Netanyahu se reúne con Putin para abordar la crisis de Siria y el acuerdo nuclear con Irán

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acompañó este miércoles al presidente ruso, Vladimir Putin, durante el tradicional desfile militar en la Plaza Roja de Moscú con motivo del 73 aniversario de la Victoria sobre la Alemania nazi. Junto con el líder serbio, Aleksander Vucic, fueron los dos únicos dirigentes extranjeros que acudieron a la cita. Tras la parada militar, los tres hicieron una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido.

Poco después, Putin recibió en el Kremlin a Netanyahu y le dijo que tenían que hablar largo y tendido porque la situación en Oriente Medio “es muy grave”. El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el abandono de su país del acuerdo nuclear con Irán, cuestión en la que Moscú y Tel Aviv mantienen posturas diametralmente opuestas. Israel aplaudió la decisión de Trump mientras Rusia la calificó de “decepcionante”.

Los dos países discrepan también en relación con el papel que debe jugar el presidente sirio, Bashar al Assad, en la transición de su país y sobre la conveniencia de que en Siria siga habiendo fuerzas iraníes. Irán es el principal aliado de Rusia en la zona mientras que para Israel es un enemigo irreconciliable.

El primer ministro israelí, según la prensa de su país, le dijo este miércoles a Putin que “Israel tiene la necesidad y el derecho de defenderse de Irán”. El máximo dirigente ruso, sin embargo, cree desde hace tiempo que Israel debería “olvidarse del pasado y centrarse en la situación actual”, a su juicio, no tan amenazante para Israel como Netanyahu la pinta.

El jefe del Gobierno israelí indicó al salir del encuentro que ve “poco probable” que la fuerzas rusas intenten hacer algo para impedir a Israel llevar a cabo sus acciones militares en Siria contra objetivos iraníes.

Desde que las autoridades de Moscú se implicaron en la guerra en Siria, el 30 de septiembre de 2015, Netanyahu ha acudido a Rusia para reunirse con Putin cerca de una decena de veces. Este año, el primer ministro israelí estuvo en la capital rusa a finales de enero y ya advirtió que su país no permitirá a Irán perpetrar otro Holocausto contra el pueblo judío. “Dicen abiertamente que quieren destruirnos, pero nos levantaremos con toda la fuerza contra ese régimen terrorista”, apuntó Netanyahu entonces en presencia de Putin.

Este miércoles, el mandatario le quiso dejar claro a su anfitrión ruso que “en Israel no olvidamos ni por un momento el gran sacrificio del pueblo ruso y del Ejército Rojo en la victoria contra el monstruo nazi”. “Es increíble, pero 73 años después del Holocausto, hay un país en Oriente Medio, Irán, que pide la destrucción de otros seis millones de judíos”, recalcó.

Ante de viajar a Rusia, Netanyahu aseguró que trataría con Putin la necesidad de garantizar una coordinación continua entre las fuerzas armadas rusas e israelíes para evitar incidentes en Siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Israel amenaza a Irán con un enfrentamiento por su despliegue militar en Siria

(SOS).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido al comienzo de la reunión semanal con su gabinete de Gobierno que “la Guardia Revolucionaria ha introducido armamento moderno en Siria para atacarnos”. “Mejor pronto que tarde, estamos decididos a detener la agresión iraní desde su origen, aunque ello suponga un enfrentamiento”, ha asegurado.

Netanyahu tiene previsto reunirse el miércoles en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, para plantearle que frene el avance militar de Irán en Siria, donde ambos países apoyan militarmente al Gobierno de Damasco. Se trata de “un encuentro especialmente importante a la luz de los crecientes esfuerzos iraníes de establecer bases militares contra Israel en Siria”, ha aseverado.

La reunión entre ambos mandatarios se producirá tres días antes de que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para decidir sobre la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Teherán.

“No queremos una escalada [militar], pero estamos preparados para cualquier escenario”, ha puntualizado el jefe del Gobierno israelí.

El Estado de Israel sostiene que las fuerzas iraníes han desplegado en territorio sirio drones armados, misiles tierra-tierra y sistemas de defensa antiaéreos contra su aviación de combate.

“Las naciones que no se mostraron preparadas para actuar a tiempo contra una agresión pagaron un precio mucho más alto después”, ha subrayado Netanyahu.

El primer ministro israelí lleva más de dos décadas alertando contra un eventual rearme nuclear de Teherán, cuyo régimen percibe como una amenaza existencial para su país. El acuerdo nuclear de 2015 —firmado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China— supuso su mayor revés internacional.

Ante la consolidación militar iraní tras siete años de guerra en Siria, el mandatario israelí trata ahora de revertir los efectos del pacto de la mano de Trump.

El acuerdo —ha señalado— permite el “enriquecimiento de uranio y el enriquecimiento iraní”. “Es un pacto horrible y lo último que se puede decir es que bloquee el camino hacia la bomba. De hecho, hace todo lo contrario. ¿Qué queremos?. Que sea totalmente reformado o totalmente descartado”, ha insistido Benjamin Netanyahu.

(Fuente: Agencias)

Merkel y Putin apuestan por impulsar el proceso político para poner fin a la guerra en Siria

(SOS).- La canciller alemana, Angela Merkel, habló hoy por teléfono con el presidente ruso, Vladimir Putin, para analizar la crisis siria y coincidieron en la necesidad de centrar “todos los esfuerzos” en impulsar un “proceso político” en el país, según informó el Gobierno germano.

En un breve comunicado, la Cancillería subrayó la coincidencia de ambos mandatarios en apostar por ese proceso político para poner fin a “un sangriento conflicto” que dura ya años, en línea con la conversación que Merkel tuvo ayer con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Antes de que Berlín informara del contacto entre la canciller y el presidente ruso, el Kremlin emitió una nota en la que destacó que “ambas partes expresaron su disposición a contribuir a reanudar los esfuerzos políticos y diplomáticos sobre Siria, incluido en los foros de Ginebra y Astaná”.

Según Moscú, en su conversación con Merkel, Putin denunció además que “las acciones de una serie de países occidentales, que cometieron un acto de agresión contra Siria, suponen una burda violación de las normas del derecho internacional”.

Para el jefe del Kremlin, el ataque perpetrado el sábado por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia ha causado “un gran perjuicio al proceso de paz en Siria”.

Mientras, el Gobierno de Donald Trump está sopesando crear una fuerza árabe que tomaría el relevo de las tropas estadounidenses en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, según indicaron fuentes oficiales al Wall Street Journal.

El presidente de Estados Unidos habría planteado la idea el pasado viernes, horas antes de que lanzara, junto a Reino Unido y Francia, un ataque coordinado contra diferentes objetivos en Damasco y Homs.

“Hemos pedido a nuestros socios que asuman una mayor responsabilidad para garantizar la seguridad en su propia región”, dijo Trump. Entonces, el mandatario neoyorquino habló de contribuciones económicas, pero dichas fuentes aseguraron que también reclamó el envío de tropas.

El nuevo asesor de seguridad nacional, John Bolton, habría hablado recientemente con Abbas Kamel, el jefe de Inteligencia de Egipto, para convencer a El Cairo de que participe en este esfuerzo regional, añadieron las fuentes consultadas por el diario económico.

“Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Qatar también han sido contactados para (dar) apoyo financiero y contribuir más ampliamente”, detalló un miembro de la administración norteamericana.

La intención del jefe de la Casa Blanca sería que este contingente regional asumiera el liderazgo de la lucha contra el Estado Islámico en complicidad con las milicias locales, tanto árabes como kurdas, que han servido de brazo ejecutor a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Este plan casaría con el deseo de Trump de retirar a los dos mil efectivos estadounidenses desplegados en Siria, un movimiento que algunos de sus asesores consideran peligroso porque la derrota de los yihadistas todavía no se ha completado en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzan un ataque conjunto contra Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, calificó el ataque contra Siria de Estados Unidos, Reino Unido y Francia como un “acto de agresión”. En un comunicado difundido este sábado por el Kremlin, el líder ruso acusó a Washington de agravar la crisis humanitaria en el país árabe y de saltarse las normas del derecho internacional y la carta de la ONU.

“Sin la sanción del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en violación de la Carta de la ONU, las normas y principios del derecho internacional, se ha cometido un acto de agresión contra un Estado soberano que está a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo”, aseguró Putin.

“El agravamiento actual de la situación en torno a Siria tiene un impacto devastador en todo el sistema de relaciones internacionales. La historia pondrá todo en su lugar, y ella ya le ha dado una gran responsabilidad a Washington por sus sangrientas represalias contra Yugoslavia, Irak y Libia”, dijo el líder ruso, refiriéndose a otras intervenciones militares estadounidenses de las últimas décadas.

Putin advirtió de que las acciones de las potencias occidentales solo sirven para ayudar al terrorismo. “Rusia condena con la mayor seriedad el ataque contra Siria, donde los militares rusos están ayudando legalmente al Gobierno en la lucha contra el terrorismo”, prosiguió.

Según el jefe del Kremlin, el ataque puede provocar una nueva oleada de refugiadas procedentes de la región. “Con sus acciones, Estados Unidos empeora aún más la catástrofe humanitaria en Siria, lleva el sufrimiento a la población civil, y de hecho, consiente a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio”, detalló Putin.

El mandatario también anunció que Rusia ha convocado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas “para discutir las acciones agresivas de Estados Unidos y sus socios”.

Por su parte, el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antonov, indicó que el ataque lanzado contra Siria por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia “no se quedará sin consecuencias”.

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, subrayó Antonov en una declaración oficial difundida por la Embajada.

Ante esta escalada bélica, el secretario general de la ONU, António Guterres, instó a los países miembros de la organización a que muestren moderación “en estas circunstancias peligrosas” y se mantenga el respeto al derecho internacional.

“Insto a todos los estados miembros a que muestren moderación en estas circunstancias peligrosas y eviten cualquier posible escalada de la situación y el sufrimiento del pueblo sirio”, aseveró Guterres.

El secretario general de la ONU también recordó que el Consejo de Seguridad tiene como “principal responsabilidad el mantenimiento de la paz y la seguridad”, y pidió a sus miembros que se mantengan unidos “y asuman esa responsabilidad”.

Los misiles empezaban a caer sobre Siria cuando el presidente Donald Trump —en una declaración solemne desde la Casa Blanca— anunciaba esta madrugada “una operación militar combinada con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido” en respuesta al supuesto ataque del pasado fin de semana en la ciudad de Duma, atribuido al Gobierno sirio.

Una hora más tarde del anuncio de Trump, el jefe del Estado mayor del Ejército estadounidense, el general Joe Dunford, señalaba desde el Pentágono que el ataque perpetrado de manera conjunta por las fuerzas aéreas y navales de los tres países había terminado.

El secretario de Defensa, James Mattis, explicó que se trataba de “ataques puntuales” dirigidos contra objetivos concretos y aclaró que por ahora “no hay planeadas más” intervenciones.

Según el Pentágono, Francia aportó a la operación cuatro aviones de combate y cuatro buques de guerra, Reino Unido participó con ocho aviones de combate, y Estados Unidos llevó el grueso de la operación con un destructor, un submarino y cinco aviones de combate. Washington no avisó a Moscú del comienzo de la operación militar.

Después de varios días de discusiones y mensajes contradictorios, la Casa Blanca decidió seguir adelante con el plan anunciado por el presidente norteamericano de lanzar misiles “nuevos, bonitos e inteligentes” contra Siria sin esperar al permiso del Congreso ni a las conclusiones de la investigación internacional sobre el supuesto ataque contra Duma.

El Gobierno sirio denunció “la agresión tripartita” occidental como “una violación flagrante del derecho internacional” que está “condenada al fracaso”.

Las autoridades de Damasco condenaron “en los términos más fuertes” la “agresión bárbara y brutal” de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra varios puntos en la capital y en la provincia de Homs. “La agresión de los regímenes arrogantes y de la hegemonía occidental fue el resultado de la frustración después de que el proyecto conspiratorio en Siria no tuviese resultado”, apuntaron.

Horas después del bombardeo perpetrado esta madrugada, el portavoz de la Comandancia General del Ejército sirio, Ali Maihub, declaró que el ataque contra Siria “no ha afectado a la capacidad militar” del país árabe.

Maihub dijo que sus sistemas de Defensa Aérea han logrado, “con alta competencia”, interceptar una gran cantidad de misiles de crucero —el Ejército derribó al menos 71 de los 105 proyectiles que fueron disparados desde los buques de guerra y los aviones de combate de las potencias agresoras— que iban dirigidos contra el pueblo sirio.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, tachó a su vez de “criminales” a los dirigentes de las tres naciones que han llevado a cabo la operación, que recibió el apoyo de la OTAN y la Unión Europea.

China —miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU— rechazó el ataque y recordó su “oposición al uso de la fuerza en las relaciones internacionales”. Las autoridades del gigante asiático reclamaron un regreso “a la ley internacional” y una “solución política”.

Mientras, Trump agradeció a Francia y a Reino Unido su colaboración en el ataque “perfectamente ejecutado” en Siria y proclamó que “no se podía obtener mejor resultado. ¡Misión cumplida!”.

De la mano del presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, Trump lideró la ofensiva más contundente contra objetivos sirios desde que estalló en 2011 la guerra en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Rusia y EEUU mantienen abierto su canal de comunicación ante un posible ataque a Siria

(SOS).- El canal de enlace entre los militares rusos y estadounidenses en Siria para evitar incidentes está activo, dijo hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, mientras se espera un posible ataque de Estados Unidos contra el país árabe.

“Esta línea existe y se encuentra activada. En general, esta línea funciona y está siendo usada por ambas partes”, señaló el portavoz.

Peskov respondía así a la pregunta de periodistas rusos acerca de si las fuerzas armadas de Rusia y Estados Unidos están empleando ese canal para evitar bajas en caso de una ofensiva de Washington en represalia por el supuesto ataque contra la ciudad de Duma.

Al mismo tiempo, el funcionario del Kremlin advirtió de que todas las partes deben “evitar pasos que puedan llevar a una escalada en Siria”.

“Creemos que (el posible ataque de Estados Unidos) tendría un efecto extremadamente destructivo sobre todo el proceso de negociación sirio”, subrayó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, abogó ayer por recuperar “el sentido común” en las relaciones internacionales después de que el líder de Estados Unidos, Donald Trump, advirtiera a Rusia de que se prepare para un ataque contra Siria.

“Rusia promete derribar todos los misiles disparados contra Siria. Prepárate, Rusia, porque van a ir, suaves y nuevos e inteligentes”, amenazó Trump en su cuenta de Twitter.

Mientras, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció hoy que el Ejército sirio ha tomado bajo su total control Duma, la mayor ciudad de Guta Oriental y último bastión de los extremistas en las afueras de Damasco.

La nota de Defensa indicó que “a partir de hoy en la ciudad actúan unidades de la Policía Militar de las Fuerzas Armadas de Rusia”.

La Policía Militar rusa, recalcó el comunicado, es “garante de la preservación del orden público en la ciudad”.

A la vez, continúa la evacuación de civiles y combatientes de la ciudad de Duma, según explicaron los militares rusos. “Desde el 1 de abril han abandonado Duma 13.504 milicianos y miembros de sus familias”, detalló la nota.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán se comprometen a luchar juntos contra los terroristas en Siria

(SOS).- Los presidentes de Rusia, Irán y Turquía manifestaron este miércoles, en una cumbre trilateral en Ankara, su compromiso de trabajar juntos en favor del fin del conflicto armado en Siria y de luchar contra “las organizaciones terroristas”.

En una comparecencia ante la prensa tras la reunión, el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, puso el acento en la necesidad de combatir a “todas las organizaciones terroristas, sin distinción”, en una clara referencia a las milicias kurdosirias.

El dirigente iraní, Hasan Rohani, dijo que “algunos países, como Estados Unidos, querían utilizar a las organizaciones terroristas como herramientas”.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, denunció que “los terroristas intentan envenenar el proceso de pacificación” que, aseguró, ya está teniendo lugar en Siria después de la derrota del Estado Islámico.

Los tres mandatarios firmaron, además, una declaración conjunta, difundida por la agencia turca Anadolu, que prevé encontrar una “solución duradera” para Siria.

El texto recuerda que “la única intervención extranjera efectiva” a favor de la paz hasta ahora ha sido el “proceso de Astaná”, patrocinado por Turquía, Rusia e Irán, y añade que este “ha acelerado el llamado proceso de Ginebra”, bajo mediación de la ONU.

La declaración pide igualmente continuar la lucha para “erradicar el Estado Islámico, el Frente al Nusra y todos los grupos vinculados a Al Qaeda o Daesh”.

La paz, añade la nota, se alcanzará mediante un proceso “libre, justo y transparente dominado por los propios sirios, y que lleve a una Constitución respaldada por el pueblo sirio y unas elecciones libres y justas con la participación de todos los votantes sirios bajo la apropiada supervisión de Naciones Unidas”.

Durante la rueda de prensa, Rohani calificó el conflicto sirio como “un gran problema causado por terroristas, que fueron entrenados por otros países, y que recibieron armas modernas y financiación”.

“Estos terroristas explotaban el petróleo sirio, y objetos históricos para venderlos en los mercados”, manifestó el presidente iraní, en aparente referencia al tráfico de antigüedades atribuido al Estado Islámico.

“No nos podemos fiar de las palabras y promesas de los estadounidenses. Primero dijeron que querían abandonar Siria, y ahora dicen que se quedan, si los países árabes pagan. Parece que se quieren quedar, pero a cambio de dinero”, indicó Rohani, en alusión a las recientes declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Erdogan respaldó esta interpretación, añadiendo que faltaba por aclarar la suma y aseverando que Trump trataría de obtener “siete billones de dólares”, la cantidad que el presidente estadounidense asegura que su país ha gastado en guerras en Oriente Medio en los últimos años.

La reunión de Ankara tuvo lugar en un momento en que se han hecho anuncios contradictorios y confusos en Washington.

Trump anunció de manera sorprendente que desea sacar pronto a las tropas estadounidenses de Siria, aunque no estableció una fecha.

Un comunicado de la Casa Blanca publicado ayer definió específicamente la misión militar estadounidense para eliminar pequeños grupos del Estado Islámico en Siria.

(Fuente: Agencias)

Turquía, Rusia e Irán analizarán la situación en Siria el próximo 4 de abril

(SOS).- Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, Rusia, Vladimir Putin, e Irán, Hasan Rohani, celebrarán el día 4 de abril una cumbre en Estambul para analizar el escenario de la guerra en Siria.

Los tres dirigentes se reunirán para conversar sobre la situación en el país árabe, continuando así las negociaciones iniciadas el pasado mes de noviembre en la cumbre celebrada en la ciudad rusa de Sochi, informan hoy los medios turcos.

La decisión de fijar el encuentro en Estambul se tomó el pasado 8 de febrero durante conversaciones telefónicas de Erdogan con sus homólogos ruso e iraní.

Putin y Erdogan se encontrarán en Estambul ya el 3 de abril para participar en una sesión del Consejo de alto nivel para la cooperación ruso-turca.

La semana que viene, entre el lunes y el miércoles, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, viajará a Moscú para asistir a una reunión de un órgano de planificación estratégica de dicho Consejo.

Putin y Erdogan se vieron en Sochi a finales de enero en una cumbre dedicada a Siria, reunión a la que no asistió Rohani.

Tras superar la crisis diplomática de 2015 y 2016, provocada por el derribo de un avión ruso por parte de Turquía, los dos países han desarrollado una estrecha cooperación económica y política, pese a que apoyan a bandos enfrentados en el conflicto de Siria.

Moscú es, junto a Irán, el principal valedor del Gobierno sirio, mientras que Ankara respalda a grupos rebeldes, algunos de ellos extremistas, que combaten contra las fuerzas gubernamentales.

Ya en las conversaciones de Astaná, celebradas en verano pasado, Rusia y Turquía acordaron crear las llamadas “zonas de distensión” en Siria, y bajo este acuerdo se han desplegado tropas turcas en la provincia siria de Idlib, estableciendo “puntos de observación”, siempre en coordinación con los militares rusos que controlan zonas cercanas.

(Fuente: Agencias)