EEUU y Rusia aprueban una declaración conjunta sobre la crisis en Siria

(SOS).- Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y Rusia, Vladimir Putin, han coincidido este sábado en que no hay “una solución militar” para la guerra en Siria, según ha informado el Kremlin, que ha publicado en su página web una declaración conjunta adoptada durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

“El arreglo político definitivo al conflicto debe ser hallado en el marco del proceso de Ginebra, de conformidad con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, han señalado ambos líderes mundiales.

Según el texto acordado, los mandatarios han expresado “su satisfacción por los esfuerzos exitosos de EE.UU. y Rusia para evitar más eficazmente incidentes peligrosos entre militares estadounidenses y rusos, que han permitido elevar considerablemente las bajas del Estado Islámico (EI) en los campos de batalla en los últimos meses”. Putin y Trump han recalcado que “estos esfuerzos continuarán hasta la derrota definitiva del EI”.

Los dos dirigentes han confirmado su respaldo a la soberanía, independencia e integridad territorial de Siria y han llamado a “todas las partes sirias a participar activamente en el proceso político de Ginebra y a apoyar los esfuerzos que apunten a garantizar su éxito”.

Los presidentes han abordado “la necesidad de disminuir los sufrimientos humanos en Siria” y han realizado “un llamamiento a todos los países miembros de la ONU a aumentar su aportación para satisfacer las necesidades humanitarias durante los próximos meses”.

El documento, consensuado por el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha sido aprobado por los dos mandatarios en un breve encuentro durante la cumbre de la APEC, según ha explicado el portavoz de Putin, Dmitri Peskov.

En declaraciones a la prensa, Donald Trump ha afirmado que su acuerdo con el jefe de Estado ruso salvará muchas vidas en Siria. “Hemos llegado muy rápido a un acuerdo. Va a salvar un número tremendo de vidas”, ha asegurado el presidente estadounidense a bordo del Air Force One.

Por su parte, Vladimir Putin ha dicho que “es bastante obvio que el trabajo de combate para eliminar el foco terrorista en Siria está llegando a su fin”. “Ahora lo más importante es completar este trabajo y consolidar los acuerdos en las zonas de distensión, concretar el alto al fuego, crear las condiciones para el inicio del proceso político”, ha insistido el presidente de Rusia.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Rusia plantea a Estados Unidos elaborar un plan conjunto para Siria

(SOS).- El Gobierno ruso ha defendido elevar a un nuevo nivel el proceso de solución de la crisis siria, para lo cual serían necesarios “esfuerzos conjuntos” de Rusia y Estados Unidos. Así, Siria podría estar en la agenda de un posible encuentro entre Vladimir Putin y Donald Trump aprovechando la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) de esta semana.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha destacado la importancia de los avances logrados recientemente en Siria. Sin embargo, “se requieren esfuerzos conjuntos para elevar a un nuevo y distinto nivel” el proceso de la búsqueda de la solución a la guerra.

“Todo ello requiere una u otra forma de cooperación” entre Moscú y Washington, ha apuntado Peskov en declaraciones a la prensa.

En este sentido, ha señalado que la cuestión de Siria estará en la agenda de la posible reunión entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Donald Trump, que podría tener lugar en Vietnam durante la cumbre del APEC.

Según Peskov, existen numerosos temas que los dos mandatarios podrían tratar. Por tanto, “es de interés mutuo que los dos presidentes tengan tiempo suficiente para dialogar”.

No se descarta hasta el momento que los dos líderes se reúnan durante la cumbre de la APEC que arranca hoy en la ciudad vietnamita de Da Nang. La posibilidad del encuentro fue señalada tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca, auque no ha sido confirmada aún de forma oficial por ninguna de las dos partes.

Las relaciones entre Moscú y Washington atraviesan por uno de los peores momentos desde la caída de la Unión Soviética en 1991, pese a la simpatía personal que se declaran Putin y Trump y de su manifiesta intención de mejorar esa situación.

Mientras, un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos se ha reunido la semana pasada en Damasco con el jefe de seguridad nacional de Siria, en el encuentro de mayor nivel entre representantes de ambos países que ha tenido lugar desde el inicio del conflicto, en 2011.

“Es un importante paso”, ha dicho una fuente cercana a las autoridades del país árabe sobre la reunión. “Pero Siria no confía en la posición estadounidense”, ha apostillado.

(Fuente: Agencias)