Novedades de nuestra nueva Iglesia de la Anunciación / El Midan-Alepo, Siria

Alepo, 20 de Noviembre de 2018

Queridos todos:

A sólo seis meses de la apertura de la Iglesia de la Anunciación, y por gracia de Dios, ya está siendo un centro de oración (en medio de tantas ruinas y edificios con las marcas de la guerra) como de actividades varias. Con mucha alegría y entusiasmo la gente se va sumando a esta pequeña comunidad, diezmada por la emigración.

Básicamente nuestro trabajo misionero en Alepo consiste en este momento en la ‘reconstrucción’… Alguien que haya visitado o visto por fotos nuestro barrio del Midan constatará la evidencia de edificios y barrios enteros que necesitan ser restaurados. Ciertamente que, y si bien en este campo hay muchísimo por hacer, no nos referimos a esta reconstrucción como prioridad, sino a la reconstrucción de vidas con esperanza y anhelos, sanar las heridas especialmente del alma, crear espacios de sanas recreaciones y de ahí ayudar a identificar traumas que puedan haber quedado en el interior del alma después de una guerra marcada por el odio y venganza. Ayudarles a que, también en este momento, el espíritu del Evangelio reine en sus corazones y comunidad… guiarlos a esa anhelada libertad de los hijos de Dios. Es la ‘reconstrucción de nuestra pequeña comunidad cristiana’ insertada aquí, en Alepo.

Mes de Mayo, dedicado a María. Fue providencial que el primer mes después de la inauguración haya sido el mes dedicado a nuestra Madre. Todos los días se reunieron un buen número de gente en nuestra Iglesita para honrar a nuestra Madre con el rezo del Rosario y el canto de las letanías con una hermosa y sentida melodía oriental. Muchos de los devotos venían de lejos, oriundos de esta zona pero a causa de la guerra tuvieron que dejar sus casas y trasladarse a otras partes de la ciudad. Les comento algo que es muy curioso como lindo: durante el mes de María y el del Sagrado Corazón (Mayo y Junio) mucha gente hace el voto de vestir el hábito de la Virgen (o el de San Antonio) durante ese mes, de modo permanente! En distintas partes de la ciudad se ve esa gente sin escrúpulos o falsos miedos recordándonos lo que es la ‘fe vivida’. En la calle, el oficinas, en la universidad… Hermoso!!

Inmediatamente después de la inauguración un grupo de señoras y jóvenes se animó en ese momento a inscribirse al primer curso: peluquería. Fue el primer grupo de personas que diariamente vinieron a esta zona destruida… En agosto hicimos ya el de maquillaje y ahora estamos dando ya el segundo curso de peluquería. Tratamos de conseguir los mejores profesores a nuestro alcance y finalizado el curso obtienen certificados oficiales que los habilitan a trabajar. Tal vez, mirándolo desde afuera, esto podría parecer muy banal, pero ciertamente que estas señoras y jóvenes por el solo hecho de reunirse, cambiar de ambiente y compartir vivencias han encontrado en esto un aliciente para el ‘re-empezar’.

Aquí en Siria, las vacaciones escolares empiezan temprano, a mediados de Mayo. Es así que las actividades de verano tan esperadas por los niños y jóvenes tuvieron inicio a fines de ese mes. Fueron muy simples pero con mucho ruido y alegría.

Después de un trabajo arduo de organización de programas y muchísimos detalles más iniciamos en Mayo también con el curso de inglés para niños, jóvenes y adultos. Hemos encontrado dos muy buenas profesoras con experiencia en la enseñanza! Con este curso (como con el de computación próximamente) apuntamos a darles especialmente a los jóvenes la mejor formación posible para que mejoren su CV y tengan mejores oportunidades de trabajo.

Con el inicio del año escolar (en Septiembre) también lo hicimos con el curso de catequesis y ya son unos 40 niños los que participan. El ‘Centro de catequesis de la ciudad de Alepo’ nos ha ayudado con cinco voluntarios. Son jóvenes que han recibido formación durante dos años de modo que puedan transmitir fielmente la doctrina intercalándolas con hermosos juegos recreativos.

Pero sin duda lo que ha marcado fuertemente la vida de nuestro pequeño centro de la Iglesia de la Anunciación ha sido la ‘escuelita de apoyo’. Todos los días no menos de 30 niños reciben ayuda en sus tareas escolares y aprendizaje. Los profesores son 7 jóvenes universitarios también de esta zona.

Todas estas actividades son intercaladas con actividades de apoyo espiritual y la adoración al Santísimo Sacramento de cada Martes. Ha sido muy fuerte lo que han soportado durante estos años guerra: pérdidas de seres queridos, familias separadas por la emigración, un brusco empobrecimiento, saqueos y destrucciones… En medio de todo este panorama de mal, han sido fieles a sus principios y a su fe y es esta misma fe que les sigue ayudando a encontrar el sentido de la vida.

Mientras seguimos con estas actividades dirigidas a los fieles que se acercan, con nuestro ‘Grupo de Acción Social’ continuamos recorriendo zonas y visitando familias, de modo de poder identificar los casos más extremos que necesitan de nuestra asistencia. Como les he comentado antes, muchos de los que no han emigrado y han quedado aquí o son ancianos, o con discapacidades y lamentablemente varios de ellos están solos.

Así como las Hermanas SSVM tienen en el subsuelo del Obispado la residencia para chicas universitarias.  El Padre David Fernández en aquellos años difíciles inauguró la residencia para varones universitarios, fue la primera en Alepo. Con la partida del P. David de la Misión a fines de Julio quedé a cargo de esta residencia para varones, ubicada justo al lado del Obispado, oeste de la ciudad. En este momento son 20 chicos del interior de Siria y otros que viven aquí por distintas situaciones familiares. Son todos cristianos de distintos ritos (armenio, melquita, griego ortodoxo) pero que tienen en común (además la triste realidad de la que han atravesado sus familias) una fuerte identidad cristiana. Según nuestras posibilidades tratamos de ayudarlos ya que ahora más que nunca jóvenes como ellos sin duda marcaran el futuro de la iglesia en Siria.

Cabe destacar la hermosa y heroica tarea que realizaron tanto el P David como el P Rodrigo Rojas durante esos años crudos de enfrentamientos y en los que Alepo fue sitiada por grupos islamistas, ayudando a las comunidades religiosas (SSVM, Carmelitas y Hermanas de la Caridad) como a distintas familias y jóvenes. Nos comprometemos a pedir por ellos en nuestras oraciones pidiendo por sus nuevos apostolados en sus nuevos destinos.

Nuestro agradecimiento a los voluntarios que se han animado a pasar por aquí en estos meses. Especialmente a Wissam, oriundo de Alepo y seminarista de nuestra Congregación en Italia que durante las vacaciones nos ayudó con algunas hermosas actividades.

Nuestro profundo agradecimiento a los benefactores que nos han ayudado a concretar algunos de nuestros objetivos. Creemos que es una causa justa seguir ayudando a quienes son descendientes de aquellos primeros cristianos y ahora custodios de esta tierra con tanta tradición cristiana: esta hermosa gente de la comunidad de Alepo.

Esta Navidad ya próxima será la primera que celebraremos en esta Iglesia después de muchos años. Los tendremos presentes y pediremos en esa Noche Santa al Niño Dios que infunda Su Paz en nuestros corazones, y así también el don de la Paz para este país y su gente.

En María Su Madre,

P. Hugo Fabián Alaniz, IVE

(hugoalaniz@ive.org; whatsapp: +963991121167)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s