Dos ataques aéreos de Israel en la frontera entre Siria y Líbano

(SOS).- La aviación israelí ha efectuado hoy dos ataques aéreos cerca de la frontera entre Siria y Líbano tras haber interceptado un avión no tripulado “de fabricación iraní” en los Altos del Golán.

El ataque ha tenido como blanco la colina de Rachaha, al este de la localidad de Chebaa, un sector disputado entre Líbano, Siria e Israel.

Medios de comunicación libaneses han afirmado que el ataque se lanzó desde Siria y ocurrió después de que Israel abatiese un avión no tripulado que, según un comunicado del Ejército israelí, “intentó infiltrarse en el espacio aéreo israelí en los Altos del Golán”, territorio sirio ocupado desde 1967.

Desde el estallido del conflicto en 2011, han sido frecuentes los ataques aéreos y con artillería de las fuerzas israelíes a las posiciones del Ejército sirio.

El pasado mes de marzo, tras una de esas incursiones, el Ejército sirio disparó misiles contra los aviones de combate israelíes, en el considerado incidente más grave entre ambos países en seis años.

El suceso tiene lugar tras semanas de una intensa campaña israelí contra lo que considera un aumento de la influencia y presencia iraní en el sur de Siria.

Israel teme que los 18 mil combatientes de la Guardia Revolucionaria iraní y de Hezbolá alistados en las filas del Gobierno de Damasco se acaben desplegando frente a los Altos del Golán.

Por su parte, la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha cerrado la base siria de Al Zakaf, en la frontera con Irak, por “requerimientos operacionales”, aunque no ha sido evacuada, dijo a la prensa una fuente de la alianza.

“A lo largo de Siria e Irak, la coalición ha establecido y cerrado numerosas bases, según la situación operacional, para garantizar que proporcionamos un apoyo efectivo a nuestros socios”, explicó el director de Asuntos Públicos de la alianza, el coronel Thomas Veale.

Pese a la clausura de Al Zakaf, Veale afirmó que tanto la coalición como sus aliados, los grupos rebeldes que operan en la zona para luchar contra el Estado Islámico, todavía operan en Al Tanf, a unos kilómetros al sur y también en la frontera con Irak.

“La coalición prosigue su misión de entrenar a las fuerzas aliadas en la región de las tres fronteras (Siria-Irak-Jordania) como parte de su campaña para derrotar al Estado Islámico en Siria e Irak”, aseguró Veale.

En ese sentido, recordó que desde hace un año la coalición lleva a cabo patrullas en el área y entrena y prepara al Ejército de los Comandos de la Revolución (una facción armada rebelde que opera en Siria) para luchar contra los milicianos vestidos de negro.

Esa zona ha sido en el pasado escenario de encontronazos entre la coalición y sus aliados, por un lado, y las fuerzas leales al Gobierno de Damasco.

El pasado 20 de junio, el Ejército de los Comandos de la Revolución derribó un avión no tripulado iraní cuando sobrevolaba Al Zakaf, después de que lanzara una bomba contra la base, que no explotó.

Al Zakaf y Al Tanf se ubican en una región desértica del este de la provincia central siria de Homs, limítrofe con Irak y cerca de la frontera con Jordania.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Ejército sirio y milicias rebeldes intensifican su acoso al Estado Islámico en Deir ez-Zor

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales y las milicias aliadas de la coalición internacional intensificaron este fin de semana su acoso al Estado Islámico en la provincia oriental de Deir ez-Zor, uno de sus últimos bastiones en Siria.

El Ejército sirio rompió ayer el asedio al aeropuerto de Deir ez-Zor que el grupo yihadista mantenía desde 2014, mientras que una facción de las FSD lanzó una ofensiva contra los milicianos vestidos de negro al norte y al noroeste de la ciudad.

Las fuerzas gubernamentales sirias también entraron en los barrios de Harabesh y Tahtuh, asediados por los extremistas y situados en el sur de Deir ez-Zor, al igual que el aeródromo.

El nuevo logro del Ejército sirio y sus aliados se consiguió avanzando desde el frente que conecta la base Brigada 137 con la zona de Al Maqaber, donde están los cementerios, en el suroeste de la ciudad. La ofensiva contó con cobertura aérea y de la artillería.

Además, las tropas leales a Damasco se hicieron con gran parte del distrito de Al Rusafa, en el sureste de la urbe. En esa zona, retomaron partes de los barrios de Al Rashidiya, al Huwiqa y Yubailiya.

Los nuevos avances del Ejército sirio se producen cuatro días después de que acabaran con el asedio que el Estado Islámico mantenía sobre la base militar Brigada 137 y sobre otros barrios de la ciudad, que llegó a estar controlada casi en su totalidad por los yihadistas.

Esta ofensiva de las fuerzas gubernamentales sirias en la provincia de Deir ez-Zor comenzó el pasado día 2 y fue lanzada en dos frentes desde la vecina Homs, donde las tropas leales a Damasco también han ganado terreno recientemente a los milicianos vestidos de negro.

Otro amplio ataque contra la organización radical suní fue conducido por las milicias rebeldes del denominado Consejo Militar de Deir ez-Zor, que combate bajo el estandarte de las FSD y que cuenta con el apoyo de la aviación de la coalición internacional y de fuerzas especiales estadounidenses.

La coalición internacional dio la bienvenida al asalto de las milicias rebeldes a las que denominó Coalición Árabe Siria (CAS) y precisó que ha sido bautizado como Operación Tormenta de Al Yazira, en referencia al nombre por el que se conoce a la región siria donde se desarrolla.

El mando de las fuerzas de la coalición indicó en un comunicado que el objetivo es derrotar al Estado Islámico en el valle del río Jabur, afluente del Éufrates y controlado por los yihadistas en la zona comprendida entre Deir ez-Zor y la localidad de Al Shadadi, en la vecina provincia de Al Hasaka.

“La lucha por el valle del río Jabur —puntualizó— supone un eje estratégico de avance hacia el curso medio del valle del Éufrates, uno de las últimas plazas fuertes del Estado Islámico”.

La nota añadió que “las fuerzas de la coalición respaldarán a las CAS durante la ofensiva del valle del río Jabur como parte de su misión de ayuda y asistencia, con equipamiento, entrenamiento y apoyo de inteligencia y logístico, así como con fuego preciso y asesoramiento en el campo de batalla”.

La comandancia de la coalición adelantó que, una vez expulsados los extremistas, la región será entregada a “los cuerpos representativos de los habitantes de la zona que se encargarán de la seguridad y del gobierno”.

Los rebeldes han logrado hacerse con el control de varias colinas y de un pueblo después de intensos combates, en los que los yihadistas emplearon a suicidas cargados de explosivos y coches bomba.

En los enfrentamientos participa una unidad de unos 300 combatientes, denominada Al Bakara, que se separó recientemente de la ofensiva Furia del Eúfrates, la cual, encabezada por milicias kurdas, intenta arrebatar al Estado Islámico la ciudad de Al Raqa, a unos 140 kilómetros al norte de Deir ez-Zor.

La ofensiva tiene dos frentes, uno al norte de la ciudad de Deir ez-Zor y otro que avanza desde la vecina Al Hasaka, al noreste de la provincia.

Deir ez-Zor es uno de los últimos feudos de la organización radical suní en Siria, después de que el Estado Islámico haya perdido parte de sus dominios en la capital de su Califato, Al Raqa.

(Fuente: Agencias)

Siria pide que se disuelva la coalición internacional que opera en el país

(SOS).- Siria ha instado a disolver la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que opera en territorio sirio, según se desprende de una carta del embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Jaafari.

“Siria vuelve a llamar a los Estados miembros de la coalición a distanciarse de los crímenes cometidos en su nombre y disolverla de inmediato”, dice el texto dirigido al secretario general y al Consejo de Seguridad de la ONU.

Al Jaafari ha destacado que las acciones de la coalición ayudan a “los grupos terroristas que desataron una campaña de terror y asesinatos contra el pueblo sirio”.

El diplomático ha recordado que los propios miembros de la coalición reconocieron en declaraciones oficiales que “a causa de las acciones realizadas, bajo pretexto de la lucha contra el terrorismo, murieron miles de niños, mujeres y ancianos sirios”.

El embajador sirio ante las Naciones Unidas se ha referido también a las resoluciones del Consejo de Seguridad que prohíben todo ataque contra las infraestructuras y la población civil.

(Fuente: Agencias)

La coalición internacional derriba un avión de combate sirio

(SOS).- El Ejército sirio acusó hoy a la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, de derribar uno de sus aviones de guerra cerca de Al Raqa.

El ataque “confirma la realidad de la posición estadounidense de apoyo al terrorismo”, afirmó el Ejército en un comunicado.

La coalición internacional justificó el derribo por su derecho a defender a sus aliados, los milicianos de las FSD, después de un supuesto ataque de las tropas sirias.

En un comunicado, la coalición precisó que un caza F18E Super Hornet estadounidense derribó un avión SU-22, después de que la aeronave siria lanzara bombas a las FSD cerca de la localidad de Al Tabqa, ubicada a unos 62 kilómetros al oeste de la ciudad de Al Raqa, en el noreste del país.

Antes de ese bombardeo, el Ejército sirio atacó a los rebeldes de las FSD en Al Tabqa, dejando a varios milicianos heridos y forzando que ese grupo armado abandonase la ciudad, según la misma fuente.

La primera respuesta de la coalición liderada por Estados Unidos fue enviar un avión a hacer una “demostración de fuerza”, lo que inicialmente frenó el avance de las tropas sirias.

Sin embargo, tras un nuevo bombardeo contra las FSD, que se produjo cerca del pueblo de Yadin, dos kilómetros más allá de la línea de separación, la coalición decidió derribar el caza sirio “inmediatamente”, siguiendo sus reglas de combate.

El Ejército sirio informó que el avión se estrelló en el campo cerca de Al Rusafa, a unos 60 kilómetros al sur de Al Raqa, y aseguró que el paradero del piloto es desconocido.

Al día siguiente de la que ONU convocara una nueva ronda de negociaciones de paz en Ginebra, la tensión se dispara en Siria. El Gobierno de Damasco acusó a Estados Unidos de “apoyar” el terrorismo y de “coordinarse” con el Estado Islámico para debilitar a las fuerzas sirias. El incidente es uno de los más graves en los que se ha visto envuelto Washington en el país árabe.

Actualmente, las fuerzas especiales estadounidenses apoyan en el terreno a las FSD, una alianza armada liderada por milicias kurdas.

El Ejército sirio están progresando en los últimos días al sur de Al Raqa, capital de facto del Estado Islámico en el país árabe, y llegó hoy a la entrada de la localidad de Al Rasafa.

(Fuente: Agencias)