Rusia, Turquía e Irán se opondrán a los intentos de minar la paz en Siria

(SOS).- Los ministros de Exteriores de Turquía, Irán y Rusia se reunieron este sábado en Moscú para continuar las conversaciones sobre un alto el fuego en Siria.

El canciller Sergei Lavrov afirmó hoy que Rusia, Irán y Turquía harán frente a los intentos de minar el proceso de arreglo al conflicto en el país árabe, al término de una reunión con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, e iraní, Mohamad Yavad Zarif.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que los tres países acordaron hoy “pasos concretos” para impulsar, “colectiva e individualmente”, el arreglo en Siria.

“Al mismo tiempo, hemos destacado que vamos a hacer frente a los intentos de minar nuestro trabajo conjunto”, dijo Lavrov en una rueda de prensa, acompañado por sus homólogos turco e iraní.

El ministro ruso de Exteriores calificó de “extremadamente destructivas” las declaraciones de algunos representantes de los grupos armados, que exigen el cumplimiento de condiciones previas para el arreglo del conflicto y la celebración de negociaciones políticas.

“Como condiciones previas plantean el cambio de régimen, que los dirigentes de la República Árabe Siria sean juzgados como criminales de guerra”, explicó.

Según Lavrov, estas exigencias buscan “entorpecer al máximo” los esfuerzos en pos de la reanudación del proceso negociador.

“Debemos constatar los continuos intentos de poner trabas al diálogo entre los sirios, obstaculizar la formación del comité constitucional”, insistió.

El canciller ruso recordó que la decisión de crear este comité la aprobaron los participantes del Congreso de Diálogo Nacional sirio, que se desarrolló a finales de enero en la ciudad rusa de Sochi, y la apoyaron el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

No obstante, “los sucesos de las últimas semanas muestran que no todos quieren la paz en Siria”, lamentó.

“Mientras creamos y construimos, ciertos colegas intentan destruir los resultados de los esfuerzos constructivos comunes, sin detenerse ante las violaciones del derecho internacional, como sucedió durante el ataque contra Siria de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido el pasado 14 de abril”, aseveró Lavrov.

El ministro ruso resaltó que “los ataques de misiles efectuados contra el Estado soberano sirio no solo dispararon la tensión en el país y en el escenario internacional, sino golpearon las perspectivas de un avance inmediato en el proceso de paz”.

En este contexto, exhortó a acordar cuanto antes medidas colectivas en el marco de las consultas de Astaná para continuar “avanzando hacia la paz y la normalización en Siria en estas condiciones sumamente difíciles”.

En enero de 2017, las autoridades de Ankara, Teherán y Moscú iniciaron un proceso de conversaciones sobre Siria en la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr un alto el fuego permanente.

El pasado 4 de abril, los presidentes de los tres países celebraron una cumbre trilateral en Ankara para avanzar en las “zonas de distensión” acordadas como un paso hacia una solución política al conflicto.

La solución se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

A principios de abril, el enviado especial del Kremlin para Siria, Alexandr Lavrentiev, comunicó que la novena ronda de las consultas sobre Siria en la capital kazaja está prevista para el 14 y 15 de mayo.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Rusia acusa a Estados Unidos de querer perpetuar su presencia en Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha acusado este martes a Estados Unidos de estar intentando perpetuar su presencia en territorio sirio, creando allí “organismos de poder locales”, al tiempo que ha hecho un llamamiento para respetar la soberanía y la integridad territorial del país árabe.

En declaraciones a la prensa tras reunirse en la capital de China con sus colegas de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el jefe de la diplomacia rusa ha denunciado que hay “un grupo de países” que tiene como objetivo lograr “la desintegración de Siria”.

Lavrov ha afirmado que Estados Unidos “había jurado que su objetivo único era expulsar a los terroristas de Siria y derrotar al llamado Estado Islámico” pero en la práctica, contrariamente a lo dicho por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “se está afianzando en la ribera oriental del Éufrates, no planea retirarse y crea allí organismos de poder locales”.

En cuanto al proceso de estabilización política en Siria, Lavrov ha dicho que llevará “algún tiempo”, ha subrayado la necesidad de “respetar la soberanía y la integridad territorial” del país árabe y ha considerado “muy preocupante” el anuncio de que Occidente se niega a proporcionar la ayuda a las zonas controladas por el Gobierno.

Tras manifestar su condena por la “agresión” que supuso el ataque coordinado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra las autoridades sirias en represalia por el supuesto ataque del 7 de abril en Duma, Lavrov ha mostrado su malestar por la declaración conjunta aprobado por los ministros de Exteriores del G7 en Toronto (Canadá), en la que acusaron a Rusia de tener una “conducta desestabilizadora” y amenazaron con endurecer las sanciones económicas a menos que cumpla los acuerdos de Minsk sobre el conflicto en el este de Ucrania.

En este sentido, el jefe de la diplomacia rusa ha dicho que la reunión de ministros de Exteriores del G7 ha tenido “un obvio contexto rusófobo”. “Vamos a defender nuestra postura a la espera de que los colegas entiendan que semejante política no tiene futuro y lleva a un callejón sin salida”, ha concluido.

Por su parte, el secretario de Estado en funciones de Estados Unidos, John Sullivan, ha emplazado a Rusia a ser un “socio constructivo” para poner fin al conflicto sirio.

“Rusia debe ser un socio constructivo en Siria o tendrá que rendir cuentas”, ha afirmado Sullivan en rueda de prensa desde Toronto.

El secretario de Estado en funciones ha asegurado además que Estados Unidos está dispuesto a colaborar con Rusia “en los ámbitos en los que podemos”.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Irán y Turquía se reunirán este viernes en Astaná para abordar el conflicto en Siria

(SOS).- La Presidencia de Kazajistán ha confirmado este lunes que el mandatario del país, Nursulatan Nazarbayev, se reunirá el 16 de marzo en Astaná con los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía para abordar el conflicto en Siria.

“El 16 de marzo, el jefe del Estado sostendrá una reunión con los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía, participantes del primer encuentro ministerial de los países garantes del proceso de Astaná”, ha dicho el portavoz de la Presidencia kazaja, Aidos Ukibay.

Hasta la fecha se había confirmado la presencia en la cita de los ministros de Rusia e Irán, Sergei Lavrov y Mohamad Yavad Zarif, respectivamente, si bien no estaba claro que fuera a acudir el ministro turco, Mevlut Cavusoglu.

La reunión ministerial, que no contará con la participación del Gobierno sirio ni de los grupos rebeldes, analizará los logros resultantes de las conversaciones llevadas a cabo el último año y tratará de esbozar otras acciones conjuntas.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha sido invitado a la reunión, según el Ministerio de Exteriores ruso.

Las conversaciones en Astaná, en las que Rusia, Turquía e Irán actúan como garantes, han transcurrido en paralelo al proceso de Ginebra desde 2016 y derivaron en la creación de cuatro zonas seguras en el país.

El encuentro tendrá lugar en el marco de la ofensiva del Ejército sirio contra las facciones extremistas en Guta Oriental, región ubicada en los alrededores de Damasco y principal reducto de los mal llamados grupos armados rebeldes.

Las fuerzas gubernamentales y sus aliados lograron el domingo dividir en tres la región de Guta Oriental.

(Fuente: Agencias)

Rusia acusa a Estados Unidos y sus aliados de intentar dividir Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha denunciado la intención de Estados Unidos y sus aliados de dividir Siria y para ello ha indicado que la presencia del antiguo Frente al Nusra (también conocido como Jabhat Fatah al Sham) sirve a sus propósitos.

“Hay cada vez más información, que recibimos de diferentes fuentes, de que un grupo reducido y no inclusivo, formado por los estadounidenses para los asuntos sirios, tiene planes de desintegrar el Estado sirio”, ha afirmado.

En concreto, el jefe de la diplomacia rusa ha explicado que tienen pruebas de que hay países occidentales, en particular Estados Unidos, que tienen interés en preservar al antiguo Frente al Nusra para cambiar el Gobierno de Siria.

“Tenemos cada vez más pruebas de que nuestros socios occidentales, en primer lugar Estados Unidos, quisieran preservar a ese Frente al Nusra (…) para tener un plan B, es decir, tratar de cambiar el Gobierno de Damasco”, ha manifestado Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse en la capital de Namibia, Windhoek, con la vicepresidenta Netumbo Nandi-Ndaitwah.

Además, el ministro ruso de Exteriores ha lamentado que Washington y sus aliados no están cumpliendo la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exige a todas las partes involucradas en el conflicto una pausa humanitaria de 30 días como mínimo para facilitar la entrega de ayuda humanitaria. “Nuestros socios occidentales prefieren hacer caso omiso a este párrafo”, ha subrayado.

Lavrov ha dicho que los países occidentales “insisten en que el Gobierno sirio cese las operaciones militares unilateralmente”, aunque estas están dirigidas contra los yihadistas. “Hay que ser honestos a la hora de cooperar, pero, por desgracia, esto es de lo que carecen nuestros socios occidentales”, ha apuntado.

En esta línea, el canciller ruso ha defendido la ofensiva de las fuerzas gubernamentales en Guta Oriental “porque estos pasos de las autoridades sirias, apoyadas por nosotros, están dirigidos a reprimir al Frente al Nusra, que es una organización terrorista y que conforme a la resolución tomada en el Consejo de Seguridad no figura en la propuesta sobre el cese de los combates”.

“Cumplimos plenamente, al cien por cien, la resolución 2401 aprobada por consenso en el Consejo de Seguridad”, ha asegurado Lavrov a la prensa durante su visita a Namibia. “Es absolutamente legítimo realizar una lucha consecuente e irreconciliable contra los terroristas durante todo el periodo abarcado por la resolución mencionada”, ha concluido.

(Fuente: Agencias)

Rusia y Naciones Unidas abordan la resolución del conflicto en Siria

(SOS).- El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, aseguró este viernes que se están produciendo avances con vistas al inicio de un proceso de arreglo político en Siria, al reunirse con el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

“Considero que ahora el proceso está efectivamente avanzando. Creo que estamos en el camino hacia el cumplimiento de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU para el arreglo político en Siria”, dijo al inicio del encuentro con Lavrov en Moscú.

De Mistura expresó su confianza en que la reunión de los grupos rebeldes en Riad “no complique los preparativos con vistas a Ginebra, en el sentido de que no imponga condiciones previas”.

El mediador internacional de la ONU recordó que la octava ronda de negociaciones en Ginebra tendrá lugar el 28 de noviembre y que esas consultas tendrán una continuación en diciembre.

“La segunda parte transcurrirá en diciembre. Nos proponemos centrarnos en dos aspectos: Constitución y elecciones”, subrayó.

De Mistura también consideró importante que Rusia y Naciones Unidas coordinen sus posturas después de la reunión de Riad y la cumbre siria que el Kremlin quiere celebrar antes de finales de año en Sochi.

Al respecto, Lavrov explicó que esa reunión, conocida como Congreso de Diálogo Nacional de Siria, será “una importante etapa en el inicio de un auténtico diálogo sirio” en el que no tendrán cabida las “artificiales” demandas de algunas facciones rebeldes.

El ministro de Exteriores indicó que informará a De Mistura sobre los resultados de la cumbre que tuvo lugar esta semana en Sochi entre los líderes de Rusia, Irán y Turquía, y manifestó que Rusia apoyará los esfuerzos saudíes por unificar a los rebeldes.

Mientras, los diferentes grupos acordaron en Arabia Saudita enviar una delegación rebelde unificada a Ginebra después de que varios de sus representantes presentaran su renuncia.

Casi 150 miembros de distintos grupos y plataformas participaron desde el pasado miércoles en un encuentro en un hotel de lujo en Riad, que contó con la presencia del enviado especial de Naciones Unidas para Siria.

La coalición de la Comisión Suprema para las Negociaciones, apoyada por Arabia Saudita, eligió en Riad a Nasr Hariri como su nuevo coordinador general.

(Fuente: Agencias)

EEUU y Rusia aprueban una declaración conjunta sobre la crisis en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y Rusia, Vladimir Putin, han coincidido este sábado en que no hay “una solución militar” para la guerra en Siria, según ha informado el Kremlin, que ha publicado en su página web una declaración conjunta adoptada durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

“El arreglo político definitivo al conflicto debe ser hallado en el marco del proceso de Ginebra, de conformidad con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, han señalado ambos líderes mundiales.

Según el texto acordado, los mandatarios han expresado “su satisfacción por los esfuerzos exitosos de EE.UU. y Rusia para evitar más eficazmente incidentes peligrosos entre militares estadounidenses y rusos, que han permitido elevar considerablemente las bajas del Estado Islámico (EI) en los campos de batalla en los últimos meses”. Putin y Trump han recalcado que “estos esfuerzos continuarán hasta la derrota definitiva del EI”.

Los dos dirigentes han confirmado su respaldo a la soberanía, independencia e integridad territorial de Siria y han llamado a “todas las partes sirias a participar activamente en el proceso político de Ginebra y a apoyar los esfuerzos que apunten a garantizar su éxito”.

Los presidentes han abordado “la necesidad de disminuir los sufrimientos humanos en Siria” y han realizado “un llamamiento a todos los países miembros de la ONU a aumentar su aportación para satisfacer las necesidades humanitarias durante los próximos meses”.

El documento, consensuado por el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha sido aprobado por los dos mandatarios en un breve encuentro durante la cumbre de la APEC, según ha explicado el portavoz de Putin, Dmitri Peskov.

En declaraciones a la prensa, Donald Trump ha afirmado que su acuerdo con el jefe de Estado ruso salvará muchas vidas en Siria. “Hemos llegado muy rápido a un acuerdo. Va a salvar un número tremendo de vidas”, ha asegurado el presidente estadounidense a bordo del Air Force One.

Por su parte, Vladimir Putin ha dicho que “es bastante obvio que el trabajo de combate para eliminar el foco terrorista en Siria está llegando a su fin”. “Ahora lo más importante es completar este trabajo y consolidar los acuerdos en las zonas de distensión, concretar el alto al fuego, crear las condiciones para el inicio del proceso político”, ha insistido el presidente de Rusia.

(Fuente: Agencias)

Estados Unidos y Rusia hablan de nuevo sobre la evolución del conflicto sirio

(SOS).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, han mantenido una nueva conversación telefónica sobre la evolución de las ofensivas militares en Siria, donde sus respectivos gobiernos apoyan a distintos bandos.

La llamada de teléfono ha tenido lugar el sábado, después de que las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos en el conflicto denunciasen un supuesto ataque de fuerzas aliadas al Gobierno sirio en la provincia de Deir ez-Zor.

El Ministerio de Exteriores ruso no ha aclarado en su comunicado si Tillerson y Lavrov han tratado esta nueva polémica, y se ha limitado a decir que dialogaron sobre la lucha antiterrorista en Siria. Además, discutieron los últimos avances relativos a los procesos de paz de Astaná y Ginebra, este último impulsado por la ONU.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos también ha denunciado ayer que aviones de combate rusos realizaron un bombardeo en una zona al este del río Éufrates, en la región de Deir ez-Zor, en la que había presencia de asesores de la coalición internacional antiyihadista que lidera Washington. El ataque ha causado heridas a varios miembros de las FDS, milicias rebeldes aliadas de Estados Unidos, pero no hay bajas entre los asesores extranjeros.

“Municiones rusas han impatado en una zona en la que los rusos sabían que había miembros de las FDS y asesores de la coalición”, ha apuntado el Pentágono en un comunicado. “Hay varios combatientes de las FDS heridos”, ha añadido.

Por su parte, Rusia ha asegurado hoy haber informado a Estados Unidos de las zonas en la provincia de Deir ez-Zor que son objetivo de su aviación, por lo que no entiende cómo milicias rebeldes kurdas respaldadas por Washington acabaron en territorios controlador por el Estado Islámico.

“Sólo los representantes de la coalición internacional pueden responder de qué manera sus consejeros y los rebeldes pudieron infiltrarse en zonas controladas por el Estado Islámico en la parte oriental de Deir ez-Zor”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov.

“Para evitar escaladas innecesarias, el mando de las tropas rusas en Siria informó a los estadounidenses de las fronteras dentro de las cuales se lleva a cabo la operación militar en Deir ez-Zor. La aviación rusa ataca puntualmente sólo zonas controladas por el Estado Islámico”, ha subrayado Konashenkov en un comunicado difundido por su ministerio.

Las fuerzas rusas, ha insistido, “destruyen en primer lugar puntos desde los que los terroristas disparan contra las tropas sirias” en ambas orillas del río Éufrates.

En los últimos días, las fuerzas gubernamentales sirias y las de las FDS han convergido desde el oeste y el norte sobre la ciudad de Deir ez-Zor, que llevaba más de 3 años bajo asedio de las milicias del Estado Islámico.

Las FDS han advertido de que no permitirán a las tropas gubernamentales cruzar el Éufrates y desde Damasco amenazan con combatir a cualquier fuerza armada ilegal presente en el país.

(Fuente: Agencias)