Viena acogerá una reunión especial de la ONU para buscar la paz en Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha informado de que ha convocado a los rebeldes y al Gobierno sirio a una “reunión especial” en Viena la próxima semana, en un nuevo intento de avanzar en el diálogo que auspicia Naciones Unidas para poner fin al conflicto en el país árabe.

La reunión solo durará dos días, el 25 y el 26 de enero, y tendrá lugar en la sede de la ONU en la capital austríaca por problemas logísticos en Ginebra, la ciudad donde normalmente se celebran estos encuentros, según un comunicado.

El mediador ha enviado hoy las invitaciones a las autoridades sirias y a la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), una coalición que reúne desde finales del año pasado a la mayoría de agrupaciones rebeldes, incluidas las toleradas por el Gobierno.

De Mistura ha pedido a las partes que acudan a Viena preparadas para “comprometerse” en discusiones “sustantivas” enfocadas en la elaboración de una nueva Constitución para el país.

El diplomático ha subrayado la posición de Naciones Unidas de que “cualquier iniciativa política implementada por actores internacionales debería ser analizada en función de su habilidad para contribuir a los esfuerzos de la ONU al proceso político de Ginebra”, que es donde se han llevado a cabo, infructuosamente, las negociaciones de paz en los últimos seis años.

Con este comentario, el enviado especial se ha referido a la reunión que Irán, Rusia y Turquía intentan organizar en la localidad rusa de Sochi para impulsar la paz en Siria.

La ONU ha afirmado en múltiples ocasiones que toda contribución es bienvenida, siempre y cuando sirva de apoyo y no de escollo al proceso de Ginebra.

En su última intervención ante el Consejo de Seguridad, el 19 de diciembre pasado, el mediador se comprometió a convocar la novena ronda de negociaciones en Ginebra en enero y antes de la reunión de Sochi, la cual se espera que tenga lugar el 30 y el 31 de este mes.

Pero finalmente este deseo no se ha cumplido y, en lugar de convocar la novena ronda, ha invitado a las partes a una “reunión especial” de dos días en Viena.

La octava ronda acabó en diciembre pasado sin avances, al igual que las precedentes. Al término del encuentro, De Mistura lamentó la imposibilidad de entablar negociaciones reales y directas.

El diplomático mostró abiertamente su frustración ante la falta de progresos reales, aunque no tiró la toalla, e instó a redoblar los esfuerzos para encontrar una salida política a siete años de guerra.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La localidad rusa de Sochi acogerá a finales de enero un congreso de diálogo nacional sirio

(SOS).- Irán, Rusia y Turquía, países garantes del cumplimiento del alto el fuego en Siria, anunciaron hoy la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero próximo en el balneario ruso de Sochi.

Los países garantes hacen un llamamiento a los representantes del Gobierno de la República Árabe Siria y a los rebeldes “a cooperar y a defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria”, se afirma en la declaración tripartita.

El documento fue leído por el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmanov, al término de Astaná-8, la octava ronda de consultas en la capital kazaja sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria.

“Nos gustaría celebrar consultas con nuestros líderes militares y políticos para adoptar una decisión definitiva”, dijo a la prensa el jefe de la delegación rebelde, Ahmad Toma, al ser preguntado sobre si los grupos armados a los que representa asistirán a la cita de Sochi.

Precisó, eso sí, que los rebeldes respaldarían el congreso siempre y cuando esté vinculado al proceso negociador de Ginebra, cuya próxima ronda se celebrará en la segunda quincena de enero próximo.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al-Jaafari, declaró que Siria participará en el congreso de diálogo nacional y hará todos los esfuerzos posibles para el éxito de los preparativos del evento, que calificó de una “buena base para el diálogo entre los sirios”.

En esta ronda de consultas participó el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, quien constató, según un comunicado emitido por su oficina, “cierto avance” en cuanto a las medidas de fortalecimiento de la confianza, así como el desminado con fines humanitarios.

Sobre el asunto de los detenidos, secuestrados y desaparecidos, el enviado especial “tomó nota de un avance hacia un acuerdo de canje de prisioneros”.

En estas negociaciones, los tres países garantes decidieron crear un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y secuestrados, así como para identificar a las personas desaparecidas.

Irán, Rusia y Turquía acordaron, además, que la próxima ronda de consultas en la capital kazaja (Astana-9) se celebrará en la segunda mitad de febrero de 2018.

(Fuente: Agencias)

Las autoridades sirias y libanesas reabren un paso fronterizo tras cinco años de cierre

(SOS).- El paso de Al Qaa/Yusie, entre Líbano y Siria, ha sido reabierto hoy tras cinco años de cierre por la violencia a ambos lados de la frontera, según informó la prensa local.

El cruce fue reinaugurado ayer por el ministro sirio del Interior, Mohamed al-Shaar, tras haber sido remodelado por haber sufrido daños en “ataques terroristas”.

Al Shaar adelantó que a partir de este viernes se permitirá la entrada y salida de civiles. El paso ha estado cerrado en los últimos cinco años por la expansión de “grupos terroristas” a ambos lados de la frontera.

El ministro del Interior destacó que el Ejército sirio, en colaboración con el libanés, han despejado la zona de organizaciones armadas.

La parte siria de la frontera, Yusie, está cerca de la localidad de Al Quseir, que en el pasado fue uno de los principales feudos de los rebeldes y que fue retomado por las autoridades en junio de 2013.

El lado libanés, donde se ubica la población de Al Qaa, de mayoría cristiana, ha sido objetivo de varios atentados terroristas y fue blanco de una ofensiva de las fuerzas armadas libanesas contra el Estado Islámico el verano pasado.

El cruce de Al Qaa/Yusie ha sido el único de los cinco pasos entre Siria y Líbano que ha estado cerrado permanentemente durante estos años de guerra.

Por otra parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha admitido que en la octava ronda del diálogo de paz entre el Gobierno sirio y los rebeldes “no se ha conseguido entablar unas negociaciones reales”, debido a las diferencias entre ambas partes sobre el futuro del presidente sirio, Bashar al-Assad.

“Honestamente, no hemos logrado negociaciones reales al final”, lamentó De Mistura en una rueda de prensa al término de las conversaciones auspiciadas por la ONU en Ginebra.

“Se trata de una oportunidad perdida. Una oportunidad de oro a finales de año, cuando hay claras indicaciones de que la operación militar está terminándose, ya que los territorios controlados por el Estado Islámico han quedado reducidos a casi cero”, dijo el veterano diplomático.

De Mistura apuntó también que prevé convocar otra ronda si así lo consideran el secretario general de la ONU, António Guterres, y el Consejo de Seguridad.

(Fuente: Agencias)

La ONU dice que Rusia debe ganar la paz en Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha señalado que la recuperación de buena parte del territorio sirio por parte del Gobierno de Damasco con la ayuda de Rusia no es suficiente y que ahora Moscú “debe ganar la paz” en el país árabe.

“No es suficiente una operación militar. Hace falta que inmediatamente después haya un proceso político que incluya a todo el mundo para que haya nuevas elecciones y una nueva Constitución”, ha dicho en la radiotelevisión pública suiza RTS.

Para ello el presidente ruso, Vladimir Putin, debe “convencer al Gobierno de que no hay tiempo que perder”, ha respondido a la pregunta acerca de qué puede hacer ahora Moscú, que apoya al régimen de Bashar al-Assad en su guerra contra el Estado Islámico y los rebeldes.

Putin se reunió el martes con su homólogo sirio en una base aérea gestionada por Rusia en Siria, donde ordenó que “una parte significativa” del contingente militar ruso que se encuentra en el país árabe regrese a casa, ya que casi todo el territorio ha sido liberado de los terroristas.

“Podemos pensar que se ha ganado una guerra territorial, pero esto es temporal. Hay que ganar la paz”, ha destacado el mediador de la ONU en las conversaciones entre la delegación del Gobierno sirio y los rebeldes en Ginebra.

“Para ganar la paz hay que tener la valentía de presionar al Gobierno sirio de aceptar una nueva constitución y nuevas elecciones, pero con la ONU, porque de lo contrario eso no funcionará”, ha aseverado De Mistura.

El mediador de la ONU ha asegurado que “si no se encuentra la paz rápidamente en Siria existe el riesgo de la fragmentación”.

De momento la delegación del Gobierno y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) no se han sentado a una misma mesa a dialogar, y los representantes de las autoridades sirias llegaron más tarde a Ginebra ante la exigencia de la delegación rebelde unificada de que Al Assad abandone el poder en una eventual transición política.

El enviado especial ha insistido que son “la ONU y Ginebra los únicos lugares mandatados por el Consejo de Seguridad para entrar en los detalles de las negociaciones de paz”.

En Astaná se desarrolla la parte militar del diálogo como las zonas de distensión y el alto el fuego, mientras que Rusia ha anunciado una cumbre a principios del próximo año en el balneario ruso de Sochi para resolver el conflicto armado en Siria.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio regresará a Ginebra para participar en las conversaciones de paz

(SOS).- La delegación del Gobierno sirio regresará a Ginebra el próximo domingo para participar en la octava ronda de negociaciones de paz, auspiciadas por la ONU, informó una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El equipo negociador, encabezado por el representante de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, permanecerá en la ciudad suiza hasta el próximo 15 de diciembre.

Tras dos días de reuniones la semana pasada en Suiza, la delegación gubernamental se marchó el pasado fin de semana por la insistencia de los rebeldes en la salida del poder del presidente sirio, Bashar al-Assad, una precondición que entorpece las conversaciones.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, advirtió en una rueda de prensa de que la semana próxima analizará el comportamiento y el compromiso de las distintas partes en el diálogo de paz que dirige, y entonces decidirá si alguna de ellas “está boicoteando” el proceso.

De Mistura dejó claro que ese compromiso no se muestra “solo por la participación en reuniones”.

Consultado sobre qué ocurrirá si de la evaluación se desprende que alguna de las dos delegaciones está saboteando las negociaciones, el diplomático pidió esperar a conocer su decisión, y precisó que “será una muy mala señal no solo para el diálogo de Ginebra sino para cualquier otro proceso en cualquier otro lugar”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, logró el mes pasado el respaldo de sus colegas turco e iraní, Recep Tayyip Erdogán y Hasan Rohaní, respectivamente, para poner en marcha un nuevo proceso de paz para Siria, aunque por ahora no se han dado a conocer detalles de cuándo y cómo se implementaría.

“Queremos que cualquier otra iniciativa sea una oportunidad de apoyar a Ginebra, de construir sobre lo que se hace en Ginebra, para luego volver a Ginebra, y esta es la posición del secretario general de la ONU, António Guterres”, subrayó De Mistura.

Preguntado si no sería bueno que los rebeldes renunciaran a su aspiración de que Al Assad no pueda participar de un eventual proceso de transición, el enviado especial de la ONU para Siria dijo: “No tengo que asesorar a ninguna de las dos partes sobre cómo ellos deberían mostrar una señal a la otra para poder tener un diálogo directo y constructivo, por lo tanto no puedo hacer ningún comentario al respecto”.

No obstante, añadió que en cualquier discusión es normal que las dos partes tengan “visiones y posicionamientos rotundos”.

Con respecto a las negociaciones, De Mistura indicó que seguirán centrándose en una lista de doce puntos que tienen en común ambas partes, así como en cómo concretar la redacción de una nueva Constitución, y acordar la organización de elecciones libres bajo auspicio de la ONU.

Hasta ahora, se han celebrado ocho rondas de conversaciones indirectas entre el Gobierno sirio y los rebeldes en Ginebra que apenas han logrado resultados.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio estudia si volverá a unirse a las negociaciones de paz en Ginebra

(SOS).- Las conversaciones de paz auspiciadas por la ONU se reanudaron ayer en Ginebra con la participación de los rebeldes pero con la ausencia de la delegación gubernamental siria, que no ha anunciado si volverá a unirse al proceso de diálogo.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, pretendía que la octava ronda de negociaciones que empezó el 28 de noviembre durara hasta el 15 de diciembre y dijo que las partes se tomarían el fin de semana para “refrescarse” y para las “consultas” pertinentes.

Sin embargo, el jefe negociador de la delegación gubernamental, Bashar al-Jaafari, advirtió antes de partir el viernes de Ginebra que tal vez no volverían a unirse al proceso negociador por culpa de la precondición de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) de que el presidente sirio, Bashar al-Assad, no participe en un eventual proceso de transición en el país árabe.

Al cierre de esta edición, los dirigentes sirios aún no habrían tomado la decisión sobre un posible retorno a las conversaciones en Ginebra, según fuentes cercanas a la delegación gubernamental.

Por su parte, el jefe de la delegación rebelde, Naser Hariri, reclamó a De Mistura y a la comunidad internacional qué digan públicamente quién está boicoteando el proceso.

Tras reunirse con el mediador de la ONU, Hariri manifestó este martes a los medios de comunicación que “es la responsabilidad del enviado especial y de la comunidad internacional anunciar al mundo qué parte está rechazando la negociación”.

“La parte que dice que somos nosotros los que ponemos precondiciones al diálogo es la que están efectivamente poniéndolas”, aseguró el máximo representante de la CSN.

Antes de comenzar esta ronda, el enviado especial de la ONU para Siria instó a las dos delegaciones a no poner precondiciones sobre la mesa, algo de lo que las partes se han acusado mutuamente de incumplir.

La directora de comunicación de la ONU en Ginebra, Alessandra Velucci, declinó por su parte comentar sobre el hecho de que la delegación gubernamental siria no estuviera en Ginebra ni que dudase sobre su participación.

“El mediador está listo para entablar negociaciones con todas las partes”, se limitó a decir Velucci.

Hasta la ruptura del diálogo, se preveía que las conversaciones se centraran en la redacción de una nueva Constitución y en la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales, así como en otros 12 principios que De Mistura evitó detallar.

El enviado especial de la ONU para Siria ha organizado siete rondas de conversaciones desde 2016 sin obtener ningún avance significativo.

(Fuente: Agencias)

La octava ronda de negociaciones de paz en Ginebra se prolongará hasta el 15 de diciembre

(SOS).- La octava ronda de negociaciones para lograr la paz en Siria, que comenzó el 28 de noviembre, durará hasta el 15 de diciembre, según anunció el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

“La idea era hacer una pequeña ronda de 2-3 días para permitir a la delegación gubernamental asistir a la conferencia de Sochi, y después volver. Pero como Sochi se ha pospuesto, creemos que era la ocasión para una oportunidad más prolongada”, afirmó De Mistura en rueda de prensa.

El pasado 22 de noviembre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, logró el respaldo de sus colegas turco e iraní, Recep Tayyip Erdogán y Hasan Rohaní, respectivamente, para poner en marcha un nuevo proceso de paz para Siria, paralelo al llevado a cabo en Ginebra por la ONU.

Estaba previsto que hubiera una nueva reunión de este nuevo proceso de nuevo en Sochi donde debía participar la delegación gubernamental siria presente en Ginebra, pero al posponerse la cita de la localidad rusa, el mediador de la ONU entendió que podía contar con ellos por más tiempo.

El nuevo calendario delineado ahora por De Mistura pasa por nuevas conversaciones este viernes con ambas delegaciones, darles una pausa “para que se refresquen y consulten”, y retomar el diálogo “posiblemente” el próximo martes.

Hasta ahora no ha habido confirmación por parte del Gobierno sirio sobre si acepta este nuevo formato, pero el hecho de que el mediador de la ONU lo haya anunciado formal y oficialmente en una rueda de prensa hace indicar que ha sido aprobado.

La idea de De Mistura es que las negociaciones se lleven a cabo de forma indirecta pero con la participación de ambas delegaciones al mismo tiempo y en el mismo lugar, pero en salas diferentes.

“Hoy comenzamos una fase activa de negociaciones de proximidad muy cercanas, con las partes a escasos cinco metros la una de la otra, y mi equipo y yo pasando de una sala a la otra”, explicó a la prensa el enviado especial de la ONU para Siria.

De Mistura quitó peso al hecho de que hubiera abogado durante meses por negociaciones directas, y argumentó que el formato de diálogo de proximidad “puede ser, y ha sido en infinidad de negociaciones, muy efectivo”.

El mediador de la ONU recordó que la delegación gubernamental siria llegó tarde (un día) “pero llegó”, y agradeció a Rusia por haber insistido al Gobierno de Damasco para que participara en el encuentro.

La delegación gubernamental siria frenó y luego pospuso su participación en las negociaciones argumentando que la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), una coalición de plataformas rebeldes, había establecido como requisito la salida del presidente Bashar al-Assad del poder antes del proceso de transición.

Ante esta situación, De Mistura volvió a poner énfasis en el hecho de que las delegaciones no debían establecer “precondiciones” para el diálogo, y les agradeció por no hacerlo.

En declaraciones a los medios de comunicación, el enviado especial de la ONU para Siria sostuvo que el objetivo de esta ronda es poder redactar “una nueva lista de doce puntos en los que se incluyan una visión común del tipo de país en el que los sirios les gustaría vivir”.

Estos puntos, según explicó De Mistura, serían la guía para la redacción de una nueva Constitución y para la convocatoria de elecciones libres supervisadas por la ONU. Ambas delegaciones “comparten algunos puntos” de esa lista, pero no quiso indicar cuáles son.

El mediador aseguró que la atmósfera en las delegaciones “era profesional y seria en ambos lados”, aunque asumió que el mayor escollo es la “falta de confianza” entre ellas.

(Fuente: Agencias)