Astaná acoge una nueva ronda de consultas sirias

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, participará el 14 y 15 de mayo en Astaná en la nueva ronda de consultas para el arreglo del conflicto en el país árabe, según informó hoy la Cancillería kazaja.

“En calidad de observadora participará una delegación de la ONU presidida por De Mistura y una delegación de Jordania”, detalló el comunicado oficial.

El diplomático italo-sueco ya había participado en la octava ronda celebrada en diciembre pasado en la que se convocó un congreso nacional sirio, que tuvo lugar en enero en el balneario ruso de Sochi.

En la última conferencia de donantes en Bruselas, la ONU y la Unión Europea insistieron en que el cese de las hostilidades en Siria es la única vía posible para lograr una solución política y humanitaria.

La Cancillería kazaja también señaló que todos los invitados, desde las delegaciones del Gobierno sirio y los rebeldes, a las de los países garantes —Rusia, Turquía e Irán—, han confirmado su presencia.

Según los países garantes, en la novena ronda de consultas se abordará la situación sobre el terreno, el funcionamiento de las zonas de distensión y nuevas medidas políticas y humanitarias que contribuyan a la paz en Siria.

A finales de abril los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía acordaron dar pasos concretos para impulsar el arreglo del conflicto sirio, después del bombardeo occidental en represalia por el supuesto ataque del Ejército sirio en Guta Oriental.

Entonces, el ministro turco, Mevlut Cavusoglu, denunció que las YPG (las Unidades de Protección del Pueblo) controlan el 25 por ciento del territorio sirio con el beneplácito de Estados Unidos.

Los mayores logros de las consultas de Astaná fueron el mecanismo para supervisar el alto el fuego y la creación de varias zonas de seguridad en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

De Mistura se reúne en Moscú con Lavrov para rebajar la tensión en Siria

(SOS).- El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunieron ayer en Moscú para rebajar las tensiones en Siria.

“Lo importante es no salirse del cauce del derecho internacional y vamos a exigir a nuestros socios que sigan precisamente esa línea y no traten de recurrir a combinaciones geopolíticas en detrimento de los intereses del pueblo sirio”, dijo Lavrov durante la reunión con De Mistura.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que desde su último encuentro ha pasado menos de un mes, pero ahora las condiciones son “mucho menos halagüeñas” que entonces.

“Aún así no podemos rendirnos y haremos lo posible para no alejarnos de los acuerdos clave conseguidos en el Consejo de Seguridad en el marco del proceso de arreglo sirio y en el Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi”, señaló.

El diplomático sueco, por su parte, señaló que vino a Moscú por encargo del secretario general de la ONU y con el objetivo de acelerar las consultas sobre Siria después de una semana “muy tensa”.

Asimismo, se congratuló por el hecho de que pese a las tensiones, continúe funcionando el mecanismo especial entre los militares de Rusia y Estados Unidos para evitar incidentes en Siria, lo que permite, subrayó, esquivar unas consecuencias más graves.

De Mistura insistió en la necesidad de continuar los esfuerzos para rebajar la tensión en Siria. “Creo que tanto nosotros como ustedes estamos interesados en eso”, afirmó.

Al término de la reunión con el enviado especial de la ONU, Lavrov aseguró que las partes llegaron a un “entendimiento” sobre las vías de una desescalada en Siria y coincidieron en el rechazo de la solución militar del conflicto.

“Tanto nosotros como nuestros amigos de la ONU coincidimos en que el problema sirio no tiene solución militar y los intentos de aplicar ese guión amenazan con las consecuencias más nefastas tanto para Siria como para la estabilidad regional”, resumió el canciller ruso.

Por otra parte, Lavrov destacó la disposición que tiene el jefe de Estado ruso, Vladimir Putin, en sostener un encuentro próximamente con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Desde el Kremlin esperan que la Casa Blanca concrete la visita de Putin a Washington, después de que el mandatario estadounidense le extendiera una invitación durante el mes de marzo del presente año.

“El presidente de Estados Unidos hizo esa invitación en una conversación telefónica, algo que ya se sabe. Dijo que se alegrará de ver a Putin en la Casa Blanca. (…) No queremos ser insistentes, pero tampoco queremos ser descorteses, y esperamos que el presidente Trump concretará la invitación que hizo”, declaró el ministro de Exteriores.

A pesar del distanciamiento que ha existido a raíz de las acusaciones de Reino Unido por el caso Skripal y los ataques de Estados Unidos a Siria, el canciller ruso señaló la firme intención del presidente Vladimir Putin de asistir al encuentro en Washington.

(Fuente: Agencias)