El jefe humanitario de la ONU viaja a Siria para evaluar la situación

(SOS).- El jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock, llegó a Siria, donde permanecerá tres días y se entrevistará con responsables gubernamentales para evaluar la situación en este país árabe, en su primer viaje desde que asumió el cargo a finales de agosto pasado.

El propio Lowcock anunció en su cuenta de Twitter su llegada a Siria, y adelantó que tiene previsto reunirse con responsables del Gobierno y otros actores clave, así como conocer de primera mano la situación de la población y la respuesta humanitaria.

En un comunicado, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) informó del viaje de Mark Lowcock, y adelantó que visitará Damasco y Homs, donde mantendrá encuentros con personas afectadas por la guerra que requieren de asistencia.

En su primera jornada en Siria, el jefe humanitario de la ONU se reunió con el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, para estudiar la manera de atender las principales necesidades de los civiles.

Durante el encuentro, Lowcock valoró los esfuerzos desplegados por el Gobierno sirio para hacer llegar ayuda humanitaria a los ciudadanos y abastecer sus necesidades.

Asimismo, se comprometió a cumplir su mandato de acuerdo a los principios de “la acción humanitaria, especialmente, con neutralidad, objetividad, independencia y profesionalidad” en cooperación con el Ejecutivo sirio.

Por su parte, Al Mualem dijo que el conflicto en el territorio sirio es debido a “los crímenes de grupos terroristas armados apoyados por Estados regionales e internacionales y a las sanciones económicas impuestas contra Siria”.

El jefe de la diplomacia siria subrayó que su Ejecutivo está listo para cooperar con la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU en un ambiente “de apoyo y positivo”, respetando los fundamentos del trabajo humanitario establecidos por su Asamblea General en lo que respecta a la soberanía e independencia de los países.

El ministro también explicó al responsable de la ONU los esfuerzos que su Gobierno ha desarrollado y continúa ejerciendo para mejorar las condiciones de vida de los civiles.

En este sentido, la nota de la OCHA recordó que más de 13 millones de sirios necesitan ayuda básica y protección en el séptimo invierno desde el inicio del conflicto en marzo de 2011 y que se calcula que el 69 % de la población del país vive en una pobreza extrema.

Millones de sirios necesitan protección, además de comida, agua potable y alojamiento, indicó la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU en el texto.

Finalmente la OCHA constató que, así como en algunas partes de Siria hay una reducción de las hostilidades, en otras hay un aumento de las operaciones militares.

(Fuente: Agencias)

Anuncios

Siria afirma que tiene un compromiso serio en las negociaciones de paz

(SOS).- Siria afirmó este sábado en la ONU que está comprometido de una forma “seria” para que progresen las negociaciones de paz en Ginebra y Astaná, y aseguró que tiene al “alcance de la mano” su victoria para “erradicar el terrorismo”.

“Desde el comienzo de la guerra, nuestra política ha seguido dos vías: combatir el terrorismo y trabajar hacia una solución política que acabe con esta sangría y restaure la estabilidad”, explicó el viceprimer ministro sirio, Walid al Mualem.

En su intervención durante el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, Al Mualem mencionó las negociaciones que se llevan a cabo en Ginebra y en Astaná para intentar cerrar los seis años de guerra en Siria.

Las conversaciones en Ginebra, propiciadas por la ONU, buscan avanzar hacia una solución política en Siria, mientras que el diálogo de Astaná, promovido por Rusia, Turquía e Irán, ha permitido la posibilidad de crear zonas de distensión militar.

“Sobre las vías de Astaná y Ginebra, el Gobierno de Siria ha demostrado seriedad y compromiso y ha hecho lo mejor para proveer las necesarias condiciones en estos esfuerzos con el fin de llegar a sus objetivos”, aseguró Al Mualem.

“Estamos animados por el proceso de Astaná y el resultado de las zonas de distensión”, manifestó el alto funcionario sirio, que también es ministro de Exteriores de su país.

Al Mualem añadió que este proceso de la capital de Kazajistán pueda permitir alcanzar “un verdadero cese de hostilidades y separar a los grupos terroristas de otros grupos que han aceptado unirse al proceso de Astaná”.

“Siria también enfatiza que estas zonas son un arreglo temporal que no pueden violar la unidad territorial de Siria”, insistió el ministro.

Señaló también que el Gobierno de Damasco “reafirma su compromiso” con el proceso de Ginebra, aunque “todavía tiene que dar sus frutos” ante la “ausencia” de una oposición “genuina” que pueda ser “un socio en el futuro de Siria”.

En esta línea, el alto funcionario sirio lamentó que “países con influencia sobre la otra parte continúan bloqueando un progreso significativo”.

En su discurso, Al Mualem subrayó que el Ejército de su país marcha “incesantemente” hacia el objetivo de “erradicar el terrorismo” en Siria.

Apuntó que la liberación de Alepo y Palmira, y el levantamiento del asedio que sufría la localidad de Deir ez-Zor, así como “la erradicación del terrorismo desde muchas partes de Siria, demuestran que la victoria está ahora al alcance de la mano”.

“Confío en que, cuando esta guerra injusta termine, el Ejército sirio pasará a la historia como el ejército que, heroicamente, junto con sus fuerzas de apoyo y aliados, derrotó a los terroristas que llegaron a Siria desde muchos países”, concluyó el ministro.

(Fuente: Agencias)