El Ejército recupera el control de 14 localidades en el noroeste de Siria

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias recuperaron hoy el control de catorce localidades en el sur y el este de la provincia de Idlib (noroeste del país), tras intensificar los bombardeos en esa área.

Algunas de las poblaciones retomadas por el Ejército sirio son Ayaz, Jirbet Abu Ania, Jirbet Yashut, Abu Tahiha, Farya, Al Daudia, Abu Alich y Yeb al Qasab.

La aviación siria y la rusa aumentaron los ataques en esa parte de la provincia, lo que obligó a la alianza Hayat Tahrir al-Sham, antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, a replegarse de esas localidades.

Con este avance, las tropas gubernamentales y sus aliados dominan casi totalmente la frontera entre el sureste de Idlib y el noreste de la vecina región de Hama.

Además, cortan el camino a los miembros del Estado Islámico, presentes en algunos pueblos del noreste de Hama, para que no se infiltren en Idlib.

Los efectivos del Ejército sirio, comandados por el general Suheil Hasan, se sitúan ahora a 11 kilómetros del aeropuerto militar de Abu Duhur, en poder de Hayat Tahrir al-Sham y otras facciones, que es el objetivo principal de esta ofensiva.

Las fuerzas gubernamentales iniciaron las operaciones en Idlib y en Hama el pasado 22 de octubre.

Casi toda la provincia de Idlib están en poder del antiguo Frente al-Nusra y de otros grupos armados.

A finales de diciembre, el general Hasan asumió el mando de la campaña militar en Idlib, tras haber derrotado a las huestes de Abu Bakr al-Baghdadi en la urbe de Deir ez-Zor y a los combatientes de otras facciones en la ciudad de Alepo.

Por otra parte, las tropas gubernamentales sirias consiguieron romper el cerco impuesto desde hace una semana por grupos extremistas a una base militar de vehículos blindados en la ciudad de Harasta, al este de Damasco.

El Ejército sirio también logró recuperar el control de los molinos de harina situados cerca del acuartelamiento.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

El Ejército sirio envía refuerzos a las afueras de Damasco

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias han enviado refuerzos a Guta Oriental, el principal bastión rebelde de las afueras de Damasco, para contrarrestar el ataque de facciones extremistas contra sus posiciones en la última semana.

Las autoridades han destinado efectivos del cuerpo de élite de la Guardia Republicana y de las fuerzas especiales de la División IV del Ejército para recuperar el terreno perdido en la población de Harasta, al norte de la capital.

Las repetidas derrotas y las grandes pérdidas de los terroristas, han impulsado a sus elementos a intensificar los ataques contra las zonas residenciales. Decenas de cohetes caen cada día sobre el suburbio de Harasta y los barrios residenciales en el suroeste de Rif Damasco, en una flagrante violación del acuerdo sobre las zonas de distensión.

Una calma aparente reina hoy en la zona, aunque hay enfrentamientos y bombardeos esporádicos.

Ayer, las tropas sirias y sus aliados han logrado tomar otras diez localidades en la provincia de Idlib, en medio de su avance de los últimos días en la zona tras una ofensiva lanzada desde Hama.

Los avances han tenido lugar en el sureste de Idlib, y hasta la fecha las tropas sirias se han hecho con el control de 80 localidades en la zona, según fuentes locales.

La protección de decenas de miles de civiles —en el noreste de la provincia de Hama y en el sur de la de Idlib— preocupa a las agencias humanitarias sobre el terreno.

Por otra parte, el primer ministro Emad Jamis ha afirmado que las empresas iraníes tendrán prioridad en la fase de reconstrucción del país árabe, durante una reunión con una delegación parlamentaria de Irán.

Jamis ha asegurado que Siria ha adoptado todas las medidas para garantizar que las compañías iraníes participen en la reconstrucción y tengan acceso al mercado sirio.

El jefe del Gobierno ha hecho estas declaraciones durante un encuentro en Damasco con la delegación iraní, encabezada por el vicepresidente de la Asociación Parlamentaria de Amistad Sirio-Iraní, Ahmad Salek.

Además, Jamis ha agradecido el apoyo de Irán a Siria en la lucha contra el terrorismo en su territorio.

(Fuente: Agencias)

Las fuerzas gubernamentales siguen avanzando en el noroeste de Siria

(SOS).- Las fuerzas sirias siguieron avanzando este fin de semana en las provincias de Idlib y Hama, en el noroeste del país, y tomaron el control de la localidad de Atshan y otras zonas, tras los enfrentamientos con diferentes facciones armadas.

Según fuentes gubernamentales, las tropas leales a Damasco se hicieron con Atshan y se aproximaron a la ciudad de Jan Shijun, ubicada a unos 12 kilómetros de distancia, además consiguieron dominar las zonas de Al Hamdaniya, Al Nasariya, Al Salumiya, Abu Omar, Al Maraq y la colina Zatar, que se ubican en el noreste de la provincia de Hama, en el límite territorial con Idlib.

Después de sus progresos en los últimos días, los efectivos gubernamentales y sus aliados infligieron graves pérdidas humanas y materiales a los terroristas y controlan un total de 60 pueblos, aldeas y colinas en áreas estratégicas.

Todavía prosiguen los enfrentamientos violentos entre las tropas leales a Damasco y Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda. El Ejército sirio está bombardeando intensamente las posiciones de esta alianza extremista.

Tras un acuerdo con las autoridades para evacuar la zona considerada estratégica, miembros de HTS y de facciones rebeldes, sus familiares y otros civiles abandonaron anoche la localidad de Beit Yin, próxima a la frontera siria con Líbano e Israel.

Esta mañana llegaron a la provincia de Idlib cuatro autobuses que salieron de Beit Yin, con unos 100 combatientes. Además, seis vehículos accedieron durante la madrugada a la provincia meridional de Deraa, con otros 100 combatientes y unas 30 familias.

El Gobierno sirio ha podido retomar el control de destacadas regiones del país gracias a acuerdos con los milicianos rebeldes, que suelen ser evacuados a Idlib.

Casi toda la provincia de Idlib está en poder de la alianza Hayat Tahrir al-Sham y otros grupos armados. Las fuerzas gubernamentales intentan progresar por esta región desde la vecina Hama.

(Fuente: Agencias)

El Ejército sirio avanza frente a la filial de Al Qaeda y otras facciones en el noroeste del país

(SOS).- Las fuerzas gubernamentales sirias avanzaron hoy frente a la alianza Hayat Tahrir al-Sham (HTS), antiguo Frente al-Nusra y filial de Al Qaeda, y otras facciones armadas en el sur de la provincia de Idlib, en el noroeste del país.

Los efectivos sirios se hicieron con el control del monte y el pueblo de Al Agar, donde sus oponentes lanzaron poco después un contraataque para tratar de recuperar el terreno perdido, según informaron fuentes locales.

Ese monte es importante porque desde él se dominan amplias áreas del sureste de Idlib y el noreste de la vecina provincia de Hama.

Por el momento, las autoridades de Damasco no confirmaron este progreso. Aun así, señalaron que unidades del Ejército, apoyadas por la aviación nacional, alcanzaron este martes varias localidades en la frontera entre Idlib y Hama.

En el sur de Idlib, los soldados sirios, en cooperación con grupos de Defensa Nacional y milicias progubernamentales, avanzaron por el interior del pueblo de Al Ruida.

Los militares también abrieron fuego intenso de artillería contra los remanentes del antiguo Frente al-Nusra en el pueblo de Al Agar, lo que causó la muerte de un gran número de yihadistas, indicaron fuentes gubernamentales.

Las tropas sirias, tras  acabar con la presencia del Estado Islámico en la provincia de Deir ez-Zor y asegurar el mes pasado el control de Abu Kamal, en la frontera compartida con Irak, centran todos sus esfuerzos en las pocas zonas aun en manos de los grupos armados.

Idlib está controlada casi totalmente por la alianza Hayat Tahrir al-Sham y otras organizaciones y constituye el gran bastión de las facciones islamistas y rebeldes junto con Guta Oriental, en las afueras de Damasco.

Recientemente, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que el Ejército Árabe Sirio controlaba el 98 % del territorio y la victoria sobre los yihadistas estaba cerca.

(Fuente: Agencias)

Entra en Siria el mayor convoy militar turco desde el inicio de su despliegue en el norte

(SOS).- El martes ha entrado en Siria el mayor convoy militar turco que ha accedido hasta la fecha al país árabe, para desplegarse en áreas del norte de su territorio.

Decenas de carros blindados con un gran número de soldados y equipamiento han cruzado la frontera desde la provincia turca de Hatay hacia el paso Kafr Losin, en el norte de la provincia de Idlib.

Durante las últimas semanas, Turquía ha introducido varios convoyes en el norte de Siria, en el marco de una supuesta operación antiterrorista de Ankara.

Según el Ejército turco, sus unidades iniciaron el 12 de octubre el establecimiento de puntos de vigilancia, en coordinación con las actividades de exploración que comenzaron cuatro días antes en Idlib.

El motivo oficial de este despliegue en Idlib es para asegurar el cumplimiento del alto el fuego en esta provincia, acordado a mediados de septiembre en la conferencia sobre el conflicto sirio de Astaná, donde actuaron como garantes Rusia, Irán y Turquía.

No obstante, las milicias kurdas han afirmado en diferentes ocasiones que los militares turcos también se han dirigido a la vecina región de Alepo, a zonas próximas al enclave kurdosirio de Afrin.

La llegada de este convoy militar turco a territorio sirio se ha producido al mismo tiempo que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado que la misión militar turca en Siria está casi a punto de completarse.

No obstante, Erdogan ha recordado que Turquía aun no ha resuelto el caso de Afrin y que ahora las fuerzas militares turcas se enfocarán en dicha cuestión.

“Ahora solamente nos queda por delante el asunto de Afrin (…) Queremos que todos lo sepan. Sepan que no nos podemos comprometer. Puede que de repente una noche nos dirijamos hacia allá”, ha dicho el mandatario turco durante una reunión con altos mandos del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

Más allá de implementar el acuerdo firmado en Astaná, Erdogan ha admitido públicamente que entre sus prioridades está la de frenar el avance de las fuerzas kurdas y la posible creación de un Estado kurdo autónomo en su frontera sur.

En los últimos meses, la ciudad de Afrin, junto a otras localidades situadas en el norte de Alepo y bajo el control de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), ha sido blanco de ataques aéreos y de artillería de Turquía.

(Fuente: Agencias)

Siria exige la retirada inmediata de las fuerzas turcas de la provincia de Idlib

(SOS).- Siria ha exigido la retirada “inmediata e incondicional” de las tropas turcas de la provincia siria de Idlib, cuyo despliegue equivale a una “agresión flagrante”, ha señalado el Ministerio de Exteriores sirio.

“La República Árabe Siria condena en los términos más enérgicos la incursión de unidades militares turcas en la provincia de Idlib, que constituye una grave agresión contra la soberanía y la integridad territorial de Siria y una violación flagrante del derecho internacional”, ha manifestado Exteriores en un comunicado.

Desde la Cancillería siria han asegurado que la “incursión” de las tropas turcas constituye un “incumplimiento” del acuerdo alcanzado por Rusia, Turquía e Irán en la capital de Kazajistán, Astaná.

“El régimen turco no puede justificar de ninguna de las maneras” su acción, ha subrayado el Ministerio de Exteriores sirio, al tiempo que ha recordado que Turquía “tiene que cumplir con lo estipulado en el acuerdo de Astaná”.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha aseverado que las medidas adoptadas están dirigidas a mantener la seguridad en la frontera entre las dos naciones.

El pasado jueves, el Ejército turco anunció el despliegue de sus fuerzas en la provincia de Idlib. Los medios de comunicación indicaron que varias decenas de vehículos blindados y un centenar de militares cruzaron el paso fronterizo de Bab al-Hawa esa misma noche.

Según el portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en Afrin, Rojhat Roj, el convoy militar turco se trasladó a los puntos de contacto con las milicias kurdas y en ningún caso a zonas de Idlib.

Diferentes analistas internacionales consideran que la operación turca en suelo sirio tiene como objetivo evitar una mayor influencia de las YPG y de sus aliados en el norte del país árabe.

(Fuente: Agencias)