Erdogan se reúne con Putin para analizar la situación en Siria

(SOS).- Los líderes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, destacaron al inicio de su reunión en Sochi que las relaciones entre los dos países se han restablecido prácticamente hasta el nivel anterior a la crisis que sufrieron tras el derribo de un caza ruso por Ankara hace dos años.

“Voy a subrayar que nuestras relaciones pueden considerarse prácticamente restablecidas en su totalidad”, dijo Putin al recibir esta tarde a su colega turco en su residencia en el mar Negro.

El mandatario ruso subrayó que el intercambio comercial entre los dos países ha crecido en más de un tercio en los primeros nueves meses de este año, después de una fuerte caída a lo largo de todo el año pasado.

“Nuestras relaciones bilaterales y la cooperación en la solución de problemas regionales nos dan la posibilidad de mirar al futuro. Con cada día que pasa nuestras relaciones se desarrollan más y mejor en los ámbitos político, militar y comercial”, señaló a su vez Erdogan.

Pese a todo, Rusia aún mantiene algunas restricciones a las importaciones turcas, impuestas después de que un caza turco derribara a finales de 2015 un avión de guerra ruso que sobrevolaba la frontera entre Turquía y Siria.

Los dos líderes reconocieron que sus frecuentes reuniones al más alto nivel ayudan a mejorar esa cooperación.

Putin y Erdogan ya han celebrado cinco reuniones en lo que va de año, la última el pasado mes de septiembre en Ankara, y los dos líderes exhiben una buena sintonía, pese a apoyar bandos enfrentados en Siria.

Moscú ha desplegado militares y aviación en Siria para respaldar el Gobierno, mientras que las tropas turcas colaboran con las milicias rebeldes alzadas en armas contra Damasco.

El conflicto sirio, de hecho, será el tema central de las conversaciones entre Putin y Erdogan.

La “mayor parte de las conversaciones” estará dedicada a solucionar el conflicto en Siria, adelantó a la prensa Yuri Ushakov, asesor del jefe del Kremlin para asuntos internacionales.

“Siria está permanentemente en el campo de atención de los presidentes de Rusia y Turquía, y ellos permanentemente intercambian opiniones sobre la situación allí”, aseguró Ushakov.

Según el asesor presidencial, no descarta que la agenda de la reunión se incluya el debate de los preparativos del Congreso del Diálogo Nacional de Siria en Sochi, una conferencia de paz impulsada por Rusia, que ha sido rechazada por Ankara, que se opone a la participación de los kurdos.

“Por lo que sabemos, esta reunión no se celebrará el próximo día 18. Las fechas será fijadas más tarde”, apuntó el asesor de Putin.

Antes de viajar a Sochi, el presidente de Turquía indicó que la solución del conflicto en Siria debe incluir la opción militar y que decir lo contrario, en referencia a una declaración de Estados Unidos y Rusia, sería “engañar al mundo”.

“No lo entiendo. Se dice que no hay solución militar, pero el número de personas que el Gobierno central ha matado con medios militares supera ya un millón”, sostuvo.

Erdogan reaccionó así al ser preguntado por la declaración conjunta del sábado de los presidentes estadounidense y ruso, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, en la que afirmaban que “no hay solución militar para Siria”.

“Pues que retiren a sus soldados. Que lo soliciten con medios políticos. Que busquen maneras de celebrar elecciones cuanto antes. ¿Lo han intentado con estos medios durante 7-8 años? No vayamos a engañar al mundo”, manifestó.

El mandatario hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada hoy en el aeropuerto de Estambul y transmitida en directo por la cadena CNNTürk, momentos antes de viajar a Rusia, donde al cierre de esta edición todavía se está entrevistando con el jefe del Kremlin.

“Hablaré con Putin de esto. Nosotros somos quienes mejor conocemos la región. Nosotros no queríamos que Estados Unidos entrara en Irak, dijimos que lo solucionaran por vías democráticas. No nos escucharon. Obama dijo luego que no se quedarían en Irak. ¿Se fueron? No, no se fueron. El mundo no es idiota. Dicen unas cosas y hacen otras”, insistió Erdogan.

“Estados Unidos tiene cinco bases aéreas en Siria y preparan una sexta en Al Raqa, y tienen otras ocho bases. Rusia tiene cinco. Solo Estados Unidos envió 3.500 camiones con armas. Si eso no es una solución militar ¿qué es?”, preguntó.

El presidente recordó que Turquía controla una gran área en Siria desde agosto de 2016 y se quejó de que las milicias kurdo-sirias Unidades de Protección Popular (YPG) no se hayan retirado aún al este del río Éufrates “como prometieron”.

“No evacuaron Manbech. El YPG está allí. También tiene estructuras en Afrin, cerca de nuestra frontera. Pero no podemos tolerar que nos acosen desde allí. Hablamos con Rusia; con su colaboración podemos dar pasos conjuntos en Afrin”, indicó Erdogan.

Terminada la reunión con Putin, Erdogan viajará a Kuwait y Qatar, en una gira que durará hasta el miércoles.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Rusia plantea a Estados Unidos elaborar un plan conjunto para Siria

(SOS).- El Gobierno ruso ha defendido elevar a un nuevo nivel el proceso de solución de la crisis siria, para lo cual serían necesarios “esfuerzos conjuntos” de Rusia y Estados Unidos. Así, Siria podría estar en la agenda de un posible encuentro entre Vladimir Putin y Donald Trump aprovechando la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) de esta semana.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha destacado la importancia de los avances logrados recientemente en Siria. Sin embargo, “se requieren esfuerzos conjuntos para elevar a un nuevo y distinto nivel” el proceso de la búsqueda de la solución a la guerra.

“Todo ello requiere una u otra forma de cooperación” entre Moscú y Washington, ha apuntado Peskov en declaraciones a la prensa.

En este sentido, ha señalado que la cuestión de Siria estará en la agenda de la posible reunión entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Donald Trump, que podría tener lugar en Vietnam durante la cumbre del APEC.

Según Peskov, existen numerosos temas que los dos mandatarios podrían tratar. Por tanto, “es de interés mutuo que los dos presidentes tengan tiempo suficiente para dialogar”.

No se descarta hasta el momento que los dos líderes se reúnan durante la cumbre de la APEC que arranca hoy en la ciudad vietnamita de Da Nang. La posibilidad del encuentro fue señalada tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca, auque no ha sido confirmada aún de forma oficial por ninguna de las dos partes.

Las relaciones entre Moscú y Washington atraviesan por uno de los peores momentos desde la caída de la Unión Soviética en 1991, pese a la simpatía personal que se declaran Putin y Trump y de su manifiesta intención de mejorar esa situación.

Mientras, un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos se ha reunido la semana pasada en Damasco con el jefe de seguridad nacional de Siria, en el encuentro de mayor nivel entre representantes de ambos países que ha tenido lugar desde el inicio del conflicto, en 2011.

“Es un importante paso”, ha dicho una fuente cercana a las autoridades del país árabe sobre la reunión. “Pero Siria no confía en la posición estadounidense”, ha apostillado.

(Fuente: Agencias)

Trump y Putin acuerdan una tregua en el suroeste de Siria

(SOS).- Los gobiernos de Estados Unidos y Rusia han acordado un alto el fuego para el suroeste de Siria que ha terminado de fraguarse en la reunión que han mantenido los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en la reunión del G20 en Hamburgo (Alemania).

Trump y Putin se han visto durante dos horas y cuarto, en presencia de sus respectivos ministros de Exteriores, Rex Tillerson y Sergei Lavrov.

Al término del encuentro, los dos últimos han comparecido para dar cuenta de una cita que se ha desarrollado en una “atmósfera constructiva”, en palabras de Lavrov.

Uno de los compromisos más relevantes ha sido la aprobación de una tregua que también cuenta con el beneplácito de otros países de la región.

Un portavoz del Gobierno jordano, Mohamed Momami, ha explicado que el alto el fuego se aplicará a partir del domingo en la “línea de contacto” acordada entre las fuerzas sirias y las milicias rebeldes.

El objetivo, ha manifestado, es contribuir a una rebaja “permanente” de las tensiones en la zona y al reparto de ayuda humanitaria, de cara a crear un contexto en el que sea factible negociar una solución “política y permanente” a la guerra.

Desde Hamburgo, el jefe de la diplomacia estadounidense ha admitido que aún quedan por cerrar detalles relativos a la seguridad, pero ha destacado la importancia del alto el fuego, que confía se haga extensible a otras partes de Siria.

Tillerson ha dicho que tanto su Gobierno como el ruso comparten el deseo de lograr la estabilidad de Siria, lo cual pasará en algún momento por un debate sobre el presidente Bashar al-Assad. El secretario de Estado de Estados Unidos sostiene que el dirigente sirio no tiene cabida en el futuro del país árabe.

Por su parte, Lavrov ha señalado que los dos líderes se han comprometido a asegurar que “todas las partes” implicadas en el conflicto respeten la tregua.

Las “zonas de distensión” cubren “Daraa, Al Quneitra y As-Suwayda”, ha explicado el ministro ruso, que ha indicado que el acuerdo trata de respetar la “soberanía” de Siria y de hacer avanzar el proceso hacia un “acuerdo político”.

“La postura de Estados Unidos sobre Siria se ha vuelto más pragmática”, ha admitido el propio Vladimir Putin en una rueda de prensa dedicada a los resultados de la cumbre del G20.

El líder ruso ha calificado de un “gran paso adelante” el hecho de que hayan cesado las acciones militares en el país árabe. “Existe el entendimiento que, uniendo esfuerzos, podemos alcanzar mucho”, ha añadido.

Putin también ha comentado las afirmaciones del jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, según las cuales Al Assad no tiene cabida en la futura vida política de Siria.

El presidente ruso ha reconocido que Tillerson es un “hombre respetado”, pero ha aseverado que el futuro del país árabe y de su presidente “debería ser decidido por el pueblo sirio”.

(Fuente: Agencias)