El Consejo de Seguridad aprueba una tregua en Siria

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este sábado una resolución que demanda una tregua de 30 días en toda Siria con el fin de facilitar el suministro de ayuda humanitaria y las evacuaciones de heridos y enfermos. Tras cerca de dos semanas de intensas negociaciones, finalmente salió adelante un texto de compromiso con el apoyo unánime de los quince Estados miembros.

El Consejo de Seguridad ordena que, una vez que el cese de las hostilidades sea efectivo, todas las partes permitan el acceso seguro de convoyes humanitarios de Naciones Unidas y sus socios a cualquier punto necesitado de ayuda. Además, exige que se facilite la entrada de personal sanitario para atender a heridos y enfermos y que se autorice a la ONU a llevar a cabo evacuaciones médicas cuando sea necesario.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, celebró la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad y dijo esperar que se adopte de manera inmediata.

“El secretario general acoge con satisfacción la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de una resolución que exige el cese de las hostilidades en Siria durante al menos 30 días”, indicó en un comunicado el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Además, subrayó que el secretario general espera que la resolución, con la que se busca facilitar el suministro de ayuda humanitaria y las evacuaciones de heridos y enfermos, “se implemente y mantenga de manera inmediata”, y señaló que la ONU está preparada para hacer su parte.

Guterres recordó a las partes en conflicto su “obligación absoluta” en virtud del Derecho Internacional Humanitario y de los derechos humanos de proteger “en todo momento” a la población civil y su infraestructura.

En ese sentido, advirtió de que los esfuerzos para combatir el terrorismo no reemplazan esa obligación.

La resolución, impulsada por Suecia y Kuwait, “demanda” a todas las partes del conflicto un alto el fuego humanitario de al menos 30 días en la totalidad del territorio sirio.

La tregua, sin embargo, autorizará que continúen las operaciones militares contra grupos considerados terroristas por la ONU, incluidos el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Consejo de Seguridad retrasa el voto para una tregua en Siria ante la falta de consenso

(SOS).- Tras todo un día de frenéticas negociaciones, el Consejo de Seguridad de la ONU fue incapaz de lograr ayer un acuerdo para una tregua en Siria y optó por darse una última oportunidad este sábado.

Las diferencias entre Rusia y una mayoría de miembros del Consejo han imposibilitado un compromiso. “Estuvimos muy cerca”, aseguró el presidente de turno, Mansur Al Otaibi, tras una última reunión con el resto de embajadores.

Kuwait y Suecia, los principales impulsores de la iniciativa, dijeron que las discusiones continuarán durante las próximas horas en un último intento por lograr un consenso.

Incluso si no se logra el acuerdo de todos los miembros, el Consejo de Seguridad procederá a votar hoy un proyecto de resolución, según garantizaron ambos países.

La delegación rusa ya rechazó este jueves el borrador redactado originalmente por Kuwait y Suecia. El texto contaba con el respaldo de una clara mayoría de los miembros del Consejo, incluidas las potencias occidentales, pero el embajador ruso, Vasili Nebenzia, lo tachó de poco realista.

Ayer, sin embargo, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se mostró abierto desde Moscú a respaldar la iniciativa si su Gobierno recibe una serie de garantías de que los grupos terroristas respetarán el acuerdo.

Ante esa apertura, Suecia y Kuwait decidieron retrasar la votación prevista originalmente para el viernes por la mañana y seguir negociando.

Tras unas horas, el voto pasó a programarse para la tarde y, en medio de continuos contactos diplomáticos, los promotores de la iniciativa llegaron a mostrarse muy seguros de que la resolución se aprobaría.

Al final, bien entrada la tarde en Nueva York y ya de madrugada en Moscú, optaron por dejar la votación para hoy ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo.

“Vamos a trabajar esta noche, vamos a volver mañana y vamos a votar. Espero que tengamos una resolución que sea significativa y consensuada”, dijo el embajador sueco ante la ONU, Olof Skoog.

Este diplomático reconoció su “frustración” por la falta de acuerdo tras varios días de discusiones, pero insistió en que su país no se rendirá porque la situación sobre el terreno requiere un alto el fuego.

Según Kuwait, las diferencias ahora mismo se centran exclusivamente en el primer párrafo operativo del texto, el punto clave en el que se demanda un cese de hostilidades de un mes.

Su embajador, sin embargo, no quiso especificar cuáles son las exigencias de cada parte.

A lo largo del día, los representantes en la ONU de las principales potencias del Consejo de Seguridad prefirieron mantener el silencio.

(Fuente: Agencias)

Turquía acusa a EEUU de dar millones de dólares a terroristas en Siria y promete limpiar Afrin

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha criticado de nuevo a Estados Unidos por apoyar a las milicias kurdas en Siria, y ha denunciado que Washington planea dar cientos de millones de dólares a grupos “terroristas”.

“Si dais apoyo de 500 o 550 millones de dólares del presupuesto a los terroristas, ¿tenemos que decir que es correcto, que vais por el buen camino?”, ha preguntado Erdogan, en referencia a lo que Turquía considera son planes de Estados Unidos para financiar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), las fuerzas kurdas que combaten en Siria contra el Estado Islámico y es aliada de Washington.

Turquía considera a las YPG como una organización terrorista, conectada con el Partido de los Trabajadores Kurdo (PKK), y lanzó el pasado enero una ofensiva contra el grupo en el enclave sirio de Afrin, sobre el que Erdogan ha asegurado que quedará pronto “limpio de terroristas”.

“Este verano va a ser caliente tanto para los terroristas como para quienes los apoyan”, ha advertido el mandatario turco, que ha reiterado que una vez concluida la operación en Afrin, las tropas turcas continuarán hacia Manbech, otra región siria en manos de las YPG y donde, a diferencia de Afrin, sí hay presencia de fuerzas de la coalición internacional contra el Estado Islámico encabezada por Estados Unidos.

“Primero limpiaremos Manbech de terroristas y luego transformaremos el este del Eufrates en una región segura para nosotros y nuestros hermanos y hermanas sirias”, ha aseverado.

Erdogan ha afirmado que tras 35 días de operativo militar, Turquía controla ya 415 kilómetros cuadrados en Afrin, aproximadamente el 20 por ciento del territorio. “Espero que en poco tiempo podamos limpiar Afrin de terroristas y dejar que cientos de miles de sirios (que viven) en nuestro país regresen a sus hogares”, ha señalado.

También ha dicho que el Ejército turco tomara la ciudad de Afrin “tan pronto como sea posible” y luego continuará con “una nueva estrategia”.

El apoyo de Washington a las YPG es el principal punto de fricción en las deterioradas relaciones entre Turquía y Estados Unidos, aliados en la OTAN.

Fue uno de los principales puntos en la agenda de la visita que el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, hizo la semana pasada a Turquía, y que concluyó con el compromiso de establecer mecanismos para recomponer una relación que Ankara asegura ha llegado a un punto crítico.

(Fuente: Agencias)

El Consejo de Seguridad votará una propuesta para un cese de las hostilidades en toda Siria

(SOS).- El Consejo de Seguridad de la ONU votará esta semana, previsiblemente este jueves, una propuesta de resolución para decretar una tregua de 30 días en Siria, después de que sus promotores diesen hoy el último paso previo.

Kuwait y Suecia, responsables del dossier humanitario sirio en el Consejo, dieron hoy por cerrado el texto y solicitaron una votación “tan pronto como sea posible”, dijeron fuentes diplomáticas.

Lo más probable, según esas fuentes, es que el voto sea este jueves, aunque por ahora no se había incluido en la agenda oficial.

Si la votación no se celebra a lo largo del día, debería tener lugar el viernes, según los plazos habituales con los que trabaja el Consejo de Seguridad.

El texto, que se negocia desde hace días, busca un cese de las hostilidades en toda Siria durante un mes y establece que, 48 horas después de su inicio, se permita el acceso semanal de convoyes humanitarios de la ONU a áreas necesitadas.

Dos días después, se deberían facilitar evacuaciones médicas de zonas a las que Naciones Unidas no tiene acceso.

Rusia, al menos en un primer momento, se mostró contraria a esta iniciativa al considerar que era poco realista y que los “terroristas” a los que combate el régimen de Damasco no van a respetar una tregua.

Moscú, el principal aliado del Gobierno sirio en la ONU, tiene derecho de veto en el Consejo de Seguridad.

Sin esperar a la votación de la resolución, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió hoy una “suspensión inmediata” de las hostilidades en Guta Oriental.

Las potencias occidentales también han pedido que se detengan los combates en esa zona.

Rusia, mientras tanto, pidió que el Consejo de Seguridad celebre una sesión a puerta abierta para discutir la situación en Guta Oriental este jueves.

“Creo que esto es necesario, teniendo en cuenta las preocupaciones que hemos escuchado hoy, y para que todas las partes puedan presentar su visión y compresión de esta situación y proponer soluciones”, dijo el embajador ruso, Vasili Nebenzia, a sus homólogos.

(Fuente: Agencias)

Rusia aboga por el diálogo directo entre sirios y turcos para solucionar la crisis en Afrin

(SOS).- El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, abogó hoy por el diálogo directo entre sirios y turcos para solucionar la crisis en la región de Afrín, en el norte del país árabe, escenario de una ofensiva del Ejército turco contra las milicias kurdas.

“Estoy seguro de que los legítimos intereses de seguridad de Turquía pueden hacerse realidad y verse satisfechos a través del diálogo directo con Siria”, dijo Lavrov en una rueda de prensa.

Lavrov subrayó que Moscú se hace cargo de “las preocupaciones de Turquía” por lo que ocurre en el perímetro de Siria, pero también reconoce “las aspiraciones de los kurdos”.

“Abogamos firmemente por que cualquier problema, sea en Siria o en otro lugar, se arregle respetando la integridad territorial del Estado afectado”, señaló.

Al mismo tiempo, se mostró categóricamente en contra de “especular” con las aspiraciones kurdas para lograr satisfacer intereses geopolíticos particulares “mezquinos”.

Lavrov dijo referirse “al juego que practica desde hace meses Estados Unidos en territorio sirio al este del Éufrates” y que parece cada día más una “consciente provocación” de los acontecimientos en marcha en Afrin.

Turquía comenzó el pasado 20 de enero su incursión en Afrin con el objetivo de expulsar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera una organización terrorista vinculada con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que opera en territorio turco.

Milicias progubernamentales sirias avanzaron ayer por la tarde hacia la ciudad de Afrin, pero tuvieron que replegarse debido a los intensos bombardeos turcos.

Esta noticia se produce después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había sostenido este martes que había sido él quien había logrado detener el despliegue de fuerzas leales al Gobierno sirio en la región de Afrin tras hablar por teléfono con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin.

El mandatario turco había afirmado, además, que las fuerzas militares turcas iban a comenzar en los próximos días el asedio en Afrin.

Un alto cargo kurdo dijo el fin de semana que los kurdos habían llegado a un acuerdo con el Ejército sirio para que entrara en Afrin y repeliera el ataque de las fuerzas turcas.

El lunes por la mañana, fuentes oficiales sirias anunciaron que las milicias progubernamentales entrarían en cuestión de horas en Afrin, aunque ese avance no llegó a materializarse.

(Fuente: Agencias)

Rusia, Turquía e Irán logran detener el despliegue de fuerzas sirias en la región de Afrin

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho este martes que ha logrado detener el despliegue de fuerzas leales al Gobierno sirio en la región de Afrin, en el noroeste del país, tras hablar por teléfono con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Además, el mandatario ha afirmado que sus efectivos van a comenzar en los próximos días el asedio en Afrin, de donde las Fuerzas Armadas turcas quieren expulsar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) con el argumento de que pretenden eliminar las amenazas en la frontera sur de Turquía.

Un alto cargo kurdo anunció que las YPG habían llegado a un acuerdo con el Ejército sirio para que entrara en Afrin y repeliera el ataque de las fuerzas turcas. El lunes por la mañana, fuentes oficiales sirias señalaron que las milicias progubernamentales sirias entrarían en cuestión de horas en Afrin, aunque ese avance no llegó a materializarse.

El despliegue “fue claramente detenido ayer… Fue detenido”, ha asegurado Erdogan, en declaraciones a la prensa tras un discurso en el Parlamento. Preguntado directamente por si el despliegue se había cancelado tras la conversación telefónica que mantuvo con Putin, el presidente turco ha reconocido que así ha sido. “Sí, se detuvo después de esas conversaciones”, ha indicado.

Rusia, Turquía e Irán son los tres grandes impulsores del proceso de Astaná, un foro alternativo al que lidera Naciones Unidas en Ginebra, que busca reconducir la situación en Siria y que hasta ahora ha sido más efectivo que el proceso apadrinado por la ONU.

El lunes, Erdogan habló por teléfono con el presidente ruso y también con su homólogo iraní, Hasan Rohani, sobre la situación en Siria, según explicó un portavoz del Ejecutivo de Ankara. Los tres países han acordado una reunión de sus ministros de Asuntos Exteriores el 14 de marzo.

En un discurso en el Parlamento ante los miembros de su formación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), el presidente de Turquía ha informado que el asedio en Afrin comenzará pronto. “El asedio del centro de la ciudad de Afrin comenzará rápidamente en los próximos días. De este modo, la ayuda exterior a la región y la ciudad serán desconectadas, por lo que las organizaciones terroristas no tendrán medidas para negociar con nadie”, ha aseverado.

Erdogan ha manifestado en varias ocasiones que Turquía no tiene intención de suspender su operación en Afrin, destinada a acabar con los milicianos de las YPG situados cerca de la frontera sur del territorio turco.

La campaña militar de las autoridades de Ankara ha puesto de manifiesto la compleja trama de rivalidades y alianzas en el norte de Siria entre las milicias kurdas, el Gobierno sirio, las facciones rebeldes y las fuerzas militares de Turquía, Irán, Estados Unidos y Rusia.

(Fuente: Agencias)

Las YPG y las autoridades sirias acuerdan el despliegue de fuerzas gubernamentales en Afrin

(SOS).- Las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) y el Gobierno sirio acordaron el domingo la entrada de soldados leales a Damasco en el enclave de Afrin. Esta región siria, situada al norte del país árabe, ha estado controlada de facto por las YPG y su brazo político, el PYD, desde 2011.

Ahora, con el objetivo repeler la ofensiva de Turquía, las milicias kurdosirias dejarán de nuevo que las fuerzas gubernamentales pongan un pie en la región.

Hace un mes, Ankara —ayudada por los rebeldes del ELS— lanzó una ofensiva militar aérea y terrestre para conquistar el disputado enclave sirio.

Turquía considera que las YPG y el PYD son lo mismo que la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerada terrorista tanto por Ankara como por Bruselas y Washington.

Sin embargo, en Siria, Estados Unidos se ha estado apoyando en estas milicias kurdosirias en su lucha contra el Estado Islámico.

Desde el inicio de la ofensiva turca en Afrin, las YPG han estado pidiendo públicamente la ayuda de las fuerzas leales a Damasco. Finalmente, el enemigo exterior —Turquía— ha unido a las dos partes. Tanto las autoridades sirias como las milicias kurdas han anunciado este mismo lunes el pacto.

Las YPG han dicho que Damasco desplegará soldados en Afrin en “algunas zonas de la frontera con Turquía” y que este pacto es solo militar. “No hemos hablado de cuestiones políticas ni territoriales. Eso ya lo negociaremos más adelante con Damasco”, ha aseverado un portavoz kurdo.

Sin embargo, el Gobierno ha señalado que debe retomar el control territorial de Siria entera y que, por lo tanto, los efectivos del Ejército sirio que entren en Afrin lo harán para quedarse. “Las fuerzas populares entrarán en Afrin en las próximas horas para apoyar la lucha de su gente y confrontar la agresión turca”, ha explicado una fuente oficial.

A pesar de las versiones contradictorias, la sintonía entre las YPG y las autoridades de Damasco viene siendo efectiva desde el inicio de la operación militar turca en esta región, que empezó el pasado 20 de enero. Entonces, las milicias kurdosirias empezaron a movilizar a sus tropas hacia el enclave, situado al noroeste de Siria. Para que pudiesen llegar allí y luchar contra Turquía y el ELS, las fuerzas gubernamentales les dejaron cruzar su territorio.

“No tenemos ningún problema con ello —ha afirmado este lunes el ministro de Exterior turco, Mevlut Cavusoglu—. Si Assad quiere entrar en Afrin, que entre. Pero si entra para ayudar a las YPG, que sepa que nadie puede parar a Turquía”.

“Lanzamos esta operación para expulsar al PKK/YPG de Afrin. Siempre hemos respetado la integridad territorial de Siria”, ha puntualizado Cavusoglu.

Aunque Ankara ha asegurado que sus operaciones no suponen una amenaza para el Gobierno sirio, Damasco ha condenado la intervención turca insistiendo que Afrin es parte inalienable del territorio sirio.

(Fuente: Agencias)