Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Estados Unidos y Rusia hablan de nuevo sobre la evolución del conflicto sirio

(SOS).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, han mantenido una nueva conversación telefónica sobre la evolución de las ofensivas militares en Siria, donde sus respectivos gobiernos apoyan a distintos bandos.

La llamada de teléfono ha tenido lugar el sábado, después de que las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos en el conflicto denunciasen un supuesto ataque de fuerzas aliadas al Gobierno sirio en la provincia de Deir ez-Zor.

El Ministerio de Exteriores ruso no ha aclarado en su comunicado si Tillerson y Lavrov han tratado esta nueva polémica, y se ha limitado a decir que dialogaron sobre la lucha antiterrorista en Siria. Además, discutieron los últimos avances relativos a los procesos de paz de Astaná y Ginebra, este último impulsado por la ONU.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos también ha denunciado ayer que aviones de combate rusos realizaron un bombardeo en una zona al este del río Éufrates, en la región de Deir ez-Zor, en la que había presencia de asesores de la coalición internacional antiyihadista que lidera Washington. El ataque ha causado heridas a varios miembros de las FDS, milicias rebeldes aliadas de Estados Unidos, pero no hay bajas entre los asesores extranjeros.

“Municiones rusas han impatado en una zona en la que los rusos sabían que había miembros de las FDS y asesores de la coalición”, ha apuntado el Pentágono en un comunicado. “Hay varios combatientes de las FDS heridos”, ha añadido.

Por su parte, Rusia ha asegurado hoy haber informado a Estados Unidos de las zonas en la provincia de Deir ez-Zor que son objetivo de su aviación, por lo que no entiende cómo milicias rebeldes kurdas respaldadas por Washington acabaron en territorios controlador por el Estado Islámico.

“Sólo los representantes de la coalición internacional pueden responder de qué manera sus consejeros y los rebeldes pudieron infiltrarse en zonas controladas por el Estado Islámico en la parte oriental de Deir ez-Zor”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov.

“Para evitar escaladas innecesarias, el mando de las tropas rusas en Siria informó a los estadounidenses de las fronteras dentro de las cuales se lleva a cabo la operación militar en Deir ez-Zor. La aviación rusa ataca puntualmente sólo zonas controladas por el Estado Islámico”, ha subrayado Konashenkov en un comunicado difundido por su ministerio.

Las fuerzas rusas, ha insistido, “destruyen en primer lugar puntos desde los que los terroristas disparan contra las tropas sirias” en ambas orillas del río Éufrates.

En los últimos días, las fuerzas gubernamentales sirias y las de las FDS han convergido desde el oeste y el norte sobre la ciudad de Deir ez-Zor, que llevaba más de 3 años bajo asedio de las milicias del Estado Islámico.

Las FDS han advertido de que no permitirán a las tropas gubernamentales cruzar el Éufrates y desde Damasco amenazan con combatir a cualquier fuerza armada ilegal presente en el país.

(Fuente: Agencias)

El Gobierno sirio y los rebeldes podrían reunirse cara a cara en otoño

(SOS).- El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha expresado este jueves su confianza en reanudar las conversaciones de paz hacia octubre o noviembre, pero esta vez con “negociaciones serias” entre el Gobierno y los rebeldes, que hasta ahora solo han tratado con intermediarios.

“En lo relativo al Gobierno sirio, contamos mucho con Rusia e Irán y con cualquiera que ejerza influencia” sobre él para que “esté preparado para iniciar una negociación directa con cualquiera que sea la plataforma que surja” de los grupos armados rebeldes, ha dicho De Mistura a la prensa.

En los últimos años se han celebrado varias rondas de negociaciones en Ginebra, sede de las conversaciones de paz sobre Siria, pero siempre con Naciones Unidas y otros actores como mediadores, debido a la negativa de las partes a hablar cara a cara.

Uno de los obstáculos es la falta de un interlocutor claro en la parte rebelde, ya que cuenta con numerosas facciones y grupos armados con distintas filiaciones y todos buscan su lugar en la mesa de negociaciones.

De forma paralela, Rusia, Irán y Turquía patrocinan el llamado proceso de Astaná, cuyo objetivo es garantizar el cumplimiento de un alto el fuego pactado hace meses.

Las conversaciones en Astaná han derivado en un acuerdo sobre la creación de cuatro “zonas seguras” en el país árabe.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio gana terreno en la frontera con Jordania

(SOS).- El Ejército de Siria y sus aliados han recuperado este jueves todos los puestos de control situados en la provincia de Sweida, en la frontera con Jordania, que hasta ahora estaban en manos rebeldes.

Fuentes militares han indicado que las tropas sirias han tomado estos 30 kilómetros de frontera con Jordania en un ataque lanzado en las últimas horas.

Por su parte, el portavoz del grupo rebelde denominado la Brigada de los Mártires Ahmed Abdo, Said Saef, ha detallado que las fuerzas gubernamentales atacaron desde dos puntos. “La mayoría de la parte oriental de Sweida está ahora en manos del régimen”, ha dicho.

Otro portavoz rebelde ha explicado que el avance del Ejército sirio se debe en parte a una repentina retirada de la milicia Jaish al-Ashair, que está respaldada por Jordania y que se encargaba de patrullar la frontera.

A pesar de este duro golpe, los grupos armados rebeldes todavía controlan gran parte de la frontera suroeste de Siria con Jordania e Israel.

(Fuente: Agencias)

La ciudad siria de Homs es liberada después de seis años de ocupación

(SOS).- Con la salida este domingo del último autobús de rebeldes, la ciudad de Homs, una de las cunas de la revuelta armada contra el Gobierno sirio hace más de seis años, ha retornado al control total de las autoridades de Damasco, según ha confirmado su gobernador, Talal Barazi.

Más de 700 combatientes y un millar de acompañantes, la mayoría familiares, están abandonando el último bastión extremista de la ciudad, el barrio de Al Waer, con destino a zonas bajo control rebelde en virtud del acuerdo alcanzado entre el Gobierno sirio y los grupos armados.

Ahora, el Ejército sirio, con el apoyo de la Policía Militar rusa, procederá a terminar de despejar de armas y munición un barrio en el que más de 14.000 personas, de ellas 3.700 rebeldes a los que se ha permitido huir con sus armas ligeras, permanecían atrincheradas.

En Al Waer se quedarán 1.150 milicianos que han decidido abandonar las filas de sus organizaciones y entregar definitivamente sus armas, según el gobernador de Homs. El resto partirán hacia las ciudades de Idlib y Yarablús, todavía bajo control de los grupos armados rebeldes.

(Fuente: Agencias)

Un coche bomba del ISIS mata a 60 personas en Siria

(SOS).- Un coche bomba del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) mató este viernes a más de medio centenar de personas en Al Bab, un pueblo sirio controlado por los grupos armados rebeldes apoyados por Turquía.

La explosión alcanzó un puesto de seguridad controlado por los milicianos que combaten bajo la enseña del denominado Ejército Libre Sirio en el pueblo de Sousian, matando a unas 60 personas, la mayoría civiles.

Los rebeldes habían expulsado el jueves al ISIS de Al Bab y otras dos localidades más pequeñas tras semanas de combates en las calles, quitando al grupo islamista su última gran posesión en el noroeste de Siria. Sousian está detrás de las líneas rebeldes a unos ocho kilómetros al noroeste de Al Bab.

El atentado se cometió en un puesto de control, donde había muchas familias reunidas esperando para volver a Al Bab. Por ese motivo, hubo muchas víctimas civiles.

En un ataque distinto, también atribuido al ISIS, dos soldados turcos murieron y varios resultaron heridos en la misma ciudad, según informó el primer ministro turco, Binali Yildirim. “Dos soldados nuestros han muerto en un ataque suicida durante un control de carretera en la entrada de Al Bab y hay heridos”, dijo el primer ministro en una breve alocución a la prensa.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas turcas concretaron que los dos militares habían muerto al estallar un explosivo casero colocado a modo de trampa, presuntamente por el grupo islamista, en un cruce de carreteras en la entrada de Al Bab, controlado por los yihadistas y que Turquía asedia desde diciembre pasado.

Yildirim subrayó que “hace pocos días” las fuerzas turcas, con apoyo de las milicias del Ejército Libre de Siria, rodearon completamente la ciudad de Al Bab y que ahora llevan a cabo “labores de limpieza”.

(Fuente: Agencias)

Cumbre de Astaná: Rusia, Turquía e Irán crearán un mecanismo para supervisar el alto el fuego en Siria y combatirán juntos el terrorismo yihadista

Iván de Vargas (SOS).- Las conversaciones de Astaná empezaron ayer con la participación de las delegaciones del Gobierno sirio y los grupos armados rebeldes, los dos países patrocinadores (Rusia y Turquía), una delegación iraní, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, y la presencia del embajador estadounidense en Kazajistán, George A. Krol.

La primera jornada de diálogo concluyó el lunes después de varios cruces de acusaciones entre los dos bandos enfrentados. La reunión, que duró apenas dos días y se celebró a puerta cerrada, finalizó esta mañana.

Rusia, Turquía e Irán manifestaron en un comunicado conjunto su intención de crear un mecanismo para supervisar el cumplimiento del alto el fuego como resultado de las negociaciones de paz en la capital de Kazajistán.

Además, las tres potencias apoyaron la nueva ronda de conversaciones del próximo 8 de febrero en Ginebra entre ambos bandos, auspiciada por la ONU. La novedad es que aceptarán la presencia de las milicias armadas en esa cumbre.

El ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrajmenov, que se encargó de leer el comunicado, subrayó que rusos, turcos e iraníes se comprometieron a combatir conjuntamente al Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) y al Frente al Nusra, así como a intensificar sus esfuerzos para separar a los rebeldes sirios de los grupos terroristas.

El presidente de la delegación de la República Árabe Siria, Bashar al-Jaafari, señaló en un encuentro con la prensa que el Gobierno “se esfuerza para poner coto a la guerra terrorista librada contra el pueblo sirio”. En este sentido, Al Jaafari aseveró que el Ejército está librando una batalla contra los grupos terroristas para liberar el territorio sirio ocupado y proteger a los civiles.

Por su parte, los grupos armados rebeldes aseguraron que el comunicado final reforzará el alto el fuego pero se negaron a suscribir la declaración, al igual que el Gobierno sirio.“Esta vez es Rusia quien insiste en aplicar el alto el fuego y va a tener éxito, especialmente gracias a su cooperación con Turquía”, afirmó el vicepresidente de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFORS), Bashar Abdul Hakim.

Un motivo fundamental por el cual los rebeldes no suscribieron la declaración final de Astaná es su exigencia de que las milicias extranjeras respaldas por Irán salgan del país. “Debe haber un esfuerzo internacional para echar a las milicias extrajeras”, indicó Mohamed Alloush, líder del Ejército del Islam y el más destacado miembro de las fuerzas rebeldes que acudió a Astaná. “En lo que se refiere a la tregua, asumimos las obligaciones conforme al acuerdo del 30 de diciembre”, añadió Alloush.

El portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Osama Abu Zeid, ya había destacado el lunes que “el éxito de esas conversaciones, que no son directas, está en manos de los dos países garantes: Turquía y Rusia”. “Si logran aplicar lo que han prometido, vamos a tener éxito y espero que Rusia pueda obligar a respetar el alto el fuego”, expresó.

Rusia también redactó y transmitió a los rebeldes un proyecto de Constitución para Siria, según anunció hoy mismo el enviado especial del presidente Vladimir Putin para ese país, Alexandre Lavrentiev, al término de los conversaciones.

“Hemos enviado a la oposición armada un proyecto de constitución siria redactado por los especialistas rusos, a fin de acelerar el proceso”, declaró Lavrentiev.

“Los opositores sirios se dieron cuenta de que Rusia no es su enemigo, que es mejor establecer buenas relaciones con Moscú y aprovechar la disposición que les mostramos”, apuntó el enviado especial de Putin.

A su vez, el enviado del secretario general de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, alabó el “coraje político” del Gobierno sirio y de los grupos armados rebeldes por sentarse en la misma mesa de negociaciones en Astaná.

“Hay que tener coraje político para sentarse en la misma habitación y escuchar las demandas del otro”, dijo De Mistura en una rueda de prensa.

En el hotel donde tuvo lugar el encuentro, el enviado especial de la ONU para Siria reconoció que él es “optimista” acerca de los resultados del diálogo.

Esta es la primera vez que Astaná acoge unas conversaciones entre los rebeldes y el Gobierno sirio, aunque ya se celebraron tres rondas en Ginebra, entre los años 2012 y 2016, sin llegar a una solución para el conflicto.

El objetivo de esta reunión fue reforzar el alto el fuego que entró en vigor en Siria el pasado 30 de diciembre, para poder acudir a las negociaciones de Ginebra del 8 de febrero e iniciar una transición política en el país árabe.

1066411049

(Fuente: Agencias)