Rusia y Turquía coinciden en promover una solución política en Siria

(SOS).- Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, coincidieron ayer por la noche en que la violencia en Siria ha disminuido y se dan las condiciones para impulsar una solución política al conflicto armado en ese país.

Tras un cara a cara de más de cuatro horas en el balneario de Sochi (en el mar Negro), en el que Siria era el tema central, los dos líderes apenas dedicaron a este asunto un par de frases muy generales en su comparecencia ante los medios de comunicación al término del encuentro.

“Nuestro trabajo común con Turquía e Irán como países garantes en el proceso de Astaná sigue dando resultados concretos. El nivel de violencia ha disminuido y esto crea condiciones favorables para promover el diálogo intersirio bajo el auspicio de la ONU”, dijo Putin.

Sin entrar en más detalles, el mandatario ruso añadió que él y Erdogan coinciden en que “es necesario incrementar los esfuerzos para garantizar una normalización a largo plazo” de la situación en Siria, a través del “impulso del proceso político y la ayuda a los sirios para la reconstrucción después del conflicto”.

“Las reuniones en Astaná, al igual que el memorando para la rebaja de las tensiones, han contribuido a la disminución de la violencia en esa región. Hemos coincidido en que en la actualidad nos podemos centrar en la resolución política del asunto”, apuntó a su vez Erdogan, incluso más escueto que Putin al hablar de Siria.

Las reservas mostradas durante la comparecencia pusieron en evidencia, una vez más, las diferencias que mantienen los dos países en cuanto al futuro de Siria.

Moscú ha desplegado militares y aviación en Siria para respaldar el Gobierno, mientras que las tropas turcas colaboran con las milicias rebeldes alzadas en armas contra Damasco.

“Una solución política es importante, al mismo tiempo, la lucha contra el terrorismo es importante, debemos prestar igual atención a estos dos problemas”, comentó el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en declaraciones a los periodistas presentes en Sochi.

El canciller turco resaltó que “no basta vencer el terrorismo para traer la estabilidad” a la región.

Al comentar el reciente llamamiento del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para que Estados Unidos y Rusia retiren sus tropas de Siria, Cavusoglu afirmó que son estos Estados los que deben decidir si lo hacen o no.

“Consideramos que la mejor solución es una solución política”, enfatizó.

Asimismo, señaló que las consultas en Astaná sobre la normalización en Siria se tradujeron en avances en la solución de la crisis de este país árabe pero indicó que es imposible abordar una solución política sin un armisticio.

El canciller turco exhortó a prestar más atención al proceso político en Siria en vista de los avances en el tema del armisticio en Siria.

Turquía no se opone, a grandes rasgos, a la celebración del Congreso del Diálogo Nacional de Siria, y aboga por la solución política del conflicto, pero insiste en la importancia de quiénes serán sus participantes, declaró el ministro de Exteriores.

“En un principio, no estamos en contra de ningún congreso, pero los asistentes al mismo cobran una importancia primordial”, aseguró.

Cavusoglu destacó que en el evento deberá participar la verdadera oposición siria, pero no se puede permitir la presencia de terroristas [en referencia a las milicias kurdas, ndr].

La celebración del Congreso del Diálogo Nacional sirio, propuesta por el presidente ruso, Vladimir Putin, anteriormente estaba prevista para el 18 de noviembre en Sochi, sin embargo, de momento se desconoce cuándo y dónde se celebrará.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

EEUU seguirá cooperando con Rusia para lograr una solución en Siria

(SOS).- Washington continuará colaborando con Moscú para acabar con el Estado Islámico y lograr una solución política del conflicto en Siria, ha señalado un representante del Departamento de Estado norteamericano.

“Estados Unidos apoya cualquier intento que pueda conducir a una desescalada de la violencia en Siria, garantizar el acceso humanitario sin obstáculos, centrar los esfuerzos en la lucha contra Daesh y otros terroristas, así como crear las condiciones necesarias para una solución política del conflicto”, ha dicho el portavoz. “Seguiremos trabajando con nuestros socios, incluida Rusia, para alcanzar estos objetivos y la victoria sobre Daesh”, ha añadido.

La Cancillería rusa confirmó el 2 de agosto que Moscú está preparando la reunión del ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, anunciada por el propio titular de la diplomacia estadounidense y que tendría lugar al margen del calendario de la ASEAN en Manila. Se espera que la situación en Siria se examine durante este encuentro.

El secretario de Diplomacia Popular, Mahmoud Afandi, ha indicado que Lavrov y Tillerson podrían anunciar durante su reunión en Manila la creación de la tercera zona de distensión en Siria, que podría incluir la parte norteña de la provincia de Homs, en particular las ciudades de Al Rastan y Tel Bisseh, con una población de unas 400 mil personas.

Según Afandi, la zona funcionará como la de Guta Oriental y contará con corredores humanitarios y la evacuación de civiles.

El memorando para la creación de las zonas de distensión –en la provincia de Idlib y parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama; parte del norte de la provincia de Homs; Guta Oriental y determinadas áreas de las provincias de Deraa y Al Quneitra en el sur del país– fue firmado durante la ronda de consultas celebrada el 3 y 4 de mayo en Astaná

El acuerdo, sellado por Turquía, Irán y Rusia, busca afianzar la tregua vigente en Siria desde el pasado 30 de diciembre.

La zona de distensión en Guta Oriental entró en vigor el 22 de julio. Dentro de esta área rige un armisticio logrado tras las negociaciones en El Cairo entre representantes del Ministerio ruso de Defensa y los grupos rebeldes que operan en territorio sirio.

En la zona del suroeste de Siria que abarca las provincias de Al Quneitra, Suwaida y Deraa sigue vigente desde el 9 de julio el alto el fuego acordado por Estados Unidos, Rusia y Jordania, que se comprometieron a utilizar su influencia sobre los bandos para frenar la violencia en el país.

(Fuente: Agencias)

Trump y Putin acuerdan una tregua en el suroeste de Siria

(SOS).- Los gobiernos de Estados Unidos y Rusia han acordado un alto el fuego para el suroeste de Siria que ha terminado de fraguarse en la reunión que han mantenido los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en la reunión del G20 en Hamburgo (Alemania).

Trump y Putin se han visto durante dos horas y cuarto, en presencia de sus respectivos ministros de Exteriores, Rex Tillerson y Sergei Lavrov.

Al término del encuentro, los dos últimos han comparecido para dar cuenta de una cita que se ha desarrollado en una “atmósfera constructiva”, en palabras de Lavrov.

Uno de los compromisos más relevantes ha sido la aprobación de una tregua que también cuenta con el beneplácito de otros países de la región.

Un portavoz del Gobierno jordano, Mohamed Momami, ha explicado que el alto el fuego se aplicará a partir del domingo en la “línea de contacto” acordada entre las fuerzas sirias y las milicias rebeldes.

El objetivo, ha manifestado, es contribuir a una rebaja “permanente” de las tensiones en la zona y al reparto de ayuda humanitaria, de cara a crear un contexto en el que sea factible negociar una solución “política y permanente” a la guerra.

Desde Hamburgo, el jefe de la diplomacia estadounidense ha admitido que aún quedan por cerrar detalles relativos a la seguridad, pero ha destacado la importancia del alto el fuego, que confía se haga extensible a otras partes de Siria.

Tillerson ha dicho que tanto su Gobierno como el ruso comparten el deseo de lograr la estabilidad de Siria, lo cual pasará en algún momento por un debate sobre el presidente Bashar al-Assad. El secretario de Estado de Estados Unidos sostiene que el dirigente sirio no tiene cabida en el futuro del país árabe.

Por su parte, Lavrov ha señalado que los dos líderes se han comprometido a asegurar que “todas las partes” implicadas en el conflicto respeten la tregua.

Las “zonas de distensión” cubren “Daraa, Al Quneitra y As-Suwayda”, ha explicado el ministro ruso, que ha indicado que el acuerdo trata de respetar la “soberanía” de Siria y de hacer avanzar el proceso hacia un “acuerdo político”.

“La postura de Estados Unidos sobre Siria se ha vuelto más pragmática”, ha admitido el propio Vladimir Putin en una rueda de prensa dedicada a los resultados de la cumbre del G20.

El líder ruso ha calificado de un “gran paso adelante” el hecho de que hayan cesado las acciones militares en el país árabe. “Existe el entendimiento que, uniendo esfuerzos, podemos alcanzar mucho”, ha añadido.

Putin también ha comentado las afirmaciones del jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, según las cuales Al Assad no tiene cabida en la futura vida política de Siria.

El presidente ruso ha reconocido que Tillerson es un “hombre respetado”, pero ha aseverado que el futuro del país árabe y de su presidente “debería ser decidido por el pueblo sirio”.

(Fuente: Agencias)