitud jordana de apoyar a los hermanos sirios para que puedan superar las difíciles circunstancias humanitarias a las que se enfrentan actualmente”, dijo el portavoz del Gobierno, Yamana Gunaimat.

Sin embargo, subrayó la importancia de que “la comunidad mundial asuma sus responsabilidades con respecto de la situación en el sur de Siria y encuentre una solución política que restablezca la seguridad y la estabilidad en Siria”.

El Gobierno jordano ha rechazado los llamamientos de organizaciones internacionales de derechos humanos y activistas jordanos para abrir la frontera, que permanece cerrada desde 2016, argumentando que el país no tiene capacidad para recibir a más refugiados sirios.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó de que sus equipos de rescate solo han podido dar asistencia a cerca de 34 mil civiles, del total de 160 mil desplazados que hay en Deraa por los combates de la última semana.

Mientras, las negociaciones entre representantes de los grupos armados y Rusia, principal valedor del Gobierno sirio, continúan con el fin de alcanzar un acuerdo definitivo sobre el destino de esta zona.

Las conversaciones para un posible pacto fueron “entorpecidas” por los continuos ataques de las facciones extremistas, aunque prosiguen, detallaron fuentes conocedoras del proceso.