Estados Unidos retira la ayuda destinada al fondo de estabilización de Siria

(SOS).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de “ridículos” los fondos que su país destinaba a la estabilización de Siria y que este viernes se anunció que serán dirigidos a otros menesteres.

“Estados Unidos ha acabado con el ridículo pago anual de desarrollo de 230 millones de dólares a Siria. Arabia Saudí y otros países ricos en Oriente Medio comenzarán a hacer pagos en lugar de Estados Unidos. Quiero desarrollar Estados Unidos, nuestro Ejército y los países que nos ayudan”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

El viernes, el Departamento de Estado informó de que iba a “redirigir” 230 millones de dólares destinados a la estabilización de Siria para “respaldar otras prioridades clave de la política exterior”.

La portavoz de dicho departamento, Heather Nauert, justificó que la retirada de los 230 millones ha sido adoptada teniendo en cuenta las contribuciones militares y financieras “significativas” que ha hecho Estados Unidos hasta la fecha y las instrucciones de Trump sobre la necesidad de aumentar el reparto de la carga con los aliados.

Estados Unidos lidera la coalición internacional contra el Estado Islámico en Siria e Irak, que apoya sobre el terreno a las milicias kurdas.

Nauert añadió que el Departamento de Estado ha obtenido desde abril unos 300 millones de dólares en contribuciones y compromisos de sus socios de la coalición para respaldar “iniciativas críticas de estabilización y de recuperación temprana en áreas liberadas del Estado Islámico en el noreste de Siria”.

En ese sentido, citó la reciente aportación hecha por Arabia Saudí de 100 millones de dólares y la de Emiratos Árabes Unidos, de 50 millones.

El Ministerio de Exteriores de Rusia respondió a esta medida del Departamento de Estado señalando que Washington no ve sentido en destinar fondos a una Siria libre de grupos terroristas como el Estado Islámico, ya que los fondos estadounidenses solo servían para desestabilizar al país árabe.

“Claro, el Estado Islámico ya no está allí, los terroristas irreconciliables se fueron, los Cascos Blancos también fueron evacuados. Entonces, ¿quién en Siria podría necesitar dinero? La vida pacífica no es algo digno de la financiación del Departamento de Estado”, dijo con ironía la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, en su cuenta de Facebook.

Anuncios

Merkel y Putin coinciden en la necesidad de evitar una catástrofe humanitaria en Siria

(SOS).- La canciller Angela Merkel ha recibido este sábado al presidente ruso, Vladimir Putin. Ambos han coincidido en la prioridad de evitar una catástrofe humanitaria en Siria.

El encuentro entre los dos mandatarios, el segundo en menos de tres meses, constituye una posibilidad de “retomar el diálogo” después de la reunión a mitad de mayo en el balneario ruso de Sochi, dijo la canciller.

En una comparecencia previa a la reunión, celebrada en el palacio Mesenberg (a 60 kilómetros de Berlín), de la que no se esperan resultados concretos, Merkel subrayó la responsabilidad de ambos países para encontrar soluciones a los muchos conflictos graves en el mundo.

“Tenemos responsabilidades, sobre todo Rusia como miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Así que debemos trabajar para buscar soluciones“, señaló Merkel al resumir la importancia del encuentro.

La canciller declaró asimismo que la guerra en Siria, la crisis de Ucrania y el suministro de gas ruso a Alemania serían los temas que marcarían la reunión.

Vladimir Putin, en cambio, resaltó la importancia de las relaciones bilateral de su país con Alemania. “Es importante seguir apoyando a Siria“, dijo el jefe del Kremlin, quien dio la primera señal de que su encuentro con Merkel podría tener un resultado positivo cuando enfatizó que la construcción del gasoducto Nord Stream 2 era exclusivamente un proyecto económico y no amenazaba la ruta de tránsito de gas a través de Ucrania.

Ambos mandatarios tienen interés en solucionar la grave crisis que vive Siria desde hace siete años. Putin indicó que hay que hacer todo lo posible para que los refugiados regresen a su país. “Siria necesita ayuda para reconstruir y garantizar que los refugiados que han huido del país puedan volver a sus hogares en condiciones de seguridad“, resaltó el presidente ruso.

“Le recuerdo que hay un millón de refugiados en Jordania y un millón en el Líbano. Hay 3 millones de refugiados en Turquía. Esto es potencialmente una gran carga para Europa, así que es mejor hacer todo lo posible para que puedan volver a casa”, aseveró.

Putin también destacó la importancia de ampliar la ayuda humanitaria en Siria y de apoyar sobre todo a aquellas zonas a las que están regresando las personas que habían huido al extranjero, y pidió que la Union Europea participe financieramente en la reconstrucción del país árabe.

Tanto Putin como Merkel insistieron en sus respectivas declaraciones sobre la necesidad de preservar el acuerdo nuclear con Irán.

“Discutiremos la situación en torno al Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) para la solución del programa nuclear iraní. Es sumamente importante preservar este acuerdo multilateral aprobado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y destinado a fortalecer la seguridad regional y mundial y el régimen de no proliferación nuclear”, apuntó el mandatario ruso.

“Nosotros, por supuesto, hablaremos sobre Irán, queremos preservar el JCPOA, pero estamos siguiendo las actividades de Irán con preocupación, ya sea el programa de misiles o la situación en Siria”, añadió la canciller.

El encuentro supone un paso más en el acercamiento de ambos mandatarios. La crisis en Ucrania enfrió el contacto personal entre los dirigentes, pero desde el mes de marzo, cuando Merkel inició su cuarto mandato consecutivo y Putin fue reelegido presidente, los dos líderes han impulsado el acercamiento con hasta tres encuentros importantes.

En total, ambos líderes han mantenido al menos 15 encuentros y 54 llamadas telefónicas en los últimos cinco años, según datos de la Oficina de Prensa Federal.

Arabia Saudí dona 100 millones para recuperar zonas liberadas del Estado Islámico en Siria

(SOS).- Arabia Saudí ha realizado una contribución de 100 millones de dólares a la coalición internacional contra el Estado Islámico para apoyar proyectos de estabilización en zonas de Siria liberadas del grupo yihadista, anunciaron fuentes oficiales.

Los fondos se utilizarán para “revitalizar” comunidades que han sido “devastadas” por el Estado Islámico, como es el caso de Al Raqa, ciudad en el noreste de Siria considerada como la antigua capital del Califato declarado por la organización radical, según informó la agencia oficial SPA.

“Los fondos se destinarán a proyectos para restaurar los medios de subsistencia y los servicios esenciales en las áreas de salud, agricultura, electricidad, agua, educación, transporte (carreteras y puentes principales) y a la eliminación de escombros”, detalló la nota.

Las autoridades saudíes esperan que estos fondos contribuyan a salvar vidas, facilitar el regreso de los desplazados y ayudar a que el Estado Islámico “no resurja” para amenazar a Siria, a otros países vecinos o para planear ataques contra la comunidad internacional.

Arabia Saudí forma parte de la coalición internacional y es el segundo país que ha llevado a cabo más misiones aéreas en Siria contra el grupo yihadista, solo por detrás de Estados Unidos, según la nota.

Además, el reino lidera el Grupo de Trabajo de Contrafinanzas y es miembro de los grupos de trabajo de Comunicaciones y Estabilización.

El Estado Islámico ha perdido la mayoría de los terrenos que conquistó en Siria e Irak en 2014, pero aún conserva algunas poblaciones en el noroeste de Siria en la ribera del Eúfrates y algunas zonas desérticas.

No obstante, la ONU advirtió de que la organización radical recuperó fuerza en la primera mitad de este año, en un informe publicado el pasado lunes.

Se calcula, según el informe, que el grupo sigue contando en Irak y Siria con entre 20 mil y 30 mil miembros, repartidos aproximadamente por igual entre los dos países.

Pompeo y De Mistura mantienen una discusión profunda sobre la situación en Siria

(SOS).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se entrevistó esta semana en Washington con el secretario de Estado estadounidense, Michael Pompeo, con quien tuvo una “discusión profunda” sobre la situación en el país árabe, informó hoy en Ginebra la oficina del mediador de Naciones Unidas.

La conversación tuvo lugar a invitación de Pompeo y abarcó un análisis de las “potenciales iniciativas relacionadas con el proceso político” que la ONU promueve infructuosamente desde 2012.

De Mistura continúa, a pesar de ello, sus consultas para el establecimiento de un comité constitucional que debería ser el que llevase adelante una reforma de la Carta Magna de Siria.

Estados Unidos ha perdido protagonismo en la búsqueda de una solución a la guerra en el país árabe, que estalló en marzo de 2011 y que parece estar llegando a su fin con el avance gradual, pero claro, de las fuerzas sirias sobre los grupos armados desde finales de 2016.

Ese viraje fue el resultado de la decisiva ayuda militar que Rusia suministró al Gobierno y que la ha convertido, junto con Irán y Turquía, en actor externo clave en la cuestión siria.

De hecho, Rusia y Siria dieron por concluida recientemente la ofensiva en el suroeste del país árabe y han señalado como próximo objetivo Idlib, provincia norteña fronteriza con Turquía y último refugio de los extremistas.

Putin y Rohani destacan la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria

(SOS).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su colega iraní, Hasan Rohani, destacaron la cooperación de sus países en la lucha contra el terrorismo en Siria, durante la reunión bilateral que mantuvieron en el marco de la V Cumbre del Caspio celebrada en la ciudad kazaja de Aktau.

“Tenemos un gran volumen de cooperación, sobre muchas cuestiones del Caspio y sobre el arreglo de crisis agudas, incluida la crisis siria”, dijo Putin al inicio del encuentro.

El jefe del Kremlin adelantó que el arreglo del conflicto sirio sería el tema central de las conversaciones con Rohani, que tuvieron lugar tras la histórica firma de la Convención sobre el estatus jurídico del mar Caspio por los líderes de Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Turkmenistán e Irán, los cinco países que comparten su ribera.

“Quisiera informarle sobre la marcha de los contactos con nuestros socios para tratar este complejo asunto”, se dirigió a su homólogo el mandatario ruso, en referencia a las negociaciones que Moscú quiere emprender con Turquía y otros países para hallar una solución definitiva al conflicto sirio.

A su vez, Rohani destacó que las victorias del Ejército sirio sobre el Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas que actúan en Siria han sido posibles gracias a la cooperación entre Rusia e Irán.

“Todo el mundo ha sido testigo de cómo, con ayuda de Irán y Rusia, el Ejército sirio ha podido jugar un importante papel en la lucha contra el terrorismo en el interior de su país”, subrayó el líder iraní.

Rusia e Irán, añadió, tienen “el objetivo común de instaurar la estabilidad y la paz en toda la región”.

“En los últimos años hemos tenido dos grandes éxitos. El primero es la cooperación de Irán, Rusia y otros países para lograr consensos en el marco del acuerdo nuclear. El segundo éxito es la cooperación de Rusia, Irán y Turquía para instaurar la paz y estabilidad en Siria”, afirmó Rohani.

Poco antes, durante su intervención en la Cumbre del Caspio, el presidente de Irán destacó que los otros cuatro países de la región van a defender el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA), conocido como acuerdo nuclear, del que se ha salido Estados Unidos.

Rohani recalcó que los países unidos por el mar Caspio “se pronuncian en contra de las acciones unilaterales que se desarrollan hoy día por algunos países”, en alusión a Estados Unidos, que además de abandonar el acuerdo ya ha adoptado nuevas sanciones contra Teherán.

Rusia y Turquía tratan sobre la situación del último bastión extremista en Siria

(SOS).- El destino de la región siria de Idlib, el último refugio de los extremistas, ha dominado el encuentro de este jueves en Ankara entre los ministros de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y turco, Mevlut Cavusoglu.

Turquía y Rusia, junto a Irán, cooperan en el llamado proceso de Astaná para lograr una solución negociada al conflicto en Siria, pese a que Moscú y Teherán respaldan al Gobierno sirio, mientras que Ankara apoya a los grupos armados que operan en el país árabe.

Rusia y Siria han dado por concluida la ofensiva en el suroeste del país y han señalado como próximo objetivo Idlib, provincia norteña fronteriza con Turquía donde hay desplegadas también tropas turcas.

En el encuentro de ayer en Ankara, Lavrov señaló que la situación de Idlib es más complicada que en otras zonas, especialmente por la agresividad del Frente al Nusra —antigua denominación de la filial siria de Al Qaeda— y defendió el derecho del Ejército sirio a combatirlo.

“El Ejército sirio tiene todo el derecho de reprimir (al Frente al Nusra en Idlib). Está en su propia tierra y combate por su independencia, contra los terroristas. Nosotros le damos apoyo en esas acciones de acuerdo al derecho internacional”, dijo en una rueda de prensa conjunta con Cavusoglu.

El ministro ruso reiteró que Damasco puede combatir en Idlib pese a ser una zona de distensión bajo responsabilidad de Ankara y advirtió de que los países que protegen a los grupos armados, entre los que está Turquía, no saben distinguir entre los mal denominados rebeldes y los yihadistas.

Por su parte, Cavusoglu mostró su disposición a colaborar con Rusia para “neutralizar” a los “terroristas” de Idlib.

“Hay más de tres millones de civiles viviendo en Idlib, pero también hay grupos terroristas allí. Sobre todo vienen con armas de zonas previamente sitiadas”, dijo.

“Está claro lo que se debe hacer. Nosotros, junto a Rusia y otros socios, los identificaremos y los neutralizaremos”, afirmó el ministro turco.

Cavusoglu insistió en que debido a la presencia de población civil en la región se deben evitar grandes ofensivas que puedan generar víctimas indiscriminadas.

En el encuentro entre ambos ministros también se iniciaron los preparativos para celebrar una cumbre sobre Siria, en la que participarán los líderes de Rusia, Turquía, Francia y Alemania.

A finales del mes pasado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habló del próximo 7 de septiembre como posible fecha, y de Estambul como probable lugar de esta cumbre.

Sin embargo, ningún ministro hizo públicos nuevos detalles sobre la citada cumbre durante su encuentro en Ankara.

Unos 150 refugiados sirios regresan a su país desde el Líbano

(SOS).- Cerca de 150 sirios refugiados en el Líbano regresaron este lunes a su país en un convoy como parte del acuerdo entre las autoridades de Damasco y Beirut, informaron las agencias oficiales de ambos países.

Los refugiados, que residían en Chebaa (sureste) y en varias localidades del valle de la Bekaa (este), salieron rumbo a Siria por el paso fronterizo de Masnaa en ocho autobuses tras recibir la aprobación del Gobierno de Damasco, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN) del Líbano.

La operación tuvo lugar en medio de estrictas medidas de seguridad impuestas por el Ejército y la Policía libanesas y fue supervisada por la Agencia de Seguridad Nacional.

La agencia oficial siria SANA informó de que el convoy atravesó el paso fronterizo y se dirigirá hacia la provincia de Rif Damasco, que rodea la capital siria.

Desde diciembre pasado, unos cinco mil sirios han regresado a su país de modo voluntario desde el Líbano, según dijo una fuente de la Seguridad Nacional.

Las autoridades de Beirut han instado a los refugiados a emprender el retorno a su país, porque el Líbano no tiene capacidad para costear su estancia en el país, según el Gobierno.

La Agencia de Seguridad Nacional ha abierto centros en todo el país para que se inscriban los refugiados que quieran regresar de modo voluntario.

El grupo chií Hizbulá y la Corriente Patriótica Libre (CPL), grupo político del presidente libanés, Michel Aoun, han abierto centros similares por su cuenta.

A finales de julio, Rusia, el principal aliado de Siria, presentó a Beirut un plan para el regreso al país de 890 mil refugiados desde el Líbano.