Detrás del doble atentado en Damasco, un grupo yihadista afiliado a Al Qaeda en Siria

(SOS).- El movimiento extremista suní Hayat Tahrir al-Sham (Organización para la liberación del Levante), afiliado a Al Qaeda en Siria, se atribuyó en la tarde del domingo el doble atentado terrorista perpetrado el día anterior en Damasco.

Según fuentes locales, el número de víctimas mortales ya asciende a 74, elevando el balance inicial de 40 muertos que hizo el Ministerio del Interior sirio. Entre los fallecidos se encuentran 54 peregrinos chiíes procedentes de Irak, ocho de ellos menores, y 20 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias, de los que 16 eran policías. Otras 120 personas resultaron heridas en el ataque, y varias permanecen en estado crítico.

“Es un mensaje para Irán y sus milicias”, señaló el grupo islamista radical en un comunicado difundido a través de la red social Telegram en el que calificó a los terroristas suicidas como “héroes”. A mediodía del sábado, los yihadistas detonaron dos cargas de explosivos en un aparcamiento para autocares turísticos situado en las proximidades del cementerio de Bab al-Saghur de Damasco, que alberga un importante mausoleo chií.

Fuentes de las fuerzas de seguridad sirias dijeron haber desactivado varios artefactos explosivos en diferentes puntos de la capital durante las horas posteriores al atentado.

En su mensaje, Hayat Tahrir al-Sham clamó venganza contra Irán por su apoyo al Gobierno de Siria en el conflicto. El ataque, un hecho raro en la ciudad de Damasco, se produjo en plena tregua y a cinco días del sexto aniversario del inicio de la guerra en el país árabe. La capital siria es una de las zonas menos afectadas por los combates.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio consideró que el doble atentado era “la respuesta a las victorias del Ejército” sobre los terroristas.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores iraquí anunció la formación de un gabinete de crisis -en cooperación con las autoridades sirias- para elaborar una lista de las víctimas y proporcionar ayuda de emergencia a los heridos y la repatriación de los fallecidos.

Los ejecutivos de ambos países manifestaron su repulsa por el atentado e hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para que lo condenen.

Hoy comenzó en Astaná una nueva ronda de conversaciones sobre el alto el fuego en Siria, bajo la tutela de Rusia, Turquía e Irán. Las consultas preliminares están programadas para este mismo martes, y una reunión plenaria se celebrará al día siguiente.

En enero y febrero, la capital de Kazakistán albergó dos rondas de conversaciones internacionales de alto nivel y una reunión técnica de expertos. El principal resultado de las negociaciones fue el acuerdo de Moscú, Ankara y Teherán sobre la creación de un grupo operativo para la supervisión de la tregua en el país árabe.

(Fuente: AsiaNews / Agencias)

Egipto – Más de 250 familias cristianas de Sinaí del Norte huyen de la violencia yihadista

(SOS).- Ya son 259 las familias coptas que han abandonado la ciudad egipcia de Al Arish, tras la ola de violencia desatada por los yihadistas afiliados al Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) que afectó recientemente a los cristianos de Sinaí del Norte. Estas familias en fuga han encontrado hospitalidad y refugio en 13 provincias distintas, según ha informado el Departamento para la solidaridad social de la Gobernación en la península del Sinaí.

El director del Departamento, Monier Abul-Kahir, ha referido que cientos de familias coptas fueron trasladadas a lugares seguros en El Cairo, Ismailia, Port Said, Dakahlia, Assiut, Minya,  Qaliubiya, Sohag, Giza, Fayoum, Beni Suef, Sharqiya y Gharbiya. El éxodo se ha originado por los ataques de las últimas semanas, que han causado la muerte de siete personas y el incendio de varias casas. Dos de estas víctimas fueron quemadas vivas.

La brutal e imprevista ola de violencia sembró el pánico en la comunidad copta que vive en la capital de la provincia del Norte del Sinaí. Después de algunos días de incertidumbre, la decisión fue abandonar en masa la ciudad de Al Arish en busca de refugio.

Detrás de los ataques está la mano de grupos terroristas de la península del Sinaí, que declararon su alianza con el Estado islámico y anunciaron ataques contra la minoría cristiana en Egipto. En un vídeo difundido en internet, un líder yihadista realizó un llamamiento a los extremistas de todo el mundo para que lleven a cabo nuevos ataques contra el gobierno de El Cairo y pidió la liberación de algunos milicianos detenidos.

Entre los episodios de violencia del último período, el más grave fue el atentado suicida del pasado 11 de diciembre contra una iglesia copta ortodoxa en El Cairo, que causó 29 víctimas.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, presidió una reunión con los responsables de la seguridad; y pidió a las autoridades competentes que brinden el máximo apoyo posible a las familias cristianas desplazadas, garantizándoles todas las necesidades básicas. Sin embargo, esta emergencia se añade a las ya precarias condiciones económicas de un país que, debido a la devaluación de la lira y el derrumbe del turismo, corre el peligro de hundirse en una crisis gravísima.

Mientras tanto se registra una contribución de hombres de negocios y empresarios coptos, que han destinado parte de sus recursos. A esto se añade el compromiso voluntario de muchos jóvenes, que decidieron dedicar su tiempo a ayudar a estas familias necesitadas.

En un clima de creciente tensión se registra un nuevo freno a la libertad religiosa: en Minya, en el Alto Egipto, las fuerzas de seguridad impidieron a los coptos de la localidad de Ezbet Nakhala abrir la iglesia de Mar Mina y celebrar la misa dominical. Algunos funcionarios han explicado que detrás de esta decisión está la amenaza de nuevos episodios de violencia contra los cristianos por parte de los grupos yihadistas en la zona.

 

(Fuente: AsiaNews)

República Centroafricana – Diez mil desplazados acogidos en un convento regresan a sus casas

(SOS).- “¡Todos los refugiados han regresado a casa!” Así lo ha anunciado el P. Federico Trinchero, misionero carmelita descalzo que trabaja en el convento de Notre Dame du Mont Carmel en Bangui, la capital de la República Centroafricana, donde, tras la guerra civil que estalló en 2012, fueron acogidos 10 mil desplazados.

“Después de tres años y tres meses, aquí termina nuestra aventura que comenzó el 5 de diciembre de 2013. Y este es el último episodio de la historia de nuestro monasterio que de repente se convirtió en un campo de refugiados”, ha escrito el religioso de origen italiano.

La Agencia Fides ha recogido las impresiones de primera mano del prior del Carmelo de Bangui. A continuación publicamos un extracto de su historia:

“Desde este mes de enero, un proyecto financiado por el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas, en cooperación con el Gobierno de la República Centroafricana y otros partner, ha permitido a todos nuestros refugiados (y aquellos, mucho más numerosos, que todavía estaban acampados cerca del aeropuerto de Bangui) poder regresar por fin a los barrios de la ciudad y reanudar una vida normal. Cada familia ha recibido una pequeña ayuda económica con la única condición de llevarse todas sus pertenencias a su nueva residencia, desmontar su tienda de campaña y abandonar el campo. El abandono del campo ha sido libre y no se ha obligado a nadie a abandonar el campo, pero, de hecho, todos han aceptado de buena gana el marcharse”, ha relatado el P. Trinchero.

“Todo se ha llevado a cabo de una manera ordenada y sin mayores contratiempos. O mejor dicho, hemos quedamos sorprendidos por la forma rápida, serena y disciplinada con la que se ha vaciado nuestro campo de refugiados. Obviamente, todo esto ha sido posible no sólo por el pequeño incentivo económico, sino sobre todo por la situación de paz y seguridad que ahora se ha creado en la capital. Este nuevo clima ha alentado a nuestros refugiados a dar el paso y empezar una nueva vida en sus barrios de origen o en otros barrios de la ciudad”, ha proseguido.

“El 8 de enero, celebramos una misa de acción de gracias al Señor por todas las bendiciones que nos ha mandado en estos tres años, y porque nunca nos ha fallado su protección y su providencia. Terminamos la misa en la colina del centro de nuestra propiedad bendiciendo la ciudad de Bangui e implorando el don de la paz para todo el país. De hecho, no hay que olvidar que, si la situación ha mejorado notablemente en la capital, todavía no ha sucedido lo mismo en otras partes del país, como Bocaranga o Bambari”, ha recordado el misionero carmelita descalzo.

Pequeños grupos de rebeldes –no siempre fácilmente identificables, a menudo divididos entre sí y poco claros en sus reivindicaciones– por desgracia siguen realizando acciones criminales que causan víctimas inocentes, sembrando el miedo y obligando a la población a abandonar las aldeas. Con gran dificultad la misión de la ONU busca frenar estos fenómenos que, con suerte, podrán ser erradicados del todo para permitir que todo el país –no sólo la capital– pueda retomar con decisión el camino de la paz y el desarrollo”, ha concluido.

(Fuente: Agencia Fides)

Los salafistas de Al Nur condenan los asesinatos selectivos de coptos en el norte del Sinaí

(SOS).- La secuencia de asesinatos que se produjeron en las últimas semanas contra los cristianos coptos en el norte del Sinaí, provocaron la fuga de más de 100 familias cristianas, que se trasladaron desde la capital de Al Arish a la ciudad de Ismailiya, a 120 km al este de El Cairo. Este cambio precipitado de las familias cristianas comenzó después de que un fiel copto muriese el jueves pasado a manos de un comando terrorista, mientras se encontraba en su casa. Desde entonces, también se multiplicaron las decisiones de las instituciones islámicas ante la nueva espiral de violencia contra los coptos egipcios.

La Casa de la Fatwa (Dar al Ifta al Misryah), organismo de Egipto presidido por el Gran Muftí de Egipto y encargado de difundir pronunciamientos para orientar y disolver las dudas y controversias relativas a la aplicación de los preceptos del Corán, emitió un comunicado para condenar esta cadena de asesinatos, haciendo hincapié en que la campaña orquestada por grupos yihadistas contra los cristianos nativos de Egipto apunta explícitamente a sabotear la unidad nacional. El portavoz de Al Nur, el partido ultra-conservador salafista, támbién expresó públicamente su condena de los asesinatos selectivos de los cristianos coptos, que están ocurriendo en el norte del Sinaí. A su vez, sobre los cristianos desplazados y sobre la necesidad de proteger a los cristianos en la región de nuevos ataques, hablaron en una conversación telefónica, el Patriarca copto ortodoxo Tawadros II y el primer ministro de Egipto, Sherif Ismail.

El norte del Sinaí lleva tiempo siendo epicentro de las acciones violentas de los grupos yihadistas contra militares, policías y civiles.

Cuando la secuencia de asesinatos de cristianos en el Sinaí ya habían comenzado, afiliados al Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe) lanzaron un mensaje de vídeo en el que reivindicaban esta nueva campaña de violencia dirigida contra los coptos, definida por los yihadistas como “su presa favorita”. El mensaje de vídeo ensalzaba la figura de Abu Abdullah al-Masri, el joven suicida que el 11 de diciembre se hizo estallar en la iglesia de Botrosiya, junto a la catedral copto-ortodoxa en El Cairo, matando a 29 personas.

(Fuente: Agencia Fides)

Un coche bomba del ISIS mata a 60 personas en Siria

(SOS).- Un coche bomba del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) mató este viernes a más de medio centenar de personas en Al Bab, un pueblo sirio controlado por los grupos armados rebeldes apoyados por Turquía.

La explosión alcanzó un puesto de seguridad controlado por los milicianos que combaten bajo la enseña del denominado Ejército Libre Sirio en el pueblo de Sousian, matando a unas 60 personas, la mayoría civiles.

Los rebeldes habían expulsado el jueves al ISIS de Al Bab y otras dos localidades más pequeñas tras semanas de combates en las calles, quitando al grupo islamista su última gran posesión en el noroeste de Siria. Sousian está detrás de las líneas rebeldes a unos ocho kilómetros al noroeste de Al Bab.

El atentado se cometió en un puesto de control, donde había muchas familias reunidas esperando para volver a Al Bab. Por ese motivo, hubo muchas víctimas civiles.

En un ataque distinto, también atribuido al ISIS, dos soldados turcos murieron y varios resultaron heridos en la misma ciudad, según informó el primer ministro turco, Binali Yildirim. “Dos soldados nuestros han muerto en un ataque suicida durante un control de carretera en la entrada de Al Bab y hay heridos”, dijo el primer ministro en una breve alocución a la prensa.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas turcas concretaron que los dos militares habían muerto al estallar un explosivo casero colocado a modo de trampa, presuntamente por el grupo islamista, en un cruce de carreteras en la entrada de Al Bab, controlado por los yihadistas y que Turquía asedia desde diciembre pasado.

Yildirim subrayó que “hace pocos días” las fuerzas turcas, con apoyo de las milicias del Ejército Libre de Siria, rodearon completamente la ciudad de Al Bab y que ahora llevan a cabo “labores de limpieza”.

(Fuente: Agencias)

Pakistán – Un tribunal condena a 42 cristianos por terrorismo en Lahore

(SOS).- Un tribunal de Lahore ha condenado a 42 cristianos por terrorismo. La Corte antiterrorista ha dictaminado la sentencia contra unos fieles que fueron acusados del linchamiento ocurrido tras los atentados contra dos iglesias en el distrito de Youhanabad (Lahore) el 15 de marzo de 2015.

Después de las explosiones, se desencadenó una protesta que causó la muerte de dos musulmanes sospechosos de ser autores o cómplices de los terroristas, un acto que fue condenado por todos los líderes cristianos. En los días sucesivos, la Policía realizó varias incursiones en el distrito arrestando a unas 500 personas y luego confirmando la detención de 84 cristianos, acusados de asesinato y terrorismo. 42 fieles fueron absueltos en el verano de 2016.

Entre los condenados ahora por el tribunal antiterrorista de Lahore, se encuentran tres activistas de los derechos humanos que fueron etiquetados como “instigadores de la violencia”. Los cristianos siempre han declarado que los asesinatos fueron cometidos por unos agitadores, infiltrados entre la comunidad.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de los Obispos católicos de Pakistán, en un comunicado enviado a la Agencia Fides, ha expresado su decepción “porque las fuerzas del orden y las autoridades se han centrado únicamente en el caso deplorable del linchamiento, que debe ser condenado fuertemente, pero los autores del atentado criminal en las iglesias, contra fieles inocentes, siguen impunes”.

Según la organización “Centre for Legal Aid, Assistance and Settlement” (CLAAS) al menos 32 acusados “están acusados injustamente” y sobre el veredicto pueden haber pesado las presiones de los extremistas musulmanes.

Para evitar incidentes de este tipo, la Asamblea Nacional de Pakistán ha aprobado en los últimos días la “Criminal Laws Amendment Act 2016”, una ley que castiga el sectarismo, las conversiones forzadas y el linchamiento de masas. El texto, que debe ser firmado por el presidente de la nación para entrar en vigor, ha sido acogido como un paso adelante para las condiciones de las minorías religiosas.

Las nuevas normas modifican algunas leyes que ya existen, prescribiendo la pena de prisión de uno a tres años por incitar al odio religioso y la violencia, y prevén penas de prisión de hasta 10 años en los casos de matrimonios forzados de niñas menores de edad o mujeres de las minorías. El texto también hace que sea un delito penal el linchamiento por parte de las “multitudes que toman la ley en sus propias manos”.

(Fuente: Agencia Fides)

Egipto – Asesinan a dos cristianos en el Sinaí, días después de la amenaza del Estado Islámico

(SOS).- Dos cristianos egipcios de una misma familia fueron asesinados en la ciudad de Al Arish, capital de la Gobernación de Sinaí del Norte, uno tiroteado y otro quemado vivo. Saad Hana, de 65 años, y su hijo Medhat, de 45 años, fueron encontrados muertos el pasado miércoles cerca de una escuela de esta localidad.

Estas dos muertes se suman a las de otros cuatro cristianos, que fueron tiroteados en los últimos 15 días en la provincia de Sinaí del Norte. Ante estos hechos, muchos miembros de la comunidad copta empezaron a abandonar la península por miedo a los islamistas radicales.

Esta misma semana, la filial del Estado Islámico en Egipto difundió un vídeo a través de internet en el cual amenazó a esta minoría -que representa cerca del 10 por ciento de la población egipcia, mayoritariamente musulmana- y les aseguró que “lo peor” está por venir.

En su mensaje, los yihadistas anunciaban nuevos ataques contra la comunidad cristiana y reivindicaban la masacre perpetrada el 11 de diciembre en la iglesia de Botrosiya, en el complejo adyacente a la catedral copta ortodoxa de El Cairo, en la que murieron 29 fieles.

La inseguridad de los cristianos en Egipto aumentó considerablemente desde que la formación extremista se extendió por Siria e Irak en 2014, atacando a las minorías en la región.

En 2015, el Estado Islámico ejecutó a una veintena de fieles coptos en Libia, lo que llevó al presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi, a anunciar operaciones aéreas limitadas contra la organización en el país vecino.

El Ejército también lanzó una ofensiva a gran escala contra “elementos terroristas” en el norte y el centro de la península del Sinaí.

En la zona opera principalmente el grupo armado Península del Sinaí, conocido como Ansar Bait al-Maqdis hasta que en 2014 juró lealtad al autoproclamado Estado Islámico y se convirtió en su rama en la región.

Ansar Bait al-Maqdis inició sus operaciones en la península del Sinaí en 2011, tras el levantamiento popular contra Hosni Mubarak, e incrementó sus operaciones en 2013, después del derrocamiento de Mohamed Mursi.

isis-in-egypt-696x487

(Fuente: Agencia Fides / Agencias)