Imputan a directivos de la cementera Lafarge por financiar organizaciones terroristas en Siria

(SOS).- Los responsables del gigante cementero francés Lafarge habrían pagado a grupos yihadistas para mantener en funcionamiento una planta en Siria.

Este sábado se ha sabido que la Justicia gala ha imputado por estas prácticas a Bruno Lafont, expresidente del grupo Lafarge (fusionado en 2015 con el suizo Holcim) y al que fuera su director general adjunto y responsable de operaciones, Christian Herrault, por “financiación de una empresa terrorista”.

A los directivos del grupo franco-suizo se les señala por haber comprado petróleo al Estado Islámico, pese al embargo impuesto por la Unión Europea, y haber entregado dinero a  los terroristas entre 2013 y 2014 para poder mantener en funcionamiento su planta de Jalabiya.

En estos momentos ya son seis los directivos o antiguos ejecutivos de Lafarge y de su sucesor LafargeHolcim que han sido inculpados en relación con la estrategia para mantener en funcionamiento las instalaciones de Jalabiya.

Tanto Lafont como Herrault declararon bajo arresto y quedaron en libertad bajo fianza y sometidos a control judicial.

La pista sobre las prácticas de la cementera gala en Siria salieron a la luz en junio de 2016, gracias a la investigación de un conocido diario francés.

El rotativo descubrió que la empresa había cerrado “pactos opacos e inconfesables con grupos armados, como la organización Estado Islámico”, para mantener en funcionamiento su fábrica en Siria en 2013 y 2014.

La planta cementera de Jalabiya, a 150 kilómetros al noreste de Alepo, fue adquirida por Lafarge en 2007 y comenzó a funcionar en 2011, cuando estalla el conflicto sirio, pero la producción se mantuvo hasta 2013, pese a la inestabilidad creciente en la región.

A partir de la primavera de 2013, el Estado Islámico se apoderó progresivamente de las ciudades y las carreteras en torno a la planta de Lafarge.

Una serie de mensajes electrónicos enviados por la dirección de Lafarge en Siria revelaron acuerdos con el grupo yihadista para mantener la producción hasta el 19 de septiembre de 2014, cuando los extremistas toman las instalaciones de Lafarge y ordenan el fin de toda actividad.

Lafarge, que trataba de garantizar el acceso de trabajadores y mercaderías a la planta, había designado a un emisario, identificado como Ahmad Jaludi, para obtener las autorizaciones de paso por los puntos de control de la organización liderada por Abu Bakr al-Baghdadi.

Igualmente Lafarge recurrió a “intermediarios y negociantes que comercializaban petróleo refinado con el autodenominado Estado Islámico”, desvelaba entonces el periódico galo.

El sumario abierto a mediados del pasado junio contiene documentos del Servicio Nacional de Aduanas francés que acreditan que los sobornos pagados al Estado Islámico por los directivos en Siria, y las compras de petróleo a los yihadistas, fueron encubiertos en la central de París con facturas falsas.

La mayor cementera del mundo reconoce que pagó unos 20.000 euros mensuales a los milicianos vestidos de negro, así como diversas cantidades a otras organizaciones armadas.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La CEI dice que el 90 por ciento del territorio sirio está liberado de terroristas

(SOS).- El director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), Andre Novikov, ha señalado que el 90 por ciento del territorio de Siria ya está liberado de la presencia de milicianos de grupos terroristas.

“Según la estimación de los militares, un 90 por ciento del territorio de Siria fue liberado de los terroristas, es un resultado muy importante”, ha asegurado Novikov.

El Ejército sirio y sus aliados han avanzado hasta situarse a diez kilómetros de Al Mayadin, la localidad que está considerada actualmente como la principal base del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales sirias han logrado hacerse con el control de varias posiciones y de unos altos situados en paralelo a la principal carretera que une Deir ez-Zor con Al Mayadin, situada a orillas del río Éufrates en el este de Siria.

En los últimos días, la organización radical suní ha lanzado varios ataques en el centro de Siria en represalia por los avances de los militares leales a Damasco.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa, el Ejército sirio ha continuado avanzando hacia Al Mayadin desde Deir ez-Zor, en el valle del río Éufrates.

En junio, dos responsables de la Inteligencia estadounidense dijeron que creían que el grupo yihadista había trasladado la mayor parte de su disminuida estructura de mando y de propaganda a Al Mayadin, situada al sureste de Al Raqa, su capital de facto en Siria.

Actualmente, hay combates en varias zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el este de Siria. Las fuerzas gubernamentales han bombardeado durante la noche en la localidad de Al Mayadin y aviones de guerra rusos y sirios han realizado cientos de ataques aéreos.

Con el respaldo de las fuerzas militares rusas e iraníes, el Ejército sirio logró en septiembre avanzar hasta Deir ez-Zor para romper el asedio que mantenía sobre la localidad el Estado Islámico desde hace tres años.

A finales de septiembre, el Ministerio de Defensa ruso sacó un balance provisional de la operación militar rusa en Siria que comenzó dos años antes, con una infografía en la que se daba por liberado el 87,4 por ciento del territorio sirio.

(Fuente: Agencias)

Los combates en Hama provocan el desplazamiento de 40 mil sirios

(SOS).- La ofensiva puesta en marcha por los grupos armados rebeldes en la provincia de Hama, en el centro de Siria, ha provocado el desplazamiento de cerca de 40 mil personas, la mayoría mujeres y niños, según ha denunciado la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que ha destacado la creciente necesidad de alimentos y refugios en la zona.

El aumento de la violencia ha provocado el éxodo de unas 9.000 personas a las áreas rurales de Mashta Elhiu, Banyas y Tartous. Además, el tráfico a través de las principales vías de Hama ha sido cortado, lo que impide cualquier tipo de movimiento civil y comercial.

Miles de civiles se han visto en peligro debido a los enfrentamientos entre los yihadistas y el Ejército sirio en las inmediaciones del aeropuerto militar de la provincia de Hama, al norte de la ciudad homónima.

La mayoría de los desplazados provienen de las localidades de Suran, Muhrada, así como de otros distritos. Al menos cuatro refugios y varias escuelas están siendo utilizados para acoger a los desplazados en la zona.

Las autoridades locales se reunieron el domingo con los representantes de una misión interagencial en las gobernaciones de Homs y Hama para poner en marcha una respuesta coordinada a la llegada de desplazados.

El pasado 21 de marzo, varias organizaciones armadas, entre las que figura el movimiento extremista suní Hayat Tahrir al-Sham (Organización para la liberación del Levante), afiliado a Al Qaeda en Siria, iniciaron una ofensiva en el norte de la provincia de Hama.

Con este ataque, las facciones rebeldes intentan recuperar el control de las zonas que perdieron en los últimos meses en Hama, tras enfrentamientos contra los efectivos gubernamentales.

(Fuente: Agencias)

Egipto – Inicia el retorno de los cristianos que huyeron del Sinaí por la persecución yihadista

(SOS).- Algunas de las familias coptas que habían huido el mes pasado del Norte del Sinaí, en Egipto, ya han comenzado a regresar a sus casas, tras los actos de violencia y asesinatos de los yihadistas que estaban golpeando a la comunidad cristiana local, principalmente en la ciudad de Al Arish, capital de la gobernación. Monseñor Anba Kosman, Obispo de Al Arish y del Norte del Sinaí, ha confirmado el retorno de estos fieles el pasado domingo 26 de marzo.

El Obispo ha explicado que en Al Arish se celebra la misa todos los días y los sacerdotes se mueven libremente por la ciudad, aunque sirviéndose de la protección de las fuerzas de seguridad. Monseñor Kosman ha negado los rumores de una supuesta “caza de sacerdotes” a manos de los grupos terroristas en la capital de la gobernación, confirmando que la situación general en cuanto a seguridad comienza a volver a la normalidad.

Según fuentes locales, fueron más de trescientas familias cristianas las que se marcharon de Al Arish en febrero, después de la secuencia de siete asesinatos ocurridos a finales de enero contra los cristianos coptos en el Norte del Sinaí. La mayoría de estos desplazados se había refugiado en la ciudad de Ismailia, a 120 km al este de El Cairo.

En esas semanas se registraron también tomas de posición significativas de varias instituciones islámicas sobre la nueva espiral de violencia contra los coptos egipcios. La Casa de la Fatwa (Dar al Ifta al Misryah), organismo egipcio presidido por el Gran Muftí de Egipto, emitió un comunicado para condenar la cadena de asesinatos, haciendo hincapié en que la campaña orquestada por grupos yihadistas contra los cristianos nativos de Egipto tiene como fin sabotear la unidad nacional. El portavoz de Al Nur, un partido salafista, también expresó públicamente su condena de los asesinatos selectivos de cristianos coptos.

El Norte del Sinaí lleva años sufriendo las acciones violentas perpetradas por grupos yihadistas contra militares, policías y civiles.
Cabe recordar que cuando la secuencia de asesinatos de cristianos en el Norte del Sinaí ya había comenzado, algunos afiliados al autoproclamado Estado Islámico difundieron un vídeo en el que reivindicaban la nueva campaña de violencia dirigida contra los coptos, definidos por los yihadistas como “su presa favorita”.

El mensaje exaltaba la figura de Abu Abdullah al-Masri, el joven terrorista suicida que el pasado 11 de diciembre se hizo explotar en una iglesia de Botrosiya, en el complejo de edificios eclesiales adyacentes a la catedral copta ortodoxa de El Cairo, provocando la muerte de 29 personas.

(Fuente: Agencia Fides)

Egipto – Más de 250 familias cristianas de Sinaí del Norte huyen de la violencia yihadista

(SOS).- Ya son 259 las familias coptas que han abandonado la ciudad egipcia de Al Arish, tras la ola de violencia desatada por los yihadistas afiliados al Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) que afectó recientemente a los cristianos de Sinaí del Norte. Estas familias en fuga han encontrado hospitalidad y refugio en 13 provincias distintas, según ha informado el Departamento para la solidaridad social de la Gobernación en la península del Sinaí.

El director del Departamento, Monier Abul-Kahir, ha referido que cientos de familias coptas fueron trasladadas a lugares seguros en El Cairo, Ismailia, Port Said, Dakahlia, Assiut, Minya,  Qaliubiya, Sohag, Giza, Fayoum, Beni Suef, Sharqiya y Gharbiya. El éxodo se ha originado por los ataques de las últimas semanas, que han causado la muerte de siete personas y el incendio de varias casas. Dos de estas víctimas fueron quemadas vivas.

La brutal e imprevista ola de violencia sembró el pánico en la comunidad copta que vive en la capital de la provincia del Norte del Sinaí. Después de algunos días de incertidumbre, la decisión fue abandonar en masa la ciudad de Al Arish en busca de refugio.

Detrás de los ataques está la mano de grupos terroristas de la península del Sinaí, que declararon su alianza con el Estado islámico y anunciaron ataques contra la minoría cristiana en Egipto. En un vídeo difundido en internet, un líder yihadista realizó un llamamiento a los extremistas de todo el mundo para que lleven a cabo nuevos ataques contra el gobierno de El Cairo y pidió la liberación de algunos milicianos detenidos.

Entre los episodios de violencia del último período, el más grave fue el atentado suicida del pasado 11 de diciembre contra una iglesia copta ortodoxa en El Cairo, que causó 29 víctimas.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, presidió una reunión con los responsables de la seguridad; y pidió a las autoridades competentes que brinden el máximo apoyo posible a las familias cristianas desplazadas, garantizándoles todas las necesidades básicas. Sin embargo, esta emergencia se añade a las ya precarias condiciones económicas de un país que, debido a la devaluación de la lira y el derrumbe del turismo, corre el peligro de hundirse en una crisis gravísima.

Mientras tanto se registra una contribución de hombres de negocios y empresarios coptos, que han destinado parte de sus recursos. A esto se añade el compromiso voluntario de muchos jóvenes, que decidieron dedicar su tiempo a ayudar a estas familias necesitadas.

En un clima de creciente tensión se registra un nuevo freno a la libertad religiosa: en Minya, en el Alto Egipto, las fuerzas de seguridad impidieron a los coptos de la localidad de Ezbet Nakhala abrir la iglesia de Mar Mina y celebrar la misa dominical. Algunos funcionarios han explicado que detrás de esta decisión está la amenaza de nuevos episodios de violencia contra los cristianos por parte de los grupos yihadistas en la zona.

 

(Fuente: AsiaNews)

Jordania se prepara para intervenir en el sur de Siria

(SOS).- Los combates se intensificaron en los últimos días en el sur de Siria. Las acciones bélicas tuvieron lugar en la ciudad de Dara’a y sus afueras, donde se enfrentaron los mal llamados rebeldes y el Ejército sirio. El causante de la nueva espiral de violencia fue un ataque sorpresa efectuado el pasado 12 de febrero por el grupo yihadista Hayat Tahrir al-Sham (Comité para la Liberación del Levante), constituido recientemente.

Ese domingo, los milicianos encabezados por Abu Jaber (Hashim al-Shaikh), conocido por sus excelentes relaciones con Ankara y Riad, lanzaron la operación “Muerte en lugar de humillación” (Al mowt wala al muzuleh).

El ataque en Dara’a coincidió con la visita oficial del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a Arabia Saudita, que comenzó el lunes.

Estos hechos ocurrieron en un momento en el que en Ammán y Washington se habla siempre con mayor insistencia de una eventual zona sunita en Siria, desde Dara’a a Deir Ez Zor.

De hecho, una federalización del país árabe parece estar sobre la mesa, como sugirió recientemente el general estadounidense David Petraeus.

Aunque no existe una confirmación oficial, las principales figuras diplomáticas jordanas también estarían barajando una participación directa de las tropas hachemitas, imitando la intervención de Turquía en el norte del país.

Este plan tendría como objetivo repetir el éxito de Ankara en la operación “Escudo del Éufrates”, cuando el Ejército turco ocupó militarmente la ciudad de Al Bab, el último bastión del autoproclamado Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) al norte de Alepo, una acción que se llevo a cabo a pesar del veto del gobierno sirio.

Mientras tanto, Hayat Tahrir al-Sham realizó diferentes ataques contra las posiciones de Jund al-Aqsa (Soldados de al-Aqsa ) en Idlib y Hama, una muestra más de la lucha generalizada existente en un contexto cada vez más fragmentado.

Las purgas y los enfrentamientos aumentaron al interior de las facciones yihadistas en Siria, especialmente después de que el jefe de Hayat Tahrir al-Sham, Hashim al-Shaikh, apostó por unificar a todos los grupos bajo un solo comando.

Además, Al Shaikh habría manifestado su intención de abandonar, al menos temporalmente, la idea de crear un Califato como pretende el movimiento yihadista internacional, para centrarse en una guerra de “liberación” de todo el territorio sirio.

Los combates cerca de la frontera jordana podrían dar al gobierno de Ammán el pretexto para entrar en el sur de Siria y repetir lo que hizo Turquía en el norte.

Junto con Egipto, Jordania fue duramente criticada por el Ministerio de Asuntos Exteriores saudí por alcanzar un acuerdo con Rusia. Ahora se encuentra con la obligación de involucrarse directamente en el conflicto sirio, con todas las consecuencias que ello pueda acarrear.

(Fuente: AsiaNews)

Varios grupos yihadistas anuncian su fusión en Hayat Tahrir al-Sham, una nueva organización terrorista que operará en Siria

(SOS).- Cinco facciones yihadistas asentadas en Siria, incluido el grupo Jabhat Fatah al-Sham, antiguo Frente al-Nusra y vinculado a Al Qaeda, unirán sus fuerzas después de que los enfrentamientos entre las diferentes milicias terroristas se intensificaran en las zonas del noroeste del país.

En una declaración conjunta, los cinco grupos extremistas islámicos anunciaron la creación del Hayat Tahrir al-Sham (Comité de Liberación del Levante).

La nueva alianza se formó para solucionar las divisiones entre estas facciones yihadistas y fortalecer su oposición armada contra el Gobierno de Siria.

Los firmantes del documento constitutivo fueron los grupos radicales Fatah al-Sham, Nour al-Din al-Zinki, Liwa al-Haqq, Jaish al-Sunna y Jabhat Ansar al-Din, que acordaron disolverse.

El comandante en jefe de la nueva marca terrorista es Abu Jaber al-Sheikh, que anunció su dimisión de Ahrar al-Sham. El antiguo cabecilla de al-Nusra y después de Fatah al-Sham, Abu Mohammed al-Jolani, asumirá el liderazgo del grupo yihadista Hayat Tahrir al-Sham.

Al Sheikh nació en el este de Alepo y es diplomado en ingeniería mecánica. Combatió con Al Qaeda en Irak bajo el mando de Al Zarqawi. Acabó en las filas de Ahrar al-Sham en Siria y se convirtió en el emir de la provincia de Alepo después del asesinato del fundador de Ahrar al-Sham, Abu Jalid al-Suri, un antiguo miembro de Al Qaeda.

Por su parte, una serie de facciones terroristas que luchan contra la rama de Al Qaeda en Siria también unieron fuerzas esta semana bajo otro poderoso grupo islamista, el mencionado Ahrar al-Sham, antes aliado de Fatah al-Sham.

Las dos alianzas recién nacidas vienen a confirmar las luchas internas y la fuerte división existente entre los diferentes  grupos armados rebeldes presentes en el país árabe.

(Fuente: Agencias)