Las fuerzas gubernamentales liberan el último bastión del Estado Islámico en Siria

(SOS).- El Ejército Árabe Sirio y sus aliados han logrado recuperar este jueves la localidad de Abu Kamal, ubicada cerca de la frontera con Irak, que constituía el último bastión del Estado Islámico en Siria.

“El último bastión del Estado Islámico, Abu Kamal, ha sido liberado”, ha anunciado un comandante de la alianza militar que respalda al Gobierno de Siria.

El jefe militar ha detallado que la batalla ha estado liderada por los combatientes libaneses de Hezbolá y que en ella también han participado las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, una milicia chií del país vecino apoyada por Irán.

Horas antes, la prensa había informado de que las tropas gubernamentales y sus aliados tenían completamente rodeada Abu Kamal y habían empezado a entrar en la localidad.

La pérdida de Abu kamal significa la desaparición casi total del autoproclamado Califato, que su líder, el desaparecido Abu Bakr al-Baghdadi, proclamó en el verano de 2014, y condena a la organización radical suní al ostracismo territorial.

En apenas un mes, los extremistas han retrocedido en Al Raqa, la principal ciudad que controlaban en Siria, Deir ez-Zor, la mayor ciudad del este del país, la cercana Al Mayadin y, hoy mismo, Abu Kamal.

Las huestes del grupo yihadista, en plena desbandada, se han refugiado en las amplias zonas desérticas de las provincias de Deir ez-Zor y Homs, en el centro del Siria, desde donde pueden seguir hostigando al oponente.

Por otra parte, miles de miembros extranjeros del Estado Islámico, así como sus familias, están tratando de regresar a sus países de origen. El paradero de los principales dirigentes de la organización sigue siendo un misterio.

Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad sirias han tomado el control de varios pueblos en el noreste de la provincia central de Hama tras mantener intensos combates con diferentes facciones islamistas.

“Las unidades del Ejército con las unidades de Intervención Rápida empezaron a avanzar y las operaciones llevaron a tomar el control de un gran número de pueblos”, han informado fuentes militares.

En un comunicado, el Mando General de las Fuerzas Armadas sirias ha elogiado a las “valientes” tropas gubernamentales y ha asegurado que continuarán siendo “la fortaleza inmune” de la patria en la lucha contra los grupos terroristas, defendiendo la “integridad y la seguridad territorial” del país árabe.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

La liberación de Al Raqa acelerará la campaña contra el Estado Islámico en el este de Siria

(SOS).- La pérdida de Al Raqa, antigua capital del Califato proclamado por el Estado Islámico, ha supuesto un duro golpe para los extremistas que, como avanzaron hoy las milicias kurdas y sus aliados, permitirá acelerar la campaña contra el grupo yihadista en el este de Siria.

“La liberación de Al Raqa va a hacer que se acelere la ofensiva en Deir ez-Zor y Al Hasaka” en el noreste del país, señaló la portavoz de la operación Tormenta de Al Yazira de las FSD, Lilwa Ani.

En su opinión, “es natural que lleguen refuerzos de las FSD para la campaña Tormenta de Al Yazira”, como se denomina el operativo de esta alianza —liderada por milicias kurdas y apoyada por la coalición internacional— contra el Estado Islámico en el sur de la provincia de Al Hasaka y el este de Deir ez-Zor.

Hace tres días, las FSD anunciaron la derrota de la organización radical suní en Al Raqa, tras más de cuatro meses de asalto a la ciudad.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de las FSD, Talal Salu, adelantó que van a concentrar sus esfuerzos en expulsar a los extremistas de Al Hasaka y Deir ez-Zor.

“Tras la victoria en Al Raqa, una parte de nuestras fuerzas se dirigirá a reforzar la campaña lanzada el 9 de septiembre para liberar totalmente Al Yazira y el este del Éufrates”, explicó Salu, en alusión a Al Hasaka y Deir ez-Zor.

El portavoz de las FSD añadió que el resto de sus combatientes permanecerá en Al Raqa, por si los yihadistas regresan y para proteger a los civiles.

Uno de los comandantes de las FSD, Kino Gabriel, dirigente del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), apuntó que, tras la derrota del Estado Islámico en Al Raqa, no tienen muchos milicianos en la población.

A partir de ahora, “nos centraremos en defender las zonas que hemos liberado en el último año. Disponemos, además, de grupos en el norte de Deir ez-Zor y continuaremos la batalla, vamos a tomar parte en la liberación de esa provincia”, dijo el comandante Kino Gabriel.

Por su parte, la coalición internacional, comandada por Estados Unidos, aseguró que continuará apoyando a las FSD en la batalla contra los yihadistas.

“La coalición seguirá respaldando a nuestros socios probados, las FSD, en la lucha contra el Estado Islámico en la región hasta que sea completamente vencido”, manifestó una fuente de la Oficina de Asuntos Públicos de la alianza internacional.

Esta ayuda a las FSD se materializa en el empleo de “todos los activos de inteligencia, bombardeos de precisión y asesoramiento de combate”, explicó la citada fuente, que no precisó cuál será el siguiente objetivo después de Al Raqa.

Si las facciones kurdas y sus aliados toman la ciudad de Markada, localizada en el sur de Al Hasaka y cerca de la frontera con Irak, tan solo quedarán en manos de la organización radical suní en la provincia algunos pueblos y aldeas situados en la línea de suministros desde el territorio iraquí.

Tras su derrota en Al Raqa, los extremistas actualmente están confinados en áreas de Al Hasaka y Deir ez-Zor, así como en el este de la provincia central de Homs.

En paralelo a las operaciones de las FSD, el Ejército sirio está desarrollando su propia ofensiva contra el Estado Islámico en las dos últimas regiones.

Unidades castrenses gubernamentales comenzaron ayer un ataque a gran escala contra los milicianos vestidos de negro en la zona de Huiya Sakr, en la estratégica urbe de Deir ez-Zor.

Pese a su retroceso en Siria, todavía resulta difícil vislumbrar el fin del grupo yihadista, que aún mantiene territorio en Irak, donde el pasado 10 de julio perdió su feudo más importante en este país, la ciudad de Mosul.

Además, varios dirigentes y miembros de la organización radical suní, tanto sirios como extranjeros, huyeron en los últimos días y semanas de Siria —desde Al Raqa, Deir ez-Zor y Homs— a Turquía.

Los extremistas se dirigieron desde esas provincias a áreas bajo control de facciones rebeldes aliadas de Ankara en el norte y el noroeste de Alepo, y desde allí alcanzaron el territorio turco.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio arrebata al Estado Islámico uno de sus principales feudos

(SOS).- Las fuerzas especiales Tigre del Ejército sirio arrebataron hoy al Estado Islámico el control de la ciudad de Al Mayadin, el que era el bastión principal de los yihadistas en la provincia nororiental de Deir ez-Zor.

“Unidades de las fuerzas armadas sirias, junto a las fuerzas aliadas, recuperaron el control de Al Mayadin”, aseguró una fuente militar.

La liberación de esta urbe y la inminente caída de Al Raqa, considerada la capital del grupo yihadista en Siria, dejan a los extremistas con el control de apenas unos pocos enclaves en el norte y centro del país y con las localidades de escasa entidad situadas a lo largo del Éufrates entre Al Mayadin y la frontera con Irak.

Las milicias kurdas que combaten contra la organización radical suní en la ciudad de Al Raqa están convencidas de que esta localidad será liberada “hoy o mañana”, según un portavoz de las Unidades de Protección Popular (YPG).

“Las batallas continúan en Al Raqa. El Estado Islámico está a punto de acabarse. Hoy o mañana la ciudad podría ser liberada”, informó Nouri Mahmoud, portavoz del grupo armado kurdo que combate contra los yihadistas.

Poco antes del anuncio del portavoz de las YPG, varios testigos vieron cómo un pelotón de autobuses —docenas, según estos observadores— entraban sin ningún tipo de peligro en la ciudad, procedentes de la campiña septentrional. Todo apunta a una evacuación masiva de los combatientes islamistas y sus familiares.

ACNUR alertó de que al menos ocho mil personas permanecen atrapadas en esta ciudad, conquistada por los milicianos vestidos de negro en 2014, y donde ahora el grupo yihadista está atrincherado en dos puntos en particular: el estadio de la ciudad y el hospital anexo, donde según las milicias kurdas mantienen como rehenes y escudos humanos a cientos de personas.

(Fuente: Agencias)

La CEI dice que el 90 por ciento del territorio sirio está liberado de terroristas

(SOS).- El director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), Andre Novikov, ha señalado que el 90 por ciento del territorio de Siria ya está liberado de la presencia de milicianos de grupos terroristas.

“Según la estimación de los militares, un 90 por ciento del territorio de Siria fue liberado de los terroristas, es un resultado muy importante”, ha asegurado Novikov.

El Ejército sirio y sus aliados han avanzado hasta situarse a diez kilómetros de Al Mayadin, la localidad que está considerada actualmente como la principal base del Estado Islámico en Siria.

Las fuerzas gubernamentales sirias han logrado hacerse con el control de varias posiciones y de unos altos situados en paralelo a la principal carretera que une Deir ez-Zor con Al Mayadin, situada a orillas del río Éufrates en el este de Siria.

En los últimos días, la organización radical suní ha lanzado varios ataques en el centro de Siria en represalia por los avances de los militares leales a Damasco.

Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa, el Ejército sirio ha continuado avanzando hacia Al Mayadin desde Deir ez-Zor, en el valle del río Éufrates.

En junio, dos responsables de la Inteligencia estadounidense dijeron que creían que el grupo yihadista había trasladado la mayor parte de su disminuida estructura de mando y de propaganda a Al Mayadin, situada al sureste de Al Raqa, su capital de facto en Siria.

Actualmente, hay combates en varias zonas de la provincia de Deir ez-Zor, en el este de Siria. Las fuerzas gubernamentales han bombardeado durante la noche en la localidad de Al Mayadin y aviones de guerra rusos y sirios han realizado cientos de ataques aéreos.

Con el respaldo de las fuerzas militares rusas e iraníes, el Ejército sirio logró en septiembre avanzar hasta Deir ez-Zor para romper el asedio que mantenía sobre la localidad el Estado Islámico desde hace tres años.

A finales de septiembre, el Ministerio de Defensa ruso sacó un balance provisional de la operación militar rusa en Siria que comenzó dos años antes, con una infografía en la que se daba por liberado el 87,4 por ciento del territorio sirio.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio asedia totalmente uno de los principales feudos del Estado Islámico

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias lograron hoy imponer un asedio total al Estado Islámico en la ciudad de Deir ez-Zor (noreste), uno de los feudos principales de los yihadistas en el país.

El Ejército sirio consiguió cercar la urbe después de que tomara el control de partes de la carretera que une Deir ez-Zor con la población de Al Busaira.

Las fuerzas gubernamentales sirias rodearon también el pueblo de Al Huseiniya, cerca de Deir ez-Zor y en la orilla este del río Éufrates a su paso por la zona.

El pasado día 18, el Ejército sirio y sus aliados lograron cruzar a puntos de la ribera este del río situados frente a la localidad de Deir ez-Zor, que se sitúa en la orilla oeste.

Los enfrentamientos entre ambas partes continúan en áreas de la ribera oriental, donde el Estado Islámico trata insistentemente de romper el cerco.

Las fuerzas gubernamentales sirias, apoyadas por la aviación rusa, iniciaron su ofensiva contra la organización radical suní en Deir ez-Zor el pasado 2 de septiembre.

En paralelo, las FSD, una alianza armada rebelde liderada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos, comenzó su propia campaña contra los extremistas el día 9 en zonas al este del Éufrates.

Deir ez-Zor es uno de los bastiones principales del Estado Islámico en Siria, junto con la ciudad de Al Raqa, antigua capital del autoproclamado Califato.

Las FDS esperan tomar la totalidad de Al Raqa y expulsar al grupo yihadista en menos de un mes, según dijo el lunes un comandante kurdo.

La coalición de milicias kurdo-árabes anunció el pasado 6 de noviembre el comienzo de las operaciones para la reconquista de Al Raqa, en el marco de la ofensiva Éufrates Enfurecido, y desde entonces logró numerosos avances frente a la organización radical suní.

El Estado Islámico colocó minas antipersona en los barrios de la ciudad que controla, después de que las FDS cercaran la localidad desde tres frentes. Los milicianos vestidos de negro también emplearon a francotiradores para disparar contra los civiles.

(Fuente: Agencias)

Las Fuerzas Armadas sirias liberan el 85 por ciento del país del Estado Islámico

(SOS).- El 85 por ciento del territorio de Siria ya está liberado de combatientes del Estado Islámico, como resultado de las operaciones de las fuerzas gubernamentales sirias con apoyo de la aviación rusa en la última semana, informó este martes un responsable militar ruso.

“En la última semana, las fuerzas gubernamentales sirias lograron grandes éxitos en las zonas oriental y central del país, como resultado de lo cual se ha liberado de los combatientes del Estado Islámico el 85 por ciento del territorio de la república”, dijo el jefe de las fuerzas rusas en Siria, el teniente general Alexander Lapin.

En una videoconferencia desde la base aérea de Hmeymim, el alto cargo militar aseguró que para liberar todo el país de “los grupos terroristas Estado Islámico y Frente al-Nusra” solo le quedan al Ejército sirio 27.800 kilómetros cuadrados.

En total, las tropas sirias han liberado durante la última semana ocho localidades, indicó el teniente general Lapin, al tiempo que reconoció que, pese a haber sufrido importantes bajas, los terroristas “continúan prestando una fuerte resistencia”.

Además, el jefe militar afirmó que los aviones rusos destruyeron cerca de 180 objetos de los yihadistas en Siria durante un día.

“Solamente ayer para apoyar la ofensiva del Ejército sirio en la zona de Akerbat los aviones de la Fuerza Aérea rusa realizaron más de 50 vuelos, durante los cuales fueron destruidos alrededor de 180 objetos de la infraestructura de grupos armados”, subrayó el teniente general Lapin.

El jefe de las fuerzas rusas en Siria explicó que la ciudad de Akerbat, arrebatada a los extremistas, tiene una gran relevancia estratégica, ya que es un importante nudo de transporte.

“De esta forma, fueron bloqueadas las vías de suministro de municiones y recursos materiales a los terroristas”, añadió.

Por último, el teniente general Lapin señaló que los militares rusos ya han suministrado más de 50 toneladas de ayuda humanitaria a los habitantes de los territorios liberados.

Rusia proporciona cobertura aérea a las operaciones del Ejército sirio desde 2015, un respaldo que cambió el curso del conflicto y dio a las tropas gubernamentales y a sus aliados una ventaja sobre las milicias radicales que operan en Siria.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio libera la ciudad de Deir ez-Zor

(SOS).- Los medios de comunicación locales anunciaron este martes la ruptura del asedio al que el Estado Islámico ha sometido la ciudad oriental de Deir ez-Zor durante tres años. El Ejército sirio, apoyado por sus aliados, consiguió conectar desde el frente oeste la base de la Brigada Mecanizada 137ª a primera hora de la tarde. El logro culmina meses de avances a través del desierto, que se aceleraron notablemente durante las últimas 48 horas, con el apoyo aéreo de la aviación rusa, tomando hasta 2.000 kilómetros cuadrados.

Tanto los soldados de las fuerzas especiales Tigre, que protagonizaron el avance final, como los vecinos de Deir ez-Zor, dentro de la urbe, celebraron el fin del cerco. Ya el domingo pasado por la noche, con las noticias de la inminente llegada de los soldados del exterior, el casco urbano rugió de júbilo. Esta acción supone un duro golpe a un grupo yihadista en constante declive y permitirá aliviar las condiciones vitales de cerca de cien mil habitantes, que han dependido durante meses de ayuda humanitaria lanzada desde el aire.

El presidente sirio, Bashar al-Assad, llamó personalmente a los militares rescatados para agradecerles sus meses de resistencia ante los envites de los milicianos vestidos de negro. “La historia recordará que, pese a ser pocos, disteis lo mejor de vosotros sin escatimar para proteger el Gobierno y sus ciudadanos indefensos”, dijo Assad al general mayor Rafiq Shehade, responsable del comité de seguridad de Deir ez-Zor, y al resto de acuartelados en la localidad.

La prensa siria advirtió de que el aeropuerto militar, en las inmediaciones de la ciudad, continúa rodeado. Se espera que esta base, que hace un año sufrió un bombardeo de Estados Unidos que mató a 62 soldados, sea recuperada en breve.

Las últimas horas del ataque fueron particularmente devastadoras para la organización radical suní. El Ministerio de Defensa ruso anunció el lanzamiento de misiles de crucero Kalibr desde una fragata anclada en el Mediterráneo. El ataque se concentró en una zona fortificada en las afueras de la localidad de Ash-Shola, que estaba en poder de una unidad del Estado Islámico integrada fundamentalmente por guerrilleros provenientes de países surgidos de la desaparecida Unión Soviética. Un día antes, Moscú había anunciado la muerte de dos observadores del alto el fuego por proyectiles procedentes de Deir ez-Zor.

Los misiles balísticos rusos destruyeron puestos de mando, un centro de comunicaciones, varios arsenales y un taller de reparación de blindados. También fue eliminado un elevado número de yihadistas. Los blancos fueron investigados con anterioridad y los resultados del lanzamiento fueron confirmados por aviones de inteligencia y drones. Con esta acción se ayudó a frustrar los planes de la organización radical suní para reagrupar sus fuerzas y fortalecer sus posiciones.

Con la entrada en Deir ez-Zor y el consecuente alivio de decenas de miles de ciudadanos sirios, que han pasado 27 meses sin apenas acceso a alimentos frescos y sufriendo ataques periódicos, además de los estragos del desempleo y de una economía en estado crítico, el Gobierno sirio se apunta una victoria crucial. Su último tanto fue en Alepo, cuando sus fuerzas, apoyadas por Rusia, Irán y Hezbolá, acabaron con la presencia de los grupos terroristas en la segunda mayor ciudad de Siria.

La victoria en Deir ez-Zor, al mismo tiempo, pone a las tropas gubernamentales en la delantera de la lucha contra el Califato en el este de Siria. Las FDS, respaldadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, habían intentado infructuosamente llegar a Deir ez-Zor desde el norte. Ahora, el Ejército sirio parte con ventaja para derrocar a la organización radical suní en Al Mayadin y en Al Bukamal, las otras dos ciudades importantes, a parte de Al Raqa, que permanecen en Siria bajo control del Estado Islámico.