Israel rechaza el alto el fuego en Siria

(SOS).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que su país rechaza el alto el fuego declarado en el sur de Siria, alcanzado la semana pasada por mediación de Rusia y Estados Unidos, al considerar que se trata de un gesto que beneficia a Irán. Así lo ha hecho saber Netanyahu durante el encuentro mantenido este domingo en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Al mismo tiempo que el dirigente israelí realizaba estas declaraciones, fuentes oficiales del Gobierno de Tel Aviv han ratificado que Israel responderá si recibe algún nuevo ataque desde Siria. “Este alto el fuego es un acuerdo horrible que no tiene en cuenta las necesidades de seguridad de Israel”, han asegurado las citadas fuentes gubernamentales.

Entre los varios temas que Macron y Netanyahu han abordado durante la reunión ha aparecido la situación en Líbano, donde el presidente francés ha dicho comprender el peligro que representa el partido milicia chií Hezbolá para los intereses de Israel.

“Comparto la preocupación de Israel sobre la actividad de Hezbolá en el sur del Líbano y sobre las armas en posesión del grupo. Mi deseo es el de llevar a cabo una iniciativa diplomática para promover una reducción de la tensión en la zona”, ha declarado Macron.

Francia es uno de los principales países que conforman la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el sur del Líbano.

Para expresar su profunda inquietud por el acuerdo alcanzado a principios de julio al margen de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Hamburgo, el mandatario israelí también ha mantenido la noche del domingo una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, y ha anunciado que mantendrá pronto otra con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El alto el fuego pactado entre Estados Unidos y Rusia prohíbe a las milicias apoyadas por Irán operar en áreas estratégicas de Siria adyacentes a la frontera de Israel con Jordania.

(Fuente: Agencias)

Siria – La comunidad internacional cree que hay opciones de paz tras el acuerdo de alto el fuego

(SOS).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha aplaudido el acuerdo de alto el fuego y entrega de ayuda humanitaria en el suroeste de Siria, alcanzado recientemente con la mediación de Rusia, Estados Unidos y Jordania.

En un comunicado, Guterres ha afirmado que es “un importante paso adelante” y ha subrayado que el anuncio facilitará “una reducción de la violencia y un aumento del acceso humanitario en Siria, en línea con la búsqueda del objetivo de un alto el fuego nacional, respaldado por múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Asimismo, el secretario general de la ONU ha pedido a todas las partes “que redoblen sus esfuerzos para lograr una solución política al conflicto sirio”.

El texto ha sido publicado horas después del inicio en la localidad suiza de Ginebra de la séptima ronda de contactos auspiciados por Naciones Unidas entre las partes en conflicto en Siria.

Desde Ginebra, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura ha asegurado que el éxito del alto el fuego pactado en el suroeste de Siria podría ser el comienzo para lograr una auténtica paz, pero ha alertado de que estas medidas de distensión solo pueden ser provisionales y debe evitarse el riesgo de división del país.

“El acuerdo está aguantando ampliamente y bastante bien. En todos los acuerdos hay un periodo de ajuste. Estamos vigilando muy cuidadosamente, pero podemos decir que creemos que tiene opciones de funcionar”, ha afirmado De Mistura.

El diplomático italo-sueco ha revelado además que se están manteniendo contactos en Amán para certificar el cumplimiento del acuerdo de alto el fuego.

“El proceso de distensión debe examinarse como temporal y se entiende que de ningún modo socava la integridad territorial de Siria”, ha matizado De Mistura en rueda de prensa. Estas zonas de distensión “en ningún caso deben convertirse en la preparación de las zonas de influencia o la división del país”, ha insistido.

El representante de la ONU ha destacado que este alto el fuego es un paso muy importante para la solución del conflicto. “Consideramos que este acuerdo tiene muchas posibilidades de ser implementado (…). Es el resultado de una preparación larga y de negociaciones detalladas”, ha apuntado.

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini ha dicho que el alto el fuego parcial en Siria es un “primer paso” positivo, al que la Unión Europea estaría dispuesto a ayudar si ve que realmente se pone en práctica, por lo que ha instado a las partes a “hacerlo funcionar”.

“Como primer paso, lo celebramos, como primer paso estamos dispuestos a apoyarlo, si y cuando se implemente, con los medios que podemos ofrecer”, ha declarado la jefa de la diplomacia en una rueda de prensa en Bruselas, junto al ministro de Exteriores de Jordania, Ayman Safadi.

Mogherini ha adelantado que este asunto será, “sin duda”, uno de los temas de la agenda que discutirá hoy con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en la reunión bilateral que tendrán en Bruselas.

En cualquier caso, la Alta Representante ha apostado porque el acuerdo pueda allanar el camino hacia la que debe ser “la solución real” de la crisis en Siria, que pasa por un “acuerdo político” en la mesa de Ginebra.

“Por supuesto, si hay algo que podamos hacer para reforzar ese acuerdo con medidas complementarias que la UE puede ofrecer, estaremos dispuestos a hacerlo. Pero me parece que estamos aún en un paso muy prematuro”, ha advertido la política italiana.

“Mi mensaje es: Háganlo funcionar, porque la gente en Siria merece tener paz y un alto el fuego”, ha concluido Mogherini, para quien este acuerdo puede abrir el camino hacia un alto el fuego en todo el país.

El ministro de Exteriores ruso también ha manifestado su esperanza de que el acuerdo de alto el fuego en el suroeste de Siria se pueda ampliar a otras zonas del país y contribuya a la lucha antiterrorista.

“Los éxitos en la creación de las zonas de distensión, en primer lugar, el acuerdo entre Rusia, Estados Unidos y Jordania del 7 de julio sobre la creación de una zona en la suroeste de Siria, así como el conjunto de avances sobre otras tras zonas de distensión, que están de a punto de formalizarse en el marco del proceso de Astaná”, ha señalado Lavrov. En ese sentido, ha asegurado que seguirán colaborando con Estados Unidos para que se aplique el alto el fuego.

A mediodía del 9 de julio entró en vigor el alto el fuego en las provincias de Quneitra, Suwaida y Derá, en el suroeste de Siria. El Ejército sirio había cesado las hostilidades en estas provincias varios días antes, pero advirtió de que respondería en el caso de violaciones.

En una primera etapa, el mantenimiento de la seguridad en torno a esa zona de distensión correrá a cargo de la Policía Militar rusa, que se coordinará con los estadounidenses y los jordanos.

Otras tres zonas de distensión deben abarcar la provincia de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la provincia de Homs y Guta Oriental, según la propuesta rusa presentada en mayo y apoyada en Astaná por Turquía e Irán.

(Fuente: Agencias)

Irán urge a Rusia una mayor coordinación para prevenir la intervención de EEUU en Siria

(SOS).- El secretario del Consejo Supremo de Seguridad de Irán, Ali Shamkhani, ha sugirido a su homólogo ruso, Nikolai Patrushev, que se intensifique la coordinación entre los dos países para frenar los planes de Estados Unidos en Siria.

“El incremento de la coordinación entre Irán y Rusia para prevenir la intervención ilegal de Estados Unidos en Siria (…) es una necesidad inevitable en la senda de la cooperación entre Teherán y Moscú”, ha dicho Shamkhani durante una conversación telefónica con su homólogo ruso.

El alto funcionario persa también ha realizado un llamamiento para impedir que Washington atente contra la integridad territorial y la soberanía de Siria.

La conducta desafiante de Washington, ha advertido, puede generar una escalada del conflicto en la región y la consolidación de diferentes grupos terroristas.

“Con sus ataques al Ejército sirio, Estados Unidos trata de levantar la moral de los terroristas y apoyarlos en los territorios que estos controlan”, ha subrayado el secretario del Consejo Supremo de Seguridad de Irán.

La tendencia es obvia, ha indicado Ali Shamkhani, al tiempo que ha calificado los planes estadounidenses como una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

(Fuente: Agencias)

La conquista del valle del Éufrates

(SOS).- Tras el derribo, por parte de un F-18 Super Hornet de los Estados Unidos, de un caza SU-22 perteneciente a las fuerzas sirias en la región de Al Raqa el domingo pasado, la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso no se hizo esperar. La diplomacia de Moscú dio a conocer que no serán tolerados otros actos de este tipo. De hecho, ya no se tolera la violación de la zona de exclusión aérea existente en el territorio sirio. Por tanto, todos los objetos voladores que sean identificados al oeste del río Éufrates, y que no pertenezcan a las fuerzas que luchan junto a Rusia y al presidente Bashar al-Assad, serán interceptados por la aviación rusa y tratados como objetivos.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa anunció el cese de los contactos con Washington en el marco del memorándum suscrito en 2015, un acuerdo firmado para evitar incidentes y garantizar la seguridad de los vuelos durante las operaciones en Siria. Los altos mandos del Ejército estadounidense se movilizaron inmediatamente, manifestando su disponibilidad para la reapertura de este canal de comunicación preferencial, intentando evitar una escalada del conflicto entre los dos líderes de las principales coaliciones presentes en el campo de batalla. Además, esta guerra parece que ya ha asumido las características de un conflicto por delegación, que muestra sobre el terreno un resurgimiento de la Guerra Fría entre Rusia y los Estados Unidos, así como un enfrentamiento entre Irán y el nuevo tándem compuesto por Arabia Saudita e Israel, países a los que el Gobierno de Teherán sigue señalando como los principales enemigos, con demostraciones en el escenario sirio.

Por tanto, la disputa en Oriente Medio parece haberse centrado en la región que serpentea a lo largo del río Éufrates, que podría suponer un punto de ruptura para las diferentes fuerzas presentes en el escenario bélico. Se está llevando a cabo la batalla por la liberación de Al Raqa, donde las milicias kurdas en concierto con las FDS están luchando desde hace semanas contra el que se considera uno de los principales centros del Estado Islámico en Siria. El verdadero enfrentamiento se producirá en la batalla por la reconquista de Deir ez-Zor, donde están en juego los intereses más relevantes para los Estados Unidos, Rusia, Siria e Irán.

La confrontación que se está consumando, esencialmente, además de suponer un factor estrictamente estratégico, también tiene un valor puramente político. La posición de Deir ez-Zor, en la orilla del río Éufrates y cerca de la frontera con Irak, es uno de los principales centros de conexión entre las bases del Estado Islámico en Siria y sus destacamentos iraquíes en Mosul. Los Estados Unidos bombardearon el área hasta 360 veces desde marzo, y no son pocas las dificultades para lograr erradicar al grupo yihadista, dada la fuerte presencia sunita en las aldeas de la zona.

Desde un punto de vista político, se observa una batalla que se libra en las mesas decisionales, que servirá para cobrar importancia en el plano internacional y acaparar el papel de potencia líder en la lucha contra el terrorismo. Las reivindicaciones realizadas la semana pasada por el Ministerio de Defensa de Rusia sobre la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi, sedicente líder del Estado Islámico, durante los bombardeos de los barrios de Al Raqa controlados por los terroristas, hay que entenderlas como la posibilidad de lograr un mayor peso específico en las negociaciones. En esta línea, el pulso por la conquista del valle del Éufrates y la reunificación con los que luchan contra el Estado Islámico en Mosul conduce a demostraciones como la llevada a cabo contra el caza sirio, a la que sin embargo se han añadido unos gestos que pretenden poner un parche en la rozadura ocasionada.

Un tira y afloja de pequeñas reivindicaciones a las que inmediatamente se pone remedio, probablemente porque a nadie le interesa que se consume una escalada del conflicto. Mientras Trump es juzgado por su deseo de mejorar las relaciones entre Washington y Moscú, la solución a las discordias parece que se complica cada vez más en el terreno militar.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

Se acelera la guerra en Siria

(SOS).- Se inflama el frente sirio. Dos, las noticias más importantes a esta hora: el derribo de un caza sirio y el bombardeo con misiles de medio alcance de algunas posiciones yihadistas en Deir Ezzor por parte de los Pasdarán iraníes.

El caza derribado

Según la televisión estatal, un caza estadounidense derribó ayer por la tarde un avión de combate sirio en las proximidades de Al Rasafa, en la provincia de Al Raqa. El Gobierno de Damasco ha asegurado que el Sukhoi estaba bombardeando posiciones yihadistas, pero Estados Unidos ha indicado que se trataba de posiciones de las FSD, una alianza liderada por milicias kurdas. El Pentágono ha confirmado la noticia justificando el ataque como un acto de defensa tras los bombardeos sirios. También ha apuntado que está en contacto con las fuerzas rusas en la región, para evitar una escalada después de este episodio. Este ataque es sólo el último de los cometidos por Estados Unidos contra el Ejército de Damasco. Hace diez días, por ejemplo, aviones estadounidenses bombardearon posiciones de las fuerzas sirias en Al Tanf. Antes, las bombas habían caído sobre la frontera entre Siria e Irak, donde el Ejército de Damasco y el de Bagdad se habían encontrado.

Moscú: “Una escalada peligrosa”

Tras el ataque al caza de Damasco, Rusia ha dejado claro que: “La destrucción de un avión militar sirio por parte de Estados Unidos es un paso hacia una peligrosa escalada y Moscú ha advertido a Washington que no use la fuerza contra las tropas del Gobierno de Damasco”.

Los misiles de los Pasdarán

Ayer por la noche, Irán lanzó una serie de misiles contra algunas “bases terroristas” presentes en Siria. El objetivo de los Pasdarán eran los grupos yihadistas responsables de los ataques del pasado 7 de junio en Teherán. La agencia de noticias iraní, Tasnim, ha informado que fueron los Guardianes de la Revolución los que lanzaron los misiles tierra-tierra de medio alcance desde el oeste de Irán hacia la región de Deir Ezzor y que fueron abatidos “un gran número” de terroristas. Los misiles se dirigieron a los “centros logísticos de los terroristas takfiríes”, ha explicado Tasnim. El lanzamiento de los misiles se coordinó con las autoridades de Damasco. Amir Hussein Abdallahian, asesor de política exterior del Parlamento iraní, ha dicho que los misiles que fueron lanzados contra el cuartel general del ISIS en Siria son sólo un “aviso”. Los Guardianes de la Revolución iraní han amenazado con nuevos ataques misilísticos si la seguridad de la República Islámica peligrara con nuevos atentados. “Si (el ISIS, ndr) lleva a cabo una acción específica para violar nuestra seguridad, seguramente habrá otros lanzamientos, aún con más fuerza”, ha declarado el general Ramzan Sharif, al tiempo que ha indicado que en el ataque de ayer se lanzaron seis misiles con un alcance máximo de 700 kilómetros.

La guerra en Siria

Bashar al-Assad ya ha ganado la guerra en Siria. Basta con mirar el mapa de Siria para entender que los rebeldes están aislados en dos grandes cuadrantes: uno en el norte, en la provincia de Idlib, y otro en el sur, en la frontera con Jordania.

La partida que hay que jugar ahora es la de Al Raqa, la “capital” del Estado Islámico en Siria. Las FSD están ganando terreno y están eliminando cada vez más yihadistas. Lo mismo ocurre con el Ejército sirio.

La liberación de Al Raqa tiene un valor simbólico: significa el final del ISIS. La guerra en Siria está experimentando una aceleración en los últimos meses que no se había visto desde que comenzó el conflicto. El derribo del caza sirio y el lanzamiento de los misiles iraníes, sin embargo, evidencian que serán las potencias internacionales las que determinen el futuro del país.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

Golfo – Mientras Riad dicta sus condiciones para poner fin a la crisis, Doha busca nuevas alianzas

(SOS).- La prensa árabe pro-saudí ha publicado noticias relacionadas con una supuesta situación de pánico generalizado existente entre los ciudadanos de Qatar, después de la ruptura de las relaciones diplomáticas y el cierre del espacio aéreo y los pasos fronterizos terrestres. Ante los rumores de que la gente está haciendo colas frente a los supermercados en un frenesí para poder comprar alimentos, las autoridades de Doha han difundido imágenes online desmintiendo los hechos.

De hecho, la vida en la capital de Qatar continúa como si nada hubiera pasado. Es más, a pesar de la prohibición de criticar y provocar a otros países del Golfo, los ciudadanos qataríes han publicado comentarios sarcásticos en las redes sociales ridiculizando el bloqueo económico impuesto por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). En el punto de mira de los internautas, el embargo sobre los productos lácteos así como sobre las frutas y verduras, que han sido substituidos por los productos frescos que vienen directamente de Turquía. Los contenedores llenos de quesos y yogurt de marca Marajj, producidos en Arabia Saudita y que llegaron el miércoles a Doha, fueron devueltos al remitente después de que las aduanas qataríes les negaran la entrada.

Qatar, de hecho, está lejos de ser aislado; al contrario, la crisis que estalló tras la visita oficial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la región no hizo más que dividir a las naciones de la región en dos bloques. De una parte, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein; y de la otra, Qatar, Omán, la mitad de Yemen y, hasta cierto punto, también Kuwait.

Esta crisis dividió en dos al Consejo de Cooperación de los países árabes del Golfo. El cierre del espacio aéreo en cambio, llevó a Qatar a acercarse más a Irán, el enemigo número uno que Riad y Abu Dhabi piden combatir.

En el plano militar, el Parlamento turco aprobó el miércoles por la tarde una resolución para enviar tropas a Qatar en virtud del acuerdo de defensa mutua, firmado en el año 2014. Ciertamente, las palabras del presidente Trump han acercado aún más a Doha y Moscú. Además, Alemania, Gran Bretaña y Francia se han negado a unirse a la campaña anti-Qatar, lo que empujó al ministro de Exteriores saudí al-Jubair a recurrir al término “hermana” hablando de Doha. Para muchos analistas y expertos, con el discurso del miércoles de al-Jubair, Riad parecía estar dando un paso atrás después de una semana de tensiones cada vez mayores. Del mismo modo, el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Anwar Karkash, afirmó que deseaba un “cambio de política” en Qatar y no un “cambio de régimen”.

La repentina campaña contra Qatar y el terrorismo islámico lanzada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes es una fuente de entretenimiento para los ciudadanos del mundo árabe, que conocen muy bien el origen de Daesh (acrónimo árabe del Estado Islámico) y por quién fue patrocinado durante muchos años. Por supuesto, esto no disminuye el rol que tuvo Qatar, ni mucho menos el de la emisora al-Jazeera, que Riad ahora quiere cerrar. El miércoles por la tarde, una fuente anónima cercana a los gobernantes de Qatar habló con AsiaNews sobre una posible solución a la crisis favorable a Qatar, que podría evitar que el reino se someta a las demandas saudíes y de los Emiratos Árabes Unidos. “El emir Tamim Ben Hamad al-Thani sorprenderá a todos con una solución imposible de rechazar”, dijo la fuente.

Entre las condiciones impuestas por Riad y Abu Dhabi para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas figuran: la ruptura de relaciones con Irán, el cierre definitivo de la emisora televisiva al-Jazeera y de una serie de órganos de prensa financiados por Qatar. Entre estos, el periódico londinense en lengua árabe al-Qods (Jerusalén) fundado en 1989, el sitio News online Ashark al-Awsat, le red televisiva Al Arabi Al Jadid, creada en un primer momento por el intelectual Asmi Bshara para competir con al-Jazeera, y también la versión árabe del diario inglés Huffington Post y el periódico al Khalij al Jadid. Otra de las condiciones es la de expulsar a todos los activistas de los Hermanos Musulmanes y de Hamas de Qatar, con la clausura de sus sedes en el país y congelar sus cuentas bancarias. A esta última se añade el bloqueo de las actividades de muchas “asociaciones caritativas islámicas”, activas en Qatar y desde hace ya tiempo criticadas por el Departamento de Estado norteamericano, por las donaciones de “naturaleza sospechosa” a grupos y movimientos que operan en países desgarrados por los conflictos y por la llamada “Primavera árabe”.

Desde Egipto, que jamás perdonó a Qatar el apoyo dado a los Hermanos Musulmanes y al expresidente Morsi, llega mientras tanto otra señal de ruptura. El miércoles, las autoridades egipcias ordenaron que las mezquitas construidas con dinero qatarí cambiaran su nombre y adoptaran otro distinto al de sus benefactores de Qatar.

Mientras desde el Golfo llegan señales positivas sobre la atenuación de la crisis, como la orden de detener la campaña de difamación contra Qatar en la prensa saudita y de los Emiratos, a la espera de una solución llega repentinamente la noticia de la reconstrucción del “Frente de salvación nacional de Qatar”. Se trata de un movimiento disidente disuelto inmediatamente después de la transferencia de los poderes del abuelo del actual emir de Qatar a su padre, el ex emir del país.

Aunque el conflicto diplomático puede ser remediable, igualmente dejó signos de cambios indelebles en las relaciones entre los países árabes del Golfo, que hasta hace pocos años eran compactos en las decisiones y siempre actuaban unidos en materia económica y de política exterior. Qatar, inicialmente aislado, sale más reforzado que antes y comenzó a revisar sus alianzas regionales e internacionales con China, Rusia, Irán e India, sin comprometer sus relaciones con Occidente. Sin embrago, fuentes qataríes hablan de las presiones sufridas en las últimas horas por el ministro de Defensa, Khaled al-Atiya, que habría sido interrogado secretamente por su presunta responsabilidad en la difusión a los medios estatales de declaraciones sobre Teherán atribuidas al emir de Qatar, Sheikh Tamin bin Hamad al-Thani. Las palabras puestas en boca del monarca fueron el resultado de una acción de piratería informática, señalaron los dirigentes del Emirato. El “casus belli” dio inicio al enfrentamiento con los sauditas.

Según algunos informes sin confirmar, el ministro Khaled al-Atiya habría sufrió un intento fallido de asesinato en las últimas 48 horas.

(Fuente: AsiaNews)

Conflicto sirio: Washington envía más armas a los rebeldes para luchar contra Al Assad (e Irán)

(SOS).- Estados Unidos ha enviado una nuevo suministro de armas a los grupos sunníes en Siria, que combaten contra el presidente Bashar al-Assad y las milicias chiíes apoyadas por Irán. Los mismos grupos combatientes que, en Irak, son en cambio un precioso aliado en la lucha contra el Estado Islámico (EI) y en la ofensiva vigente en Mosul, bastión del Califato.

Los enfrentamientos entre rebeldes y milicias chiíes se concentran en el sudeste de Siria, teatro en el último período de una campaña promovida por las fuerzas filo-iraníes. El objetivo de los guerrilleros chiíes es el de crear una ruta de suministro que va desde Irak a Siria.

La escalada de la tensión del mes pasado se concentra en la región de Badia, en el sudeste del país árabe. El Ejército sirio, apoyado por las milicias iraquíes, ha emprendido duros combates contra los grupos rebeldes. Más allá de la frontera, se registra la transferencia de milicias filo-iraníes de Mosul hacia la frontera, con el fin de continuar la lucha contra la organización radical sunní en Siria.

La decisión de Washington de proporcionar nuevas armas y medios a los combatientes sunníes probablemente empeore las relaciones con Bagdad, que cuenta con la presencia de los guerrilleros chiíes para derrotar al Estado Islámico. Además, esta lo único que haría es aumentar los ya graves reflejos también en territorio sirio, exacerbando aún más una situación ya incandescente.

En su reciente viaje a Arabia Saudita, la primera misión diplomática en el extranjero desde su asunción, el presidente Donald Trump volvió a lanzar acusaciones contra Teherán, culpable según él de “apoyar, armar y adiestrar” a terroristas y milicias en todo Oriente Medio, pero sobre todo en Irak y Siria.

Analistas y expertos en política de Medio Oriente subrayan que, más que Teherán, son justamente Estados Unidos y los aliados árabes quienes están avivando el fuego del conflicto. Un grupo de estudiosos -un economista, un sociólogo y una geógrafo- citados por Le Monde recuerdan la “prueba de madurez” demostrada por los iraníes con las últimas elecciones (y la reconfirmación del moderado Hassan Rouhani) y los objetivos de “estabilidad” perseguidos por su dirigencia.

Los estudiosos subrayan que Irán no es responsable de “la ocupación de Mosul y Raqqa” o de los atentados del 11 de setiembre o aún más de los ataques en Manchester o a Charlie Hebdo sólo para recordar algunos. Y es Irán, junto a los kurdos, la única fuerza militar que demostró saber rechazar en el campo las ofensivas del Estado islámico en Siria e Irak.

La política promovida por el mandatario estadounidense, concluyen los expertos, en “concertación” con Arabia saudita e Israel, “no se traducirá con toda probabilidad en una guerra abierta con Irán”. Sin embargo, esta corre el riesgo de socavar la “dinámica pacífica” en acto en el país desde la asunción de los moderados guiados por Rouhani.

(Fuente: AsiaNews)