Combates entre las fuerzas sirias y facciones extremistas en las afueras de Damasco

(SOS).- El Ejército sirio se ha enfrentado este lunes a facciones extremistas en la región de Guta Oriental, bastión rebelde situado en las afueras de Damasco.

Los combates se han desatado de madrugada entre la Legión de la Misericordia y la alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, por una parte, y las tropas sirias, por la otra, cerca de la sede del Gobierno provincial en la localidad de Harista.

La aviación siria, que apoya al Ejército, ha bombardeado las ciudades de Harasta y Arbín, dominada por la Legión de la Misericordia, causando heridas a decenas de combatientes.

Por otra parte, el Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, ha informado de que durante el año 2017 se han firmado más de mil acuerdos de adhesión de municipios al alto el fuego.

“Desde el inicio del año fueron firmados más de mil acuerdos sobre la adhesión de las localidades al régimen del cese del fuego”, ha señalado el Centro en un comunicado.

Además, “con los líderes de las formaciones armadas ilegales fueron firmadas 140 cartas sobre el cese de los combates”. El documento destaca también que el número de los convoyes humanitarios de la ONU que han suministrado ayuda a las zonas de distensión en Siria ha aumentado en el 50 por ciento en el cuarto trimestre de 2017.

En un mensaje con motivo del Año Nuevo, el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, ha dado las gracias a las fuerzas rusas que liberaron Siria de la presencia de grupos terroristas y ha destacado los avances que consiguió el país en el sector de defensa.

A su vez, el presidente sirio, Bashar al-Assad, ha designado al general Ali Abdullah Ayub como nuevo ministro de Defensa. Este cambio en el Ministerio de Defensa se produce después de que las fuerzas sirias lograron en 2017 grandes victorias ante los grupos armados rebeldes en todo el país.

Recientemente, las unidades militares sirias han lanzado importantes operativos militares para expulsar a los yihadistas aun presentes en la provincial central de Hama y poder adentrarse en Idlib.

Conforme a las estimaciones proporcionadas por fuentes militares sirias, si los avances del Ejército siguen el ritmo actual, este podría hacerse con el control total de la parte noroccidental del país en la primera mitad del próximo año y acabar así con las facciones extremistas en la zona.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La localidad rusa de Sochi acogerá a finales de enero un congreso de diálogo nacional sirio

(SOS).- Irán, Rusia y Turquía, países garantes del cumplimiento del alto el fuego en Siria, anunciaron hoy la convocatoria de un congreso de diálogo nacional sirio, que se celebrará los días 29 y 30 de enero próximo en el balneario ruso de Sochi.

Los países garantes hacen un llamamiento a los representantes del Gobierno de la República Árabe Siria y a los rebeldes “a cooperar y a defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria”, se afirma en la declaración tripartita.

El documento fue leído por el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmanov, al término de Astaná-8, la octava ronda de consultas en la capital kazaja sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria.

“Nos gustaría celebrar consultas con nuestros líderes militares y políticos para adoptar una decisión definitiva”, dijo a la prensa el jefe de la delegación rebelde, Ahmad Toma, al ser preguntado sobre si los grupos armados a los que representa asistirán a la cita de Sochi.

Precisó, eso sí, que los rebeldes respaldarían el congreso siempre y cuando esté vinculado al proceso negociador de Ginebra, cuya próxima ronda se celebrará en la segunda quincena de enero próximo.

Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al-Jaafari, declaró que Siria participará en el congreso de diálogo nacional y hará todos los esfuerzos posibles para el éxito de los preparativos del evento, que calificó de una “buena base para el diálogo entre los sirios”.

En esta ronda de consultas participó el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, quien constató, según un comunicado emitido por su oficina, “cierto avance” en cuanto a las medidas de fortalecimiento de la confianza, así como el desminado con fines humanitarios.

Sobre el asunto de los detenidos, secuestrados y desaparecidos, el enviado especial “tomó nota de un avance hacia un acuerdo de canje de prisioneros”.

En estas negociaciones, los tres países garantes decidieron crear un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y secuestrados, así como para identificar a las personas desaparecidas.

Irán, Rusia y Turquía acordaron, además, que la próxima ronda de consultas en la capital kazaja (Astana-9) se celebrará en la segunda mitad de febrero de 2018.

(Fuente: Agencias)

Astaná acoge la octava ronda de conversaciones de paz sobre Siria

(SOS).- Los participantes en la octava ronda de consultas sobre el cumplimiento del alto el fuego en Siria que arranca mañana en Astaná comenzaron a llegar hoy a la capital kazaja, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

La Cancillería kazaja dijo que todos los participantes invitados a la cita confirmaron su participación en las conversaciones. “Las delegaciones de los países garantes del régimen de alto el fuego en Siria llegan a Astaná para participar en la próxima ronda de conversaciones”, apuntó el ministerio de Exteriores.

A la cumbre de Astaná asistirán representantes de las facciones rebeldes y el Gobierno sirio, así como de los tres países garantes: Rusia, Irán y Turquía.

La delegación rusa la encabeza el enviado especial de Moscú para Siria, Alexander Lavrentiev, mientras que al frente de la de Irán y Turquía estarán sus viceministros de Exteriores, Sedat Onal y Husein Yaberi Ansari, respectivamente.

También está previsto que observadores de Jordania y Estados Unidos participen en Astaná-8, que se centrará en el problema de la liberación de los prisioneros y los rehenes, así como en la búsqueda de personas desaparecidas.

GobiernoSegún el programa inicial, las consultas tendrá una duración de dos días: la primera jornada estará dedicada a negociaciones bilaterales y multilaterales, y en la segunda se celebrará la reunión plenaria.

El comienzo de las consultas en Astaná coincidirá con la reunión que mantendrá en Moscú el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia, Serguei Lavrov y Serguei Shoigu, para abordar la situación en el país árabe.

Para la ONU y buena parte de la comunidad internacional, la única manera para que Siria retorne a la normalidad es mediante un arreglo político basado en una reforma de la Constitución y en elecciones, conforme a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que establece los parámetros de la misión confiada a De Mistura.

Las conversaciones en la capital kazaja, promovidas por Rusia, Turquía e Irán, que actúan como garantes del proceso de paz en Siria, comenzaron en enero de 2017 con el objetivo de consolidar el alto el fuego y preparar el camino para una solución política al conflicto en el país árabe.

En el marco de estas negociaciones, los países participantes acordaron crear cuatro zonas de seguridad temporales en Siria para lograr un cese de las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados rebeldes y terroristas.

Tras la séptima ronda celebrada en octubre, los países garantes decidieron adoptar medidas que generen confianza y discutir la propuesta del presidente ruso, Vladimir Putin, de crear un Congreso de Diálogo Nacional para que los sirios acuerden el contenido de la nueva Constitución y convoquen elecciones.

(Fuente: Agencias)

El Ejército turco instala puestos de observación en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El Ejército turco comenzó anoche a crear “puntos de vigilancia” en la provincia siria de Idlib para asegurar el cumplimiento del alto el fuego, según lo pactado a finales de septiembre con Rusia e Irán, confirmó hoy el Estado Mayor.

“Unidades de las Fuerzas Armadas turcas iniciaron el 12 de octubre de 2017 los trabajos de establecimiento de puntos de vigilancia, en coordinación con las actividades de exploración que comenzaron el 8 de octubre”, anunció la institución castrense en un comunicado.

El despliegue se enmarca en “la misión de reducción de la tensión en la región de Idlib, cuyo fin es aplicar y vigilar el alto el fuego en el marco del proceso de Astaná, hacer llegar ayuda humanitaria a quien lo necesite y garantizar las condiciones adecuadas para que los desplazados puedan volver a sus casas”, explicó el Ejército.

El envío de tropas se produce en el marco del acuerdo para vigilar conjuntamente el alto el fuego en Siria firmado por Rusia, Irán y Turquía a finales de septiembre en Astaná, la capital de Kazajistán.

La prensa turca informó anoche de que doce blindados del Ejército turco, con unos 80 soldados de las fuerzas especiales, habían entrado en Idlib y que otros 40 militares seguirán pronto.

Diferentes agencias también se han referido al envío de vehículos militares, ambulancias y contenedores a la ciudad turca de Reyhanli, en la frontera con Idlib.

A finales de la semana pasada, Ankara ayudó a milicias rebeldes que combatían al noreste de Alepo a trasladarse a través de territorio turco hasta Hatay para que desde ahí avancen sobre Idlib, en manos del grupo salafista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda.

Según los comunicados oficiales turcos, las fuerzas aéreas rusas presentes en la zona apoyan el avance de las milicias respaldadas por Turquía.

Este despliegue turco ha suscitado inquietud en las milicias kurdas presentes en el enclave de Afrin.

(Fuente: Agencias)

Arranca en Astaná una nueva ronda de negociaciones sobre el alto el fuego en Siria

(SOS).- Las delegaciones del Gobierno sirio y de los grupos armados rebeldes participan en la sexta ronda de negociaciones sobre la implementación del alto el fuego en el país árabe que arrancó este jueves en Astaná.

A la reunión de alto nivel que se prolongará hasta el viernes ha acudido una nutrida delegación de los rebeldes, integrada por 24 personas que representan a distintos grupos armados que actúan en Siria, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán.

También toman parte en las negociaciones delegaciones de los tres países garantes del alto el fuego firmado en diciembre del año pasado (Rusia, Turquía e Irán), representantes de Estados Unidos y Jordania, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

El principal objetivo de esta sexta ronda es delimitar los mapas de las zonas de seguridad en las provincias sirias de Idlib, Homs y Guta Oriental, territorios en los que estará prohibida cualquier actividad militar, incluso vuelos de aviones.

La última reunión en Astaná, celebrada a comienzos de julio, concluyó sin avances en este asunto, después de que la delegación rebelde se negara en rotundo a que Irán despliegue sus efectivos en esas zonas de seguridad.

Pese a que el acuerdo para crear la zonas de distensión fue alcanzado en mayo pasado en Astaná, aún está por concretar su delimitación geográfica y los mecanismos para garantizar su funcionamiento, que incluyen el despliegue de fuerzas para supervisar el cumplimiento del alto el fuego.

Efectivos de Rusia, Turquía e Irán controlarán la seguridad en al menos tres de las cuatro zonas de distensión creadas en Siria tras el alto el fuego, aseguró hoy Alexandr Lavrentiev, jefe de la delegación rusa en el proceso de Astaná.

Los tres países garantes del alto el fuego en vigor desde el pasado mes de diciembre, y también el Gobierno sirio y la representación de los grupos armados rebeldes, están a punto de cerrar un acuerdo en ese sentido, según el diplomático ruso.

Pese a su aparente optimismo, el jefe de la delegación rusa reconoció que las partes siguen negociando la composición “concreta de las fuerzas” que tendrán que ser desplegadas en las zonas de distensión de las provincias de Idlib, Homs y Guta Oriental.

La cuarta zona de distensión, ubicada en el suroeste de Siria, pudo ser creada gracias a la intervención de Estados Unidos y Jordania, que ejercen su influencia sobre los grupos armados rebeldes que actúan en esos territorios.

Esos dos países, que han enviado sus delegaciones a las negociaciones de Astaná, tienen mucho que decir sobre los mecanismos de supervisión de esa zona de seguridad, explicó Lavrentiev.

El diplomático ruso aseguró que todos los detalles relativos a las zonas de distensión, incluidos su control y delimitación geográfica, serán cerrados mañana.

Las delegaciones también negociarán en esta ronda la creación de un Centro de Coordinación del alto el fuego y de un grupo de trabajo para la liberación de los detenidos y rehenes.

Además, está prevista la firma de una declaración conjunta sobre el desminado de los monumentos históricos de Siria incluidos en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO.

(Fuente: Agencias)

Siria y Líbano anuncian un alto el fuego en su ofensiva contra el Estado Islámico

(SOS).- Las Fuerzas Armadas de Siria y Líbano, así como el partido-milicia chií Hezbolá, han anunciado este domingo un alto el fuego en su ofensiva contra el Estado Islámico.

En su comunicado, el Ejército libanés ha señalado que el alto el fuego tiene como objetivo permitir negociaciones sobre el paradero de nueve soldados secuestrados por el grupo yihadista en 2014.

Además, ha detallado que el mismo ha entrado en vigor a las 7.00 horas (hora local), sin mencionar la posibilidad de que el alto el fuego sea aplicado igualmente al otro lado de la frontera por parte del Ejército de Siria.

Poco después, a través de un mensaje televisado, tanto las Fuerzas Armadas sirias como Hezbolá han informado que han puesto fin a su ofensiva contra el Estado Islámico en la zona de Qalamun, ubicada cerca de la frontera con Líbano.

Fuentes de seguridad han señalado que el Ejército libanés ha iniciado negociaciones con el grupo radical suní para determinar el paradero de los soldados desaparecidos.

Estas mismas fuentes han desvelado que miembros de Hezbolá han llegado a una zona de Qalamun para intentar determinar si los militares fueron ejecutados y enterrados allí.

Por su parte, el jeque Hasan Nasralá –líder de Hezbolá– anunciaba el jueves que el partido-milicia chií se encuentra en negociaciones con altos mandos del Estado Islámico para negociar su salida de Líbano.

El Ejército libanés ha estado luchando contra los milicianos vestidos de negro cerca de la ciudad de Ras Baalbeck. El ataque comenzó la semana pasada, coincidiendo con una ofensiva que Hezbolá y el Ejército sirio lanzaron contra la organización yihadista en Qalamun.

En este tiempo, las tropas gubernamentales han recuperado 100 kilómetros cuadrados de los 120 que los terroristas llegaron a controlar en la zona después de infiltrarse desde Siria.

Miembros del Estado Islámico y del Frente al-Nusra se encuentran desplegados en la montañosa frontera entre Líbano y Siria y han utilizado el terreno para lanzar ataques contra las fuerzas de seguridad libanesas.

En su principal ofensiva, en 2014, combatientes de ambas organizaciones islamistas irrumpieron en la localidad de Arsal, capturando a decenas de soldados y policías libaneses. Posteriormente decapitaron y fusilaron a varios de ellos, antes de liberar al resto en diciembre de 2015.

El Ejército de Líbano y el partido-milicia chií Hezbolá han llevado a cabo numerosas operaciones contra los yihadistas para intentar evitar su infiltración y que perpetren atentados en el país.

(Fuente: Agencias)

Israel rechaza el alto el fuego en Siria

(SOS).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que su país rechaza el alto el fuego declarado en el sur de Siria, alcanzado la semana pasada por mediación de Rusia y Estados Unidos, al considerar que se trata de un gesto que beneficia a Irán. Así lo ha hecho saber Netanyahu durante el encuentro mantenido este domingo en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Al mismo tiempo que el dirigente israelí realizaba estas declaraciones, fuentes oficiales del Gobierno de Tel Aviv han ratificado que Israel responderá si recibe algún nuevo ataque desde Siria. “Este alto el fuego es un acuerdo horrible que no tiene en cuenta las necesidades de seguridad de Israel”, han asegurado las citadas fuentes gubernamentales.

Entre los varios temas que Macron y Netanyahu han abordado durante la reunión ha aparecido la situación en Líbano, donde el presidente francés ha dicho comprender el peligro que representa el partido milicia chií Hezbolá para los intereses de Israel.

“Comparto la preocupación de Israel sobre la actividad de Hezbolá en el sur del Líbano y sobre las armas en posesión del grupo. Mi deseo es el de llevar a cabo una iniciativa diplomática para promover una reducción de la tensión en la zona”, ha declarado Macron.

Francia es uno de los principales países que conforman la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el sur del Líbano.

Para expresar su profunda inquietud por el acuerdo alcanzado a principios de julio al margen de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Hamburgo, el mandatario israelí también ha mantenido la noche del domingo una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, y ha anunciado que mantendrá pronto otra con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El alto el fuego pactado entre Estados Unidos y Rusia prohíbe a las milicias apoyadas por Irán operar en áreas estratégicas de Siria adyacentes a la frontera de Israel con Jordania.

(Fuente: Agencias)