Turquía manda refuerzos militares a Siria

(SOS).- Turquía ha enviado refuerzos militares a la provincia siria de Idlib (noroeste), al otro lado de su frontera, después del fracaso de las negociaciones de sus servicios de Inteligencia con los yihadistas que controlan gran parte de esa región.

Un convoy militar turco entró anoche en territorio sirio, integrado por decenas de vehículos que transportaban soldados y equipamiento, cuya misión es reforzar las posiciones del Ejército turco en el norte de Siria.

Algunos de los vehículos se dirigieron a una posición turca en la zona de Moruk, en el norte de la provincia de Hama, vecina a Idlib; mientras que otros acudieron a un puesto militar en la localidad de Maarat al Numan, en la propia Idlib.

Los refuerzos militares llegaron después de que los servicios de Inteligencia turcos fracasaran a la hora de convencer al Frente al Nusra de disolver el grupo, ante la ofensiva que el Ejército sirio y Rusia se disponen a lanzar contra este y otras facciones armadas extremistas que operan en Idlib.

La provincia está controlada en su gran mayoría por organizaciones radicales, y según cifras de la ONU, en ella se encuentran unos 10.000 yihadistas vinculados a la filial siria de Al Qaeda.

Turquía tiene efectivos desplegados en el norte de Siria para luchar contra las milicias kurdas y para ello cuenta con el apoyo sobre el terreno de diferentes grupos armados.

El Gobierno turco ha advertido reiteradamente de las consecuencias humanitarias que tendría una ofensiva a gran escala contra Idlib, donde residen 2,9 millones de personas, según la ONU, cifra que Ankara eleva a 3,5 millones.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, manifestó el viernes que en Idlib “hay algunos grupos extremistas, lo mejor es identificarlos, separarlos de los demás y eliminarlos. No atacar indiscriminadamente”.

Ankara está preocupada por un posible flujo de refugiados que huyendo de la violencia tratarían de cruzar la frontera de Siria con Turquía, que permanece cerrada en ese punto.

Anuncios

El Estado Islámico mantiene secuestrados a 16 niños en una zona desértica del sur de Siria

(SOS).- Al menos dieciséis niños llevan secuestrados un mes por miembros del Estado Islámico (EI) después de que los extremistas lanzasen una sangrienta oleada de ataques en la provincia siria de Al Sueida, en el sur del país, informó este sábado Human Rights Watch (HRW).

La organización humanitaria, que cita a los propios habitantes de Al Sueida, cifró en 27 personas las que continúan retenidas por el grupo yihadista en una zona desértica situada en el este de la región.

Entre los secuestrados, hay al menos dieciséis niños con edades comprendidas entre los 7 y 15 años, dijo HRW.

Los milicianos vestidos de negro —denunció— esperan usar a los rehenes como “moneda de cambio” en las negociaciones con el Gobierno sirio y Rusia.

“Desde hace un mes, las familias de los secuestrados de Al Sueida han estado pidiendo la liberación de sus seres queridos”, aseguró Lama Fakih, directora adjunta para Medio Oriente de HRW.

“Las vidas de los civiles no deberían usarse como moneda de cambio, y el Estado Islámico debe liberar a todos los rehenes de inmediato”, señaló la responsable de la organización humanitaria.

Las huestes de Abu Bakr al Baghdadi secuestraron a unas 30 personas durante un ataque efectuado el pasado 25 de julio en el sur de Siria.

A principios de agosto, los extremistas decidieron matar a dos rehenes. El primero murió decapitado y el segundo, en circunstancias todavía no esclarecidas.

El 4 de agosto, un medio local informó que había recibido un vídeo del grupo yihadista que mostraba a Muhannad Abu Ammar, de 19 años, uno de los secuestrados, decapitado. Un pariente del fallecido confirmó su identidad a HRW.

El 9 de agosto, una segunda rehén, una mujer llamada Zahya, murió bajo custodia del Estado Islámico por causas desconocidas.

Putin y Rohani destacan la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su colega iraní, Hasan Rohani, destacaron la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria, durante la reunión bilateral que mantuvieron en el marco de la V Cumbre del Caspio celebrada en la ciudad kazaja de Aktau.

“Tenemos un gran volumen de cooperación, sobre muchas cuestiones del Caspio y sobre el arreglo de crisis agudas, incluida la crisis siria”, dijo Putin al inicio del encuentro.

El jefe del Kremlin adelantó que el arreglo del conflicto sirio sería el tema central de las conversaciones con Rohani, que tuvieron lugar tras la histórica firma de la Convención sobre el estatus jurídico del mar Caspio por los líderes de Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Turkmenistán e Irán, los cinco países que comparten su ribera.

“Quisiera informarle sobre la marcha de los contactos con nuestros socios para tratar este complejo asunto”, se dirigió a su homólogo el mandatario ruso, en referencia a las negociaciones que Moscú quiere emprender con Turquía y otros países para hallar una solución definitiva al conflicto sirio.

A su vez, Rohani destacó que las victorias del Ejército sirio sobre el Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas que actúan en Siria han sido posibles gracias a la cooperación entre Rusia e Irán.

“Todo el mundo ha sido testigo de cómo, con ayuda de Irán y Rusia, el Ejército sirio ha podido jugar un importante papel en la lucha contra el terrorismo en el interior de su país”, subrayó el líder iraní.

Rusia e Irán, añadió, tienen “el objetivo común de instaurar la estabilidad y la paz en toda la región”.

“En los últimos años hemos tenido dos grandes éxitos. El primero es la cooperación de Irán, Rusia y otros países para lograr consensos en el marco del acuerdo nuclear. El segundo éxito es la cooperación de Rusia, Irán y Turquía para instaurar la paz y estabilidad en Siria”, afirmó Rohani.

Poco antes, durante su intervención en la Cumbre del Caspio, el presidente de Irán destacó que los otros cuatro países de la región van a defender el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA), conocido como acuerdo nuclear, del que se ha salido Estados Unidos.

Rohani recalcó que los países unidos por el mar Caspio “se pronuncian en contra de las acciones unilaterales que se desarrollan hoy día por algunos países”, en alusión a Estados Unidos, que además de abandonar el acuerdo ya ha adoptado nuevas sanciones contra Teherán.

El Gobierno sirio y las fuerzas kurdas acuerdan negociar para poner fin a la guerra

(SOS).- El Gobierno sirio ha acordado abrir negociaciones con las fuerzas kurdas que controlan el noreste del país para diseñar una “hoja de ruta” y un diálogo amplio para acabar con el conflicto, mientras las tropas de Damasco siguieron ganando terreno frente a los yihadistas en el suroeste del país.

El acuerdo para abrir negociaciones, con las que se pretende poner fin a la guerra y preparar esta “hoja de ruta” que conduzca a una “Siria descentralizada y democrática”, se alcanzó en una reunión bilateral en Damasco el pasado jueves, según anunció ayer el Consejo Democrático de Siria (CDS), principal grupo político kurdosirio.

El portavoz del CDS, Burham Ozman, declaró que el acuerdo no implica la entrega del territorio controlado por las fuerzas kurdas al Gobierno sirio, que por el momento guarda silencio sobre el anuncio kurdo.

“Las fuerzas kurdas no tienen ninguna intención de entregar estas zonas”, dijo el portavoz del CDS, como se conoce al brazo político de las FDS, una amalgama de milicias liderada por los kurdos.

Las FDS, que cuentan con apoyo de la coalición internacional, han sido uno de los principales actores en la guerra contra el Estado Islámico y prácticamente no han mantenido hostilidades con las fuerzas leales a Damasco a lo largo de la guerra.

El acuerdo permitirá que los kurdos se sienten a la mesa de negociaciones por primera vez con el Gobierno sirio, algo que hasta ahora no había sucedido.

Debido a las presiones de Turquía, los kurdos fueron excluidos del proceso negociador de Ginebra, auspiciado por la ONU, y tampoco participaron en las rondas de diálogo de Ankara y Sochi.

El CDS informó de que el acuerdo con Damasco contempla la creación de varios comités temáticos, cuyo número y contenido todavía no se ha fijado, según explicó el portavoz.

El propósito de los comités será “desarrollar un diálogo amplio” con el que “poner fin a la violencia y a la guerra”, además de resolver todas las cuestiones pendientes entre ambas partes, incluyendo el suministro de servicios básicos a la región kurda, según el comunicado del CDS.

Los kurdos declararon de forma unilateral en 2016 la creación de la Federación Democrática del Norte de Siria, un estado federado dentro de Siria, que no es reconocido por Damasco.

Actualmente, los kurdos controlan la mayoría de los territorios entre la orilla este del río Eúfrates y las fronteras de Turquía e Irak, área que abarca cerca de una cuarta parte de toda Siria y que se reparte entre las provincias de Alepo, Al Raqa, Deir ez-Zor y Al Hasaka.

De forma paralela a este acuerdo, las fuerzas gubernamentales prosiguieron ayer con las operaciones militares contra el grupo yihadista Ejército de Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico, para tratar de liberar los últimos territorios que todavía están fuera de su control en el sur del país.

El Ejército sirio conquistó el sábado la localidad de Yumla, cerca de la frontera de los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Los extremistas ahora solo controlan seis localidades en la zona de frontera con Jordania e Israel y están perdiendo terreno rápidamente.

El Gobierno jordano envía ayuda humanitaria a los desplazados en el sur de Siria

(SOS).- Las Fuerzas Armadas de Jordania comenzaron a enviar ayer caravanas de ayuda humanitaria a Siria, para atender a los desplazados que están en la zona de frontera por los violentos enfrentamientos en el sur de su país.

“Este paso se enmarca en la actitud jordana de apoyar a los hermanos sirios para que puedan superar las difíciles circunstancias humanitarias a las que se enfrentan actualmente”, dijo el portavoz del Gobierno, Yamana Gunaimat.

Sin embargo, subrayó la importancia de que “la comunidad mundial asuma sus responsabilidades con respecto de la situación en el sur de Siria y encuentre una solución política que restablezca la seguridad y la estabilidad en Siria”.

El Gobierno jordano ha rechazado los llamamientos de organizaciones internacionales de derechos humanos y activistas jordanos para abrir la frontera, que permanece cerrada desde 2016, argumentando que el país no tiene capacidad para recibir a más refugiados sirios.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) informó de que sus equipos de rescate solo han podido dar asistencia a cerca de 34 mil civiles, del total de 160 mil desplazados que hay en Deraa por los combates de la última semana.

Mientras, las negociaciones entre representantes de los grupos armados y Rusia, principal valedor del Gobierno sirio, continúan con el fin de alcanzar un acuerdo definitivo sobre el destino de esta zona.

Las conversaciones para un posible pacto fueron “entorpecidas” por los continuos ataques de las facciones extremistas, aunque prosiguen, detallaron fuentes conocedoras del proceso.

Facciones armadas negocian con Rusia un posible acuerdo en la provincia siria de Deraa

(SOS).- El ELS, una de las principales facciones armadas, anunció que va a mantener hoy una reunión con Rusia, principal valedor del Gobierno sirio, para analizar la situación en la provincia meridional de Deraa.

Los líderes del ELS y representantes civiles se encontrarán con los negociadores rusos en la localidad de Busra al Sham, según anunció el grupo armado a través de una nota.

El encuentro se produce después de los avances de las fuerzas gubernamentales en los últimos días en Deraa, región fronteriza con Jordania, en la que han liberado numerosos pueblos que estaban en manos de facciones armadas y organizaciones extremistas.

El Gobierno jordano, que negoció con Rusia en los últimos días un alto el fuego en Deraa, ya no forma parte del proceso negociador desde que este se ha trasladado a la citada ciudad siria, según las fuentes consultadas.

Deraa es escenario de combates entre el Ejército sirio y los diferentes grupos armados que operan en esta región desde el pasado 19 de junio.

Los violentos enfrentamientos han causado el desplazamiento de unos 120 mil civiles desde el comienzo de las hostilidades, según los cálculos de diferentes organizaciones humanitarias.

Parte de los desplazados se han dirigido hacia la zona de la frontera jordana, pero las autoridades de Amman se niegan a abrir el paso y a recibir a más refugiados.

El Gobierno sirio insta a Estados Unidos a desalojar una base en el sur del país

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, ha emplazado a Estados Unidos a desalojar la base de Al Tanf, situada en el punto estratégico en el que convergen las fronteras de Siria, Irak y Jordania.

Al Mualem ha explicado en rueda de prensa que no hay negociaciones sobre el sur del país, después de las últimas especulaciones sobre las intenciones del Ejército sirio de recuperar esta región de manos de los grupos armados.

Sin embargo, el ministro sí ha reconocido contactos con las FDS, las milicias kurdo-árabes que controlan el noreste del país con apoyo de Washington.

Al Mualem se ha referido en particular a la ciudad de Al Raqa, antigua capital del Estado Islámico en Siria, ahora bajo control de las FDS, que “debe ser reconstruida y liberada” de cualquier tipo de presencia extranjera.

Este sábado, Irán ha expresado su apoyo a la iniciativa rusa de imponer el control del Gobierno sirio en el sur del país después del reciente éxito de la ofensiva militar para desalojar a los extremistas de los bastiones que tenían a las afueras de Damasco.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses consideran que una ofensiva del Ejército sirio sería una violación del acuerdo de alto el fuego auspiciado por Rusia y han advertido de que podrían responder con “medidas firmes”.

Representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia, Estados Unidos y Jordania se reunirán esta semana en el capital jordana, Amán, para abordar la situación en la zona de distensión del sur de Siria, según ha señalado una fuente conocedora del encuentro.