El PMA accede a localidades de Al Raqa por primera vez en tres años

(SOS).- El Programa Mundial de Alimentos (PMA), que suministra comida a cerca de 200 mil personas en Siria cada mes, ha podido acceder “por primera vez en tres años” a Mansoura y otras zonas rurales de la provincia de Al Raqa gracias a la reapertura de nuevos accesos terrestres.

El avance de la coalición internacional en la zona de Al Raqa ha permitido la reapertura de rutas terrestres que facilitan y abaratan la distribución de alimentos en las partes más afectadas por el conflicto sirio. En la ciudad de Tabqa, el PMA “ha duplicado a 25 mil el número de personas asistidas”.

Al Raqa fue ocupada por el Estado Islámico en 2014 y el PMA no ha tenido acceso a zonas vulnerables de la región hasta marzo de 2017. Antes de la liberación de la carretera que recorre el norte de Siria, desde Alepo a Hasaka, el PMA solo podía acceder a algunos puntos de las provincias de Hasaka, Al Raqa y Deir ez-Zor por aire, lanzando desde aviones suministros de emergencia.

Sin embargo, la asistencia desde tierra resulta más efectiva y conlleva menos gastos, según la organización humanitaria, un ahorro que se puede invertir en socorrer a más personas. “Al sustituir los lanzamientos aéreos por entregas por tierra se ahorran unos 19 millones de dólares al año, ya que un camión puede llevar la misma cantidad de alimentos que puede transportar un avión a un coste mucho más reducido”, ha informado el representante y director del PMA en Siria, Jakob Kern.

(Fuente: Agencias)

5 millones de refugiados sirios dependen aún de la ayuda humanitaria

(SOS).- Durante estos últimos 6 años, Siria ha quedado destruida y millones de familias han sido obligadas a abandonar sus hogares, en un conflicto donde la población civil ha sido objetivo militar y que ha generado un drama humanitario sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. A pesar del anhelo de paz y de volver a sus ciudades y sus casas, la situación devastadora en que han quedado, se lo impide. Los damnificados son millones de familias obligadas a huir del conflicto.
Según datos de ACNUR, tres de cada cuatro sirios se han visto obligados a huir de sus casas, y de ellos el 73 por ciento son mujeres y niños. Actualmente hay 6,3 millones de desplazados internos y 4,9 millones de personas refugiadas en países vecinos como Turquía (2,9 millones), Líbano (un millón) o Jordania (656 mil).

La Fundación para la Promoción Social de la Cultura (FPSC) trabaja en estos países vecinos y sus acciones de ayuda humanitaria se dirigen principalmente a los colectivos más vulnerables, menores, personas con discapacidad, ancianos, mujeres y minorías, por ser quienes padecen con más rigor las consecuencias de los conflictos armados.

En la actualidad, en los campos de refugiados de Jordania (Za’atari y Azraq) en el norte del país (donde la FPSC es la única ONG española), las acciones priorizan a los refugiados con discapacidad, con especial atención a mujeres y niños, a través de la atención médica personalizada, distribución y mantenimiento de las ayudas para la movilidad (desde bastones y muletas hasta sillas de ruedas y dispositivos ortopédicos); las actividades inclusivas y la sensibilización acerca de la realidad y los derechos de las personas con discapacidad.

En Líbano, se trabaja con refugiados y sus familias que necesitan apoyo psiquiátrico o psicológico a causa de las duras circunstancias por las que han atravesado y la situación en que viven. Se prestan servicios sanitarios para la mejora de la salud mental en la clínica de FPSC en el Valle de la Bekaa. También se trabaja en el establecimiento de una red solidaria, social, sostenible e innovadora de productos de segunda mano para tratar de paliar las condiciones de pobreza del país y para fomentar la mejora de las relaciones entre la población refugiada y la población local.

(Fuente: FPSC)

Kazajistán envía 500 toneladas de ayuda humanitaria al pueblo sirio

Astaná (AsiaNews/Agencias).- El gobierno kazajo envió unas 500 toneladas de ayuda humanitaria al pueblo sirio. Las provisiones, que incluyen harina, carne en lata, arroz, pasta y té, llegaron al puerto de Tartus el pasado 5 de enero.

Durante un encuentro con la delegación siria, el embajador kazajo en Jordania, Azamat Berdybai afirmó que “si bien la comunidad internacional hace todos los esfuerzos posibles, la situación humanitaria es todavía catastrófica. Por este motivo, el presidente Nursultan Nazarbayev decidió enviar ayuda humanitaria a Siria. Las 500 toneladas del cargo -distribuidas en 33 contenedores- incluyen fundamentalmente comida y medicinas y están destinadas al pueblo sirio, que desde hace seis años sufre a causa de la guerra”.

Esta no es la primera vez que Kazajistán envía ayuda al país árabe. En 2012, a través de la Organización para la cooperación islámica, Astaná destinó unos 400 mil dólares estadounidenses a los gobiernos de Jordania y Líbano, para asistir humanitariamente a los refugiados sirios.

En octubre 2015, al finalizar las negociaciones entre los representantes de la oposición siria en Astaná, Kazajistán aceptó proveer de medicamentos, comida y equipos por un valor de 316 mil dólares estadounidenses a los refugiados sirios en la frontera con Turquía.

Rusia critica a la ONU por dejar de repartir ayuda humanitaria en Alepo

Alepo (Agencias).- El Ministerio Ruso de Defensa criticó a la ONU por la demora en el reparto de ayuda humanitaria en las zonas de la segunda ciudad siria tomadas recientemente por el gobierno de Damasco. En un comunicado, el general Igor Konashenkov declaró que Estado Unidos, Gran Bretaña, Francia y las Naciones Unidas no han remitido ninguna petición para enviar ayuda humanitaria a los 90.000 habitantes del este de Alepo, liberados de los terroristas hace unos días.

En las últimas semanas el asesor especial del enviado de la ONU para Siria, Jan Egeland, así como representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y varias organizaciones internacionales “habían exigido insistentemente que se admitan los convoyes con ayuda humanitaria para los barrios del este de Alepo, controlados por los extremistas”, recordó el portavoz del Ministerio Ruso de Defensa.

“Sin embargo, dos días después de la liberación de más de 90.000 habitantes de Alepo de los terroristas, la Oficina del enviado especial de las Naciones Unidas, Staffan de Mistura, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido, el de Francia, y el Departamento de Estado de Estados Unidos no han enviado ninguna solicitud para la prestación de asistencia humanitaria”, destacó Konashenkov.  “Al parecer, esta ayuda estaba destinada a otras personas que viven en los distritos del este de Alepo”, ironizó el alto mando del Ministerio de Defensa.

El general ruso añadió que espera que Egeland “en vez de declaraciones infundadas, por fin pase a las acciones reales para prestar ayuda a los ciudadanos en los barrios orientales de Alepo”. En esta línea, Konashenkov señaló que la falta de combatientes en los distritos liberados proporciona las condiciones necesarias para la prestación de asistencia humanitaria en el este de Alepo.

Los soldados rusos han sido hasta la fecha la única fuente de alimentos, medicinas y otros suministros para los 90.000 residentes de los vecindarios de Alepo reconquistados la semana pasada por el Ejército de Siria, dijo el portavoz de Defensa.

El alto cargo ruso insistió en que el Kremlin mantiene una política de solidaridad en medio de la guerra que azota a Siria, tanto en materia militar como en ayuda humanitaria. “Durante todo este tiempo, los habitantes de los barrios orientales de Alepo reciben diariamente ayuda humanitaria, medicinas y ropa de abrigo del Centro Ruso para la Reconciliación y el Gobierno de Siria”, acotó Konashenkov.

Medios estatales sirios comenzaron a informar el pasado viernes desde zonas recién recuperadas por las Fuerzas Armadas gubernamentales en su ofensiva terrestre sobre el este de Alepo. Las imágenes mostraron el realojo de civiles, obras de reparación en carreteras y retirada de escombros.

La televisora estatal al-Ikhabirya enseñó además a cientos de desplazados sentados en las calles empapadas por la lluvia y a otros subiendo a autocares del gobierno para trasladarse a áreas reconquistadas. El canal de televisión estatal emitió también entrevistas a personas que escaparon de la zona rebelde. Algunos acusaron a los insurgentes de disparar para evitar su marcha al territorio bajo control del Ejercito sirio.

En un comunicado conjunto, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Canadá reclamaron un alto el fuego en Alepo y reiteraron su posición de buscar una salida diplomática al conflicto.

“La oposición ha aceptado el plan de cuatro puntos de la ONU en Alepo. El régimen tiene que aceptarlo también”, señalaron las potencias en referencia a la iniciativa de Naciones Unidas, estancada desde hace semanas, de entrega de ayuda y evacuaciones médicas en la ciudad. “Llamamos al régimen sirio a hacerlo urgentemente para aliviar la situación extrema en Alepo, y llamamos a Rusia e Irán a utilizar su influencia para ayudar a que esto ocurra”, enfatizaron los países firmantes.

Por su parte, el gobierno sirio advirtió este martes que rechazará cualquier tregua que no suponga una salida de los rebeldes de Alepo y denunció este miércoles que sigue sufriendo ataques del otro bando.

Las autoridades de Damasco prometieron que no abandonarán y ejercerán todos los esfuerzos posibles para liberar a los civiles de la parte oriental de la ciudad martiriada, a los que describieron como “rehenes de los terroristas”.

La Cancillería siria también agradeció a Moscú que vetara en el Consejo de Seguridad de la ONU, con el respaldo de Pekín y Caracas, “un proyecto de resolución que habla de una tregua y no garantiza la salida de los combatientes del este de Alepo, lo que les ofrece la posibilidad de reagruparse y repetir sus crímenes”. “La eliminación del terrorismo es la única manera de poner fin al sufrimiento de civiles inocentes”, que son “víctimas del terrorismo ‘takfiri’ y de la hipocresía de Occidente”, dijeron desde el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Desde el pasado 15 de noviembre, el Ejército sirio está llevando a cabo una ofensiva en el este de Alepo, donde ha arrebatado a los grupos armados rebeldes el control de varios distritos.