El Estado Islámico envía refuerzos desde Irak para luchar en la provincia siria de Deir ez-Zor

(SOS).- Unos mil combatientes extranjeros del Estado Islámico han llegado en las últimas 72 horas a la provincia siria de Deir ez-Zor procedentes de Irak para luchar contra las fuerzas gubernamentales.

Estos milicianos operan en la Brigada al Qaaqa del Estado Islámico y se han desplegado en varios frentes en Deir ez-Zor y en el desierto sirio. Se agrupan dentro de una sección de los yihadistas que se hace llamar Al Qaradish, integrada por combatientes de Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán, que ha asumido el liderazgo de la operación en la ciudad de Al Mayadin y en el este de Deir ez-Zor y que son conocidos por no confiar en sus compañeros árabes.

Hace dos semanas, cientos de milicianos del Estado Islámico llegaron a Siria desde Irak para lanzar el contraataque iniciado el pasado 28 de septiembre contra los efectivos gubernamentales en el oeste de Deir ez-Zor y el este de la provincia vecina de Homs.

Por otro lado, tres facciones armadas rebeldes —Jaish al Islam, Jaish al Ababil y Aknaf Bait al Maqdis— han alcanzado este jueves en El Cairo un acuerdo de alto el fuego para una bolsa situada en el sur de Damasco.

El alto el fuego ha entrado en vigor a las 10 horas, según han informado los medios de comunicación egipcios. “Hemos anunciado un acuerdo preliminar sobre nuestra voluntad de pactar un alto el fuego para la reducción de la tensión en esa zona”, ha explicado un dirigente político de Jaish al Islam, Mohamed Alush. El propio Alush ha asegurado que los detalles del alto el fuego se irán conociendo en el futuro.

En la información no se especifica el ámbito territorial exacto del alto el fuego y no menciona en modo alguno al Gobierno sirio. Tampoco ha habido por el momento reacción de Damasco.

Los rebeldes controlan un pequeño territorio al sur de Damasco que limita al oeste con otra bolsa, esta vez controlada por el Estado Islámico —incluido el campo de refugiados palestinos de Yarmuk—, y a su vez ambas están rodeadas por zonas bajo control de las fuerzas gubernamentales sirias.

Miles de milicianos rebeldes y de civiles que se habían refugiado en las zonas bajo control de los insurgentes en Idlib, en el noroeste de Siria, han podido ser evacuados a zonas bajo control rebelde tras los acuerdos alcanzados con el Gobierno sirio. En los últimos meses, varios acuerdos de alto el fuego puntuales entre el Gobierno y los rebeldes han logrado una relativa reducción de la violencia en el oeste de Siria.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Al menos un muerto y seis heridos en un atentado suicida perpetrado en Damasco

(SOS).- Al menos una persona ha muerto y otras seis han resultado heridas como consecuencia de un atentado perpetrado por tres terroristas suicidas contra la sede del cuartel general de la Policía en el centro de Damasco, según han informado los medios de comunicación sirios.

Las explosiones provocadas por los suicidas han acabado con la vida de una persona y han causado heridas a otras seis, según fuentes del Ministerio del Interior. Dos de los tres terroristas han intentado atacar en el interior del cuartel policial y se han enfrentado a los agentes en la entrada del edificio antes de detonar sus cargas explosivas.

La Policía ha logrado acorralar al tercer terrorista en la calle de detrás del cuartel, donde ha hecho estallar su carga. Este atentado llega días después de un ataque perpetrado por varios suicidas contra otra comisaría del barrio de Al Midan, en el centro de Damasco, que acabó con la vida de 17 personas y que fue reivindicado por el Estado Islámico.

Estos hechos luctuosos en la capital se producen cuando el Ejército sirio lleva a cabo varias ofensivas contra la organización radical suní en distintas partes del país.

Por otro lado, el Gobierno de Damasco abogará por la disolución de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que destruye en Siria “todo menos al Estado Islámico”, ha afirmado el ministro de Exteriores sirio, Walid al-Mualem.

“Exigiremos de la forma más resuelta la disolución de esta coalición”, ha señalado hoy el responsable sirio, de visita en Rusia, en una reunión con su homólogo ruso, Serguei Lavrov.

El ministro sirio ha argumentado que en su país “la coalición antiterrorista liderada por Estados Unidos destruye de manera sistemática todo menos al Estado Islámico”, en alusión al grupo yihadista.

Al Mualem ha añadido que la coalición de Estados Unidos “acaba con la infraestructura económica del país” árabe y “causa víctimas entre la población civil”.

“Miles de hombres y mujeres sirios de las provincias de Al Raqa y Deir ez-Zor, entre ellos niños, cayeron víctimas de bombardeos estadounidenses”, ha asegurado el canciller sirio.

Durante las negociaciones con Lavrov en el balneario ruso de Sochi, en el mar Negro, el jefe de la diplomacia siria también ha tratado acerca de la cuestión kurda.

“De facto, están compitiendo con las tropas gubernamentales sirias por el control sobre regiones petroleras, aunque saben perfectamente que Damasco bajo ninguna condición permitirá que se viole su soberanía”, ha dicho Al Mualem.

Según el ministro sirio, los kurdos “están borrachos de la ayuda estadounidense que, sin embargo, no durará siempre”.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de una zona fronteriza con Jordania

(SOS).- El Ejército sirio ha expulsado al Estado Islámico de una zona fronteriza entre la provincia de Rif Damasco y Jordania.

Unidades de las Fuerzas Armadas han retomado un total de 8.000 kilómetros cuadrados en el sureste de la región de Rif Damasco, que ya está libre de cualquier presencia de los yihadistas.

Este logro se ha culminado con la conquista de varios montes y puntos en una área fronteriza con Jordania.

Actualmente, los efectivos gubernamentales desarrollan varias ofensivas contra los milicianos vestidos de negro en distintas partes de Siria, como la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

También hay choques intensos entre los extremistas y las fuerzas leales a Damasco, en la ciudad de Al Mayadín, “capital de la provincia de Al Jair”, una de las divisiones territoriales impuestas por los radicales en las zonas que controlan.

Hace dos días, las autoridades anunciaron que habían conseguido cercar Al Mayadín, donde el Ejército sirio entró el viernes pero fue repelido por el grupo yihadista durante el pasado fin de semana.

Por su parte, las FSD —una alianza rebelde liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos— han afirmado hoy que controlan el 90 % de la ciudad siria de Al Raqa (noreste), “antigua capital del Califato” del Estado Islámico.

La portavoz de las FSD, Yihan al Sheij Ahmed, ha explicado a la prensa que hay combates en el 10 % de la población, donde las milicias rebeldes avanzan en dirección al centro de la localidad para estrechar aún más el cerco en torno a los yihadistas.

“En los próximos días, seremos testigos de la liberación de Al Raqa, pero no es seguro que sea en el plazo de una semana, puede que un poco más”, ha apuntado.

Ahmed ha precisado que hay enfrentamientos en los barrios de Al Nahda, el de los kurdos, Al Barid, así como en los alrededores del Hospital Nacional, el estadio municipal y la intersección de Al Naim.

La portavoz ha indicado que al menos diez miembros del grupo radical suní han muerto hoy en los choques, mientras que uno de los radicales se ha entregado a las FSD.

Ahmed ha destacado que desde anoche las FSD han liberado a 195 civiles que estaban atrapados en la urbe y se han incautado de armas y municiones de los extremistas.

“Entre ellos, había mercenarios del Daesh heridos que intentaron huir entre los civiles”, ha detallado.

Las FSD iniciaron el pasado 6 de junio una ofensiva contra el Estado Islámico en Al Raqa con el apoyo de la coalición internacional, comandada por Washington, y de efectivos especiales estadounidenses sobre el terreno.

Ayer, el portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, aseguró en Twitter que el 80 % de Al Raqa estaba en manos de las FSD.

(Fuente: Agencias)

Turquía envía militares a la provincia siria de Idlib

(SOS).- Unas unidades del Ejército turco han entrado en Siria para una misión exploratoria en la provincia noroccidental de Idlib, en el marco de los Acuerdos de Astaná sobre la implementación del alto el fuego en el vecino país árabe.

“Elementos de las Fuerzas Armadas turcas realizan desde el 8 de octubre de 2017 actividades de exploración en la región de Idlib para establecer puntos de vigilancia”, ha precisado el Estado Mayor turco en un comunicado publicado hoy en su página web.

Moscú, Teherán y Ankara se comprometieron en estos pactos a controlar la implementación de la tregua acordada en Siria el 30 de diciembre pasado, para “poner fin a los combates, hacer llegar ayuda humanitaria a quienes la necesitan y facilitar que los desplazados vuelvan a sus casas”.

El anuncio de las Fuerzas Armadas turcas tiene lugar dos días después de un importante despliegue de tanques y vehículos militares en la provincia turca de Hatay, fronteriza con Idlib.

El sábado se supo que Ankara había ayudado a trasladar milicias rebeldes desde las regiones del norte de Alepo a través de territorio turco hasta Hatay, para que desde ahí avanzaran sobre Idlib, actualmente en manos del grupo salafista

La creación de cuatro zonas de distensión en Siria fue acordada por Rusia, Turquía e Irán en la cuarta ronda de negociaciones sirias en Astaná celebrada el 3 y 4 de mayo de 2017.

Las áreas abarcan la gobernación de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la gobernación de Homs, Guta Oriental y determinadas zonas del sur de Siria, en las gobernaciones de Deraa y Al Quneitra.

La primera zona de distensión en Al Quneitra, Suwaida y Deraa (suroeste de Siria) entró en vigor el pasado 9 de julio.

La segunda área, en Guta Oriental, empezó a funcionar el 22 de julio y la tercera, en el norte de Homs, el 3 de agosto.

En la sexta reunión sobre Siria en Astaná celebrada los días 14 y 15 de septiembre, Rusia, Turquía e Irán anunciaron la creación definitiva de la cuarta zona de seguridad en la provincia de Idlib.

(Fuente: Agencias)

Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio expulsa al Estado Islámico de su último reducto al este de Homs

(SOS).- Las fuerzas sirias han anunciado el final de las operaciones militares en las zonas rurales situadas al este de la ciudad de Homs, después de conquistar el último reducto que aún mantenía bajo su control el Estado Islámico.

Un portavoz militar sirio ha estimado que, con estos nuevos avances, las zonas “liberadas” suman ya 1.800 kilómetros cuadrados.

Esta ofensiva coincide con otra lanzada el viernes en la vecina región de Deir ez-Zor, donde al menos 80 milicianos vestidos de negro han muerto en un ataque efectuado por las fuerzas aéreas rusas contra un puesto de mando de la organización radical suní en la ciudad de Al Mayadin.

El Ejército sirio habrían logrado entrar en la parte occidental de esta localidad estratégica, donde se han registrado fuertes enfrentamientos en las últimas horas.

Entre los fallecidos, según el Ministerio de Defensa ruso, se encuentran nueve personas procedentes del Cáucaso Norte, así como “importantes comandantes del Estado Islámico” que habían conseguido ocultarse durante un largo periodo de tiempo en Irak.

“Han sido eliminados tres comandantes influyentes, que se ocultaron durante un largo tiempo en Irak, procedentes del Cáucaso Norte: Abu Omar al-Shishani, Alyauddin al-Shishani y Salahuddin al-Shishani”, ha declarado el portavoz del Ministerio, el general Igor Konashenkov.

La presencia rusa en la zona consiste principalmente en una misión de apoyo aéreo centrada en la búsqueda y destrucción de posiciones del grupo terrorista en la ciudad, bajo control de los yihadistas y de mercenarios extranjeros procedentes de Irak y, en particular, de la localidad de Abu Kemal, en la frontera con Siria.

Según el militar ruso, los servicios de Inteligencia han conseguido descubrir estas posiciones en menos de una semana y han comunicado la información al Ejército sirio como prolegómeno a una ofensiva destinada a recuperar la ciudad así como la zona sur de las afueras que conecta con Deir ez-Zor.

En el ataque han sido destruidos además 18 todoterrenos y tres depósitos de munición de los extremistas.

En los últimos días, el Estado Islámico ha lanzado varios ataques en el centro del país en represalia por los avances de las tropas gubernamentales leales a Damasco.

(Fuente: Agencias)

La CEI dice que el 90 por ciento del territorio sirio está liberado de terroristas

(SOS).- El director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), Andre Novikov, ha señalado que el 90 por ciento del territorio de Siria ya está liberado de la presencia de milicianos de grupos terroristas.

“Según la estimación de los militares, un 90 por ciento del territorio de Siria fue liberado de los terroristas, es un resultado muy importante”, ha asegurado Novikov.

El Ejército sirio y sus aliados han avanzado hasta situarse a diez kilómetros de Al Mayadin, la localidad que está considerada actualmente como la principal base del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales sirias han logrado hacerse con el control de varias posiciones y de unos altos situados en paralelo a la principal carretera que une Deir ez-Zor con Al Mayadin, situada a orillas del río Éufrates en el este de Siria.

En los últimos días, la organización radical suní ha lanzado varios ataques en el centro de Siria en represalia por los avances de los militares leales a Damasco.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa, el Ejército sirio ha continuado avanzando hacia Al Mayadin desde Deir ez-Zor, en el valle del río Éufrates.

En junio, dos responsables de la Inteligencia estadounidense dijeron que creían que el grupo yihadista había trasladado la mayor parte de su disminuida estructura de mando y de propaganda a Al Mayadin, situada al sureste de Al Raqa, su capital de facto en Siria.

Actualmente, hay combates en varias zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el este de Siria. Las fuerzas gubernamentales han bombardeado durante la noche en la localidad de Al Mayadin y aviones de guerra rusos y sirios han realizado cientos de ataques aéreos.

Con el respaldo de las fuerzas militares rusas e iraníes, el Ejército sirio logró en septiembre avanzar hasta Deir ez-Zor para romper el asedio que mantenía sobre la localidad el Estado Islámico desde hace tres años.

A finales de septiembre, el Ministerio de Defensa ruso sacó un balance provisional de la operación militar rusa en Siria que comenzó dos años antes, con una infografía en la que se daba por liberado el 87,4 por ciento del territorio sirio.

(Fuente: Agencias)