Rusia acusa a Estados Unidos de violar el derecho internacional en Siria

(SOS).- El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, acusó hoy a Estados Unidos de obstaculizar una solución pacífica del conflicto sirio mediante “la violación de todas las normas del derecho internacional”.

“(Estados Unidos) mediante la violación de todas las normas del derecho internacional, viola gravemente la resolución del Consejo de Seguridad”, sostuvo Lavrov durante una reunión en Astaná con sus homólogos de Irán y Turquía, Mohamad Yavad Zarif y Mevlut Cavusoglu, respectivamente.

“Obviamente, se inclinan por la partición de Siria para reemplazar al régimen y crear pequeños principados controlados por actores externos de este importante país de Oriente Medio”, añadió el ministro ruso.

Aun así, Lavrov aseguró que el proceso de Astaná continuará su trabajo “del lado correcto del derecho internacional” y pidió a la coalición internacional liderada por Estados Unidos que “no proteja a los extremistas como ocurre actualmente en Guta Oriental”.

Estas palabras han contradicho la resolución tomada ayer por la Eurocámara en la que se pidió al Gobierno sirio, y a Rusia e Irán, que lo respaldan, poner fin a los enfrentamientos en la zona de Guta Oriental.

“Es evidente que algunos colegas occidentales intentan preservar el potencial de combate de los terroristas. El constante bombardeo de Damasco y el bloqueo de los convoyes con ayuda humanitaria provocan descabelladas acusaciones a las autoridades sirias y rusas. A pesar de toda la exageración planteada en torno a la situación en Guta Oriental, seguimos trabajando para ayudar a las autoridades sirias”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Por su parte, el ministro kazajo de Exteriores, Kairat Abdrakhmamov, instó a Washington y Moscú a sostener un “diálogo constructivo” sobre la paz en Siria.

“La estrecha cooperación de las dos fuerzas satisfará los intereses de todos los países”, dijo Abdrakhmamov.

Los ministros de Exteriores de los tres países garantes del alto de fuego en Siria adoptaron una declaración conjunta tras su reunión de hoy para “continuar ayudando a los sirios en la restauración de la unidad del país y la búsqueda de una solución política”, según Lavrov.

También acordaron celebrar una nueva ronda del Proceso de Astaná sobre la paz en Siria a mediados de mayo.

La octava y última ronda de negociaciones de Astaná sobre la paz en Siria, que contó con la participación de representantes de las autoridades sirias y de los grupos rebeldes, tuvo lugar el 21 y 22 de diciembre.

Esa ronda concluyó con la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebró a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi y en el cual se acordó crear una comisión constitucional bajo los auspicios de la ONU.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Turquía, Rusia e Irán analizarán la situación en Siria el próximo 4 de abril

(SOS).- Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, Rusia, Vladimir Putin, e Irán, Hasan Rohani, celebrarán el día 4 de abril una cumbre en Estambul para analizar el escenario de la guerra en Siria.

Los tres dirigentes se reunirán para conversar sobre la situación en el país árabe, continuando así las negociaciones iniciadas el pasado mes de noviembre en la cumbre celebrada en la ciudad rusa de Sochi, informan hoy los medios turcos.

La decisión de fijar el encuentro en Estambul se tomó el pasado 8 de febrero durante conversaciones telefónicas de Erdogan con sus homólogos ruso e iraní.

Putin y Erdogan se encontrarán en Estambul ya el 3 de abril para participar en una sesión del Consejo de alto nivel para la cooperación ruso-turca.

La semana que viene, entre el lunes y el miércoles, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, viajará a Moscú para asistir a una reunión de un órgano de planificación estratégica de dicho Consejo.

Putin y Erdogan se vieron en Sochi a finales de enero en una cumbre dedicada a Siria, reunión a la que no asistió Rohani.

Tras superar la crisis diplomática de 2015 y 2016, provocada por el derribo de un avión ruso por parte de Turquía, los dos países han desarrollado una estrecha cooperación económica y política, pese a que apoyan a bandos enfrentados en el conflicto de Siria.

Moscú es, junto a Irán, el principal valedor del Gobierno sirio, mientras que Ankara respalda a grupos rebeldes, algunos de ellos extremistas, que combaten contra las fuerzas gubernamentales.

Ya en las conversaciones de Astaná, celebradas en verano pasado, Rusia y Turquía acordaron crear las llamadas “zonas de distensión” en Siria, y bajo este acuerdo se han desplegado tropas turcas en la provincia siria de Idlib, estableciendo “puntos de observación”, siempre en coordinación con los militares rusos que controlan zonas cercanas.

(Fuente: Agencias)

Siria afirma que el objetivo de la coalición internacional es apoyar al Estado Islámico

(SOS).- El Gobierno sirio afirmó en las últimas horas que “la agresión bárbara” llevada a cabo por la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra fuerzas sirias en el noreste del país árabe revela el objetivo real de esta alianza, que es apoyar al Estado Islámico. Así lo aseguró el Ministerio sirio de Exteriores en dos cartas enviadas a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU.

En las misivas, el ministerio recordó que la coalición cometió “una masacre brutal contra las fuerzas populares sirias (milicias progubernamentales) que hacen frente al Estado Islámico” en la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

Según las autoridades sirias, el grupo yihadista todavía está presente en zonas entre los pueblos de Jasham y Al Tabia, en Deir ez- Zor, gracias a la protección de la coalición internacional y de sus aliados.

El ministerio acusó a aviones de Estados Unidos de haber atacado a “las fuerzas populares” que estaban luchando contra los extremistas y de haber causado decenas de muertos y heridos en las filas de esas milicias progubernamentales.

“Esta nueva agresión, que representa un crimen de guerra y contra la humanidad, además de un apoyo directo al terrorismo, afirma la naturaleza de las bajas intenciones de Estados Unidos contra la soberanía de Siria y la unidad de su territorio y de su pueblo”, indicó.

El ministerio aseguró que Washington emplea la lucha contra el terrorismo como pretexto para establecer “bases ilegales” en Siria.

Insistió en que “esta presencia ilegal tiene, sin duda, el objetivo de continuar el respaldo proporcionado al Estado Islámico y a milicias ilegales, así como establecer áreas seguras para ellos y obstruir cualquier esfuerzo serio para combatir el terrorismo”.

A juicio del Gobierno de Damasco, esta actitud de Estados Unidos, que prolonga el conflicto en Siria, sirve a sus intereses, a los de Israel y a los de los terroristas.

Por ello, exigió la disolución de “la coalición ilegal, ya que es una fuerza de protección y apoyo al terrorismo”.

El ministerio hizo, además, un llamamiento al Consejo de Seguridad para que condene esta masacre y para que la alianza internacional rinda cuentas.

Por su parte, Rusia protestó en la ONU por el ataque llevado a cabo en Siria por la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra tropas favorables al Gobierno de Damasco, una acción que calificó de “deplorable”.

El asunto fue discutido durante una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad, en la que los quince países analizaron los últimos acontecimientos en el conflicto sirio.

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, dijo a los periodistas que el ataque fue “inaceptable” y “deplorable” y que no debería repetirse.

Nebenzia señaló que durante la reunión recordó a Estados Unidos y sus aliados que están en el país árabe “ilegalmente” al no haber sido invitados por el Gobierno sirio y denunció que su supuesta campaña contra el terrorismo está siendo utilizada también para otros fines.

En la cita, los quince países del Consejo de Seguridad discutieron además el llamamiento a una tregua de al menos un mes lanzado esta semana por los servicios humanitarios de la ONU ante el supuesto deterioro de la situación en varias zonas de Siria.

Las potencias del Consejo de Seguridad no fueron capaces de llegar a ningún tipo de acuerdo al respecto, según fuentes diplomáticas.

En declaraciones a la prensa, el embajador ruso consideró que esa tregua no es realista ahora mismo.

“A nosotros nos gustaría ver un alto el fuego, el fin de la guerra, pero los terroristas, no estoy seguro de que estén de acuerdo”, explicó.

Además, Nebenzia subrayó que la situación humanitaria en Siria no es muy distinta a la de hace uno o dos meses y sugirió que la renovada atención sobre el tema es una maniobra de Occidente ante los progresos de cara a un acuerdo de paz logrados en la reciente reunión celebrada en la localidad rusa de Sochi.

Mientras, la Fuerza Aérea de Turquía llevó a cabo este viernes nuevos bombardeos contra las posiciones de las Unidades de Protección Popular (YPG) en la región siria de Afrin, tras cinco días sin ataques de este tipo.

Según las informaciones facilitadas por los medios de comunicación turcos, en los ataques aéreos fueron alcanzados seis objetivos de las YPG en los alrededores del monte Burseya, controlado por el Ejército turco y el ELS.

Los bombardeos contra las YPG fueron suspendidos el domingo, un día después de que fuera derribado un caza ruso en la provincia siria de Idlib.

El 20 de enero, las Fuerzas Armadas turcas iniciaron la operación en la región de Afrin contra las milicias kurdas, una ofensiva que abrió un nuevo frente en la guerra de Siria.

(Fuente: Agencias)

Rusia dice que se han creado las condiciones para pasar la página trágica del conflicto sirio

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, consideró que se han creado las condiciones en Siria para “pasar la página trágica” del conflicto, en su mensaje en la inauguración del Congreso de Diálogo Nacional Sirio en la ciudad de Sochi (mar Negro).

“Se puede considerar que a día de hoy se han creado las condiciones para pasar la página trágica en la historia de Siria”, señaló Putin en su mensaje, leído por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov.

El mandatario ruso subrayó que ha llegado el momento de abrir un diálogo “realmente efectivo” entre todos los sirios con el fin de lograr un arreglo pacífico bajo los auspicios de la ONU y sobre la base de la resolución 2254 sobre una transición política en el país árabe.

Aseguró que el foro está llamado a “unir al pueblo sirio después de casi siete años de conflicto armado que ha sesgado la vida de cientos de miles de personas y forzado a varios millones a abandonar su patria”.

“Se presenta una buena oportunidad de hacer realidad los deseos de los sirios de poner fin a la guerra entre hermanos, acabar definitivamente con el terrorismo y regresar a una vida normal”, insistió.

Putin aseguró que Rusia ha tratado de que este foro, con la participación del Gobierno y parte de las facciones rebeldes, sea lo más representativo posible porque “solo el pueblo de Siria tiene derecho a determinar el futuro de su país”.

El encuentro ha sido boicoteado por la principal coalición rebelde, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), y por los kurdos, que acusan a Moscú de dar el visto bueno a la operación turca en el noroeste de Siria.

Un grupo de insurgentes viajó esta mañana desde Ankara para tomar parte en el foro, motivo por el que éste comenzó con más de dos horas de retraso.

Pero en el último momento esta delegación rebelde decidió no salir del aeropuerto, supuestamente en protesta porque en el foro únicamente aparezca la bandera oficial de Siria.

El principal objetivo del encuentro es crear una comisión constitucional, que estará encabezada por el enviado de la ONU, Staffan de Mistura, y cuyo objetivo será redactar la nueva Carta Magna del país árabe.

Pese a las ausencias, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, respaldó la iniciativa rusa, que calificó de “importante contribución” para revivir el proceso de paz de Ginebra, encallado desde hace meses.

(Fuente: Agencias)

Putin y Netanyahu se reúnen en Moscú para hablar de la situación en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunirán hoy en Moscú para abordar la situación en Siria y, en general, en Oriente Medio, así como todo el espectro de las relaciones bilaterales.

El encuentro de los dos mandatarios será el primero después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociera Jerusalén como capital de Israel y anunciara el traslado de su embajada a esa ciudad, decisión que según Moscú puede dañar el proceso de paz en Oriente Medio.

Las conversaciones se celebrarán en el Museo Judío y Centro de la Tolerancia, donde Putin y Netanyahu participarán en un acto con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto y el aniversario de la ruptura del cerco nazi a Leningrado.

Según medios israelíes, Netanyahu planteará a Putin la preocupación de su país por el programa nuclear de Irán y su oposición a la presencia permanente de tropas iraníes en el territorio de Siria.

Las conversaciones ruso-israelíes coinciden con la primera jornada del Congreso de Diálogo Nacional Sirio en Sochi (balneario ruso en el Mar Negro), iniciativa promovida por Rusia, Irán y Turquía, que ha sido boicoteada por la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN).

Horas después de que la principal alianza rebelde confirmara en Viena que no acudiría a la cita en el balneario ruso, la ONU anunció la asistencia de su mediador para el conflicto, Staffan de Mistura, al congreso sobre Siria.

El secretario general del organismo, Antonio Guterres, decidió enviar a un emisario a Sochi tras recibir de Rusia la garantía de que los resultados de ese encuentro serán integrados en el llamado “proceso de Ginebra”, explicó la ONU en un comunicado.

Ese proceso de paz, bajo los auspicios de Naciones Unidas, busca una solución dialogada al conflicto sirio.

Según la nota, Guterres expresó su “confianza” en que el congreso de Sochi, al que acudirán unos 1.600 delegados, pueda ser una “importante contribución para revitalizar” el proceso de Ginebra, siempre sobre la base de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, de diciembre de 2015.

Viena acogió la semana pasada la novena ronda del proceso de paz para Siria, una vez más sin avances.

Al cierre de esta edición, continúa la operación militar turca en el enclave sirio de Afrin, sin que se logren verdaderos avances en el campo de batalla. Este operativo ha dejado numerosos muertos y heridos en medio de las amenazas de Turquía de expandir su ofensiva hacia nuevas regiones.

Aviones turcos destruyeron este domingo el templo histórico de Ain Dara, perteneciente a la cultura sirio-hitita y que data de hace más de 3.000 años, situado en el extremo noroeste de Siria.

En Facebook, hay fotos y un vídeo del templo prácticamente reducido a escombros por los ataques aéreos que se suceden en la zona en el marco de la operación Rama de Olivo contra las milicias kurdas situadas en esa zona del país, área fronteriza con Turquía, y a las que el Gobierno de Ankara considera terroristas.

El templo de Ain Dara está construido sobre un zócalo decorado con esfinges y leones, y fue descubierto durante una campaña de excavaciones a mediados del siglo XX.

Debido a las diferentes ofensivas en Siria en los últimos siete años, muchos lugares arqueológicos en el país árabe se han visto seriamente dañados o destruidos por los combates y por la presencia de organizaciones extremistas.

Durante la primera etapa del Estado Islámico en la ciudad monumental de Palmira, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y Bal Shamín, el frente escénico del teatro romano, el tetrapilón, el arco del triunfo y numerosas estatuas del museo de la ciudad.

“Los seis Patrimonios de la Humanidad de Siria han sido afectados, incluida Palmira, y la legendaria ciudad de Alepo, una de las más antiguas del mundo, ha sido reducida a escombros”, recordó el pasado mes de noviembre la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La destrucción de monumentos en Siria, Irak y otros países llevó al Consejo de Seguridad a aprobar este año una resolución para mejorar la protección del patrimonio frente a grupos radicales como el Estado Islámico.

(Fuente: Agencias)

Las conversaciones de paz sobre Siria no avanzan y la CSN boicotea la reunión de Sochi

(SOS).- El grupo que reúne a las principales facciones rebeldes anunció hace unas horas que boicotea la conferencia de paz organizada por Rusia en Sochi el próximo lunes y martes.

“Se ha tomado la decisión de no ir a Sochi”, dijo una portavoz de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) tras concluir sin avances la novena ronda de conversaciones de paz auspiciadas por la ONU en Viena.

En estas conversaciones, que han tenido lugar en la capital austríaca el jueves y viernes, asistió una delegación del Ejecutivo de Damasco y otra de las facciones rebeldes, que se reunieron por separado con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

La reunión de Viena concluyó ayer sin ningún avance, con la delegación del Gobierno sirio acusando a Estados Unidos y Arabia Saudí de sabotear cualquier intento de lograr una salida política al conflicto en el país y con la CSN anunciando que no participará en la cita de Sochi.

De Mistura, en una corta comparecencia ante los periodistas, aseguró que la decisión sobre la participación de Naciones Unidas en la reunión auspiciada por Moscú la tomará el secretario general, Antonio Guterres, tras informarle sobre el resultado de la ronda de conversaciones en Viena.

El principal punto de la agenda de la reunión de Sochi es la creación de una comisión constitucional, que será la encargada de redactar la nueva Carta Magna del país árabe, según indicaron fuentes oficiales.

Además de al Gobierno de Siria y a los principales grupos rebeldes, Rusia ha invitado a Sochi a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, además de a Egipto, Jordania, Irak, Kazajistán, Líbano y Arabia Saudí.

(Fuente: Agencias)

Arrancan las negociaciones sobre Siria en Viena

(SOS).- La novena ronda de negociaciones sobre la paz en Siria, en las que se debatirá cómo avanzar en la elaboración de una nueva Constitución, comenzó hoy en Viena, donde primero un representante del Gobierno sirio se reunirá con el mediador de la ONU, Staffan De Mistura, quien luego se entrevistará por separado con la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN).

El embajador sirio ante Naciones Unidas en Nueva York, Bashar al Jaafari, no hizo declaraciones a la prensa a su entrada a la sede vienesa de la ONU.

Se espera que De Mistura se reúna este jueves con la delegación rebelde, liderada por la CSN.

Esta ronda negociadora, que se produce un mes después de la anterior en Ginebra, tiene como objetivo debatir sobre cómo avanzar en la elaboración de una nueva Constitución en Siria.

El coordinador general de la CSN, Naser Hariri, exigió anoche en una rueda de prensa en Viena “continuar con el proceso de encontrar un acuerdo verdadero y justo para la crisis de Siria”.

En ese sentido, destacó que la alianza rebelde sigue comprometida con el llamado “proceso de Ginebra”.

Eso incluye un período de transición, con un gobierno con plenos poderes, una nueva Constitución para el país y la convocatoria de elecciones “libres y justas”, siempre bajo supervisión de la ONU.

Por otra parte, la reunión de Viena, convocada para solo dos días, frente a las más de dos semanas que duró la anterior ronda, está dominada por la cita que ha convocado Rusia para la semana que viene en Sochi.

Hariri dijo ayer que la CSN todavía no ha decidido si participará en este encuentro en el Mar Negro, al que el Gobierno ruso ha invitado a las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU y varios países de la región.

Todo dependerá, dijo el líder rebelde, del compromiso que muestre el Gobierno sirio en Viena.

Antes de un breve encuentro con el canciller federal austríaco, Sebastian Kurz, el propio De Mistura aseguró que las conversaciones de paz sobre Siria se encuentran en una fase “muy, muy crítica”.

Prácticamente nada se ha avanzado en las primeras ocho rondas de conversaciones de paz, la última en diciembre pasado y que duró unas dos semanas en Ginebra.

Según los resultados y las garantías ofrecidas en esta nueva ronda, la Comisión Suprema para las Negociaciones decidirá esta semana si participa o no en el encuentro de Sochi, organizado por Rusia el lunes y el martes próximos bajo el nombre de “Congreso de Diálogo Nacional Sirio”.

La cumbre de Viena se produce en un peligroso momento del conflicto en Siria, dado que el Ejército turco invadió hace unos días el enclave de Afrín, en el noroeste del país árabe, supuestamente para evitar la creación de un ente autónomo kurdo a lo largo de su frontera.

(Fuente: Agencias)