La cumbre de Teherán puede determinar el futuro de la provincia siria de Idlib

(SOS).- La reunión sobre Siria que celebran mañana en Teherán los presidentes de Rusia, Turquía e Irán estará centrada en la inminente operación militar contra la provincia de Idlib, el último gran bastión de los extremistas.

En los últimos días, se han sucedido las declaraciones sobre posibles actuaciones en Idlib, así como los llamamientos a la contención temiendo que una ofensiva del Ejército sirio en esa provincia cause un baño de sangre y una catástrofe humanitaria.

Vladimir Putin, Recep Tayyip Erdogan y Hasan Rohani continuarán en el encuentro de mañana el llamado proceso de paz de Astaná, que ha eclipsado las conversaciones de la ONU para lograr una solución negociada al conflicto sirio y que mañana tendrá un énfasis especial en la suerte de Idlib.

La postura de estos tres países difiere. Rusia e Irán son los principales valedores del Gobierno sirio, mientras que Turquía respalda a diferentes grupos armados.

Erdogan alertó ayer de que un ataque a gran escala puede desencadenar una fuerte oleada de refugiados hacia Turquía, limítrofe con Idlib.

“Ojalá en la cumbre de Teherán tengamos un resultado positivo y consigamos prevenir acciones desproporcionadas contra los habitantes de esa región”, subrayó el presidente turco.

Desde el Kremlin, sin embargo, insistieron en que en Idlib se ha formado “un nido terrorista”, por lo que “hay que solucionar ese problema”.

Rusia asegura que el Ejército sirio se prepara para “arreglar” la situación en el último feudo extremista.

En la misma línea, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo que “los terroristas que operan en Idlib deben ser erradicados”, aunque matizó que su expulsión se llevará a cabo con “pérdidas humanas mínimas”.

Zarif viajó esta semana a Damasco para reunirse con el presidente Bashar al Assad y con su homólogo sirio, Walid al Mualem, en el marco de los contactos que también ha realizado con las autoridades rusas y turcas para abordar los siguientes pasos a dar en Idlib.

Idlib, en el noroeste de Siria y fronteriza con Turquía, es la última provincia que escapa al control del Gobierno sirio y está dominada en gran parte por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

Desde hace semanas, Damasco envía refuerzos militares a los alrededores de Idlib para liberar la región, al igual que hizo en los últimos meses en otros feudos extremistas, como Guta Oriental, a las afueras de Damasco, o en Deraa, en el sur del país.

Las voces contra la ofensiva no han dejado de escucharse. El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a Rusia, Irán y Siria de que supondría un “grave error” y acarrearía una “tragedia humanitaria”.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, pidió a Putin y Erdogan “que hablen y que encuentren una solución” a esta crisis.

“Tratemos de evitar que la última y probablemente mayor batalla de esta guerra en Siria termine en un baño de sangre. Pedimos a todos los países que mantengan una presión moral para evitar una opción militar drástica en Idlib y dar más tiempo a las negociaciones”, insistió De Mistura.

En paralelo a la cumbre de Teherán, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá también el viernes para analizar la inminente ofensiva y tratar de “evitar” una tragedia.

Anuncios

Al menos dos efectivos sirios mueren en varias explosiones al oeste de Damasco

(SOS).- Al menos dos efectivos sirios murieron este domingo en varias explosiones que se produjeron esta madrugada en el aeropuerto militar de Mezze, al oeste de la ciudad de Damasco. Fuentes locales acusaron a Israel de perpetrar un ataque contra el aeródromo, aunque Siria lo niega.

La cifra de muertos podría aumentar por la gravedad de los once heridos que han sufrido lesiones por la explosiones ocurridas en la provincia homónima.

Según las citadas fuentes locales, el origen de esta explosión se debe supuestamente al “lanzamiento de misiles israelíes” contra almacenes que contenían munición ubicados en el interior del complejo castrense.

Sin embargo, una fuente militar siria indicó poco después que el aeropuerto de Mezze “no fue blanco de un ataque israelí”.

Según la misma fuente, las explosiones, que se escucharon en la capital siria, fueron causadas por un “cortocircuito” que tuvo lugar en un almacén de munición, que se ubica “cerca” de la base militar de Mezze.

La medios de comunicación oficiales difundieron esta madrugada imágenes de la explosión, en las que se veía una gran bola de fuego desde un lugar no preciso.

A principios del pasado mes de julio, la prensa local informó de que las baterías antiaéreas sirias respondieron a un ataque con misiles contra el aeropuerto militar T4, en la provincia central de Homs, y atribuyó el ataque a Israel.

Anteriormente, en otro ataque contra esa instalación, perecieron al menos catorce militares.

Los ataques israelíes, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas que luchan en Siria en el bando gubernamental.

Esta explosión se produce en un momento de gran tensión en el país árabe, que se prepara para lanzar una ofensiva contra la región norteña de Idlib, el último bastión extremista en Siria.

Turquía, que tiene efectivos desplegados en el norte de Siria para luchar contra las milicias kurdas, ha advertido reiteradamente de las consecuencias humanitarias que tendría una ofensiva a gran escala contra Idlib, donde residen 2,9 millones de personas, según la ONU, cifra que Ankara eleva a 3,5 millones.

Unos 150 refugiados sirios regresan a su país desde el Líbano

(SOS).- Cerca de 150 sirios refugiados en el Líbano regresaron este lunes a su país en un convoy como parte del acuerdo entre las autoridades de Damasco y Beirut, informaron las agencias oficiales de ambos países.

Los refugiados, que residían en Chebaa (sureste) y en varias localidades del valle de la Bekaa (este), salieron rumbo a Siria por el paso fronterizo de Masnaa en ocho autobuses tras recibir la aprobación del Gobierno de Damasco, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN) del Líbano.

La operación tuvo lugar en medio de estrictas medidas de seguridad impuestas por el Ejército y la Policía libanesas y fue supervisada por la Agencia de Seguridad Nacional.

La agencia oficial siria SANA informó de que el convoy atravesó el paso fronterizo y se dirigirá hacia la provincia de Rif Damasco, que rodea la capital siria.

Desde diciembre pasado, unos cinco mil sirios han regresado a su país de modo voluntario desde el Líbano, según dijo una fuente de la Seguridad Nacional.

Las autoridades de Beirut han instado a los refugiados a emprender el retorno a su país, porque el Líbano no tiene capacidad para costear su estancia en el país, según el Gobierno.

La Agencia de Seguridad Nacional ha abierto centros en todo el país para que se inscriban los refugiados que quieran regresar de modo voluntario.

El grupo chií Hizbulá y la Corriente Patriótica Libre (CPL), grupo político del presidente libanés, Michel Aoun, han abierto centros similares por su cuenta.

A finales de julio, Rusia, el principal aliado de Siria, presentó a Beirut un plan para el regreso al país de 890 mil refugiados desde el Líbano.

Siria repele un ataque con misiles al oeste de Damasco

(SOS).- Las autoridades sirias informaron este viernes de que sus defensas aéreas repelieron un “objetivo hostil” al oeste de la capital, Damasco, y testigos presenciales detallaron que se produjo un ataque con misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales.

Las autoridades no especificaron la naturaleza del “objetivo hostil” pero dijeron que fue destruido, citando a una fuente militar no identificada.

Por su parte, los testigos oculares indicaron que se produjeron varias explosiones al oeste de Damasco, originadas por el impacto de misiles contra posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Se desconoce de momento si hay víctimas y si el ataque fue perpetrado por Israel, ya que esta no sería la primera vez que el país vecino ataca objetivos en territorio sirio.

A principios del pasado mes de julio, las baterías antiaéreas sirias respondieron a un ataque con misiles contra el aeropuerto militar T4, en la provincia central de Homs, y las autoridades atribuyeron el ataque a Israel.

Anteriormente, en otro ataque contra esa instalación, perecieron al menos catorce militares leales a Damasco.

Los ataques israelíes en territorio sirio, que este país no suele reconocer, tienen como objetivo posiciones de las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Nabih Berri: Las fuerzas iraníes y Hezbolá seguirán en Siria hasta derrotar el terrorismo

(SOS).- El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, ha afirmado este miércoles que el partido-milicia chií libanés Hezbolá y las fuerzas iraníes no se retirarán de Siria mientras continúen las operaciones contra el terrorismo.

Estados Unidos exige la retirada de esas fuerzas pese a que tiene tropas en el territorio sirio sin permiso del Gobierno legítimo del país, ha recordado el político libanés.

“(No se retirarán) mientras no se libere a Siria y se recupere su integridad territorial”, ha indicado, en una entrevista.

Así, ha resaltado que las fuerzas iraníes se encuentran desplegadas en Siria a petición de las autoridades de Damasco y ha manifestado que, “de no ser por Hezbolá, el Estado Islámico ya estaría” en Líbano.

Berri, miembro de la comunidad chií y recientemente elegido para un sexto mandato consecutivo como presidente del Parlamento, ha apuntado además que Líbano y Siria son “como hermanos gemelos”. “Todo lo que sucede en Siria incide en Líbano”, ha añadido.

En este sentido, se ha pronunciado contra una división territorial de Siria y ha argumentado que ello implicaría un cambio a nivel regional y un reparto de las zonas de influencia en Oriente Medio.

“Será imposible lograr una solución política de la crisis en Siria sin negociaciones en las que participen Rusia, Estados Unidos, Turquía, Irán, Arabia Saudí, Egipto y algún país de la Unión Europea”, ha aseverado.

Según el octogenario dirigente chií, las posibles negociaciones se podrían organizar en un formato parecido al del Grupo 5+1, que logró el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán.

Por otra parte, ha asegurado que la cooperación entre Beirut y Teherán no ha sufrido cambios por las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán. “Tenemos excelentes relaciones con Teherán, no es nada nuevo”, ha sostenido.

El presidente del Parlamento libanés ha criticado además la decisión de Washington de trasladar a Jerusalén su Embajada en Israel y la ha descrito como “un abuso de un poder que no tiene”.

A su vez, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que pondrá en libertad en Siria a un ciudadano norteamericano acusado de ser miembro del Estado Islámico.

El hombre, con doble nacionalidad estadounidense y saudí, fue capturado en Siria y estuvo retenido en Irak sin representación legal hasta que la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) intervino en su nombre ante el tribunal federal de Estados Unidos en octubre de 2017.

“El Gobierno ha admitido por fin que no tiene motivos para continuar reteniendo a nuestro cliente”, ha manifestado el abogado Jonathan Hafetz, de la ACLU, en un comunicado.

El detenido fue capturado en septiembre de 2017 por las FDS, una coalición de milicias respaldadas por Washington, antes de ser entregado a Estados Unidos.

El Gobierno sirio logra un nuevo acuerdo para la salida de yihadistas del sur de Damasco

(SOS).- Las autoridades sirias y grupos yihadistas, entre los que figuran el Estado Islámico y la filial siria de Al Qaeda, alcanzaron hoy un nuevo acuerdo en el sur de Damasco, donde las hostilidades se han intensificado en las últimas horas.

Fuentes oficiales informaron de que se ha logrado “un acuerdo de alto el fuego en Guta Occidental entre el Estado sirio y organizaciones armadas después de su rendición”.

Esas mismas fuentes no precisaron las zonas de Guta Occidental, que se extiende por el extrarradio suroeste de la capital siria, donde entrará en vigor el arreglo, aunque mostraron imágenes del distrito de Hayar al Asuad, donde hay presencia del Estado Islámico.

Según explicaron, el pacto estipula también “la entrega de armas pesadas y medianas por parte de los grupos armados” y la salida de sus combatientes hacia la región de Al Badia, una área desértica del este de la provincia de Homs, y hacia Idlib, en el norte.

Las huestes de Abu Bakr al Baghdadi controlan partes del este de Homs, mientras que casi toda Idlib están en poder de Hayat Tahrir al Sham, la filial siria de Al Qaeda, y otras facciones.

Rusia supervisará la salida de los milicianos de Guta Occidental.

Sin embargo, la operación militar de las fuerzas gubernamentales sirias no parará hasta que se cumplan todos los puntos del acuerdo.

El Estado Islámico anunció, a través de los mediadores en el proceso de negociación, que aceptaba el pacto con las autoridades sirias.

Las conversaciones se han desarrollado entre representantes rusos y de las fuerzas gubernamentales, por un lado, y la organización extremista, por otro.

Los yihadistas han aceptado después de que se intensificaran los combates entre ambas partes en los alrededores del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y el barrio de Al Tadamun, en el sur de Damasco.

(Fuente: Agencias)

Comienza la evacuación de milicianos de Jaish al Islam de una zona al norte de la capital siria

(SOS).- Unas 2.500 personas, entre combatientes y sus familiares, partieron hoy hacia áreas del norte de Siria desde la zona de Al Dumair, al norte de Damasco, en aplicación de un acuerdo con las fuerzas gubernamentales sirias y Rusia.

Los milicianos abandonaron Al Dumair en varios autobuses con destino a las poblaciones de Yarablus y Al Bab, en el noreste de la provincia de Alepo y en poder de facciones armadas apoyadas por Turquía.

Está previsto que mañana salga otro grupo de extremistas de Al Dumair, en la región de Al Qalamun Oriental.

Fuentes oficiales informaron hace unas horas de que ya había comenzado la evacuación de combatientes de Jaish al Islam con la entrada de varios autobuses en la citada localidad siria.

Durante la jornada de ayer, los miembros del grupo extremista entregaron sus armas pesadas y medianas a las autoridades en Al Dumair, como paso previo de la evacuación.

Hace dos días ambas partes alcanzaron un acuerdo, que en la práctica es una rendición de Jaish al Islam.

El arreglo fue negociado por representantes rusos y de las fuerzas gubernamentales sirias, por un lado, y de los milicianos, por otro.

Pactos similares se han alcanzado en las últimas semanas en la región de Guta Oriental, antiguamente el principal feudo extremista de las afueras de Damasco, que fue declarado “libre de terroristas” por las Fuerzas Armadas sirias el pasado sábado.

El Ejército nacional y sus aliados iniciaron una ofensiva en Guta Oriental a finales de febrero y, gracias a los avances sobre el terreno y a los acuerdos con las distintas facciones que operaban en la región, han acabado consiguiendo su control total.

Actualmente, en Damasco y sus proximidades tan solo queda presencia de grupos radicales en Al Qalamun Oriental y en algunos barrios del sur de la capital, donde se encuentra el Estado Islámico.

En los distritos del sur de Damasco hoy se logró un acuerdo “de principios” entre las partes para la salida de los milicianos vestidos de negro en los próximos días.

(Fuente: Agencias)