Comienza una operación militar a gran escala en la provincia siria de Idlib

(SOS).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acabado con semanas de rumores dando el pistoletazo de salida a una operación militar en el noroeste de Siria este sábado por la mañana. Durante un encuentro del partido AKP, el mandatario ha dicho que hay en curso “una seria operación en Idlib”, por el momento sin participación directa de soldados turcos. El anuncio llega tras un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán de establecer en esta provincia una zona de distensión entre el Gobierno sirio y los rebeldes.

“Siguiendo la operación Escudo del Éufrates, lanzada hace un año para alejar al Estado Islámico de la frontera e impedir la expansión kurda por el norte de Siria, damos un paso adelante para proporcionar seguridad a Idlib”, ha expuesto Erdogan, quien ha matizado que las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), desplegadas por la frontera, no pisarán suelo sirio por ahora. Sí lo harán unos 800 milicianos del ESL, a quienes el ejército turco cubrirá desde la retaguardia.

Desde primera hora de la mañana, varios medios locales han mostrado imágenes de trabajos de derribo de un pedazo del muro de hormigón que Turquía construyó, tiempo atrás, ya durante el conflicto sirio, para impedir el cruce ilegal de la frontera con la provincia turca de Hatay. Al mismo tiempo, unos altavoces colocados en el paso fronterizo de Cilvegözu han emitido la marcha de Istiklal, el himno nacional turco, y otras marchas militares y poemas épicos a fin de envalentonar a las tropas.

Al otro lado aguardan los combatientes de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, logró apoderarse de gran parte de Idlib el pasado mes de agosto, tras vencer a otras milicias del ESL junto a las que había luchado anteriormente contra el Gobierno sirio. La organización HTS queda al margen de los acuerdos sobre la reducción de hostilidades en Idlib, pactados por Ankara, Moscú y Teherán en la mesa de negociaciones de Astaná.

Erdogan ha dicho que la aviación rusa respaldará al ESL contra el antiguo Frente al-Nusra. En una segunda fase, cuando los yihadistas hayan sido derrotados, Irán, Rusia y Turquía desplegarán unidades dedicadas a garantizar el fin de las hostilidades en la zona.

Idlib y Hama conforman una de las franjas de territorio fuera del control gubernamental sirio. La población se ha disparado hasta los dos millones debido a la llegada de miles de desplazados internos, que viven en campos en condiciones muy difíciles. La irrupción de la filial de Al Qaeda fue vista inicialmente con buenos ojos dada su beligerancia contra el Gobierno sirio. Pero sus imposiciones normativas y sus ataques a otros grupos rebeldes han acabado convirtiéndoles en el enemigo.

Erdogan ha asegurado que “se han hecho los preparativos necesarios en caso de flujo de refugiados de Idlib a Turquía”, sin ahondar en detalles. En cuanto a su relación con el ejecutivo de Bashar al-Assad, cuya salida del poder empezó exigiendo hace seis años y medio, pero al que últimamente no menciona, Erdogan ha dicho que es “algo de lo que se encarga Rusia, y nosotros hemos adoptado medidas en otras áreas”.

Al cierre de esta edición, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona. En la retaguardia turca, esperaban órdenes unos 20 tanques y medio millar de soldados llegados recientemente.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Los líderes del Estado Islámico quieren crear otra red terrorista internacional

(SOS).- El director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, Alexandr Bortnikov, advirtió hoy de que los líderes del Estado Islámico, prácticamente derrotados en Siria e Irak, tienen intención de crear otra red terrorista internacional.

“Tras sufrir prácticamente una derrota en la creación de su califato en Siria e Irak, los jefes del Estado Islámico y de otros grupos terroristas aliados se han propuesto crear una nueva red terrorista mundial”, dijo Bortnikov al abrir en Krasnodar (sur de Rusia) el 16º Consejo de jefes de inteligencia en el que participan delegaciones de 74 países.

El jefe del FSB recordó que en lo que va de año, el número de muertos en atentados terroristas en todo el planeta “se cuenta por miles”.

“En la actualidad los líderes de las organizaciones terroristas internacionales redistribuyen sus fuerzas y medios. Sus milicianos se expanden más allá de Oriente Próximo y se concentran en regiones inestables con el objetivo de crear nuevos focos de tensión y conflictos armados”, aseguró Bortnikov.

Afganistán es, según el FSB, el país dónde más combatientes nuevos del Estado Islámico han llegado tras sus derrotas militares en Siria e Irak, y desde el que pueden infiltrarse en Irán, China, India y las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central.

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, destacó que la reciente reunión en Ankara entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, ya ha dado sus resultados en la lucha antiterrorista en Siria.

“Las negociaciones en Ankara entre los presidentes de Rusia y Turquía han dado su resultado. Los grupos armados que entraron en los acuerdos sobre la zona de seguridad en Idlib han empezado a luchar más activamente contra el Frente al-Nusra”, afirmó Lavrov.

A su vez, el Ministerio de Defensa de Rusia informó hoy de que el líder de Hayat Tahrir al-Sham (antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda), Abu Muhammad Al Julani, resultó herido de gravedad en un bombardeo lanzado ayer por la aviación rusa en Siria.

“Como resultado del ataque, el líder de Al Nusra, Abu Muhammad Al Julani, recibió múltiples heridas por esquirlas y se quedó sin un brazo. Según varias fuentes independientes, se encuentra en estado crítico”, indicó el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov, en un comunicado difundido por su cartera.

(Fuente: Agencias)

Al Qaeda premia a los Cascos Blancos

(SOS).- Se ciernen nuevas sombras inquietantes sobre los Cascos Blancos sirios. A pesar del triunfo en los últimos Oscar del documental  homónimo producido por Netflix y de varios reconocimientos internacionales –como el premio Right Livelihood Award– surgen nuevas dudas sobre la proximidad de la organización humanitaria con la formación salafista Hayat Tahrir al-Sham, la rama de Al Qaeda en Siria. Los Cascos Blancos habrían aceptado recientemente un premio en Idlib, otorgado por el citado grupo terrorista, y que fue entregado durante un acto celebrado en su honor. El vídeo que inmortaliza el evento se difundió en Twitter y fue recogido por algunas agencias de noticias como Mintpress.

Tahrir al-Sham y los Cascos Blancos sirios

“Quisiera agradecer a mis hermanos de Hayat Tahrir al-Sham (Frente al-Nusra) por esta ceremonia en nuestro honor y por todos los que han participado en la organización de este evento”, afirma el voluntario, al recibir el premio. El condicional y la precaución en estos casos son obligatorios, pero se trataría, según los testigos, de un miembro afiliado a los Cascos Blancos y perteneciente a la protección civil siria. En el vídeo, en árabe y con subtítulos en inglés, se celebra el evento organizado por Tahrir al-Sham en honor de los Cascos Blancos y de su compromiso en el campo de batalla al lado de la revolución: “Con la revolución siria entrando en su séptimo año, Tahrir al-Sham quiere honrar a sus soldados en la sombra que han pasado días y noches enteros sirviendo a su pueblo”.

Abu Jaber alaba a la organización

En otro vídeo que está rondando por la web y las redes sociales, el líder del grupo terrorista, Abu Jaber, elogia abiertamente a los Cascos Blancos, llamándolos los “soldados ocultos de la revolución”. La pregunta que surge es: si esta organización verdaderamente es tan imparcial, ¿por qué Abu Jaber, que es la cabeza de una organización terrorista y extremista, se expresa en estos términos? A pesar de los desmentidos de rigor, las pruebas que certifican la proximidad de los Cascos Blancos a las formaciones salafistas y terroristas empiezan a pesar.

Los vínculos con los terroristas y las investigaciones internacionales

Varias investigaciones internacionales, a pesar de las celebraciones y los Oscar, han revelado la verdadera identidad de los Cascos Blancos sirios. La periodista independiente Vanessa Beeley ha analizado los lazos de la conocida ONG con los terroristas de Tahrir Hayat al-Sham. “Con más de 60 millones de euros procedentes de Gran Bretaña y otros países como Holanda –observa– los Cascos Blancos son una de las ONG más subvencionadas en el teatro de la guerra siria. Afirman que no están vinculados a ningún grupo en Siria y que son independientes. En realidad están bien integrados en Al Nusra y relacionados con la mayoría de las estructuras terroristas en Siria. Durante mi reciente viaje a Siria, me ha sorprendido la respuesta de la mayoría de los sirios cuando les pregunté si sabían quiénes eran los Cascos Blancos: la mayoría de la gente nunca había oído hablar de ellos”.

James Le Mesurier, el fundador de los Cascos Blancos

El fundador de los Cascos Blancos es James Le Mesurier, un ex militar que se graduó en la Elite Royal Military Academy de Gran Bretaña, en Sandhurst; un oficial británico que formaba parte del servicio de inteligencia, y que estuvo involucrado en una larga serie de operaciones militares de la OTAN en muchos escenarios de guerra, como Bosnia, Kosovo e Irak. Le Mesurier también cuenta en su haber con una serie de cargos de alto nivel en las Naciones Unidas, la Unión Europea y el Reino Unido. Además, tiene una estrecha relación con la Academi, la empresa militar privada fundada en 1997 por Erik Prince.

(Fuente: Gli Occhi Della Guerra)

El Estado Islámico pretende crear una nueva red yihadista a gran escala

(SOS).- El Estado Islámico (EI) está llevando a cabo negociaciones con otras organizaciones extremistas para establecer una alianza y han empezado a crear bases en nuevos territorios, ha advertido ayer el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, Alexander Bortnikov.

“Tenemos información de negociaciones del EI con otras organizaciones yihadistas para formar una posible alianza”, ha dicho Bortnikov durante su intervención en la VI Conferencia Internacional de Seguridad que se celebra en Moscú.

Según el jefe del FSB, los líderes del Estado Islámico, Hayat Tahrir al- Sham y Al Qaeda, “al darse cuenta de que corren el riesgo de ser erradicados, han comenzado a cambiar sus tácticas”. “En particular, han intensificado el desplazamiento de militantes a Afganistán, Yemen y al interior del continente africano, donde han empezado a establecer sus fortalezas y bases”, ha explicado.

En este sentido, Bórtnikov ha destacado que los yihadistas “prácticamente han creado una nueva red terrorista a gran escala”.

Por su parte, Irak también cree que el Estado Islámico busca ahora una alianza con Al Qaeda, debido a las derrotas cosechadas en los últimos meses en la región de Mosul.

El vicepresidente iraquí, Iyad Alaui, ha asegurado que “han comenzado los contactos. Hay debates y diálogo entre mensajeros que representan a Al Baghdadi y Al Zawahiri”.

Alaui ha señalado que la información le ha llegado de fuentes iraquíes y de contactos en países vecinos.

El grupo radical suní liderado por Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Baghdadi, se escindió de Al Qaeda en 2014 y tras lograr hacerse con el noreste de Siria y el noroeste de Irak, el dirigente islamista proclamó un Califato. Desde entonces ambas formaciones rivalizan por liderar el yihadismo a nivel global.

(Fuente: Agencias)

Cientos de yihadistas mueren en los combates con el Ejército sirio a las afueras de Damasco

(SOS).- Al menos 450 integrantes del movimiento extremista suní Hayat Tahrir al-Sham (Organización para la liberación del Levante), afiliado a Al Qaeda en Siria, han muerto en los últimos cuatro días durante los intensos combates contra el Ejército sirio en el barrio de Jobar, en el extrarradio de Damasco.

La operación comenzó el pasado martes, cuando las fuerzas de seguridad sirias constataron que decenas de yihadistas se habían infiltrado en un complejo de fábricas textiles en el norte del distrito.

Durante los combates, el Ejército sirio se ha incautado de vehículos cargados de explosivos, tanques, vehículos acorazados, cinco lanzamorteros, tres cañones y 15 ametralladoras.

Además, las tropas gubernamentales han aprovechado para bombardear las rutas de suministro y los trayectos de desplazamiento de los yihadistas en la cercana localidad de Ghouta, según informaron fuentes militares.

Pese a que en Siria los viernes son tradicionalmente días de descanso, los enfrentamientos han proseguido esta mañana con la participación de las Fuerzas Aéreas.

La ex filial siria de Al Qaeda, Jabhat Fatah al-Sham, y sus aliados intentaron romper la defensa de las tropas del gobierno en la región de Jobar el viernes temprano. Los atacantes sufrieron graves pérdidas.

Al mismo tiempo, un destacamento numeroso de extremistas trató de avanzar en dirección a la plaza de los Abasíes.

En caso de que hubiesen logrado su propósito, el control sobre esta zona les habría abierto la vía al centro histórico de la capital.

Sin embargo, en esta dirección las posiciones del Ejército sirio son especialmente fuertes y la ofensiva fue repelida.

(Fuente: Agencias)

Intensos combates entre el Ejército sirio y las facciones yihadistas en el noreste de Damasco

(SOS).- El Ejército sirio y sus aliados recuperaron ayer el terreno que perdieron el domingo frente a facciones yihadistas, entre las que figura la ex filial siria de Al Qaeda, en el extrarradio nororiental de Damasco. La prensa local aseguró que varias unidades castrenses retomaron todas las áreas en las que los “grupos terroristas” se infiltraron el domingo.

Una fuente militar explicó que los soldados sirios reconquistaron todos los puntos que habían sido controlados por combatientes de la ex filial de Al Qaeda y sus aliados en una zona de fábricas en el norte del barrio de Jobar.

La fuente añadió que la operación militar fue “precisa y decisiva” y que los efectivos gubernamentales causaron un gran número de bajas entre sus oponentes.

El domingo, la alianza en torno a la ex filial siria de Al Qaeda, Hayat Tahrir al-Sham (Organismo para la Liberación del Levante), anunció el comienzo de una ofensiva en Jobar, suburbio próximo al casco antiguo de la ciudad, que denominó como la batalla “Servidores de Dios, manteneos firmes”.

En las últimas horas las fuerzas sirias reaccionaron con un contraataque en el que avanzaron por la estación de Al Abasiyin y el área industrial, que une las partes que dominan las facciones extremistas en Jobar y en el vecino distrito de Al Qabun.

Los disparos de artillería y los bombardeos de aviones no identificados fueron intensos en las últimas horas en Jobar, donde se registraron un centenar de ataques aéreos, apuntó la fuente.

Sin embargo, a última hora de la tarde, se impuso una calma aparente en esa parte de la capital, donde cesaron los bombardeos y los choques, tras el progreso de las fuerzas armadas sirias.

Durante los combates de ayer, un edificio en desuso de la Embajada de Rusia en la capital siria sufrió daños por disparos de artillería, dijo el embajador de este país, Alexandr Kinschak, a medios rusos.

El diplomático detalló que ese inmueble “se encuentra en un barrio cercano a los territorios controlados por las grupos armados ilegales. Dado que está en una zona de alta peligrosidad, nos vimos forzados a renunciar a su uso”.

Los combates se recrudecieron en el noreste de Damasco, después de que la semana pasada las fuerzas gubernamentales sirias progresaran por esa zona e impusieran un cerco a los distritos de Al Qabun, Barze y Tishrin, en la periferia nororiental.

(Fuente: Agencias)

Detrás del doble atentado en Damasco, un grupo yihadista afiliado a Al Qaeda en Siria

(SOS).- El movimiento extremista suní Hayat Tahrir al-Sham (Organización para la liberación del Levante), afiliado a Al Qaeda en Siria, se atribuyó en la tarde del domingo el doble atentado terrorista perpetrado el día anterior en Damasco.

Según fuentes locales, el número de víctimas mortales ya asciende a 74, elevando el balance inicial de 40 muertos que hizo el Ministerio del Interior sirio. Entre los fallecidos se encuentran 54 peregrinos chiíes procedentes de Irak, ocho de ellos menores, y 20 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias, de los que 16 eran policías. Otras 120 personas resultaron heridas en el ataque, y varias permanecen en estado crítico.

“Es un mensaje para Irán y sus milicias”, señaló el grupo islamista radical en un comunicado difundido a través de la red social Telegram en el que calificó a los terroristas suicidas como “héroes”. A mediodía del sábado, los yihadistas detonaron dos cargas de explosivos en un aparcamiento para autocares turísticos situado en las proximidades del cementerio de Bab al-Saghur de Damasco, que alberga un importante mausoleo chií.

Fuentes de las fuerzas de seguridad sirias dijeron haber desactivado varios artefactos explosivos en diferentes puntos de la capital durante las horas posteriores al atentado.

En su mensaje, Hayat Tahrir al-Sham clamó venganza contra Irán por su apoyo al Gobierno de Siria en el conflicto. El ataque, un hecho raro en la ciudad de Damasco, se produjo en plena tregua y a cinco días del sexto aniversario del inicio de la guerra en el país árabe. La capital siria es una de las zonas menos afectadas por los combates.

El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio consideró que el doble atentado era “la respuesta a las victorias del Ejército” sobre los terroristas.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores iraquí anunció la formación de un gabinete de crisis -en cooperación con las autoridades sirias- para elaborar una lista de las víctimas y proporcionar ayuda de emergencia a los heridos y la repatriación de los fallecidos.

Los ejecutivos de ambos países manifestaron su repulsa por el atentado e hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para que lo condenen.

Hoy comenzó en Astaná una nueva ronda de conversaciones sobre el alto el fuego en Siria, bajo la tutela de Rusia, Turquía e Irán. Las consultas preliminares están programadas para este mismo martes, y una reunión plenaria se celebrará al día siguiente.

En enero y febrero, la capital de Kazakistán albergó dos rondas de conversaciones internacionales de alto nivel y una reunión técnica de expertos. El principal resultado de las negociaciones fue el acuerdo de Moscú, Ankara y Teherán sobre la creación de un grupo operativo para la supervisión de la tregua en el país árabe.

(Fuente: AsiaNews / Agencias)