Arranca en Astaná la novena ronda de negociaciones sobre Siria

El funcionamiento de las zonas de distensión y el intercambio de prisioneros son los dos asuntos que se abordan en la novena ronda de negociaciones sobre el alto el fuego en Siria que comenzó hoy en Astaná.

“Han empezado las negociaciones bilaterales y trilaterales en el marco del proceso de Astaná sobre Siria”, dijo a los periodistas el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Anuar Zhainakov.

Representantes del Gobierno sirio y de los grupos armados negocian en el proceso de Astaná con la intermediación de los tres países garantes del alto el fuego —Rusia, Turquía e Irán— que rige desde hace casi un año y medio en el país árabe.

En la agenda están “la situación en las zonas de distensión y los preparativos para el grupo de trabajo sobre (los intercambios de) prisioneros”, explicó Aydarbek Tumatov, director para Asia y África de la cancillería kazaja.

Las delegaciones del Gobierno sirio y de los tres países garantes ya están en la capital kazaja, mientras que los representantes de los grupos armados llegarán esta noche para participar en la reunión plenaria de mañana, de la que saldrá una declaración final firmada por Rusia, Turquía e Irán.

Al frente de la delegación de los grupos armados estará Ahmad Toma, presidente del llamado “Gobierno temporal” de Siria, precisó Tumatov.

También estarán presentes en las negociaciones en calidad de observadores una delegación de Jordania y el representante especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que llegará esta tarde a Astaná.

Estados Unidos ha declinado la invitación para participar en las negociaciones, una decisión criticada por Moscú.

“Es una pena. Esto demuestra que ellos intentan seguir su propio camino y no respaldan a toda la comunidad internacional en la búsqueda de una solución para el conflicto sirio”, dijo el jefe de la delegación rusa, Alexandr Lavrentiev.

La anterior ronda de negociaciones en la capital de Kazajistán tuvo lugar en diciembre del pasado año.

El principal logro del proceso de Astaná ha sido la creación de cuatro zonas de distensión en Siria -en las provincias de Idlib, Homs, Guta y en la frontera con Jordania- territorios en los que está prohibida cualquier actividad militar, incluso vuelos de aviones.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Astaná acoge una nueva ronda de consultas sirias

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, participará el 14 y 15 de mayo en Astaná en la nueva ronda de consultas para el arreglo del conflicto en el país árabe, según informó hoy la Cancillería kazaja.

“En calidad de observadora participará una delegación de la ONU presidida por De Mistura y una delegación de Jordania”, detalló el comunicado oficial.

El diplomático italo-sueco ya había participado en la octava ronda celebrada en diciembre pasado en la que se convocó un congreso nacional sirio, que tuvo lugar en enero en el balneario ruso de Sochi.

En la última conferencia de donantes en Bruselas, la ONU y la Unión Europea insistieron en que el cese de las hostilidades en Siria es la única vía posible para lograr una solución política y humanitaria.

La Cancillería kazaja también señaló que todos los invitados, desde las delegaciones del Gobierno sirio y los rebeldes, a las de los países garantes —Rusia, Turquía e Irán—, han confirmado su presencia.

Según los países garantes, en la novena ronda de consultas se abordará la situación sobre el terreno, el funcionamiento de las zonas de distensión y nuevas medidas políticas y humanitarias que contribuyan a la paz en Siria.

A finales de abril los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía acordaron dar pasos concretos para impulsar el arreglo del conflicto sirio, después del bombardeo occidental en represalia por el supuesto ataque del Ejército sirio en Guta Oriental.

Entonces, el ministro turco, Mevlut Cavusoglu, denunció que las YPG (las Unidades de Protección del Pueblo) controlan el 25 por ciento del territorio sirio con el beneplácito de Estados Unidos.

Los mayores logros de las consultas de Astaná fueron el mecanismo para supervisar el alto el fuego y la creación de varias zonas de seguridad en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán se opondrán a los intentos de minar la paz en Siria

(SOS).- Los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia se reunieron este sábado en Moscú para continuar las conversaciones sobre un alto el fuego en Siria.

El canciller Sergei Lavrov afirmó hoy que Rusia, Irán y Turquía harán frente a los intentos de minar el proceso de arreglo al conflicto en el país árabe, al término de una reunión con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, e iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que los tres países acordaron hoy “pasos concretos” para impulsar, “colectiva e individualmente”, el arreglo en Siria.

“Al mismo tiempo, hemos destacado que vamos a hacer frente a los intentos de minar nuestro trabajo conjunto”, dijo Lavrov en una rueda de prensa, acompañado por sus homólogos turco e iraní.

El ministro ruso de Exteriores calificó de “extremadamente destructivas” las declaraciones de algunos representantes de los grupos armados, que exigen el cumplimiento de condiciones previas para el arreglo del conflicto y la celebración de negociaciones políticas.

“Como condiciones previas plantean el cambio de régimen, que los dirigentes de la República Árabe Siria sean juzgados como criminales de guerra”, explicó.

Según Lavrov, estas exigencias buscan “entorpecer al máximo” los esfuerzos en pos de la reanudación del proceso negociador.

“Debemos constatar los continuos intentos de poner trabas al diálogo entre los sirios, obstaculizar la formación del comité constitucional”, insistió.

El canciller ruso recordó que la decisión de crear este comité la aprobaron los participantes del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que se desarrolló a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi, y la apoyaron el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

No obstante, “los sucesos de las últimas semanas muestran que no todos quieren la paz en Siria”, lamentó.

“Mientras creamos y construimos, ciertos colegas intentan destruir los resultados de los esfuerzos constructivos comunes, sin detenerse ante las violaciones del derecho internacional, como sucedió durante el ataque contra Siria de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido el pasado 14 de abril”, aseveró Lavrov.

El ministro ruso resaltó que “los ataques de misiles efectuados contra el Estado soberano sirio no solo dispararon la tensión en el país y en el escenario internacional, sino golpearon las perspectivas de un avance inmediato en el proceso de paz”.

En este contexto, exhortó a acordar cuanto antes medidas colectivas en el marco de las consultas de Astaná para continuar “avanzando hacia la paz y la normalización en Siria en estas condiciones sumamente difíciles”.

En enero de 2017, las autoridades de Ankara, Teherán y Moscú iniciaron un proceso de conversaciones sobre Siria en la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr un alto el fuego permanente.

El pasado 4 de abril, los presidentes de los tres países celebraron una cumbre trilateral en Ankara para avanzar en las “zonas de distensión” acordadas como un paso hacia una solución política al conflicto.

La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de abril, el enviado especial del Kremlin para Siria, Alexandr Lavrentiev, comunicó que la novena ronda de las consultas sobre Siria en la capital kazaja está prevista para el 14 y 15 de mayo.

(Fuente: Agencias)

La Unión Europea y la ONU insisten en la necesidad de reforzar la vía política en Siria

(SOS).- En la conferencia de donantes que se celebra en Bruselas, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, pidió hoy a Rusia e Irán “presionar a Damasco” para que acepte sentarse en la mesa de negociación bajo el auspicio de la ONU con el objetivo de lograr una solución política en Siria.

La UE espera con este encuentro insistir en que “la única paz sostenible para Siria estará vinculada a un proceso político bajo los auspicios de la ONU”, subrayó Mogherini, quien lamentó “la escalada de las actividades militares”.

“Eso es exactamente lo contrario de lo que estamos comprometidos a hacer”, dijo, y pidió a los garantes de los Acuerdos de Astaná —Rusia, Turquía e Irán— que “ejerzan presión para unas negociaciones significativas”.

Por su parte, el representante permanente de Rusia ante la Unión Europea, Vladimir Chizhov, aseguró estar “perplejo” por la ausencia de representantes del Gobierno de Damasco en la segunda conferencia de apoyo al futuro de Siria y su región organizada por los Veintiocho y Naciones Unidas en Bruselas.

“Debería decir que estoy perplejo por el formato del encuentro de hoy, que no incluye a representantes oficiales del Gobierno sirio. Parece extraño, por decir lo menos, que los distinguidos delegados estén planeando ayudar a Siria en una situación donde los contactos oficiales con el Ejecutivo legítimo del país han sido tabú durante muchos años para los políticos europeos”, aseveró el embajador.

El diplomático realizó estas declaraciones en su intervención durante la nueva edición de la conferencia de donantes, después de que en 2017 no asistieran autoridades rusas a la cita.

Chizhov también instó a establecer una cooperación “cercana” entre los “potenciales donantes” y las autoridades sirias, para mejorar la situación humanitaria en el país árabe.

Ayer, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, reconoció que “la situación en Idlib nos preocupa mucho desde el punto de vista humanitario”. “Es un nuevo y gran reto”, añadió.

“Hemos visto en los últimos días y semanas que las conquistas militares, las conquistas territoriales y la escalada militar no aportan solución política, sino todo lo contrario”, apuntó De Mistura en una rueda de prensa conjunta con la jefa de la diplomacia europea.

En su intervención ante los medios, el diplomático italo-sueco afirmó que es necesario “rebajar el grado de la retórica en torno a Siria”, para poder retomar el diálogo y buscar una solución política.

La conferencia de donantes tiene como objetivo superar los 5.630 millones de euros comprometidos el pasado año para asistir a los ciudadanos sirios y las comunidades de acogida de refugiados.

En el segundo día de la cita internacional en Bruselas con representantes de más de 80 países, grupos de ayuda y organismos de Naciones Unidas, el jefe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Mark Lowcock, agradeció a la UE, Alemania y Reino Unido sus “promesas excepcionalmente grandes”.

Las ayudas logradas están no obstante por debajo de las necesidades. La ONU ya adelantó que podrían registrarse recortes en algunos programas. “Estamos desesperadamente faltos de recursos”, lamentó Lowcock el martes. La OCHA logró recaudar solo la mitad de los fondos que necesitaba en 2017, precisó.

(Fuente: Agencias)

Merkel y Putin apuestan por impulsar el proceso político para poner fin a la guerra en Siria

(SOS).- La canciller alemana, Angela Merkel, habló hoy por teléfono con el presidente ruso, Vladimir Putin, para analizar la crisis siria y coincidieron en la necesidad de centrar “todos los esfuerzos” en impulsar un “proceso político” en el país, según informó el Gobierno germano.

En un breve comunicado, la Cancillería subrayó la coincidencia de ambos mandatarios en apostar por ese proceso político para poner fin a “un sangriento conflicto” que dura ya años, en línea con la conversación que Merkel tuvo ayer con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Antes de que Berlín informara del contacto entre la canciller y el presidente ruso, el Kremlin emitió una nota en la que destacó que “ambas partes expresaron su disposición a contribuir a reanudar los esfuerzos políticos y diplomáticos sobre Siria, incluido en los foros de Ginebra y Astaná”.

Según Moscú, en su conversación con Merkel, Putin denunció además que “las acciones de una serie de países occidentales, que cometieron un acto de agresión contra Siria, suponen una burda violación de las normas del derecho internacional”.

Para el jefe del Kremlin, el ataque perpetrado el sábado por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia ha causado “un gran perjuicio al proceso de paz en Siria”.

Mientras, el Gobierno de Donald Trump está sopesando crear una fuerza árabe que tomaría el relevo de las tropas estadounidenses en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, según indicaron fuentes oficiales al Wall Street Journal.

El presidente de Estados Unidos habría planteado la idea el pasado viernes, horas antes de que lanzara, junto a Reino Unido y Francia, un ataque coordinado contra diferentes objetivos en Damasco y Homs.

“Hemos pedido a nuestros socios que asuman una mayor responsabilidad para garantizar la seguridad en su propia región”, dijo Trump. Entonces, el mandatario neoyorquino habló de contribuciones económicas, pero dichas fuentes aseguraron que también reclamó el envío de tropas.

El nuevo asesor de seguridad nacional, John Bolton, habría hablado recientemente con Abbas Kamel, el jefe de Inteligencia de Egipto, para convencer a El Cairo de que participe en este esfuerzo regional, añadieron las fuentes consultadas por el diario económico.

“Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Qatar también han sido contactados para (dar) apoyo financiero y contribuir más ampliamente”, detalló un miembro de la administración norteamericana.

La intención del jefe de la Casa Blanca sería que este contingente regional asumiera el liderazgo de la lucha contra el Estado Islámico en complicidad con las milicias locales, tanto árabes como kurdas, que han servido de brazo ejecutor a la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Este plan casaría con el deseo de Trump de retirar a los dos mil efectivos estadounidenses desplegados en Siria, un movimiento que algunos de sus asesores consideran peligroso porque la derrota de los yihadistas todavía no se ha completado en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán se comprometen a luchar juntos contra los terroristas en Siria

(SOS).- Los presidentes de Rusia, Irán y Turquía manifestaron este miércoles, en una cumbre trilateral en Ankara, su compromiso de trabajar juntos en favor del fin del conflicto armado en Siria y de luchar contra “las organizaciones terroristas”.

En una comparecencia ante la prensa tras la reunión, el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, puso el acento en la necesidad de combatir a “todas las organizaciones terroristas, sin distinción”, en una clara referencia a las milicias kurdosirias.

El dirigente iraní, Hasan Rohani, dijo que “algunos países, como Estados Unidos, querían utilizar a las organizaciones terroristas como herramientas”.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, denunció que “los terroristas intentan envenenar el proceso de pacificación” que, aseguró, ya está teniendo lugar en Siria después de la derrota del Estado Islámico.

Los tres mandatarios firmaron, además, una declaración conjunta, difundida por la agencia turca Anadolu, que prevé encontrar una “solución duradera” para Siria.

El texto recuerda que “la única intervención extranjera efectiva” a favor de la paz hasta ahora ha sido el “proceso de Astaná”, patrocinado por Turquía, Rusia e Irán, y añade que este “ha acelerado el llamado proceso de Ginebra”, bajo mediación de la ONU.

La declaración pide igualmente continuar la lucha para “erradicar el Estado Islámico, el Frente al Nusra y todos los grupos vinculados a Al Qaeda o Daesh”.

La paz, añade la nota, se alcanzará mediante un proceso “libre, justo y transparente dominado por los propios sirios, y que lleve a una Constitución respaldada por el pueblo sirio y unas elecciones libres y justas con la participación de todos los votantes sirios bajo la apropiada supervisión de Naciones Unidas”.

Durante la rueda de prensa, Rohani calificó el conflicto sirio como “un gran problema causado por terroristas, que fueron entrenados por otros países, y que recibieron armas modernas y financiación”.

“Estos terroristas explotaban el petróleo sirio, y objetos históricos para venderlos en los mercados”, manifestó el presidente iraní, en aparente referencia al tráfico de antigüedades atribuido al Estado Islámico.

“No nos podemos fiar de las palabras y promesas de los estadounidenses. Primero dijeron que querían abandonar Siria, y ahora dicen que se quedan, si los países árabes pagan. Parece que se quieren quedar, pero a cambio de dinero”, indicó Rohani, en alusión a las recientes declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Erdogan respaldó esta interpretación, añadiendo que faltaba por aclarar la suma y aseverando que Trump trataría de obtener “siete billones de dólares”, la cantidad que el presidente estadounidense asegura que su país ha gastado en guerras en Oriente Medio en los últimos años.

La reunión de Ankara tuvo lugar en un momento en que se han hecho anuncios contradictorios y confusos en Washington.

Trump anunció de manera sorprendente que desea sacar pronto a las tropas estadounidenses de Siria, aunque no estableció una fecha.

Un comunicado de la Casa Blanca publicado ayer definió específicamente la misión militar estadounidense para eliminar pequeños grupos del Estado Islámico en Siria.

(Fuente: Agencias)

Turquía denuncia el envío de 300 militares de EEUU para apoyar a las YPG en Siria

(SOS).- Estados Unidos ha enviado a 300 militares para reforzar sus posiciones en la región siria de Manbij, bajo control de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). El enclave de Manbij es objetivo declarado de Turquía tras la reciente toma de la región de Afrin, en el noreste de Siria, arrebatado a las YPG, a las que Turquía considera una organización terrorista.

“Unos 300 militares estadounidenses han llegado a Manbij en un convoy con varios vehículos blindados y maquinaria de construcción”, ha informado la prensa turca.

Concretamente este contingente habría sido enviado al río Sajur, frontera entre los territorios ya controlados por Turquía y las milicias armadas filoturcas y el territorio de Manbij. Así, los medios de comunicación turcos aseguran que se están realizando patrullas diarias por el río Sajur, cuando antes se hacían semanalmente y también hay patrullas estadounidenses en Ras al Ain, en la frontera con Turquía.

Ankara ha intervenido militarmente en Siria formalmente para atacar al Estado Islámico, pero la ofensiva se ha transformado en un ataque contra las YPG, a las que considera afines al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización armada kurda activa en Turquía.

Ahora pretende tomar Manbij, última posición de las YPG al oeste del río Éufrates, pero en la zona hay unos 2.000 militares estadounidenses.

(Fuente: Agencias)