Un convoy humanitario con ayuda para 26 mil personas entra en Guta Oriental

(SOS).- Un nuevo convoy humanitario entró hoy a Guta Oriental, el principal feudo extremista de las afueras de Damasco, con ayuda para 26 mil personas.

La caravana, compuesta por 25 camiones, transporta comida y está organizada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la ONU y la Media Luna Roja Siria, dijo a la prensa el director de Comunicaciones del CICR en el país árabe, Pawel Krzysiek.

Este convoy fue organizado después de que la semana pasada otro cargamento humanitario accediera a Guta Oriental.

El cargamento de hoy será distribuido en Duma, la mayor población de Guta Oriental, y ha cruzado a esta región por el paso del campo de refugiados de Al Wafidin, que separa las zonas en poder de las autoridades sirias de las que están en manos de las mal llamadas facciones rebeldes.

El Ministerio ruso de Defensa comunicó el 14 de marzo que en los últimos días la situación en Guta Oriental, sobre todo en la parte norteña de la ciudad de Duma, se ha estabilizado significativamente.

La cartera de Defensa rusa añadió que, con el fin de continuar estabilizando la situación, la pausa humanitaria en la ciudad de Duma fue prolongada por dos días.

A finales de febrero, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 2401 que establece un armisticio de 30 días en todo el territorio de Siria para llevar a cabo las operaciones humanitarias.

Después, Rusia estableció por orden del presidente, Vladimir Putin, una tregua diaria de cinco horas desde el 27 de febrero y la creación de un pasillo humanitario para que la población abandone Guta Oriental, zona que en las últimas semanas sufre un repunte de violencia.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Estados Unidos amenaza con usar la fuerza unilateralmente si la ONU no hace algo en Siria

(SOS).- Estados Unidos propuso ayer en la ONU una resolución para una tregua en Damasco y Guta Oriental, y advirtió que, si la comunidad internacional no actúa, podría hacerlo por su cuenta y usando la fuerza.

“No es la vía que preferimos, pero es un camino que hemos demostrado que podemos tomar y estamos listos para hacerlo otra vez”, dijo la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en un discurso ante el Consejo de Seguridad.

El máximo órgano de decisión de la ONU analizó este lunes la aplicación de la resolución 2401, con la que hace dos semanas demandó un alto el fuego de 30 días en toda Siria.

Haley recordó que durante la negociaciones de ese texto ya había advertido de que, si no se respetaba, sería necesario “actuar”.

“Ese día ha llegado. El alto el fuego ha fracasado”, dijo la diplomática estadounidense, que anunció que presentará a consideración del Consejo de Seguridad un nuevo texto para tratar de lograr una tregua en Damasco y Guta Oriental.

Estados Unidos acusa al Gobierno sirio y a sus aliados de utilizar como excusa para “continuar su guerra” una disposición de la resolución aprobada en febrero, que autorizaba las operaciones contra grupos terroristas pese al cese de las hostilidades.

Haley aseguró que las autoridades de Siria, Teherán y Moscú han “explotado premeditadamente esa fisura” para tildar de “terroristas” a todos los grupos de Guta Oriental y seguir combatiendo a sus “rivales políticos”.

“Se han burlado de este proceso y de esta institución”, insistió la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas.

Haley avisó de que si, ante la falta de compromiso de Rusia el Consejo de Seguridad no es capaz de actuar, Estados Unidos está dispuesto a hacerlo por su cuenta.

Aunque no mencionó qué podría desencadenar esa acción ni señaló medidas concretas, sí sugirió que podrían pasar por acciones militares, recordando el bombardeo que Estados Unidos llevó a cabo contra una base siria.

“Estados Unidos sigue preparado para actuar si debemos hacerlo”, apuntó la diplomática.

Por su parte, Rusia defendió la ofensiva contra Guta Oriental e insistió en que ese bastión en las afueras de Damasco está controlado por grupos terroristas.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, aseguró que la presencia terrorista en la zona es mucho más importante de lo que otras potencias dicen y subrayó que los combatientes están “coordinados” desde un único centro de mando dirigido por el antiguo Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

En este sentido, Moscú considera que Siria tiene todo el derecho a actuar en Guta Oriental para responder a esa amenaza y a los ataques que se lanzan desde allí contra la capital del país.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se mostró escandalizado por la propuesta de Estados Unidos de una nueva resolución de la ONU sobre Siria y la amenaza de emplear la fuerza de forma unilateral en ese país y dijo que no tiene palabras para calificarlo.

“Ya no me queda ningún término normal para calificar esto”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa sobre la iniciativa de Washington para una nueva tregua en Siria.

El canciller ruso criticaba así el hecho de que las autoridades norteamericanas haya propuesto una nueva resolución “ante la incapacidad para cumplir la 2401 en la parte que se refiere a los combatientes apoyados por Occidente, y con la excusa de que Rusia, Irán y el Gobierno sirio no han podido garantizar” la tregua.

También consideró escandalosa la declaración de la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, en su discurso ante el Consejo de Seguridad, de que “Estados Unidos, un país pacífico, puede en cualquier momento atacar a las fuerzas gubernamentales sirias, como lo hicieron hace un año, al golpear la base aérea de Shairat”.

(Fuente: Agencias)

Trump habla con Merkel y Macron para abordar la situación en Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, telefoneó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Emmanuel Macron, para abordar la situación en Siria, informó la Casa Blanca.

La administración estadounidense explicó en un comunicado que el mandatario habló individualmente con los dos líderes europeos, con quienes coincidió en que el Gobierno sirio y sus partidarios “deberían implementar inmediata y plenamente la Resolución 2401 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que exige un alto el fuego inmediato en toda Siria”.

“Los líderes también compartieron sus serias preocupaciones sobre las recientes declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, sobre el desarrollo de armas nucleares, y estuvieron de acuerdo en que ello socava la discusión productiva sobre una serie de cuestiones entre Rusia y Occidente”, indicó la nota.

Por su parte, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, recordó ayer a todos los responsables de crímenes de guerra en Siria que algún día serán juzgados.

“Las ruedas de la Justicia pueden ser lentas pero avanzan. Este Consejo puede tener un impacto real en asegurar que haya Justicia por el sufrimiento que han padecido los sirios”, subrayó el alto comisionado.

Y, una vez más, pidió que los crímenes en Siria sea referidos a la Corte Penal Internacional (CPI).

“Los intentos de desbaratar a la Justicia y proteger a los criminales son vergonzosos”, denunció.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró este viernes una sesión urgente sobre la situación en el país árabe.

A pesar de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó hace una semana una resolución pidiendo el establecimiento de una pausa humanitaria de 30 días para permitir la entrega de ayuda y la evacuación médica, los ataques no han cesado en Siria.

Ante esta situación, el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU pidió a las partes que acaben con el conflicto, y a la comunidad internacional que haga todo lo posible por ayudar a registrar todos los crímenes.

Rusia acudió a la sede europea de la ONU para asegurar que no es por Moscú ni por las autoridades de Damasco si la tregua humanitaria en Siria no se está cumpliendo.

Durante sus dos intervenciones públicas en el Consejo de Derechos Humanos y la Conferencia de Desarme de la ONU, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, acusó a los mal llamados rebeldes de violar el alto el fuego.

El jefe de la diplomacia rusa calificó de “inaceptable” en el principal órgano de defensa de los Derechos Humanos de la ONU que algunos países utilicen un “doble estándar” y “dividan el terrorismo en buenos y en malos”, como, lamentó, ocurre en la guerra siria.

El ministro de Exteriores aseguró que Rusia seguirá apoyando al Ejército sirio “para finalmente derrotar la amenaza terrorista”.

Lavrov dijo que era peligroso “especular” sobre violaciones de Derechos Humanos para “justificar injustificadas escapadas para provocar cambios de régimen” como ha sucedido en otras ocasiones.

“Con independencia de lo que uno pueda pensar de Sadam Husein o de Muamar al Gadafi, aquellos que les han derrocado deberían responder a una simple pregunta: ¿han conseguido aliviar las ilegítimas intervenciones el sufrimiento humano, proteger los derechos más fundamentales, el derecho a la vida?”, preguntó Lavrov.

Los sirios, indicó, “sufren una nefasta crisis humanitaria”, y recordó que la resolución 2401 adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU —que establece una tregua de al menos 30 días en toda Siria— representa un “marco para que todas las partes acuerden las condiciones para aliviar el sufrimiento de los civiles”.

“Rusia, junto con el Gobierno sirio, ya ha anunciado la creación de corredores humanitarios en Guta Oriental”. “Ahora toca a los milicianos actuar”, aseveró.

El ministro ruso acusó a las fuerzas extremistas que luchan contra el Gobierno sirio de “seguir bombardeando Damasco y de bloquear la entrega de ayuda y la evacuación de aquellos que quieren abandonar” el área.

A la vez, exigió a la alianza internacional encabezada por Estados Unidos que asegure “el mismo acceso humanitario a las áreas en Siria bajo su control” y que una misión conjunta de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja evalúe las necesidades humanitarias en Al Raqa —antiguo bastión del Estado Islámico—, “que fue reducido a escombros por la coalición”.

(Fuente: Agencias)

Turquía afirma que controla un tercio de la región siria de Afrin

(SOS).- El ministro de Defensa turco, Nurettin Canikli, aseguró hoy que su Ejército controla ya unos 615 kilómetros, casi un tercio, de la región siria de Afrin, donde Turquía lanzó una ofensiva militar el pasado 20 de enero contra las milicias kurdas aliadas de Estados Unidos.

“Están bajo control unos 615 kilómetros cuadrados y se han asegurado unos 28 puntos”, anunció Canikli en la Universidad de Defensa Nacional de Estambul, en unas declaraciones recogidas por la prensa.

“Desafortunadamente, durante la operación han muerto 157 soldados, de los cuáles 41 son miembros de las Fuerzas Armadas turcas y 116 son miembros de las ELS (milicias aliadas de Ankara)”, señaló.

Las tropas turcas invadieron el enclave de Afrin para expulsar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que dominan este territorio de unos 2.000 kilómetros cuadrados, y a las que las autoridades de Ankara consideran un grupo terrorista por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda que opera en Turquía.

“La operación continuará hasta el final para acabar con todos los terroristas. En Siria o en Irak”, declaró por su parte el primer ministro turco, Binali Yildirim, en el mismo acto.

“No creemos que la operación se limite a Afrin. Cualquier sitio donde haya terroristas es un objetivo para nosotros”, señaló.

El Gobierno turco ha advertido en más de una ocasión que podría ampliar la operación a Manbech, una región siria en manos de las YPG desde 2016.

Aquí, a diferencia de Afrin, sí hay fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra el Estado Islámico.

Washington apoya a las YPG, al considerarlas un aliado esencial para derrotar a los yihadistas.

Las fuerzas aliadas de Ankara, las ELS, entraron esta mañana en la localidad de Racon, en el oeste de Afrin, donde han tenido lugar intensos combates contra las YPG, informó la prensa turca.

Desde el inicio de la operación Rama de Olivo, el Ejército turco asegura haber “neutralizado”, es decir, abatido, herido o capturado, a 2.295 combatientes enemigos, mientras que las YPG han admitido sólo 255 bajas en sus filas.

Por otra parte, la guerra en Siria volverá a dominar en marzo la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU, después de las intensas negociaciones recientes para tratar de impulsar una tregua en el país árabe.

Los miembros del Consejo de Seguridad aprobaron ayer el programa de trabajo para este mes, cuando estará bajo presidencia de Holanda, con varias sesiones dedicadas al conflicto.

El día 12 de marzo, los quince países analizarán la implementación de la resolución aprobada el pasado sábado para demandar un alto el fuego de treinta días en Siria.

Por ahora, según la ONU, el llamamiento está siendo ignorado, pues los combates continúan y no se ha logrado mejorar el suministro de ayuda humanitaria a la población de zonas muy golpeadas por la lucha.

El día 12, el Consejo de Seguridad recibirá el primer informe oficial sobre la aplicación de su resolución y analizará la situación humanitaria en el país.

Esa misma semana, el día 15, abordará el proceso político en Siria con el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, que trata de impulsar una solución negociada al conflicto.

(Fuente: Agencias)

Rusia exige a los rebeldes que actúen para que la tregua en Siria funcione

(SOS).- El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, instó hoy a los rebeldes a “actuar” para que las pausas humanitarias de cinco horas diarias ordenadas por el Kremlin y las autoridades sirias en la región de Guta Oriental, el principal feudo extremista en las afueras de Damasco, puedan funcionar.

“Rusia, junto con el Gobierno sirio, ya ha anunciado la creación de corredores humanitarios en Guta Oriental. Ahora toca a los milicianos actuar”, recalcó Lavrov durante su intervención en el segmento de alto nivel de la trigésima séptima sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia sostuvo que los “sirios sufren una nefasta crisis humanitaria”, y recordó que la resolución del pasado fin de semana del Consejo de Seguridad de la ONU establece una tregua de al menos 30 días en toda Siria y representa el “marco para que todas las partes acuerden las condiciones para aliviar el sufrimiento de los civiles”.

No obstante, según dijo, los combatientes que luchan contra el Gobierno sirio “siguen bombardeando Damasco y bloqueando la entrega de ayuda y la evacuación de aquellos que quieren abandonar” el área.

Lavrov añadió que está por ver si “los bandidos que controlan Guta Oriental” permiten la distribución de ayuda humanitaria, y afirmó que los grupos que controlaban Alepo oriental no dejaron la entrada de asistencia humanitaria.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores aseguró, además, que Moscú seguirá prestando apoyo al Ejército sirio hasta que se haya derrotado totalmente la “amenaza terrorista”.

A la vez exigió a la coalición internacional encabezada por Estados Unidos que también aporte lo suyo para que funcione la tregua humanitaria.

“Instamos a los miembros de la denominada coalición estadounidense a asegurar el mismo acceso humanitario a las áreas en Siria bajo su control”.

El jefe de la diplomacia rusa consideró asimismo necesario “enviar urgentemente una misión de evaluación conjunta de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a Al Raqa —antiguo bastión en Siria del Estado Islámico—, que ha quedado reducido a escombros por la coalición”.

“Hay aún cadáveres por las calles, no hay agua corriente ni saneamiento, todo está sembrado de minas, hay que actuar ante este desastre humanitario”, insistió.

El jefe de la diplomacia rusa se reunió tras su intervención con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, y hablaron de la importancia de relanzar el proceso de diálogo político.

“Discutimos lo que ha sucedido desde la Conferencia de Sochi, y De Mistura confirmó la importancia de ese foro para consolidar las bases para que él pueda relanzar las negociaciones y que comience el trabajo real sobre la Constitución”, indicó Lavrov.

El mes pasado tuvo lugar en el balneario de Sochi una reunión organizada por Rusia para intentar relanzar el proceso de paz en la que se decidió crear una comisión compuesta por miembros afines al Gobierno sirio y a los rebeldes con el objetivo de redactar una nueva Constitución en línea con las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad.

(Fuente: Agencias)

Francia advierte a Turquía que la tregua en Siria también incluye el enclave de Afrin

(SOS).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió hoy a su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, que la tregua humanitaria decretada por la resolución de la ONU sobre Siria también incluye el disputado enclave de Afrin.

El cese de las hostilidades, según el comunicado del Palacio del Elíseo, “debe ser aplicado sin demora en todas partes y por todos para frenar el engranaje de violencia actual, susceptible de provocar una deflagración regional y alejar toda perspectiva de solución política”.

El mandatario francés subrayó que los garantes del acuerdo de Astaná —auspiciado por Rusia, Turquía e Irán— “tienen una responsabilidad directa que debe traducirse sobre el terreno”.

Desde el pasado 20 de enero, Turquía y facciones armadas rebeldes desarrollan una ofensiva en la región siria de Afrin contra las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a la que Ankara considera terrorista por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Solo ayer, las fuerzas turcas y sus grupos aliados avanzaron en Afrin, en el noroeste de Siria, y controlaron 75 localidades y pueblos.

Ankara controla ahora un total de 132 kilómetros de la zona fronteriza de Afrin con Turquía y el 21 por ciento de las zonas rurales del enclave sirio.

Macron destacó que es “imperativo” que el cese de las hostilidades decretado por el Consejo de Seguridad “sea respetado inmediata y completamente para poner fin a los bombardeos indiscriminados” y permitir de forma urgente la entrada de la ayuda humanitaria y la evacuación de enfermos y heridos.

(Fuente: Agencias)

El Consejo de Seguridad aprueba una tregua en Siria

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este sábado una resolución que demanda una tregua de 30 días en toda Siria con el fin de facilitar el suministro de ayuda humanitaria y las evacuaciones de heridos y enfermos. Tras cerca de dos semanas de intensas negociaciones, finalmente salió adelante un texto de compromiso con el apoyo unánime de los quince Estados miembros.

El Consejo de Seguridad ordena que, una vez que el cese de las hostilidades sea efectivo, todas las partes permitan el acceso seguro de convoyes humanitarios de Naciones Unidas y sus socios a cualquier punto necesitado de ayuda. Además, exige que se facilite la entrada de personal sanitario para atender a heridos y enfermos y que se autorice a la ONU a llevar a cabo evacuaciones médicas cuando sea necesario.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, celebró la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad y dijo esperar que se adopte de manera inmediata.

“El secretario general acoge con satisfacción la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de una resolución que exige el cese de las hostilidades en Siria durante al menos 30 días”, indicó en un comunicado el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Además, subrayó que el secretario general espera que la resolución, con la que se busca facilitar el suministro de ayuda humanitaria y las evacuaciones de heridos y enfermos, “se implemente y mantenga de manera inmediata”, y señaló que la ONU está preparada para hacer su parte.

Guterres recordó a las partes en conflicto su “obligación absoluta” en virtud del Derecho Internacional Humanitario y de los derechos humanos de proteger “en todo momento” a la población civil y su infraestructura.

En ese sentido, advirtió de que los esfuerzos para combatir el terrorismo no reemplazan esa obligación.

La resolución, impulsada por Suecia y Kuwait, “demanda” a todas las partes del conflicto un alto el fuego humanitario de al menos 30 días en la totalidad del territorio sirio.

La tregua, sin embargo, autorizará que continúen las operaciones militares contra grupos considerados terroristas por la ONU, incluidos el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra.

(Fuente: Agencias)