Somos Nazarenos

Los Nazarenos… ¿quiénes somos?

Queríamos dejar de ser espectadores y

comenzar a ofrecer nuestra ayuda

 

Con el aumento de la difusión de la persecución a los cristianos en Medio Oriente, un grupo de personas en Buenos Aires, Argentina, comenzamos a interesarnos más por el tema para dejar de ser espectadores y ofrecer nuestra ayuda.

Somos personas muy distintas entre sí, pero unidos por la pasión de ser testigos de los mártires de nuestros días, y para apoyar a la Iglesia perseguida en Medio Oriente y África. Todos nosotros hemos sido golpeados por el testimonio de aquellos que siguen a Cristo Sufriente, y que nos dan así ejemplo de fe, perdón y caridad hasta el derramamiento de sangre.

Para identificarnos elegimos el nombre de Nazarenos que es la palabra que el Corán utiliza para referirse a los cristianos y que es usada como insulto por los terroristas del Isis.

Estos, después de tomar la ciudad de Mosul, lo primero que hicieron fue marcar las casas de los cristianos con la “nun” (la letra n en árabe, la primera de la palabra nazareno) para identificarlos, presionarlos a la conversión, para tomar posesión de sus pertenencias e incluso asesinarlos. En la práctica significaba que en esa casa vivían “malditos de Dios”.

 

NUN

Letra NUN

 

En respuesta a esa agresión, hubo protestas no solo de cristianos sino también de musulmanes en el mismo Irak y después en varias partes del mundo, bajo el lema “Yo también soy Nazareno”, en clara señal de apoyo a los cristianos perseguidos.

Y fue así que la palabra “nazareno”

utilizada como insulto por el Estado Islámico,

se transformó en signo de honor:

de querer significar “malditos por Dios”

pasó a decir “perseguidos por causa de Cristo”

es decir ¡dignos de la Bienaventuranza!

 

Nazarenos Buenos Aires

Nazarenos Buenos Aires

 

La primera ayuda de los Nazarenos fue apoyar a la “Familia Religiosa del Verbo Encarnado”, que cuenta con muchas fundaciones en Medio Oriente (Siria, Irak, Gaza, Egipto, Túnez, etc.), en la difusión del genocidio cristiano de nuestros días y que es ocultado por los poderosos del mundo y el desinterés de la mayoría.

Con el crecimiento de nuestro grupo y del accionar, decidimos dar forma a este movimiento para trabajar más eficazmente y para invitar a otros a hacer lo mismo, no limitándonos al lugar geográfico donde nacimos, sino buscando crecer, convencidos que, en todo el mundo, otros cristianos están en la búsqueda de un modo concreto de ayudar a los cristianos perseguidos.

Tomamos el nombre de Nazarenos en honor

de los cristianos de Medio Oriente

que así son llamados por sus perseguidores,

y por ello deben abandonar todo lo que tienen

o son masacrados.

 

Podrán unirse a este movimiento todos aquellos que se consideren llamados por Dios a hacer algo por los cristianos perseguidos.

Buscamos ayudar en lo que podamos a los cristianos perseguidos, sobre todo en Medio Oriente y África. Por medio de la oración y el ofrecimiento; la difusión de lo que está pasando; la ayuda material o de nuestro tiempo; y la conversión personal.

¿Te sentís llamado a ayudar de este modo a los cristianos perseguidos…? ¡Unite a nuestro movimiento! Escribinos a soynazareno1@gmail.com

 

Hermana Guadalupe con la Hermana Aurora

“Estábamos muy ansiosos por escuchar en primera persona lo que está sucediendo en la ciudad de Alepo en Siria”

Encuentro con jóvenes misioneros

de la ciudad de Rojas, Argentina.

 

El pasado mes de abril un grupo de jóvenes de la ciudad de Rojas junto con la Hermana Aurora, comenzamos a organizar una misión juvenil. La Hermana Aurora, fue misionera desde sus comienzos y fue la fundadora de la comunidad de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José en Madagascar y en Rumania. Dedicando así su vida a transmitir su entusiasmo y vocación a los lugares donde visitaba e iba asentándose. Sin ir más lejos, hoy, desde Argentina sigue misionando de diferentes formas, con niños, adolescentes y jóvenes que la siguen por su carisma.

Nuestra misión estaba compuesta por jóvenes de Rojas y de ciudades vecinas.

El objetivo principal consistía

en transmitir la Fe

y la palabra de Dios

con alegría a toda la ciudad,

haciéndoles saber

que Jesús es una caricia de Dios a los hombres.

 

A su vez, misionábamos en barrios de bajos recursos y en asilos de ancianos, llevando cánticos y esperanza para aquellos que más necesitan.

En una de las tantas reuniones de preparación previa, la Hermana Aurora, nos comentó sobre la misión en Medio Oriente de la Hermana Guadalupe y su deseo de invitarla a Rojas para que diera su testimonio. La Hermana Aurora estaba muy interiorizada en el tema y quería que los jóvenes participantes de la misión y los ciudadanos, interesados, de Rojas la escuchasen y sientan lo que la Hermana Guadalupe transmite.
Luego de conversar con el párroco de nuestra ciudad y con su aprobación, la Hermana Aurora buscó la manera de cómo llegar a la Hermana Guadalupe, hasta que consiguió contactarse con uno de los Nazarenos, que son quienes organizan sus eventos.

 

Hermana Guadalupe en la Parroquia San Francisco en Rojas

Hermana Guadalupe en la Parroquia San Francisco en Rojas

 

Al principio lo creíamos imposible ya que nos informaron de la agenda intensa que la Hermana Guadalupe tenía: muchas reuniones y eventos…y nosotros estábamos muy cerca de la fecha de la misión, pero nunca perdimos la esperanza.
Con el correr de los días la Hermana Aurora nos confirmó que definitivamente la Hermana Guadalupe daría su testimonio. ¡Qué gran alegría y emoción para todos! Realmente anhelábamos conocer a la Hermana Guadalupe por su valentía e increíble experiencia en su misión.

Estábamos muy ansiosos por escuchar

en primera persona lo que está sucediendo

en la ciudad de Alepo en Siria

y dejar de estar ajenos a esta realidad.

 

Cuando por fin se encontraron en Rojas, fue realmente emocionante para nosotros poder ser espectadores del llanto de alegría de la Hermana Aurora al abrazarse con la Hermana Guadalupe, porque como bien dice ella “son Hermanas de misión” y la Hermana Aurora realmente deseaba con todo su corazón poder conocerla y tenerla con ella.

 

Hermana Guadalupe con los jovenes de Rojas

Hermana Guadalupe con los jóvenes de Rojas

 

Queremos agradecer enormemente a la Hermana Guadalupe, y a las Nazarenas que la acompañaron, por venir a dar su testimonio en Rojas y demostrarnos lo que es realmente ser perseguido a causa de la Fe. Desde nuestro lugar queremos decirles que todos los días y en cada oración nos acordamos de ellos y rezamos tal como los cristianos perseguidos nos piden.

También tratamos de difundir el tema para que todos estén informados de lo que nuestros hermanos están padeciendo por ser cristianos y para hacerles saber, de alguna forma, que no están ni estarán solos.

 

Renata Caselgrandi
Misionera en Rojas ¡y ahora Nazarena!:)

Seminaristas Diocesanos de San Juan

“Sanjuaninos sacudidos por el testimonio de jóvenes perseguidos por su fe”

Jornada Arquidiocesana

 

de jóvenes en San Juan:

 

En la ciudad de San Juan se esperaba que

este año alrededor de  2000 jóvenes

participaran de la Jornada Arquidiocesana.

 

Los organizadores nos explicaron que la gente provenía de todos los pueblos, cercanos y lejanos. Este año había mucha expectativa, ya que venían dos visitas especiales: la hermana Guadalupe misionera en medio oriente y Maxi Larghi compositor cristiano conocido por su canción “soy nazareno”.

El reloj marcaba las 9 de la mañana, hora señalada para el comienzo del evento y en el estadio recién entraban unos pocos jóvenes que iban ingresando y acomodándose. Hacía mucho frío y era necesario moverse para entrar en calor. Así fue como entre bombos, música y baile los jóvenes comenzaban esta jornada con mucha alegría y entusiasmo, animados por un grupo musical cristiano.

 

 A las 10:15 llegó la Hermana e inmediatamente

comenzó a dar su testimonio

 

IMG_3291

Jornada Diocesana de Jovenes en San Juan

 

Los jóvenes estaban inquietos y al ser tantos no dejaban de cuchichear mientras se pasaban mates de un lado al otro. Sin embargo, a los 5 minutos de tomar el micrófono la Hermana Guadalupe, quedaron cautivados por su testimonio. Se hizo silencio y todos prestaban atención a cada palabra que la Hermana decía.

Cada tanto se veían lagrimones caer en aquellos jóvenes llenos de esperanzas y deseos de “algo más”; jóvenes de hoy sin modelos virtuosos, que al escuchar aquellas palabras se les palpaba en la mirada el encuentro frente a una verdad y realidad de la que nunca antes nadie les había hablado. Se notaba en sus ojos que habían sido sacudidos por el testimonio de otros jóvenes, igual que ellos, pero que habían sido perseguidos por su fe.

 

Las gracias que los mártires de hoy

consiguen para nosotros,

se hacen tangibles en estas charlas

cuando tantas almas son sacudidas,

conmovidas e inspiradas a cambiar radicalmente

de una vida de pecado a una vida de gracia.

 

IMG_3338

Con los seminaristas diocesanos

 

Monseñor Delgado, Arzobispo de San Juan, presenció el testimonio de la Hermana Guadalupe y se acercó a saludarla durante su testimonio y al finalizar este, animándola en su apostolado.

Mi experiencia como Nazarena que acompaña a la Hermana es una gracia enorme el poder presenciar tantos milagros de conversión que Dios concede por medio de los mártires para estas almas. Al finalizar la charla, cientos de jóvenes se acercaron a la Hermana para saludarla, sacarse fotos, y abrazarla. Así, con confianza y hasta en algunos casos, llenos de lágrimas en los ojos, le manifestaban su agradecimiento a la Hermana Guadalupe por haberles mostrado que existe y es posible otra forma de vivir.

Al finalizar el testimonio, pudimos asistir a la Santa Misa, presidida por Monseñor Delgado. Al terminar la misma, la Hermana saludó una vez más al Obispo, a los seminaristas y a cientos de jóvenes más.

El almuerzo fue un momento en familia, con las familias de la tercera orden del Instituto del Verbo Encarnado, que nos acompañaron en todo momento.  Al atardecer nos recibieron nuevamente los miembros de la tercera orden en la parroquia Santísima Trinidad, a la cual habían invitado a otros feligreses. Fue un momento realmente especial en familia, donde la Hermana con total naturalidad les contó anécdotas mostrándole fotos.

 

IMG_3369

Tercera Orden de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado en San Juan

 

Estamos muy agradecidos al obispo, al padre José Cardozo y a todo el equipo pastoral que ha organizado este evento de jóvenes y a toda la comunidad de San Juan que nos acompañó con su afectuosa compañía.

 

Los mártires no dejan de sorprendernos cada día,

en cada charla tocando almas.

Dios da su gracia como quiere a quien quiere

y cuando quiere. ¡Bendito sea Dios!

 

Finalmente, lo más importante del evento fue el canto a la Virgen María, Madre de los Cristianos, consuelo de los mártires y mediadora de todas las gracias. Como en todos sus testimonios, la Hermana finaliza cantándole a la Virgen María en árabe. Esta ocasión no fue la excepción, sin embargo, el Obispo quedó tan conmovido por su canto que le pidió que al finalizar la Misa la volviera a cantar y luego todos la recitaron en castellano.

Su canto fue una súplica de todos aquellos jóvenes a la Madre que recibe diariamente a sus hijos mártires en el Cielo, y con esas gracias sigue tocando almas, incluida la de estos jóvenes, aquí en San Juan.

Cynthia Castro

Nazarena

13403212_1215769955124285_4762540372244841545_o

Visita del Sr. Nuncio Apostólico de Siria

Su Excelencia Mario Zenari,

Nuncio Apostolico visitó Alepo

 

Desde el 17 al 23 de mayo nos visitó Su Excelencia Mario Zenari, Nuncio Apostólico de Siria. Durante su estadía en esta ciudad se reunió con los obispos de distintos ritos, visitó varios barrios y familias, mantuvo encuentro con todos los consagrados de Alepo, celebro la santa Misa en distintas Iglesias de la ciudad, con todo lo cual pudo tomar contacto directo con la realidad que viven los cristianos en esta ciudad.

 

Ha transmitido a los fieles la preocupación,

el saludo y las oraciones del Papa Francisco

por los cristianos de Siria

 

También ha comentado a los fieles que cuando se encuentre con el Papa le dirá ciertamente que ha visto muchos edificios de Iglesias derrumbados, pero le dirá también que ha visto a la Iglesia viva en la persona de cada uno de sus fieles.

 

13392110_1215769898457624_8732756331478608884_o

 

Dijo que él pensaba encontrar pequeños grupos

de fieles en las misas y que ha visto

las iglesias llenas y que a pesar

de los sufrimientos y dificultades

que los cristianos deben afrontar,

es conmovedor oírlos cantar el Aleluya

antes de la proclamación

de la Palabra de Dios.

 

13391675_1215769328457681_1076869583245991608_o

 

La visita del Nuncio Apostólico ha sido alentadora para los cristianos de Alepo, les permite constatar una vez más la presencia maternal de la Iglesia junto a ellos, la solicitud y la asistencia tanto espiritual como material que les brinda en estos momentos de especial dificultad.

13230250_1716718021902096_4340254963000456294_n

Alepo se desangra…

La jornada más difícil de la Guerra

hasta el momento

 

El martes tres de mayo vivimos en Alepo –al decir de todos los medios- la jornada más difícil de la Guerra que cursa su quinto año en este país. Hubo jornadas en que los combates se han sucedido por más de 15 o 17 horas sin interrupción.

Hoy, viernes 6 de mayo hemos realizado visitas a algunas de las familias que han sufrido las consecuencias desastrosas de estos días de fuertes combates.Una de ellas nos contaba:

 

“Cayó un misil en casa.

Mi marido tomó en sus brazos

nuestra hija de un año y ocho meses

y bajó inmediatamente.

Yo lo seguí y a al instante cayeron dos misiles más

en el mismo lugar

en que yo había estado parada segundos antes.

Perdimos todo, no tenemos dónde ir.

Yo estoy embarazada.

Estamos viviendo tres familias en un cuarto pequeño,

es imposible vivir así”.

 

La señora que así hablaba es una joven de 29 años, enferma de cáncer. Le hicieron ya tres operaciones. Desde que sucedió aquello el martes todavía no pudo bañarse, nos mostraba aun el polvo de las explosiones adherido a su ropa.

 

13243953_1200327793335168_7092958091489584527_o

 

Otra familia: “abandonamos la casa; no era nuestra, nos la había prestado una familia que viajó al exterior. La casa está en una zona donde continuamente caen misiles. Peligra la vida de nuestra única hija de diez años. Desde la semana pasada estamos viviendo en este salón donde yo trabajo como peluquera. Nuestra hija es sordomuda necesita tratamiento pero por ahora es imposible”.

Otra: Esta es nuestra casa –era una casa pequeña y sumamente pobre, al tiempo que prolija y muy limpia- , vivimos en este último piso, el más peligroso. Somos la única familia cristiana en este barrio. Queremos ir a un lugar más seguro pero no tenemos ningún medio. Mi hijo está enfermo de epilepsia. Mi esposo está operado del corazón y no tiene trabajo. No podemos salir afuera ni asomarnos al balcón porque en esta calle hay francotiradores”.

La última: “soy viuda, tengo tres hijas. Mi esposo estaba en el ejército y murió. Yo tengo un trabajito en San Vicente, lo que gano solo me alcanza para pagar los amperes”. La más pequeña de las jóvenes, una niña de diez años decía:

 

“yo quisiera irme de aquí al menos un año,

para vivir un poco más tranquila.

Así no se puede vivir, a cada minuto cae un misil…”

 

Las necesidades son incontables: alimentos, medicación, ropa, necesidad de alquilar aunque sea un cuarto para vivir…

 

Alepo está vestida de luto y

ha visto correr la sangre

de sus hijos por sus calles

 

Hasta hoy después de mediodía la ciudad ha estado paralizada desde el martes. Los locales cerrados, la gente en sus casas, temerosa de salir.

En cada situación de extrema necesidad que hemos constatado nunca escuchamos una queja contra Dios, un resentimiento, un reproche.

Muy por el contrario hemos encontrado Almas que podemos

llamar heroicas: han perdido hijos a causa de la guerra,

han caído misiles en sus casas,

y sin embargo se dedican a visitar y ayudar

a las familias que viven en situaciones extremas.

Sufren con la entereza que les da la fe.

 

Al momento que cae un misil, acuden inmediatamente a auxiliar a las víctimas sin pensar que puede caer otros y alcanzarlos a ellos: se impone ayudar al prójimo necesitado y lo hacen corriendo riesgo su propia vida.

 

13166052_1200327820001832_7328925217169436641_n

 

En medio del gran dolor que vivimos en estos días, damos gracias a Dios por el don de estos hijos suyos, cristianos de nombre y de hecho, que saben dar testimonio de su fe con su propia vida.

Agradecemos nuevamente a todos quienes están rezando por la paz en Siria y por los cristianos de este lugar. Dios los recompense con creces!

María de Nazaret
Alepo, Siria 6 de mayo de 2016

12513888_1177018548999426_8524411809093190004_o

«Si quieren controlar el flujo de refugiados, dejen de enviar armas y de comprar petróleo»

“La situación en Irak es desgastante”

 

“Desde hace doce años hay alrededor de 20 atentados al día. Una persona va al mercado y no sabe si va a volver a casa”. Lo asegura el padre Luis Montes misionero en Irak y sacerdote argentino del Instituto del Verbo Encarnado, estando de paso por España de la mano de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Su agenda en Madrid se vio bruscamente interrumpida por el fallecimiento de su madre a los 83 años. María Matka Boska Montes pertenecía a su misma congregación, en la que ingresó cuando enviudó, a los 77 años. De sus siete hijos (seis aún viven), tres son sacerdotes, dos de ellos misioneros en Irak.

 

12923139_927135897405509_5165966488201136283_n

 

Luis Montes reconoce a Alfa y Omega que «las fuerzas humanas de los iraquíes están fallando». «La gran mayoría se quiere marchar». Del millón y medio de cristianos que había en 2003, ahora no hay más de 300.000 en todo el país. Pero en ese anhelo de marchar, admite el misionero,

 

“hay ingenuidad…

piensan que fuera va a estar todo mejor,

pero ya nos han llegado casos de familias

que quieren volver”

 

Muchos están asentados en países europeos y «no se adaptan». Otros «malviven en campamentos de refugiados donde mandan los extremistas musulmanes. Hasta persiguen a las mujeres que no llevan velo». «Nos lo contaba hace poco una familia desde Alemania. Esto está ocurriendo en el corazón de Europa».

Para el sacerdote, la solución sería «que Europa presionara a los países del Golfo para que los refugiados musulmanes vayan allí. Arabia Saudita paga mezquitas en todo el mundo, pero tiene las fronteras cerradas a los refugiados». Otra forma de poner fin a la situación es

 

 

“que Occidente deje de enviar armas

a los rebeldes moderados en Siria.

No hay moderación, todos son terroristas.

Si quieren cortar el flujo de refugiados,

dejen de mandar armamento y comprar petróleo”.

 

Hace dos meses que Montes dejó su pequeña parroquia en Bagdad para atender el seminario de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. «Hay 17 seminaristas. Las vocaciones son fundamentales, porque aquí hay hacinados miles de refugiados que llevan años, y no tienen ninguna esperanza».

Cristianos Perseguidos hermana Myriam

Todos somos culpables de la guerra en Siria

La hermana Myriam Yeshua ayuda y

acompaña a los cristianos perseguidos en

Siria

 

La hermana Myriam Yeshua se encontraba Alepo, una de las mayores ciudades de Siria, cuando comenzó la guerra. Durante dos años ayudó y acompañó a los cristianos perseguidos. Hoy, tres años más tarde, explica como el conflicto, día tras día, se vuelve cada vez más inhumano.

Myriam Yeshua, hermana del Instituto del Verbo Encarnado, llegó a Siria con tan solo 24 años.

 

El apostolado que en un principio parecía

“sencillo”  terminó convirtiéndose

en la experiencia más difícil de su

vida.

 

 

Cristianos Perseguidos hermana Myriam

A pesar de todas las dificultades, la misionera explica durante una conferencia en la parroquia del Buen Suceso de Madrid, que haber vivido junto a los cristianos sirios durante la guerra “ha sido una gracia”. “El vivir cara a cara con la muerte hace que uno se dé cuenta de lo que verdaderamente importa en la vida”, cuenta Myriam.

El conflicto llegó a Siria a finales de febrero de 2011 y, a pesar de que las misioneras del Verbo Encarnado tuvieron la oportunidad de volver a sus hogares, decidieron quedarse junto a los más necesitados. “La guerra llegó cuando creíamos que era imposible, nadie estaba preparado”, explica la hermana.

“No hace falta ni mencionar la injusticia

de esta guerra donde todo vale,

donde todo el mundo calla,

donde nadie hace nada”,

denuncia la hermana Yeshua.

 

Tras cinco años de conflicto, la situación es cada vez a peor. “Es vergonzoso como a nadie le importa lo que está pasando. Tenemos que despertar, no podemos mirar hacia otro lado, esto le puede llegar a pasar a cualquiera”.

 

La misionera narra, todavía emocionada,

la fortaleza y valentía de los cristianos

que viven día a día su fe de manera martirial

y que prefieren mil veces

“perder la vida antes que perder el alma”.

“Ellos lo han perdido todo,

pero todavía me cuesta encontrar aquí,

las mismas sonrisas que veo ahí”,

confiesa la hermana.

 
A pesar de la constante tensión que se vive en la ciudad de Alepo,los interminables días sin agua ni electricidad, las familias destruidas y el cansancio humano, Myriam señala que, aun así, en los cristianos “sigue encendida la luz de la esperanza”.

 

“Todos somos culpables de la guerra de Siria.

La guerra es el resultado del odio,

y si nosotros no hacemos el bien,

o caemos en la indiferencia,

estamos cooperando con ella”,

 

cuenta la hermana que, una y otra vez, pide que la sangre de los cristianos asesinados a manos del ISIS no caiga en vano.