El mediador de la ONU para Siria se reúne con los enviados de Irán, Rusia y Turquía

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunió este martes en Ginebra con representantes de Irán, Rusia y Turquía para intentar avanzar en un proceso de paz para Siria, concretamente en la creación de un comité constitucional.

El mediador mantuvo el lunes encuentros separadamente con los enviados de Ankara, Moscú y Teherán y ayer los reunió a todos en una misma sala.

Los servicios de la ONU confirmaron que los asistentes fueron el enviado del presidente ruso para Siria, Alexandr Lavrentiev; el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Vershinin; el adjunto al ministro de Exteriores de Irán, Hossein Jaberi Ansari; y el viceministro de Exteriores turco, Sedat Onal.

No trascendió nada de ninguna de las reuniones y fuentes cercanas al proceso afirmaron que se baraja la posibilidad de un nuevo encuentro en Ginebra en octubre.

El diplomático italo-sueco explicó recientemente que la reforma de la Constitución siria o la elaboración de una nueva es muy importante para el proceso de paz porque atañe a aspectos clave como las elecciones.

Esta nueva serie de consultas concluirá el viernes cuando De Mistura se reúna con representantes de Estados Unidos, el Reino Unido, Arabia Saudí, Jordania, Alemania, Francia y Egipto para informarles sobre las discusiones con Rusia, Irán y Turquía.

Estas consultas en Ginebra han tenido lugar tres días después de que los presidentes de Irán, Rusia y Turquía se reuniesen en Teherán para hablar de Siria y, especialmente, de la inminente ofensiva final sirio-rusa en la provincia de Idlib, último reducto de los extremistas.

En declaraciones a la prensa, el representante del presidente ruso para el país árabe reconoció que “se debatió la situación que se observa en torno a Idlib, se constató que es realmente difícil y que hay que hacer todo para que la población civil no resulte afectada por la lucha contra las organizaciones terroristas, que debe continuar”.

Lavrentiev destacó el papel del equipo del enviado especial de la ONU para Siria, que “realmente trabaja de manera constructiva y en estrecho contacto con los tres países garantes”.

“En los medios occidentales, hay mucho ruido sobre la situación catastrófica en Idlib, algunos representantes de países occidentales ya dicen que será un gran desastre humanitario, como si predijeran algo que aún no ha sucedido, es totalmente inadmisible”, señaló.

El funcionario ruso alertó a la comunidad internacional sobre una posible provocación con armas no convencionales en la provincia noroccidental, que podría servir de pretexto para nuevos ataques aéreos contra Siria.

“Ya se informó que a Idlib llegaron representantes de los medios de varios países, y ya se está filmando el montaje (…) que luego se presentará como una prueba de los crímenes del Gobierno sirio contra los civiles”, denunció.

Por último, Alexandr Lavrentiev expresó la esperanza de que la experiencia acumulada durante el funcionamiento de las zonas de distensión en Guta Oriental, Homs y el sur de Siria ayuden a resolver la situación en Idlib.

Anuncios

Egipto se compromete a trabajar para lograr una solución política a la guerra en Siria

(SOS).- El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, prometió hoy que su país continuará sus esfuerzos para detener el deterioro de la situación en Siria, durante una reunión con el enviado especial de la ONU para el país árabe, Staffan de Mistura.

En el encuentro, Al Sisi destacó la importancia de la solidaridad de la comunidad internacional para trabajar en aras de “una solución integral y duradera a la crisis siria”, según un comunicado de la presidencia.

Asimismo, el mandatario subrayó el apoyo de Egipto a los esfuerzos de la ONU.

Según la misma fuente, De Mistura resaltó la importancia del papel de Egipto en Oriente Medio y señaló que aspira a coordinarse más con las autoridades de El Cairo en el próximo periodo, “especialmente porque puede jugar un papel principal para llegar a una solución a la crisis en Siria”.

El mediador de la ONU se reunió ayer con el titular egipcio de Exteriores, Sameh Shukri, a su llegada a El Cairo, después de haber visitado Irán, uno de los principales valedores del Gobierno sirio.

El portavoz de Exteriores, Ahmed Abu Zeid, detalló en una nota que la visita de De Mistura se produce en el marco de “el interés de la ONU para intercambiar opiniones e intensificar la coordinación con Egipto sobre la forma de lograr una solución política a la crisis siria y acabar con el retroceso actual”.

Al comienzo de la reunión, el diplomático ítalo-sueco informó a Shukri de los últimos acontecimientos políticos, de seguridad y humanitarios en el país árabe, y dio su evaluación a los esfuerzos realizados a nivel internacional y regional para impulsar el proceso político, según el texto de la Cancillería egipcia.

Por su parte, el ministro recalcó la continuación de los esfuerzos de Egipto para “establecer una solución política a la crisis siria de una manera que preserve la entidad y la unidad del Estado sirio y su integridad territorial”.

En Teherán, De Mistura trató con la autoridades iraníes la situación en Siria y propuestas para formar el comité constitucional para hallar una solución a la guerra.

El mediador de la ONU abordó con el principal negociador iraní para los asuntos de Siria, Hosein Yaberi Ansari, iniciativas y medidas ejecutivas específicas para comenzar a trabajar en el citado comité.

Ansari dijo tras la reunión, celebrada el domingo, que discutieron sobre la nueva ronda de consultas que se celebrará en Ginebra entre el 18 y 19 de junio.

A esa ronda acudirán, además de De Mistura, altos funcionarios de los tres países garantes del proceso de Astaná: Rusia, Irán y Turquía.

El diplomático ítalo-sueco insistió en la necesidad de continuar las consultas entre esos tres países, el Gobierno y los grupos armados y la ONU para formar y activar el comité constitucional.

Otro tema tratado en la reunión de Teherán fueron los esfuerzos para llevar a cabo un intercambio de presos entre las partes en conflicto.

La ONU sigue trabajando en la formación del comité constitucional sirio, pactado a finales de enero en la localidad rusa de Sochi.