El mediador de la ONU para Siria se reúne con los enviados de Irán, Rusia y Turquía

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunió este martes en Ginebra con representantes de Irán, Rusia y Turquía para intentar avanzar en un proceso de paz para Siria, concretamente en la creación de un comité constitucional.

El mediador mantuvo el lunes encuentros separadamente con los enviados de Ankara, Moscú y Teherán y ayer los reunió a todos en una misma sala.

Los servicios de la ONU confirmaron que los asistentes fueron el enviado del presidente ruso para Siria, Alexandr Lavrentiev; el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Vershinin; el adjunto al ministro de Exteriores de Irán, Hossein Jaberi Ansari; y el viceministro de Exteriores turco, Sedat Onal.

No trascendió nada de ninguna de las reuniones y fuentes cercanas al proceso afirmaron que se baraja la posibilidad de un nuevo encuentro en Ginebra en octubre.

El diplomático italo-sueco explicó recientemente que la reforma de la Constitución siria o la elaboración de una nueva es muy importante para el proceso de paz porque atañe a aspectos clave como las elecciones.

Esta nueva serie de consultas concluirá el viernes cuando De Mistura se reúna con representantes de Estados Unidos, el Reino Unido, Arabia Saudí, Jordania, Alemania, Francia y Egipto para informarles sobre las discusiones con Rusia, Irán y Turquía.

Estas consultas en Ginebra han tenido lugar tres días después de que los presidentes de Irán, Rusia y Turquía se reuniesen en Teherán para hablar de Siria y, especialmente, de la inminente ofensiva final sirio-rusa en la provincia de Idlib, último reducto de los extremistas.

En declaraciones a la prensa, el representante del presidente ruso para el país árabe reconoció que “se debatió la situación que se observa en torno a Idlib, se constató que es realmente difícil y que hay que hacer todo para que la población civil no resulte afectada por la lucha contra las organizaciones terroristas, que debe continuar”.

Lavrentiev destacó el papel del equipo del enviado especial de la ONU para Siria, que “realmente trabaja de manera constructiva y en estrecho contacto con los tres países garantes”.

“En los medios occidentales, hay mucho ruido sobre la situación catastrófica en Idlib, algunos representantes de países occidentales ya dicen que será un gran desastre humanitario, como si predijeran algo que aún no ha sucedido, es totalmente inadmisible”, señaló.

El funcionario ruso alertó a la comunidad internacional sobre una posible provocación con armas no convencionales en la provincia noroccidental, que podría servir de pretexto para nuevos ataques aéreos contra Siria.

“Ya se informó que a Idlib llegaron representantes de los medios de varios países, y ya se está filmando el montaje (…) que luego se presentará como una prueba de los crímenes del Gobierno sirio contra los civiles”, denunció.

Por último, Alexandr Lavrentiev expresó la esperanza de que la experiencia acumulada durante el funcionamiento de las zonas de distensión en Guta Oriental, Homs y el sur de Siria ayuden a resolver la situación en Idlib.

Anuncios

Astaná acoge una nueva ronda de consultas sirias

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, participará el 14 y 15 de mayo en Astaná en la nueva ronda de consultas para el arreglo del conflicto en el país árabe, según informó hoy la Cancillería kazaja.

“En calidad de observadora participará una delegación de la ONU presidida por De Mistura y una delegación de Jordania”, detalló el comunicado oficial.

El diplomático italo-sueco ya había participado en la octava ronda celebrada en diciembre pasado en la que se convocó un congreso nacional sirio, que tuvo lugar en enero en el balneario ruso de Sochi.

En la última conferencia de donantes en Bruselas, la ONU y la Unión Europea insistieron en que el cese de las hostilidades en Siria es la única vía posible para lograr una solución política y humanitaria.

La Cancillería kazaja también señaló que todos los invitados, desde las delegaciones del Gobierno sirio y los rebeldes, a las de los países garantes —Rusia, Turquía e Irán—, han confirmado su presencia.

Según los países garantes, en la novena ronda de consultas se abordará la situación sobre el terreno, el funcionamiento de las zonas de distensión y nuevas medidas políticas y humanitarias que contribuyan a la paz en Siria.

A finales de abril los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía acordaron dar pasos concretos para impulsar el arreglo del conflicto sirio, después del bombardeo occidental en represalia por el supuesto ataque del Ejército sirio en Guta Oriental.

Entonces, el ministro turco, Mevlut Cavusoglu, denunció que las YPG (las Unidades de Protección del Pueblo) controlan el 25 por ciento del territorio sirio con el beneplácito de Estados Unidos.

Los mayores logros de las consultas de Astaná fueron el mecanismo para supervisar el alto el fuego y la creación de varias zonas de seguridad en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

De Mistura se reúne en Moscú con Lavrov para rebajar la tensión en Siria

(SOS).- El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se reunieron ayer en Moscú para rebajar las tensiones en Siria.

“Lo importante es no salirse del cauce del derecho internacional y vamos a exigir a nuestros socios que sigan precisamente esa línea y no traten de recurrir a combinaciones geopolíticas en detrimento de los intereses del pueblo sirio”, dijo Lavrov durante la reunión con De Mistura.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que desde su último encuentro ha pasado menos de un mes, pero ahora las condiciones son “mucho menos halagüeñas” que entonces.

“Aún así no podemos rendirnos y haremos lo posible para no alejarnos de los acuerdos clave conseguidos en el Consejo de Seguridad en el marco del proceso de arreglo sirio y en el Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi”, señaló.

El diplomático sueco, por su parte, señaló que vino a Moscú por encargo del secretario general de la ONU y con el objetivo de acelerar las consultas sobre Siria después de una semana “muy tensa”.

Asimismo, se congratuló por el hecho de que pese a las tensiones, continúe funcionando el mecanismo especial entre los militares de Rusia y Estados Unidos para evitar incidentes en Siria, lo que permite, subrayó, esquivar unas consecuencias más graves.

De Mistura insistió en la necesidad de continuar los esfuerzos para rebajar la tensión en Siria. “Creo que tanto nosotros como ustedes estamos interesados en eso”, afirmó.

Al término de la reunión con el enviado especial de la ONU, Lavrov aseguró que las partes llegaron a un “entendimiento” sobre las vías de una desescalada en Siria y coincidieron en el rechazo de la solución militar del conflicto.

“Tanto nosotros como nuestros amigos de la ONU coincidimos en que el problema sirio no tiene solución militar y los intentos de aplicar ese guión amenazan con las consecuencias más nefastas tanto para Siria como para la estabilidad regional”, resumió el canciller ruso.

Por otra parte, Lavrov destacó la disposición que tiene el jefe de Estado ruso, Vladimir Putin, en sostener un encuentro próximamente con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Desde el Kremlin esperan que la Casa Blanca concrete la visita de Putin a Washington, después de que el mandatario estadounidense le extendiera una invitación durante el mes de marzo del presente año.

“El presidente de Estados Unidos hizo esa invitación en una conversación telefónica, algo que ya se sabe. Dijo que se alegrará de ver a Putin en la Casa Blanca. (…) No queremos ser insistentes, pero tampoco queremos ser descorteses, y esperamos que el presidente Trump concretará la invitación que hizo”, declaró el ministro de Exteriores.

A pesar del distanciamiento que ha existido a raíz de las acusaciones de Reino Unido por el caso Skripal y los ataques de Estados Unidos a Siria, el canciller ruso señaló la firme intención del presidente Vladimir Putin de asistir al encuentro en Washington.

(Fuente: Agencias)