Unos 150 refugiados sirios regresan a su país desde el Líbano

(SOS).- Cerca de 150 sirios refugiados en el Líbano regresaron este lunes a su país en un convoy como parte del acuerdo entre las autoridades de Damasco y Beirut, informaron las agencias oficiales de ambos países.

Los refugiados, que residían en Chebaa (sureste) y en varias localidades del valle de la Bekaa (este), salieron rumbo a Siria por el paso fronterizo de Masnaa en ocho autobuses tras recibir la aprobación del Gobierno de Damasco, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN) del Líbano.

La operación tuvo lugar en medio de estrictas medidas de seguridad impuestas por el Ejército y la Policía libanesas y fue supervisada por la Agencia de Seguridad Nacional.

La agencia oficial siria SANA informó de que el convoy atravesó el paso fronterizo y se dirigirá hacia la provincia de Rif Damasco, que rodea la capital siria.

Desde diciembre pasado, unos cinco mil sirios han regresado a su país de modo voluntario desde el Líbano, según dijo una fuente de la Seguridad Nacional.

Las autoridades de Beirut han instado a los refugiados a emprender el retorno a su país, porque el Líbano no tiene capacidad para costear su estancia en el país, según el Gobierno.

La Agencia de Seguridad Nacional ha abierto centros en todo el país para que se inscriban los refugiados que quieran regresar de modo voluntario.

El grupo chií Hizbulá y la Corriente Patriótica Libre (CPL), grupo político del presidente libanés, Michel Aoun, han abierto centros similares por su cuenta.

A finales de julio, Rusia, el principal aliado de Siria, presentó a Beirut un plan para el regreso al país de 890 mil refugiados desde el Líbano.

Anuncios

El ministro de Exteriores ruso viaja a Estambul para preparar la cumbre sobre Siria

(SOS).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, viaja este lunes a Estambul en una visita de dos días durante la cual abordará con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, los preparativos de una cumbre entre los líderes de Rusia, Alemania, Turquía y Francia sobre el conflicto sirio.

“Los ministros tratarán los preparativos de la cumbre que se planea celebrar en un futuro próximo entre los presidentes de Rusia, Turquía, Alemania y Francia sobre el arreglo sirio”, señala un comunicado difundido por la cancillería rusa.

La situación en Siria y en el resto de la región de Oriente Próximo será el principal asunto en las conversaciones entre los dos ministros.

Lavrov y Cavusoglu también abordarán la actualidad “en África del Norte, Cáucaso, Asia Central, Ucrania y la región del mar Negro”, añade la nota informativa de Moscú.

Además, los responsables de Exteriores también hablarán de las relaciones bilaterales, con especial atención al fortalecimiento de la cooperación económica y comercial entre los dos países.

“Un lugar especial (en las conversaciones) lo ocupará la cooperación en el ámbito energético, que juega un papel clave en las relaciones bilaterales”, precisa la cancillería rusa.

Rusia está construyendo en la actualidad el gasoducto Turkish Stream que unirá los dos países por el fondo del mar Negro, y que atravesará el territorio turco hasta la frontera de ese país con la Unión Europea (UE).

Rusia y Siria han dado por concluida la ofensiva para recuperar el control total sobre el suroeste del país árabe y han señalado como el próximo objetivo a la provincia norteña de Idlib, último refugio de los extremistas, en el que están desplegadas tropas turcas.

Ankara protege a los grupos armados en esa provincia, por lo que se prevé una dura negociación en la que Moscú intentará convencer a Turquía para que no ponga obstáculos a que Damasco recupere el control sobre la zona.

Al menos 39 civiles mueren en Siria tras la explosión de un almacén de armas

(SOS).- Al menos 39 civiles, entre ellos 12 menores, murieron este domingo por una explosión que provocó el desplome de un edificio en la provincia septentrional de Idlib, en una zona controlada por los extremistas cerca de la frontera turca.

La explosión ocurrió en un almacén de municiones de un traficante de armas, ubicado en la planta baja de un edificio residencial en la localidad de Sarmada, en manos de grupos yihadistas.

Según fuentes locales, el número de muertos puede aumentar porque todavía hay personas atrapadas bajo los escombros y porque hay heridos en estado grave.

El depósito estaba situado en un bloque residencial de Sarmada y pertenecía a un traficante de armas que trabajaba para Hayat Tahrir al Sham (HTS), filial siria de Al Qaeda.

El edificio tenía cinco plantas y se desplomó por completo por la explosión. Los equipos de rescate lograron sacar a 10 personas con vida de debajo de los escombros. La fachada del edificio quedó totalmente ennegrecida por el fuego que se propagó tras la explosión, que tuvo lugar de madrugada.

Al cierre de esta edición, continúa la búsqueda de supervivientes y cadáveres.

La provincia de Idlib es el último refugio de los extremistas y el lugar adonde se han dirigido los combatientes y sus familiares evacuados desde otras regiones que han sido liberadas por las fuerzas sirias.

El sistema de defensa aérea de Siria intercepta un objetivo hostil cerca de Damasco

(SOS).- El sistema de defensa aérea de Siria ha interceptado este sábado a un “objetivo hostil” cerca de Damasco, según han informado fuentes oficiales.

“Defensas antiaéreas han interceptado un objetivo hostil sobre la zona de Deir al Ashair en el campo de Damasco”, han detallado.

De momento, no han especificado de qué clase de objeto se trata, ni a quién pertenece.

El Ejército sirio derribó la semana pasada dos drones al sur de Damasco. Algunos medios de comunicación han indicado que se trataba de aparatos de reconocimiento israelíes.

La capital siria se encuentra fuertemente protegida y los ataques contra la ciudad han sido raros en estos siete años de guerra.

Por otra parte, Rusia ha derribado dos drones lanzados por “formaciones armadas ilegales” contra la base aérea que posee en la provincia de Latakia, según ha señalado el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, el general Alexei Tsigankov.

“Durante la pasada jornada, los medios de control del espacio aéreo de la base aérea rusa de Khmeimim detectaron dos drones lanzados desde el territorio controlado por las formaciones armadas ilegales en el norte de la provincia de Latakia”, ha dicho Tsigankov, asegurando que fueron derribados.

El Centro Ruso para la Reconciliación en Siria ya comunicó el jueves que había destruido “un vehículo aéreo no tripulado lanzado desde un territorio controlado por grupos armados ilegales en el norte de la provincia de Latakia” hacia las instalaciones militares de Khmeimim.

El conflicto armado parece entrar ya en su recta final debido a una serie de exitosas ofensivas de las fuerzas gubernamentales y sus aliados sobre distintos focos extremistas que han dejado Idlib, en el norte de Siria, prácticamente como único feudo de los grupos armados radicales.

Rusia, Turquía e Irán abogan por alcanzar un acuerdo en la región siria de Idlib

(SOS).- Rusia, Irán y Turquía se han comprometido este jueves durante un encuentro en la ONU a hacer todo lo posible para evitar un “baño de sangre” en la región de Idlib, uno de los objetivos que el Gobierno sirio se ha marcado reconquistar de forma inminente.

El asesor humanitario de Naciones Unidas, Jan Egeland, ha informado ante los periodistas del resultado de un encuentro celebrado en Ginebra y en el que los representantes rusos, turcos e iraníes han abogado por alcanzar algún tipo de acuerdo en la citada región siria.

La ONU calcula que al menos cuatro millones de personas viven en los bastiones extremistas de Idlib y, pese a la aparente buena voluntad de las partes, ya se prepara para responder a lo que podría ser un nuevo éxodo masivo de personas. Así, pedirá a Turquía que mantenga abiertas sus fronteras a los civiles que quieran huir.

Un grupo de agencias médicas lideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que la ofensiva sobre Idlib podría provocar hasta 700 mil desplazados, una cifra muy por encima de la registrada por los recientes enfrentamientos en la zona suroeste de Siria.

Fuentes locales han confirmado la llegada a la región de más fuerzas sirias de cara a un posible ataque y el Ejército ya ha comenzado a advertir a la población de la inminencia de dicha operación.

“Vuestra cooperación con el Ejército Árabe Sirio os librará del régimen de los milicianos y los terroristas y preservará vuestras vidas y las de vuestros familiares”, dicen unos panfletos arrojados en zonas rurales cercanas a la ciudad de Idlib.

Estos panfletos recomiendan a la población local que se sume a los acuerdos de reconciliación, gracias a los cuales las autoridades de Damasco han podido liberar numerosas zonas. Dichos acuerdos garantizan la amnistía a los combatientes que se acojan a ellos.

Acusan a Israel por el asesinato de un importante científico sirio

(SOS).- Aziz Asbar regresaba el sábado por la noche a Hama, en el centro de Siria, cuando el coche en el que circulaba se desintegró por la explosión de una bomba lapa.

Anbar sabía que su vida corría peligro. La seguridad interior (muhabarat) había desarticulado dos células locales reclutadas por un servicio de inteligencia exterior para seguir sus movimientos.

Dos semanas atrás, el reconocido científico se había librado por poco de perecer entre los escombros del Centro de Estudios e Investigación Científica (CIEC) —que dirigía en Masyaf, al oeste de Hama—, en un ataque con misiles atribuido a Israel.

Todos los indicios apuntan al Mosad como autor del atentado. El propio Gobierno sirio ha acusado al servicio de inteligencia israelí.

Los corresponsales en Jerusalén y Tel Aviv de The New York Times han obtenido la confirmación de la implicación del Mosad en la muerte de Asbar de “un alto cargo de una agencia de inteligencia de Oriente Medio”.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Liberman, ha restado importancia a la posibilidad de la participación de su país, y ha dicho que “todos los días en el Medio Oriente hay cientos de explosiones y ajustes de cuentas. Cada vez intentan echarnos la culpa a nosotros. Así que no nos tomaremos esto demasiado en serio”.

Por su parte, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, se ha congratulado de la muerte del director del CIEC, pero se ha negado a responder a las noticias sobre la participación israelí en el asesinato.

Solo el primer ministro puede dar la orden de asesinar a un enemigo de Israel. Las acciones del espionaje permanecen siempre en secreto, aunque Benjamin Netanyahu reveló hace tres meses que el Mosad había logrado sacar de Teherán media tonelada de documentos (55 mil páginas y 183 discos compactos) tras infiltrarse en los archivos del programa nuclear iraní.

Desde la Operación Damocles, en la que fueron liquidados hace 50 años científicos alemanes que desarrollaban un programa de misiles en Egipto, la mano ejecutora de la inteligencia israelí no ha dejado de alargarse por Oriente Medio.

Más recientemente, las acciones letales encubiertas israelíes han afectado a Siria. Al igual que ha ocurrido ahora con Aziz Asbar, los jefes militares chiíes libaneses tampoco han hallado refugio seguro en el país árabe.

Samir Kuntar, comandante del sector de los Altos del Golán, murió entre las ruinas de un edificio de la periferia de Damasco bombardeado por la aviación israelí. Lo mismo le ocurrió en 2016 a Mustafa Badreddine, alto mando de Hezbolá, despedazado por un misil disparado contra una base aérea de la capital siria.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Siria crea un comité gubernamental para facilitar el retorno de los refugiados

(SOS).- Las autoridades sirias crearán un comité gubernamental para organizar el retorno de los más de cinco millones de refugiados que abandonaron el país en guerra.

El comité, una iniciativa rusa, servirá para coordinar “el retorno de los desplazados establecidos en el extranjero”, indicaron fuentes oficiales.

Entre sus funciones estarán las de “intensificar los contactos con los países amigos con el objetivo de facilitar el retorno” de los refugiados sirios, unos 5,6 millones de personas, según datos de la ONU.

Rusia pidió el mes pasado a la comunidad internacional ayudar a que los refugiados vuelvan a Siria tras la liberación de gran parte del país de los terroristas.

El presidente ruso Vladimir Putin y el estadounidense Donald Trump hablaron recientemente de la cuestión en una cumbre en Helsinki, pero la ONU no parece estar incluida en las negociaciones.

El Comité de Coordinación para el retorno de desplazados en el exterior estará presidido por el ministro de Administración Local y Medio Ambiente, Hussein Makhlouf, y contará con representantes de varios ministerios y otros órganos estatales.

Entre tanto, el embajador de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar al Jaafari, reafirmó la firme voluntad de las autoridades de Damasco de facilitar el regreso seguro de todos los desplazados sirios a su patria.

Al Jaafari llamó a las organizaciones internacionales a contribuir a este proceso. Si se levantaran las “medidas coercitivas unilaterales” impuestas sobre la población siria, aseguró el diplomático, eso reduciría la presión económica y social en el país árabe.