El Ejército sirio envía refuerzos a las afueras de Damasco

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias han enviado refuerzos a Guta Oriental, el principal bastión rebelde de las afueras de Damasco, para contrarrestar el ataque de facciones extremistas contra sus posiciones en la última semana.

Las autoridades han destinado efectivos del cuerpo de élite de la Guardia Republicana y de las fuerzas especiales de la División IV del Ejército para recuperar el terreno perdido en la población de Harasta, al norte de la capital.

Las repetidas derrotas y las grandes pérdidas de los terroristas, han impulsado a sus elementos a intensificar los ataques contra las zonas residenciales. Decenas de cohetes caen cada día sobre el suburbio de Harasta y los barrios residenciales en el suroeste de Rif Damasco, en una flagrante violación del acuerdo sobre las zonas de distensión.

Una calma aparente reina hoy en la zona, aunque hay enfrentamientos y bombardeos esporádicos.

Ayer, las tropas sirias y sus aliados han logrado tomar otras diez localidades en la provincia de Idlib, en medio de su avance de los últimos días en la zona tras una ofensiva lanzada desde Hama.

Los avances han tenido lugar en el sureste de Idlib, y hasta la fecha las tropas sirias se han hecho con el control de 80 localidades en la zona, según fuentes locales.

La protección de decenas de miles de civiles —en el noreste de la provincia de Hama y en el sur de la de Idlib— preocupa a las agencias humanitarias sobre el terreno.

Por otra parte, el primer ministro Emad Jamis ha afirmado que las empresas iraníes tendrán prioridad en la fase de reconstrucción del país árabe, durante una reunión con una delegación parlamentaria de Irán.

Jamis ha asegurado que Siria ha adoptado todas las medidas para garantizar que las compañías iraníes participen en la reconstrucción y tengan acceso al mercado sirio.

El jefe del Gobierno ha hecho estas declaraciones durante un encuentro en Damasco con la delegación iraní, encabezada por el vicepresidente de la Asociación Parlamentaria de Amistad Sirio-Iraní, Ahmad Salek.

Además, Jamis ha agradecido el apoyo de Irán a Siria en la lucha contra el terrorismo en su territorio.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La localidad rusa de Sochi acogerá a finales de enero un congreso de diálogo nacional sirio

(SOS).- Irán, Rusia y Turquía, países garantes del cumplimiento del alto el fuego en Siria, anunciaron hoy la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero próximo en el balneario ruso de Sochi.

Los países garantes hacen un llamamiento a los representantes del Gobierno de la República Árabe Siria y a los rebeldes “a cooperar y a defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria”, se afirma en la declaración tripartita.

El documento fue leído por el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmanov, al término de Astaná-8, la octava ronda de consultas en la capital kazaja sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria.

“Nos gustaría celebrar consultas con nuestros líderes militares y políticos para adoptar una decisión definitiva”, dijo a la prensa el jefe de la delegación rebelde, Ahmad Toma, al ser preguntado sobre si los grupos armados a los que representa asistirán a la cita de Sochi.

Precisó, eso sí, que los rebeldes respaldarían el congreso siempre y cuando esté vinculado al proceso negociador de Ginebra, cuya próxima ronda se celebrará en la segunda quincena de enero próximo.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al-Jaafari, declaró que Siria participará en el congreso de diálogo nacional y hará todos los esfuerzos posibles para el éxito de los preparativos del evento, que calificó de una “buena base para el diálogo entre los sirios”.

En esta ronda de consultas participó el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, quien constató, según un comunicado emitido por su oficina, “cierto avance” en cuanto a las medidas de fortalecimiento de la confianza, así como el desminado con fines humanitarios.

Sobre el asunto de los detenidos, secuestrados y desaparecidos, el enviado especial “tomó nota de un avance hacia un acuerdo de canje de prisioneros”.

En estas negociaciones, los tres países garantes decidieron crear un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y secuestrados, así como para identificar a las personas desaparecidas.

Irán, Rusia y Turquía acordaron, además, que la próxima ronda de consultas en la capital kazaja (Astana-9) se celebrará en la segunda mitad de febrero de 2018.

(Fuente: Agencias)

Astaná acoge la octava ronda de conversaciones de paz sobre Siria

(SOS).- Los participantes en la octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria que arranca mañana en Astaná comenzaron a llegar hoy a la capital kazaja, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

La Cancillería kazaja dijo que todos los participantes invitados a la cita confirmaron su participación en las conversaciones. “Las delegaciones de los países garantes del régimen de alto el fuego en Siria llegan a Astaná para participar en la próxima ronda de conversaciones”, apuntó el ministerio de Exteriores.

A la cumbre de Astaná asistirán representantes de las facciones rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación rusa la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía estarán sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

También está previsto que observadores de Jordania y Estados Unidos participen en Astaná-8, que se centrará en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como en la búsqueda de personas desaparecidas.

GobiernoSegún el programa inicial, las consultas tendrá una duración de dos días: la primera jornada estará dedicada a negociaciones bilaterales y multilaterales, y en la segunda se celebrará la reunión plenaria.

El comienzo de las consultas en Astaná coincidirá con la reunión que mantendrá en Moscú el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu, para abordar la situación en el país árabe.

Para la ONU y buena parte de la comunidad internacional, la única manera para que Siria retorne a la normalidad es mediante un arreglo político basado en una reforma de la Constitución y en elecciones, conforme a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que establece los parámetros de la misión confiada a De Mistura.

Las conversaciones en la capital kazaja, promovidas por Rusia, Turquía e Irán, que actúan como garantes del proceso de paz en Siria, comenzaron en enero de 2017 con el objetivo de consolidar el alto el fuego y preparar el camino para una solución política al conflicto en el país árabe.

En el marco de estas negociaciones, los países participantes acordaron crear cuatro zonas de seguridad temporales en Siria para lograr un cese de las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados rebeldes y terroristas.

Tras la séptima ronda celebrada en octubre, los países garantes decidieron adoptar medidas que generen confianza y discutir la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de crear un Congreso de Diálogo Nacional para que los sirios acuerden el contenido de la nueva Constitución y convoquen elecciones.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Irán y Turquía se reúnen para avanzar en la solución del conflicto sirio

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha recibido este miércoles en su residencia de la localidad rusa de Sochi a los presidentes de Irán y de Turquía, Hasan Rohani y Recep Tayyip Erdogan, para tratar de impulsar una solución política que ponga fin a la guerra de Siria tras los últimos avances conseguidos por las fuerzas gubernamentales.

Por su parte, los grupos rebeldes, que se han reunido en Arabia Saudita para tratar de fijar una posición unificada ante las conversaciones de paz, han decidido mantenerse en su exigencia de que el presidente sirio, Bashar al-Assad, abandone el poder para dar paso a una transición.

Putin, que ha recibido a orillas del mar Negro a los presidentes de Irán y de Turquía dos días después de reunirse en el mismo lugar con Al Assad, ha señalado que los dos mandatarios han aceptado apoyar la propuesta rusa de celebrar un “congreso del pueblo sirio”.

El Gobierno ruso quiere que ese foro, que también tendría lugar en Sochi, sea un diálogo que sirva de apoyo a las conversaciones de paz que se celebran en la ciudad suiza de Ginebra. Hasta la fecha, todos los esfuerzos de la ONU para lograr una solución diplomática al conflicto han fracasado.

Desde que Rusia desplegó sus fuerzas militares para respaldar al Gobierno sirio en 2015, el equilibrio de fuerzas se ha decantado a favor de Damasco. Hace un año, el Ejército logró expulsar a los extremistas de la zona oriental de Alepo.

En las últimas semanas, el autoproclamado Califato del Estado Islámico se ha derrumbado por los avances de las tropas sirias y sus aliados. Las fuerzas gubernamentales controlan ahora de forma efectiva la mayor parte de Siria, salvo algunas pequeñas zonas bajo dominio de los rebeldes y la zona norte que controlan las milicias kurdo-árabes respaldadas por Estados Unidos.

Los grupos rebeldes se han reunido este miércoles en un hotel de lujo en Riad, justo dos días después de que el líder del Alto Comité para las Negociaciones, Riad Hiyab, presentara por sorpresa su renuncia.

La dimisión de Hiyab ha llevado a especular con la posibilidad de que los insurgentes rebajaran sus exigencias y no pusieran sobre la mesa de negociaciones la salida de Al Assad pero finalmente no ha sido así y se mantienen reclamando la marcha del mandatario sirio.

Tras haber ayudado al Gobierno de Damasco a lograr la victoria militar, el presidente de Rusia parece estar asumiendo un papel de liderazgo de los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra de Siria.

Esta misma semana, Putin ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con líderes de Oriente Próximo sobre la situación en Siria y las perspectivas para lograr un final al conflicto.

Irán, al igual que Rusia, ha estado apoyando al Gobierno sirio desde el principio de la guerra. Arabia Saudita, su principal rival en la región, ha apoyado a los grupos rebeldes que tratan de derrocar a Al Assad y ha abogado por la salida del presidente, además de ser el principal valedor del Alto Comité para las Negociaciones.

Sin embargo, desde que el rey Salman realizó una histórica visita hace unos meses a Moscú, Riad parece haber asimilado el papel dominante de Rusia en Siria.

En línea similar, Turquía, tradicional aliado de los grupos armados rebeldes, ha ido mostrando mayor disposición a cooperar con Rusia para tratar de acabar con la crisis siria. “Esta cumbre tiene como objetivo lograr resultados. Creo que se tomarán decisiones críticas”, ha asegurado Erdogan, en declaraciones a la prensa en Sochi.

Estados Unidos, la otra potencia internacional con fuerzas militares en la guerra de Siria, ha mantenido una cierta distancia con los esfuerzos de Rusia para tratar de alcanzar una solución negociada. Washington ha estado armando, entrenando y desplegando fuerzas especiales para ayudar a los milicianos kurdos que luchan contra el Estado Islámico, lo que ha provocado el malestar de Turquía, que recela de estos combatientes por considerarlos cercanos al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

Durante la reunión de los rebeldes en Riad, el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha trasladado a los grupos que tienen que lograr una “línea común” para llevar a la mesa de negociaciones de paz en Ginebra.

“Un equipo fuerte y unido es un socio creativo en Ginebra y eso es lo que necesitamos nosotros, un actor que pueda realmente estudiar más de una vía para lograr las metas que debemos tener”, ha señalado el mediador de la ONU.

De Mistura tiene previsto reunirse hoy con los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia, Sergei Lavrov y Sergei Shoigu, para discutir sobre los preparativos de las conversaciones de Ginebra que arrancarán el próximo 28 de noviembre.

La octava ronda de negociaciones llega con cierto retraso, pues el enviado especial de Naciones Unidas para Siria había dicho al Consejo de Seguridad que su intención era convocarla para finales de octubre o principios de noviembre.

(Fuente: Agencias)

Putin, Erdogan y Rohani decidirán la agenda del Congreso de Diálogo Nacional de Siria

(SOS).- Los presidentes de Rusia, Turquía e Irán —Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Hasan Rohani— tratarán en Sochi la agenda del Congreso de Diálogo Nacional de Siria que está previsto que se celebre en esa ciudad rusa, dijo hoy en Bakú el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

“En lo que se refiere al Congreso de diálogo nacional sirio, lo discutimos ayer a nivel de ministros de Exteriores de los países garantes del Proceso de Astaná. De nuestras propuestas se informará pasado mañana a los presidentes de los tres países”, indicó Lavrov en rueda de prensa en Bakú.

Serán los tres mandatarios, añadió, quienes “decidirán acerca de cómo afrontar distintos aspectos, incluidos los organizativos, para convocar el Congreso”.

La reunión que los tres líderes mantendrán dentro de dos días en Sochi, a orillas del mar Negro, tiene como objetivo impulsar un nuevo formato de negociaciones políticas en Siria, a la luz de que el proceso de Ginebra auspiciado por la ONU no ha logrado hasta ahora poner de acuerdo al Gobierno sirio y a los grupos rebeldes.

Rusia, Turquía e Irán son garantes del alto el fuego decretado en Siria hace casi un año y patrocinan el llamado proceso de Astaná, gracias al que se ha logrado crear en el país árabe cuatro zonas de distensión en las que apenas hay ya enfrentamientos violentos entre las tropas gubernamentales y las milicias rebeldes.

Tras el éxito de las últimas operaciones militares de Damasco contra el Estado Islámico, en las que cuenta con el apoyo de la aviación rusa, Putin propuso celebrar en Rusia el Congreso de Diálogo Nacional de Siria.

La cita debía celebrarse a finales de este mes de noviembre, pero finalmente se pospuso debido al desacuerdo entre Moscú y Ankara sobre las delegaciones que debían acudir al evento.

Rusia defiende la participación de los kurdos, pero Turquía está terminantemente en contra.

Putin y Edgogán se reunieron durante más de cuatro horas en Sochi hace solo una semana, pero de la reunión no salieron más que escuetas declaraciones que dejaron en evidencia que los dos líderes tienen discrepancias sobre el futuro de Siria.

Moscú ha desplegado militares y aviación en Siria para respaldar el Gobierno, mientras que las tropas turcas colaboran con las milicias rebeldes alzadas en armas contra Damasco.

(Fuente: Agencias)

Siria e Irán firman un memorándum de entendimiento militar

(SOS).- Siria e Irán firmaron un memorándum de entendimiento para el “desarrollo de la cooperación y la coordinación entre los Ejércitos” de ambos países, informó hoy el Ministerio de Defensa sirio.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Siria, Ali Abdala Ayub, se reunió con su homólogo iraní, Mohamed Husein Bagheri, para mantener los contactos previos a la firma del citado documento, según un comunicado.

El acuerdo estipula la cooperación en los campos de entrenamiento militar, el intercambio de experiencias de combate y de inteligencia, así como en tecnología militar. También aborda la cooperación en la lucha contra el terrorismo.

El Ministerio de Defensa calificó la visita de “exitosa y fructífera”, y destacó que favorece a los intereses de los pueblos y los Ejércitos de Siria e Irán hacia la consolidación de la estabilidad y la seguridad.

Bagheri visitó ayer uno de los frentes de batalla en la provincia siria de Alepo, e hizo un recorrido por uno de los frentes acompañado por oficiales iraníes y afirmó que “la era de los terroristas ha llegado a su final”.

El jueves, el responsable iraní se entrevistó en Damasco con el presidente sirio, Bashar al-Assad, al que aseguró que Teherán continuará apoyando a Siria en el ámbito militar y también durante la etapa de reconstrucción.

Coincidiendo con la presencia de Bagheri, el Ejército israelí atacó hoy tres cañones de artillería sirios en represalia al supuesto impacto de cinco proyectiles provenientes de Siria en la zona de los Altos del Golán.

El pasado jueves, Israel atacó también una posición militar siria desde la que —según dijo el Ejército israelí— se disparó un misil que cayó en campo abierto en la meseta del Golán.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes consideran al Gobierno sirio responsable de cualquier agresión procedente de su territorio y ha asegurado que “no tolerará ningún ataque que amenace la soberanía israelí y la seguridad de sus civiles”.

(Fuente: Agencias)

Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)