Merkel y Putin apuestan por impulsar el proceso político para poner fin a la guerra en Siria

(SOS).- La canciller alemana, Angela Merkel, habló hoy por teléfono con el presidente ruso, Vladimir Putin, para analizar la crisis siria y coincidieron en la necesidad de centrar “todos los esfuerzos” en impulsar un “proceso político” en el país, según informó el Gobierno germano.

En un breve comunicado, la Cancillería subrayó la coincidencia de ambos mandatarios en apostar por ese proceso político para poner fin a “un sangriento conflicto” que dura ya años, en línea con la conversación que Merkel tuvo ayer con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Antes de que Berlín informara del contacto entre la canciller y el presidente ruso, el Kremlin emitió una nota en la que destacó que “ambas partes expresaron su disposición a contribuir a reanudar los esfuerzos políticos y diplomáticos sobre Siria, incluido en los foros de Ginebra y Astaná”.

Según Moscú, en su conversación con Merkel, Putin denunció además que “las acciones de una serie de países occidentales, que cometieron un acto de agresión contra Siria, suponen una burda violación de las normas del derecho internacional”.

Para el jefe del Kremlin, el ataque perpetrado el sábado por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia ha causado “un gran perjuicio al proceso de paz en Siria”.

Mientras, el Gobierno de Donald Trump está sopesando crear una fuerza árabe que tomaría el relevo de las tropas estadounidenses en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, según indicaron fuentes oficiales al Wall Street Journal.

El presidente de Estados Unidos habría planteado la idea el pasado viernes, horas antes de que lanzara, junto a Reino Unido y Francia, un ataque coordinado contra diferentes objetivos en Damasco y Homs.

“Hemos pedido a nuestros socios que asuman una mayor responsabilidad para garantizar la seguridad en su propia región”, dijo Trump. Entonces, el mandatario neoyorquino habló de contribuciones económicas, pero dichas fuentes aseguraron que también reclamó el envío de tropas.

El nuevo asesor de seguridad nacional, John Bolton, habría hablado recientemente con Abbas Kamel, el jefe de Inteligencia de Egipto, para convencer a El Cairo de que participe en este esfuerzo regional, añadieron las fuentes consultadas por el diario económico.

“Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Qatar también han sido contactados para (dar) apoyo financiero y contribuir más ampliamente”, detalló un miembro de la administración norteamericana.

La intención del jefe de la Casa Blanca sería que este contingente regional asumiera el liderazgo de la lucha contra el Estado Islámico en complicidad con las milicias locales, tanto árabes como kurdas, que han servido de brazo ejecutor a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Este plan casaría con el deseo de Trump de retirar a los dos mil efectivos estadounidenses desplegados en Siria, un movimiento que algunos de sus asesores consideran peligroso porque la derrota de los yihadistas todavía no se ha completado en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Viena acogerá una reunión especial de la ONU para buscar la paz en Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha informado de que ha convocado a los rebeldes y al Gobierno sirio a una “reunión especial” en Viena la próxima semana, en un nuevo intento de avanzar en el diálogo que auspicia Naciones Unidas para poner fin al conflicto en el país árabe.

La reunión solo durará dos días, el 25 y el 26 de enero, y tendrá lugar en la sede de la ONU en la capital austríaca por problemas logísticos en Ginebra, la ciudad donde normalmente se celebran estos encuentros, según un comunicado.

El mediador ha enviado hoy las invitaciones a las autoridades sirias y a la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), una coalición que reúne desde finales del año pasado a la mayoría de agrupaciones rebeldes, incluidas las toleradas por el Gobierno.

De Mistura ha pedido a las partes que acudan a Viena preparadas para “comprometerse” en discusiones “sustantivas” enfocadas en la elaboración de una nueva Constitución para el país.

El diplomático ha subrayado la posición de Naciones Unidas de que “cualquier iniciativa política implementada por actores internacionales debería ser analizada en función de su habilidad para contribuir a los esfuerzos de la ONU al proceso político de Ginebra”, que es donde se han llevado a cabo, infructuosamente, las negociaciones de paz en los últimos seis años.

Con este comentario, el enviado especial se ha referido a la reunión que Irán, Rusia y Turquía intentan organizar en la localidad rusa de Sochi para impulsar la paz en Siria.

La ONU ha afirmado en múltiples ocasiones que toda contribución es bienvenida, siempre y cuando sirva de apoyo y no de escollo al proceso de Ginebra.

En su última intervención ante el Consejo de Seguridad, el 19 de diciembre pasado, el mediador se comprometió a convocar la novena ronda de negociaciones en Ginebra en enero y antes de la reunión de Sochi, la cual se espera que tenga lugar el 30 y el 31 de este mes.

Pero finalmente este deseo no se ha cumplido y, en lugar de convocar la novena ronda, ha invitado a las partes a una “reunión especial” de dos días en Viena.

La octava ronda acabó en diciembre pasado sin avances, al igual que las precedentes. Al término del encuentro, De Mistura lamentó la imposibilidad de entablar negociaciones reales y directas.

El diplomático mostró abiertamente su frustración ante la falta de progresos reales, aunque no tiró la toalla, e instó a redoblar los esfuerzos para encontrar una salida política a siete años de guerra.

(Fuente: Agencias)

La localidad rusa de Sochi acogerá a finales de enero un congreso de diálogo nacional sirio

(SOS).- Irán, Rusia y Turquía, países garantes del cumplimiento del alto el fuego en Siria, anunciaron hoy la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero próximo en el balneario ruso de Sochi.

Los países garantes hacen un llamamiento a los representantes del Gobierno de la República Árabe Siria y a los rebeldes “a cooperar y a defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria”, se afirma en la declaración tripartita.

El documento fue leído por el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmanov, al término de Astaná-8, la octava ronda de consultas en la capital kazaja sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria.

“Nos gustaría celebrar consultas con nuestros líderes militares y políticos para adoptar una decisión definitiva”, dijo a la prensa el jefe de la delegación rebelde, Ahmad Toma, al ser preguntado sobre si los grupos armados a los que representa asistirán a la cita de Sochi.

Precisó, eso sí, que los rebeldes respaldarían el congreso siempre y cuando esté vinculado al proceso negociador de Ginebra, cuya próxima ronda se celebrará en la segunda quincena de enero próximo.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al-Jaafari, declaró que Siria participará en el congreso de diálogo nacional y hará todos los esfuerzos posibles para el éxito de los preparativos del evento, que calificó de una “buena base para el diálogo entre los sirios”.

En esta ronda de consultas participó el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, quien constató, según un comunicado emitido por su oficina, “cierto avance” en cuanto a las medidas de fortalecimiento de la confianza, así como el desminado con fines humanitarios.

Sobre el asunto de los detenidos, secuestrados y desaparecidos, el enviado especial “tomó nota de un avance hacia un acuerdo de canje de prisioneros”.

En estas negociaciones, los tres países garantes decidieron crear un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y secuestrados, así como para identificar a las personas desaparecidas.

Irán, Rusia y Turquía acordaron, además, que la próxima ronda de consultas en la capital kazaja (Astana-9) se celebrará en la segunda mitad de febrero de 2018.

(Fuente: Agencias)

Los ministros de Exteriores y Defensa rusos se reúnen con el mediador de la ONU para Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, manifestó hoy que no hay alternativa a las negociaciones de Ginebra, al reunirse con los ministros rusos de Exteriores y Defensa, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu.

“Debemos trabajar para que Ginebra dé resultados, ya que no hay alternativa al proceso de Ginebra, que ha sido reconocido por la comunidad internacional y se celebra bajo la égida de la ONU”, señaló De Mistura al inicio del encuentro.

El diplomático italo-sueco aseguró que está a punto de acabar un año “importante” para el arreglo del conflicto y que “la crisis siria vive un momento clave”.

“Ha llegado la hora de avanzar en el proceso político”, apuntó el mediador de la ONU, quien admitió que la última ronda de negociaciones en la ciudad suiza no ofreció resultados.

Al mismo tiempo, De Mistura reconoció que el diálogo en las consultas de Astaná, una iniciativa rusa que celebra su octava ronda, “ayudó a reducir la escalada en Siria”.

“Debemos reconocer que en Siria se están produciendo resultados significativos”, dijo y expresó su confianza de que en la capital kazaja se avance en la liberación de prisioneros de guerra.

Precisamente, De Mistura asistirá el viernes a la segunda jornada de consultas en Astaná, donde presentará nuevas ideas para impulsar una transición política en Siria.

Por su parte, Lavrov denunció en la reunión con el enviado especial de la ONU para Siria que algunos países intentan dificultar el arreglo del conflicto en el país árabe.

Además, recordó que mañana en Astaná se abordarán asuntos como el régimen de cese del fuego y la situación humanitaria, y destacó la iniciativa rusa apoyada por Irán y Turquía para convocar un congreso de diálogo nacional sirio.

“Todas estas acciones están dirigidas a cumplir con las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU y están llamadas a crear las mejores condiciones para las negociaciones bajo la égida de la ONU”, indicó el ministros ruso de Exteriores.

La octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria (Astaná-8) comenzó hoy en la capital kazaja, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

“Las reuniones de los expertos ya han empezado. Se desarrollan a puerta cerrada en formato bilateral y multilateral”, explicó a la prensa el portavoz de la cancillería kazaja, Anuar Zhainakov.

Zhainakov añadió que a la cita asisten representantes de los grupos rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación de Rusia la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía están sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

A las consultas de Astaná-8, que se centran en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como la búsqueda de personas desaparecidas, asisten también observadores de Jordania y Estados Unidos.

Otro de los asuntos importantes a debatir en la capital kazaja es la celebración de un congreso de diálogo nacional sirio, que Rusia se ha ofrecido a acoger.

(Fuente: Agencias)

Francia cree que la derrota del Estado Islámico en Siria llegará en febrero

(SOS).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha afirmado que la derrota del Estado Islámico en Siria se producirá “a mediados o finales de febrero” y que entonces habrá que negociar con el presidente sirio, Bashar al-Assad, para “ganar la paz”.

“Acabamos de ganar la guerra en Irak, junto con la coalición. El primer ministro iraquí anunció el 9 de diciembre el fin de la guerra y la victoria ante el EI. De aquí a mediados o finales de febrero habremos ganado la guerra en Siria”, ha señalado Macron en una entrevista emitida este domingo por la televisión pública France 2.

El presidente galo ha reiterado el cambio de planteamiento de su país, que en tiempos de su predecesor, François Hollande, se negaba a hablar con Al Assad.

Macron ha explicado que la prioridad francesa es “luchar contra el Estado Islámico” y que eso implica respetar el régimen de Damasco.

Cuando la guerra acabe, ha añadido, el actual mandatario sirio seguirá en el poder “protegido” por Rusia e Irán “que también habrán ganado la guerra sobre el terreno”, por lo que no se le podrá negar la palabra.

En ese contexto, el presidente francés ha asegurado que su prioridad será “ganar la paz”, lo que pasa por “desmilitarizar el país y construir una solución política que permita una paz duradera en la que todas las minorías estén protegidas”.

La solución debe estar inspirada en el Líbano, “el único modelo pluralista que ha triunfado en la región”, ha concluido Emmanuel Macron.

Por otra parte, y a pesar de las diferencias del Reino Unido con Rusia, el ministro de Exteriores Boris Johnson ha reconocido que  es necesaria la colaboración para luchar contra el terrorismo islamista y encontrar una “solución política” para el conflicto en Siria.

En una entrevista con The Sunday Times, el jefe de la diplomacia británica ha dicho que “necesitamos hablar con Rusia sobre cómo ven el fin del conflicto en Siria”.

“Ellos han logrado mantener a su aliado Bashar al-Assad en el poder en Damasco, pero no han logrado establecer una solución política para Siria”, ha puntualizado el titular de Exteriores.

“Tenemos que entendernos”, ha aseverado Johnson, al tiempo que ha subrayado que “necesitamos colaborar de nuevo para derrotar al terrorismo islamista”.

El ministro británico de Exteriores prevé viajar el jueves a Moscú para reunirse con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, tras el fracaso de la última ronda de negociaciones de paz en Ginebra, auspiciada por la ONU.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio regresará a Ginebra para participar en las conversaciones de paz

(SOS).- La delegación del Gobierno sirio regresará a Ginebra el próximo domingo para participar en la octava ronda de negociaciones de paz, auspiciadas por la ONU, informó una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El equipo negociador, encabezado por el representante de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari, permanecerá en la ciudad suiza hasta el próximo 15 de diciembre.

Tras dos días de reuniones la semana pasada en Suiza, la delegación gubernamental se marchó el pasado fin de semana por la insistencia de los rebeldes en la salida del poder del presidente sirio, Bashar al-Assad, una precondición que entorpece las conversaciones.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, advirtió en una rueda de prensa de que la semana próxima analizará el comportamiento y el compromiso de las distintas partes en el diálogo de paz que dirige, y entonces decidirá si alguna de ellas “está boicoteando” el proceso.

De Mistura dejó claro que ese compromiso no se muestra “solo por la participación en reuniones”.

Consultado sobre qué ocurrirá si de la evaluación se desprende que alguna de las dos delegaciones está saboteando las negociaciones, el diplomático pidió esperar a conocer su decisión, y precisó que “será una muy mala señal no solo para el diálogo de Ginebra sino para cualquier otro proceso en cualquier otro lugar”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, logró el mes pasado el respaldo de sus colegas turco e iraní, Recep Tayyip Erdogán y Hasan Rohaní, respectivamente, para poner en marcha un nuevo proceso de paz para Siria, aunque por ahora no se han dado a conocer detalles de cuándo y cómo se implementaría.

“Queremos que cualquier otra iniciativa sea una oportunidad de apoyar a Ginebra, de construir sobre lo que se hace en Ginebra, para luego volver a Ginebra, y esta es la posición del secretario general de la ONU, António Guterres”, subrayó De Mistura.

Preguntado si no sería bueno que los rebeldes renunciaran a su aspiración de que Al Assad no pueda participar de un eventual proceso de transición, el enviado especial de la ONU para Siria dijo: “No tengo que asesorar a ninguna de las dos partes sobre cómo ellos deberían mostrar una señal a la otra para poder tener un diálogo directo y constructivo, por lo tanto no puedo hacer ningún comentario al respecto”.

No obstante, añadió que en cualquier discusión es normal que las dos partes tengan “visiones y posicionamientos rotundos”.

Con respecto a las negociaciones, De Mistura indicó que seguirán centrándose en una lista de doce puntos que tienen en común ambas partes, así como en cómo concretar la redacción de una nueva Constitución, y acordar la organización de elecciones libres bajo auspicio de la ONU.

Hasta ahora, se han celebrado ocho rondas de conversaciones indirectas entre el Gobierno sirio y los rebeldes en Ginebra que apenas han logrado resultados.

(Fuente: Agencias)

De Mistura manifiesta la necesidad de dar un impulso a las negociaciones de paz para Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se ha reunido con el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Gennadiy Gatilov, ante el que ha enfatizado la necesidad de dar un impulso a las negociaciones de paz entre el Gobierno sirio y los grupos rebeldes que se reanudarán a finales de mes.

El encuentro se ha producido “a la luz de la declaración efectuada por los presidentes de Rusia y Estados Unidos el 11 de noviembre en Danang (Vietnam), en la cual reafirmaron la importancia del proceso de Ginebra y la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU para alcanzar una solución política en Siria”, ha informado la oficina de De Mistura.

“El enviado especial enfatizó la importancia de poner en práctica las provisiones de la resolución”, ha añadido.

De Mistura ha convocado a las partes a una nueva ronda de negociaciones de paz en Ginebra a partir del próximo día 28. Su objetivo es “llevar a las partes a verdaderas negociaciones, sobre asuntos en los que hay alguna perspectiva de que pueden empezar a acercar posturas”, según ha declarado el propio diplomático ante el Consejo de Seguridad.

Fuentes próximas al proceso han indicado que De Mistura quiere centrar las discusiones en dos puntos clave: un calendario y un proceso para redactar una nueva Constitución siria y detalles para la celebración de unas elecciones supervisadas por Naciones Unidas.

Tras varias rondas sin apenas resultados concretos, el mediador de la ONU para Siria cree que es hora de entrar “en sustancia”, han explicado esas mismas fuentes.

El pasado 11 de noviembre, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el de Estados Unidos, Donald Trump, confirmaron su decisión de derrotar al Estado Islámico en Siria, en una declaración conjunta adoptada durante la cumbre de la APEC.

Ambos mandatarios coincidieron en que “el conflicto en Siria no tiene solución militar” y reiteraron que “el arreglo político definitivo al conflicto debe ser hallado en el marco del proceso de Ginebra, de conformidad con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”.

El lunes por la noche, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente Putin dijeron en Sochi que la violencia en Siria ha disminuido y se dan las condiciones para impulsar una solución política al conflicto armado en ese país.

(Fuente: Agencias)